Skip to main content

Full text of "Tratado de lenguaje castellano: Ó, guia para la enseçanza de la lengua materna"

See other formats


This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 



7^3^. í>¿> 




l^arbarli CoUege librars 



.j!.L¿/ íh.u^xotuf... 



.3....dcu..J..f:.(3.ü..,. 



r 



fTOTt: T.AZAKO i 



TBATADO 



ity. 



LENGUAJE CASTELLANO 



! I 



QDU PiBA U ESS^aZA &£ U LKNGU& H1T&RK& 



I 'Olí 



FELIZ RAMOS I DUARTE, 

lüunsmiit txstiuiti mtím, lunmu i mtuvt. 



!»•' 
h" 



•.* 



:<té \ .TU 






MKXJCO 

XIPRENTA DE EDUARDO DUBLAN 

1807 



rtri 



a; 



TRATADO DE LENGUAJE. 



G 



TRATADO 



nu 



LENGUAJE CASTELLANO 



•UIA PARA U ENSElANIA DE LA LENIUA MATERNA 



ron 



FELIZ BAMOS I DÜARTE, 

PROFESOR 
De £kiBefiaiiza Primaria, £lexnexital i Superior. 




gv- 



MÉJICO 

IMPRENTA DE EDUARDO DUELAN. 

CAtlEJÍN CB CmCUBNTA V SICTK NVM. J. 

1896 



;a.^ i-.íí 










A^ Oaa/m^tX^. 



i 



^TA OBRA Eíí PnOPIEDAD BEL AOTOB- 







.'*. » 



AL LECTOR. 




^lEMFRt: se ha dicho que para hablar bien «s absolutamente 
indispensable saber la Gramática: como si se pudiera hablar 
bien sin pensar bien, i el pensar no fuera un atributo del 
hombre; como ú el estudio del pensamiento fuera el estu- 
dio de la Gramática i no el estudio del lenguaje; como si el hom* 
bre no aprendiera á hablar antes de aprender la Gramática, i el ha- 
blar bien no consistiera en la cultura del lenguaje adquirido; ^ co- 
ma si no hubiera un gran número de personas que hablan bien sin 
saber gramática, i otras que, á pesar de conocerla, se expresan 
mal; ^ como si la correcta expresión del pensamiento dependiera 
exclusivamente del conocimiento de las reglas gramaticaies^ i no 
del desarrollo de la facultad de la palabra i de la educación orto* 
épica; como sí fuera posible sujetar al análisis gramatical la parte 
sintética del lenguaje; ^ como si hubiera una Gramática * que ense- 



1 El hombre aprende i, hablar sm oír una sola palabra de gramática, i se 
expresa segdií ta cultura de su lenguaje, 

2 Los indioa de C han -San lacro z hablan inu)' bi^n la Jcngua maya sin sa^ 
ber graroitlca; los americancs instruidos habían miii el espstlol á pesar de 
conocer \% gramática. 

3 El lenguaje de los gestos, rnuvi míen tos de los ajos, acciones, etc., 
etc., es sintético i no puede estar sujeto al análisis gramatical, 

4 La primera gramática española fué publicada por D. Antonio de Le- 
brija en 1492; i aunque desde entonces hasta la fecha se han publicado cen* 
tenares de giara áticas castellanas, todavta no hay una que llens su ce meti- 
do segtjn las exigencias del idioma. 



'Vt FELIZ RAXOS I DUAITKp 



fte á hablar bien, si por hablar bien se entiende expresar el pensa* 
miento por medio de sonidos orales; como si la fonética pertene- 
ciera ¿ la Gramática» i no fuera una cualidad esencial del habla ó 
lenguaje de los sonidos articulados; como si el saber la Gramáti- 
ca fuera suñciente para poder hablar bien, no digo una lengua 
muerta (porque sería imposible, por carecer de fonética), ^ sino una 
lengua viva que para la manifestación oral de las ideas exige ha- 
bilidad práctica, es decir, el desarrollo de las facultades que inter- 
vienen en el uso de la palabra í el hábito de hablar; como sí las 
infinitas formas estéticas de lenguaje pudieran estar comprendidas 
en las-estrechan reglas gramaticales;^ como si la Gramática pu- 
diera abarcar toda la extensión i comprensión del Lenguaje para 
imponerle leyes al mismo de quien las recibe; como si el Lenguaje 
(que es el simbolismo de la naturaleza, la viva expresión de los se- 
res» la manifestación libre del espíritu pensador, el medio He relación 
que el hombre tiene con el mundo material i con el mundo espiri- 
tual, con el n^urido del pensamiento i con el mundo de los afectos, 
con el, mundo del deber i con el mundo de la acción), pudiera ne- 
cesitar del estudio de la Gramática, convertido por los preceptistas 
ep un . foto de estériles disputas, en un laberinto de contradiccio- 
nes i divergencias, donde no hay un principio que no tenga su pro i 
su contra, sus defensores i sus impugnadores.^ 



1 Una lengua muere cuando pierde su fonética; i los que aprenden una 
lengua mueru, no pueden hablarla por más que la sepan gramaticalmente; 
tampoco pueden hablar una lengua viva los que sólo la aprenden con el 
auxilio de la gramática 1 el diccionario. 

2 C^da persona tiene su forma de lenguaje, que no es posible sujetará 
reglas gramaticales, porque sería tanto como hacer una gramática para ca- 
da individuo. 

3 Si la idea es el primero i más obvio de los actos del entendimiento, i 
si el entendimiento necesita ponerse en comunicación con las cosas para 
conocerlas tales como son en sí, para tener idea de ellas, ¿quién podrá for- 
marse idea exacta áfí los principios gramaticales, á la vista de las contradic- 
ciones de los preceptistas? 

Si la verdad es una misma para todos los hombres, donde hay contradic- 
ción no hay verdad. 

Si el objeto del entendimiento es la verdad, ¿cómo ha de conformarse con 
ideas erróneas, superficiales ó contradictorias el espíritu investigador, que 
busca la realidad i desea profundizar los secretos de la lengua patria? 

Si entre loa gramáticos reina el más completo desacuerdo, tanto en la cla- 
sificación, como en la deñnición ó doctrina de cualquier punto de la Gra- 
mática, (-qué se ha de hacer para la adquisición del conocimiento de la len- 



TtATADO DE LKKGUAJE, Til 



Estas considtraciones no han sido sólo el móvil que me ha ím- 
peltdo á la formación del presente tratado; sino también la falta 
absoluta de un Ubro de texto para la enseñanza del Lenguajej me 
ha obligado á reunir en cuerpo de doctrina los elementos más nc* 
cesaríos del bien decir, que yacían diseminados en las obras de no- 
tables escritores del habla española» 

No abrigo la vana pretensión de ofrecer al público un trabajo 
concluido, n¡ mucho menos perfecto, en materia tan difícil coma 
importante, tan profunda como necesaria; pero sí creo hacer un 



^na, seguir el rutiaarismo í aferrarse en el kji-tc fxcifiswa^ ó seguir las opi- 
niones de varios autoresP ^Debc etegirse la Academia por modelo, ó darse 
la preferencia ¿ alguno de los gramáticos de merecida reputación? ^Hay aca- 
so una gramática espa^ñola que comprenda toda la extensión del Lenguaje? 
Si los gramáticos no han podido todavía dar deñnícíones exactas de las par- 
tes de la oración, ni han podido ñju reglas constantes en sus clasificacio» 
nes, ni han llegado á establecer una nomenclatura gramatical, ñlosóñca é 
invariable, ¿por qu6 se exige el conocimiento de la Gramática para hablar 
bien? Si para hablar bien es necesario saber la Gramática, ¿quién será aqnel 
que habla bien, puesto que lo que para ua gramático está bien dicho, para 
otro está mal dicho? Si paia unos gramáticos no Uajr más géneros que el maj- 
€idiné i /entrnino, para otros hay el misaiitno, el /tmmina i el ncuírú^ i para 
algDnoa el masculino, tX/tmcnino i común; otros aseguran que son el mascu' 
Im§, E\/emmítWf el nm/ra i el común; varios^ que son el múscuUno^ el /tmc- 
nina, el nadrOf el común i el tpkcno\ muchos, que el mjsculim^ f^ fcmtnhw^ 
el ntulro^ tpictnú^ común i ambiguo, i no falta quien afirme que los géneros 
gramaticales son el masculino^ el ft menino, el muir o ^ apierno ^ común de das^ 
común dé tres i amhigí4ú. ¿Cuál de eitas el as ideación es es la verdadera, la 
buena? Después de decir loí» gramáticos que ei género masculino sígniñca 
seres machos, salen con que jiua, las corki (de Españi)« la gcnie (de ar^ 
mas], \^junía (de facultativos), la Hiiai\i \ la Esguaki (ríos}^ la hrim i la 
iramonlana (vienten), etc., eic, son femeninos. Todos dicen que el núme- 
ro singular signiñca una sola cosa í el pturi^í significa dos ó más cosas; sin 
embargo, afirman que congreso (que denota una reuniría de personas) i las 
Bahas (nombre individual de un río), están en singular, i las ireóédis i la3 
andas (palabras que cada una sígniHca un solo objeto) están en plural, i 
brindis i once en ambos númerns* Vo creo que si el número afecta i la for- 
mi de la palabra, estarán en singular congrtsü^ cal>Udo^ €Íé''i.\ cjérciio^ etc., i 
entonces ¿por qué dicen que loa nombres Las Mesas ^ Tr^s J^los, Dos Ua- 
rrios. Las Pozas, Dos Bocas ^ Las A'tivas^ Los Palos ^ etc, etc., están en sin- 
gular?; i si el número se refere á la esencia de la palabra, ¿por qué niegan 
la pluralidad á las palabras congreso^ gmíio, reifañ^^ arbúkda, etc, i añrman 
^fí albricias^ arras ^ iréhdes, vheres, prcas ^ exequias^ etc., carecen de sin- 
gular. 

Platón no reconoce más elementos del discurso que el nomlfrá i el verbo; 
Aristóteles^ el nombre, el verbo, la conj andón i el arikuh; Juan Justo Reyes 
i S. Condamina, dividen las partes de la oración en sHsianiivi^s i adjtiw&s; 



I 



VIII yZLlZ RAUOS I DUARTE, 



b¡£n á la juventud estudiosa con este sencillo t natural procedi- 
miento para la enseñanza del habla castellAna, sin necesidad de re- 
currir á ciertas teorías gramaticales. 

Quedarán cumplidos mis deseos i satisfechas mis aspiraciones^ 
si el resultado de este trabajo corresponde á mi propósito, ó en al* 
go fuere útil á la juventud. 



Méjico, mayo de 1896. 

Fi£Liz Ramos i Duarte. 



Gonzalo Corrtasi, Diego Cieraencm, V. Salva, Joaquín A* Daetlis ¡ Uibfiel 
Tenorio, en noml>rcs, verbos i parikuhs; José Gdmea Hermoaiila, en pala- 
bras^ que expre^n ura, que significan mmnmien¿&^ i que indican nlúcwnu; 
Novca, en paíabraa, qae representan cQms 6 strcs^ movimünios á opiracimis^ 
de los seres i simples rdaciones, sriidiendo por último Us interjecciones: 
Isaac Núñez de Arena., en palabras susinniivas, aínbuih^as^ dffiniíivas í c^^ 
ntciivaí; Matías Salieras, Pérez Aguado. F* F, Monlau, Fernández Monje, 
A, Val cárcel i Cordero, en sustantivas^ modificativas d atributivas i contxwasc 
TcrradiliOp en sustantivas^ modificativas^ atributivas^ apositivas i conexivas; Gar- 
cía de Sania Marina, Andrea Bello, Martínez Ldpez, en sustantivos^ adjtiisos, 
verbos^ adverbios, preposicioms, conjunciones é interjecciones; Upez Catalán, Gi- 
rd i Roma, J* Aven da ño, González i Hernández, en nombres^ pronombres, 
adjetivos f determinativos ^ adverbios, preposiciones^ eonjunaones é interjecciones; 
Alcmany, M, Ver bel, R. de Rementería, R» Miguel ^ Meseguer i Gonell, 
Mimd i Caba, José María de la Torre, Feliu i Codal 1, en nombre, pronom- 
bre, artículo, Virbo, parficipia, adverbio, preposición, conjmcÍQn é interjección; La 
Academia i Nebrija, en artkuto, nombre, adjetivo, pronombre^ verbo, partiapio, 
adverbio, preposidón^ conjunción 6 interJccci/'U, 




PRÁCTICA DEL LENGUAJE. 



EDUCACIÓN ORTOÉPICA. 



EJERCICIO PRIMERÜ. 
X^oi^nm tionitii£ilivfi« 

Para ímparlir los primeros conocimientos debe .segutrííe el orden 
indicado por la naturaleza, que no» presenta lo concreto primero 
que lo abstractOp las cosas antes que las voces ó signos para desig- 
narlas^ el todo antes que ^us componentes ó partes, los hechos i 
fenómenos antes que las leyes i principios. Así, pues, el mejor modo 
de enseñar el Lenguaje á los niños muy pequeños consiste en pre- 
sentarles en continua sucesión interesantes objetoSi i se les enseña 
á nombrarlos; porque las lecciones de cosas son al mismo tiempo 
una exposición de objetos i una aplicación de palabras. 

Para que los niños adquieran buena pronunciación es indispen- 
sable que oigan siempre la emisión perfecta de los sonidos propios 
del Lengua je^ i cuidar al mismo tiempo de corregirles esmerada- 
mente todos los defectos de dicción que cometan. 

Las voces que primero aprenden los niños son aquellas que se 
reBeren á objetos ó actos que más llaman su atención ó les son más 
interesantes. Tales son las palabras papá, mamá, nene, perro, ga- 
to, teta, leche, sopa, papa, flor, puerta, campana, música, sombre- 
ro^ caballo, agua, comida, paseo^ cama, juguete, bastón, sombrero^ 
zapato, etc., etc , etc. 



FKLIZ RAMOS I DUARTC. 



EJERCICIO SEGUNDO. 
Foi^ma. modificativa.. 

Después de que los niños háyán ápreítdido un número considera- 
ble de palabras represen tativaá de ideiis de cosas familiares, se les 
enseñarán nuevas voces derivadas de las ya aprendidas; pero és- 
tas deben representar ideas de modificación, i nunca se converti- 
rán las lecciones de lenguaje en ejercicios donde los alumnos sólo 
aprendan palabras sin ideas. Así, de papá, se les dirá papacito; de 
mamá, mamacíta, mamita; de nene, nenecito; de papa, papita, pa- 
pilla; de sopa, sopita, sopilla; de perro, perrote, perrito, perrillo; 
de gato, gatico, gatillo; de gallo, gallina, gallinita; de caballo, ca- 
ballazo, caballote, caballito; de comida, comilón, comidita; de som- 
brero, sombrerote, sombrerito; de zapato, zapatico, zapatillo; de 
juguete, juguetico, juguetillo, juguetón; de cama, camita, cami- 
lla, etc., etc. 

EJERCICIO TERCERO. 

Forma cualitativa^. 

Cuando los niños hayan adquirido un caudal de palabras represen- 
tativas de cosas materiales, se les enseñará á conocer las cualida- 
des de éstas i sus respectivos nombres, principiando por las más 
perceptibles i concluyendo por las menos. S¿ les hace comprender 
que las cosas materiales pueden ser duras ó blandas, largas ó cor- 
tas, resistentes ó quebradizas, calientes ó frías, ásperas ó suaves, 
' blancas ó negras, rojas ó amarillas, pesadas ó ligeras, dulces ó 
agrias, sápidas ó insípidas, etc., etc., sin considerar la gradación 
en que se halla cada cualidad; pues el ejercicio cualitativo tiene por 
fín adiestrar simplemente á los niños en la expresión de las modi- 
ficaciones de las ideas de las cosas, prescindiendo de las demás con- 
diciones i relaciones. Para esto, se pone en manos de los niños una 
multitud de objetos para que por medio de los sentidos aprendan 
á conocer i distinguir si son duros, suaves, ásperos, lisos, largos, 
cortos, agudos, romos, redondos, cuadrados, cilindricos, cónicos, 
pesados, ligeros, líquidos, secos, húmedos, calientes, fríos, trans- 




TRAtADd DK t-EKCUAJK. 



|»rezites ú opacos, lujitrosos, brillantes ü obscuros, chispeantes ó 
mates; rojos, amaríLios, azules, morados ó verdes, amargos ó dul- 
cts, agrios, picantes ó salados, olorosos ó inodoros, etCM etc. 



EJERCICIO CUARTO. 
l'^orma. ouuntitativa. 

Una vez que los niños conozcan una mtiltitud de cualidadej^ de 
los objetos, se les enseña á limitarlas así en tiempo como en espa- 
do, ó en grado. Se les hace comprender cómo es de grande ó pe- 
^ueñat cuan larga ó corta es, cuánto más ó menos contiene. Seles 
da a conocer la medida, el peso, la moneda i todo lo relativo á 
Ja cantidad. Como para este conocimiento es necesario que el 
pensamiento esté más fijo en el objeto, sea más preciso i mejor de- 
finido que para la observación de las cualidades, se les hará obser- 
var con más fijeza los objetos i que digan cuál es su longitud, an- 
chura i profundidad ó grueso, i no será suficiente que digan stm- 
filemente si son grandes ó pequeños, sino en qué proporción existen 
estas condiciones. Se les enseñará á medir en metros, decímetros 
i centímetros^ varas, pies i pulgadas, en gramos i quilogramos, en 
arrobas, libras i onzas, en unidades métricas de capacidad, en di- 
ferencia de color, en grados de otra cualquiera cualidad i en nú- 
mero. 

£1 conocimiento del cálculo es la base del conocimiento de las 
formas, de las magnitudes i de las dimensiones en general. 

EJERCICIO QUINTO. 
t^orma compctratlvn- 

Los niños que han comprendido bien los ejercicios tercero i cuar- 
to, pueden continuar instruyéndose por la forma comparativa^ la 
cual exige más atención, más memoria, más reflexión, porque la ela- 
boración mental es más díricil que en las otras formas de instruc- 
ción. 



FIÍU£ ÍA3ÍOS t Dt'AKTK, 



V 



Como todo trabajo científico es resultado de la comparación de 
relaciones, i como no es posible conocer relaciones cuando se tgno- * 
ran los términos relacionados; resulta que las comparaciones son 
solamente posibles cuando se conocen las cualidades ¡ cantidades^ 
que son los datos para el raciocinio. ^ En el habla tenemos que el 
objeto se relaciona con la palabra, ta palabra con la ¡dea, la idea 
con el juido, el juicio con el raciocinio, el raciocinio con el perío- 
do, la cláusula i el discurso, etc., etc» Así como la palabra es la re- 
presentación de la idea, la proposición es la expresión del juicio i" 
el silogismo es el raciocinio traducido en proposiciones. Es necesa- 
rio que los niños aprendan á formar juicios, ya sean afirmativos {el 
sol brilla» yo existo, el zenzontle canta, las rosas huelen), ya nega- 
tivos (la azúcar no es amarga, la sal no es dulce), ya generales 6 
particulares (todos los hombres son mortales, algunos hombres son 
justos). Después formará raciocinios inductivos ó deductivos, se- 
gún que la argumentación se dirija de lo particular 4 lo general é 
viceversa^ v, g,; **E1 sol que nos ha alumbrado hasta aquí, conti- 
nuará alumbrándonos mañana;" **cl aire es pesado, i por tanto^ to- 
dos los cuerpos gaseosoií son pesados/^ 

"El alma es fspíritual^ , 

lo espiritual es simple^ 

lo simple no sufre descomposiciény 

lo que no sufre descomposición es inmorial; 

luego el alma es inmortal/* etc., etc. ^ 

De este modo los niños aprenden á hablar, empezando por las 
¡deas aisladas, que son los elementos más simples del lenguaje, i 
concluyendo por los más complicados razonamientos. 



1 L^ comparación se veríJlca entri^c.^u^a^í i rfrcEos^ medioi i tlne^^ é iden- 
tidades ó difieren ctas inherente*^ i \jí% cusn^;. 

2 Aquí la palabra aimn esuí toma Ja en la acepción de e^^phiiu. Véase so- 
bre estos vocablos lo qae rfoc irnos pn nneíüro '^Díccionari© de Mejicanas- 
IDOS," pdg. 527. 



TKAT&DO üt LtSGUAJB. 



ENSEÑANZA DE[- GRAMATARIO. 
El gramalatio debe enseñárseles á los niflos por medio del 



GENEAORAMA. 

G 



B 



E 



V 


/ 


y^ 1 


X 



PRIMER EJERCICIO. 

El primer ejercicio del geneagrama consiste en dibujar la ñgura 
en las pizarras cuadriculadas i en enseñar á los niños el número de 
líneas de que se compone i las posiciones de estas. Por ejemplo: 
después de enseñarles á dibujar el geneagrama, se les dice que la 
figura consta de ocho líneas rectas i que tres son horizontales, tres 
verticales i dos inclinadas; que las horizontales i las verticales, 
por estar unidas, se llaman tambícn perpendiculares, i que las in- 
clinadas, por estar en relación inmediata con las otras, se llaman 
oblicuas. D^spué^i se les hace trazir las lineas separadamente; lue- 
go se les enseña á combinarlas i á conocer las nuevas fij^uras geo- 
métricas que resultan de las combinaciones* 

Esta lección dorara el tiempo necesario, hasta que ios niños co- 



FfiLtZ RAMOS I ÜUARTt. 



no2can muy bien el número de líneaj del i^eneagrama, sus combi- 
jiacíones i las ñguras que de éstas resultan. 

SEGUNDO EJERCICIO. 

Después de que et profesor llama la atención de lo^i mños^ fes 
dice: ''Voy á pronunciar dos palabras:*' Ot\ Oía, ' 

Qué has oído, Javier? Las dos palabras^/, oía. 1 tú, FedericOr 
qué oíste? Las palabras cz\ oia. Cuando oíste estas palabras, af 
mismo tiempo las viste, Arturo? No< señor. Por qué, Fausto? Por- 
que los sonidos no se ven.^ Pues ahora vas á ver las dos palabras 
en el pizarrón: 



oí, OÍA. 



Señala la palabra oí, Juan. Cuál es la palabra oia, Eulogio? Son 
iguales estas dos palabras, Pablo? No, señor. Cuántas figuras hay 
en la palabra oía, Albano? Hay dos figuras. I en la palabra oía, 
Efren? Hay tres figuras. Cuál es la primera figura de las dos pala- 
bras, Jaime? Qué observas en ellas, Darío? Que son iguales. No- 
hay otras figuras ¡guales, Andrés? Sí, señor, las dos segundas. Hay 
otras iguales, Justo? No, señor. 

Por qué líneas del geneagrama están formadas las dos primeras 
figuras de ambas palabras, Torcuato? Por estas cuatro líneas ab, 
be, cd, da. Por qué están formadas por unas mismas líneas las des 
figuras, Jesús? Porque son iguales. Por qué línea del geneagrama 
están formadas las dos segundas figuras, Emilio.^^ Por esta g h. Por 
qué esas dos figuras están formadas por una misma linea, Urba- 
no? Porque son iguales. Qué líneas del geneagrama forman la ter- 



I £1 método de enseñir á leer principalmente por palabras, que á pria- 
cipios de este siglo escribió Jacotot i que ha servido de base al de Vallejo i 
otros, es conocido por muchos por el nombre de método de palabras normálts 
ó de palabras generadoras, 

a £1 niño sabe esto desde las lecciones anteriores. 

3 A medida que los niños vayan conociendo las letras cuadradas, se les va 
enseñando las letras redondas equivalentes i se les dice la razón por qué 
sen así. 



TK,*TAÍX> DE LhNau.^jK. 



cera figura de la palabra oía^ Kegino? Estas iia^ ac a\ Muy bijen. 
Esás tres figuras que ustedes han conocido hoy, i otras que cono- 
cerán, se 1 laman letras. La primera letra de ambas palabras se lla- 
ma o, la sef^unda /, í la tercera a. ^ 



TERCER ÍJERCICIO. 

Atención. Oíd las dos palabras que voy á pronunciar; ^¿^/íI, paso. 

Di la primera palabra, Luis. Sopa, Di tú la segunda, Elpídio. Pa- 
sú, Sonigualeslaspalabrasj^}/^ i /aif», Leoncio? Si^señon ¡Cuida- 
do! Voy á pronunciarlas despacio i por partes: so-pa^pa-SQ. Cuán- 
tas partes tiene cada una. Telmo? Dos partes. Cuál es la primera 
parte de la palabra s^pa, Enccón? So, I la primera de pasú^ Zoilo? 
Fa, Son iguales las dos primeras partes de las palabras sopa i pa* 
S4?f Celso? No, señor Cuáles son las segundas partes de las pala- 
bras s¿>pa i pásOf Gervasio? i^^í, so. Son ¡guales estas dos partes^ 
Roque? Tampoco son iguales. Qué tienen iguales las palabras x¿?- 
pa i pasOt Heriberto? La primera parte de sopa es igual á la segun- 
da de paso, i la primera de paso á la segunda de sopa. Luego son 
Iguales las palabras sopa i pasú^ León? No, señor. 

En qué pensaste, Tarasio, cuando pronuncie la palabra scpaf 
En una cosa que se come, 1 tú, Paciano, en qu<^ pensaste cuando 
dljt pasúf En el paso que doy cuando camino. Muy bien: el es- 
pacio que media entre uno t otro pie cuando caminamos» se llama 
paso. 

Cuál de uBtcdes ha visto las palabras s^pa í pasaje Nadie las ha 
visto* Pues ahora van á verlas en el pizarrón: 

SOPA, PASO. 

Qué lineas del genengrama forman la primera letra de la pala- 
bra sopa, Ramiro? Estas tres lineas: ba, ac* cd, I la tercera, Eve- 
rardo? Está formada por e?itas líneas: ad, ag, gí, ie. Escribid cada 



I As! se continúa el c-jercicío de las vocsiles hasta qae los niños las co- 
nozcan bien i sepan escri birlas en sus pizarras. 



S FELIZ RAMOS I DUARTE. 



4inó en su pizarra las dos palabras divididas en partes, as{ so-pa, 
paso. Cada una de estas partes se llama silaba. Cuántas sílabas 
hay en las dos palabras, Timoteo? Hay cuatro silabas. ^Qaé silabas 
son iguales en estas palabras, Niceto? La primera t la segunda. 
Señálalas, Enrique.. Cómo se pronuncia cada una de estas silabas, 
Eustasio? So. , . . pa. De cuántas letras consta cada una de estas 
sílabas. Benigno? De dos letras. I sabes cómo se llaman, Sergiof 
Conozco sólo dos letras, la (? i la a: Pues bien» la primera letra de 
la sílaba so se llama ese, i la primera de la sílaba pa se llama pe, * 



CUARTO EJERCICIO. 



Atención. Quiero que ustedes dibujen en sus pizirr^s dos cosas 
que se llaman: mesa, casa. ^ 

Qué has oído, Javier? He oído las palabras mesa, casa. En qué 
pensaste, Efratn, cuantío pronuncié la palabra mesa? En una cosa 
donde se escribe i donde se come. I tú, Anselmo, en qué pensas- 
te cuando oíste la palabra casa? En el lugar donde vivo. Tú viste 
la casa cuando pensaste en ella? No, señor. I cómo pudiste pen- 
sar en una cosa que no veías? Porque la recordaba. Entonces ten* 
drías pintada en la mente la palabra casa. Esas pinturas mentales 
se llaman ideas. Una palabra hablada es signo de qué, Albertp? 
De una idea. Cuántas ideas hay en las palabras mesa, casa, Neme- 
sio? Hay dos ideas. Por qué hay dos ideas, Juan? Porque hay dos 
palabras, i cada palabra representa una idea. Es lo mismo una idea 
que una palabra, Casimiro? No lo sé. Quién lo sabe? Nadie. Pues 
voy á deciros: una idea es, como ya dijimos, una pintura mental, 
ó un pensamiento, i una palabra es un sonido que representa una 
Idea. Cuando yo pienso en una pera, es una idea; i cuando pronun- 
cio pera, es una palabra. 



I Asi se conlinúan !o<) c jercício», empleando primero en los voctihlos i ora- 
ciones las letra» verf^alf s V, S, C, O, P, X. Z. que son muy parecidas en la 
formaáias míii úsenlas correspondientes v, s, c, o, p, tl, z, i después se dan 
i cosocer las demás letras, fijando siempre e! profesor la pronunciicióo de 
cada signo del alfabeto. 



TRATADO DE LKKGUAjIE. 





Qué es €sto, Jenaro? Una mesa. I esto, Cíprianof Una casa. 
Se puede comer en esta mesa i vivir en esta casa, Alejo? No, le-* 
flor. Por qué, Julio? Porque son pinturas. Del mismo modo que se 
pinta una mesa i una casa, también se pintan las palabras: 



ESA, CASA. 



Qué palabra es esta, Ramón? La palabra mesa. I esta otra, Ra« 
fael? Casa, Las palabras pintadas se llaman palabras escritas^ De 
cuántos modos se puede conuccr una palabra, Santiago? De dos: 
küblada i escrita. Qué diferenciü hay entre una palabra hablada i 

' 2 



Í0 FELIZ RAÍIOS r DUAKTK, 



una escrítap Ceferino? Que la palabra hablada se oye ¡ la escrita se 
ve. La palabra escrita representa á la hablada i ambas re prese n- 
tan una misma idea. 

Qué Hneaa del geneagrama forman la primera letra de la pala- 
bra mesa, Mauricio? Las líneas ad, ai^ ib, be. Qu¿ lineas forman la 
segunda letra, Gil? Las lineas W, ab^ de, ti. I la primera letra de 
casa, Adolfo? Las líneas /¿, ba^ ad, de. Cuántas sílabas tiene cada 
una de estas palabras, Samuel? Dos silabas. Dílas, Pascual Me- 
sa^ casa. Qué sílabas hay iguales en estas palabras, Saúl? Las sí* 
labas sa. La primera letra de la sílaba fne se llama eme^ i la se- 
gunda r. La primera de ca se llama dh 

QUIIÍTO EJERCICIO. 

Atención, Voy á pronunciar tres palabras; ::on'a, parra, garra^ 
Cuál es la primera, Isidro? Zorra. La segunda, Luis? Parra, I la 
tercera, Gil? Garra, Muy bien. Ahora vamos á escribirlas en el pi- 
zarrón: 



ZORRA, PARRA, 
GARRA. 



Qué dice aquí, Pablo? Zorra* 1 aquí, José? Parr^í. Y aquí, Gilf 
Garra, Qué cosa es una zorra, Darío? \Jn animal. I una parra, 
Faustino? Una planta. Qué cosa es garra, Saturnino? La mano de 
la bestia ó pie del ave. Son iguales las palabras zorra, parra, iga- 
rra, Víctor? No, señor. Voy á pronunciar despacio i por sílabas es- 
tas tres palabras: zo-rra, pa-rra, ga-rra. Cuántas silabas tiene 
cada palabra, Miguel? Dos sílabas, Df tas tres primeras sílabas^ 
VidaL Zo, pa, ga. Di las segundas, Pascual. Rra, rrii, rra. Que 
observas, Socorro, en estas tres sílabas? Veo que son iguales. Fot 
qué son iguales, Pío? Porque tienen las mismas letras, I las síla- 
bas Tí?, pa, ga, son iguales, Ulpíano? No, señor. Por qué no son 
iguales, Jacinto? Porque no tienen las mismas letras. Conoces ta- 
das las letras de las tres palabras, Toribio? No, señor. CuLÍles co- 



TIATADO Dt LEXÜU^Jl. II 



noces tú, Porfirio? La <?, la a i la pe. Cuántas no conoces, Eusebio? 
TreSp Pues bien- la primera se llama scía, la segunda erre í la ter* 
cera ¿^e. Qué líneas del ge nea grama forman la zeta. Filar? Las lí- 
neas a¿t bdj de. Qué líneas forman la erre, Andrés? Las líneas gh^ 
£Í, ii^ ic. 1 la ge, Torcuato? Las líneas ba^ ad^ dc^ cf^fL 
Vamos á dibujar una zorra i una parra. 




A qué animal se parece la zorra, Justo? Al perro. La zarra vive 
en cuevas, de donde sale de noche para cazar aves, conejos, etc, 
Es un animal muy astuto, ^ Aquí se les refiere la 

FÁBULA. 

LA ZORRA I LAS UVAS. 

Es VOZ común que á más del medio día, ^ 

En ayunas, la zorra iba cazando: 
Halla una parra, quédase mirando 

De la alta vid el fruto que pendía. ' - * 

Causábale mil ansias i congojas 
No alcanzar á las uvas con la garra, 
Al mostrar á sus dientes la alta parra 
Negros racimos entre verdes hojas. 
Miró, saltó, i anduvo en probaduras; 
Pero vio el imposible ya de fijo; 
Entonces fue cuando la zorra dijo: 
No las quiero comer; no istán maduras. ^ 



I Aqtaí se les e:£pUca qvé clase de enimftl es la zom i sos cualidades; qud 
clase de phnta es Ja parrn, sius productos, sus utilidiiíep^ etc., etc. 

Z Aquí se explica la moral de la fábula; pero de manera que tos niños la 
entiendan perfecta m en ie« 



1 a FELIZ RAEMOS I OUAITI, 



' ■ ' SEXTO EJERCICIO. 

Qué aprendiste en U primera lecctófi, Hilario? Et nombre de 
las líneas del geneagrama. I tú, Procapia, qué aprendiste en la se- 
guinda lección? Las letras &^ i, a. Qué aprendiste en la lección ter- 
cera, Efren? Las letras J i /. 1 tú, Jeremías? Que las palabras cons- 
tan de partes i que cada parte se llama silaba. Qué aprendiste tú^ 
Efram? Que hay dos clases de palabras i hablada i escrita, I tú, 
Bruno? Aprendí que la palabra escrita representa á la palabra ha- 
blada, ¡ ambas son el signo de una idea. Muy bien. 

Ahora voy á escribir las palabras 

ILANO, PALOMA. 

Cuántas sílabas tiene la palabra mi-la-no^ Pascual? Tiene tres 
silabas. Dllas, Lisandro. Mi . ... la.,., no. Cuántas silabas tiene 
la palabra /íí-/í?-í;í£íi Gabriel? Tiene tres silabas. Dflas, Telesforo- 
Pa.> * « /^. . . . ma. Cuántas sílabas hay en las dos palabras, Ilde- 
fonso? Seis sílabas. I cuántas letras, Abelardo? Doce letras. (Es- 
ta letra que ustedes no conocen se llama ele^ i esta otra ene). 

Si á la palabra paloma se le quita la última sílaba, qué dicen las 
otras dos sílabas, Patricio? Pa-la, I si sólo se le quita la primera 
silaba, Herculano? Dice lo-ma. Cuántas palabras puedes formar 
GOn las tres silabas de paloma, Sixto? Las palabras pa-io, ¿á-ma, 
ma-Iot fua-pa. ' Cuáles son las tres primeras letras de la palabra 
paloma* Ricardo? P-a-L (Esas tres letras forman la sílaba /^/^. 
Qué palabra resulta si á paloma se le quita la o, Alfredo? La pa- 
\J.^x^ pal-ma. 

Cuáles son, Conrado, las tres primeras letras de la palabra mi~ 
lanof M-i-L (Esas tres letras forman la silaba mil)* Qué significa 
la palabra mil^ Birtno? Un número^ Si á la palabra milano se le 
quita la o, qué dice, Joaquín? Milán. 

Vamos á dibujar un milano i una paloma i después voy á referir- 
les un cuento de estas aves. 



I Se explica el significado de las nuevas palabras que id foimaa, i se pc- 
sk de las erabas de dos letras á las de tres. 







TRATADO DS LSNGUAJK. 



íf 




FÁBULA. 

EL MILANO I LAS PALOMAS. 



A las tristes palomas un milano, 
Sin poderlas pillar, seguía en vano; 
Alas él á todas horas 
Servía de lacaj'o á estas señoras. 
Un día, en ñn, hambriento é ingenioso, 
Asi les dice; "Amáis vuestro reposo, 
Vuestra seguridad ¡ conveniencia? 
Pues creedme en mí conciencia: 
En lugar de ser yo vuestro enemigo, 
Desde ahora me obligo, 
Si la banda por rey me aclama luego, 
A tenerla en sosiego, 
Sin que de garra ó pico tema agravio; 
Pues tocante á la paz seré un Octavio. 



14 FELIZ RAMOS I DCARTE. 



Las sehcillas palomas consintieron; 
Aclánnanlo por rey: ¡viva, dijeron, 
Nuestro rey el Milano! 
Sin esperar á más este tirano» 
Sobre un vasallo mísero se planta. 
Déjalo con el viva en la garganta; 
I continuando así sus tiranías, 
Acabó con el reino en cuatro días. 
Quien al poder se acoge de un malvado^ 
Será i en ves de ser feliz ^ un desdichado. 

SÉPTIMO EJERCICIO. 

Atención á las tres palabras que voy á pronunciar: caballo^ tra^ 
bajosa^ badulaque. Di la i* palabra, Graciano. Caballo. Di la 2*9 
Eladio. Trabajosa. Di tú la 3\ Nicanor. Badulaque. Qué idea re- 
presenta la primera palabra, Gumersindo? La idea de un animaL 
I lá segunda palabra, Fabián? Representa la idea de una cosa que 
cuesta mucho trabajo. Sabes, Cirilo, qué cosa es trabajo? Sí, señor: 
trabajo es todo aquello en que uno se ocupa. Qué idea representa 
la 3* palabra, Vérulo? La idea de una persona de poca razón i fun- 
damento. Muy bien habéis contestado. Ahora voy á pronunciar si- 
lábicamente las tres palabras: ca-ba-llo, tra-ba-jo-sa, ba-du-la- 
que. Cuántas sílabas tiene la primera palabra, Rosendo? Tres sí- 
labas. Cuáles son, Hemeterio? Ca-ba-llo. Cuántas sílabas tiene la 
segunda palabra, Balbíno? Cuatro silabas. Dílas, Hermógenes* 
Tra-ba-jo-sa. I la tercera palabra, cuántas sílabas tiene, Silvcrio? 
Cuatro sílabas. Dilas, Galo. Ba-du-la-que. 

Vamos á escribir las tres palabras 

CABALLO, 
TRABAJOSA, 
BADULAQUE. 



TRATADO J>E LENÜUAJI. f J 



Señala la primera palabra, Leoncio. Pronuncia las tres sílabas se- 
paradamente. Señala í nombra las cuatro silabas de la segunda pa- 
labra, Nícasto. Tú, Evaristo, las de la tercera. Qué sílaba hay igual 
«n las tres palabras, Claudio? La sílaba ia. No hay otra ¡gual, 
Eloi? No, señor De qué letras se compone la sílaba llo^ Silvestre? 
De dos eles i una o, (Esas dos eles forman una letra que se llama 
elle). Qué letras forman la primera sílaba de la palabra trabajosa, 
Sinesio? De una letra que no conozco, una erre ¡ una a. (Esa le- 
tra que no conoces se llama te). Conoces la primera letra de la 
tercera sílaba, Narciso? No, señor. (Esa letra se Wd^m^ jala). Se- 
ñala, Isidoro, las letras que no conoces en la palabra badulaque. 

Estas tres: La primera se llama de, la segunda u i la tercera ah 

Qué líneas del geneagrama forman la elle, Venancio? Las mis- 
mas líneas que forman la ele, ¿Por qué, ílesiquío? Porque la elle 
es una ele repetida. Qué líneas forman la te, Isaac? Las líneas ^/¿, 
ab^ bf^ ae. 1 la jota. Elíseo? Las líneas be, cd. de. Qué lineas for- 
man la de, Crescencio? Las líneas ai>^ bc^ ed, gh. La «, Protasio? 
La líneas ad, de, cb. 1 la r^í, SiU'crio? Las líneas ¿l\ ea, a^, gh. 

Vamos á escribir alguna? palabras. Cuál es la primera sílaba de 
la palabra caballo, Ladislao? Ca. I la última, Marcial? lio. Escri- 
bid la silaba ca, i d su derecha la sílaba lio. Qué dicen las sílabas 
ca-llo, Hcliodoro? Callo. (Kscribid todos esa palabra). Qué dicen 
las dos primeras sílabas de caballo, Rufino? Caba. (Escribidla de- 
bajo de la primera). Que palabra forman esas sílabas invertidas, 
Flavio? Baca. Cuántas palabras hemos formado con las sílabas de 
la palabra caballo, Wilfrido? Tres palabias. Qué significa la pala* 
bra cailoy Mamerto? La dureza que se forma en la piel por el roce ó 
presión de algún cuerpo extraño. Qué significa la palabra Caba, 
Panfilo? Un lugar ó aldea de España. I la palabra baca, Walde- 
maro? Significa una caja de cuero que se coloca en los coches* Qué 
palabra forman la primera i tercera sílabas de la palabra badula- 
que» Teófilo? Bala. Qué es una bala, Rufo? Una bola de metal. 
Qué dicen las sílabas primera i cuarta, A ve lino? Baque, Qué quie- 
re decir baque, Cristóbal? El golpe que da un cuerpo cuando cae- 
Qué palabra forman las silabas segunda i cuarta ^ Eligió? Duque. 
Qué significa duque, Otilio? Duque es un título de nobleza. * Qué 

I Aquí se explica lo que es nobleza i por quá en la Re[>üb!ica no hiy esos 
Ütnioti Cuando tos niflos no puedan contestar una pregunta^ el maestro se 
las explicará. 



II .J «« 1 1 



1Ó 



KILIZ RAUOS I DUAire. 



palabra forman las dos últimas sílabas, Nemesio? Laque. (Esta e& 
una palabra que antes significó lacaya). Qué palabra forman las 
dos primeras sílabas de trabajosa^ Troadio? Traba. I la segunda i 
la tercera j Odilón? Bajo. La primera i la tercera, Othón? Traj^. 
La tercera ¡ la cuarta* Octavio? Jasa, La segunda i la cuarta, Eleu- 
sipo? Basa. Cuántas palabras de á dos silabas hemos formado, Ce- 
cilio? Doce palabras. Vamos á leerlas á coro: callo, caba, baca, 
bala, baque^ duque, laque, traba, bajo, trajo, josa, basa. ^ 
Ahora quiero ver cuál de ustedes dibuja mejor este caballo. 




FÁBULA. 



EL CABALLO I EL CIERVO. 



Perseguía un caballo vengativo 
A un ciervo que le hizo leve ofensa; 
Mas hallaba segura la defensa 
En su velóse carrera el fugitivo. 
El vengador, perdida la esperanza 
De alcanzarle, i lograr así su intento, 
Al hombre le pidió su valimiento 
Para tomar del ofensor venganza. 
Consiente el hombre; í el caballo airado 



I Estos ejercicios i los de togograHíA son simultáneos. 




-m^T.UíU DE LKXüL'AJIt. 



Sale con su jinete á la canripaña. 
Corre con dirección» íigue con maiK^ 
I queda al fin del ofensor vengado. 
Muéstrase al bienhechor agradecido» 
Quiere marcharse libre de su peso; 
Mas desde entonces mismo quedó preso 
I eternamente al hombre sometido. 
El caballo, que suelto i rozagante. 
En el frondoso bosque i prado nmeno 
Su libertad go^íaba tan de lleno, 
Padece sujeción desde ese instante. 
Oprimido del yugo ara la tierra; 
Pasa tal vez la vida más amarga: 
Sufre U silla, freno, espuela, carga 
I aguanta los horrores de la guerra. 
En fin, perdió la libertad amable 
Por vengar una ofensa solamente, 
'*Talcs los frutos son que ciertamente 
Produce la venganza detestable. ' 

OCTAVO EJERCICIO. 

Cusindo los niños conozcan todos lo^ signos del gramatario, se 
les escribe el siguiente 

ALFABETO, 

A B C CH D E F G H I J 

KLLLMNROPQRS 

T U V WXYZ 

Luego se les enseña á distinguir las letras mayúsculas i las mi* 
núsculas^ se les presentan distintos caracteres de letras de impreii- 



^ 



i8 



FELIZ RAMOS I DCARTE. 



ta 1 también se les da á conocer la ^rafodomia, el alfabeto manus* 
crito: 



Aa Bb Oc OHch Dd Be 
Pf Gg Hh li Jj Kk Ll 
LLU Mm Nn Ññ Oo Pp 
Qq Rr Ss Tt Uu Vv 
Ww Xx Yy Zz 



o» 



p |6 §%el¡ §d 1^ 
'fi? €/á Él Él 'M 'MI, 

^" ir 1^ m im p :§: 



c¿-' 



Q.^ Ojp 



p 1^ 1^ 



IftAlADO D£ i,iKaüA;i, 



lí 



^8 1|(. Í( #(! $ú it Iff 4j 

llu) ^x 'Is J^í 



1^¿:* 



r./ M/ %'. á 



s^ñ &o m ^^ Mé m m m^ m 






a: 



^s- 



■* ■ *'• 



FONOLOGÍA.' 



r. Qué ^^ fonología? ^^¥X tratado de los sonidos articulados, de 
1¿ naturaleza, cantidad, acento, grado, etc., d€ las vocales í de la 



I A medida que los niños vayan adelantando en la lectura piáctíca, se 

les va cnstñ indo juntamente aquellas principios de fonología pr.íctica que 



20 lÉMZ R^WOS [ mrARTU. 



producción, ^rado, permutación, subdivisión, suprcMÓn, traslación» 
€tc., de las consonantes. ^ 

2, Qué partes comprende la fonología? — La ortcepia, la ürtalú- 
gia^ la lectura i la cacelúgia. 



ortoepía. 

1. Qué es ortoepía? — El arte de pronunciar con cabal conformi- 
dad á la fonética i á la eufonía de una lengua. 

2. Por qué es necesario el estudio de la ortoepía?— Porque es la ' 
gimnástica racional i metódica de los órganos vocales para articu- 
lar i pronunciar debidamente. 

3. Desde cuándo debe comenzar la educación ortoépica? — Desde 
la primera infancia, á ñn de evitar los defectos de pronunciación 
que luego se hacen incorregibles, con sentimiento de los mismos 
que tales vicios han contraído. 

4. Qué vicios se cometen por falta de educación ortoépica?— Los 
barbarismos fónicos i fonéticos, que infringen las leyes del lengua- 
je, i pasan, consecutivamente, á la ortografía, alterando el idioma, 
corrompiéndolo, despajándolo de sus caracteres propios i distinti- 
vos, i conduciéndolo á una decadencia t ruina prematuras. 

5. La educación ortoépica debe ser teórica ó práctica? — No pue- 
de ser más que empírica, orgánica, práctica, i consiste en hacer 
contraer el hábito de la recta pronunciación. 

6. Por qué debe ser práctica la educación ortoépica? — Porque 
contraído el buen hábito de hablar, el individuo seguirá pronun- 
ciando toda su vida del mismo modo que le enseñaron á pronunciar 
en su niñez. 

y. En dónde reciben los niños su educación ortoépica? —Los ni* 



estén tn reí ación con lo que han aprendido; después se les enseña la fono- 
logía teórica, AquE damos el its-lo con multitud de ejemplos prácticos para 
que et profesor tenga material suficiente para ampliar las regla» que esta- 
blezca sobre los principios de fonética. 

I Es preciso entender bien lo que cada término signíñca^ para poderlo 
emplear como es debido; i todo concepto debe contemplarse en la mente, 
bien distinto i separado de las demás cosas, antes de poder dar paso seguro 
en la investigación de sus relacionen. Las definiciones imperfectas vi cía a el 
discurso ^WikfTsham, Métodos de Instrucción). 






TfeATAlKí CE LKXOUA/I, t* 



ñas priitcípiari su educación ortoépica en la casa paterna i U con- 
cluyen en la escuela. 

S. Cómo debe la escuela impartirlos conocinníentos ortoépicos? 
— Enseñando á los nií\os lo fácil primero que lo difícil, lo concreto 
antes que lo abstracto, explicando, en los términos que vaya per* 
mitiendo el desarrollo intelectual, el como lo que pronuncian ex- 
presa lo que dicen. 

9. Qué defectos de fonación reprueba la ortoepía?— El ceceo ^ el 
checheo^ el itacismo^ la lalación^ el meiacismo, el rotacismo^ el scseo^ 
cljfnsma, ^ etc, etc* 

10. Que otros defectos corrige U ortoepía? — La baléaccncta^ el 
gangueo^ el taviamudco^ la batologla^ íautalogia^ ptritolúgía^ morü^ 
iogta, anfibología^ etc. etc» 

IIp Qué modos de hablar se oponen á la ortoepía?— El musitar 
ó susurrar^ el murmujear^ i el habla csimtúrúfómca. 

ORTOLOGÍA. 

1. Qué es criología? ^"El arte de pronunciar bien las palabras 
haciendo conocer la composición de las voces desde sus primeros 
elementos, 

2. Qué partes comprende la ortología? — La orioí/xia, Isí preso ' 

di a i la oriofénia. 

ORTOLÉXIA. 

LECCIÓN PRIMERA. 

DE LA VOZ 1 EL SONIDO, 

1. Qué es úrtoléxiat — La parte de la ortología que enseña la ma-^ 
nera correcta de expresar los signos representativos de las ideas. 

2. Qué es voz7—^\ sonido que produce el aire al atravesar los 
labios de la glotis cuando con cierto impulso pasa de los pulmones 
á la boca. 

3. Qué es tivtbí'e ó metal? — La modificación de la vc^z producía 



i Véase Infracciones de las leyes del lenguaje. 



Jt ' FELIZ RAMOS I DUAKTE, 



da por la naturaleza í canfiguración de los órganos dé la palabra, 

4, Qué son modulaciú7ics d^ la voz?— Los cambios ó ulUracíones^ 
que sufre en su elevación é intensidad. 

5, En qué consiste la importancia de la modulación de la voz? — 
En que es una de las cualidades del sonido, necesaria para com- 
pletar la pintura de las ¡deas ¡ de tos pensamientos. 

6, A qué se llama extensién de la vazf — Al número de grados 
que recorre de la escala tónica, comprendiendo notas bajas i altas, 

7, Qué es tonúf — La elevación ó depresión de la voz, de acuerdo 
con la intencionalidad, la naturaleza del asunto, el carácter i la sí^ 
tuactón moral del que habla. 

8, Qué es énfasisf—l^z, manera particular i marcada de pronun- 
ciar alguna palabra ó frase interesante, para llamar la atención del 
auditorio sobre el sentido genuino ó el que se le quiere dar á lo' 
que se dice. 

g. Qué son cadencias? — Los diversos tonos con que concluyen 
las frases sujetas á la harmonía del estilo en que se expresad dis- 
curso. 

to. Qué es súuidúf^lj^ impresión causada en nuestro oído por 
las vibraciones de un cuerpo sonoro. 

ir. Cómo pueden ser los sonidos orales? — ."ííw//í^j ó modifi- 
cades, 

12. Que son sonidos simples ó fundamentales?^Los producidos 
por todo el aparato oral, aumentando ó disminuyendo su abertura, 
sin obstruir el paso al aire sonoro. 

13, Cómo se representan en el lenguaje gráfico los sonidos sim- 
ples?^ Con las letras a, e, í, o, u, ' llamadas z'ücalcs. 



I Estas cinco letras se llaman vocales porque representan los cinco soni- 
dOH ó voces que puede formar el hombre. 

Para espHcar cc5mo se forman ta¿ cinco voca- i 

les se considera^ la ñgura dct frente como la bo- 
ca. £1 vértice a comprende )a parte más inter- 
na i posterior de la boca en su abertura máxima: 
la í J la lí están á ta mayor distancia posible de a. 
Asi como la pronunciación de la ¿i e^^ige gran 
abertura de boca, la producción de la i i de la u 
requiere respectivamente cierta con tracción t pro- 
longación de tos labios ó parte externa. Los so- 
nidos Cj o, son intermedios; i esta es la razón por 
la cual se colocan á la mitad déla rlistancia úi^ au. ^' 

Dice el Sr. Joaquín Andrés de ÜüeñiSj en su traíado de Ortología, que 




TRAT.IDO D< LENGUA] t. 



*J 



14. Qué son sonidos modiricados ó articulados?— Las modifica* 
Clones que los sonidos simples reciben en algunos de los órganos 
del aparato ionizador. 

15. Cómo se representan en la ortog^raíla los sonidos articula^ 
dos?— Con signos caligráficos ó tipográficos, llamados consonantes. 

LECCIÓN SEGUNDA, 

^¡ODlFICACIONES I COiMiílNACIONES DE LOS SONIDOS, 

16. De qué proviene la modificación de los sonidos? — De la más 
ó menos intercepción de] aire sonoro del sonido simple con algu- 
no de los órganos del aparato oral. 

ly. Cuántas son las articulaciones?— En español hay veinte 

ARTICULACIONES. 



Sooidw «rticu. 


Valorea fi^né- 




S«c¡J<« ariicii- 


ValoT« foné- 




ia<¡<H. 


tico*. 


Kombre*. 


Udofi, 


tvCOSw 


Nombren 


Bb 


bé 


bé 


Mm 


mé 


eme 


Ce Zz 


cé 


cé z<Ma 


Nn 


né 


ene 


Chch 


di 6 


cl.é 


Ñí 


fié 


eñe 


Dd 


dé 


d¿- 


Pp 


r-^' 


pí 


Fí 


fé 


efe 


Rrr ; 


rré 


erre 


Gg 


gié 


gé 


r 


rí 


ere 


Jj 


jé 


jota 


Ss 


sé 


ese 


Kk Qq 


ké 


ka qú 


Tt 


té : 


té 


LI 


lé 


ele 


Vv W w 


v6 


Vé, ó u con- 
sonante, ó 

doble V. 


luí 


Tú 


elle 


Vy 


yí 


jé, (5 i con- 
sonante. 



el triángulo de que acabamos de hablar fué inventado por el Padre Orchell, 
Arcediano ma^ or de Tortora, sapiente vaión en las lenguas semüicaa d orien- 
tales, el cual lo llamd ir ¡ángulo oral por el uso á que lo había desiinadof 
pero el Dr, D, AnConío García Blanco, en su ^^Análisis ñlosófico de la len- 
gua hebrea/' edición de 1846, le da el nombre de tríánguh Orchdiano, en 
memoria de su respetable autor^ del cual fué digno diíicípulú, 

*'Uno de los descuhfimienlos importantes de que ínjuiía i /aisamente ^t 
glorfan loa fisiólogos i filólogos modernofi, es la clasificacr<!'n exacttt. de los 



24 FCLiZ KAMOS 1 Dl'AKTE, 



18. Cómo se dividen los órganos que modifican los sonidos «im- 
ples? — En acihws i pasivos: los primeros son los labios i la lengua; 
ios segundos, los dientes, el paladar í la garganta. 
^19, Cómo se dividen las articulaciones por razón de los órganos 
que intervienen en su formación? — En iabialeSf íabwdentahs^ Un- 
gitadentales, lin^iopaladiales i guturales. 

zo. Qué signos escritos representan á las articulaciones labiales? 
Las consonantes * d, m^ p^ 

2í, Cuáles representan á las labioden tales? — Las letras /i v, 

22. I á las linguodentales?— Las letras c, d, t, ir. 

23* Qué signos representan á las paladiales?— Las paladiales 
fuertes se representan por c, k, q\ i las suaves por la ^. 

24. Cuáles representan á las linguopaladialcs?— Las letras r, rr; 
I, II; n, ñ; ch,y, j. 

25. I á las guturales?— La g\ la/ 

26. Qué son letras qinesccntcsf — Las que no se pronuncian por 
carecer de sonido, como la /¿ en hambre, ahijado; la // en las síla- 
bas gtí€, gui^ que, qui. 

27. Qué son letras kúmó/^nas ó afines?— L,^s que tienen sonidos 
semejantes, como la zr i la be^ la ese, i la zeta^ la die i la_^r. 

"Las letras kotnófonas se permutan ó cambian entre s( con la 
mayor facilidad (la b en p^ la c en q, la d en /, etc») ; i de ahí el de- 
nominarlas también afines-, substituías^ vicarias, ctc/* (Monlau). 

2%. A qué se da el nombre de contigüidad de vaealesf^A la reu- 



sonidos segiln el órprano especial qae más contri bofe á sti prona ndmcf da. 
El gramático indio Pánini hiz 1 ya, 500 siñus antes de J. C, estudios admi- 
rabies subre «st<>. Al ^Tt^Hcnte el ^\ÍAht\.Q sauskrit, en su preciosa gramática, 
coloca lan vocales m sus ¿orrespondünks grup&s orgánicos: a entre laa gutn- 
raleí!, t entr^^ 1»» püUaiüiCic, &, tí, entre lasi labiales. El tan decantado Uián^ 
guio de OrchclL llamado eJ CotosúH! de la cient la ktbrea (sÓlo en España i 
Francia), ea una larsa, porque e^^iá tomado de los indios, cuya literatura se 
comenzó á conocer en Europa á principios del siglo. El verdadero caiadio 
i conocí miento de las raíces, es también invención india, como otras de es- 
te género/' (Francisco Gircfa Ayuso, El Eütudio de la ñlosofía en su pebk 
<^6\^^ con el sáníikrtt, pig. 54^;, ni^U). 

I Li vo£ puede B^mpleriieiite m&dularst. i entonces no resultan mds qnt 
fas vocales j, i, i, o^ u; 1 puede aritcularst áitidoXe formas i baci^ndole pro^ 
ducir impreüioueH ucií^ucíih v^rUn. C<idd un^ de es;is íurmas es una ar^Vu- 
lición; \ como Oiila articulación se pm la por medio de una le tr» rúnítff$anii, 
de Hhi el {\\ie csnsúnanie vnig^. i^suaimenie lo tnismu que arl^i ni^cKÍn (P. 
F, M«miau, Vocab. Gramat, ) 



TRATADO DI LEKGt^AJI. 



nlón de vocaks en una palabra, sin interrupción de ninguna con- 
sonante. 

29. Cómo se dividen las contigüidades con relación al número 
de vocales que contienen? — En divacak^i^ trivocahs^ cnatrivocaks 
i quiutivocaks. 

Hay contigüidades di vocales en las palabras ya^r, ki^ oasis ^ hoi, 
mui; trivocalcs, en caia^ híei, veta; cuatrivocales» en caíais^ Amáis, 
¿rdais; quinti vocales, en entreoíais, entreoiaús. * 

30. Qué es diptongúf — La combinación binaria de vocales pro- 
nunciadas en una emisión de voz í en un solo tiempo. ^ 

31. Que regla debe tenerse presente para conocer cuándo en una 
contigüidad de vocales hay diptongo?— Que en las combinaciones 
que principian por a^ e^ o, el diptongo tiene la vocal tónica antes 
de la átona (aire, feudo, sois) i después en las que comienzan por 
í# »í V, g.: piano, fué. 

La sílaba ó vocal acentuada se llama tónica, i las restantes de 
una palabra eur rentes ó atonas^ que quiere decir sin- tono, sin-ten- 
sién, 

32. Qué es triptongo? — La combinación ternaria de vocales pro- 
nunciadas en una emisión de voz i en un solo tiempo» 

33. Cómo se conoce si hay triptongo en una contigüidad de vo^ 
cales?— Teniendo presente que el triptongo lleva en medio la vo- 
cal tónica^ siempre que ésta no sea /. 

£1 castellano ama los diptongos, los triptongos, i aun los tetrap- 
fungos, por ser la sonoridad, 6 plenitud de sonidos, su dote carac- 
terística, á la cual lo sacriñca todo (Monlau, Dice. Etim.). 

Cuando la u es liquida no puede contribuir á la formación de nin- 



1 En español se cuentan iB contigüidades tn vocales, 6 cuatri vocales i 
dos quintívocaleSp 

En la conver^acidn á veces se procuncian 7, S o mis vocales sin interrup- 
ción de consonantes, v, ^. : F^hh oía á ^^logio; Maríu oía á EuYñM^; El 
óídit oia á Autora; Pedro Ttiai oÍa á Eugenio Loaeiza. 

1 Los gramáticos no están de acuerdo en el n limero de lo9 diptongos: 
Mescgner i Gonell cuentan 13 diptongos; Joaquin Avendnño, la Academia 
i otro^, 14; J. María Marroquí í J. Sarraba^a, 16; M, Rementería, MonlaUj 
M. Verbel, V, Salva i A. Bíjtey, 17; R. García de Santa Marina, 18; M. 
Salieras, J. María Llera i F. Martínez Ldpez, 30; M. J. Sicilia i J. A. Due- 
ñas, 24; M- lila i Masferrer, J, Feliú i Goday i J. Terrades, 2$. Tampoco 
«Btin de acuerdo en muchas contigüidades divocaie^ que para unos forman 
diptongos i para otros no, 

f 



a6 FELIZ RAMOS I DUARTE. 



gún diptongo ni triptongo: en queso no hay diptongo, i en quién 
no hay triptongo. 

LECCIÓN TERCERA. 

DE LAS SÍLABAS. 

34. Qué es süaba?— Cada uno de los sonidos parciales que entra 
ett la composición de una palabra. 

3$. De qué proviene la extensión dé una sílaba?— Del número 
de elementos prosódicos que la componen. 

36. De cuántos elementos prosódicos puede constar una sflaba? 
— De uno á seis, v. g.: a, u; * va^ de; doi^ son; tras^ plan; trans, 
guiáis; * griais, criéis. 

Aunque en la sílaba guiáis aparecen seis signos ortografíeos, só- 
lo constituyen cinco elementos prosódicos, por ser muda la u. 

37. De cuántos modos pueden considerarse las sílabas? — De dos: 
con relación á la voz, ó á la articulación. 

38. Cómo se dividen las sílabas con relación á la voz? — En incom- 
plejas i complejas: las primeras constan de un sonido elemental, 
como a, Of e^ i, u; las segundas se componen de dos ó más sonidos 
simples, como ae, uai, uei. 

39. Cómo se dividen las sílabas con relación á la articulación? — 
En simples i compuestas: se llaman simples las que constan de una 
consonante combinada con una ó más vocales, como ba^ ab^ tea, 
iad; compuestas, cuando son dos las consonantes que se combinan 
con las vocales, v. g.: bra, crea, ^ abs. 

40. Cómo se clasifican las sílabas por razón del orden de la com- 
binación de sus elementos?— En directas, inversas i mixtas. 



1 Las vocales solas, dice Monlaa, no son, en ríg^or, sílabas, porque no 
hay en ellas complexión 6 comprensión; pero se las califica de silabas simples, 
diciéndose compuestas las que constan de una vocal i una 6 más consonan- 
tes, como ba, 6 su inversa ab; ni, 6 su inversa in; no, con, si, trans, etc. 

2 Adviértase que las sílabas gue, gm\ que, qui, en que la u es líquida, no 
deben considerarse sino de dos letras (btlUeras), no siendo de tres (ó sila- 
bas trilíteras) sino ortográficamente. Por la misma razón debe excluirse de 
esta cuenta la h, letra muda (Academia, Gramática, pág. 289, nota. — Ma- 
drid, 1870). 

3 Los diptongos i triptongos se consideran en las sílabas como si fuesen 
Qoa vocal. 



TÜITADO J>S LEKai/Ajt. 37 



41. Qué es sílaba directa? — La que consta de una ó dos conso- 
aantes seguidas de una ó más vocales^ v. g.: va^fué^ buH^ ple^ créa^ 
TriáL ' 

42. Qué es sílaba inversa? — La que consta de una ó^más voca- 
les seguidas de «na ó dos consonantes, v, g.: ds^ áin^ udis^ &is, 

43. Qué es sílaba mixta? — La que consta de una ó más vocales 
entre consonantes, como pan^ Dios^ hréas^ trans.^ 

44. Cuándo se dice que se líquida una letra? — Cuando en las 
combinaciones binarias de consonantes, la segunda articulación se 
aproxima de tal modo á la primera, que parece como embeberse 
en ella, v, g.. bla^ pla^ €ro^ tra^ drt, tía. * 

LECCIÓN CUARTA, 

DE LAS PALABRAS I DE LAS COMBINACIONES 
DE LAS SÍLABAS. 

45. Qué es palabra? — Todo elemento del discurso racional.' 
Palabra^ segvn la Academia, es un sonido ó un conjunto de so- 
nidos que expresan una sola idea. 

Vocablo (palabra, voz, dicción, término) es un sonido articula* 
dOf signo de una idea ó afecto (Coll i Vehí, Literatura). 
Palabra es la voz articulada; vos, el producto de nuestro apara- 



1 Lts silaban z^ii^y»^, ¿«fx'sotí directas simples; *^ ph, crea, Trini, directas 
compucsuir. 

2 Las sílabas ás, áirij uáis, son inversas simples; i cbs^ ét'mSj inversas cam- 
pn estas. 

3 Las sílabas mixtas pueden ser de /nfgo duplo, coma pan^ van, cal; de 
ju€g^ triph, como cons, iras, breas; á^ jugo cuadruplo, como irans^ craní, 

4 No hay en castellano otras líquidi^^ que ta / i la r (pronunciiindose es- 
ta ¿Itima con el sonido suave que tiene en ara, era, mora}; ni más licuan- 
tes que la b^ la c (pronunciada con et sonido fuerte que le damos en cata^ 
farOj cuna), la d^ la /", hg (pronunciada con el sonido suave que le damos 
en gala, gola, gula)^ la/ i la / (Andrés B^llo, Gramáiici CasEeÜHna). 

Líquidas se llaman lambién \sl g. m^ p^ s, í. eiCj de aTgünos vocablos 
griegos ó latinos, consona mea que á no pronunciamos, como en gnom0n^ 
pstudo, mnemónica^ imms^cic,^ 6 pronunciamos haciéndolas preceder de una 
vocal prostética, como en tsíuela, niar, esíaíua, es/fídio, etc , romanceadas 
del latín sctigla, stare, scatua, studium, etc. (?. F, Monlau^ Vocab. Gra- 
matical ). 



i8 F£LIZ RASIOS I DUARTE. 



to oral; vocablo ca la voz con significación especial; término ^ es la 
palabra reputada como dato de iin;i relación oral para expresar el 
pensamiento (G. Herrain^, Gramaüca Castellana). 

46. Qué es expresión?— El signo representativo del pensamiento. 

47. Qué es extensión de una palabra?— La extensión de la forma 
de una palabra es el número de sílabas ó miembros que la zom- 
ponen. 

48. Cómo se dividen las palabras por su extensión? -^En viom- 
silabas ¡ poiisilabas: las primeras constan do una sílaba, como a, 
mi, toSt 6u£Íf irans; las segundas, de dos ó máí, v. g.: yn-g^, na- 
va-Ja j cam-p€-cha-no. 

49. Cómo se dividen las palabras potisllabascon respecto al nú- 
mero de sílabas de que se componen? — En disilabas ^ ' trisílabas^ 
iitrasilabas^ pentasílabas^ hcxasilabas, hepiasilabas, ^ etc., según 
consten de dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete sílabas. 

JO. Qué regla debe seguirse para dividir una palabra en sílabas? 
La división debe hacerse de modo que cada sílaba se pronuncie ais* 
ladamente lo mismo que en la palabra entera. 

Sr, Cómo se articula una consonante entre vocales?— La conso- 
nante forma sílaba directa simple con la vocal siguiente, v* g,; a-la^ 
u-va, a-Jo. * 

52. Qué palabras se exceptúan de esta regla? — ^Las compuestas 



1 El término puede ser universal 6 cohdivo: el término común 6 univer- 
sal es el que expresa una propiedad que conviene á muchos, como sabio; 
término colectivo es el que expresa un conjunto de seres, zqikíío nacién^ oca* 
demia, c&ngrcsú. El término común se divide en unSvúcüt equivoco i análogo. 
Univoco es el que tiene para muchos el mismo signi&cado, como hombre. 
Equivoco es el que tiene signiñcados diversos, como Itón, que se aplica 
al animal i á un signo celeste. Análogo es el que tiene un signiñcado en 
part^ idéntico i en parte diverso; como sano, que, encerrando siempre una 
relauún de salud, se dice del hombre que la posee, del alimento que la con* 
serva, del medicamento que la restablece (Bilmes, Filosofía), 

2 Los vocea híbridas eatin reprobadas por el buen gusto, i los doctos di- 
cen di-silabú mejor que bi-^ilaáo, porque siendo griega la voz sfiabat le co- 
rresponde el íft'J (dos) griego, mejor que el áü latino (P, F. Monlau, Vo* 
cab. Grarn*). 

j De los numerales griegos dj's, dos; tr/^ys, tres; /í/rtf, endito \ pente^ cin- 
co; ñíXf seis; liepla, siete; ok/ó. ocho; en/tía , nueve; Müj diez, etc*, i la pa- 
labra silaba, se formaron los vocablos disUaÓoi, irisílabos^ ¡¿irasUabos^ etc* 

4 La raidn es porque una consonante en principio de dicción no puede 
sonar sola^ i tiene que hacerlo con la vocal siguiente; luego esto mismo de- 
be suceder al principio de cada ailiba (Dueñas, Gramát, , tercera parte). 



( 




TRATADO DE tlNGUAJE. 



19 



de las partículas ab, in, sn&^ etc., v. g.; ab-ori genes ^ in-animado^ 
ab'usar, sub-a!terno, sub-ir, 

53, Cómo se articulan dos consonantes entre vocales? — La pri- 
mera consonante forma silaba inversa simple con la vocal anterior, 
i la segunda directa simple con la siguiente^ v* g.: al-ma, al-ío, 
ob-ímer, as-ta. 

54, Qué consonantes se exceptúan de esta regla? — Las articula- 
ciones licuantes (b, c, d,/, £, p, t) cuando van seguidas de las lí- 
quidas / ó r, porque ambas forman sílaba directa compuesta con U 
vocal siguiente, v. g,: ka-bia, a-cre, a-pli-ca-bie. 

55, I si la palabra es compuesta de alguna de las partículas a^^ 
obf sTíbf — Entonces se sigue la regla general, v. g.; ab-/adon, cí"* 
ligarj sub-hmar. ^ 

56, Cómo se articulan tres consonantes entre vocales? — Las dos 
primeras forman sílaba inversa compuesta con la vocal preceden- 
te, i la tercera directa simple con la siguiente, v, g.: obs-ta, ins- 
iñr^ pers-pectiva, sals-ticio, * 

57, Tiene alguna excepción esta regla? — Solamente cuando am- 
bas consonantes (por ser licuante la 2* i líquida la 3') se combinan 
con la vocal siguiente, v. g.; húm-bre^ al-bricias^ as-tro, 

58* Cómo se articulan cuatro consonantes entre vocales? — Las 
dos primeras forman silaba inversa compuesta con la vocal prece- 
dente» i las otras dos directa compuesta con la siguiente, v. g.: 
ads-criio, úbs-friíir, líis-fruir, abs-tracr,^ 

La excepción de esta regla es la de no tener excepción, 
59, Cómo se articulan las consonantes en fin de dicción? — For- 
man silaba inversa con la vocal precedente, v. g,: sa-lnd, Sa^i^, 
Na-bad. 



1 Kn el tnifimo caso están lis paUbras compuestas subir (compuesta de 
luh é í're)^ suMrvar (de jí/¿ i hvanj^ suburbio (de sulf i urhs^ o^bc), sufra' 
giú (de sftf^Qt suó i/ragfre), etc., etc. 

2 Es 'a regla, dada por los auíore?, es contraria á la dívÍKÍt5n fi-ostSfica de 
los elementos silábicos de las palabras; porque no hay en castellano las sí* 
labas <í¿/, íWJ, pers, sois, Lua palabias citadas deben dívidirs^e: oh sta^ in^ 
siarj p£r-sptdrva^ sd-siiáo, por e^^tar compuesto de oh i síart (estar en pie), 
in \ siart (estar), p^r i sptart (vei ), sol \ síart, 

3 Esta regla de loa autores n<> es muy íllosdñca; porque, st bien es ver- 
dad que existe la sílaba abs^ no teticmoB en ca fítel laño las ¿lí/f, ob$^ ins, Ads* 
Ir ingenie i adscrí5Ír son palabras formadas de a¿/ i slrín^ir¿ (apretar) i scri* 
hifi (escribir); obsiruir^ de ^¿, í slruere (edificar); insíruir^ de 1/1, i siruere 
(construir). 



JO ?CLIZ EAH03 I 0UA11TB. 



LECCIÓN QUINTA- 
DE LAS FIGURAS DE DICCIÓN, 

60. Qué es Rgura de dicción?— La alteración ó modiñcacíón que 
experimenta una palabra en su estructura matertal 

Para que las alteraciones que se hacen en Las palabras se llamen 
figuras de dicción^ es necesario que estén autorizadas por el bueiu 
uso; pues de lo contrario toman el nombre de barbañsmos, 

61, Cuáles son las ñguras de dicción? ^ — 1-a prosiésis^ ^ ^pcute* 
sifj paragoge^ afénsis^ sincopa^ apócope^ miiáttsis^ antiiesis^ diére^ 
siSt sinéresis, crasis, elisión í sinalefa, 

62^ En qué consiste Iz pros tesis? ^^í\ añadir alguna letra ó sí- 
laba al principio de una palabra, v. g.: aplanchar, abajar, asentar- 
se^ aqueste, por planchar» bajar, sentarse, éste. 

63, En qué consiste la figura epéntesis f — En añadir ó intercalar 
letra ó sílaba en medio de un vocablo, v, g,: cúréntca por crónica; 
vida por vio; Ingalaterra por Inglaterra. 

64* En qué consiste la figura paragoge? —^x\ añadir letra ó síla- 
ba al fin de un vocablo, v» g.: infelice por infeliz; huespedes ^ot 
huésped; amasia ^ vistes, por amaste, viste. 

6$, Cuándo se comete la aféresis? — Cuando se omíte la letra ó 
silaba con que principia una palabra, v. g.: naguas por enaguas; 
norabuena por enhorabuena; hora por ahora. 



I Lil9 figuras de diccidn bc comprenden b;ijo el nombre de nidaplasmif, 
que genéricamente comprende todas las fig^uras gramaticales qtie mudan ó 
alteran ta forma material de los vocablos. Antes se decía meiiígrama, (det 
griego mfia, Irans, í gramma, letra, equivalente á trans-Idra) en vez de me- 
faplasmú (de mtfaphsw^ de meta í plassd, yo formo). 

3 La gramática de la Academia (edición de 1870) UAt pró/t^sis, \ prúíie- 
sis; la de la edicidti de 1878 dice pró/esis i prétims, camo está en el Voca- 
balarío gramatical de Monlan, M. J. Sicilia, Dueñas i otros dicen prúsims. 
Los diccionatios de Ramdn J. Domínguez (compendio de 1881) i de la 
Sociedad Litetiría (edicidn de 1866) traen próstetis. El Sr, J. M, Maciaa 
(en sus Raíces Griegas — 1880) ii^t próksis como voz de la cirugía, \ prSía- 
sü como término de la gramática. El Diccionario Etimológico de Monlau 
áíct prétasÍT^ i el de la Academia (edición de tBBi)^ prótesis. Debe decirae 
pr&stésis por estar más conforme con el acento griego* Següa Monlau, se 
deriva ú^protiihcmt, compuesto átpro, delante, i de iithémi^ poner, colocar; 
pero Canini dice que procede del gnego pr&stítÁemt) añadida, compuesto de 
pros, poximo á otro, i (iihimi, pongo* 



TRATADO 0t LINGLTAJt |f 



66. Cuándo se comete la figura sincúpa? — Cuando se quita una 
letra ó sílaba del medio de urt vocablo, v* g.: navidad ^oi natívidad; 
hidalgo por hijodalgo; * desparecer por desaparecer. ^ 

67. Cuándo se comete la apécüpef^Cu^náo al ñn de un vocablo 
se suprime alguna letra ó sílaba, v. g.: alp'm por alguno; huen por 
bueno; dis por dicen; do por donde. 

68. En qué consiste la figura meídUsis? — En alterar el orden de 
las letras de una palabra, v. g.: dejalde por dejadle; derredor por 
fededor; ^Éí;/tv por gozne; cantilena por cantinela. 

69. En qué consiste la antitesisf — En poner una letra por otra, 
V. g.: siete ú ocho, padre í^'hijo, pelirrubio. 

70. Qué es diéresis ó ircmaf — La íígura por la cual se desata 
(diluye ó disuelve) un diptongo, haciendo dos sílabas de una, v. g.: 
vi-ií-da por viuda; rü-i-do por ruido; sü-a-ve por suave, 

71. Qué es sinéresis? — La figura que se comete cuando de dos 
vocales sueltas se forma un diptongo^ v. g.: caer por caer; léúu por 
león; real por real, 

72. Qué es crasis?— 1^2. figura que, en la pronunciación ó escri- 
tura, permite la elisión ó supres^ión de una vocal por el encuentro 
con otra, v. g.: ai por á el; del por de el; esíí^tro por esto otrOj etc, 

75. Cuándo se comete la sinalefa? — Cuando se hace oír un dip- 
tongo ó triptongo entre las vocales con que termina una palabra 
i las que empieza la siguiente^ v. g.: Ai, en l/a i/magen; iac^ en s/í 
á e/legir. 

La contracción puede cometerse de cuatro maneras, que se co- 
nocen con los nombres de sinénsis, crasis, elisión i siitalefa. 



1 Según algunos escritores, la palabra hidalgo viene de ilalko i no die ¿r- 
júdalgo ó hijú de algo; porconsiguieme^ debería escribirse idalgo (Véase Mon- 

lau^ DiccL Etim, ) 

2 idúlatria es una síncopa de ídúh-íúfria; guárle^ de guárdate; iirie, de 
tírate; vélame ^ de vál^amCf etc. 



■^^"3" 



33 FELIZ RAMOS I DUARTE. 



PROSODIA. 

LECCIÓN PRIMERA. 

DE LA CANTIDAD. 

r- Qué ts prasodiaf — La parte de la Ortología que trata de la 
cantidad de tas sílabas i del acento de las palabras. 

2, Qué es cantidad prüsédicaf—L.^ porción de tiempo empleado 
en la pronunciación de cada elemento silábico. 

3, De cuántos modos puede ser la cantidad prosódica,^ — De tres: 
absoluta, relativa i especifica. 

4, Qué es cantidad absühtiaf—l^K que no puede apreciarse por- 
que se considera en sí é independiente de toda relación. 

*'La cantidad prosódica absoluta, si fuera apreciada, expresaría 
el tiempo invertido en pronunciar cada sílaba, con independencia 
completa de las demás*" (Herrainz, Prosodia). 

5, Qué es eautidad relativa? — El espacio de tiempo físico que s^ 
toma como tipo ó medida para la formación de las silabas que cons- 
tituyen las palabras de un discurso. 

La cantidad relativa puede variar según el carácter» las pasioncs^ 
1 la situación moral del que habla. 

6, Qué es cantidad especifica? — La que expresa la relación que 
hay entre los tiempos empleados en la pronunciacióa de las síla- 
bas de una palabra. 

Para determinar la cantidad prosódica específica hay que aten- 
der á la estructura ortográlica de la sílaba i á la relación de ésta 
con el acento predominante del vocablo. 

7, Cómo se dividen las sílabas por razón de la cantidad relativa i 
específica ?^^ — En b revi simas, ¿reines, largas \ muy largas. 

8, Que es sílaba brevísima? — La que en su pronunciación se em- 
plea menos de un tiempo. ^ 



1 Las fuentes de que emana la cantidad son el material ortoltjgico, ó es- 
tructura de las sílabas, i la in fluencia del acento agudo. Mas el material or- 
tológico es susceptible de tanta variación en su cantidad^ que no es posible, 
cualquiera que sea el valor asignado á cada uno de los elementos, paedan 
lesultarj en [a mayoría de los casos, valores proporcionales i los númeic& 



TRATADO DI LKNGUAJ2. 3^ 



9* Qué es silaba brei^e ó iipmdea? — La que en su pronunciación 
se emplea un tiempo cabal. 

Cuando la a se pronuncia en una sola emisión de voz, forma la 
sílaba tipóidea breve. 

iQ. Qué es Silaba largaf—l.^ que en su pronunciación se ¡nviír' 
te un tiempo i parte de otvú^ ó dos tiempos. ^ 

Las articulaciones inversas simples de la a, de la ¿7 i de la u^ for- 
man las sílabas tipóídeas largas (Gregorio Herrainz). 

II. Qué es silaba f//í^j/ larga? — La que en su pronunciación se 
invierte más de dos tiempos, ' 

Las sílabas trans, piáis, giieis, eruiis^ son larguísimas, 

13, Qué reglas pueden establecerse para fijar la cantidad silábi- 
ca? — Las siguientes: 

i' Son brevísimas la / i la u sin acento, i las sílabas breves que 
siguen á la acentuada. 

i* Toda sílaba incompleja, ó directa simple átona^ es breve p^^r 
su naturaleza. 

Esto quiere decír que es breve por su esencia i no por la inter- 
vención del acento: en la palabra disimulo, las sílabas di^ si, son 
breves; la sílaba i///¿, que es breve en mnraiia^ es larga en disi- 
mniOf por causa del acento, i la sílaba lo, que es breve en losange, 
es más breve en disimulo por causa del acento de mu, que le quita 
alguna parte del tiempo que vale (Dueñas, Ortología)* 

3' Las sílabas en que entra un diptongo ó triptongo, las inver- 
sas simples i las directas compuestas, son largas por su natura- 
lesa. 

También son largas las sílabas acentuadas cuando por su estruc- 



en teros urto i doi, Lus^go, representando !a silaba breve la unidad, es cUro 
que tas brevísimas han de valer una cantidad fraccionaria menor que uno, i 
las muy largas otra fraccionaria mayor que dos (Silleras, Prosodia), 

1 En la voz stnado observaremos que para pronunciar la sílaba na hemos 
de menester dobíe tiempo que para la u 6 la do; de manera qae el se lo pro- 
nunciamos muy aprisa; en el na nos detenemos más porque empleamos dos 
tiempos, i en el do gastamos un solo tiempo: se será, pues, silaba breve, im 
larga i do breve también (TerradeSj Prosodia Kspaüala). 

2 Dando vaiores á los sonidos, representarán la unidad las sílabas breves ac 
la (^i tiempo); i más de la unidad^ las sílabas menos largas, como ti, fa\ 
(5^1 J¿ tiempos), las largas, como cual, ¿ras (^2); buei (^=^2j^): las muy 
largas ó larguísimas^ como íranSj piáis {=2/4)i g^ki^ (^^^^lí): ^ri^i^ 

(=3^). 



34 FELIZ K^UOS I DUAKTI. 



tura deben ser breves, i la primera sflaba de las disílabos agudos 
cuando sea breve por su material ortológico. 

4' Las silabas inversas simples i las directas compuestas en que 
entra diptongo ó triptongo, í las mixtas de juego triplo ó cuadru- 
plo, son larguísimas por su naturaUsa, 

Las silabas inversas compuestas están en el caso de las mixtasi 

LECCIÓN SEGUNDA. 

DEL ACENTO I DEL TONO. 

13. Qué es acento tónkof—L,^ mayor elevación i CEfuerzo con que 
se pronuncia una de las sílabas de cada palabra. 

''Confúndese frecuentemente con el tono; pero por regla general, 
el acento es más bien instintivo, habitual, fónícométrico i repre- 
sentativo gramatical; al paso que el tono se tintura de expresivOi 
sentimental é intencional. Por eso llamamos tono ¡ no acento al 
patético, irónico, etc.; así como acento i no tono al prosódico i al na- 
cional ó provincial. Hay acento i no tono en el especial apoyo de 
las sílabas; hay tono t no acento en tas modulaciones que han de 
corresponder al objeto de una composición" (José Marta Florez, 
Gramática Razonada). 

14. Qué es acento prosádicúf — El que determina la mayor ó me- 
nor cantidad del tiempo relativo que $e invierte en la emisión (aan- 
io métrico) i la mayor ó menor elevación del tono (acento tónico}. 

15. Cómo puede ser el accnt o f --- Lógico ^ si inñuye en la palabra 
como medio representativo del pensamiento; i oratorio ^ si expresa 
ciertos sentimientos ó intencionalidad. 

£1 acento, según el distinguido gramático D. José María Florez, 
puede ser: "i** estéticú-scnsacionaU si no pasa de la jurisdicción del 
oído, como el prosódico, ya métrico, tónico ó musical; 2' cstéticú- 
sentimental, cuando, como el patético, retrata las afecciones del al- 
ma ó los movimientos del corazón; 3' nootogico ó represeníativú^ 
ora se llame ideológico, lógico ó racional; ¿^ prasoUgico-vúlitivoh 
intencional^ que se emplea para indicar los deseos del instinto i la» 
deliberaciones de la voluntad." 

16. Cómo puede ser el acento por razón de su expresión.^ — Pue- 
de ser oral ó gráfico. 

17. Qué es acento oral^ fénico ó pronunciado? — ^La in6exiófl 




TKaTADO D& LlKGtJAjK. $$ 



que se da á la voz elevándola i extendiéndola al pronunciar unft 
sílaba determinada de cada palabra. 

18* Qué es acento gráfico ó €scriiúi'—^5tí pequeño signo ( ' ) con 
que le seílala en la escritura la sílaba donde recae el acento foné^ 
tico de las dicciones. 

19, Qué es tów£?/^— El carácter dado á la voz en la expresión, de 
acuerdo con la intencíonalidadj la naturaleza del asunto, el carác* 
ter í la situación moral del que habla* 

20. Cómo puede ser el tono por su mayor ó menor elevación? — 
EsteniorüfónicQ^ elevado, sublinu^ majestuús&^ noble^ familiar^ va* 
lisnte^ cobarde^ humilde^ bajó ^ rastrero^ etc. 

2\. Cómo puede ser el tono con respecto á la intencionalidad 
del que habla?— J?£'rí>, grave ^ kumorisíico^ burlón, í ramea, safirüi^p 
sarcásiUú, chocarrero, persuasivo, etc. 

22. Cótno puede ser el tono según la situación individual? — Ale- 
gre, triste, lastimoso, iracimdo, colérico, dtspético, abatido, sumisa^ 
patético, lacrimoso^ ctc, 

23. Cómo se denomina el tono por razón del asunto que se tra-^ 
ta ?^ — Oratorio t poético , pros dico , etc. 

24* Qué es enionacidn} — La práctica del tono. 

La falta de harmonía entre el sentimiento i la expresión se deno^ 
mina desentono ó desentonación. * 

25. Cuándo se dice que hay buena entonación? — Cuando el tonft 
guarda relación con el asunto que se trata, i con la intención í si^ 
tuación del orador. 

26* Cómo pueden ser las entonaciones? — Gramaticales, si contri- 
buyen á la mayor inteligencia de las frases; i aratorias, cuando U 
voz i el tono son adecuados en cantidad i calidad al efecto psico- 
lógico que se intenta producir. 

27p Qué es periodo prosódico? — La palabra ó grupo de palabras 
en que sobresale una vocal tónica, ^ 

28. Qué es pausa prosódica? — La interrupción fónica, intervalo 



I *'Cayo Graco, por efecto de su áspero é irascible carácter, cometía fre- 
cueDEemente aquel vicio, i para corregirlo (siempre que hablaba al piibtí^ 
co), tenia detrás de &í un esclava, excelente harmonista, que con una flauta 
le marcaba el tono que había perdido i le ayudaba á volver i él." 

1 La palabra amor es un período prosódico cuyo acento está en la 6¡ la 
frase í el amor es otro período proíiódico cuyo acento predominante está en 
1a¿ (Dacñis, Ortología). 



i 



^6 TBLIZ RAMOS I DVARTK. 



mudop ó suspensión más ó menos larga de la sonoridad, de cad* 
periodo prosódico. 

. 29. Cómese denominan las palabras por razón del lugar que ocu- 
pa la vocal ¿onka ó acento prosódico f^S^ llaman agidas, gravis» 
esdnifulas i esdrujulisimas, 

j 30. Qué es palabra agiida ú oxitona?—lu^ gue tiene el acento fó- 
nico en la sílaba final» v. g.: caft\ borc€gii¿, amor, virtud. 

31. Qué es palabra grave 6 paroxitona-^^l.^ que tiene el acento 
fonético ó prosódico en la penúltima sílaba, v. g,\ úf/ídra, espada^ 
libro, estudio. 

Las palabras graves se llaman también ¡lanas, breves, regit lares. 
Comunes, baritonas, dáctilo-troqueas, según los prosodistas, 

32. Qué es palabra esdrújula é profiaroxitoftaP^l.^. que lleva el 
acento prosódico en la antepenúltima sílaba, v. g.: plácido, fonéti- 
ca^ gramática^ candido. 

Fernández Monje llama dáctilo á las palabraii esdrújulas, 

33. Qué es palabra esdrnjulisima P—l^di que lleva el acento foné- 
tico en una de las sílabas anteriores á la antepenúltima, v. g,: bus^ 
gnesemele, castigucsemele, candidamente, ^ 

34. Qué denominación reciben las palabras agudas, grave*;, es- 
drújulas i esdrujuHsimaSj cuando entre ellas hay contigüidad de 
vocales. — ^Se llaman semiagiidas, semiesdrrí//£lasj semic^drnjnhst- 
maSf interesdrujulisimas i ultraesdrujulisinias, 

35. Qué es palabra semiagnda ^^ — La que lleva el acento fonético 
en la penúltima vocal de la última sílaba, v. g.: ganüúa^ deséú^ ec*:- 
c i liáis. 

36. Qué es palabra scmiesdrújnla? — La que lleva eí acento pro- 
sódico en la penúltima vocal de la contigüidad que forma la pe- 
núltima sílaba, v, g,: meteoro^ alcaide, pausa, meáuea. 

37. Qué es palabra semiesdrujuiisima.'^—L^ que lleva el acento 
prosódico sobre la penúltima de tas vocales que se hallan juntas en 
la antepenúltima silaba del vocablo, v* g.: náufrago, cáustico, veliZ* 
seles. 

38. Qué es palabra interesdrujulisimaP—'L^ que lleva el acento 
fonético sobre la penúltima de las vocales contiguas en el cuarto 
lugar, V. g.: diriamoseh^ veiamaselo. 



1 A los esdrújulos que llevan dos pronombres añjos^ IbmAn algunos gnx^ 
tCíiúzQ^ superesdtujulos 6 SQbrt-ísdráJuhs^ como dijira imtlo^ aíihidaseme, mt* 
nijiéstensde, engut/éndosdas, etc. 



új. 



TRATAfiO DE LESÍJUAJI. 37 



39. Qué es palabra uittaésdníjulisifna? — La que lleva el acento 
fonético sobre la penúltima de las vocales de la quinta sílaba, v. ^.: 
pe¿nesémelt\ enjdiílcsemck. 

40. Por qué causas puede variar el lugar del acento prosódico de 
una palabra?— Por razón del género, del número, de la derivación, 
composición é inñexiones. 

41. Qué es ina'£m£Hio?~li{ aumento que reciben las palabras 
para expresar sus accidentes. 

Se llama incrcuteniú zu^nia se añade á una palabra» como in- 
flexiones, desinencias ó composición. Muchas palabras al plurali* 
zar] as, pasan de agudas á graves, como de borcegui, borceguíes: 
otrasp de graves á esdrújulas ó esdrujulísímas, por adición de afi- 
jos, como de recibe, r cábeme, recibcmcio. 



ORTOFENIA. 

LECCIÓN PRIMERA. 

BARBARISMOS PROSÓDICOS. 

1- Qué es oríúfcniaí — La parte de la ortología que enseña á co* 
rregír los vicios ó defectos adquiridos en la pronunciación de las 
palabras. 

2- Cómo se aprende prácticamente la ortofonía de las palabras? 
— Imitando la pronunciación de las personas que hablan con pro* 
piedad i corrección. 

3- Qué son barbarismos prosódicos f^ — Las infracciones fónicas 
cometidas contra la cantidad silábica i la acentuación. 

4. En qué consisten los barbarismos prosódicos? — En prolongar 
demasiado el tiempo de la sílaba tónica ó en hacerla átona. 

5. Qué debemos tener presente con respecto á la cantidad stlá* 
bica.^ — Que nunca se debe alterar sin causa justificada. 

6. En qué principio se funda la cantidad silábica? — En que el 
alargamiento de toda vocal supone una causa, i generalmente in- 
dica una derivación fónica relacionada con una derivación lógica 
de significado. 



rSLIZ RAHOS I DUARTI, 



7. Cuándo se falta á la cantidad 5Uábíca?'Cuando se altera de 
una manera impropia, v. g.; pronunciando süg^ noóg^ por si, no; 
fmdix por muí; Manueliiito^ Pepiiito, por Manuelíto, Pepito, etc. 

8. Cuándo se falta á la acentuación fónica?— Cuando se pronun- 
oia sin la fuerza debida la silaba tónica, ó se carga la pronunciados 
sobre alguna de las átonas ó currentes. 



EJEMPLOS- 



PrúniíDCUíCián inco* 


Prwiundacióa co- 




Ttccta. 


rrectaH 


EtlMfftOGUSH 


ábi 


ahí 


Del lat. ad hk, á este Ingar. 


a!calt 


álcali 


Del árabe akáli, la sosa. 


alcanfor 


alcanfor 


Eo árabe akS/úr; sánscrito, carpúra^ 


amalgama 


amalgama 


En lat, amalgama; del gr hama^ yaxk- 
tamer^te, i gamdn, unir. 


amito 


amtio' 


amictuí^: ' c. de am, alrededor, \Jact- 


anagrama 


anagrama 


Del gr. ana, Irans, i grámma, IcüiL 


apoteosis 


Hpoieósis 


Del gr. apoíkeosk; c, de apo^ igua1| i 
ihds, dios, ó de apo, entre, í de 

fhcós, dios. 


Arístides 


Ari$t!des 


En gr, Arístídes; de aristas, lo mejor. 


Arqufmcdes 


Arquimédes 


Del gr, ArchimédiS) c. á^archf^ prin- 
cipal, i de médú, gobierno. 


auriga 


auriga 


Del lat. auriga, el cochero; c. de au- 
na, freno, i agere^ dirigir. 


¿natero 


austero 


En lat. amihm: del gr, austírús^ rí- 
gido. 


bólido 


bólido 


Del gr. bcih, bóüdo, choque; de b&* 
!kin, lar^zar: lat, bous. 


calizas 


calfz^is 


De cal: del lat. calx, calcis^ la cal. 


airácteres 


caracteres 


En lat. characítr; del gr, charakier. 


celebro 


celebro 


Del lat. arthrum, cerebro. 


centigramo 


cenligrámo 1 


Cenligramma: bibrídísrao del lat, cat- 
íi centésima, i del gr. gramma^ me- 
dida de peso. 


cerebro 


cerebro 


Del lat. certbrum, 6 kinhrum : ámi- 
nulivo del gr. haré, cabeza. 


ciclópeo 


ciclópeo 


En lat cychp^us; del gr. kyklóps^ c, 
de kyklús, círculo, i opt^ ojo. 


Cledíai 


CleoSs. 


Del gr. Khophds, de k/eot, gloria. 



1 Se pone el acento ortográfico para marcar la pronunciación, no porque 
lodas las palabras de la 2* columna deban llevarlo* 

2 Con este signo ( ' ) se marca la vocal de La silaba cuando es larga.. 



wm 



TKATADO DB LÍNGL'AJK. 



39 





Prormnciacíóji co- 
rreen. 


Cléopatra 


Cleopálra 


cdlega 


colega 


coluro 


coluro 


cdoclave 


conclave 


cÓDSola 
corola 


consola 
cordla 


cosmdrama 


cosmoráma 


cnidriga 


cuadriga 


decágramo 
decilitro 


decagrámo 
decalitro 


decigramo 


decigramo 


decilitro 


deciíítro 


diploma 
fpfgrama 


dipldma 
epigrama 


erudito 


erudito 


especlrdscopo 


espectroscopio 


estadio 
esteredscopo 


esládio 
esiereoscupio 


Éüclides 


EucKdea 


Éflfratea 


EufráLes 


eirpéiitú 


expedito 


grílfito 
hagamos 
hayamos 
)iectdgramo 


grafito 
hagamos 
hayamos 
hectográmo 


hectolitro 

hipdgnfo 


hectolitro 
hípognío 



EnHOLodAü. 



hdstiles 



hosiilea 



Del gr. KiiúpQÍrú: de kh&t^ gloria, i 
paitr^ padre. 

Del lat, cúUtga: c. de cum^ con, i fe- 
gtr€y escoger. 

En lat. €orurm: en gn héíouros, de 
koht^ cortado, i oúra^ cola, 

Diri Ut, conclave: de cum, coo, i chviSj 
llave. 

D¿1 fran. consüle^ consolidar 

Del iat. cúráiia^ diminulivo de co- 
rona, 

Díl gr. kosmüráma:c. úthosmas^ mun* 
do» i horama, visu» 

Del lat. quadríga: c. de quafmr^ cua- 
tro, i Qgtre, guiar. 

Del gr* deka^ diea, i grámma, gramo. 

Del gr dekaiitraí c, de ééka, diex, i 
liira^ litro. 

Hibridismo c, del lat, dectmus, déci- 
mo, i del gr grámma, gramo. 

Hibridíamo c. dd iat. decímus, déci- 
mo, i el j^r. /í¡frí7, litro. 

Del gr. dipléma^ de dipíoos^ doblar 

Del gr, epigrammti, de ipi^ sobre, ¡ 
grámma^ letra. 

Del lat. trudlius^ de í negativo, i ru^ 
J:>, rudo. 

Dcíl lau specirum, especiro, i del gr, 
skoptó^ mirar. 

Del gr. síádios, medida, lugar. 

Del gr. siereÓs, sdlido, i sk&p¿ó^ mi- 
rar, exaniinar. 

Del gr. Euklides^ de cíikhüs^ gloriosa* 
mente. 

Del gr. Eupkraks^ de tuphrma^ ensan- 
chador. 

Del lat, txpcdUus, de ex, fuera, i de- 
/Mj pidñ^ pie. 

Del gr, graphis^ lápiz 

Del lat, fiíciamns, át/hccre, hacer. 

Del lat, kaáeamuSj de ^ adere, haber. 

Del gr. h€ki2íongramma : c, de hékafm^ 
ciento, \ grámma, gramo. 

Dtl gr. hekaíon^ ciento, i liíra, líiro,. 

Del ^r. hlppos^ caballo, i grjpSj gry- 
pü.r, grAo. 

Deí lal. hosíi/is^ de hüsfis^ enemigo. 



40 



FILrZ KAX03 I Dt'ART^. 



PionuQCtacíón iti có- 


rr&ñuñcúcidn co- 




rrese ta. 


rrecta. 


EriaiouxiiAí. 


Ibero 


ibero 


1 Del lat, thr^ tóérú, de don delberia« 


intervalo 


intervalo 


Del la t, inifrimllüm^ de iftUr^ catre, 
í vallum^ estacada. 


kíbiU 


kabíla 


Del árabe ^íi^í/^/, triba, familia. 


kilogramo 


kiíográmo 


Del gr, chüim, mil, igrámma, gramo. 


kil(5Utro 


kilolítro 


Del gr, chüm, mil i liira, litro. 


mausoleo 


mausoleo 


Dil lat. mausQhumy sepulcro de Mau- 

solo, xty de Caria, 


médula 


medula 


Del lat. nudúUa : de mcdius^ medio. 


méndigo 


mendigo 


Del lat. mmdkus, pordiosero. 


metamorfosis 


metamorídsis 


Dál gr. jneiamúrphósis : c. de miia, mái 
allá, i morphé^ forma. 


melem psicosis 


metcmpsicójis 


Dil gr, mdtmpsychósis : c, de mefá^ en, 
vpsych^, alma. 


milígrama 


milígráma 


Del lat, mili, müésimo, í del gr. grám- 
ma, gramo. 


miriágrama 


mi ría grama 


Del gr. myn'as, diez mil, i grémma, 
gramo. 


monograma 


monograma 


Del gr. monoí, uno, \ grámma^ letra. 


nostalgia 


nostilgia 


Del gn nóshí, vuelta, regreso, i 4/- 
gús, enfermedad, dolor. 


opimo 


opimo 


¡ Del lat. op\mus; de op£s, riqueza. 


paraleldgramo 


paralelográmo 


Del ^r. paraUéhgrammos : c, de /ara- 
¿/cío, paralelo, i gramrru, línea. 


pentagrama 


pentagrama 


Del gr. pcniagrammos; de pénle, cin- 
co, igrámma, linea. 


perito 


perito 


Del lat. ptriliny docto, experimcn- 
lado. 


plebiscito 


plebiscito 


Del lat. phbii€itmi; á^plds, plebe, í 
sdíum, de sciscere, decretar. 


poUtlacopo 


polariscdpio 


D^l gr. polos, el polo, i skopé, mirar. 


polemóscopo 


polemoscópio 


Del gr. péiem^s, guerra, i skhopcln; 

examinar. 


polícromo 


policromo 


Del gr» poljs^ mucho, i chroma, co- 

Inf 


polígloto 


poligloto 


lur. 

Del gr, púhgléioj; de pohs^ mucbo, i 
gUíia, lengua. 


represalia 


represalia 


Del fr. représaUh, 


reptil 


reptil 


Del lat rtpHlis; de rtpium, supino de 
nfjiré, arrastrarse. 


Sardatiápalo 


Sardanapilo 


En lat. Sardanapafus ; del gr. S^zrda- 
nápallús. 


meamos 


seamos 


Del lat. simus. 


sincero 


sincero 


Dil lat. siménis, puro. 


telegrama 


telegrama 


Ddl gr. fdigramma- de $fUs, Uj ^s, i 
grámim^ escrito. 


Teíéíforo 


Tclcsfdro 


DeíI gr. tila, lejos, \ phtrítn, llevar. 



r 




TRATADO DE LKNGITAJE. 



ProAuncimckbi íiko- 


rrfJitiirrcí^cióti ro 


rfccu. 


fretti. 


Tíbalo 


TibdTo 


tupido 


tupido 


vájramos 


vayamos 


vengamos 


venamos 


liaro 


zafiro 



EllMOLOGtJLS. 



Del lat TihuUus. 

Del lat síuparc^ obetrair. 

Del \^\Mmus, 

Del lat* vmgdmus, 

Ee IsiL sapphirm: del fr. jtfj 



rwríjí. 



LECCIÓN SEGUNDA. 

BARBARISMOS FONÉTICOS. 

Sp Qué son barbarisnws fonéticas ?—\^z% alteraciones desautori- 
zadas por el buen uso en la pronunciación de las palabras. 

9. En qué consisten las alteraciones fónicas? — En la adiciÓDi su- 
presión, cambio, traslación, etc., de los sonidos simples ó modifi- 
cados de las palabras. 

10. Cuándo se comete barbarismo por adición? — Cuando á una 
palabra se le añaden letras que desfiguran su genuina pronuncia-' 



PTCFnuii4:¡Acidn in co- 
rrecta. 


rroatíftciaciíSn to- 


abrrogarse 


arrogarse 


abstringencta 


astringencia 


achiquitar 

afusilar 

anasfre 


achicar 

fusilar 

anafe 


anexionar 


anex.^r 


aparragado 

apercatar 

apercibir 


aparrado 
percatar 

percibir 


arqueada (has* 
ca) 


arcada 


avaluar, 
bacalado 


valuar 
bacalao 



F.riH0U>GÍ4£, 



Del lat. arrogare: c* át ad \ rogare^ 

pedir. 
Del lat* asíringtns: c. ^^adx siringe* 

re, apretar. 
De a, i chico: del celta chic^ pequeño, 
Deywjí7:del \^X^ Jbcus^ fuego,. 
Del lat» hanáphus^ 6 del árabe aíkd^, 

tré vedes. 
Del lat, annéxuSj d¿ annecüre; c. de 

údj i ntckre^ anudar, unir. 
De a^ i parra^ achaparrado. 
De per, i Cf3/ar, ver, advenir, pensar. 
Del lat. percipire: c. átper^ i cápete^ 

coger. 

Del árabe hartada^ nuez de la gar- 
ganta. 
Dtí vale? : del lat. valere, valer, poder, 
Doi bascueiine bacalaiba^ ó del i la Ha- 
no batcalaro, pértiga de madera en 
donde se secaba el abadejo. 

4 



♦1 



FELIZ RAMOS I DUAKTK. 



PronuBciacídc iaco- 


PronunErkcLán co- 




«ectau 


iTüCia, 


EnHOLodAS» 


borusca 


boruca 


De brusca^ chamarasca^ alboroto. 


cacaraquear 


cacarear 


Del lat, cucurin^ dar voces repetidas 
el gallo 6 la gallina. 


cancharro 


cacharro 


De €acko:á^\ lat. qüasms^ quebrado, 
roto. 


coaligarse 


coligarse 


Del lat. coUigart; de cum, con, i iíga- 
re, aUr. 


curtiembre 


Curtimbre 


De curtir; del lat coriex^ corteza, 


cháncate i chin- 






easte 


chancaca 


Del azteca chiamaca^ mazapán. 


dcbalírse 


debatir 


De í/í, i baíir; del lat baíiuire 6 ka- 
iuere^ transformado por el bajo la- 
tín en buitre, hortr, golpean 


desenta (casa) 


exenta 


Del lat ixémpius, libre: edificio des- 
cubierto. 


desinquieto ' 


inquieto 


Del lat inquuius:átin\qmiius^ quie- 
to. 

De des\ puma. 


despernancar 


despernar i 


desplayarse 


explayarse 


De íjf, iplaja^ extenderse, dilatarse. 


destornudar 


estornudar 


Del lat. siernuiare^ estornudar. 


edictor 


editor 


Dellat édiior : át tdere, ediium^ pubU* 
car, manifüStar, 


elaboratorio 


laboratorio 


De labor :átA lat Mbor^ trabajo. 


emburujar 


embrujir 


De en, \ bruja: hechízir, encantar. 


emburujar 


aburujir 


De a, i burujo, borujo^ hollejo. 


empella 


pella 


Del lat pila, pelota. 


enamoriscarse 


enamoricarse 


De í«, Kamor, prendarse levemente. 


encurrucarse 


acurrucarse 


Del lat, corrugare, de cum, con, i ru- 
gare, arrugar 


esclavijísta 


esclavista 


Del lat sciávui, esclavo. 


evaloracidn 


valoraciún i 


De valorar: del lat vahre, valer, po- 
der 


haiga 


haya 


De haber: del lat haber e^ teñen 


hoja de lata 


hojalata 


De hoja i laía, hoja extensa. 


innopia 


inopia 


Del lat. innápia : de inops, pobre, c. de 
í>ij i ops, opis, favor, auxilio. 


lamber 


lamer 


Del lat ¡amlcr, lamer 


Hjiviación 


Itjjvación 


De lat. li^vivia^ lejía^ 


lioviznear 


lloviznar 


De Uü-vizna, de llover: en lat plmn. 


mosquete 


moquetí 


De wííírp.^del lat mucus, moco. 


noscivo 


nocivo 


Del lat mchus, dañoso. 



1 Como la partícula des añade al nombre una idea contraria de fa qtie 
tiene, desinquielú querrá decir lo contrario de i /f guíelo, 6 sea quietoj luego 
basta decir guíela ; pero los que dicen Jes inquieto ^ no quieren decir quieto^ si- 
no trtquíetOt 



i 




TRATADO 01 LENGUAJE. 



4S 



Proaiinc: Liado inco* 


Frcntmtbtri^n co- 




rrecta. 


Fretid, 


ETIWOtOCÍAS. 


objecto 


objeto 


Del lat ohjectus^ chjacirt: At ob^ {jm- 
eere^ arrojar* 


pamplinada 


pamplina 


Del %2Í[\t%o pamplina^ pamema. 


pegcste 


pegote 


jy^ pegar: de/ix, picis, la pez. 


presupuestar 


prctu poner 


De/rí, pro, i suponer. 


priesa 


prisa 


Del \^X. prtssum, á^ prenurt^ apretar. 


queresa 


cresa 


Del lat. crescére, nacer, formarse. 


reasamir 


resumir 


Del lat. resumiré.'- de re, i sumirá, to- 
mar, reducir. 


replantigarse 


repantigarse 


De re, i el lat. pankx, panikis, pinza. 


requisicionar 


requisar 


Del lat nquirtre: de rt^ i quiErert^ 
\ buícar, inquirir. 


resumirse 


rezumarse 


De rt, i de zumo. 


saslisfacciüti 


satisfacción 


Del lat, satis/acere: á^ satis, bastante^ 
i /acere ^ hacer. 


tiáih^ 


traía 


De íraer: de irahtrt, tirar hacia sú 


valorizar 


valorar 


De valor \ del lat. valere, valer. 


victorear 


vitorear 


Del lat TÍnare^ vencer: decir vítores. 


víctore» 


vítores 


Del lat. vincere, veticer. 


vide 


vi 


De ver: del laL vid^^, ver. 



ir. Cuándo se cometen los barbarismos por supresión?— Cuan- 
do indebidamente se quitan letras en la pronunciación de la$ pala* 
bras. 

12. Con qué nombres se conocen estas alteraciones? — Se les 
llama aldeanismas, ranchen smoSt fíiarinerisnws, ^ilanisnws^ etc., 
etc., V. g.: 



Frofinnt^iÉicíón inco- 
rrtCEi. 


Pronunciación co- 
rree U* 




alante 


delante 


De í/f/, de él, i ante, delante. 


apachurrar 
arrevesado 


despachurrar 
revesado 


De dispanzurrar : de de^ i pan^a. 
Del lat. reverter: de rí, i verkr^ vol- 


asp«ido, espea- 

do 
áua 
cambullón 


despeado 
1 agua 
cambalache 


De des^ \ pie. 

Del lat, aqua, ag^ua. 

Yin cambiar: del lat. cambiare. 


carrada 


carretada 


De carro\ del lat. carrus, coche. 


concuño 


concuñado 


De con^ i cuñado : del lat, cognaius, pa- 
rienie. 


costante 


constante 


Del lat. cms/ans, de conslare^ cons- 
tan 



44 



FELIZ EAHOS I DI/ARTE^ 



zréCUL 



Proniincbícida oo» 

ITCCU. 



EtihoijogIa!!. 



cudiáo 

curtido (salsa) 
dolor 

eminente (pelí* 
gro) 

empaquetado 

(hombre) 
esquita 

expresa 

inocuo 

inorante 

ispcctor 

ttamo 

kilo' 

11 laya 



constitución 

cuidado 

encurtido 
doctor 

inminente 

paquete 
esquiata 
expreso 

inn<5cuo 

ignorante 

Inspector 

díctamo 
kilogramo 

lilaila 



madrasta 


madrastra 


mantención 


manutencidn 


maremán 


maremagüum 


marrulla 


marruUetía 


mensal 

Meni-gtldo 


mensual 
Hermenegildo 


mortorio 
notálgía 


mortuorio 
nostalgia 


ojeto 


objeto 


otomía 


anatomía 



t Voz que s<5lo tiene nao como 
significación de mil (Academia). 



D^ consíííutr :át\ht cümtitutre; c. de 
ium^ con, i siúíuen^ establecer. 

De iuidar: del lat. cogitar t, cóglart, 
pensar. 

De en, i curÜdo. 

Del lat- dúclius^ de düctu^ enseñatr. 

Del laF. inmminí: de m^ i mincn^ ame- 
nazar. 

Del iíí^\é% packti ■ át pack, fardo. 

Del lat. exprtssus: de exprimiré, €i< 
primír, expresar. 

Del lat. innocuus : de f», i n&cuns, no- 
civo. 

Del lat. ígnarus, ignorante: de ;>i, i 
gnaruSj que sabe* 

Del laL impkior: de m, i spictre^ exa- 
minar. 

Del gr, dikiamnún, planta. 

Del gr. chilioi^ mil, i grámma^ gra- 
mo* 

£n valenciano itlalia, treta: del ará- 
bigo le iiáh illa QÜah: no hay máa 
Dios que Alá. 

Derivado de madre, con desinencia 
peyorativa^ 

De manukr: del lat. manas ^ \ imire^ 
guardar, defender. 

Del lat. máre^ mar, i magnum, gran- 
de. 

Del árabe maharrana, cosa probibl- 
da. 

Del lat mensí/ah'i : de mm^is^ mes. 

Del godo trmangüd^ el que distribu- 
ye á los soldados. 

Del lat. pwriuus^ muerto. 

Del gr. nüstos^ vuelta, i algia ^ enfer- 
modad, mal de la tierra. 

Del lat. objecíus: de oby i jaccn^ arro* 
jar. 

Del gr, anaíomé: de ana^ al través, i 
iomé^ cortar, 

preíijo de vocablos compuestos con la 



TRATADO DI LIXCUAJK. 



45 



FrübunciodiSin Uica- 


PíoinmciaciKyn ^u- 




rre:ta. 


rrctliL 


triHOLOClAS. 


padrasto 


padrastro 


T}^ padre, con desinencia peyorativa. 


postema 


apostema 


Del gr, apo^ separado, i de üiemi, es- 


prao 


prado 


Del lat. práíuní, de parare, preparan 


Rafél 


Rafael 


Del hebreo rapha, el cura, i El^ Dios. 


siquitraque 


triquitraque 


Voz onomatopéyica tomada de irm^ 

irte. 


Ugcnio 


Eugenio 


Del gn en, buena, i ^£^/í?j, raza. 


Ulogio 


Eulogio 


Del gr iu, buena, i hgoí, palabra. 


Uscbio 


Euaebio 


Del gr eu^ buena, i setas ^ piedad. 


UsUquio 


Eustaquio 


Del gr £U, bien, i siachrs^ agudo* 



13. Cuándo se comete barbarísmo por cambio de letras, sílabas 
ó palabras? — Cuando se pronuncian unas letras por otras, desfigu- 
rando el valor ortológico de las palabras, v. g.: 



PronutiCkíción into- 
rreeta- 



rrtci I, 



Ll laiDLOCkAS. 



aborígenas 

achiicbarrar 

adméífera 

Alifonso 

antecriato 
antidiluviano 

añídir 



abüTÍgenes 
achicharrar 
atmósfera 

Ildefonso 

antícrí^to 

antediluviano 

añadir 



apolismarse 


aporismatse 


aposm orático 


apo&modáiico 


arrcfaldado 


arrufaldado 


arrevesado 


enreveaado 


batbiqa! 


berbiquí 


bergar 


brejííiT 


Birján 


Briján 


bocarada 


bocanada 


boleto 


boleta 


borundanga 


burundanga 


cabresto 


cabestro 


cachorro (gT03*n>) 


cazurro 



Del lat. atfortginis: át ab^ síncopa de 
ahs^He^ sin, i origo^ origines , origen. 

De chkharrar : del lat, cüada, ciga- 
rra. 

Del gr. almos j vapor, i sphaíra^ es- 
fera. 

Del radical g<5t. lid, í /ms, 6 /um, 
ardiéme. 

De anti, contrario, i crisio. Cristo. 

De a7jh\ antes, i dihnnanú^ diluvio. 

Del laL addtre^ agregar; c, de ad, ccr- 
ca^ i darf, dar. 

Del gr. aporeó, no poder: c. de íi pri- 
vativa, {poros, paso. 
^ Del gr, aposmékQ, enjugar, secar. 
! De arrn/ar, envanecerse. 

De cñ, i revesado: del lat rtveriert^ de 
rí, i verhn^ volver* 

Dííl flamenco windelhohrm : de itnndei^ 
dar vueltas, i hohren^ agujerear. 

De brega: del lat, briga^ riña- 
Derivado de boca : deltat. bum^ boca. 

De bula : del lat, ¿nZ/a^ señaL 

Del port. hurundunga, confusión. 

Del ¡al. capisirum: de capen^ coger. 

Del aráb. fad2ur^ malo. 



46 



FILIZ RAMOS t BUARTE. 






camapé 



camella 

cañaiitola 
careada 
car t baja 
carnecería 

cárpele 

cartolina 
cervidíllo 
cloqaillas 

contraversia 

cucurucho (azú- 
car) 
churruscarse 

dcntrífico 

desarrajíir 

descuajeringaíSc 
desmoronar 

dispensero 



dís varear 
drajéa 

em bajes 

embarañar 

emposmar 



especies 
esperavin 

espernancarse 

estilla 
eidfaga 



Pro&tmcbción co- 



canapé 



gamella 

cañaflslula 
cariado 
cabizbajo 
carnicería 

carpeta 

cartulina 
cervigulHo 
cuclillas 
controversia 



cog^ucho 

zurruscarse 

dentífrico 

descerrajar 

descuajaringarse 

desboronat 

despensero 



desvfiriar 
grajea 

a m bajías 

enmarañar 

aposmar 



especias 
esparaván 

esparrancarse 

astilla 
esófago 



^riMOLOGJAS. 



En lat. conopmm^ mnopium^ mosqui- 
tera; del gr, konópmn^ At Umps^ 
mosca. 

De la raíz tam^ cama, ^amha; piezas 
arqueadas del yugo. 

De caña, i fisiuia, por cassi/kiula. 

De caries: del lat. cárks^ Ulcera* 

De cabtza i baja. 

De carm: del íaL caro, carnü^ de ca- 
rere, carecer» 

Del fran, carpeíie, cubierta. 

Dim» át carian, deriv, de carta. 

De cerviz; del lat. cervíX, cogote. 

De ciuequiiiüi, cíaclillas, cudiHas. 

DtcoTttroverítr: del ¡at. conlroüerUrt, 
de contra, i verteré, volver. 



De zurrarse, irse de vientre hivolun* 
iatiamenfe. 

Del lat deniifricium: de dms^ diente^ 
\ fricare^ fregar. 

De des, i ierra ja. 

D<; 1 bable tscuaxat itrga r ^ d e s t ri pa r. 

De des, i borona; del bable loroña, 
pan; desmigajan 

Dq despender : del lat. dispcndtre^ de 
dts, i pmderc, pensnm^ P^%^^f gas- 
tar 

De d¿s, i variar. 

Del hzsc\í^x\%^ grachca, grano menu- 
do; 6 del gr. iragctíiaia^ golosinas, 

Dtíl lat. amlhíges: de amb, alrededor, 
i agere, llevar, mover. 

De en^ i maraña, enredo. 

Síncopa de apostemar: del gr. aposté' 
ma, de apo^ separad tSn, istími, es- 
tar. 

Del lat, species, especia. 

Del alemán spariuari/ de donde sper-^ 
br¿^ el gavilán- 

DeS i tal, spatancare, abrir enteramen* 
te, por completo. 

Diminutivo de asta. 

Deí gr, oís&pkágosíjc, de oió, yo llevo, 
futuro oisa, i áf: p/tagein^ cerner. 



TIATADO DE LEN'GL-AJE. 



4f 



Pronnacudíii iui»- 


Pfonimciaciíiiri en. 




rrecta. 


necia, 


EriMOLCKiÍA.-i. 


eipléndido 


espléndido 


Del lat spkndídtis, liberal , magnífico. 


t^pontáoeo 


espontineo 


Del lat. sponíaneusr de ^ponU, volun- 
tariamente. 


fofo 


fofo 


Del neerlandés po/, hinchado, abo- 
tagado. 


fdlco 


r<5Uo 


Del WLfilium^ hoja. 


fugo 


jugo 


Del lat. síHcns, suco. Jugo. 


girgüelo 


garguero 


^cgar^an/a:át\ lat. gurgu^ abismo. 


garraspera 


carraspera 


De carro, i raspar: que raspa la gar- 
ganta 


garrete 


jitrctc 


Det cfnrico gár^ muslo; en bretdn 
gar^ libia, ú hueso de la pierna. 


gor^origmo 


borborigmo 


Del gr. borborygmés^ ruido de tripas. 


hebdomedario 


hebdomadario 


Del gr* ktbdómadQs^ la semana. 


humasera 


humareda 


De humo 


ignoble 


innoble 


De in, i mhh; que no es noble. 


islabón 


eslabón 


Del aragonés íj/ííiííí, pendiente lisa. 


J4lar 


halar 


Del antiguo alto alemán hahn, tirar, 
arrastrar. 


Jamo 


hamo 


Del lat. hamus, anzuelo. 


jerrumbre 


herrumbre 


Del \^l. Jirrumm, áñ/¿rrum^ hierro. 


jargar 


hurgar 


Del castellano antiguo furgar, mo- 


lucho 


duchn 


Del lat, ducium, ducerc^ conducir 


luüir 


ludir 


En gallego /«ir, gastar; del lat. imn^ 


11a mará sea 


chamarasca 


lavar» 
Del lat. flamma, la llama- 


malagradecido 


desagradecido 


De ihs, j agradictr. 


manguardia 


vanguardia 


De avante^ delante, \ guarda. 


mediumundo 


meditabundo 


Del latín miditahundus, á^ medtiari^ 
pensar. 


fncTCOcba 


melcocha 


De me¿-€ücium, miel cocida. 


mesan a 


vesana 


Del lat, venus, vuelto, labrado. 


moñíga 


boñiga 


Del lat. büinnum, de bos, búvis, el buey. 


morimundo 


moribundo 


Del latín morilnmdus] de tnorin\ por 
rnori, morir. 


moscabado 


mascaba do 


De mas, i acabado. 


muerdehuye 


mordihuí 


De VI orden 


pacha 


baji ; 


Del árabe báchá. jefe, tomado del tur- 
co pac ha t de bach^ cabera. 


pachotada 


patochada 


lytpaiú, pata, patada, disparale. 


peritaje 


pericial 


Del laE, ptriiia, maestría. 


pigüela 


pihuela 


D^pjhita^ correa, piola. 


polA^íiera 


polvareda 


Dtpúivú, 


polverolenlo 


pulverulento 


Del lat, piílveruhnius, de pubis ^ pol- 


regalgar 


rejalgar 


vo. 
Del árabe rehchalgar^ arsénico* 



^ 



48 



FELIZ RAMOS 1 DUARTfi. 



Protiuiii:iJtciiÍn meo- 


Pr^unciiicián co- 




rrecta. 


rtedad 


KlTUOLOCUS. 


regado 


recazo 


De recaioH, re;;atdn^ parte de cuchilla 
opuesta al filo. 


lebiatado 


rabiatado 


De rabo, i aiado. 


sajornarse 


sahornarse 


De sub'hornarsi : de jfif¿, i horno, es- 
coceíse. 


sarpallido 


salpullido 


De saJpuga, hormiga brava de Áfri- 
ca: de soli/uga, qoe huye del sol. 


tarraja 


terraja 


Del aiáb* iaraca^ amartillar. 


tarrada 


; atarraya ( anti- 






cuado) 


Del árabe af-íarráha^ especie de red, 


torreja 


torrija 


De ÍQTrar: del laL iúrnrt^ secar, de- 
secar 


trichina 


triquina 


Del gr. fhrtquíms, delgado; de thrix, 
ihriküs, cabello. 


trochi moche 


trochemoche 


De trochar^ tronchar, t mochar^ dísm^- 
char. 


vericú 


biricú 


Del francés Iridtrmt^ lo que brida el 
cucllOp 


vocerío 


vocería 


De vüz: del lat. vox, twm, voz. 


yéndo/if á buscar 


yendo á biloca r/í 


Vendo, deriv.^do de ir. 


zarafna^ulíón 


zimaragulldn 


De somo^urjon: del lal. sulmtrgtrí, 
sumergir. 


zorra pastrosa 


sarra pastrosa 


De zarrapasira: del bascongado s*- 
rrapjjíra^ 6 zaparrasSra, zarpa, cas- 
carria. 



LECCIÓN TERCERA, 



CACOIONU. 



14. Qué es cacofoma^-^^FA sonido desagradable que resulta de 
la repettción frecuente de unas nitsmas letras ó sílabas. 

15. Cuál es la etimología del vocablo cacofúmar-^Vtoztáñ del 
griego kakophúnia; de kakos^ malo, i phoné (foné), voz, sonido. 

16. Qué fenómenos fónicos pueden resultar del encuentro de dos 
vocales? — El hiato^ la coalcsccncia i la dision, 

17. Cuándo resulta el ///¿i/e?.'^— Cuando en una dicción ó en los 
extremos contiguos de dos palabras se emiten sonidos fundamen- 
tales puros continuos, prolongando la misma posición del organis- 
fno oral, v; g.: S^ríivedra, d/í//nvlro, Wr, crffr, pZ/simo; d^- H, ú fU 
otrc? <?S0p 



F 



TRATADO VIL ttJí6UA}JI, 4^ 



iS. Cuándo resulta la coalescencia ó contracción? — Cuando se 
juntan en diptongo do^ vocales ó en una sílaba larga, formando 
una sílaba, v. g.: airtasUís, laurfascis; estr annigo {\}é d casa. 

19- Cuándo resulta la ¿-//jíV/i,^— Cuando una vocal absorbe á la 
otra i la hace desaparecer, v. g.r a!, dd, por á él, de él; preier, k- 
pnndcr^ de preveer, reprehender. 

20, Qué defecto antteufónico debe evitarse? — La asociación de 
consonantes dificilmente combinables, ya por incoherencia de su 
respectivo juego, ya por la dureza que pueda producir un concurso 
violento ó repugnante á la índole de la lengua, v. g.: tm^sis^ psi- 
colegía, jr/iritUp/íalmo. 7Ai^/emotecnia, por mésisó tenicsis, sicolo* 
g(a, espíritu, salmo, nemotecnia. 

ai. Qué otro vicio anticufónico debe evitarse? — La duplicación 
de iguales sonidos modiñcados, exceptuando la n, ' v. g.: aWate, 
dí//erencia, di^icilis, a^^avare, có;;/;/¿odo, a//arato, atv/uirere, li- 
Wcra, gu//a, Ujjo, ^ por abad, diferencia, difícil, agravar, cómodo, 
aparato, adquirir, letra, gota, liso. 

22. En qué caso se falta á la eufonía?— En la proximidad de ar- 
ticulaciones idénticas, semejantes, ó entre sf embarazosas para la 
pronunciación, v. g.: c¿>jcr rama, rste iaiismdít^ naar ceUstial^ mil 
malt's^ etc, 

23. Se comete cacofonía en la identidad ó grande analogía de 
los sonidos articulados contiguos? — Sí se comete, i con mayor ra- 
zón si las terminaciones de las voces producen el sonsonete de con- 
sonancias ó asonancias prohibidas por regla general en la prosa, 
V* g. : ii queso que quiso; he dispuesto el tiesto; cazar la garza en la 
zarsa; la zorra rozo la rosa, etc. 

24. Cuándo más se comete el vicio cacofónico? — Cuando se cam- 
bian las articulaciones ose suprimen, v. g.: sordao por soldado; 
£üevo por huevo; salao por salado; prao por prado, etc. 

25. En qué otros casos se comete cacofonía?— Cuando se tiene el 



1 Las ce, ¡I, rr ion unas mismas letras dobles, como en acdén^ p&ih, 
carro. 

2 En 1763 el Senado académico desterró por completo el uao de las dos 
ss con que se escribían algunas f alabras castellanas. En ei siglo XIII, at 
TomanceaTse las voces latinas, las consonan tea sufrieron notable atteraciÓD, 
Dt guita se formó gota, de ducca beca; se suprimieron algunas consonantes 
dobles, convirtiéndose en sencillas, v, g*r ce, cf, II, pp, ii^ en vacca^ tracía- 
rij coIla^uÍQ^ appiicart^ atimuarty hoy vaí^, tratar, coloquio, aplicar^ atenuar. 



B^: 



50 FELIZ RAMOS I DUARTS, 



vicio de cecear ó de sesear, v. g.: C€^ ci por se^ si; corasen, rasen, 
en vez de corazón, razón. 



LECTURA. 



1. Qué es hcr-"^ — Reproducir en sonidos distintos i agradables 
las palabras i pensamientos representados por medio de signos vi- 
sibles. 

2. Oüées ¡ccíura-^—'Ld. traducción exacta del lenguaje escrito al 
lenguaje oraL 

3. De cuántos modos puede considerarse la lectura?— De tres; 
como ar¿é rjcaí, como operación mcHtal i como clúcucion. 

LECCIÓN PRIMERA. 

ENSEÑANZA DE LA LECTURA COMO ARTK VOCAL 

4. Es fácil la lectura en voz alta?— La lectura en voz alta exige 
tal perfección en los órganos^ tanto tacto, gusto i sentimientOp que 
es mjy difícil el saber leer. ' 

5. A qué debe atenderse con preferencia en la parte técnica del 
arte de la lectura? — Al cultivo de la voz i de la pronunciación de 
los sonidos i de las palabras. ^ 

6. A qué puede referirse el cultivo de la voz para la lectura? — 
A la emisión de los sonidos articulados, según se presentan en las 
palabras, ó bien á la de los sonidos con relación á su^ cualidades 
propias para la elocución. 



1 Aquí no se tr¿ta de establecer qd método de enseñar í leer, sino de ex- 
poner aironas réjalas sobre la teoría de la lectura. 

1 En Españ jj Zorrilla, i en Francia, Legouvé, se bau distinguido en gra- 
do eminente en el arte déla lectura. 

3 Fdra enscñir á hir him es necesario que el maestro conozca la música, 
U es.éiica, k literjitara, la gnunitíca, la fisiología, la higiene, i tenga pro- 
fando conodmiento dd idioma para poder apreciar sos bellexas, sos más 
deücaios matices expresados por la palabra. 




TIATADO DK LENGUAJE. $1 



7. En qué consiste la pronunciación? — En pronunciar las pala- 
bras al ver los caracteres que las representan, ó al oír recitar los 
nombres de esos signos elementales, ó de los sonidos represen- 
tados por ellos. ^ 

S. Qué se debe tener presente en la emisión de los sonidos sim* 
pies i modiñcados? — Que la pronunciación sea clara í correcta* de 
manera que no resulte confusión en la emisión de la ¿¡ la v, de la 
//i l^y, de la ^, r, i s, ni en la de la ^ i la / cuando son fínales de 
sílabas. 

9, Qué métodos se emplean para enseñar la pronunciacióní-^-El 
sinu'licú i el de asociación: por el primero se enseña al discípulo á 
nombrar ¡ á observar los caracteres de que se forman las palabras, 
i á emitirp en combinación^ los sonidos representados por aquellos; 
por el segundo se. hace que el alumno asocie los nombres de las 
palabras á sus formas. 

la Con qué otros nombres se conoce el método sintético?^ — Con 
los nombres de método alfabético^ fénico \ fonético. 

11. Cómo se principia la enseñanza de la pronunciación por el 
método atfabético?^ — Después de que los niños conozcan perfecta- 
mente todos los signos del alfabeto, se les hará indicar i nombrar 
Us letras de cada vocablo, ¡ luego pronunciar las palabras corres- 
pondientes, principiando por las monosílabas que no tengan letras 
quiescentes, i progresivamente se irán proponiendo voces disílabas 
i polisílabas, 

12. Cómo se ensena la pronunciación por el método fónico? — Se 
principia por dar á conocer oralmente á los niños los sonidos ele- 
mentales del idioma, i en seguida Jos caracteres que los represen- 
tan; luego se les enseña á combinar los sonidos para formar voces^ 
debiendo empezar por las vocales, continuar con la^ consonantes 
sencillas, después las dobles ó compuestas, i las dicciones monosí- 
labas, disílabas i polisílabas. 

13. Cómo se enseña la pronunciación por el método fonético? '^ — 



1 La pronunciación de las palabras recibe modificaciones en la decláma- 
ciÓD, en la lectura i en la conversación (Dueñas, Ortología, pág. 41), 

2 Hay profesorea que emplean un procedimiento fonomímico^ semejan* 
te A.I inventado por Mr Grossclin, para enseñar la pronunciación, v. g. ; 
principian pronunciando una frase, lue^o ponen rayas rectas representando 
ks palabras^ curvas representando las filabas i puntos representando las le- 



|t FEUZ EAMOS I DU^RTE, 



Se principia por enseñar juntamente los sonidos elementales ¡ las 
signos que los representan; después se pasa á las combinaciones 
de dos, de tres ó más sonidos, harta llegar á las que forman las pa- 
labras más larcas. 

14. Cómo se procede por el método de asociación? — La pronun- 
ciación se aprende asociando los nombres de las palabras con sus 
formas, sin hacer detenida síntesis de los nombres de las letras ni 
de los sonidos representados por ellas; pero que, desde lueg^o, el 
alumno ha de aprender los signos escritos equivalentes á las pala- 
bras pronunciadas, principiando por las más fáciles i que signifi- 
quen cosas de mayor ínteres para los niños, como pí7rif hz, gato^ 
fior^ mamá, papá, cama, comida^ etc. 

15. Qué exige la gimnasia de la pronunciación?— Que se cuUíve 
esmeradamente la voz como instrumento de la expresión, porque 
es imposible leer bien cuando la voz ó la articulación es defec- 
tuosa. 

16. Qué debe hacerse antes de dar principio á una lectura des- 
conocida?— Se debe dar una rápida ojeada al cuerpo del escrito, 
haciendo ejercicios de emisión de sonidos i de pronunciación de pa- 
labras, 

17. Qué se entiende por modulación ew la lectura? — El tono fijo 
sobre que se coloca la voz, siguiendo con movimientos casi conripa- 
sados transiciones imperceptibles, inflexiones ligeras i movimientos 
rápidos i variados, 

iS. Qué comprende la modulación? — La cantidad^ CAtensión^ ^m&~ 
vimisnto i calidad de la voz, 

19, Qué es cantidad de la voz?— La fuerza con que pueden emi- 
tirse los sonidos, 

20» Qué accidentes de la lectura se refieren á la cantidad? — La 
entonacíén^ el énfasis, la ligadura, el acento tónico í el acento t«/- 
trico. 



tras^ Así, la frase *'EI hombre bueno es respetado," se emiten pausada men- 
te las cinco vocea i se represen latí con _ci_ jao nibre- bugno j^ Tg*peiado 
las cinco líneas siguientes: "^ r^.'^ Tr:^ "rT ?^^^r^n^. 

debajo se ponen las curvas representativas de tas sílabas i después los pun- 
tos representativos de las letras ó sonidos. Después se escriben las letras 
correspondientes i, los puuto>i, se enseña, por el procedimiento de Grosse- 
lin, sus sonidos, sos nombres, las sílabas que forman 1 las pfttabras, Acjttí 
se eiDp!ea primero el método analítico i luego el sintético* 



TftATADO &ft LISGLAJS. fj 



2i> Qué se entiende por entoaación en la lectura? — La harmonía 
que resulta entre el contenido del escrito i la pronunciación del 
3cctor 

Hay sentinnientos que es preciso expresar en voz bají i suave» í 
otros que la requieren alta i fuerte (Wickcrshann}- 

22. A qué se llama tono fijo ó nota fundanuntat de la modula* 
ción?— Al sonido particular que le sirve de base, i al que se refie- 
ren todas las inñexiones. 

25, A qué se da el nombre de expresión en Ir, lectura? — ^A los 
diferentes tonos que manifiestan la pasión i los diversos sentimien- 
tos del alma. 

Los taños expresivos deben caracterizarse en la lectura con al- 
guna menos vehemencia que en el lenguaje familiar (J, Avendaño), 

24. Cuántos son los tonos de la voz?— Tres: alto^ mediano i bajo^ 
proporcionados á las diferentes distancias. 

**E1 que lee enalta voz debe procurar usar el tono mediano, ' que 
es el que conviene también á la conversación i aun á los discursos 
públicos." Si perjudicial es el abuso del tono alto, no lo es menos 
el abuso de las notas bajas i aun de las graves; porque conduce á 
la monotonía i sus efectos son lúgubres, sordos i pesados. 

35. De qué depende la cantidad de la vo2?— De la fuerza de los 
pulmones. 

Todo buen lector debe saber cómo ha de usar la voz para emitir 
á su arbitrio sonidos fuertes ó suaves. 

26. Cómo se aumenta la fuerza de la voz? — Por medio de pru- 
dentes ejercicios de respiración, así como repetidas lecciones sobre 
la manera de emitir sonidos de letras, sílabas, palabras i frases» con 
diferente grado de intensidad. 

2j. En qué consiste el arte de la respiración.^ — En saber dirigir 
el aire, tanto en la inspiración como en la espiración, de manera 
qae el lector pueda ejecutar todas las modulaciones, énfasis, ca^ 



1 Cuéntase que Mr. líenyer, en cierta ocasidn, pefdi<5 un pleito por ha* 
bsr empezado su defensa en lono demasiado alto, sin darse cuenta de elto. 
La fatiga pasó pronto de la laringe á las sienes i de éstas*a] cerebro; ta inte- 
ligencia se puso en tensión^ porque el órgano estaba demasiado tirante: se 
confundieron sus ideas, i B^rryer perdió una parte de sus facultades inte- 
lectuales, porque no había pensado en baj^r de la cima i qut; había subido 
al cíímcnzir (Legouvé^ Ei Arte de la Lectura). 



54 FELIZ RAMOS I DUARTC 



dencias i expresiones correspondientes, sin demasiado esfuerzo de 
respiración. 

28. Qué es lo priníiero que debe hacerse al comenzar una larga 
lectura?— Aspirar profundamente (de suerte que se abastezcan bien 
los pulmones), i gastar el aire con economía, para no verse ex- 
puesto á dar esos ruidos que forman los golpes de aspiración llama- 
dos hipidos, 

''La inspiración debe tomarse de la base del pulmón, del dia- 
fragma; porque si se aspira desde la parte superior del pulmón, la 
provisión de aire que se hace es muy pequeña í se gasta con faci- 
lídad/' 

29. Cómo deben hacerse las aspiraciones en el curso de la lec- 
tura? — Es necesario tomarlas antes de acotar completamente el 
aire de los pulmones; i á fin de disimular las aspiraciones repetidas, 
se hacen especialmente delante de la aA"^ e 6 de la o, es decir, en 
los lugares en que, abierta la boca, permite aspirar ligeramente sin 
que se note. ^ 

30. Qué se entiende por énfasis^ ligadura i acento? — Énfasis es 
la manera de reforzar el tono en ciertas palabras de una cláusula, 
ó en ciertas cláusulas de un párrafo; la ligadura es el resultado de 
la diminución; i el acento consiste en la cantidad de tiempo inver- 
tido en la emisión i en la más ó menos elevación del tono. 

"El uso del énfasis es la mejor prueba de si se sabe leer bien. 
Por tanto, el maestro deberá hacer que sus discípulos ejerciten los 
órganos de la voz, de modo que puedan dar tanto énfasis como 
convenga i en donde sea oportuno. Los ejercicios de énfasis pue- 
den hacerse pronunciando una letra ó palabra varias veces con el 
mismo grado de fuerza, i aumentando ésta á ciertos intervalos, ó á 
una señal dada.'' (Wickersham, Métodos de Instrucción). 

31. Qué es extensión de la voz? — El espacio comprendido entre 
cierto número de grados de la escala tónica, incluyendo notas ba- 
jas i altas. 

32. Qué es inflexión de la voz? — El cambio que experimenta en 
la pronunciación al pasar de un intervalo á otro, deslizándose fá- 
cilmente nota por nota de la escala diatónica. 

33. Qué es movimiento de la voz? — El grado de rapidez ó velo- 
cidad con que se emiten los sonidos. 



I (Véase Legcuvé, El Arte de; la Lectura). 



TRATADO DE LENGLMJK. 55 



34. Qué son pansas en la lectura?— Las suspensiones de la voz, 
á fin de que descanse el lector, ó át dar sentido á lo que se lee. 

35. Cómo se dividen las pausas? — En orío^rdficas i retóricas. 

36. Cuáles son las paifsas ortográficas.^ — Las que indican los 
signos de la ortografía, v, g.: la coma indica una leve pausa; el pun- 
to i coma, los dos puntos i el pinito fina i\ otras progresivamente 
mayores, etc. 

37. Cuules son las pausas retoricas j^—'L^s que requiere el senti- 
do de lo que se dice ó lee i no van indicadas por ningún signo de 
ptintuacíón. 

38. Qué es calidad de ¡a r'¿3r r*— La capacidad que tiene para emi- 
tir todas las variedades de los sonidos vocales. 

**Las variedades de la calidad de la voz, aplicadas á la lectura, se 
llaman tonos, que son el lenguaje del corazón, ! nada hay que re- 
quiera más delicado manejo en lo relativo á la modulación/' 

39. Qué vicios de pronunciación se oponen á la buena lectura? 
—El ceceo, el rotacismo, el checheo, el yeísmo, la balbmencia, cl gan^ 
gueo, la tartamudez, etc., etc. 

LECCIÓN SEGUNDA. 
enseSanza de la lectura como operación mental* 

40. Para leer con destreza i propiedad basta únicamente el cul- 
tivo de la voz? — No; porque por bien cultivada que se tenga la voz 
no se puede leer bien si falta inteligencia para pensar i corazón pa- 
ra sentir. 

41. Qué hay que tener presente en la lectura como operación 
mental? — Que se debe considerar con relación á la inteligencia \ 
con relación á las emociones, 

42. Qué se debe tener presente en la lectura con relación á la 
inteligencia? — Que nadie puede leer bien lo que no comprende- 

"Nadie podrá leer bien una composición si no es capaz de poner- 
se en lugar del autor, si no penetra en su espíritu para ver to que 
él vio i comprender lo que él comprendió/' (Wickersham). 

43. Qué cuidados exigen los ejercicios de inteligencia por medio 
de la lectura? — El de habituar á los niños á 6jar la atención en lo 
que leen, á reflexionar sobre ello i á expresar con facilidad sus 
juicios por medio del lenguaje. 



5*^ FILIZ &AUOS 1 DtJARTI- 



44. Cómo debe el maestro preparar á sus discípulos para una lec- 
ción de lectura?— Además de lo relativo á la vo2 i al tono^ debe 
enseñarles el signiñcado recto i figurado de cada palabra, i nunca 
poner una lección de lectura que sea incomprensible para sus discí- 
pulos* 

45. Qué debe hacer el maestro para conseguir que sus discípulos 
lean bien? — Debe hacerles atender á la dednición de las palabras, 
á la forma 1 construcción de las oraciones, á los signos de puntúa* 
ción, á las diversas figuras empleadas en la composición, i ense- 
lvarles á apreciar el valor de cada uno de los vocablos, frases i cláu- 
sulas de la lecciónp para que aprendan completamente el lenguaje 
del autor que lecn^ i sepan apreciar su estilo. ' 

46. Qué ventajas consigue la persona acostumbrada á estudiar, 
á pensar, á leer libros buenos i á oír conversaciones escogidas?— 
Que desarrolla admirablemente su sagacidad mental i fácilmente 
percibe el significado de una palabra» el vigor de una expresión^ la 
tendencia de una ñgura, la oportunidad de un ejemplo, el valor de 
una alusión, la fuerza de un argumento i la intención de un dis- 
curso. 

47* Para leer bien, basta solamente comprender el significado de 
io que se lee?— No basta sólo comprender el significado de lo que 
se lee; sino que es necesario saber apreciar el sentimiento expre- 
sado en lo que se lee. 

48. Por qué no puede leer bien el que no es capaz de sentir?— 
'*Porque quien nunca ha visto nada bello, ó no ha sentido gozo ni 
compasión, ó no ha sabido apreciar un chiste, no podrá leer bien 
sobre la belleza, la alegría, el dolor ó la agudeza/' 

49. A qué debe atender más el maestro en la lectura de toda 
composición? — A la relación de la expresión lingüística con la na- 
turaleza del pensamiento i del sentimiento; de manera que la men- 
te del discípulo vea transparente el lenguaje de lo bello, de lo 
verdadero ¡ de lo bueno. 



i Antes de leer un írozji, el discípulo de:beiá saber pronuncííir U^ piila* 
hfHSí, dtfiníf las, comprender el a^unU), explicar el lenguSijV, darsi' c vu'Tita de 
\'j% sígaos ortográficos é indicar lo q^je sea verdadero, bello i l-n ivi ^n d 
senuniicnio, 






TCATADO DE LEKGUAji, jjf 



LECCIÓN TERCERA. 

ENSEÑANZA DE LA LECTURA COMO ELOCUCIÓN VOCAL. 

50, Qué es elocución?— La eipresión del pensamiento por medio 
de U palabra. 

La elocución no se considera aquí como el arte de pensar (la lo* 
gica), ni como el arte de expresar el pensamiento, es decir, las for- 
mas t modos de expresión (dialéctica) ; sino como la manera de leer, 
ó ti arte de dar buena expresión oral á lo impreso ó manuscrito* 

51, De que depende la buena lectura?— El decir bien lo que se 
lee depende de observar cómo se relacionan entre sí el pensamien- 
to i el sentimiento, 1 cómo se expresan. 

52, Para leer bien basta tener buena voz, inteligencia i sensibi- 
lidad?— No; porque una persona puede tener bien cultivada la voz 
i estar dotada de inteligencia i sensibilidad suficientes para apre- 
ciar lo que lee; i, sin embargo, no leer bien, por no saber cómo 
adaptar uno á otro esos medios. 

S3p Qué condiciones requiere la lectura en voz alta? — 'Tronun- 
ciación distinta i pura^ perfecta inteligencia de lo que se lee, cono- 
cimiento de la prosodia, juego preciso de la respiración, cortar con 
sentido las frases según las pausas que las caracterizan, emplear 
con acierto los énfasis i las cadencias, elevar el tono á la modu- 
lación según la belleza i harmonía del discurso, expresar natural- 
mente los rasgos que indiquen alguna pasión, leyendo siempre sin 
afectación, con sencillez, naturalidad i gracia/' 

54. Qué tres cosas debe tener muy presentes el lector?— La ex- 
presión^ la actitud i los ademanes, 

55. A qué se llama cxpmión en la lectura? — A los diferentes 
tonos que manifiestan la pasión i los diversos sentimientos del 
alma. 

56. Que principio es indispensable observar en la elocución vo- 
cal? — Que todas las modiñcaciones mecánicas de la vo^ se rijan por 
la naturaleza del pensamiento i sentimiento que se ha de expresar, 
i por la construcción de la cláusula en que estén comprendidos. 

"Este principio puede aplicarse de dos modos á la enseñanza de 
la lectura: i"*, el maestro podrá leer correctamente, i hacer que los 
alumnos le imiten; i 2", Us relaciones existentes entre el pensa- 

S 




5S FBLII RAHOS 1 DVAETE, 



miento ¡ el sentimiento i su enunciación verbal, podrán generali- 
zarse para formar reglas que puedan aprenderse i seguirse en la 
lectura/' (Wíckersham, Instrucción en el Lenguaje), 

57. Hay reglas escritas sobre el arte de la lectura f — "Los libros 
escritos sobre elocución contienen muchas reglas para auxiliar al 
estudiante en el uso de la entúnacién^ énfasiSj cadencia^ ligadura, 
accnio^ inflexión, velacidad^ puntuación^ é indican con signos la can- 
iidad, extensión^ movimientú i calidad át la voz; pero lo que no pue- 
den enseñar las reglas ni los más célebres modelos, es á sentir i á 
expresar los sentimientos con aquella delicadeza i espontaneidad 
que sólo son hijas de una verdadera inspiración." 

58. Cuántas especies de énfasis se conocen? — Dos: énfasis d€ 
sentido i énfasis de intención: *'el énfasis de sentido indica la rela- 
ción de un pensamiento con otro antecedente, ó da á una palabra 
ó á una frase un sentido particular que no hubiera podido des- 
de luego penetrarse; el énfasis de intención sirve para separar de 
una frase las palabras más importantes acerca de las cuales se quic* 
re llamar más particularmente la atención/' 

59. Cuántas especies de cadencias hay?— Dos: unas de expresión^ 
que son necesarias para el sentido de las frases, i otras llamadas de 
puro adorno, que generalmente *vólo se usan en la poesía i en los 
pasajes patéticos. 

60. De qué depende la entonación de la lectura?— "Del conteni- 
do del escrito, pues una oración fúnebre no se lee lo mismo que una 
novela, que una poesíd, que un asunto de periódico; i hasta en la 
misma poesía es distinta la entonación según su clase, porque un 
poema no se lee lo mismo que un epigrama, que una décima, que 
una letrilla." (Dueñas). 

6r. Qué especies de acentos hay en la lectura? — El acento pro- 
sódico, que es la entonación que se emplea en la lectura; i el acen^ 
tú oratorio^ que es aquel juego particular de inflexiones de la voz, 
que inñuye en cada frase con relación al sentido i á la pasión que 
experimenta el orador, 

62. Qué es estilo en la lee tura? — El carácter de la elocución mo- 
dificada por el genio de la lengua, por el del escritor i por el gé- 
nero i objeto que trata. 

63. Cuántas especies de puntuación hay?— Dos: la puntuación 
gráfica i la oratoria, 

64. Qué reglas deben observarse en la lectura respecto de los 



TIATADO BE LtIÍGUA|K. Jf 



signos ortográficos, tanto de los sintácticos como de los prosódi* 
eos? — Como la ortografía tiene signos con que marcar la mayor ó 
menor extensión de las pausas» el que Ice no debe pararse, ni to> 
mar aliento, n¡ cambiar de tonOp sino en los lagares que indícari 
estos signos, observando: i* que en la coma se haga una entona* 
ción especial i distinta de las demás pausas; 2* que haya una gra* 
dación progresiva en el tiempo que dure cada una, desde la más 
pequeña, que es casi imperceptible i que habla á los ojos por el es- 
pacto en blanco que se deja entre las palabras, hasta la mayor de 
todas que es el punto; 3'' que el contenido de un paréntesis se lea 
con Mti tono más grave; 4' que las palabras subrrayadas ó escritas 
con distinto carácter de letra se pronuncien con más fuerza ó én- 
fasis que las demás; 5" que al llegar á los signos de interrogación, 
admiración í puntos suspensivos, se haga en ellos la correspon- 
diente entonación, 

65. En qué consiste la puntuación oratoria?— En ciertas pausas 
í acentos indicados por un silencio, un semisilencio i una interro- 
gación, que dan mucha claridad é interés á la lectura. ^ 

"Mucha parte de la claridad, del interés mismo del relato, de* 



I Cierto día se presentó en casa de Mr. S^mson, en calidad de dÍBcípulOj 
un joven bastante satisfecho de sí mUtno. — ¿Deseáis tomar lecciones de lec- 
tErs, cabal leroP^Sí, señor* — ¿Os hkbeis ejercitado ya lerendo en alta voe? — 
Síj señor; be leído cscenaa d^ Cnmcille i de Moliere. — ¿Delante de gentes? 
— Si, señor — ¿Con apUaao^? — Sí, señor. — ^Hacedme el favor de tomar las 
obras de Lifoncainc; leed la fábula '^La Encina i la Caña," El discípulo 
comenzó: 

Za tna'fia un dta dijo á ia cuña 

— {Basta! No sabeís leer — Tal creo, puesto que ven^ío i recibir vuestras 
lecciones, replicó algo picado; pero no comprendo cdmo en un solo ver* 
•o. ••* — ¿Queréis comenzar de nuevo? — SI, señor: 

La mana un dia dijo á ia mña . . - . 

— Estaba yo seguro de que no sabíais leer. — Pero,... — Pt:ro, repuso 
Mr, Samson con flema, ¿es que el adverbio se une al sustantivo, en lugar 
de anirse al verbo? ¿es que bay encina que se llama un diar^—^o. — Paea 
bien, ¿por qué leéis entonces: Za enana un dia dijo á la caña. , , , Leed, 
pues: ¿a enana, coma, un dia^ dijo á la caña, — ¡Puts es verdad! exclamó el 
joven estupefacto. — Tan verdad, repuso el maestro con la misma calma^ co- 
mo qne acabo de enseñaros una de las reglas más ímpor(Rn(eií de la lectura 
en alta vez: el arte de la puntuación (Legouvé^ El Arle de la Lectura), 



6q FtLÍE RAMOS I DUAUTE. 



petide de la hábíI distribución de los puntos ¡ de las comas que el 
lector indica sin nombrarlas ' i q ití el que escucha entiende sin ne- 
cesidad de que se los nombiijií. (Legouvé), 

66. A qué se llama actitud del lector?— A la postura del cuerpo 
cuando se lee ó se habla en público. 

"La actitud se refiere simplemente á la disposición de los dife- 
rentes miembros, antes ó durante la lectura ó discurso/* 

6^. Cuál debe ser la actitud del leptor?— Debe ser natural i có- 
moda, sin violentar ninguna ley fisiológica, 

"El lector debe estaren pie, con firmc:^a, pero sin rigidez; cam- 
biar á menudo su apoyo sobre uno i otro píe, tener el cuerpo dere* 
cho, sacar el pecho hacia adelante i echar los hombros hacia atrás, 
i dejar que los brazos caigan naturalmente á los lados. Sí ha de 
leer en libro, deberá tenerlo en la mano izquierda, á ñn de que la 
derecha pueda emplearse fácilmente para volver las hojas, ó para 
accionar" (Wickersham). 

6S. Qu¿ otro cuidado se ha de tener respecto á la actitud?— La 
actitud del lector debe ser también graciosa, 

"Ha de estar en pie, con perfecta naturalidad, ¡ al levantarse, 
andar, presentarse, colocarse, cambiar de postura cuando sea ne- 
cesario, etc, debe hacerse con graciaj lo mismo que al retirarse 
después de concluida la lectura." 

69, Qué son adananes en la lectura?— Los movimientos de los 
miembros para indicar i dar energía al pensamiento ó sentimiento. 

**Cada pensamiento ó sentimiento se indica i vigoriza por ciertos 
movimientos de las manos, los brazos, los pies, la cabeza, la boca, 
los ojos i otros miembros del cuerpo." 



CACOLOGIA. 



I* Qué es cacohgia.'^^L,^. parte de la fonología que trata de las 
locuciones viciosas i de las incorrecciones de estilo. 



f Li coma unas veces marca pausa, otras veces no. El seniido de la fra- 
se será quien nos servirá de guia i nos invitará ¿ hacer una pausa en nn lu- 
gar más bien que en otro. 



TRATADO DE LENGUA JE, 



2. Cómo se denominan las diversas clases de cacologta? — Se lla-^ 

man s^kcisvws^ gaÜcismos^ arifiáúlügías, tíiio^ias, ioatciones vicio* 
saSf dísonas, etc-, etc, 

LECCIÓN PRIMERA, 

SOLECISMOS, 

3. Qué es sokcísmo-^ — La infracción de las principales reglas de 
la sintaxis. 

El solecismo en una lengua puede ser modismo en otra* En Cas- 
tilla se sale d dar im paseo, en Francia no s£ da sino se hace. En 
español se saluda diciendo: ¿Cómo está usted?; en alemán, ¿Vive 
usted bien?; en inglés, ^Qué hace usted?; en oriente, "La paz sea 
contigo." 

4. De cuántas maneras puede cometerse solecismo?— Quebran- 
tando las leyes de la concordancia, ó del régimen peculiar de una 
palabra; reuniendo en una oración partículas incongruentes, ó sus- 
tituyendo mal unas por otras; cambiando indebidamente la función 
de una palabra, ó colocando contra las regías los afijos i los miem* 
bros de un periodo, etc., etc. 



SOLECISMOS. 

1 . Tú i él irán á paseo. * 

2. Me ocupo ífif aprender el cas- 

tellano. 

3. Voy i vengo de Méjico en 

un dta. 

4. Tengo un caballo que com- 

pré en Otumba i que por 
nada vendo, cuyo caballo 
me costó doscientos pesos. 



CORRFXCIONES. 

i\ Tú i él iréis á paseo* 

2. Me ocupo ¿7/ aprender el cas- 

tellano. 

3. Voy ti Méjico i vengo en un 
día. 

4. Tengo un caballo que com- 

pré en O tumba i que poma- 
da vendo, i este caballo rae 
costó doscientos pesos. 



i "liemos oído, dice D. Joaquín A. Duíñis, tu i él irán, uskii Ptdro 
irán^ acaso por el retintín de ti i Pedro que f^on de ierL:er«L persona i están 
pegados al verbo coího dijimos qur^ sucede en sus íimoris i tspcratizüs fueran 
fíinas: ya sea por esu causa 6 por ijíiiurancia, ello es que ge dice i se eflCfí- 
be de este modo, i hasta con esto para que se considere como idiotismo es^ 
tas frases, A favor del segundo cjemi>lü usUd i Pedro iráit observaremos que 
por la enálage es permitido decir lisiad irá y luego es natura' i^oner el verbo, 
en plural cuando se a^ref^ otro individuo presente, como ns/rJ^i ir<í«, ú otro 
ausiníe^ como usied i Pedro irán,'' (Gramát, , 2^ parte, pdjr U* ^<^*^ *)• 



6j 



FKUZ RAMD5 I DVARTE. 



SOLtCISMOS, 

5, El caballo cuya dueño está 

preso, murió. 

6, Los hijos cuyo padre murió 

de pesar, se perdieron,^ 

7, La llave cuya cerradura. 

8, Vengo contra de usted. 

9, Vos no sois que una purista. 

10. El presente, éI pasado, el fu- 

turo. Hasta d presente es- 
toy bien. 

11, Til no estás en si, 

12* 7> Jí olvidó el pliego. 
13, Me se cayó el sombrero. 
14» Quiero un violín con ó sin 
caja. 

15. Vengo £i/í3ragua. 

16. Recibí la carta esc rita wií por 

usted. 

17. No solamente se perfeccio- 

naron las figuras i tropos, 
que en su origen serían tos- 
cas i mal aliñadas (Jove- 
llanos). 

18. Ella miró al cautivo como sí 

le preguntara la dijese lo 
que decían (Cervantes)» 

19. Corría para la casa como un 

loco. 

20. Si las nubes de polvo , , . . no 

les turbara i cegara la vis- 
ta (Ü, Quijote). 



COIRECCIOVIS. 



S- 



El dueño, cuyo caballo mu- 
rió, está preso, 

6. El padre^ cuyos hijos se per* 

dieron, murió de pesar. 

7. La cerradura, cuya llave, 
S. Vengo contra usted, 

9, Vos no sois j///^ utia purista. 

10. Lo presente, lo pasado, h fu- 

turo. Hasta /<7 presente es- 
toy bien. 

11. Tú no estás en ii, 

12. Se te olvidó el pliega. 

13. Se me cayó el sombrero, 

14. Quiero un violín con caja ó 

sin ella. 

ig. Vengo /£?/' agua. 

l6. Recibí la carta que usted me 
había escrito. 
No solamente se perfeccio- 
naron las figuras i tropos, 
que en su origen serian tús- 
eos i mal a Hilados. 



17 



18, 



19. 



20. 



Ella miró al cautivo como sí 

le preguntara te dijese lo 

que decían. * 
Corría por la casa como un 

loco (Ballot, Gramát,) 
Si las nubes de polvo no les 

turbaran i cegaran la vista. 



t Véanse la Gramática Castellana de Guillermo Tell Villegas i el Com- 
pendio de la Gramática í^teHana de Ricardo Ovidio Limardo. 

2 Deben usarse las formas h [6 le) i la^ del acusativo, cuando son com- 
plementos directos, en sini^ular; i I&s {no Us), que nunca es acusativo, sino 
dativo), iús en plural. Da manera que hablando de un hombre se dirá /r 
aíimo^ 6 bien, Í€ es/imo; i de una mujer, la estimo. De varios hombres ae di' 
ri los estima; \ de varias mujeres, las estimo. Para poder decirles es/imo, sería 
preciso que no se tratase de los hombres mismos^ sino de alguna cosa re/e' 
rente á ellos; como, por ejemplo, les estimo la fineza^ porque en este caso lo 
que se estima es ta fineza (complemento directo) i no las personas* Por eso 
también se diría les estimo la fineza^ tratándose de mujeres, porque les se usa 
pai4 el dativo de ambos género?. (Arosemena, Gramática), 



TEATADO DI tlNGtJAJIp 



^ 



SOLtCISMOS, 

2 1 . Les sir%fié de peine unas ma- 

nos (Id.) 

22, Les si^edió cosas (IJ.) 

23* Válgate mtl satanásci* (Id,) 

24, Escríbanos tantos i\ue podía 

formar un mediano cscua* 
drón (IdO 

25, Se tiwú nuevas de la liga 

(Moneada). 

26, Aquellas reservas . , . . no se 

pudú hacer con derecho 
(Campomanes). 
27* Este es un error de impren- 
ta. 



CORIBCCJON&S. 

21. Les sirtneron de peine unas 

manos. 

22. Les sucedUron cosas. 

23. Válgante mtl sa tañases. 

24. Escribanos tantos que po' 

dian formar un mediano es- 
cuadrón. 

25. Sí tuvieran nuevas de la liga- 

26. Aquellas reservas .... no se 

pudieron hacer con dere- 
cho. 

27. Esta es una errata ó yerro 

de imprenta. 



LECCIÓN SEGUNDA, 

GALICISMOS. 

5, Qué son galicismos í^—\uZ% voces, locuciones í frases de la len- 
gua francesa, que se han Introducido en el habla castellana moder- 
na, desnaturalizando su índole. 

A en vez de para. 



GALICISMOS 

Nacemos á monr (Melén- 

dez). 
Vive d la virtudp niño ino- 

cente (Moratín). 

3. El despotismo es propio d 

excitar sediciones i tras- 
tornos, 

4. El )rugo de la virtud es pe* 

sado al hombre sin el au- 
xilio de la gracia, 

A tales hombres nada pue- 
de ser imposible, 

A todo habrá remedio sí las 
medidas del gobierno se 
llevan á cabo. 



coft&tccroNCi^H 

1 . Nacemos para morir. 

2. Vive para la virtud, niño 

inocente. 

3. El despotismo es propio pa* 

ra excitar sediciones í 
trastornos, 

4. El yugo de la virtud es pe- 

sado para el hombre sin 
el auxilio de la gracia, 

5. Para tales hombres nada 

puede ser imposible. 

6. Para todo habrá remedio si 

las medidas del gobierno 
se llevan á cabo. 



64 



FELIZ RAMOS I DVAXTX. 





GALICISMOS. 


f 


1 


CORRECCIONES. 




7- 


Huyen los días a 


no vol- 


' 7^ 


Huyen los á{^^para no vol- 




ver. 






ver. 




8, 


El hombre es á sí 


mismo el 


8. 


El hombre es para 


sí mís- 




objeto más noble 


admira- 




mo el objeto más 


noble. 




ble i prodigioso de la na* 




admirable ¡ prodigioso de 




turálcza. 






la naturaleza. 





A usada por en. 



9. Ser el primero á proponer 
(Jovcllanos), 

10. El fué el primero d pedir 

justicia. 

11. Semejantes catafalcos se 

usan á la muerte de los 
reyes. 

12. El general estaba á la bre- 

cha, 
13* Quien trabajare íí traer con- 
sigo esta preciosa com* 

pañía le doy por apro* 

vechado (Santa Teresa), 

14. Los ingleses ponen á tierra 

las mochilas, i mueren al 
lado de ellas sin mover- 
se,* 

15. Muy complacido estuve á 

la lectura de ese excelen- 
te discurso. 

16. El jefe entró á la ciudad 

después de tomada. 



9. Ser el primero en proponer- 
lo. El fué el primero ai pedir 
justicia. 

11. Semejantes catafalcos se 

usan en la muerte de los 
reyes. 

12, El general cíi taba í^^í la bre- 

cha* 

13. Quien trabajare en traer 

consigo esta preciosa 
compañía . . , le doy por 
aprovechado. 

14, Los ingleses ponen en tie- 

rra las mochilas, i mueren 
al lado de ellas sin mo- 
verse. 

rj. Muy complacido estuve^;; 
' la lectura de ese excelen- 
te discurso. 

16. El jefe entró ai la ciudad 
después de tomada. 



A usada en vez de con. 



17. 
]8. 
19, 



20, 



Vender á pérdida. 
Trabajar á la aguja. 
Mezclar los unos a' los otros. 



Conquistó su reino d la pun- 
ta de su espada. 

21. Cosa hecha d placer, 

22, Hecho á la pluma. 



17. Vender í:¿7// pérdida. 
iS. Trabajar con la aguja. 

19. Mezclar los unos con los 

otros. 

20. Conquistó su reino con la 

punta de su espada. 

21. Cosa hecha con placer, 

22. Hecho con la pluma. 



TRATADO DK LEKGUAjt, 



^5 



A en VC2 de per, 



GALICISMOS 



23. A SU modo de vivir se le co- 

fioce. 

24. A lo que veo me ha enga- 

ñado* 

25. Allí venden d libras. 

26- Se conoce d su aspecto. 

27- Quedad mi cuenta hacerlo. 

28. Siempre toma las cosas £7 lo 
peón 



23 



24, 
25 



CORRECCIOXIS. 



/W su modo de vivir se le 

conoce. 
Púr lo que veo me ha en* 

ganado. 
Alli venden por libras. 

26. Se conoce fií^r su aspecto. 

27. Queda p^^r mi cuenta ha- 

cerlo. 
2S Siempre toma las cosas p£*r 
lo peor. 



A usada por ¿fe. 



29. 
30- 

33- 



El desprecio d las leyes es 
el mal de nuestro siglo. 

Hace mucho tiempo que se 
detestan d muerte, 

^A Dído huyes? (Garccs). 

Escapó d los peligros que 
le cercaban. 

Rendido d la fatiga. 



29, 
30- 

3'- 
32. 

33- 



El desprecio í/^las leyeses 
el mal de nuestro siglo. 

Hace mucho tiempo que se 
detestan de muerte. 

c^De Dído huyes? 

Escapó de los peligros quc- 
le cercaban. 

Rendido di' fit¡ga. 



A usada por según. 



34. A lo que tú vas á tardar, 
tendré tiempo para comer 

(Salva). 



34. Sfgttn lo que tú vas á tar- 
dar, tendré tiempo par;^ 
comer. 



A usada en vez de hasta. 



35, El público aplaude 4 rabiar. 



35. El público aplaude hasta 
rabiar. 



En usada por de. 



36. No pudo la duquesa tener 
la risa oyendo las simpli- 
cidades de su dueña, ni 
dejó de admirarse en oír 
las razones í refranes de 
Sancho (Cerv*) 



36. No pudo la duquesa tener 
la risa oyendo las simpli- 
cidades de su dueña, n^ 
dejó de admirarse de oír 
las razones i refranes de 
Sancho. 



«6 



FZUZ EAKOS I DUAITI» 





GALICISMOS, 




CORRECCtOICKS, 


3T- 


Estando (Dorotea) atenta 
á lo que se cantaba, víó 


37^ 


Estando ( Dorotea ) atcnU 
á lo que se cantaba, vid 


38- 


que proseguían ^n esta 
manera (Cervantes). 
Eh tres días de aquí se ve- 
rifica la subasta pública. 


38^ 


que proseguían ^e esta 
manera. 
De aquí á tres días se vcri- 
fíca la subasta pública. 



40 



f- 



£n usada por para. 



39. Como //¿el Tabrkan te no só- 
lo el dinero es dinero, sí- 
no, etc* (Jovellanos). 
Se ha hecho malamente co- 
mún lo de gobernar en el 
interés general* 



39. Como fiara el fabricante no 
sólo el dinero es dinero, 
sino, etc. 

40» Se ha hecho malamente co- 
mún lo de gobernar /«- 
ra el interés general. 



£n usada en vez de fior. 



.41. £n m¡ particular consiento 

i lo doy por bien hecho. 
42. Cíen onzas m todo. 



41. 



42. 



Púr mi parte, por Ío que á 

mí toca, etc. 
Cíen onzas fior todo* 



£i£ usada por corr. 



4j. E/t la misma intención or- 
denaron las leyes la resti- 
tución de aquellos bienes. 

44. Tomar las cosas en pacien- 

cia. 

45. Lo llevare íh paciencia 

{CervO 

46. Estoy en pena por lo que 

haya podido sucederles. 

47. Puede usted creerlo así m 

toda seguridad. 



43- 



44. 

45* 
46. 



Cúft la misma intención or- 
denaron las leyes la resti- 
tución de aquellos bíe-^ 
ncs. 

Tomar las coszs con pacien- 
cia. 

Lo llevaré Cí>n paciencia. 



Estoy coH pena por lo que 
haya podido sucederles. 
47« Puede usted creerlo así cút 
toda seguridad* 



En en vez de d. 



4S. Lleváronme ai casa de mi 
hermana (Santa Teresa). 



48. 



Lleváronme 
hermana. 



d casa de mi 





TKATADQ DK LENGUAJE. 



6r 



£n en vez de segim. 

GALICISMOS. I COIftKCCXONeS 



49. Este derecho es odioso en 

nuestras costumbres ac- 
tuales. 

50. Es ufi drama precioso, he- 

cho en las reglas más es* 
tnctas del arte. 
En física no es creíble se- 
mejante fenómeno* 
52. Esto es cierto en el sentido 
de los filósoíoSp 



Sí 



49. Este derecho es odioso se- 

giin nuestras costumbres 
actuales. 

50. Es un drama precioso, he- 

cho stgún las reglas más 
estrictas del arte. 

51. Según la física, no es creíble 

semejante fenómeno. 

52. Esto es cierto segjtn el sen- 

tido de los ñlósofos, ó en 
sentido filosófico. 



Por en vez de d. 



53. Tiene afición por las cien- 
cias. 
54- Acabó por ser feliz. 



53. Tiene afición á las ciencias. 

54. Llegó d ser feliz 



Por en vez de en. 
55* Terminó por ser ahorcado. 1 55. Concluyó en la horca. 



De en vez de en, 
56. Estar de pie. I 56, Estar en píe. 



Soire en vez de de. 



57. Vive sodre sus rentas. 

58. Ha hallado el medio de vi- 

vir soire el paí? . 



57. Vive de sus rentas. 
57. Ha hallado el medio ((jie vi- 
vir del país. 



SON TAMBIÉN GALICISMOS LOS SIGUIENTES: 



59. A la Villa de Madrid. 

60. Al Oso Blanco. 



59. La Villa de Madrid. 

60. El Oso Blanco. 



68 



FtUZ HAMOS I DUARTC. 



70 



71- 

^2. 



í.áLJCJSlíOS. 

62. Abandúné el destino. 

63* La tradición t% asi necesa- 
ria que la escritura (Fray 
Luis de León). 

64, El enfermo está bien. 

65* El embajador c¿rca de la 
corte de Inglaterra. . . . 

66. Cada pronunciación necesi- 

ta más ó menos tiempo 
para s^r hecha (pour étre 
faite). — Sicilia, 

67, Estar al abrigo de la ca- 

lumnia, 

68. Tomar acta de algo. 

69, Este artículo es de gran nc~ 

tualidad. 

Semejante conducta acusa 
en él un corazón magna- 1 
nimo. 

Eso acusa poco cuidado. 

Sus declaraciones acusan 
más ignorancia que mal- 
dad. 
73, Esta es una expresión a/or^ 

tunada, 
74* Chanzas aparh\ 

75. Atmdidú lo que usted me 
dice. 

76* Sonido apacible. 

77. Es un hombre de gran aplú- 

78. Los tiempos que akan,^a- 

79. El pueblo bajú. 
80* Batirse por 



CORKECC[OK£S. 

6%. Wmo^ expósitos. 

62. Renunció su cargo. 

63. La tradición es necesaria 

dd mismo modo (ó mane- 
ra) que la, etc. 
El enfermo va bien ó está 



64. 

65. 

m. 



mejor. 

El embajador en la corte de 
Inglaterra. , . . 

Cada pronunciación nece- 
sita más ó menos tiempo 
para hacerse. ^ 



6j. Estar libre de la calumnia. 

68, Tomar nota^ razótu 

69. Este articulo es de gran 

oportunidad. 
70* Semejante conducta rcveh 
en él un corazón magná- 
nimo, 

71. Eso reírla poco cuidado. 

72. Sus declaraciones rtifclan 

más ignorancia que mal- 
dad. 

73. Esta es una expresión fe- 

liz. 

74. Dejando d un lado las chan- 

zas. 

75. En atención, en vista de, en 

consideración á, 

j6. Sonido gj^ai t » ó agii do , fiur- 
te, ó dcbiL 

yy. Es un hombre de gran se- 
renidad^ cordura y etc. 

78. Los tiempos que atravesa- 
mos. 

jg. La plebe, la gente ordina- 
ria. 

So. Reñir ó pelearse por < - . . 



I **Los españoles, al contrario de los franceses é ingleses, osamos lo me- 
nos que podemos el verbo hacer^ asi como el nombre cosa, por lo muy vago 
de los significados.'' (Poiblanch). 



TKAT¿lDO DS LlfiíCL^Ajt. 



69 



GALICrSHOS 

Si. Es hombre de capacidad. 

S2. Ministro acreditado cerca 
de la corte de. . . . 

%l. El diputado fué contraria- 
do en su propósito, 

S4, Usted se cree más bueno. 

85. Te doy el mío, cuando que 
no me darán el tuyo. 

S6. Me cuesta mil cuidados, 

$/. Pasa desapercibido. 

58. Desbordamiento. 

59. Vender al í/í*^a//e'. 
90- Desnaturalizar. 
gr. Una señorita íZ/z/rir. 



92. 

93- 
94. 
95^ 



98, 
99- 



Hacer mal efecto. 
Llevar á efecto. 
En el mismo tiempo. 
Yo me encuentro bien. 

96. iCémosz encuentra \i%ttá} 

97. Ayer fufa t/iir£J////'íi^á usted. 
Encuentro esto caro. 
Entrar en cólera, 

00. Entrar en campaña. 
lor* Entregóse el capitán. 

102. Entregóse á los vicios* 

103. En grande escala. 

104. Pegue usted esa etiqueta, 

105. Eventualidad es esa. 

106. El hombre de baja extrac- 

ción, 

107. Sus amigas la pusieron en 

evidencia. 
!08. "£,% un ]oven fusionad U\ 

109, 7^¿r/a/ golpe, 

1 10. Escapó (i favor de la noche. 




coaftacciosíKs 

Sr. Es hombre de instrucción, 
áe genio, de talento, 

82. Ministro acreditado f« la 

corte de 

83. EL diputada lia/íó obstácu* 

los que se opusieran. 

84, Uáied se tiene por mejor. 

85, Te doy el mío, aun cuando 

sé que no me darás el tu*- 
yo. 

Só. Me cuesta mil desvelos, afa- 
nes, etc, 

Sy. Pasa inadvertido, ignorado, 

SS. Avenida^ riada, inundación, 

Sg. Vender al por menor, 

90. Adulterar, 

gi. Una señorita de genio 
apacible, suave. 

93. Parecer mal. 

93. h\tvar á eabor ejecutar, 

94. ^/mismo tiempo. 

95. ¿"jíí^^^bien. 

96. ¿Cómo ¿'j/íi usted? 

97. Ayer fui á ver á usted. 
98* Me parece caro. 

99. Montaren cólera. 
100. ,Sa/f> ¿1' campaña, 
lOi. El capitán se rindió. 

102. Se dio á los vicios. 

103. Al por mayor. 

104. Pegue usted ese rotula t ins- 

cripción. 

105. Caso fortuito t contingen- 

cia. 

106. El hombre úe humilde c^tU 

gen, de obscuro linaje. 

107. Sus amigas la pusieron en 

berlina^ la avergonzaron. 
loS. E5 un joven á la moda, que 

sigue las modas. 
109, Golpe inevitable . ineludí- 

ble. 
tío. Escapó f-ivorccído por la 

obscuridad. 



70 



riLIZ KAMOS t DUáETB. 



GALICISMOS. 



Ilt. Es hucx\ ^nafUi'erú. 

112, Es/íí¿*A/<^ en historia. 

1 13, En lo más fuerti del com* 

bate, 

1 14, En lo mk^/urrte del invier- 

no, 

lij* Tiene genio para el graba- 
do. 

Ií6. Hablar de otros. 

il/p De hecha determinó no vol- 
ver. 

iiS, Hacerse ÚMÚonts. 

119. Esta hace la quinta noche 

que espero á usted. 

120. Esto hace su mayor gloria. 

121. Nos hacemos un deber de 

anticipar al lector. 
122* Pedro /;¿íím maravillas, 

123. Producir la hilaridad. 

124. Se imponía á los pueblos 

por donde pasaba, 

125. El hombre ha estado incon- 

veniente. 

J26. Su saber indemniza su mal 
genio. 

127. Yo voy á ir á la plaza. 

128. Si jamás me necesitas. 

129. Me voy por siempre jamás. 

130. Adiós /£?r siempre. 

131. Esas faltas son hijas de su 

juventud, 

13a, Esta obra no ha visto la luz 

todavía. 
133. El lleváis a entonces muy 

buena conducta, 
' 134, El vicio lleva al crimen. 



CORKXCCIOVES. 

IIJ, Es buen hacendista, rentis- 
ta. 
112* Es versado en historia, 

113, En lo más recio ó más ru- 

do del combate, 

1 14, En lo más crudo del invíer^ 

no, 

115, Tiene disposición para el 

grabado. 

116, Criticarlos, censurarlos, 

117, En **suma," en ''resumí* 

das cuentas." 
iiS, ''Forjarse" ilusiones. 

1 19. E^ta es la quinta noche que 

espero á usted, 

120. En t-sto "consiste" su naa* 

yor gloria. 

121. * 'Creemos*' que es núes tro 

deber anticipar al lector. 

122. Pedro "obraba" maravillas. 

123. ** Causar" risa» regocijo, <> 

ser el hazme reír. 

124. "Dominaba" los pueblos 

por donde pasaba. 

125. Eí hombre ha estado "des- 

atentOp" soez, impropio cu 
sus maneras. 

126. Su saber ^'compensa'* ó su*- 

pie su mal genio, 

127. Voy ó iré á la plaza. 

12S. Si "alguna vez" me necesi- 
tas. 

129. Me voy para siempre. 

130. Adiós "para*' siempre, 

131. Esas faltas son hijas de su 

*'poca edad, de su inex* 
periencia," 

132. Esta obra no ha ''sido inti*- 

presa" todavía» 

133. El "tenía" entonces muy 

buena conducta, 

134. El vicio "conduce" al cris- 

men. 



TlATADg nt LKXGUAjr 



n 



GALICISMOS. 



135. Cada árbol Ufva su fruto. 

J36. Ese pañuelo Iltva ni¡ ///^r- 
¿■¿I. 

137. La cosa marcka. 

138. Dirigirse á las masas. 

139. Conmueve las masas, 

140. Vivir en írWi> de sabios. 

141. Anda escaso de fnedios. 

142. Mejor vale esto que aquello. 

143. ^^Í7r es tarde que nunca. 

144. £1 lleva la mira puesta en 

la cosa. 

145. Tiene sus miras sobre eso. 

146. La misión de la prensa. 

147. El gobernador todo lo deja 
á mitad hacer, 

148. De todos modos yo me que- 

do. 

149. De ese modo, iré. 

150. Había un mundo de gente. 

151. Ello al fin no fíié nada más 

que un susto. 

152. Nada es tan bello como lo 

verdadero. 

153. Yo de mi natural soy bue- 

no. 

154. Eso no está en su natural. 

155. Su nombre de familia es 

Ruiz. 

156. Su nombre de bautismo es 

Manuel. 

157. Ocuparse de la política. 

158. El Consejo de Ministros se 



CORRICGIOMS. 



135. Cada árbol **da. produce"' 
su fruto. 

156. Ese pañuelo '*tíene mis ini- 
cíales, mí cifra/* 

137. La cosa "progresa, adelan- 
ta." 

138* Dirigirse al * 'pueblo, á la 
multitud/' 

139. Conmueve las ^'gentes, d 

público/' 

140. Vivir "entre" los sabios* 

141. Anda escaso de ''recursos."^ 
142* "Más" vale esto que aque- 
llo. 

143. '*Más vale'' tarde que nun* 

ca. 

144. El ''se propone conseguir"' 

la cosa. 

145. *' Pretende ó desea" eso. 

146. La ''obligación" de la pren- 

sa. 

147. tu grobernador todo k> de^ 

*'á medio'* hacer, ó lo ha- 
ce todo á medias. 

148. "Sea como quiera» no obs- 

tante" me quedo. 

149. "Siendo asi/' iré. 

150. Habia "muchísima concu- 

rrencia." 

151. Ello "no fué más que** ua 

susto. 

152. "Sólo" lo verdadero es be- 

llo. 

153. Soy naturalmente bueco^ 

154. Eso no es propio de su ca- 

rácter. 

155. Su "apellido" es Ruiz, 

156. Su nombre de "pila^'es Ma- 

nuel. 

157. Ocuparse en la polfttca. 

158. El Consejo de Ministros se 



7* 



FILtZ lÁMOS I DUARTI. 



GALICISMOS. 



ocupó de el induUo del 
reo. 

159, Me ocupo de tu porvenir. 



láo, Es hombre Drigtfial. 

161. Se quiere más que d otro 

ningunOp 

162. El hombre posee el ¿/£?/í ma- 

ravilloso de la palabra. 

163. Efitoiicea tomo él la pala- 

bra. 

164. Ayer dírigícroTí la palabra 

al presidente. 

165. Tomo parte en el dolor de 

usted. 

166. Es el mejor partido que 

puede usted tomar. 

167. Esta señorita ha tenido muy 

buenos partidos. 
16S, Esto no ha/ür/íí/í? de él. 
169. Esto Íi2i partida de allá. 

í/O* No es bueno, pero sí pasa- 
ble. 

171. El hace versos muy pasa- 

bles, 

172. Ella no es muy bonita, pe- 

ro es muy pasable, 

f73. Se hace pasar por míllona* 
rio* 

174» Ellos pasan con mucha pe- 






na. 

Va de peor en pcúr. 

Se ha permitido conmigo 
cosas intolerables. 

Mí dignidad no me permi- 
te. 



COERICCIONES. 



ocupó "en ocaminar el 
expediente*' de indulta 
del reo. 

159^ Me ocupo *'cn prepararlos 
medios para mejorar" tu 
porvenir. 

160. Es hombre '*raro, singular, 
extravagante." 

t6t. Se quiere más que á nin- 
guno, 

162. El hombre posee el mará* 

viUoso "don de hablar." 

163. Entonces '^dirigió' el su VOE 

á la gente. 

164. Ayer "hablaron" al Presi- 

dente. 

165. Siento en el alma su pesar. 

166. Es "la mejor resolución" 

que puede usted ton:iar. 
167» Esta señorita ha tenido muy 

buenos '^casamientos.* 
16S, Esto no ha **salido" de él- 

169. Esto **prov¡ene, ó viene" de 

allá. 

170. No es bueno, pero si "regu- 

lar, pasadero» mediano/' 

171. El hace versos "regulares, 

no del todo malos/* 
Í72, Ella no es bonita, pero es 
"regular, mediana, no del 
todo fea." 

173. Hace "creer'* que es millo- 

nario, quiere que le ten- 
gan por. 

174. Ellos "viven con mil traba- 

jos.'' 

175. Va de "mal en peor/' 

\j6. Se ha "propasadu" conmi- 
go. 

ijj. Mí dignidad no m; •'con- 
siente/' 




TRATAIK) DI tEKOVAJl. 



7% 



GALCCI5U0S. 

178. Estaba £u pie de acabar con 

todos. 

179. Los soldados se entrega- 

ron al pillaje, 

iSo. Sfi hacía un placer de pa- 
sear. 

iSr* Pondráse fin á la velada, 
haciendo algo de müstca. 

182. Puso d una carta el dinero* 

183, Puso mztio sobre ét 

154, Estar por lo positivo* 

155. Camino impracticable* 
íSó* Vuestros precedentes os 

condenan. 
iSj, Al precio de su honra. 
18S. A precio de su vida* 
1S9. Por precio de sus servicios. 

190. Lo compró k precio de oro* 

191. El ministerio es presa de 

sus propios desaciertos. 

193. La casa entera fué presa de 

las llamas* 
193. Profesa yo la opinión de 

que la prensa periódica. . . 

194- La opinión que usted pro- 

fesa. 

195- Es mujer de facciones muy 

proniineiadas^ 

196. D¿ propósito en propósito 

venimos á hablar de ver- 
sos. 

197. Amistad á prueba. 

198. Puso á prueba su constan- 

cia* 
ig^. Esto €s para mí punto de 
honor. 

200. El empico le llegó á buen 

punto. 

201, Otro que yo le mataría. 



k 



CORRECCIONES. 

178. Estaba *' dispuesto, ó en 

disposición*' de acabar con 
todos» 

179. Los soldados se entregaron 

al **saqueo." 

180. Se "complacía en" pasear. 

18 r* La tertulia terminará can* 
tando ó tocando* 

182* Puso "en una' carta el di- 
nero. 

1S3* Le puso la mano encima. 

184. Estar por "la realidad**' 

185. Camino ''intransitable.*' 
1S6. Vuestros ''antecedentes*' os 

condenan. 

187. *'A costa" de su honra. 

1 88. "A costa" de su vida. 

189. "En pago" de sus servicios* 
190* Lo compró á ''peso*' de oro. 
igt* EL ministerio es "víctima" 

de sus propios desacier- 
tos. 
192* La casa entera fué *^pasto" 
de las llamas. 

193. * Soy de'* opinión de que la 

prensa periódica. . . , 

194. La opinión que usted *'í>i- 

gue, tiene." 

195. Es mujer de facciones muy 

'^abultadas/* 
Í96* De **una en otra conversa- 
ción* venimos á hablar de 
versos. 

197. Amistad 'aprobada, acriso- 

lada." 

198. "Qaiso acreditar*' su cons* 

tanda. 

199. Esto es para mí '*caso de 

honra.'' 

200. El empleo le llegó **á tiem- 

po, á propósito*" 
201* '^Cualquiera en mi lun^ar" lo 
matatía^ 

6 



H 



rCLlZ RAMOS I DUARTE. 



ISALICISMO^Í. 

202. i Qué otro qut usted lo su- 

frirá! 

203. Como que la obra es la pri- 

mera en su género. 

204. Acerqúese usted qm le ha- 

ble- 

205. Quedó tres días detenido 

por el sueldo, 

206. La ley quiere que la vota- 

ción ...» 

207. Ocupa el primer ** rango'* 

entre los oradorcF. 
208* Son personas de **aUo ran- 

209. ** Trazaremos á grandes" 

rasgos á nuestros lectores 
los incidentes de este su- 
ceso, 

210. Perderá "la razón." 

211. Las tierras se cultivan ''en 

razón'* de su fertilidad, 

212* Entonces él, *'reconocif n- 
do" á su hijo en el arrie- 
ro, .. . 

213, ^'Se ''recuerda' usted de lo 

que me díjo ayer? 

214, Es de lo más ^'remarcable" 

que la ciudad encierra, 

215, Siempre se '^resiente'' de la 

mala educación que reci- 
bió. 

216, EsbuenoídiscretOt pero en 

"revancha" tiene otras 
cualidades, 

217, Sus modales ''revelan" _ _ 

218, Se "cubre" de ridículo, 

219, "El" ridículo. 

220, Es la envidia de los "salo- 

nes." 

221, Su admirable "sangre" frfa 

en el juego. 



CORRECCIONES. 

202. "jQuién si no" usted lo su- 

frirá! 

203. Como la obra es la primera 

en su género, 

204. Acerqúese usted "para que" 

le hable, a ñn de que , . , . 

205. "Estuvo" tres días deteni- 

do por el sueldo. 

206. La ley "prescribe" que la 

votación . . , . 

207. Ocupa el primer "lugar" en- 

tre los oradores, 
20S, Son personas de "alta ca- 
tegoría." 

209, "Narraremos rápidamente*' 

á nuestros lectores los in- 
cidentes^ etc. 

210, Perderá "el juicio." 

211, Las tierras se cultivan ^'pon 

á causa, según" su fertili- 
dad, 
212 Entonces él, "conociendo" 
á su hijo en el arriero .... 

213, ^'Se "acuerda* usted de lo 

que me dijo ayer? 

214, Es de lo más "notable, ilus- 

tre, eminente, digno de 
nota," etc. 

215, Siempre "da á conocer, ma- 

nifiesta," Ja mala educa- 
ción, que recibió, 

216, Es bueno i discreto, pero en 

"cambio" tiene otras cua* 
lídades. 

217, Sus modales "dicen clara- 

mente* * , /' 

21S, Se "hace" ridículo. 

219. "Lo" ridículo, 

22a Es la envidia de "las tertu- 
lias, de las reuniones/' 

221. Su admirable "impasibili- 
dady cachaza, flema," etc. 



TRi^TaDO di L£KGUAJI« 



75 



GALICISMOS. 

222. Con la mayor "sangre fría/' 

223. La mujer quUo "secundar," 
224* No han querido "secundar- 
le/' 

225, Su cuerda *'sensíble" son las 

mujeres, 
236. Le toqué en lo "sensible," 

227. Recorre el jardfn en todos 

"sentidos." 
22S. En este **sent¡do" se puede 

decir que es feIÍ7.. 

22g. '*S¡n mí," se mata de segu- 
ro* 

230. "Sin" usted habría ganado 

el juego. 

231. Cinco, "sobre diez' queda- 

ron muertos, 

232. "Sobre' lo demás estamos 

de acuerdo. 

233. "Solos*' ellos conservaron, 
:í34. El "suceso" de esta come- 
dia. 

235, El "suceso" demostró que 
las medidas se habían to- 
mado. 

236» No sea usted tan "suscep- 

tibie.' 
237* El mozo es "susceptible" 

en extremo. 
2¡S. Tenemos estas noticias de 

buen origen, 

759. Mañana "tendrán'^ sesión. 

240. La suma "toda ' es de mil 

duros. 

241. Después "de todo," es un 

hombre muy fino. 



CORRfCCrONFS. 

222, Con la mayor "calma/' 

223, La mujer quiso "ayudar," 

224, No han querido "apoyarle, 

favorecerle." 

225, Su "lado flaco" son las mu- 

jeres, 

226, Le toqué en lo "vivo, en 

donde le duele," 

227, Recorre el jardín en todas 

^'direcciones," 

228, En este "concepto, desde 

este aspecto/' puede dc^ 
círse que es feliz. 

229, "A no ser por mí, por m¡ 

ayuda," se mata de segu- 
ro. 

230, "A no impedirlo usted," ha- 

bría ganado el juego, 

231, **De cada diez/' cinco que- 

daron muertos* 

232, "En todo" lo demás esta- 

mos de acuerdo. 

233, "Ellos fueron los únicos.** 

234, El "éxito, el triunfo obte- 

nido." 

235- El ^'resultado" demostró, el 
"éxito hizo ver" que las 
medidas se habían toma- 
do, 

236* No sea usted tan "quisqui- 
lloso/' 

237» El mozo es "sentido, deli- 
cado'' en extremo, 

238. "Sabemos de buena tinta" 

que estas noticias son 
ciertas. 

239. Mañana "celebrarán" se- 

sión, 

240. La suma "total" es de mil 

duros. 

241. "La verdad es que á pesar 

de otros defectos," es un 
hombre muy fino. 



76 



7EUZ EAMOS 1 DUARTE. 



tíALICieMOS. 



CORRECCIOKES. 



242. La cosa pasó "todc»" al re- 242. La cosa pasó "enteramen- 

vés de lo que se cuenta. te" al revés de lo que se 

I cuenta. 

243. ''Después de todo" aún no 243. '^Al fin, todavía," no está 

está contento. contento. 

244. Entre gentes de '*bucn"to- 344. Entre "personas bien nací- 

no- das, criadas, educadas/' 

345* Su voz le "ha hecho" trai- 245. Su voz le ha "delatado, de* 
cíón, clarado lo que quisiera 

ocultar/' 

246, "Hace" traición á m¡ cariño, 246. **Falta á la fe que me debe/' 
347. La vi "á través" de la celo- 247. La vt "al través" de la ce- 



sia. 

248. Le vio ¿z travcs de las nu- 

bes. 

249. Ni *'tra2aí/' quedan ya de 

sus artes. 

250. '*Vale la pena" de pensarlo 

un poco. 

251. Me "vino" á la cabe^^.a pre- 

guntar qué era aquello. 

252. "Toda vez" que el gobierno 

lo ha dicho. 

253* "Vino*' hasta amenazarme. 

254. Después de muchos rodeos 

*'v¡nÍmos" á tratar. 

255. "Toda vez" que la opinión 

lo reclama, hágase, 

256. Vive "sobre" sus rentas. 
2j/, Pronto hade "librarse" una 

gran batalla» 

258, La "cosa" dirá, ^ 

259. ¿Cómo pasó la "cosa.^" 

260* La "cosa" es que. . . , 
261. El nombre no hace nada á 
la "cosa.*' 



losía. 

24S. Le vio "al través" de las 
nubes. 

249. Ni "rastro, ni huella, n¡ me- 

monV quedan ya de sus 
artes. 

250. "Merece que se piense, que 

se medite" un poco. 
251» "Me ocurrió'' preguntar qué 

era aquello. 
252. **Unavezque, supuesto que, 

dado que' el gobierno lo 

ha dicho. 
253* "Llegó"hastaamenazarme. 

254, Dsepués de muchos rodeos 

"pasamos" á tratan 

255. "Puesto que, una vez que, 

supuesto" que la opinión lo 
reclama, hágase. 

256, Vive ¿f^ sus rentas. 

257. Pronto ha de "darse" una 

gran batalla, 
ssS. '*ElIo" dirá. 
259* '*¡Q^c ha pasado?, ó ¿Qué 

íia sido eíto?*' 
260. **El caso'* es que * . , . 
261* El nombre "es lo de menos, 

ó nada supone, ó es lo que 

menos importa/' 



I Véa^e el "Almanaque de U Iluslracióii" para el año de 1S87, P^gi^ 
na 36. 



TRATADO DK LtNGtUjK* 



77 



GALICISMOS. 

262. Usted nos da palabras ¡ no 

''cosa.' 

263, ¿Sabes una **cosa?" 
264* Vamos á la "cosa-" 

265. Comprendo la "cosa/' 

266» Alguna "cosa'' de bueno, 

267. No valer gran "cosa." 

268. La *'C03a" no lo vale. 

269. Así van las "cosas." 

270. Es la misma **cosa." 

2/1. Una cosa es decirlo, i otra 
"cosa" es hacerlo. 



CORRICCCIONES» 

262. *'Déjese usted de palabras 
i vengan hechos ó reali- 
dades" 

26s^ ^Sabes "qué te digo?" 

264. Vamos "al asunto, al gra« 

no." 

265, "Estoy al cabo; no necesi- 

to de más explicaciones." 

266. "Algo bueno," 

267. ** Valer poco, ó no Valer 

cosa, ó Valer poca cosa/' 

268, **El asunto no lo merece/' 

269, Así "anda ello, ó Así anda 

el mundo/' 

270- **Es lo mismo, ó Lo mismo 
da^ ó Es indiferente/* 

271, Una cosa es decirlOf 1 otra 
hacerlo; ó *'No es lo mis- 
mo decirlo, que hacerlo," 



LECCIÓN TERCERA* 

anfibologías. 



6. Qué es anfibolúgia ó dilogía? — La manera de expresar las pa- 
labras, frases ú oraciones con doble sentido, ó el modo de hablar 
á que puede darse más de una interpretación. 

7. La anfibología es casual ó intencional.^ — Unas veces es in- 
tencional, i otras veces por casualidad, ó por ignorancia del que 
habla ó escribe, v. g.: 

I- "Cicerón recomienda á Tirón á Curio/* 

No se sabe quién es el recomendado, si Tirón á Curio, ó Curio 
á Tirón. 

2, "Pilatos envió á Herodes á Jesú-í/' 

Aquí no se sabe quién fué el enviado, si ílerodes i Jesúí, ó Jesús 
á Herodes. 

3, "Me debe a¡gitnos treinta duros." 

Debe decirse: "Me debe unos treinta duros." (Biralt). 

4, *' Habrá de esto algunas diez años/' 

En vez de: "Habrá de esto como diez años." (B iralt). 



78 FSLÍZ RAMOS 1 DUARTK, 



5. "No es lícito hacer conjeturas respecto de los hombres hon- 
rados que extravían el juicio.'* 

No se sabe quiénes extravían el juicíOi sí las conjeturas ó las 
liombres honrados. 

6. "No era de menos consideración en estos tiempos el senti- 
miento i pena de DorícleOp que con mortales ansias á orilla del mar. 
estuvo mil veces por imitar las despeñadas ninfas en el robo de Eu- 
ropa; pero parecícndole que obligaba á stís padres^ i daba á la ciu- 
dad satisfacción de su honra, compró un navio, i caigándole de gra- 
nas puso la pr«a á Argel i dio al viento velas.'' (L. de Vega). 

No se comprende bien si el plural sus se refiere á los padres de 
una robada doncella (que no pudo ser la antigua Europa, sino una 
moderna Florinda), ó si alude á los padres del mismo Doricleo;cl 
segundo su lo mismo puede referirse á Doricleo que á los padres 
de éste, que á la ciudad, que era Barcelona. (S, de Olózaga, Discur- 
so Académico^iS/i). 

7. **De amenazas del Ponto rodeado 
Y de enojos del viento sacudido, 

Tu pompa es la borrasca, i su gemido. 

Más aplausos te da que no cuidado." (Quevedo). 

El sa de gemido, ^se relíere á la borrasca, at viento ó al Ponto? 

St '*DÍ6z años en su suegra vivió preso, 

A mujer i sin sueldo condenado. 
Vivió bajo el poder de su cuñado; 
Tuvo un hijo no más^ tonto ¡ travieso." (Que veda). 

(Vivió bajo el poder del cuñado propio^ ó del cuñado de la mu- 
jer, ó del cuñado de la suegra? 

9* "Antonio fué á la hacienda de Rafael en su coche/' 
¿De quién era el coche» de Antonio ó de Rafael? 

10. '*Cuando Simón se casó con Águeda, tenía tres hijos de su 
primer matrimonio/' 

¿De quién eran los hijos, de Simón ó de Águeda? 

1 1. "Pedro, Juan i su madre fueron á paseo." 
¿La madre de ambos, ó de cuál de los dos? 



Kí^l- 



TRATADO DE LKNGUAJf, 79 



12. 'Tierna de perdiz asada." 

¿Qaién es [a asada, la pierna ó la perdiz? 

13, "Haced dar golpes á Juan/' 
¿Juan los ha de dar ó recibir? 

r4, "Encontré á Pedro yendo al prado/' 
¿Era Pedro el que iba, ó era yo? 

15. '*Lo vi paseando en la plaza." 
¿Quién pascaba, él ó yo? 

16. "El santo director, encargado de guiar á Dios las almas, ¡ de 
cuyas tomaba la grave responsabilidad/' 

¿De cuyas qué? ¿Serán las culpas ó las almas? 

17. *'N, acaba de publicar un libro, en cujo se declara-ateo," 
/En cuyo qué? Averígíkio Vargas. 

18. '*Venga usted el sábado, en cuyo empezaremos las confe- 
rencias/' 

¿Será en cuyo día? 

Tg* "Trátase de una máquina i dice un ingeniero; Relativamen- 
te á la distribución, por medio de un mecanismo suplementario, 
4:uyú acciona sobre dos válvulas, etc.'* 

(Quién es ese cuyo? 

20. El coronel Tal rechazó á los facciosos, retirándose á la Pue- 
bla, dejando muchos muertos en el campo, i teniendo hecho diez 
prisioneros, i eagíendoks armas i caballos, etc., ele. 

En este galimatías no se sabe quién se retiró desordenado, de- 
jando muchos muertos en el campo, si el coronel Tal ó los fac- 
ciosos. 

21- "'El Gobierno tiene poco menos que encerrada en el Esco- 
rial á S. M. la Reina, contrariándo/a el deseo de pasar el verano en 
La Granja/' (Un periódico). 

La contrariada es la Reina; pero, ¿quién la contraría? Según es- 
tá escrito, la contraría el deseo, no el Gobierno. 

22. "Un guarda-bosques encontró á una mujer aterida de frío, i 
la dijo que fuese á la casa del monte^ donde seria socorrida. Con- 
testó ella que había estado allí, i que la habían querido abrir/' 

"¿Abrir en canal? Pues hombre, si la hubieran abierto (jqué ho- 
rror!) no habría quedado la infeliz en disposición de contarlo/' 
(Francisco J. Orellana), 

23* **Luisa quiere mucho á Juaníto, i se lo mira, se lo mira'' (Mo- 
dlsnno catalán). 



So FILIZ RAMOS I DUAHTE. 



No se sabe qué es lo que mira Luisa, Quitando el se desaparect 
la ambigüedad. 

24, '*Los gobiernos tal i cual están enviándose notas las z/wai 
más ifíérgkas que las oírasT 

¿Cuáles serán las más, i cuáles las menos? Sin duda se ha que- 
rido decir: "notas á cual más enérgicas." 

2S- "En la calle de Cholula núm. 11, se alquila una burra de 
leche." 

No se sabe s¡ en dicha casa solicitan una burra, 6 si la dan en 
alquiler 

26. "Estuve dando clase hasta las doce/* 
£1 que habla, ¿es maestro ó discípulo? 

27. "El cura no consintió que le tocasen.'" (Cervantes). 

¿Que no quiso el cura que no le tacasen con la mano ú otra co* 
aa, ó que no le pusiesen tocas? 

28* "A Juan se le cayó un pañuelo, i Pedro que iba tras él, le to* 
mó i s£ lo licita'* 

¿Se lo llevó consigo, ó se lo llevó á Juan? 

29» **Antonio no quiso concurrir con su primo al festin que le ha- 
bían preparado." 

¿A quién le habían preparado el festín, á Antonio ó al primo? 

30. '^Encontré á Juan con su esposa i le di un ramo de flores." 
¿Quién recibió las flores, Juan ó su esposa? 

31. ^'Manuel fué á casa de José i encontró allí á sn hijo.*' 
¿El hijo de quién, de Manuel ó de José? 

32- "El general mandó cubrir la línea que atraviesa el camino." 
¿Quién atraviesa, el camino á la línea, ó la linea al camino? 

33. "El pueblo estaba irritado contra el monarca por las perni- 
ciosas influencias que le dominaban." 

¿A quién dominaban, al monarca ó al pueblo? 

34. *'Si la nación no ama al rey, es porque se dtja llevar de per- 
niciosas influencias/' 

¿Quién se deja llevar de perniciosas influencias, la nación ó el 
rey? 

35. "La madre de la señorita Rosa, á guien yo buscaba." 
¿La persona buscada, es la madre ó la hija? 

36. "El poder que le había granjeado la victoria.*' 

¿El poder fue granjeada por la victoria, ó la victoria por el poder? 

37. '^Concedióle aquel permiso bajo condición i palabra de que 



1 

TRATAIKJ JIE LKXGL'Ajt. Sí 



había de llevar consigo algunos de j//j escuderos." (Martínez de 
la Rosa). 

¿Escuderos de quién? ¿Del que concede el permiso ó del que la 
recibe? 

38. "Cuando Pedro se casó con María, sifs hijos lo Uevaroi> 
á mal." 

¿De quién eran los hijos, de Pedro ó de María? 

39. "Hermoso es el jardín que rodea la muralla/' 

¿Quién rodea á quién; el jardín á ta muralla, ó la muralla aí 
jardín? 

40. "Veo una casa ^ru domina la montaña." 
¿Quién domina á quién? t 

41. "La religión católica no obliga á descubrir sus pecados á to- 
do el mundo." 

¿De quién son los pecados? 

42. **No le doy el real hasta que no llore." 
¿Cuándo le doy e! real, al llorar ó al no llorar? 

LECCIÓN CUARTA. 

LOCUCIONES, FRASES I ORACIONES DÍSONAS 
Ó DE CONTRASENTIDO. 

8. Qué son cláusulas» oraciones i frases disoiias ó de contraseña 
tido? — Las que en su forma oral ó gráfica dicen lo contrario de la 
¡dea que se quiere expresar. 

9. De qué provienen las cláusulas, oraciones i frases dísonas 6 
de contrasentido?— De la mala colocación de las palabras, que da 
origen á equívocos i despropósitos, v. g.: 

1. "Los muslos cubrían unos calzones de terciopelo leonado."^ 
(Cervantes). 

El autor quiáo decir que unos calzones cubrían los muslos; pero 
según está dicho, puede entenderse qué estando sentado cubría con 
los muslos los calzones. 

2. ^^Una terrible sedición causó mucho después el empeño de eje- 
cutar estas leyes." (Jovellanos). 

A primera vista parece que la sedición causó el empeño; pero el 
autor quiso decir que "el empeño de ejecutar estas leyes causó la 
sedición." 



ii 



FiLLIZ RAMOS I DUAftTK. 



3. *'AI saberse que llegaba el General, la guarnición se preparó 
para recibirle, sMendo fuera la Puerta Nuei*a, junto con la nrtüstc» 
del Ayuntamiento/' 

Es decir, que la Puerta Nueva saltó fuera, junto con la música, 
para recibir al General; cuando lo que quiso decir el autor fué que 
la guarnición salió fuera de la Puerta Nueva. 

4. '*E1 notable estado de conservación en que se hallaron la vU 
i las puertas (de Troya) se debe á haber sido enterradas ddmjo las 
ruinas de un importante edificio." 

Esto expresa que las ruinas del edificio estaban enterradas de- 
bajo de las puertas i de la vía» siendo así que se quiso expresar to* 
do lo contrarío. 

5- '^Connpré veinte pies cuadrados de hoja de iata" 
¿La superficie está cubierta por hojas í/¿* alguna cosa que se llama 
iata^ ó por una hija ó plancha de hierro lata, extendida, dilatada? 
Porque en este caso será hoja lata; es hojalata i no de lata, 

6. "¿Conoces la pieza musical? — La oí eantar" 

¿La pieza cantó ó la cantaron? Parece que La se refiere á la pie- 
za, i se comete un barbar ismo, 

7. "En el pavimento de uno de los templos de Caracas se lee la 
siguiente inscripción: 

N. N. N. 

FALLECIÓ IL 13 DI AGOSTO Dlt 1 863 
I'OR SU ESPOSA É Hijos/' 

Tal parece que !a esposa i los hijos del sepultado fueron causft 
de su muerte. 

5. ''Espejos para señoras de viaje j' ''armadores para señoras de 
algodón;*'' ''guantes para niños negros;" ''medias para clérigos de ta- 
na;' * 'aban icos para señoras de nácar j' "camas para matrimonios 
de caobaT "sombreros para hombres de pelo;'' "tijeras para atusar 
viejas;^' "vasos para tomar agua de eristaL" 

Para evitar el equívoco^ debe colocarse el complemento modifi-- 
cativo inmediatamente después de la palabra que modifica, v. g^z 
"espejos de viaje para señoras;'' "guantes negros para niños;" "'me- 
dias de lana para clérigos;' 'sombreros de pelo para hombres;" "ti- 
jeras viejas para atusar; ' *' vasos de cristal para tomar agua," etc* 

9, *' Pidió las llaves á la sobrina del aposento/' (Quijote). 



V 



TRATADO D« LEKOt*A|E. ^3 



El autor quiso decir: Pidió a la sobrina las ¡laves del apú sentó. 

lo< *'Ya se han visto algunos hechos prácticos." 

Sí hay ¡uchús p tácticos^ debe haber hechos teóricos, 

\i. **Tengola honra de comunicarle que en este distrito (Chai- 
co) el orden continúa inalierabU!' (Un jefe político). 

Pues ¿cómo ha de continuar el orden? De lo contrario sería dea- 
orden. 

12. "Vi á Juana, i la di el recado; la dije que viniese con su her- 
mana para habUrfoj de aquel asunto, i la compré un vesHdo/' 

**Yo diría le ¡ no la en todos estos casos, para no significar que 
dúy^ digú^ ni compro á Juana; pues no es moza que se deja comprar, 
ni es para dicha ó hablada, ni yo tenjío potestad para darla á na- 
die." (Orellana» Cizañas del Inenguajc). 

jj, **L3 partida de ladrones fué batida, causándo/íí un muerto." 

Es decir, que un muerto fué el causante de la partida, 

14- ^'Acechando las ocas para cazarlas, tuve ocasión más de una 
vez de tirar/íií/' 

El autor quiso decir tirarles. 

15» "Por poner al oñcíal de la mena una cerradura, diez reales." 
(Cuenta de un carpintero). 

Tal como está, parece que la cerradura fué puesta al oficial i no 
á la mesa. 

Siendo una cerradura complemento directo de poner, í v>:sa da- 
tivo, i ¿/jr/í?/?¿7W complemento de mesa, debe decirse: * Por poner 
una cerrradura á la mesri del oncial, etc/* 

16. ''Miras sobre tu pecho acongojado 
El puñal del ladrón enarbolado/' 

(Samaniego, Fáb. El hombre i la fantasma). 

Equivoco que da á entender es el ladrón í no el puñal el enar- 
¿ciado. 

17, ''Recetas para limpiar las casas de ratones!' 

No se dice de que se limpian las casas, sino que éstas son mora- 
das de ratones. El autor quiso decir: **Rcceta5 para limpiar de ra- 
tones las casas/' 

I S. **Los físicos han enseñado el modo de preservar los rayos de 
las casas/' 



84 FELIZ RAMOS I DUAITR. 



Da á entender que se preservan las rayas de las casas, queriendo 
átclr /reservar de ¿os rajaos ¿as casas. 

19- **La teoría de Simncr supone dos fluidos en todos los cuer- 
pos £n estada de cambinaciónr 

La disposición de la frase parece decir que los cuerpos han de 
hallarse en estado de combinación, lo cual es contrario á la afirma-* 
ción de ser los ñuidos los que se hallan en dicho estado. 

20. '*La electricidad, cuando se acumula en los cuerpos í't A» 
úbscuriiiad, lanza chispas/' 

Dícese que la acumulación de la electricidad en los cuerpos lia 
de verificarse en ta obscuridad ; debiendo decir qtie ^'cuando la elec- 
tricidad se acumula en los cuerpos, lanza chispas en la obscuridad/' 

21. **Teodoredo tuvo grandes guerras contra los romanos, mu- 
riendo valerosamente en una batalla contra Atila, general romano 
en los Campas Caialdunkús*' 

Tal como aparece la frase, el autor no expresa el lugar donde 
murió Tcodoredo, sino que Atila era general romano en los Cam- 
pos Cataláunicos. Debe decir: "Tcodoredo murió valerosamente 
en los Campos Cataláunícos en una batalla contra Atila, general 
romano/' 

22. "Teudis fué asesinado en Barcelona por un mendigo que ?e 
fingió loco dentra de su pa¿acio,'* 

Según el contesto de la frase, el autor dice que la locura fué fin- 
gida en el palacio, i que el palacio era del loco, sin determinar la 
localidad donde se cometió el asesinato* El autor quiso decir: 
**Teudis fué asesinado en Barcelona, dentro de su palacio, por un 
mendigo que se fingió loco.' 

23. "Ramiro 111 subió al trono de cinco añas" 

Aquí no se dice la edad de Ramiro. Para evitar el equivoco de- 
bía decir: "Ramiro III, de cinco años de edad, subió al trono/' 

24. "Zamora resistía valerosamente la entrega de la plaza, cuan- 
do uno de sus moradores, llamado Bellido Dolfos, asesinó al rey 
can asiuciar 

La astucia no era del rey, sino la empleada por el asesino* De- 
be decir: . , . , llamado Bellido Dolfos, asesinó can astucia al ny^ 

25» "Sosegadas las inquietudes del reino de ¿os que aspiraban á 
la corona^' etc. 

Según parece» el reino pertenecía á los que aspiraban á la coro- 
na^ i que el reino era el promovedor de las inquietudes; cuando el 



TRATADO DE LENGUAJE, | 



3 



objeto del autor era expresar que los sediciosas pretendientes ha- 
bían sido sometidos á la obediencia, i con este motivo el reino que- 
daba pacificado. 

26. **TÍbaldo II, habiendo ido acompañando á San Luisa la Tie- 
rra Santa aiando voivié de su viaji^ murió en Trápani." 

Ir acompañando á San Luis cuando éste volvía, es un contra- 
sentido. El autor quiso decir: '^Tibaldo 11, que acompañaba á 
San Luis á la Tierra Santa, murió en Trápani cuando volvía de su 
viaje/' 

37. "J^^i^^ I heredó la corona de su padre dé muy tierna edad." 

No se dice la edad de Juana I, sino la inconcebible del padre; 
debiendo decir: "Juana L de muy tierna edad, heredó la corona de 
su padre/' 

2S. **Carlos I, luego que ocupó el trono de España, acabado dt: 
admpiir ij años, marchó á Alemania á coronarse emperador/' 

Como no era el trono el que acababa de cumplir los ij años, si- 
no Carlos I, debió decirse: '*Luego que Carlos I, acabado de cum- 
plir los 17 años, ocupó el trono, marchó á Alemania á coronarse 
emperador/' 

29. '"Llámase distancia explosiva al ^rado de proximidad en que 
está un cuerpo electrizado, cuando lanza la chispa la botella ó má- 
quina/^ 

La disposición de la frase da á entender que la chispa, la botella 
t la máquina son lanzadas por el cuerpo electrizado; i siendo el pen* 
Sarniento del autor,|que la botella í la máquina lanzan la chispa, 
debió decir: ^'Llámase distancia explosiva el grado de proximidad 
en que está un cuerpo electrizado cuando la botella ó la máquina 
lanzan la chispa/' 

50. *'Los telégrafos eléctricos son aparatos que sirven para trans- 
mitir señales á grandes distancias por medio de piías voltaicas, que 
SiT propagan por largos alambres metálicos,** 

La oración incidental explicativa, que se propagan, cic, coloca- 
da detrás de pilas, da á entender que éstas son las que se propa- 
gan; pero como las que se propagan son las señales ^ debió decir: 
''LpOs telégrafos eléctricos son aparatos que sirven para transmitir* 
par medio de pilas voltaicas, señales que se propagan por largos 
alambres metálicos/' 

3r *4Ia circulado la versión sobre la ocupación por los ingleses 
de Ambcresr 



S6 FKLIZ RAMOS I OUAKTC. 



Se da á entender que los ingleses son de Amberes, sin expresar 
el punto ocupado. Debe decirse: '*Ha circulado la versión sobre 
la ocupación de Amberes por los ingleses." 

32. **Para dar más acción á la máquina eléctrica, se cubre parte 
del disco con una funda barnizada de tafetán. 

No siendo el tafetán ningún barniz, como da á entender la fra- 
se, hay que quitar la trasposición, para que aquella tenga su ver- 
dadero sentido, v. g.: **Para dar más acción á la máquina eléctrica^ 
se cubre parte del disco con una barnizada funda de tafetán." 

33. ''Más precia el ruiseñor su pobre nido 
De pluma i leves pajas, más sus quejas 
En el bosque, repuesto i escondido, 
Que agradar lisonjero las orejas 

De algún principe insigne aprisionado 
En el metal de las doradas rejas." (Rioja). 

La disposición de la cláusula da á entender que el principe es el 
aprisionado entre doradas rejas de metal; queriendo decir el autor 
que el ruiseñor prefiere vivir libremente en el bosque á verse apri- 
sionado en jaula dorada de un príncipe. El equívoco desaparece di- 
ciendo: 

**Que de un príncipe insigne las orejas 
Lisonjero agradar, aprisionado 
En el metal de las doradas rejas.'' 

34. "Dios lo haga como puede, respondió Sancho Panza; i ayu- 
dándole á levantar, tornó á subir sobre Rocinante, que medio des- 
paldado estaba; i hablando de la pasada aventura, siguieron el ca- 
mino del puerto Lapice, porque alli decía Don Quijote que no 
era posible dejar de hallarse muchas i diversas aventuras." (Cer- 
vantes). 

£t autor quiso expresar que no era posible dejar de hallarse aven- 
turas en puerto Lapice; pero por no haber colocado el adverbio 
aUi después de hallarse, la proposición dice que en e) puerto Lapi- 
ce decía Don Quijote. El equívoco desaparece así: *'porque decía 
Don Quijote que no era posible dejar de hallarse allí muchas i di- 
versas aventuras." 



TíEATADO DE LRSGUAJl. 87 



35. '*Esta gentil moza, pues, ayudó á la doncella, ¡ las dos hi- 
cieron una muy mala cama á D, Quijote en un camaranchón, que 
en ütros tianpos daba manifiestos indicios que había servido de pa- 
jar muchos años/' (Cervantes), 

El autor quiso decir que cuando se hacía la cama, el camaran- 
chón daba indicios de que en otros tiempos había servido de pajar 
muchos años; pero por la indebida colocación dt*! complemento ¿-íi 
úirús tianpos modificando al verbo daha, cuando realmente es mo- 
dificativo de servir, dice que el camaranchón había dado ¡ndicioi|| 
en otros tiempos de haber servido de pajar. Debe decir; "i las dos 
hicieron una muy mala cama á D, Quijote en un camaranchón, que 
daba manifiestos indicios de que en otros tiempos había servido de 
pajar muchos años/' 

36. '^También es esto vanidad i locura; porque muy poco apro- 
vecha tener los muros de los pueblos ganados, i tener los corazo- 
nes de los vecinos perdidos/' (Cervantes). 

Esta cláusula dice lo contrario de lo que el autor pensó, porque 
los ^á]tXiv os gaviados i perdidos modifican á nufVüs i coraaoms, de- 
biendo modificar á ¿ener. El autor quiso decir: 'aporque muy poco 
aprovecha tener ganados los muros de los pueblos, i tener perdi- 
dos los corazones de los vecinos/' 

37. "Los ciudadanos, visto que la felicidad de nuestra gente se 
Igualaba con su esfuerzo, i que al contrario de ellos no quedaba al- 
guna esperanza, acordaron tratar de rendir la ciudad, primero €71 
se€r€to^ i después en los cúrriHos i plaza s.^' (Mariana). 

Los complementos f?¿ secreta, i en las cortillos i plazas no se re* 
fieren al verbo rendir» como aparecen truncando el sentido, sino al 
verbo de la oración principal acardaran tratar. Debe decir: '\ , , . pri 
mero en secreto ¡ después en los corrillos i plazas, acordaron tra- 
tar de rendir la ciudad/' 

38. *'En resolución, este fué el fin de la aventura de la dueña 
adolorida^ que dio que reír á los duques, i que contar d Sancho ú- 
glos si los viviera/' (Cervantes). 

**E1 pensamiento del autor no es que se contase d Sancho, como 
se da á entender, sino que Sancho contase. Debe colocarse el com- 
plemento d Sancha después de dar^ así: '*¡ dio á Sancho que con- 
tar siglos s¡ los viviese." 

39. **Se trata de asentar una institución iaja sólidas bases T 
Sübre bases más ó menos sólidas puede asentarse cualquier co- 



TELIZ KAMOS I OUARTE. 



sa; pero no debajo, porque sería sepultarla, supuesto que la base 
sirve de asiento^ de sustentáculo, de apoyo- No se dice éají} la ta- 
se^ sino bajo el concepto- 

40. "Este asunto se ha considerado dajo el punto de vista moral/' 
Las cosas se consideran dade el punta de vhta ó sobre d punU 

de vista; pero no bajo el punto de vista, 

41. "Dióse un baile en la ciudad de los cafetos (Córdoba), í el 
salón brillo por la ausencia del bello sexo/' (**El Ferrocarril, ' día- 
río veracruzano). 

Aquí ¿Hiló está en sentido figurado, porque ningún salón tiene 
luz propia; pero también es inconcebible que un salón brille por la 
ausencia de las personas. 

43, *'La perdida del tiempo no es pequeña, 
I salvo al imprudente á nadie sobra, " 

(H. L. de Argensola). 

El autor quiso decir que d nadie sobra el tiempo; pero lo que ba 

dicho es que á nadie sobra la perdida del tiempo, 
45, * 'Entonces se ahorcaban hombres á docenas T 
El autor quiso decir que los hombres eran ahorcados^ i lo que 

naturalmente se entiende es que ellos mismos se ahorcaban, 

44. "'Soto libró bien con mi amo un soldado español, llamado tal 
de Saavedra, el cual^ con haber hecho cosas que quedarán en la 
memoria de aquellas gentes por muchos años, i todas por alcanzar 
libertad, jamás le dio palo, ni se lo mandó dar, ni le dijo mala pa- 
labra/' 

Parece que el soldado no dio palo al amo, cuando lo que se quie* 
re decir es que el amo no dio palo al soldado. 



FONOGRAFÍA. 



1. Qué es fonografía? — El arte que enseña á pintar los sonidos 
por medio de la escritura. 

2. Qué partes comprende la fonografla?— La logografía, la ario- 
grafía, la cacografía i la caligrafía. 

LECCIÓN PRIMERA. 

LOGOGRAFÍA. 

3. Qué es logografía r^ — La teoría de cómo se expresa gráfica- 
mente la palabra hablada. 

4. Qué es escribir una lengua? — Trazar sucesivamente los signos 
de los sonidos que se pronuncian» de las pausas i de las modula- 
ciones vocales, en el mismo orden de sucesión en que éstos se pro- 
fieren. 

5. Basta conocer las leyes i reglas de la escritura para traducir 
los vocablos en signos gráficos.^ — No basta; porque se pueden co- 
nocer todas estas leyes i reglas, sin que por eso se tenga la habi- 
lidad de escribir. 

6. La escritura exige teoría i práctica? — Es necesario para po- 
der escribir tener á la vez el conocimiento teórico i el práctico de 
la ejecución. 

**Poco se adelanta con saber la teoría logográfíca si no se adquie- 
re también la pericia práctica necesaria para escribir correctamen- 
te la lengua*" 

7. Qué se debe conocer ante todo en la teoría logográfica?— La 

7 



VELIZ EAM05 I DUAKTl. 



foroiA característica de las signos i la manera como se combinan 
para representar las palabras i los accidentes del discurso. 

8. Se puede stgniñcar gráfícamente la expresión oral del pensa- 
miento con sólo conocer la forma de todos los sonidos elementa- 
les de las palabras, i el orden en que éstas deben corresponder i 
la serie de las voces que entran en el discurso?— No basta conocer 
la forma de las letras i saber la colocación de las palabras para re- 
presentar exactamente el pensamiento; sino que es necesario el 
conocimiento de los signos con que se denotan los tonos ó modu- 
laciones que recibe la vo^^ según sea la intención ó el sentimiento 
del que habla. 

9. Cómo considera la logografía dividido el discurso?— En gran- 
des partes, éstas en otras menores i asi sucesivamente hasta Uegar 
á los párrafos, á los periodos, á las proposiciones, á la palabra, que 
és la unidad del lenguaje, por ser la que expresa los elementos 
ideales. 

10. Qué nos muestra el análisis de las palabras?— Que éstas se 
componen de sílabas ¡ las silabas de sonidos* 

ri. Luego, de qué se compone el idioma? — De sonidos, de síla- 
baSf de palabras, de proposiciones, de períodos, de párrafos, etc., 
etc., combinados de variar maneras. 

12, En qué consiste el mecanismo dé la significación gráfica del 
lenguaje.^ — En enumerar todos los sonidos que se emplean al ha- 
blar, significar cada sonido con una letra, escribir las letras de las 
silabas, las silabas, palabras, proposiciones, períodos, párrafos, elc^t 
en el mismo orden sucesii^oen que se pronuncian sus correspon* 
dientes los hablados, i trazar los signos ortográficos á medida que 
ocurran los fenómenos prosódicos, 

13. Siendo el discurso oral i su escritura complejos, por constar 
de grandes miembros que se divtdt*n en otros menores, i éstos, á 
su vez, en otros, hasta llegar al párrafo, al periodo, á la oración t 
á la palabra, cuál de estos miembros, desigualmente comprensivos, 
debe tomarse como punto de partida para empezar el estudio ló- 
gográfico?— Puesto que la intcjtgencia marcha de lo menos á lo 
más complejo i de lo más á lo menos obvio, la progresión debe ini- 
ciarse en la palabra por ser lo menos compleja entre las signiñca- 
ciones de lo pensado, 1 lo más obvio que tiene el lenguaje* 

Los niños empiezan á hablar usando palabras sueltas; luego bs 
comparaciones, etc. 



\ 




TRATADO DK LIKGVAJK. ^í 



14, Puesto que las palabras forman oraciones, períodos, párra- 
fos, etc., i también se dividen en sílabas i se subdívíden en sonidos 
ó letras, á qué se pasará de la palabra, á sus compuestos ó á sus 
elementos? — Debe pasarse del conocimiento de las palabras al es* 
tudío de su composición, con el fin de conocer los elementos 1 la 
ley de sus combinaciones, i de este estudio al de las oraciones, pe- 
ríodos, párrafos, etc. 

1 5. Qué progresión debe seguirse en la escritura de las palabras, 
puesto que se componen de una ó varias silabas i éstas pueden ser 
directas, inversas ó mixtas, i constar de una ó varias letras, voca- 
les 6 contonantesp unos sonidos muy claros í distintos, otros con- 
fusos? — Como lo simple se conoce con más facilidad que lo com^ 
puesto, i lo menos complejo que lo más, se sigue que han de pre- 
ceder los vocablos de una sílaba á los de dos, éstos á los de tres, 
éstos á los de cuatro, etc; el mismo orden ha de seguirse en la^ 
sílabas, empezando por las de un sonido simple, jlos, tres, i conti- 
nuando por las directas simples i las compuestas, las inversas sim- 
ples i las compuestas, las mixtas de juego duplo, triplo i cua- 
druplo. 

16- Qué orden debe seguirse respecto al carácter de letra^ en la 
significación gráfica? — El carácter romano que se usa en los impre- 
sos debe preferirse al manuscrito, pasando de las letras minúscu- 
las á las mayúsculas, de las romanas á las manuscritas, de las mi- 
núsculas romanas á las mayúsculas iguales (o, O; o, O), luego á las 
semejantes (tí, N) i después á las desemejantes (f, F). 

17. Cuántas palabras serán necesarias para la teoría de la logo- 
grafía^ — Bastan 25 ó 30, porque como el objeto del conocimiento 
instintivo i analítico de las palabras es llegar al conocimiento de 
cómo se escriben los sonidos elementales i sus combinaciones, se 
deduce que cuanto menos sean las palabras en que estén conteni- 
dc^ todo9 los elementos^ tanto más pronto i fácil será el estudio* 

EJERCICIO DE LOGOGRAFÍA. 

COMBINACIÓN DE FORMAS DE ENSEÑANZA. * 

Supongo que los alumnoii de una escuela han aprendido á leer 
intuitivamente las siguientes tres series de palabras generadoras: 



I Todo esto está tomado del eiicelente tratado de pedagogía escfiío por 
el mbio Berra. ., 



•• 




FCLtZ MKOS I DUAKTX. 






ave 


cama 


Billa 




Uo 


mesa 


chorro i 




uva 


zorro 


bola 




eje 


niño 


dedo 


» 


oro 


taza 


pera; 



que hin analizado en silabas las dos primeras series, por manera 
que saben leer i escribir las siguientes: 

a ve ca rro 

i lo ma ni 

u va me ño 

e je sa ta 

o^ro zo za 

i que han analizado en letras las sílabas de la primera serie, de n\o- 
do que saben leer i escribir: 

a, i, u, e, o, V, 1, j, r. 

La última lección instructiva ha versado sobre el conocimiento 
de la palabra peta, el análisis silábico de íá^a i el análisis elemen- 
tal de oró. Es necesario, pues, continuar la educación dada en todas 
las lecciones anteriores, i emprender las de los últimos conocimien- 
tos adquiridos. La clase dispone para esto del pizarrón i délas pe- 
queñas pi:earras; de las cajas di letras^ cajas de silabas i cñjas de 
fahibras; de los carteles i de los libros de lectura. 

Repartidos los libros» las cajas i las pizarras, el maestro comien- 
za su tarea, 

— Mis camaradás, dice á los niños: acabáis de aprender que este 
lígnoque he dibujado en el pizarrón» quiere decir e! nombre de una 
fruta que os gusta mucho; i también habéis descubierto cómo se 
leen i se escriben las sílabas de la palabra ta^a i los elementos de 
la sílaba ro. Como es necesario que recordéis esto t que leáis i es* 
cribáis esa palabra p esas sílabas i esos elementos en cualquiera ano- 
mentó, vamos á hacer algunos ejercicios- 



TIATAIK) DI LINGUAJI, 



Qué es lo que sígníñca esta palabra escrita en el pizarrón? 

¡PERA! 

Pues veamos si halláis escrita la palabra pera en vuestra caja de 
fülairas. Dejo ésta escrita para que podáis hacer comparaciones. 

Los niños buscan la palabra entre las muchas que contiene la 
caja. Pasados dos minutos, el maestro les dice: 

— Ya habéis dispuesto del tiempo necesario. Quiénes han halla* 
do la palabra? 

~\Yq[ ¡Yo! ¡Yo! 

— Veamos esas palabras (El maestro examina una por una to- 
das las palabras halladas i se detiene en una que áxztpesa). Pérez; 
compara tu palabra con la del pizarrón. Es igual? 

— Creo que sí, señor. 

— Míralas bien en todas sus partes; 

— ¡Ya veo la desigualdad! Esta cosita del medio no es igual. En 
el pizarrón es una letra como la que hemos visto hace un momento 
en la sílaba ro i aquí no está esa letra, sino que hay otra desco- 
nocida, 

—Luego, ¿dice fera tu palabra? 

— ^No, señor, 

— Busca, pues, la palabra pera, 

Hl niño busca otra vez, 

— Ahora sí: ya la tengo. Aquí dice pera. 

— Efectivamente: dice z\xipera. Poned las letras en donde esta-^ 
ban i agitad las cajas, de modo que todas las letras se revuelvan. 
Borro ahora la palabra del pizarrón. (La borra). ¿Quién está se- 
guro de hallar nuevamente la palabra pera en su caja? 

— iYo! ¡Yo! ¡Yo! .,, 

— Buscadla, pues, i avisad según vayáis encontrándola. ¡A quien 
la halle primero! 

— ¡Aquí está! e^cclama uno. 

— Eso me gusta, Sierra. Pronto í bien, 

— ¡Ya la tenemos! dicen otroí=. 

— Examina, Sierra, esas palabras, 

— ¡Estaos la palabra perra! anuncian los demá^. 

El maestro reconoce con la vista los cartones de é^tos. I luego; 

— Qué dice, Sierra? No han errado esos niños? 



94 F£LIZ EAHOS I BUAtTK. 



— Solamente tino, Juati ha tomado este cartón, que no dice pera. 

— Qué dice, pues? 

— No sé: no conozco esta parte* (Indica la rr de perra). 

— Efectivamente, difiere la palabra en esa parte. Mira, Juan, to- 
das estas palabras que yo he examinado. Ninguno de estos niños 
ha cometido un error. Ves cómo se escribe la palabra pera? No 
conoces esta letra? (La r), 

— Sf, señor: está en la palabra oro, 

— ^Precisamente. Son iguales esta letra i esta? (La rr i la r). 

— No, señor, no son iguales* Yo me equivoque, porque son pa- 
recidas. 

— Parecidas, pero no iguales, mi querido Juan. Veamos si te equi* 
vocas ahora, leyendo en este cErtel. Lee todo este renglón, 

— Uva^ m^sa, eje^ ptra^ ilo^ pera^ ave^ oro 

— Lee, Bustos, este otro renglón. 

— Cama, pcra^ dedo, bola^ zorrü^ P^ra, taza. 
— Lee, Plaza, este otro renglón. 

— Dedú, búla^ pera, chorro^ siiia^ pira^ twa, ilo. 

— Lee este renglón, Jackson. 

— Maca, rroca, ha^ vaca^ rrosa, maza, casa, 

— Este otro renglón, LardizábaL 

— La casa, el macho i la uva* 

— Tomad los libros. Vais á leer en la página que señalaré. (Se- 
ñala á todos la misma página). ^ 

— Lee, Drebbelt el primer renglón. 

— La pera, la silla, la taza. 

— Lee, Clavero, el otro renglón. 

— La bola, la mesa, la cama. 

^Lee el renglón siguiente, Arbot. 

— Veo la mesa, mamá va á casa. 

— Pasa al renglón inmediato, Díaz. 

— La bota, el dedo t el tarro. 

Sigue asi la lectura de palabras i frases compuestas con las le- 
tras, sílabas i palabras anteriormente estudiadas; después de este 
ejercicio vuelve el maestro al pizarrón. 

— Veamos ahora cómo escribís algunas cosas. Cruz: ven i escri- 
be las letras en el mismo orden en que pronuncio los sonidos: 



a, o, u, e. t 



TRATADO DR LftNGUAJl. 95 



— £1 sonido a se escribe con esta letra. (Escribe a). £1 sonido 
^ se escribe con esta. (Escribe o)* El sonido u se escribe con esta, 
(Escribe u). El sonido c se escribe con esta- (Escribe c). I el so- 
nido / se escribe con esta. (Escribe i). 

— Bien escrito. Ven, Corta, escribe la sílaba ta. 

— Ta se escribe de este modo, (Escribe ta). 

— Borra todo, Rossí, i escribe todas las palabras de dos sílabas 
q^e puedan componerse con los sonidos a^ o, u^ e, i, i la sílaba ta 
pospuesta. Di cada palabra antes de escribirla. 

— Se puede componer la palabra aia, que se escribe así. ... Se 

puede componer la palabra eia» que se escribe así El sonido u^ 

combinado con ía, forma 74Ía, que se escribe de este modo. ... El 
^ i /a componen é-ía, que se escribe como lo voy á hacer. I el / con 
ía forman ¡¿a, cuyo signo es este < . . , (El alumno escribe las pala- 
bras según las va enunciando), 

^Porson: veamos cdmo escribes lo que voy á dictarte. Ei avaro 
-ama ¿7 ora, Pero responde antes á lo que voy á preguntarte. Has 
estudiado alguna silaba elr* 

— No, señor. Su primer sonido e es el primero i último de efe; i 
el 2* sonido es el 2" de ilo. 

— Has visto escrita ó has leído la palabra avaro. ^ 

— Tampoco. A es el primer sonido de ave; va es la última síla- 
i>a de uva; ro es también la última sílaba de oro. 

— Pero, no estará en el mismo caso ama? 

— Está, si señor. Ama se compone de dos sílabas: a ma. A 

-es la 1' de ave; i ma es la 2' de cama, 

— Como conoces el origen de el i oro, procedamos á la escritura. 
Qué escribirás ante todo? 

— Escribiré ante todo di en seguida avaro, 

— Por qué? 

— Porque al hablar se pronuncia ¿'/antes que avaro, 

— Escribe, pues. 

El niño escribe el avaro. 

— Qué sigue á lo que has escrito? 

— Viene después esto: ama el oro. Estas palabras deben escri- 
birse en el orden en que se dicen; es decir, primeramente ama, des* 
pues el, i por último oro. 

Escribe en el pizarrón las tres palabras. 



FttTZ RAMOS I OUAKTC. 



— Ven iút Burdett, á escribir esta frase: Ei sorra va á casa i tr 
la rasa. ¿Qué sonidos componen la palabra eli^ 

— El primera de eje ¡ el 2' de Ha, que se escriben así. (Escribe el). 

— ¿Qué palabras escribirás en seguida? 

— Como usted ba dicho sarro, después de el, escribiré esta pala- 
bra, (Lo hace)» 

— f Viene lue^o? 

— Va, que es la 2' sílaba de ítva, i que se escribe de este modo, 
(Escribe)- Siguen en la frase las dos palabras a casa. La primera 
es la sílaba con que empieza me, la 2' se compone de dos sílabas: 
ca^ que es Ja primera de cama^ i sa, que es la 2^ de mesa. Debo es- 
cribir estas palabras en el orden en que se pronuncian, i también 
las sílabas de casa, así. (Escribe casa). 

— Vas bien, Burdett ¿Qué más te he dictado.^ 

— I ve ¡a rosa. Son cuatro palabras: la última tiene dos sílabas 
i las otras una: i es la primera sílaba de t'/o; ve es la segunda de 
ave; la es la combinación del segundo sonido de ih con el prime- 
ro de ave; rosa se compone de la 2* sílaba de corro i la 2* de me- 
sa. Esas palabras se escriben según se van diciendo. (Escribe, í ve 
la rosa.) * 

— Tomad todas vuestras pizarras i escribid lo que os voy á dic- 
tar. .. , Poned atención: el huevo es o^-ero i vale oro, . . . ¿Habéis 
terminado todos.' 

— Sí, señor Ya está escrita la frase. 

— Dad vuelta á las pizarras, dejadlas sobre el pupitre í respon-^ 
ded á mis preguntas. Monsalvo: ¿de qué se compone la voz hufi^o? 

— La voz huevo se compone de la i* sílaba de uva, la V de eje; 
el 2- sonido de ave i de uva i el último de hih. Sus sílabas son tres 
ku e .^,. vo, 

—¡Error, señor maestro, error. 

—¿Cuál es el error, Paz? 

—Que la palabra no se pronuncia hu ^ , , , , t'í" i si hue^ . . . x'^; 

por esta razón sus sílabas son dos í no tres. 

— Pronuncia, Monsalvo, la palabra como lo haces de costumbre, 
i observa si se dice hit í , . , . %*o^ ó Ime vo. 



I Como la ortografía de esta palabra ea írrf guiar, i el ntño na ha en- 
trado en et estudio de las irregularidades^ debe tolerársele sin objecidn quo 
e^riba rr por r, 




TRATADO DK líNGVAjE, 



— Huevo. Sí dice hm vo^ i tieite dos silabas, como dice Paz, 

^Es verdad. ¿Qué palabras siguen en la frase á el huevo? 

—Es overo. 

— j Conocéis vosotros algún huevo overo? 

— 4L08 huevos de gallina son blancos! 

—Yo conozco un huevo overo. 

—¿Cuál I Morisón? 

—El que le regalaron á usted el día de su cumpleaños, tan bien 
bordado. 

—Cierto- Ese huevo es overo, porque tiene algunos dibujos del 
color de la yema d^ huevo, i otros dibujos un poco más amari- 
llentos, 

— ¿No conocéis algo á que se llama comunmente overol 

— Sí, señor: tos caballos blancos que tienen manchas de color de 
huevo y manchas doradas claras. 

—Precisamente. Pues bien; ¿de qué se componen las palabras es 
m^ero^ Nyder? 

— La palabra es se compone de dos sonidos: el primero de eje i 

el primero de silla. La palabra üvcro tiene tres silabas: O ve,., 

rú¡ la primera de las cuales es con la que empieza oro; la segunda 
es con la que acaba ave^ ¡ la tercera es la última de oro, 

— Muy bien dicho. 

— Mostradme las pizarras. 

El maestro las examina, i luego, continuando su diálogo: 

— He notado que algunos no han escrito la palabra cs^ que otros 
la han escrito mal, i que solamente Sanz i Mendiburu la han es* 
crito correctamente. 

— Yo no la he escrito, porque no sé cómo se escribe el segundo 
sonido. 

— Ese sonido no está en ave^ ni en ito^ ni en uva^ eje, oro^ que soít 
los sonidos que hemos aprendido á escribir. 

— Tenéis razón, no habéis aprendido á escribir el segundo soni- 
do de es, jPor qué, pues, habéis intentado escribir la palabra, I0& 
que la habéis escrito mal?. . . . ¿No me dais ninguna razón? Ya lo 
adivino: quisisteis darme una sorpresa agradable, mostrándome 
que sabéis escribir aun lo que no os he enseñado. Agradezco esa 
intención i la aprecio. Veamos, Sanz i Mendiburu: ¿por qué habéis- 
escrito es asi? (Escribe es en el pizarrón), 
— ^Yo, señor» (dice Mendiburu) escribí asi la palabra, por esta ra- 



^B FELIZ RAMOS I DUAlTl. 



zón: como su primer sonido ts el de U primera silaba de eje, debe 
escribirse como se escribe esta sílaba, ¡ asi lo escríbf. Su segunde 
sonido es el primero de sil/a; i como la primera de estas sílabas 
tiene dos sonidos ¡ se escribe con dos letras, he supuesto que el pri- 
mer sonido se escribe con la primera letra de sí, razón por la cual 
he empleado esa letra para escribir el segundo sonido de es. 

— ^Y tú, Sanz? 

— Yo pense como Mendiburu, pero observando la segunda síla- 
ba de mesa, que empieza también con el mismo sonido i se escribe 
éste con la misma letra 

—Os habéis portado los dos perfectamente. Sigamos el examen* 

— ^'Qué viene después de es &vcra? 

— jl vale oro! 

—Analiza, Severo, las palabras ivalc^ que son las únicas que fal* 
ia estudiar. 

— La palabra /, es ta primera sílaba de tío i se escribe como es- 
taj vale se compone de dos sílabas: va. .. , k. Aquella se escribe 
como la ultima de tiva; esta tiene dos sonidos, que son el segundo 
de ilú, \ el primero de ge, por este motivo se escriben como los 
hemos escrito en estas paUí>ras» 

— Has procedido bien, Severo. Al examinar en las pizarras la 
escritura del vocablo es, leí todo vuestro trabajo i he quedado muy 
satisfecho* Continuad así, i daréis un brillante examen á fin de afio. 
Hemos terminado por ahora. 



ORTOGRAFÍA. 



PHELl MINARES, 

I. Qué es ortúgrafiaf * — El arte de emplear los signos necesa- 
rios para la perfecta representación gráfica ó escrita del lenguaje 
oral. ■ - . 



1 Tres prlncípioa, dice la Gramática de la Academia^ dan fundametitoi 
la ortografía castellana: la prcriunciación de las letras i litabas; la etim^hgkt 
ti origen de tas voces^ i el uso de toi qoe mejor han etcntOÉ I^ig^ cnatito 
■quiera la Academia^ ea de imposible ejecucidn un tratado de ortograf!at si 



TaATADO DE LEMíL^AJt. 99 



z. En cuántas partC3 se divide?— En tres: la primera trata del 
oñdo i uso de las letras; la segunda p de los sighos prosódicos; la 
tercera de los sintácticos. 

3. Qué especies de escritura se han empleado?— La criplogra- 



«n él han de enUar masar tú menk origen^ uso i ptúnundücién ^ cosas tan opues- 
tas entre sí qoe sólo parecen naciilas para destruirse recíprocamente, (Pe- 
dro Martínez Ldpez, Gramát Cast. ) 

Los ortcSgrafus no están de acuerdo en los fundamentos ortográficos pro- 
puestos por la Academia: unos dicen que el origen, como principio orto- 
^áñco, no puede constituir eistema, ni auxiliar al que reconoce por base 
hi pronunciación. Nuestra lengua, dicen^ debe su origen á la latina princi- 
palmente, i ya más, ya menos, á la hebrea, griega 6 fenicia, árabe^ céltica^ 
goda^ pánica, italiana, francesa, inglesa, alemana, bascotigada^ antigua le- 
moslna, dialedOB gallego, porlugués, catalin, aragonés valenciano, mallor- 
quín» i en ñn, ha^ta de la misma jerga ó calo de los gitanos de España. ¿I 
hay muchos hombres capaces de aprender todos estoa idiomas i dialectos 
para sólo saber escribir en el nuestro conforme al origen de las vocet? Mo- 
chas palabras hay que á pesar de ser conocido su origen (como Avila, que 
viene de Abula; abogar^ de advocare, com puesto de aii ;M^^r^, llamar, cuyo 
radical es vcx^ iwnJ, la vt z; bizcocha^ de bis cactus, dos veces cocido, recoci- 
do, etc.i etc. ), se escriben según el uso i no conforme ¿ su etimología. 

L^ panidarios del uso auhrizadú se olvidan de que entre las obras de los 
antiguos, las que escribieron Garctlaso de la Vega, Lope de Vega, Carpió, 
Que vedo, Mariana, Rivadeneyra, los dos Fray Luis de Granada i de León; 
i eti:re las de los mis modernos las de los eruditos Mayan;:, Feij jo, Flores 
I oíros, se ve que en mucha parte de la escritura cada uno tira por diverso 
camino, mh unirse en punto alguno. Entre los actuales escritores es toda- 
vía mayor la divergencia de opiniones sobre los fundamentos ortográficos. 

Lros partidarios de la pronunciación, como dnico principio cierto de nues- 
tra ortografía, no toman en consideración que cada provincia tiene su pro- 
nunciación característica, por la cual se diferencia de las demás. De mane- 
ra que, si fuéramos á escribir, v. g : la ciudad de Mcuírid, según la pronun- 
ciación andaluza, escribiríamos: la siudÁ de Madrk; según la pronunciación 
catalana: la tiulat de Madrit; según la madrileña: /a ciudaz de Madriz; se- 
gún la americana: la siudad de Madrid^ etc. 

¿Qué sería de nuestra ortografía, dice P. F, Monlau (Dice. Etiro., 2* ed., 
P^ff* 45), si cada cual escribiese el castellano con arreglo á su pronuncia- 
ckSn? Tendría que el castellano se escribiría segdn la pronunciación de An- 
dalticía, de Cataluña, de Galicia, etc. 



loo F1U2 KAMOS I DUAKTK. 



/¿a^ ^ la estigmaiúgrafia, * la poligrafia^ * la tsUnografia^ la fV^¿?- 
grafia^ la tipagrafía, la caligrafiar la xilagrafia, la esUnografia^ * la 
coriúgrafia^ * la esUganagrafia^ ' la quirografiat ' la paleografía, * 
la taquigrafía, * la braquigrafia, ^^ la Jeroglifica^ ^^ la opistografia, ^^ 



1 La cripiografla (dcí gr, Aryfi/oi, ocatto, \ graphó^ escribir) « el arte de 
escribir cnigmáúcamente, bien sea trasponiendo las letras por subversión de) 
orden alfabético^ ó por otros signos análogos í de antemano convenidos. 

2 La istigmaiografla (del gr. siigmaios^ marca, i grapHó, escribir) es el arte 
de escribir con puntos ó por medio de caracteres redondos i diminutos. 

3 \jk poligrafia (del gr. poly^ macho, i grapho) es el arte de escribir por 
muchos i diversos modos ocultos, que encubren las escrituras, ó su verda- 
dero sentido. 

4 La tsimografia (del gr. simos^ estrecho, i grapho) es el arte de escri- 
bir por medio de abreviaturas <5 de signos convencionales, casi tan pronto 
como se habla. 

5 La coreogra/ia (del gr. choreta, baile, i grapho) es el arte de esCTibir el 
baile con ayuda de diferentes signos. 

6 La esieganogra/ia (del gr. s/egnos, cubierto, oculto, i graphein, escri- 
bir) es el arte de escribir en cifras, i de explicar este género de escritura, 6 
sea la comunicación secreu del pensamiento entre dos 6 más personas. 

7 La quirogra/ia (del gr. cheir^ chtiros, mano, i grapho) es el arte de ex- 
presar los pensamientos 6 ideas por medio de signos manuales 6 movimien- 
tos de manOé 

8 La paleografía (del gr. palaios, antiguo, i graphi^ escritura) es el arte 
de leer í escribir la escritura i signos antiguos. £1 viajero francés Trísse acá* 
ba de traer de Egipto un papiro hierático del tiempo de Cleope, que es por 
tanto el manuscrito más antiguo del mundo (Cantú, Historia Universal, 
tomo 7^ pág. 572). Los jeroglíficos fueron el primer modo de escritura del 
hombre. 

9 La taquigrafía (del gr. iáchys^ pronto, velox, i grapM^^ escritura) es d* 
arte de escribir con tanta velocidad como se habla. 

10 La hraquigrafta (del gr. hrachys^ breve, i graphi) es el arte de escrí* 
btr compendiosamente por medio de abreviaturas. 

11 La escritura y>r^^///fra (del gr. hieros^ sagrado, xgfyphein, grabar) es 
el arte de representar el significado de las ideas con figuras 6 símbolos. La 
escritora jeroglífica se divide en hierática 6 sacerdotal, i en demótica ó po- 
pular, 

I j La opistografka (del gr. ópisthen^ detrá?, i grapho) es el modo de escri- 
bir un pspel 6 lámina por ambos lados al mismo tiempo. 



TftATAl>0 DA LEÍíGUAJEp [Qf 



4. ¿Cómo se divide la escritura por su representación?— En ideo- 
gráfica i grafifónica ó ideúfénica. 

;, En qtié consiste la escritura ideográfica?— En representar las 
ideas por medio de objetos. 

6. Qué objetos se han entipleado en representación de las ideas? 
—Dos manos cruzadas para representar la idea de la amistad; un 
Corazón atravesado por una espada, el dolor; un cuerno de la ca- 
bra Amaltea, la ¡dea de la abundancia; un triángulo equilátero, la 
igualdad; un león, la fuerza; un perro en ademán de correr, la li- 
gereza; una oveja, la mansedumbre; un asno, el sufrimiento; una 
paloma, el amor; una palma, la victoria; un ramo de olivo, la glo- 
ria; un ancla, la esperanza; un ojo, la sabiduría; un pájaro volando, 
el alma; un sol i una luna, la luz; un ojo i agua, lágrimas; un ga- 
llo, la vigilancia, etc. ^ 

7. En qué consiste la escritura ideofónica? — En dibujar, pintar, 
trazar ó grabar sobre un cuerpo los caracteres ó letras que represen* 
tan los sonidos arrojados en el momento de la pronunciación, den- 
tro de los cuales va siempre envuelta una idea. 

5. Qué es escritura en el sentido lato de la palabra? — La con- 
signación del pensamiento humano con cierta determinación i pre* 
cisión, mediante signos ó figuras trazadas sobre una superBcie ó 
cuerpo, 

9, Qué es escritura en el sentido limitado?— La transcripción ó 
consignación del lenguaje oral sobre una superficie ó cuerpo dado, 
mediante signos que representan las palabras i las pausas, entona- 
ciones i demás notas susceptibles de este género de convención 
figurativa. 

10. Qué es la granea? El arte de representar en una superficie 
dada cualquier objeto mediante entalle, trazado de claro ú obscuro, 
incisión í, finalmente, relieve. ' 



1 La escritura ideográñca 6 simbólica abrazi como especie la emblemá- 
tica (efcudús, lemas, atributos, iímbolos, etc. ), la simbólica propiamente 
dicha i la alegórica (pinturas en que se pueden expresar ideas ausentes i que 
propiamente efl el Jen guaje de la pintura], i las notaciones mdsicfff mate- 
mática, qufmica, tipográñca, etc. 

2 h\ gráfica constituye et auxiliar de otras mucKai artes, i entre ellas del 
tenguBJe determinado individual, nacional i social humano, i del alegórico, 
simbólico i jCrogllñco. Glíptica es el arte ó escultura en mármol; esculíura 
es el arte de reproducir de bulto, por medio del dibujo aplicado á la ratte* 
ria sóUda, los objetos ideados i los palpables de la naturaleza humana: esta 
voz comprende La plásiica 6 arte de modelar en barro, cera d otra mttena 



101 VELIZ RAMOS 1 DUARTK. 



LECCIÓN PRIMERA, 

DE LAS LETRAS EN GENERAL. 

1. Qué son letras^^Unas figuras ó signos convencionales que 
combinados entre sf, en la escritura, sirven para representar nues- 
tros pensamientos, 

2. Cómo se llama la colección de letras representativas de los 
sonidos simples i modificados?— /Í^Tfríí'/í? ó A&ecedarh, * 

3. Quién fué el inventor del alfabeto español?^ No se sabe de 
una manera cierta: unos atribuyen la invención de las letras á OsU 
ris, primer rey de Egipto, ó á Mnemon; otros, á Fenix^ segundo 
rey de Sidón, ó á Cadmo, hijo de Ajenón; otros (Estrabón) asegu- 
ran que las escrituras turdetanas concebidas en el lenguaje primi- 
tivo ó bascongado, supone una antigüedad de 6,cooaños; 1 de ellas 
se originan las letras. ^ 



blanda; la islaiimria 6 arte de hacer eütatnasdc bronce; la talla 6 arte de es- 
culpir en Tríade ra; la iorkuika 6 estatuaría de mai ül, oro, i además piedras pre- 
cios áF, llamada también cfisih/antina : el grabado íh relüvi i m huesOf ó ane 
de esculpir en mateTÍas duras, de peqru fus dirntrnsioites, 

t La palabra alfabeto se formó de ¡as dos primeras letras (alpha^ a, i ^ 
ia^ b) del alfabeto griego. Kt nombre abícedariú se formó de la reuDióu de 
Jos nombres de las cuatro primeras letras de nuestro alfabeto a^ ¿, €^ d^ \ la 
deBinencia ario^ del mismo modo que los griegos formaron su al/úheh de 
loa nombres de sus dos primeras letras al/a i hda^ (en griego antiguo, el 
alfabeto se WííXñ^h^ grammahk^^ i en latín litier atura) i el hebreosu alefaic^ 
de la primera letra a¿t/. Algunos neólogos puristas han propuesto el nom- 
bre de ^ríima/í/n"£>, áft gramma^ letríi, \ ario, colección, reunión. 

Parece que del alfabeto egipcio se deriva el hebreo (porque cnando los 
hebreos fueron á Egipto^ ya los egipcios conocíkín las matemáticas i otras 
ciencias que los hebreos ignoraban), del cual se originaron las letras caN 
diicas, que apenas e^tisten; despué;i las asirías ó babilónicas, siríacas Ó ara* 
meas, de las que fué autor Abrabam, srgón una inscripción de la Bibliote- 
ca Vaticana. 

^*El alfkibeto de las islas de Sjnwich tiene 13 letraSj el de Burmés 1^, el 
Italiano zo^ el Bengaléii 21, el ílebreo^ el Siríaco, el Caldeo i el Samarita^ 
no 22, el latino i el >criego 24, el Francés í el Inglés 2^, el Alemán i el Ho- 
landés 2 ó, el Esclavónico 27, el Árabe 23, el Español 291 el Persa i el Cop- 
to 32, el Ruso 4'í ^1 Moscovita 43, el Sanskrit i el Japonés 50^ i el Etio- 
pe i el Tártaro 202," (F. Vclarde, Gramit, Castellana, pág. 10 1, nota). 

2 Atríbdyeae la invención de nuestras letras á Osiris, primer rej de Hgip^ 
to» ó á Mnemon el egipcio, iSz2 años antes de Cristo; también le atribuye 
i FeniXj segundo rey de Sidón, h^'yj de Ajenón, 1500 años antes de Crísto» 
¿ $ Cadiüo» también hijo de AJei^ón, i quien, según certifica PliniOj deben 



TKATAIM) Dt LE9«€UAjC. 



10$ 



4. De cuántas letras ó signos consta el alfabeto español? — De 
vciatinueve letras 6 signos* 



MAyÜSCULAS. 


MINÚSCULAS. 


MAYÚSCULAS 


MlNÜSCUUtS. 


^ 


a 


■^ 


n 


§ 


i 


i 


il 


f 


t 


■ e 


Q 


^ 


Á 


w 


A 


W 


d 


B 


9 


i 


e 


M 


i 


^ 


/ 


& 


i 


f 


9 


i 


/ 


€ 


k 


W 


ílf 


/ 


i 


f 


V 


í 


J 


W 


u^ 


€ 


é 


S 


X 


S ; 


1 


V 


f 


m 


a 


} 


; 


aá 


m 


P 





los griegos el ingenioso ftlíabelo de 16 letras que habían visto en Espafia^ciian- 
do t]eg(5 i, dU en busca de sn hermana En ropa, i llevado deapnés á Grecia 
al fundar la cindad de Tebae." (Monroy. Eatudíoa Ortográñcoa). 



r04 rCLIZ ZAUOS I DVARTt. 



5* Cómo se dividen taa letras por su tamaño ó figura?— En ma* 
yúsculas \ minúsculas: se llaman mayúsculas las que en un mismo 
escrito ó pauta tienen mayores dimensiones en su alto! ancho, tafee* 
tan formas más redondeadas i elegantes; i minúsculas, las de me* 
ñores dimensiones I de formas más modestas t sencillas. 

Las letras mayúsculas se distinguen de tas minúsculas por su do- 
ble tamaño i por su diversa forma caligráfica. 

6, Cómo se dividen las letras por razón de su pronunciación?— 
En vocales \ cúnsanantes: ^ las vocales son a, e, i, o^ u; las conso- 
nantes son todas las demás del alfabeto. 

7, Cómo se dividen las condonantes por su mecanismo?^ — En h- 
¡ialtSf denlales, linguales^ paladiales^ guturales ^ labi^dentaUs^ Un- 
guodentales i linguopaladiales^ según los órganos que intervienca 
en su pronunciación. 

8, Cómo se dividen las consonantes por el sonido que presentan 
en combinación con las vocales?— En unisonas ^ dísonas é isofénicas: 
se llaman unisonas las letras que suenan del mismo modo con to^ 
das las vocales* dísonas^ las que con las vocales a^ o^ u^ suenan de 
un modo i con la ^ i la i^ de otro; isofonas^ las diferentes letras que 
representan un mismo sonido. ^ 

9, Cómo se dividen las letras con respecto á la forma que afec- 
tan en su escritura? — En simples i compuestas: son simples lasque 
constan de una sola ñgura, como la a, la b^ la c^ la d, etc.; i com- 
puestas, las que se componen de dos, como ch^ 11^ rr w. 



I Las letras a, e, i^ o^ u, se lis man voeaUs porque representan las cinco 
voces 6 sonidos aimples, que puede formar eí hambre; á las demás letras 6 
articulaciones se tes llama ^omonaníu por Sünar-con^ consonar^ con las vo- 
eiles, porque en cada ana de ellas necesariamente tiene que sonar alguna 
vocal. • 

1 La f linguopaladiat i la z son isófonu en las sSlabss ce^ ci, i se, zi, por- 
que lo mismo suena voces ^ /tlUa, que vozes, /dísís. También son isd fonal 
la c paladial fuerte, la >t i la ^, como ae observa en cuando i cuanh^ que tue- 
nan lo mismo qne kuandú { kuanio^ quando i gaanh, La^ i l&/r cuando se 
escriben antes de las vocales ^, i', como en g£»fe éj^nie^ giianú éjitanü^ Gff 
ó /ti, Genaro ó Jenaro, Díionas son la ¿^ la g^ la r i Izy: krik g^ con las 
vocales a^ o, w, suenan de un modo, i con la # i U 1, de otro: la r en ra¿d, 
reía, ri/o, ro/o, ruta, suena de un modo, i en ¿ara, aire, htridü^ íora^ queru- 
hin^ de otro; la j^ tnya,_yema,yiux, yo, yuca, suena de distinto modu que ett 
ylria^ yíia, ypoforo^ etc. 



j 




TIUTADO DI LtHQUAl^, fCf 



JO, Qué se entiende por ortografía de una palabra?— La elección 
propia de los signos con que se ha de representar un vocablo. 

II. Qué regla se debe seguir en la ortografía délos nombres in- 
dividuales extranjeros^ — Deben escribirse en español como están 
en sus respectivos idiomas, sin ninguna alteración, v, g.: N'ewton, 
Vüliaire^ Rcussian^ Mirabcmi^ Ldbniijj^ Siololmo, Dclmvarc^ Franc^ 
füft^ StransSj etc. 

LECCIÓN SEGUNDA. 

DEL OFICIO 1 USO DE LAS LETRAS- 

a,^ e/ i,^ 0/ u.^ 



1 Los griegos i los éuskaros ó bascos llaman a¡/a á la a. Los eiíopea U 
] laman al/; los latinos i los godos, a; los árabes, élí/; los hebreos, ák/; 
los caldeos, dpha; los cgipcioF, aíomus; los indios, aluph; los asir i os, üfym: 
■os sarracfnoK, ahnwxi: los sirio?, olúph i phiohho; loa ingleses, t; los fran- 
ceses, a, 

'La ñgura de la a maydscula, dtce D. José M. Doce, en su Diccionario Or* 
lograilco, c£ la de una lengua corlada por mitad, de este modo A, signífi* 
c¿ndo acaso que se puede pronunciar sin lengua." 

2 Los españoles, los Tómanos i tos franceses la llaman i; los ingleses i; 
ios griegOF^ tpsilén 6 iia (segiin sea breve 6 larga); los caldeos, vu; los egip* 
ríos, iui; los indios, vau; los asirlos, tihími; los sarracenos, ^ftíhint; los bas- 
coSf ipiila; en lalin, t. 

3 En español i en latín se Uama /; en griego i en bascuense, ioia; en 
francés, i> en ingles, úí; en caldeo, za; en egipcio, hcuun; en indio, iouj e» 
asi rio* Jtanun; en sarraceno, ioí/hi: en sirio, hhuójso, 

"En el siglo XIV se introduje la práctica de poner un punto sobre la i 
para denotar que era vocal, asi como para figurar la pronunciación fuerte 
de U misma se ponia una coma debajo, en esta forma ( | ), i estos dos sig- 
nos juntos vinieron i formar la j\ El punto sobre la i' no se encuentra antes 
del siglo XII: ni cifras arábigas antes del siglo XIIL" (Cantdj Historía Uni- 
versal, tomo 7% pág, 6io). 

La. / ha sido conmutada en y en c&/ivor (del francés conv&i); sin embargo, 
se conserva tn/hí, no en wíí>, i si en changüí^ jojúi (conejo), 

4 £n efipiñol» latín, inglés i francés se llama ü\ en bascuense, &miga; en 
griego» úmkron (o breve) ¡ o mega (o larga); en caldeo, harar; en egipcio^ 
»bilúfj en indio, tha; en asirio, úhp; en sirio, scgo/; en sarracenOf of/ti\ 

5 En español i latín ii/en inglés i francés, té; en bascuense, u/si¡^; en 

3 



J06 PSL12 RAMOS I DUAETS. 



1 2< Las vocal e s presenta n d í Rcultad e n su esc rlt ura? — No presen- 
tan duda alguna, porque la pronunciación de cada una determina 
el signo que la representa. 

13. Las vocales han sufrido alguna alteración? — Han sufrido al- 
teraciones eufónicas, que consisten en la cúnmutación^ la f rasaos t- 
ciérij la adición ó supresión de vocales en las palabras. ^ 

14. B-b. ^ Qué reglas hay para el uso de la be?- Para el acerta- 



griego, úpsüún; en hebreo, vau; en árabe, mu; en sirio, ossasso; en caldeo i 
egipcio, uf/ en indio, ve// en asido, vi; en sarraceno, azototh, 

I Al romancearse machas palabras latinas las vocales sofrieron conmuta- 
ción ea, V. g. r de pilo se formó pelo; de fronte^ frente; de fonie^ fuente; de 
trattu^ trecho; de timor^ temor; de lingua^ lengua; átpauper^ pobre; de au- 
r^p oro; de laudare, loar; de sella, silla; de equalis, igual; de seculo^ siglo. 

Por Adición, x¿^¿?r/iÍ9if se convirtió en escorpión; scrihere, en escribir; scluh 
la^ en escuela; itrra, en tierra; meiu, en miedo ;y¡rrr<?, en hierro. 

Por trasposición, smiio se transformó en siento; valido en baldío; vkdua 
en viuda. 

Por supresión, ra;i^ se transformó en caLn;^/te, en fin; vile, en \i\ ¡fia/u, en 
pan. 

''En la reforma del siglo XV se suprimió la a en ridiadeza^ estrecheta, 
aUmpiar^ atapar, aventaja; la e en cueita^ duecho, castiello^ oriella^ etc. ; la i 
en Himplo^ txiemplo, mujier, siella, etc., ¡ la^' en las voces so, do, vo, por soy, 
doy, vcy." (Monroy, Estudios Ortográfico-Prosódicos). 

Por conmutación, át causa se formó cosa; á%gaudio, gozo; de mauro, mo- 
ro; de auca, oca; de audilo, oido; át aucloriare, otorgar; átihesauro, tesoro; 
de lauro, toro; de mucco^ moco; de lacusta, langosta; de navacula, navaja; 
de compkre^ cumplir; de nodo, nudo. 

En lo antiguo se decía j¿(7»</dr, ahorrir, logar ^ polir, so/rir, solil, etc., i 
hoy abundar, aburrir, lugar, pulir, sufrir, sutil. 

Por conmutación, de bono se formó bueno; átbove, buey; de corpore, caer* 
po; de domino, dueño; át /olli, fuelle; de hóspile, huésped; de longo, luen- 
go; de novem, nueve; de nove^ nuevo; de porta, puerta; de sorie^ suerte; de 
curío^ corto; de /urca, horca; de lupo, lobo; de iussi, tos; de formosa, her- 
mosa; á^locus, lugar; át forte ^ fuerte; de coluber, culebra; de morle^ maer- 
te; de musca, mosca; de unda, onda, de bucea, boca; de güila, gota. 

z E>}ta letra se llama be en español: en inglés bi; en francés i latín be; en 
bascuense beia; en griego, beta 6 bita; en antiguo romano, be; en hebreo i 
en sír o, bilÁ; en caldeo, valA; en egipcio, bivityn ó bida; en indio, vadh; e» 
asirio, hem\ en sarraceno^ bendi. 



TRATADO DI LSIÍGUAJE. t&f 



do USO de esta letra pueden establecerse las reglas siguientes: 



1 Báaiaie á cualquiera esamiitar el objeto de escribir & en caso de duda, 
para concluir que til el origen es conocido, ni las reglas son suficientes pa-^ 
ta üjar el verdadero uso de esta letra. Entre los latinos se confundía la pro- 
ntiQciacidn de la & con ta de la &, / iy (*); por esta razdn, en los manus- 
critos é inscripciones antiguas, se ve amabii por amayií^ Bdrus por Ptimt^ 
A/raham por Abraham, dixií por vLxíí^ abe por avt^ Órma por nma; i al con- 
trario, vau por ¿ijse, Danuvtus por Danubius, vel/t poi &eih\ devihim p^r d^^ 
hüum. 

''Los romanos, en vez de la B emplearon al principio de palabra DV, 
dtdlum por bellutn; i en medio la P, opiimii: alternada con la ^ í la ;', la o i 
la », la ¿ i la v, **Menerva, Magester, fíliom vibus." La m final solía supri- 
niise, especialmente cuando iba seguida de nombre que empezaba por vo- 
cal." (César Canta, Hist. Univ., tomo 7^, cap. VII, pág. 577). 

La ¿ ha sido suprimida en muchas palabras que la tenían en su origen 
latino, como lamtr (antiguo lamber) de lamberé, lomo de lumbus, paloma de 
falumba^ plomo de plumbum. 

Desde el siglo XIII empezó á alterarse en muchas palabras la ortogra- 
fía de la b: en las voces que traían p^ ésta se sustituyó por b; así átpau- 
per se formó pobre; de redpere, recibir; de epUcopum (ó ipucopo)^ obispo; de 
cüfüe (ablativo de capul), cabeza; de aperire (aprilis)^ abrir (abril); de ra- 
pülus, cabello; de sapo, saponis^ jabón, etc., etc. 

Los escritores del siglo XV, con el objeto de suavizar la pronunciación, 
suprimieron la b etimológica en cobdicia, cobdo^ dubda, etc., diciéndose des- 
de entonces codicia, codo, duda; de la palabra latina cwilale se formó cibdal^ 
que luego se eufonizó en cibdad, i por último en ciudad; también fué conmu- 
tada en u en caudal, caudillo, deuda, recaudar, palabras que en su primera 
formación eran cabdal, cabdillo, debda, recabdar, etc. 

''£n los manuscritos del siglo XIII, dice Monroy, en sus Estudios Orto- 
gráfico-Prosédicos, no se ve usada la b en las sílabas bra, bre, después de 
m^ observándose, empero, con bastante frecuencia escrita la r suave después 
de m, como somra, somrar, nomre, cuyas voces aparecen desde el sig-o XV 
en adelante escritas con b entre la m i la r. 

"Ya en el siglo XVIII aparecieron muchas palabras con una sola b de las 
dos del origen, como en abbad, gibba, etc., escribiéndose <7¿:7¿/, giba. En 
1803, la Real Academia suprimió esta letra en las palabras substancia, subs- 



(^) Quién dirá que la b, \dLV\ la/* deben tomarse muchas veces por una 
misma letra? Como que la v es á veces igual á la n, i ésta á la duplicación 
de dos ii,*' (Avendafio, Gramát. Cast.) 



I08 FELIZ RAIIOS I DUARTI. 



t* Antes de ele i ere^ ó de cualquiera otra consonantep coma 
blando^ blavoy bledo, blindar, hhfjm^o, blusa; bravo, breta, brios^ br<^ 
mat bruma, abdicar^ objeto, obtuso, etc. Antes de z\ como obvención, 
obvia, obviar. 

Las palabras Ivri, Havre de gracia, etc., se escriben con t% por- 
que siguen la ortografía del idioma á que pertenecen. 



iati/wáj obscuro, suhslraer^ subsiilmr, subscribir ^ etc., escribiéndose suáiancía, 
eastantivo, oscuro^ sustraer, sustituir^ suscribir; pt^ro rto se omitió dicha le- 
tra en subsistir, abstraer, obstáculo. " 

Muchas voces que antes se escribían con áj como A bula, Síhiila, marabílíii, 
hoy se escriben con v, como Avtta, Sevilla, maraviila; también T^nda, tvrru- 
ga, volar j volver, envidia, etc*, antes se escribían bmda^ btrruga, botar , bol- 
btr^ tmbidia. Las palabras aviles^ invernar, imentat, invierno, maravilloso^ ot- 
vidOf ouiUo, smitlano, Vitlena, aver^j torvisco, etc, Uenen ¿, en cl origen, co- 
mo übukfíSi^ hibernar, hibernal, hiberno^ mirabiU, oblÍtt¿s, gubdlo, tsbalense, 
Beliana, tiabtrt^ turbisco. Igualmente ha habido cambio de ¿^ en t', en adi- 
vas (del árabe adiha)^ en üvantt (del lat. ah, i antes); i por el contrario, de 
V en ¿, en ahutlo (del laL amlus), balija (del italiano vatigia), barbecho (del 
!al!n vervactum), barniz (del lat. varnix), barrer (del lat. v¿rrere), bermejo 
(en lat* vermiculus), bochorno (del laL vuttrunus), bogar (del antíguO'-alto- 
alemán wagon^ í modificado imgón), buitre (del lat. vultur)^ rebosar (del 
lat, rrúorsare, ^oi reversare, comp* de rí, i vorsare, por versare), Briviesca (de 
Virueseaá Viroz'esca), torvisco (del lat iurbiscus). Muchos de estos cambios 
se deben á la Academia Española. 

''Usábase^ dice, en principio de díccidn ta b^ i en medio la v; de soerie 
que si una voz tomada del latín no tenía más de una sílaba con v, se conver- 
tía en í, V. g, ; obispa de vespa, barniz de ver n ice ^ barrer de ver rere. Si la voz 
tenía dos sílabas con ¿, la segunda se convertía en v, v. g. : bever de biberi; 
i <í ^mbas eran con v, la primera se mudaba en b, como en bivir de vevere, 
en lo que hubo. mucho rigor, hasta qtie se perdió en lo moderno, porque 
no se conocía la diferencia en la pronunciación, i por eso la Academia ha 
restituido á sü origen estas voces, á excepción de las que el uso constante 
ha variado, como sucede en abogado, boda^ baluarte, barrer, becerro^ bochor- 
no/' (Academia, Gramát de iBi6f pág. 345)* 

La ¿ se cambió en g en viga (del laL vibia, según la Academia); en Gas- 
fuez (que viene de Blas) ; en v, en Vá*^guez (que viene de Blas) ; vivaque (del 
alemán beiwache, de bei, cerca, i waehen, vigilar); voznar (del lat. buccinare, 
tocar la bocina); en u, en ciudad (del antiguo €Íbdad)¡ ausenli (del lat ab* 
ientt). 



TRATADO DE LIXGUAJR. lOf^ 



2* En la terminación ba del coprctéríto, como admiraba^ iba^ 
estaba. 

3* En todos los tiempos de los verbos cuyo infinitivo termine 
en abtr^ eber^ bir, * como "haber, saber, deber, recibir, suscribir;'* 
excepto hervir, servir^ vivir ^ precaver^ prever i sus derivados. 

4' Antes de u^ como buitre^ bnlla^ httrla^ buscar, abunda; excep- 
to los tiempos de volcar^ volver y volar ^ vulnerar^ divulgar i los vo- 
cablos vuestro^ vuelta t vuesa^ Vukano, Vulfenia, vulgar^ vulpeja, 
vulpino^ vutpnlina, vukela^ vulu^ aim tarda ^ convnhién^ párimlo^ pa- 
vura, 

5* Después de íí, V, g,; Cuba, nube, tubo, subir; excepto antuviar, 
aluvión, coadyuvar, efluvio, fluvial, lluvia, pediluvio, pluvial, uva, 
tuvo, estuvo, anduvo i sus compuestos. ' 

6* En las palabras que empiezan con la sílaba bar^ bar, como ba- 
raja^ barato^ barba^ barítono^ barro^ barriga^ barco^ barde^ borceguí, 
bardar^ boreal^ barla^ bordón^ borracho, borrar, borrasca, borrego, 
borrico, borraja, etc.; excepto vara (con sus derivados), varar, va* 
rtftga, variar, várice, varón (hombre), varioloso, varchilla, vorá- 
gine, voraz, vormela, vórtice í sus derivados. 

7* En las voces que empiezan con bat ó bot, v. g.: bata, batir, 
botella, botica, etc.; excepto vate (poeta), vaticano, voto i sus deri- 
vados. 

8* En las dicciones que empiezan con bea, beb, boch, bod, bof, 
bog, bon, boq, como beato, beber, bochorno, boda, bofe, bogar, bon- 
dad, boquear, etc.; excepto vogelia, de vogel, i algunas inflexiones 
de ver. 

cp En los prefijos ab, abs, ob i sub, que entran en composición 
de muchas palabras, como ab-uso, ab-orrecer, ab-orto, ab-ini- 
ctOf absoluto, abs-temio, abs-ceso, abs-terger, ob-ligar, ob-tener, 
ob-longo, ob-^iar, sub-asta, sub-ir, sub-entender, sub-urbio, sub- 
levar^ sub-lunar, etc. * 



1 I las palabras que se derivan de esta?, como escribiente, escribano, escri- 
ba, recibiendo, recibiré, suscribir, habiendo, habido, sabiendo, sabio, debiendo, 
débUo^ bebido, bebible, recibimiento, recibo, etc. 

2 Los compuestos de tener, como contuvo, sostuvo, detuvo, mantuvo. 

3 Abdicar, abdocir, abjurar, abnegar, abrrog.ir, abrrotar, abscindír, ab- 
sorber, absonar^ absortar, absterger, absumir, obbeber, obcecar, objetar, 
otaaturar, obstacalizar, obstar, obsecrar, obseder, obsequiar, observar, obs- 
tniir, obtener, obviar, etc. 



fió PftLtZ ftAUOS í DUART£. 



10' En fin de diccíónp como Cakb^ Afoaá, Húveb^ Nabab, Acai, 
jMerabf Hajib^ Najib, Job, Oreb. 

II' En las palabras que comienzan por ^, como zambomba^ se* 
Húbtúf zfboa, aúobia^ :idbila, etc.; excepto dádiva (planta), zaravits 
(príncipe primogénito del czar de Moscovia), ::endavcsla^ zuavo. 

12' En los prefijos bis^ ^ batí i boni^ como bisnieto^ bisnaga^ be- 
neméritú^ Bonifaciú^ etc, 

13* En las voces que empiezan con al^ ar, nt\ como **alba, aU 
batiaca, albayalde, albergue, albulo, árbol, arbitro, urbano, urbi- 
no," etc.; excepto **Aívaro, Alvarez, álveo, alverja, alvidríar, alvi- 
torax, alvareque, alvar, alveario, alveolo, alvino, arvino, arveja, ar- 
vejo," 

14' En las palabras que empiezan por la partícula ümb^ que ea 
composición significa alrededor, como *'ambage, ambiguo, ambien- 
te, ambiope, ámbito," etc., excepto **anverso/' 

15* En las voces que principian con el sonido bibl, procedente 
del griego bióliün, libro, como "biblia ^ bibliografía, biblioteca," 

16' En las dicciones terminadas en ¿¡a3ú, Haba, como * 'sílaba, 
disílaba, monosílaba, etc. 

17' Inmediatamente después de las ^\\dh^^,jaji^ju^ como enyii- 
hón^jiba,júbilú, etc.; excepto Javaloyas^ Javalquino^ Javarrtlla^ 
y aven ^ Javier, Javiirre^ JavÍ€rr€gay, Jai^ierrclatre, Javiña Ju* 
vilt^ (pueblos); "Javier í Javiera'' (nombres de p*rsonas); "Java» 
(isla), con sus derivados "Javo, java, javanés, javanesa;" "juven- 
tud," con sus derivados; "juvenales i jüvcnalias* (fiestas de los ro- 
manos). 

l8* Después de las sílabas ra^ ri, ro, ru, como en "rábano, ribe- 
te, robo, rubio;" excepto **Rávena" i sus derivados, "rival i rivalí' 
dad; Rivadeneira, Rivas, Rivero, Rovisco" (apellidos); "Rave> Rá- 
vita, Rivadavia, Ri vadeo, Rívadeume, RivaduUa, Rivadumia, Rt- 
valago» Rivamartin, Rivamontan, Ri vasar, Rivasietra, Rivatajada, 
Rive¡ra,Rivcllcs, Riveros, Rivillai Rivota" (nombres de pueblos). 

19' Después de las sílabas ta^ tu tre^ como en ''taberna, tubér* 
culo, trébol;" excepto "Tavara, Tavertet, Trevejo, Trevélez, Trc- 
viana, Trévías, Trevíjano, Treviño ¡ Treviso" (pueblos). 



t Los diccionarios traen bizcocho, debiendo ser hiscocho; de bii^ dos veces, 
\ cociwí. cocidOj dos vecc£ cocido. 



TRATADO DK tlKGUAJl, 1 1 1 



20* Después de las sílabas ca^ a\ co^ cu^ como en "cabeza» ceba- 
da, cebolla, cobarde, cobertor, cubo, cubeba;'' excepto "cavatina, 
cavar, caverna, cavidad, cavilar, covacha, covanUla i covantUo" (i 
algunos derivados de estos)» '*Cev¡co, Covadonga, Covalles, Covc- 
da, Covejo, Covet i Covides ' (pueblos)* Unos escriben *'Covarru- 
bias i otros Cobarrubias'' (apellido). 

21' Después de las sílabas sa^ so, su, como en "sabor, sobar, su* 
bir;" excepto "savia* (jugo de las plantas), "suversivo, su versión; 
Savall, Savína, Saviñánj Savinao i SovcUas" (pueblos). 

15, C-C- ^ Qué reglas se deben tener presentes en la ortografía 
de la a? 

1' Cuando va delante de a, a, u tiene el sonido paladial fuerte I 
no presenta duda en su escritura, como "casa, col, cubo,'* nícn fin 
de Silaba, como *'acto, secta, adicto, docto, conducto; ni antes de 



j Esta letra, tjt español i latín, se llama c€; en griego^ cúppa; en ingléf, 
si* en francés, h; en bascuense, zttú¡ en hebreo, caf; en ira be, cha ó caf; 
en caldeo, cacear; en egipcio, chinah; en indio, chia; en asiriOf gtrn; en sa- 
rraceno, catL 

La 6gura de nuestra t es la de la ct laiina, originaria del r^ hebreo, qtie 
es la r escrita al revé^, en razón á que los hcb^^ecSj como lo9 síiíof, caldeos 
i árabes, escriben de derecha ¡í izquierda. 

La ortografía de la c ha aufrido alíeracidn en muchas palabras: la c ha si' 
do snstlttiída por g en aigúd&n (del árabe aicoim), en agora (hoy ahora), 
''amigo, higo, hormiga), laganOj lago^ miga, segundo, segur, trigo/' de los 
ablativos latinos "hac-hoia, amico, íicu, fórmica^ lacerto, lacu, mica, se- 
cnndo, securii trilico, etc, ; pory^ en '^jísca" (de cisca), en ''Jisma" (de Cis- 
ma)^ en s, en ^'sandíd' (del árabe ^'cindk"). Fué suprimida una c en las 
Yoces latinas qtic la tenian doble, como "vacca, bucea, mucoi, peccato, su- 
eco,'* eic-, escribiéndose "vaca, boca, moco, pecado, suco'* (jugo); fué 
conmutada en ch^ en "chantre, chabeta, chinche'^ (del lat. ^'cantoie, capi- 
le, cimex, cimicia), en "chachara'' (del italiano ^ciacciara'*); en qú, en laa 
voces "duque, estoraque, queso" (del latín *'dace, siorace, caaeo," etc.); 
gQprimida en "tratar, samo, delito, matar' (del laL 'Uractare, sanctus, de^ 
Ucto, mactare"); en z, en ''calzar, corteza, lanza'' (del laí. calcare, cortice, 
lancea/' cic, ) ; se pu30 en vez de s^ en ''cerrar,*' (del lat, "serare''), por r^, 
en ''marchito de marciso;' en ^^ en "greda" (del laL "creta"), en "ga- 
rmcha' (delitaliano "carrucola" d del latín "carruF/' carro), "lechua" 
(dcJ laL '*Íecylhiis");en U^ en *^IIanto" (del lat. ''canthua"); tn g, en "et- 
piga" (del laL '*¿pica''}. 



111 FELIZ RAHOS I DUARTE. 



iUóere, como "Clara, clero, clisé, cloro» club, eran, crea, crin, croe, 
cruz*" 

2^ Como antes de e, i, tiene el mismo sonido Unguodental de la. 
js, la regla más segura en estos casos es consultar el Diccionario, 

3^ Se usará f ór, indistintamente en ''cédula, ceca, cedoario, ce- 
lo, celador, celandés, celar, céngalo, cénit, cequí, cequia, ceuma ó 
ceugma i cizaña/' 

Andrés Bello, Vicente Salva, Joaquín A. Dueñas, José M, Doce, 
Ireneo González, A. M. de Noboa i otros gramáticos son de opi- 
nión de que no debe cambiarse la ^ en c al pluralizarse las pala- 
bras terminadas en r en singular, como vo::^ crn^. 

4' Se escribe c en las terminaciones ''ancia, ancío, encía, incía^ 
oncio, uncía,*' v. g.: ''constancia, anciano, Cancio, clemencia, pro- 
vincia, Poncto, anuncia, renuncia, anuncio; excepto los derivados 
de ansiar, ansia.'' 

5* En las voces terminadas en tciú^ ida, como *'v¡c¡o, oficio, ini- 
cio, ficticio, vicia, delicia, carleta, etc.;" excepto ''obisio, lisio, eli- 
sio, Anisia, Dionisia, artemisia, asisia, lisia, Frigia, elisia, i las ín^ 
ñexíones de lisiar/' 

"Qué debe notarse acerca del uso de la c? Que suele emplearse 
en el plural de palabras que terminan en r, como de t'^5, voces ;ác 
paz^ paces. Debe observarse esta práctica? No, porque es contra- 
ria á las reglas de etimología, i porque tal abuso está reprobado 
por autores competentes/' (Ireneo González i Hernández, Gramá- 
tica castellana, pág. 156). 

16- Ch^cll* * Hay que tener presente alguna regla para saber 



I Esta letra, en español, se llamó ant«9 ti-itche^ i ahora che; en sirio se 
llama kof; en árabe^ íA/»/ en írancés M, 

En 1803 la adoptó el Diccionario de la Academia (4* edición), como 
letra separada. A imitación del laiín, escribió el castellano con M, i tin 
acento cincünflejo en la vaca! que seguía (indicando el sonido de r, k^ 6 q), 
las voces procedentes del griego ó de las lenguas oríenialeSj para marcar 
que en estos idiomas tenían una aspiración; así se escribió chdid^, cháüi, 
chímira chímka^ chohra, etc. \ pero modernamente nos hemos desentendido 
de aquella marca etimológica, i suprimida la h i el acento circunnejoT es- 
cribiendo * 'caldeo, cáos^ quimera, química, cólera," etc/' (R F; Monlan^ 
Dice. Etim. ) 

La ch^ con la fuerza que la pronunciamoF, es peculiar del castellano, i hm 
servido para representar el sonido de la griega chi^ cuya dudosa pronurKta-^ 



i 



TRATADO DE LKN'GtrAjK. I I $ 



escríblr la che? — Como esta letra suena lo mismo con todas las vo- 
cales, no presenta duda alguna en su ortografía, v^ g.^ ^'chasco, cha- 
cho^ cheche^ chinche, chocho, chucho." 

17. D-d. ' Qué regla debe seguirse en la ortografía de la dtf 



don (como j^ comoM, í como q) ocasionó que la representasen alguna vez 
por la joU latina, i abora generalmente por qu^ Cy 6 k\ por eso las pala- 
bras compuestas del adjetivo archu, se conmutan unas veces en arqui^ en ar- 
quiitciura¡ tn ''arci, como arcipreste;" en *'aizo ó arz, como arzobispo;' en 
"are, como arcángel;" i en otros casos ha quedado con su forma primitiva 
i la pronunciacíÓD española, como ''archipiélago, arch ¡cofrade/' etc. 

Mochas palabras latinas al romancearse han perdido la h^ como ' 'cédula, 
cirugía, cristiano, cronología;'' del latín ''schedula, chirugia, christiano, 
chrónologia;" otras han mudado la ch en qú, como ''quirúrgico, quimera, 
quilo, quimo, quiragra, Quersoneso/' del griego "cheirourgos, chimaira, 
chylos, chymos, cheiragra, Chersonéso;" en k^ como "kilogramo, kiloH- 
tro/' del griego "ch¡l¡o¡,"m¡l; en g, en ''estómago" (del lat, "stomacho"), 
"gamusa, garduña," (del árabe "chamús, charncit*'); en «, en "cachaza" 
(del turco "cachacba"), "zafio" (del árabe '*chafi''). "zampuzar" (de ''cha- 
puzar"); en y, en "toronja" (del árabe "toroncha"), 'Jamilla" (del árabe 
"chamil"), "jarra" (del árabe "charra"), "jifa, jeliz, jofaina," (del árabe 
"chifa, chelf^. chafna"); en ^, tn gel/e (del árabe r^^y, gerbo (del árabe 
africano chtrbo), 

I Damos á esta letra el mismo nombre que los romanos, de; en francés 
como en latín, se llama de; en inglés, di; en éuskaro ó bascuense, delta ó 
diUia; en griego, deUa; en hebreo, dáieih; en sirio, dólaih; en árabe, dhal; en 
caldeo, dau; en egipcio, dinaim; en indio, del; en asirio, dein; en sarrace- 
no, delphin. 

£1 sonido dental medio i suave de la </se deja ad-literar 6 atraer fácil- 
mente por otros ó desaparece. De esa misma blandura fónica resulta que la 
^ final, ó se exagera (como en Cataluña) hasta llegar á su toque fuerte, que 
es la /, V. g.: amisiai, ctuiat, cariiai, ó se suprime (como en Andalucía), 
V. g.: amist&y ciudá^ cartdá, 6 se permuta en z (como en Castilla), v. g. : 
amislaz, ciudaz^ caridaz. La permutación de la d por la z, que viene á ser 
la «/aspirada ó la ih (iheta^ del griego^, es ya muy antigua, según refiere el 
siguiente texto citado por Monlau: 

"Asi mesmo "mayorazgo, in&ntazgo, deanazgo, arcedianazgo, arcipres- 
tazgOy almozarífiízgo, priorazgo," no se han de escreuir con d (dice López 
de Vclasco, en su "Ortografía i pronunciación castellana," Burgos, 1582), 
conao en estos i en los demás se hacía antiguamente, aunque ya la ^ ha pa- 
sado en z; i asi se ha de escreuir "mayorazgo, priorazgo, " y los demás; aun- 



1 14 WULIZ EAUOS t CUARTE* 



r La única es la pranuncíacíón, porque suena del mismo modo 
con todas las vocales, v. g.: '*edad, adjunto, ardid, droga, driK 

2* Para evitar confusión, se pondrá ¿f al ñnal de aquellos nom- 
bres cuyo plural termine en des, como "paredes, ustedes, redcSt" 
que vienen de "pared, usted, red.'* 

3' En las segundas personas de plural del modo imperativo de 
todos los verbos que no sean defectivos, v. g.: *'Ieed, id, habed, 
sed" vosotros. 

4* En sílaba inversa suele preceder á las consonantes wi,/, ^, i 
Vt v, g.: "admirar, adjetivo, adquirir, adverso, advertir. 

1$. F-f. ^ Presenta alguna dtñcultad la ortografía de l^r/r? — No; 



que por '■infantazgo" dicen algunos (i no mil) **infaiilAdo/' V por ser um 
blanda, y suave la voz de esta letra, sirve en parte de tnitigHr el rigor de bs 
que se juntan con á>ípí?ro sonirto, como es en ''vendrá, tendrá, pondrá"* y 
los derivados de ellos ** vendí í.i," ele, que debiendo ser las palabras regu- 
lares **venir-á de venir/' como "áenltr-á de sentir y tenei-i de tener," co- 
mo ''entenderá de entender," y habiéndoseles quitado la i'ála una 3ra la 
otra la €, por contraetlas 6 acortáílas, quedaron "venrá y tcnrá/' como rás- 
ucamente se babla todavía: y porque la r, deípuéide la h, i» u en a demasiado, 
unto que no se puede pronunciar como sencüh^ queriendo templar su n^ 
^or, trocáronles los puestos y dijeion verná^ ierná, como muchos hoy lo pla.- 
tican: pero, porque todavía las palabras quedaban ásperas, á causa de que 
U r y la ff nunca se juntan sin desabrimiento, dejando á cada una en su 
lugar, metióle de por m^Jío la d, y con su blandura quedaron tratables j 
suaves, como i^e platican y deben escrruirse las palabras vendrá, y itndrá^ y 
pofidráj con sus compuestos avendrá, canvendrá, conkndrá, campúfuirá^ y lus 
derivados avendría, convendrías^ pondrías, y los demás, si hay algunos." 

Como se ve, desde los primeros tiempos del idioma ha venido alterándo- 
se la escritura de la d: ya tra^pDniéndola á la / cuando después de los infi- 
nitivos siguen los pronombres /r, Ar, iú^ como en 'llevalde por llevadle, tle^ 
váida por llevadla, tlevaldo por llevadlo;" ya añadiéndose en otras voces, 
como '^salid, haced, advierto/' etc. , que antes eran '*saH,bac4^, a vierto;" ya 
suprimiéndose en "piel, caer, creer^ abogado/' etc., del latín ''fidelig, ca- 
dere, crederej advocato/' i en 'Cantáis, corréis, aductor/' que antes eran 
^'cantades, corredes, adductor^" mudándose en l^ en ''cola, olor, ralei, de 
cauda, odore, radice;"en r, en ''lámpara^ de lampade;" en /^ en '^marchi- 
tos de marcido, etc., etc. 

T La ^¿ d más blen,/^ ^ dice Mariano J. Sicilia, marcaba en latín cierta ag- 
piracidn que bucfan loe griegos en la pronunciación de la/; tan difereatc 




TRATADO Dt LEVOUAJI, I I S 



porque suena del mismo modo con todas las vocales, v* g.: ''firo, 
fósforo, Azofi Dafne, Flora, fruta." 



de la que hacían los romanoSf que ^egún Qi^intíliano afirma, era casi im- 
posible i un griego pronunciar la f latina Entre nosotros, sin embar- 
go de sernos desconocida aquella aspiración, se escribía ph por respeto i U 
etimología griega 6 latina de la voz, en k s casos en que Ea palabra deriva- 
da tenia en lo anliguo aquel carácter de aspiración. De esta manera se sa- 
críñcaba la exactitud de la ortografía á un vano temor de que se olvidase el 
origen de aqnellas voces i con él su significado* (Ortología ¡ Prosodia, t. i" 
P^ 164). 

La F, letra mtdi/a en portugués i en español semivocal^ tuvo origen en Ed- 
Ua, donde la llamaron vau. Los sirios la nombraron /é; los etíopes, /ai// 
los árabes, /ti; los caldeos, /w; los indios, /«/ tos asirios yf/í»/ los sarrace* 
noSj /oííAin; los hebreos^ pñf/ los éuscaros, 飿á; los griegos i fenicios, fi^t; 
los latinos, f/; los españoles, e/e; los ingleses i franceses f/; los portugue- 
ses, /í, etc. 

Li figura de la F es, segán Doce, la del wau hebreo 1, que puesta al de- 
recho conforme nosotros escribimos, quedaría así, F. Creyendo los latinot 
que la F tenía valor de doble z\ juntaron dos watis colocando uno sobre 
otro en esta forma F^ los que, cerrados i unidos^ formaron la F primitiva, 
ó dígama. La /A de los griegos íenía un sonido blando, suave, i la^de lo» 
latino» horrísono. 

El emperador Claudio C^sar, queriendo sustituir el sonido f'de los es- 
ticos, introdujo la costumbre de escribir el digama F invertido as! ^^ como 
todavíi se ve en los letreros de su tiempo Tirmina^ü, AmpHú^Uquc^ d^^^f 
Ser^us, etc , por Termina vi/, AmpUavií, VLxit, S€rvus, Muerto CUudio ae 
volvió á usar la P, i se olvidó el uso de la aniisigma Qj, con que el empe* 
rador trató de sustituir el sonido /j de los griegos. 

Llamóse letra de vaticinio, ó adivinación por el suceso del sepulcro de 
Antenor, donde se halló su espada, que era de la figura de una/; 

Los romanos dieron á esta letra el valor de 40 i con tilde el de 40,000, 

El uso de las dos FF, que aiin tenemos en portugués, en affuir^ offirmar. 
difficü^ tffiik^ etc, en francés, en mffire^ mffimnce, stiffoqutr^ etc., en inglés, 
en affair^ ^jf^^y ¿'#, huff€Í^ etc., en italiano, en tffigu, úffojian, affuin, ruffa, 
etc-, que algunos creen se introdujo en el español en el siglo XI, con la 
adopción de la letra francesa; no parece sino que el castellano heredó del la- 
tín el uso de escribir afftro, dijferú, rtfffro^ affli'gir, etc. (así como recibió 
del mismo idioma la pronunciación suave de la // en m;?/, prmlUjo, apella - 
cien), que desterró la Academia, dejando sólo una y, como en 1 765 supri- 
mió la x doble que venia escribiéndose del antiguo^ i en 1S03 desterróla 



] l6 FXLIZ RAMOS I DUAKTt. 



19. Gr-g* * Qué reglas deben seguirse en la escritura de la gef 
V La pronunciación determina el uso de esta letra cuando re- 
presenta el sonido paladial suave con las vocales a, q^ u, como "ga- 



/¿j Buatituyéndola con ky, en Ji/oso/la, ortografía^ ctc, que antes se escri- 
bían pkilúsúphia, oriúgraphia^ Kn muchas palabras la /* ha sido cambiada 
por otras leira?, v. g.; en ¿, en hado^ hattr^ h^rca^ hijú^ honda, higo, eic** 
áel \^Útk/ud(f^ facerá^ /urca, filio, funda; en g, en gurhim (del árab. furhi^ 
yon); en h, en escobina, EsUhan, Crisióbal^ de éuofina, E^iéfano^ Crisi^org* 
en p, eo Zevailo, de ZtfaUo; en /, en Uama^ de fiama; en p^ en pascua, pa- 
raíso, del hthx^ofesalth^fariddes. 

Ha sustituido á ia_/, tn faro/a^ alface, iahifc, del a ráb. y^ir^/a, aija^ca, /d* 
¿í;/ á la ^íí en f^r/?^ del aráb. ¿rflAí/í. 

De aquí resniía qne la ¿ i la /s? usen indistíntamente en hanega i fa* 
nega, en hoja Kfoja, en huho \ ficho, hierro \ fierro. 

Ha sido suprimida en Agúndtz, aféresis átFagúndes, patronímico de -f¿r- 
eunda* 

El primer testimonio oñcial de la inconveniencia del origen i la primera 
protesta con ira la inviolabilidad del rigorismo etimolégico^ lo tenemos en 
la gramática de la Academia (edición de 1803, i prÍRci pálmenle en la de 
1 81 6), cuando did á la r4 i á la //el lugar que les correspondU; suprimid 
la h en las voces donde no sonaba ó podía confundirse con la ch en las pa- 
labras en que la ch tenía valor i sonido de g; suprimid el signo llamado ca^ 
pucha i desterró del alfabeto la /^ i la k, porque para el primero léñenlos 
la/* más propia, i para el segundo usábamos ja de la ¿^ i de la q. También 
suprimió la ¿, la ;i:, la ^ i la u en mucbos casos, porque la pronunciación 
resultaba áspera i afectada, 

I Esta leUa en español i latín se llama ^^; en bascuense i griego, gammas 
en francés, dye; en inglés, dji; en romano, ye; en hebreo i fenicio, ghim^h 
en sirio, gomal; en árabe^ gkain; en caldeo, gan; en egipcio, gomer; en ta- 
dio, gh: en asir i o, gifh; en sarraceno, gaipoL 

''Créese que la invención de la g introducida poco tiempo después de 
Dnilio, se debe á un tal Sp. Canrilius, que fué el primer romano que $e di* 
vorció de su mujer, siendo el motivo la esterilidad de ésta; circunstancia 
que dio lugar á que se dijese de él que en materia de posEeridad no había 
podido dejar mas que una g," (Monlau^ Dic. Etim). 

"Los antigüen romanos, dice José M* Doce, carecían de la g^ cuya arti- 
culación suplían con la r su a0ne: así escribían lectmes, moas f ratos, por Z^- 
gi&neSj magistrados. Después ^ hacialosaños 247a 249 antea de nuestra era. 
introdujeron la <? en su alfabeto, formándola de la C enlazada con una i á 



L 



I 



TRATADO DK LRNGUAJE, aj 



fa, gota, gula; antea de / i r, como **glac¡al, glifo, glosa, gluma, 
grama, grey, gris, grofa, gruaf ¡ en fin de sílaba, como '^ magno, 
zig-zBg, pugna," 

La articulación suave de la^cn sitaba inversa se escribe antes 
de J (Magdaiata), de vt (dogma) i de n (pugna, signo); excepto 
•'anécdota, dracma, diafracmaj ¡enología" etc. 

3' El sonido paladial suvut gnc, gui, se representa ¡nterpotiien- 



ña de que esta con traire? tase su fuerza é hiciese raái blanda su pronunaV 
ciófi," (Dic, Ortográfico Eiimoldgico). 

Sin embargo, César Cantd no está de acuerdo con esta opinidti. Dice en 
sa Historia Universal, tomo 7^, cap, 7", pág, 577: "Algunos sostienen que 
los romanos no tuvieron U g hasia la mitad del siglo VI de Roma, Otros 
excluyen también de su vocabulario la F d la P, <S la Q; i pretenden que en 
lu^ar de la R usaban la S; sin embargo, se las encuentra en monumentos 
antiquísimos. En lo que no cabe duda es en que se introdujeron con poG" 
lerioridad las letras K, X, V, Z/' 

La ortología de la g viene alterándose desde el griego» Los romanos, en 
los primeros siglos, representaban con C el sonido afine de gue; asi cscrí- 
bian cdr/acinünsüj pucnandoy crco¡ cerens^ etc., en ]t2g^r át car/kagínüfiiü, 
pugnandaj ergOj germs, tic. 

La semejanza de la C i la G i la añnidad de las articulaciones, han mo^ 
uvado la alteración de muchas palabras al pasar del latín al castellano; as! 
ic Giides, se formó Cádiz; de acuiui^ agudo; de caius^ g<^^<>¡ de cúvta^ gavia; 
de cacúphaium, gazafatón, 

Al romancearse han perdido la g muchas palabras; como frh, maturo^ 
sMia^ etc. , del latín /rigor i ^ magisíro^ sagüa; en otras voces se ha con- 
mutado en h^ como hermano, áe germana; hdar^ áegdare; — en 1*, como ra* 
nOj á% r/gno, rana de regina ;^j\ como Jeera ojera, del adjetivo griego gee* 
rúSj geeraj terreno, áegea, ütu^ijigo/e, del g^élico gigawg, j'iga del alemán 
gige. Jinete del %x\t%Q gimnite^ Jifa del árabe gegeit, Jirino del griego ^íríH¿?j, 
Jitar del bajo latín gitare; Jardin del alto alemán gariett; — en j como cisne 
de eygnú] — en j^, como en Pclayo (i por contracción Payo)^ de Pelagio, 
y do (hoy hielo) de ^elu.yema átgemma, ytrno átgerno^ de gmtrt, i eso de 
gipso ó gisíü; — en «, como ángel del griego aggeios; — en c en esparcir^ (del 
lat jpargire), espiga (del laL ^pic); — añadida en la^i dicciones latinas nvjti-» 
tPj amariiudine, umus^ para formar las castellanas amargo, amargura, gan- 
ího^ i en las árabes uachto^ uatiah, uayh, etc. , para formar las castellanas 
guácharo, guata, guaj, L^9 gn se conmutaron en á, en araña, cuñado, lefh, 
puño^ seña, tamaño, del latín aragma, cognato, ttgm, pugno, signa^ iam-- 



]]8 FELIZ RAMOS I DÜARTE. 



do una u (que en «te caso esquíescente),coníio "guerra, guitarra;' 
para que dicha vocal conserve su sonido, se advierte escribienda 
sobre ella la trema, v, g-: agiifra, argidr. 

3' Como la g en las sitabas ge^ gi, tiene el sonido gutural fuírte 
de/, esta letra se escribirá por regla general delante de las vocales 
/, í, conno Jenaro^ Jil^jénero^jiga, - 

20. H-lu^ Qué reglas seguiremos en la ortografía de la kachef 
1* Esta letra, aunque quiescente en español, se escribe en prin- 
cipio de dicción antes de las sílabas m, /V, ne, td^ como en **h¡adat 



magno, etc, en s, tn g, (pronombre) por «. El Diccionario de la Acade- 
mia registra la palabra iquipaje^ que según el mismc^, procede del francés 
equipa g€. 

1 **Los apellidos ''Beniarbeig, Bsnikraig, Puíg, Roíg'* (el sonido ij^ea ca- 
talán luena como nuestra ch; de modo i\M^Puíg ae pronuncia Puch)^ **Reíg. 
Terraleig, Bellpuig^ Puigccrdá" ('*Rech, Terratech, Bellpuch, Pacherdij " 

2 Esta leira se llama /^^M¿ en español; €t\h en francés; tiich^ en inglés; 
ha^ en latín; A*, en hebreo i árabe; hií^w z^\át:v\\h£hiha^ en egipcio; halh, en 
indio; iotMn^ hcíim^ en sarraceno; hf^ en siiio. Se cree que ee formó de lo« dos 
signos de aspiracidn (el añrmativo i el negativo) de los gricgof» unidos con 
un raiiguillo por el medio así )-(, d de la E repetida puesta una enfrente 
de oíra á manera del griego, que para significar la ^/¿7 (H), d sea la t lar- 
ga, se val id de la e breve (E), dicha epsüon, duplicándola en sentido inver* 
so en esta forma^ E^, que es nuestra H. (Doce). 

Lofi que juran por el origen, abjuran de él siguiendo el uso en la ortQgrt- 
íía de muchas palabras. Los latinos solían escribir '^ñrcum por hircum, fos- 
tem por hestem, herminas por femina/' De los latinos ha pasado at caste^ 
llano como signo elinold^tco, en hábiía de hahiius^ háUio de haüíus^ htrbo- 
iarto de herbar iú^ MüÍq de hiaíus; ¡wy de hodie, humUdt de humiUs^ humor de 
humor t; hespido de haspi/io, etc, etc. Muchas palabras que en latín tie- 
nen y^ pasaron al castellano con este sfgno, t con el transcurso del tiempo el 
uso cambid dicha letra por la h, v. g. : ájjo, habiar^ hamhrt^ hasiial^ Aaiih, 
hasaña, heder ^ hi?nbra^ herramienta^ herrero^ herir ^ hermoso^ hierro, higad^, 
higo, hija, himar, hoja^ horadar^ hornaza^ hornero, hoya, hoz^ eic,» que es 
castellano antiguóse dijo: "fíjo, fablar, fambre, (famned fame), fastial, fas^ 
tío d fastidio, faaaña d faciana, fcder, fcmbra d femna, ferramienta, feírero, 
feriri fermoso, fierro» flgado, figo, fija, fincar, foja, foradar^ fornaza^ forne- 
I0| foja, foz/' que vienen del latín "filio, fabulare^ fame, fastigio, fastidio. 
facinore, fetere, femina, ferramentum, farra rio, ferire, forro oso, ferro^ ñca- 
to, íico, ficia, figere, folio, forare, furniceo, furnatio, fovea, falce.'' El oso 



k 



TRATADO DK LENGUA] í. I I9 



hiato, hiél, hiena, hierro» hueso, hucWa, huevo, ^ huida, hü¡dor,ctc.; 
excepto uesie (poniente), 

2* En los vocablos que empiezan por ''híper^ hepta, herbOj her* 
ba, V. g.: '^hipérbole, heptágono, herbolario, herbáceo." 

3* Entre el diptongo uf \ otra vocal que lc,preceda,cnmedio de 
dicción, como "vihuela, aldehuela, parihuela, orihuela, alcahuete/' 

4» En las palabras **htdra, hidrógeno, hipérbola, hipócrita, hipo- 
teca," i demás voces que principian con los sonidos "hidr, hipcr, 
hetero, hipo, hepta, hecto, homo, que vienen del griego hydr^ agua, 
hyfrr, sobre, kypú, debajo, hepta^ siete, heUro, diferente, //^í*f¿?j cien- 
to, húma^ igual. 

5* En las palabras que empiezan con las sílabas /r, or^ seguidas 
de cualquiera de las consonantes ¿r, w, n ó r, v* g.: *'Hércules, her- 
mano, hernia, herrero, horca, hormiga, horno, horrendo,'* etc; ex- 
cepto "ermita, ermitaño, errar," (cometer error), "ornato, ornar, 
erccr, crmar, ermunio, orea" (cetáceo), orcaneta (planta), ^'ormesí, 
ormino i ornitología/* 

6? Llevan h inicial "haber, habilitar, habitar, habituar, hablar, 
hacer, halagar, hallar, hartar, hechizar, helar, henchir, hender, he- 
redar, herir, hermanar, hermosear, herrar" (poner herraduras), her- 
vir, hilar, hilvanar, hinchar, hipotecar, hocicar, hojear," (un libro) 
"holgar, holgazanear, hollar, honrar, hormiguear, horrorizar, hos- 



ha introducido la h en ' 'ahogar, büérfano, Huesca, hueso, huevo/' della- 
t!ii ''aífocare, orphanus, C^caj os os i s, ovum;" fa ha luprimido en '^alien- 
to, España, rector, rilmo, arpa, armón la, eléboro, subasta, tesoro, teolo- 
gía, leatTOj traer, deber, ele, que se derivan de '*hatitus, Hispania, rec- 
thore, ryihmo^ harpa, harmonía, heleboro, subhasia, ihesoro, ibeoíogíj), tra- 
her;" la ha cambiado en 7, contra el origen, en ''yelmo de helmus, en yerba 
dehiertifl, yedra de hiedra, yerno de hierno, yermo de hierroo,'* que se deri- 
van del tatfn "herba, hederá, genro, eremo, atarraya '^ (del ^t^^ aiarraha); 
la ha BQ&tituldo por la y en al/dí^ que antes era '^alholí, añrmar de ahU 
mar, enfadar de enhadar/' por / en ''jerogtSñco, Jerdnimo, Jerasalét», jir- 
p^r, del hirpex, jinglar'' del antiguo alto alemán hmgan; por g (scgdn el 
Diccionario de la Academia Española) en ''guacamayo, del haitiano, hua* 
camayo," '^guarismo del árabe huarezmi/' '^guano del peruano buano," 
"guita del árabe haíta/' 

I Los derivados de ^'hueso, huevo, hueco i huérfano, pierden la ^ co^ 
mo 0£atio, osamenta, ovario, oquedad^ orfandad^ úrfanoirofio. 



tID FELIZ RAH05 t DUARTI, 



pedáf, hostigar, hostilizarp huir, humear, humedecer, hurntUatr hun- 
dir, hurtar, husmear/' con sus derivados í compuestos, í otros me- 
no.s usados. 

21. J-j, ^ Qué reglas se deben seguir en la ortograRa de Iz^jútaf 



I Los latinos, dice J* M. Doce, para signiñcar que It i era consonante, 
pusieron debajo de ella una coma aií i\), €u)oa doft aignoa juntos fonna- 
ron después la/. £1 hebreo pinta ^njeih de este modo ( ), figura que tig- 
niñca matio i simboliza el poder. Imitación de esta es el Ja árabe, signo 
que si bien se mira, tiene mucha semejanza con nuestra/ Esta letra se lla- 
mó antiguamenre en español ioia, después ijoia i por áltimoyWa. En inglés 
se llama dye, en francés (fyt\ en bascuense lioia, en latín iokí^ en griego iaia 
á/i\ en hebreo yVM, en árabe yíz, en sirio he/hy en caldeo, yVM. 

En el siglo XVI se introdujo la práctica de poner un punto sobre la i pa- 
ra denotar que era vocal, así como para figurar la pronunciación fuerte de 
esta letra se ponía una coma debajo ( | ), resultando así \2ijo/a. Los latinos, 
dice Monlau, descomponían lay medial entre dos vocales, en dos ü\ la ona 
vocal, que formaba diptongo, con la vocal que la precedía i la otra i*era 
consonante, juntándose con la otra vocal: por esto escribía Cicerón (según 
nos dice Quintiliano) aiio i no a/o, Maiius i no majus. La ioia latina, dice 
Monlau, pasó, en castellano, iye^ porque éste la pronunciaba con suavidad 
(ioia, yoia, i-jola), lo mismo que la han pronunciado, i siguen pronuncian- 
do, el iuliano, el francés, el catalán i demás lenguas romanas: así lay de 
hijo se pronunciaba como lay de las voces francesasyi/r', (hermoso), bijauie- 
rie (que, por haber perdido la pronunciación de la / suave, traducimot i/ - 
suierla). Por eso de tnajor se dijo mayor; átjacere, yacer; At jugo, yugo; de 
jugulare, yugular; de adjuvare^ ayudar; átjugerum, yugada; ajuntar, ayun- 
lar; de majus^ mayo; de conjugue^ cónyuge, etc. La Real Academia afirma que 
durante la dominación árabe en España, se introdujo el sonido gutural fuer- 
te de la y; pero Monlau, (en su Vocab. Gramatical) sostiene que lay 8«a- 
ve no pasó á gutural fuerte ni la X (que sonaba como ch del francés), ni pasó 
tampoco áy fuerte, ni la z suave pasó á la ceceosa ó balbuciente (hoy ex- 
clusive del castellano) hasta fines del siglo XVI, ó poco antes, ni se hixo co- 
mún en nuestro idioma hasta muy entrado el siglo XVII, cuando ya no ha- 
bía árabes en España. Dos citas haré: "hay un refrán antiguo que dice: De 
una parle me cerca el Duero, i de olra Peña-tajada, no sé donde me vaja: ¿no 
resulta obvio que las jj de lajada i vaja se pronunciaban lo mismo que las 
pronunciaría hoy un portugués ó un catalán? La otra cita es de López de 
Velasco (1582), i dice: I assí, maiesias, en latín con 1, y mageslad en ro- 
mance con g, "se leen de una misma manera." — I iact^ palabra antigua de 



TRATADO DE LEKGUAJI. III 



Esta letra no presenta duda alguna en su escritura, tanto al prin- 
cipio cooio al ñn de sílabap según la ortografía moderna seguida 
por Andrés Bello, Joaquín A. Dueñas, Esteban 0\falle, A M. de 
Noboa, i otros gramáticos, i recomendada por José M. Llera, Fer- 



epiuphioi^, que $e de ve pronánciir como en la^tín, ha venido á decirse /¿ir^, 
como cony largau" Jiride (íride). 

Los que dicen qtte la etimología es ta verdadera raz<5n de la ortogiaña, 
¡jpúr qué faltan á este principio escribiendo muchas palabras conforme al uso 
t contra el origen? El mismo P. F. MonTan que dice en la página 47 de su 
Dic. Etim. (i * edicidd): ''La ortografía mis antigua, sin dejar de ser ma- 
la, es la mejor posible^" ¿por qué no sigue entonces la ortografía antigua i 
escribe ph por_/; ch por q 6 k^ etc? I sí tn d casielianú, como dice en !a pá- 
gina 45t **la razón de la escritura" (ia raiio scribmdi)^ **ea la etimología/' 
ípor qué escribe comcrje, que según el mismo procede de c^nsergius latini- 
zado del francés concúrge, menaje^ que procede del bajo latín mtngtum, pajt^ 
del h2Xícé\ pag€, jimU del gr, gymnüá^ barniz^ que se deriva del latín "vi- 
trinus;'' ^'mensaje, brebaje, coraje, cabotaje, salvaje/' etc. p derivados de *'mis- 
saticum, bibere, cor, cabo, selva," i el lufijo aje que viene del verbo latino 
"agere, hacer, ejecutar empujar? (*) ^Por qué escribe "barbecho, bermejo, 
rebosar, balija, etc, (*^) puesto que se derivan de 'Vervactum, verm ícú I us re- 
vérsale, valigia?" Dice en el citado Diccionario {pág< 48); dejemos i Xaii- 
vay á TruxiVú con su x] no escribamos Castelldn por CasleHd, "^Vique"' por 
'Vtch" etc ; i sobre todo guardémonos mucho de ridiculizar á los *'Luxan, 
Oásorio, Ximcnez" i demás familias que con loable acuerdo rechazan todo 
neograñsmo de su apellido i lo escriben como lo escribieron sus antepasa- 
dos." Si por respeto i la antigüedad se ha de escribir ''Xátiva, Tnixi- 
llo," ¿por qué no se escribe "Quíxotc" en vez de Quijote, "Calamoxa'' 
por Calamocha^ *'Oxoa" por Ochoa, ''Xuarez'' por Juárez, etc, i los nom- 
bres *'Alexo" en vez de Alejo, '^Alexander" por Alejandro, ''Xavier" por Ja- 
vier? Ni los nombres **Xátiva i Trojíllo" (**Játiba, del lat, Setabis i Truji- 
llo del lat Junis, Julio'') están escrito» conforme á su origen, como no lo 
están ^'Ximéaez (Jiménez, Giménez, Simene^, Cemoníz i Simonis") que 



(*) El Diccionario de la Academia trae, entre otras muchas palabras es- 
critas no conformes i su origen, á ' 'conserje" (del bajo latín ''consergius") 
"equipaje" (del fran* "equipage"), * 'formaje" (del provenzal **formatge"^, 
'^forraje" (del bajo latín '*foriago, forragium,'' *'menajti" (del fran* *'me- 
iiáge")j ^*oraje" (del francés *'oragt'), ''pajs" {del francés page), 

(**) Véise la nota de la Ve. 



1 32 FELIZ RAMOS I DUAKTC 



nando Velarde, Matías Salieras, etc., en sus respectivas gramáti- 
cas, V, g.: '*jabón, jefe, Jenaro, jénero, jigante, jicara, Jíl, joven, ju- 
go, boj, reloj,"* 

Por qué debe escribirse/ i notantes de las vocales e^ i? — Por- 
que de ese modo se simplinca la escritura, se hacen regulares mu- 
chos verbos irregulares í se evita el aprender el conjunto de reglas 
que traen las gramáticas para poder usar la ^ i la/ " 

Sin embargo, los que siguen la ortografía de la Academia pue- 
den aprender las siguientes reglas: 

1* Se escribe/ antes de e, ¿, en los sonidos yV,//, de palabras de* 
Tivadas de vocablos que tienen/, como de caja, cájíía, cajero; de 
reja, rejita^ rejilla; de tinaja, tinajero^ tinajiia; de tejer, trjia; de te- 
ja, tejitú^ tejería^ etc» 

2* Se escribe con/ el sontdoyV de las palabras terminadas en aji^ 



procede de SimdndSimetín (''Schimedn/" en hebreo oído) ni **L«xan, (Lu* 
zan i Lügan") de *'Lucanu9, de Lueania" (en Nápolea). 

La/ ha sido conmutada en k^ en "kan'' (del persa ^'ji-n", príncipe), la í 
en/, en/fJüf (del lat Iísits),jmh, (del lai. **iuslus"). 

j El apellido ^^Alaíx," i algunos genéricos, como *'tlar, climax, carcaí^ 
antrai/' etc>, se escriben con .v« 

2 ''Representando el sonido gutural por \2. jaia en todos los casos se dis- 
fruta de las siguientes ventajas: primtra, quedará la gut por consecuencia 
forzosa para sonar de un modo uniforme con todas las vocales, i con esta 
práctica desaparecerá la chocante anomalía de escribirse ya con g€^ ya con 
júiaXz, misma radical de una palabra^ v, g, :de "coger, cojo, cojes;" (*) 
sfgunda^ se evita la molestia de ocurrir al Diccionario i al catálogo que trae 
)a Academia en su ortografía; Urcera, queda ñjada la ortografía de un nú* 
mero asombroso de palabras derivadas; cuaria, dejan de ser irregulares lo- 
dos los verbos terminados en gtr^ gir^ i de consiguiente los ttigar^ cuya re- 
forma simplifica en gran manera el estudio de los verbos irregulares; /¡uin- 
ia^ se facilita la enseñanza de la lectura porque se quita ei obstáculo en el 
aprendizaje de que tomen por gutural la gt cuando es paladial i al contra- 
rio, simpliñcándose mucho la enseñanza i aprendizaje de la ortografía/' (J. 
A. Dueñas^ Ortografía, pág* 71, nota t). 



(^) £t Diccionario de la lengua castellana escrito por la Real Acade* 
mia (edicidn de D, Vicente González Arnao) registra las voces ''ge fe, a^e- 
no, pífsonage/' i el de la misma Corporación Académica (edicidn de Gre- 
gorio Hernando- 1 884 )j trae *'j«fe, ajeno, personaje/' 



TRATADO DX UN6VAJE. j,* 



como "brebaje, carruaje, celaje, follaje, hospedaje oleaje, linaje, 
salvaje, viaje." 

3» Se escribe con >los sonidos yVy/, que emanan de verbos que 
no tienen j-niy en el infinitivo, como de decir, "dije, dijiste, dije- 
ra, dijereis;" de traer, "traje, trajimos, trajerais, trajeren;" de con- 
ducir, "conduje, condujerais, condujereis," etc. 

22. K -k. ' Con qué objeto se conserva la ka en nuestro alfabe- 

1 Los españoles llaman i esta letra ia, los ingleses ?«í, los franr^es i 
los lalmos ia, los caldeos, ca/, los egipcios, yua/, los indios, asirios i sarra- 
ccnoí, la designan con «I nombre que cada uno de estos puebloa ha señalado 
á la c; loi sirios tu/, los bascongados ia/a, los griegos Jia/>/>a. los he- 
breos m/ tos árabes, ia/, los fenicios i;i/jp. 

Los hebreos pintaron su "cal" de este modo o, semejante i nuestra c in- 
vertida, cuya significacitín ideoidgica es la "palma de ¡a mano," símbolo de 
la "pureza." (Doce, dic. Ortog.) Los latinos recibieron de loa griegos la 
"Jcappa." Saíustío dice que se desconocía esta letra en el alfabeto romano 
hasu que la introdujo un tel Salvio. (J. M. Sicilia, Ortología i Prosodia t! 
r, p. 114 nota (a). ' 

Aunque la i anda aú desterrada del alphabeto castellano (escribe Lá- 
pez de Velasco— 1 582;, por excusada embaraza poco en él, y no iiay para qué 
quitarla, pues puede suceder haberse de "escriuit" alguna vez en escriptura 
castellana la palabra "Kyrios, Ó Kyrics'" que convendrá "escriuirla" con i, 
porque sin ella no parece bien; pero "kalendas y kalendario," aunque en 
el griego y latín se escribím con i, no estarían mal con c, "calendas y ca- 
lendario." (Monlau, Vocab. Gramatical). 

"En todos los manuscritos antiguos que hemos registrado (dice R. Mon- 
roy. Estudios Ortográficos), no encontramos usada la i sino en ' 'kalendas," 
hasta fines del siglo X, y en las palabras "káscaras, zumake, alkaide" y al- 
guna otra, y muy poco repetida en los códigos de los siguientes siglos. Nues- 
tros clásicos han escrito ^ i y en "calendas i Quiries, - como'lo confirma Lá- 
JKZ de Velasco en el acto i» del "Villano en su rincón; ' mas no por eso 
desapareció la i de nuestro alfabeto hasta que la Real Academia la omitid 
en BU Diccionario, edición de 1805, ¡después en su ortografía de 1606; des- 
de este fecha desapareció definitivamente." Después la ha admitido dicha 
Corporación para escribir, dice, un corto número de voces tomadas de oíros 
idiomas. La /£■ ha sido conmutada en y en "querubín" (del hebreo "keru- 
bim"), enacero (del inglés qnaker. temblador), ^uec/ie (del inglés "kétch"), 
valquirta, (del antiguo alto alemán "vvalküren i walkyrien'); "quiste" (del 
gr. "kistos," vejiga) en ^, en "gusano" (del sanskrit "kuRií,' lombriz, ) gru- 
pa (del alemán "kropf); en c, en "baca" del alemán "bake, " valij*)', "bif- 




114 FBU2 IUM05 I DUARTI. 



to? — Para escribir las palabras extra t jeras, v, g.: *'Pek¡iip kepis, 
Kant, kaleidoscopio, kiosco, Krausc;' 

Cuándo más se usa de la Aa? — En Ki voz ^¿la (aunque contra el 
origen) cuando es prcíija de vocablos compuestos con la significa- 
ción de mil, V. g.: **kilogramo, kilómetro. ' ktliára, klIoUtro," etc< 

23, Ir-L'' Presenta alguna dificultad la ortografía de la e/e? 



ick" {del inglés " beefttcak/' de ¿r^/* bucf , isüak, tajitla), ^'calambac" (del 
mJLlayokalambftq")^ ^'calesa" (del alemán "kalesche," (5 del turco ''kalech- 
ga/' ''carruaje"), '^caleidoscopio'' (det griego "kalos/' hermoso, '*cidofi," 
íorma, i "ikopeó'' observar, )i **camelo" (delsanskrít **kamala, amigo). 
"cáramo" (del árabe **kasur"), **coriinI(Sn ¡ cornaca" (del sanskrit **küru' 
vinda, i kamikín, elefante). 

1 Del griego ''chiíioi, mil i metron," medida^ metro. Atendido este ori- 
gen claro es (|ue "kilómetro" debiera escribirse * 'jiliómetrOf chílidmetro 6 
quiliómetro/' segdn puede ^erse por el valoró la pronunciación que hemos 
dado i la letra y. (P. í\ Monlau, Diccionario Etimotógico, z* edición). 

2 Esta letra se llama ífe en español; ie, en latín; el, en inglés; e¿ en fran- 
cés; "lameda"enbascuen5e; "lamed'' en hebreo; 'lambda, en griego; ^'lam," 
en árabe; hndin^ en caldeo; "luzímín" en egipcio; *'Iem," en indio; *']a- 
tbim" en asirio; "lechtmi," en sarraceno; ''lomadh/' en sirio. 

^'La /nuestra es la misma de loa latinos, i ésta se formó de la 5 lamed he- 
brea, suprimido el rasgo superior Del '^lámed" hebreo es también imita- 
do el hm arábigo S, equivalente á nuestra /invertida^ en atención á que los 
árabes i hebreos escriben de derecha á izquierda/' (Doce). 

La /en su tránsito del latín al romance castellano, ha causado varias al- 
teraciones en ia ortografía de las palabras. Se suprimió en hatU (del latín 
éalneo), * 'umbral'' que antes fué ''lumbal." 

£n muchas palabras que en su origen tenían dos cks^ se suprimió nna en 
casteüíino, v. g. : "coloquio, iluso, mil, pálido/' etc., del latín "col-loquio, 
il-lu50i mil-le, pal -lid o; se conmutó en j\ en "abeja, ajeno, ajo, con- 
sejo, espejo, mijo, ojo, teja," etc., del latín "apícula, alieno^ alHo, conci- 
lio, speculo, milio, oculo, tegula;" en 11^ en "Millan, Falla^ Villena, Ola- 
lla, hollín^ humillar, Sevilla, Ulan, Marsella, vitualla/' etc., dellat '^^mi- 
¡iano, A pulí a, Bel i ana, Eulalia, fuligine, humillare, Iibilia, Juliano, Mas- 
silia, victualia." La / fué traspuesta en laud^ del árabe alud, como el so- 
nido X en se en lascar del lat. laxare; conmutada en «/ en sendas (dé! 
lit. singuli), A causa de la homofonía entre la / i la r, se permuta una en 
otra con suma facilidad, v. g. : de ''temprar, ttniebra/' se formaron '^ tem- 
plar, tiniebla." Por tsüo, dice Monlau, hay tantas formas dobles de ciertos 



TRATADO DS LENGUA JI. I 2 $ 



En ningún caso presenta duda en su escritura la /, v, g.: ¡asa, le- 
^í?, lima, ¡osa, lus, labial* 

24, U-ll. * Qué regla debe tenerse presente para escribir la elle? 

Para los que hablan el español con propiedad, no presenta duda 
ortográfica; mas para los que confunden la pronunciación de la e¡¡€ 
con la átye, la mejor regla es el Diccionario. 

Sin embargo, puede seguirse como regla que después de i siem— 



vocahlos como ''billalda i billarda, breñal í breñar, calcañal i calcañar, ce- 
lebro i cerebro, clisicl ¡ clister, coscoja] ¡ coscojar, endilgar i endirgar," etc., 
etc. (Vocab, GramaU) *'Püreato es tan comdn o\i prazuda en lugar de 
"plazuela,'- ''represaría" en vez de repr esaira ^ etc.; por esto decimos gato de 
Aneóla debiendo decir de Angora/ Argel en vez de A/ger^ que es la forma 
más etimoldgíca, etc." La I, por su carácter de aiticulacidn escurridiza, se 
presta mucho {como la rj i la traspcstcidn 6 metátesis, ñgura que de muj^ 
antiguo secomeiiden "prestalde'' por * 'prestadle/* * 'dejaldc" por ^'dejadle/' 
''Hevalda" por "líevadía"en "buha" por ''burla, buirero" por "burlero," 
''paira" por "parla/* "palrero*' por "parlero," etc. 

I De la / duplicada formó el castellano el carácter //, el cual no entró como 
letra separada en el "Diccionario'' de la -'Academia Española'* hasta 1S03 
(4* edición), ''Formóse esta consonante colocando la parte anterior de la 
lengua al paladar, cerrando tná;* que en la / el paso del aire sonoro, pero 
no tanto que impida enteramente su salida^ i arrojando la voz al tiempo de 
separar blandamente la lengua del paladar/^ (R. Monroy), 

Los latinos no tenían esta articulación; asi es que vaüe^ por ejemplo^ lo 
pronunciaban val-k, (Moniau). 

Los franceses distinguen el sonido de la // con dos ths precedidiis de i, 
así: i7//los italianos lo expresan con gl, i los portugueses con ih^ v. g. : '^bíl- 
let, biglictto, bilhcte/' billete. * 

Este signo continuó largo tiempo en castellano representando el valor fo- 
nético que tenía en sn origen. De aquí resulta que todavía algunos pronun- 
cien cavaiüroj lyave por cabalUra, llave. SÍ al hablar, la presión que se le da 
á la lengua contra el paladar^ es débil ó incompleta, resulta el sonido j y en 
vez de elle, como ''poyo, castiyo, mu raya, canayív/' por * 'pollo, castillo^ mu- 
ralla, canalla, " etc. Después que el Diccionario de la Academia, en la 4^ edi- 
ción de 1S05, admitió la lij se ñjó el uso de esta tetra i desapareció la coi- 
lumbre de escribir ¿ Ja griega ó latina las palabras ''colloquio, allegato, Si- 
billa, Hellesponto, Gallia, Marcello, Pollux/' etc., que hoy se escriben *'co- 
■oquio, alegato, Sibila, Helesponto^ Galia, Marcelo, Pjlux."' 



i té FELIZ RAKÜS t DUARTC. 



prc se escribe //i noj^, v, g.: castillú^ amarilíú^ Trujilla^ silla^ mi- 
Ha, etc. 
25. M-m. * Qué reglas exige la ortografía de la eme? 



i Esta letra se llama f^w^; en espino!; fm, en ingle*, francés I latín; otí', cu 
base nenie; mv^ en griego; mtm, en árabe; mí?íJi, en as i rio; mim, en sirio; 
mim, cu hebreo; miiAe, en egipcio; meiaiti, en aarraceno; audd^ en indio. 

Algunos dicen que se formd esta letra de la V puesta entre dos i i así: I VI, 
i unidas formaron la M; pero Ireneo^ obispo de Ledn, afirma que la J/ pro- 
vino de dos A A maydsculas. (R, Monroy), 

Entre los latinos la t^mi final era tan frecuente que sdlo tenían muy po- 
cas palabras terminadas en tne; pero se oía muy poco en la pronunciación^ 
í basta la suprimían en la escritura: los griego?, más delicados en su pro- 
nunciacida, no tenían ninguna voz terminada en tms^ sino es en palabras 
que conservan la forma de su origen, como '^Te-Deum, ultimátum, Abra- 
ham, Sem, Siam," etc. (Dueñis, Gramát, 4* parte, pág, 74). 

Son machos los libros antiguos donde se ve reemplazada la eme por una 
tilde, cuando á dicha letra seguían h 6 p\ así **cábiar'' se leía * 'cambiar/' 
'^capear'' se leía "campear/* etc. £n los manuscritos del siglo XIII, dtce 
Monroy, no se ve usada la ¿ en las sílabas '■ 'bra, bre" después de «a, ob^ervín- 
dose empero^ con bastante frecuencia escrita la r suave despu¿!í de m^ como 
"somra, nomrar^ nomre," cuyas voces aparecen desde el siglo XV en ade- 
lante escritas con b entre la m í la r. (Estudios Ortográfico- Prosódicos, 
pag. 44). 

En las reformas del siglo XV se alierd en muchas palabras la ortografía 
déla m. Sí suprimid en **gramática, inflamar^ sumo, cdmodo/' etc., que 
antes eran *'grtmiit ática ^ inlUmmar, summo, commodo;'' fué conmutada en 
ff en ''triunfo^ ninfa, asunto, inmutar, conn:iutar/' etc., dellar, ''ctiumpho, 
ojrmpbaí ^ssumpto, immutare, commutaref la combinación mn se cambid 
en iñit en *'dano, escaño, otoño, sueño/' de ^'damno, scamno^ auctumno, 
•omno" (*). 

No se puede seguir en todos los casos la escritura de la m antes de 5 \ p^ 
porque hay nombres extranjeros que no obedecen á esta regla, v< g, : "Al- 
tenberg, Cronber/' etc. ''Atendida la estructura material de las palabras 
**cien'' i *'san" ¿convendría escribir con n las dicciones "cienpiés, cíenpo- 
zuel03| San benito, Sanpedro'^ (apellidos) i cualquiera otras que puedan re^ 
saltar compuestas respectivamente de las voces '^cien 6 san'' i de otra pala- 



(*) El Diccionario de la Academia (duodécima edición de 18^4) regia* 
tTK la palabra ^'mnemotecnia" i sus derivados. 




TRATADD BK LENGtfAjE. 



117 



I' La pronunciación determina la escritura de esta letra tanto al 
principio como al fin de sílaba^ v. g.: ** bruma, sombra ^ Siam. 

2' Por regla general, dentro de un mismo vocablo, se escribe ?h 
antes de b í/, v, g.: "ambos, hembra, imbuir, lumbre, hombre;'* i 
en algunos casos, antes de n, como "himno, ómnibus, gimnasio» 
alumno^ indemne." 

3' Se escribe m en los nombres que terminan en esta letra, co- 
mo Binicíisim, BíniJarm^ Benifáilim, Baitgámjn^ (pueblos)» Cam, 
Sém, (nombres de personas) ; Prim^ Ram (apellidos) i álbum, ul^ 
iimáíum^ factótum, necuácuam^ pum^ harán, isldmt berdm, begudm, 
26. N'H. ^ La ine presenta duda en su ortografía? 



bja cuya inicial sea la/ d la b.^ Si esto no parece bien, ¿^eiía Idgico, para 
no desfigurar las voces ^^cien i san" escribir Ules compuestos con «; pero 
separados loa simples, esto es, ''Cien- Pozuelos, San Pedro, Sdn Henite/' 
de la misma manera que se escriben '^Ciudad Real" "Ciudad Rodrigo/' ctc? 
(Tomás Hurtado, Onografla Española, p¿£g* j9, nota). 

**¿ Podría acaso U razón autorizar que se escribiesen de una manera las 
voces **iiipropio, inportuno," etc,, í de otra las de '^indecoroso, indeleble/' 
sin embargo de que ambas tienen la misma etimología? Si á más se pro- 
nunciase de la misma suerte ¿por qué OJados en una regla pueril i ridicula 
hemos de enervar su harmonía, i prescindir de su composición^ escribiendo 
con m los primeros vocablos, i con /; los segundos. (J. M, P. i C, editor 
dt la FLloscHa de la Elocuencia, escriu por D. Antonio de Capmany). 

La Academia ha sido inconsecuente con su mismo principio^ escribien- 
do '*Lianvía" en vez de "tramvla ' (como lo traen el Diccionario de ^'La 
CíOtx," la Oflcgrafía de López Toral, la gramática de Monmany, el Díccio- 
najlo Ortográñco de Martínez Miei) que esii más conforme con el inglés 
^*iram-way/' de donde se origina; así como escribe '^corambovis" (i no '*co- 
ranvobífi") por respeto al origen latino *'coram," delante, cara á cara, i **vo- 
bis/' de vosotros), i sin embargo, no respeta el origen escribiendo '*decen 
viro" que procede del latín ^^decemvir/' de '"decem" diez, i " 'vir/' vardn, 

I Esta letra en español se pronuncia me; en inglés, ffancés i latín, tn; 
en bascnense, fn\ en griego, fij; en hebreo, nun^ en caldeo, niíha\ en ára- 
be, núun\ en sirio, nun\ en egipcio, nayn\ en indio, ¿^w;>/; en asirio, mi hmn\ 
en sarraceno, nahthL 

**La forma de la N es de la latina i griega: es una M imperfecta, porque es 
lá misma ni suavizada; por cuya razdn las dicciones que eti latín acaban en 
19/, el castellano las muda en n,'' (J, M. Doce). 

£n lo anLigno, para abrevisir la escritura, ¿e suplía esta letra con una tit- 



Il8 FKLIZ RAMOS I DUARTK, 



No presenta dificultad alguna cu su escritura, porque suena del 
mísnio modo con todas las vocales, v, g.: nave^ niño^ ente^ sin^ in- 
novar ^ ennobUcer, 

27. Ñ~ñ* ' Presenta alguna dificultad la escritura de la rñe? 



de horizontal, puesta «obre la vocal anterior, segdn se ve eti el tratado de 
Ortografía i pronunciaci<5n castellana que escríbi<5 López de Velasco en Bar* 
gos el año de 1582, que dice: *'Va!e Ea tilde por n sobre cualquiera vocal, 
aunque no se debe poner sobre ninguna de las figuras de la 1', porque enci- 
ma de hvpsí/m (y griega) ¡ de la/ larga no hay para qué esté; i en k pe- 
queña (tj embaraza el puntillo que se le pone encima, ni sobre las otras 
vocales se debe poner sino cuando la n fuere ñn de sílaba, i se siguiere con- 
sonante, como en /á/í?, íifpo (por tanto, tiempo); ¡ lo mejor es no usar de 
ella sino á necesidad, faltando la /i, en ninguna palabra donde no puede 
caber. " 

"I;a n^ t también la /entre dos vocales, dice Moniau en su Vocab. GramaL 
suelen suprimirlas habitualmenie varios romance», entre ellos el poitugués 
i el gallego. Así dicen aat (alas), área ( arena J, uifina (cadena) ^ canéea 
ffandílajj aa (anajt ceo (dd^)^ €úar ( colar }y cotila ( conejo J, che& (¡kn^)^ 
grao (grano), lúa (¡unaj, meto (manojo moer (mohr)^ nommr (nommar^ no- 
minar^ nombrar) ^satr (salir), semiar, (seminar, sembrar), toar (volar), etc, 
etc. Y he aquí cómo una mera particularidad de fonética territorial desfigu- 
ra los vocablos t hace dudar de la identidad de origen con tos nuestros/' 
La pronunciacidn de la n se ha alterado por supresión en las palabras ^'asa, 
esposa, mes, no, ni, así, transponer," etc; de '*ansa, sponso" (de aquí espon- 
sales), "mense, non, nin, ansí, trasponer;*' por conmutación en eÑe, en •'ha- 
zaña, mañana, ñudo" (hoy nudo), ^'rapiña, riñdoj viña," etc, de '*faci- 
nore, mane, nodo, rapiña, rene, vinea;"en ese, Quino desde, que antesera 
dmdt\ por adición en ''enmendar, conmigo/' que eran ''emendar, comí- 
go." La m de muchas palabras se ha convertido en w, como **trtunfo, nin- 
fa^ asunto, exento,'' etCj que antes eran ''triumpho, nimpha, assumpto, 
exempto. 

1 La ^ se originó de la costumbre que tenían los amanuenses de abreviar 
las palabras que traían dos enes juntas, poniendo sólo una i representando fa 
otra con una tilde que colocaban sobre la primera; así, en vez de ''anno^ dam- 
no/' escribían ''año, daño." Esta letra fué objeto de las reformas veríñca^ 
das en los siglos XIII i XIV, de modo qne las palabras latinas que tenían 
gn^ nn^ como ''ignorare, Hgno, tam-magno, signa, can na, cannali, cun- 
nea, stanno, grunníre, panno/' etc, se escribieron después con ñ, como 
inorar (como decían nuestros antepasados), *'leño, tamaño^ seña, c^fu, cá- 




TRATADO DK LtNGUAJE. T29 



La iili sólo se encuentra en principio de sílaba \ no presenta du- 
da en su ortografía, porque suena lo mismo con todas las vocales^ 
V. g,: ñame* niña^ pina. 

28, P-p. * Presenta alguna dificultad la ortografía de la prf 



ñamo^ cuña, estaño^ gruñir, paño/' tas que en dicho idioma tei^Un ng^ 
como "cingere, longe, ungere, tingere. ungue/' etc., se escribieron des- 
.puéa "ceñir, lueñj (hoy lejos), "tañer, Eeñir, uña," las que tenían ne, co* 
mo *'castanea. intránea, tinea, vínea," ele, se escribieron luego "castaña^ 
entraña, tíñi, viña/' i las que tenían «///, como 'xalumniare, damnc, scam* 
noj autumno, somno/' etc., se escribieron después fcr/íí/íar (anUc«ado)> 
* 'daño, escaño, otoño, sueño/' las que tenían «/como **A!emania, Hispa- 
nia, sénior, se escribieron después ^/f^a/Ii (hoy anticuado), "España, se- 
ñor, ¡ otra?, como Sardinia pastí á Ctrdtña, 

El francés é italiano expresan la pronunciación de la // con gn\ el porlu- 
guéa con nh (anho, manha^ panninho^ ele), i el proven zil i el catalán con 
nh (como el portugués) 6 con ny\ El asturiano, catalán i gallego son muy 
amigos de la ñ. El romance gallego, por ejemplo, tiene la mayor parte de 
ins diminutivos en iño^ iña^ \ machos de los vocablos castellanos acabados 
en ino, en gallego terminan en Íño^ iña^ como "camino, csturniño, fariñap 
galíña (gallina), "liño, sardina, toüciño, vino/' etc. 

1 Esta letra se llama en español /¿r; en latín i francés, p^; en ingíéSt ph' 
en griego, /// en hebreo^ /í/ en sirio, pe; en caldeo, pu; en bascue^se, be- 
ta; en egipcio, pHou; en indio, kab; en asi rio, phi/aii en sarraceno» conztth. 

La P nuestra es la mi^ma latina, i éi^ta se formd de la /k hebrea inverti- 
da segiin uno», i scgdn otros, del /í' griego. 

Muchas palabras latinas, al pasar al romance castellano, cambiaron la p 
en ¿j como '^apícula, apcrire^ capere, capite, lupo, mancipio^ epircopo, po- 
pulo, sapere, sapore, recipere, cupa, vi pera, tri pedes/' ele, que después se 
escribieron "abeJHj abrir, caber, cabeza, lobo, mancebo, obií^po, pueble, 
ftaberj sabor, recibir, cuba, víbora, trébedes/' En otras palabras fué supri- 
mida como en "neuma, neumático, salmo, tisana, tisis, sarna, sarnoso, seu- 
dO;^ sicología, cetro, redención, asunción/' etc., que vienen de "pneuma, 
poenmátíco, psalmo, ptísana, phthisis, psora, psorico, pseudo, psicología, 
aceptruin; redemptie, assumptio/' en las voces que tenían la / duplicada 
se suprimió una, como "aplicar, popa, suplicar," etc. , de '^applicar, pu- 
ppij supplicare/^ 

Los latinos empleaban el carácter doble /^ en equivalencia de la letra grie- 
S^phí (í}, la cual, por el logar que ocupa en el alfabeto, corresponde á 
BUtttra V, i por su valor ó sonido, á layí Por mucho tiempo se escribid en 
castellano '^atmosphera, elephante, Phelipe, philosophia, sarcophagc^ so- 



IJO TELIZ RAMOS I DUARTS, 



No presenta duda en su escritura^ porque el sonido de esta letn 
determina su escritura, v, g.: papd^ üptú^ prtaptú^ pluma. 

Por regla general» antes de A c^ s, se escribe p^ como apto^ con^ 

cepió, óptica^ dipíong-ú, rxi piara, nupcias, concepción, eclipse ^ etipsi, 
epilepsia, aittúpsia, rapsodia; excepto las palabras compuestas de 
a¿, úb^ sub, como * 'absolver, abstemio, obtener, observar, obde*> 
quio, obtuso, subtender, subterráneo,'* etc, 
29. Q-q, ^ Qué hay que decir de la r/i/ 



phista," etc.; psro hí>y CJesde iSoj, la Academia. U cotiniutíí en f) fices- 
cribe '"atmóJin, elefante, Felipe, filosofía, sarcófago, soíi^ta/* Algunas ve- 
C=5 h//j se halla conmutada en h^ como en ''CrislóbaJ, Esteban, rábano/* 
eíc-, de '^CristóphoíD, Stepbano, raphano/' También la combinacidn // 
fué conmutada f como £7,/j {*) en//, según se ve en *' llaga, llano, tilinten, 
llame, llorar, llover, Ituvía/' etc., de ''plaga, plano, planlágo, planetas, 
plorare, pluer^ pluvia. '' Li/ se lia cambiado en m^ eti ¿rampa, del laU Irap- 
Pa; en i\ en '^Vdrdolaga," del lat, pürhdáca, 

i Esta letra se llama cú en castellano; quitlj en ing^é-i i francés; cu^ en ta- 
lln; ¿a/, en árabe; tpph 6 caf^ en hebreo; ku^ en romano; mf, en caldeo; 
k^ph^ en sirio; qtdn^ en egipcio; ziu^ en indioj qufniny en asirlo; inihcai^ en 
sarraceno. 

Nuestra ru fué tomada de los latincF, í éstos la formaron de la hebrea 
(ka/); aunque haj^ quien crea que se formó de la fusión de ks dos lelraj 
CV. Del laíin pagd al castellano la costumbre de eicribir las sílabas ñw^, 
cüf, cui, £uú\ con qiii como se ve en guaira j qütsiíon^ qüidado^ quoia^ etc, has- 
ta que la Academia en 1803^ did á la ^ el valor que tenía la ch^ en las pt* 
libras ch ¡m ica , th im t ra , resé r vá n d ol a para 1 as co m b i n ac i on es qui^ qui^ e vi- 
landa así multitud de reglas i esccepcíones embarazosa?, i el colocar la Ire^ 
ma sobre la ü de qüt^ qüi en las voces qüislor^ qüQdtnU i otras. La ií que se 
escjibe sin fnndamento alguno después de la q, es quíescer/te i anUetimolíS- 
gica, Varias cuestiones se han suscitado sobre la n¿; algunos se hanemps* 
fiido en que no se escriba la u después de la q, pueslo que es vocal que no se 
pronuncia, como qtmar^ qína, Qa^eda^ quiera. Hace más de un siglo que el 
P, Terreros, hablando de la u^ dijo: "He visto una ortografía antigua, sin 
nombre de autor, que íleva por regla particular que nunca se escriba u des- 
pués de y, sino sdlo la vocal que sigue á ella/' 

La at se ha conmutado en C, en ^'casi, cual, cuando, cuatro*' (con sua 



(^*) Llave de daih, llamar de clümart, llosa de ^'clausa/' llama de 
Jlamma. 



TRATADO DK LEKGL^AJft, 



til 



Qac el soaido paladial fuerte de esta letra sólo se representa por 
ai en las sílabas gm, qui, como queja, quicio. ^ 

Sin embargo, el Diccionario de la Academia (duodécima edi- 
ción de 1884) trae nequáquam, exequátur, ¿i por qué no quaria, 
quarenia, etc^ para ser consecuente con el origen latino? 

30, R-r*^ Qué reglas se deben tener presentes en la ortografía 
de esta letra? 



derivados i compuestos), "cueaUon, tscAma, nunca." etc., del lau "miasí, 
quali, quando, qualor, question, squamma, numquamf en ^ eu *'agüa, 
águila, antiguo, igual, seguir, yegua/' etc. , del la». "Vaqua, aquíla, antiquus, 
a?qualij sequi, equa;" en k^ en 'Takír" (del árabe '^faquir"), ^^kermes, (dei 
persa guirm). 

I La Academia escribe en su Diccionario la palabra équts i en su gramá- 
tica, edicídn de 1870 i iSyS^ ¿ktí. También registra /¡j^ih 

a Esla letra en español se llama trre 6 iré (seg^n el caso); en íatín^ i 
fiancéf, tr; en ára.be, re; en inglés^ ar; en griego, rho; en hebreo, fish; eti 
sirio, rük; en caldeo an; en egipcif^, ircn; en indiOj sam; en a&irio, rko/l; 
en sarraceno, rail; en bascuense, ro. 

ATgunos creen (entre ellos el jurisconsulto Porn ponió) que Apio Claudio 
Ce^o introdujo !a R en el alfabeto latino; otros, que L. Papino Cravo< Los 
romanos formaron sn R de la F ( rko) griega, sacando aquel rasgo que tie- 
ne hacia fuera para distinguirla de la P (rhú). La r mínáscula, srgán Ro- 
ftat, (*} se tom(5 del hebreo, poniéndole en medio un punto llamado tia- 
gues^ así í\ luego semodiñcd r, i después, suprimido el punto, quedó la i 
del carácter inglés i francé^-i. 

La R es letra líquida como la /, i se permuta en esta fácilmente; así, de 
itmprar^ (iniehra^ etc., se formaron limpiar^ iiftkUa. Da ahí resultan mu- 
chas formas dobles, como áncora ¡ amln^ armario i almario^ Bernardo i Eer^ 
naldú, tspernm í espeima^ exc are erar i excarcelar^ QuUhrmo í Gmlldmo, pere- 
grina \ pdfgrino^ pírendengut i pelendengue^ etc., etc. Los que antes de 1870 
escribían íTÍríijf^r, suhrc^gar^ car ir tdmdo^ pdiruhio^ parar ayo, etc , siguiendo 
la Gramática de la Academia (aunque la misma Corporación contradice es- 
ta regla escribiendo en su Diccionario (undécima edición), bancarrühi ^ ca- 
narrara^ i también autorizando la pronunciación de ere en ^'derogar, ero- 



(*) Monlau dice, en su Diccionario Etimológico, artículo **AureIio:'* 
'* Inventad a la r poreí jurisconsulto Claudio CvUtníano 6 Ceníiniana^ se tf ana- 
formó *'AuseÍiOj en Aurelio/' com^j ^'Vaíesius en Valerius, Fusius en Fu- 
rías," etc. 



T^t FELIZ RAMOS I DtJABTX. 



I* £1 sonido IinguopaUdíal fuerte se representa con el signo 
erre (r) cuando es inicial de vocablo (como rosm, ruta^ rasú), ó se 
escribe después de /, m^ n, i, js (como malrotar, alrededor^ Celrá^ 
Milreu^ Talrá^ Amrafel, Manrique^ húnra^ ¿nredadera^ Masricari, 
Israel^ Asrafd, Azrael^ ¡azrar, MeErain, etc.), ó con el signo rr 
en nnedio de dicción entre vocalesp sea la palabra simple ó com- 
puesta (como arra^ carro, prerrogativa^ carirredondo), 

2' También se escribe rr después de los prefijos ab^ oh, sub, ú 
el segundo componente empieza con r^ como aBrrogar^ aBrrennn- 
do, obrrepticio^ subrrogar, subrrayar. ^ 

3* El sonido linguopaladial suave se representa en nnedto de 
dicción entre vocales con el signo ere (r), (como pera^ loro, lira), 
después de las licuantes (como bravo^ crin, dril^frio^ i^^y^ P^^^^ 
trio) i en final de sílaba (como arco, ser, amor). 

31. S-s. ^ Qué regla se debe seguir en la ortografía de la eséf 



gar, directo/' i otras palabras compuestas, i de erre en '*¿brcnmicio, abro- 
gar, cariredondo, ele); tuvieron forzosamente que aceptar la nueva orto- 
grafía i escribir con Bello, Díieí&aSf etc., ''abrrogar, subrrogar, carirredondo, 
pelirrubio^ pararrayo^ virrey/' etc., para ser consecuentes con la misma au- 
toridad Académica que aprob<5 esta innovación en su Gramática de la Lea* 
gua Castellana, de 1870. 

La r se ha conmutado en i, en ^'árbol, cárcel, estiércol, mármol, peligro, 
roble/' etCj de *'arbore, caree re, stercore, marmore, pcriculo^ robore/' 

1 La Academia Española, en su Gramática, edición de 187a, establece 
esta legla (ya vulgarizada por Belfo, Dueñas, i otros gramáticos), i sin ecn- 
bargo, en su Diccionario, duodécima cdicidn de 1884^ escribe "abren un- 
cío, abrogar, subrogar." 

2 Esta letra se llama fse en español; en latín, inglés i francés, es/ en grie- 
go, sigmo; en bebreo^ sám^/j- en árabe, sm; en caldeo, sam/ en e^pcio, 
sichm; en indio, sin; en asi rio, scUh; en sirio, shin/tn sarraceno, sjlaiy; en 
bascuense, sugma, 

' 'La aiticulicidn silbosa, aibitosa, silt^ntc 6 sibilante, cuyo sonido está 
perfectamente traducido por su figura retorcida i serpenteante, es la misma 
s de los latinos, i corresponde al stgma griego/' La lengua española, que ha 
repugnado siempre la afectación de la j, en cualquiera de sus elementos 
constitutivos, la ha suprimido en varias palabras de procedencia latiaai evi- 



\ 
i 



TRATADO DI LSNGt/AjE» i}}, 



La Única es la pronunciación, puesto que suena lo mismo con 
todas las vocales, tanto al principio como al ñn de sílaba, v. gf.: 
salas^ sillas. 

Para los que confunden la pronunciación de ta ^, ta ^^ í la s^ cuan- 
do se combinan con la í, í, í la de la ^ 1 la s en las silabas jü, zo^ 
su J sa^ sü^ su, la mejor regla es el DiccíORario de la Lengua. 



tado su duplicación hasta el panto de obligar á su Senado Académico en 
1763 á desterrar por completo el uso de las dos ss, (*) 

Así hásstl, se dijo desptiés Baxti, i hof ^ajd; dissú, se dijo después dixüj 
i hoy dijo; aisümar pasó á ser asamar. De modo que la ortología de machas 
[palabras se ha alterado, ya por ayprestdn de la i del origen (como '^cédula, 
centella, cetro, ciencia, pa^mo/' etc. ^ del latín scJjédula, sdniilla^ scimiia^ 
iceptrú^ spatmo); ya por siipresién de una de las doa ss que tenían las voces 
amtiguas (como "confesor, pasiíSn^ santísimo/" etc., de confusor^ passián, 
saniíssimo); ya por supresión en otras muchas palabras antiguas (como 
''acaecer, apreciar, carecer, recibir, ' etc», de "acaescer, apresciar, careacer, 
rescibír/' i "conocer, reconocer," de "conoacer, reconoaccr, " del latín '*cog- 
nosccre, recognoscere"); ya por conmutación en jc, i ésta después en/ (co- 
mo "javdn, Jalón, Játiva, jeringa, jibia, jugo, Júcar, Jiménez/' etc., de *'xa- 
bdn, XalÓBi Xátíva, xeringa, xibia, icugo, Xúcar, Xtménez/' que mnen 
del ktín "sapone, Salone, Setabía, siringa, sepia, sueco, Sucrum, Simón); 
ya por su conmutación en g (en algunos romances peninsulares, como xcIq^ 
jcéla, gdo^ gda^ por u ¡o, se la); ya en £, como zarzo, (del lat. sarfus^ mez- 
cia^ del antiguo mésela; sullarse, zamarra, del francés SQuiikr, simarre; zu* 
rrir^ zuu&, zúU, nariz , zapa, del lat susurraré^ soccus, so/fus^ nans, sappa; 
danzar, del alemán dan son; ya en j, como cf/ar de cessan; esirujar, del la- 
tín exírusum; Jugo, del lat succus; vejiga de vesica; ya en r, como ciloia, del 
laL sisirum; cedazo, del lat sedaiíum; en otros casos se añade, como discipli- 
na, discípulo, del antiguo diciplina, didpuh. 

Las palabras que más se han usado^ regularmente son Us que han sufri- 
do TniA en su estructura; así se ve el vocablo señora transformado ó alterado 
de diversos modos^ por ejemplo: Señora Marta; la gente del pueblo de Yu- 
catán dice Seña Mar ¡a; la de Tabasco, giña María; los rancheros de Ve- 
racrnz, na María; los catalanes, na María (aféresis de domina, señora) ¡ i 
eo otros pueblos de España, sea María, 



(*) Véate Monroy (Estudios Ortográfico-Prosójicos). La Academia trae 
üsjues/ej pássim. 




T34 rSLIZ RAUOS I DVARTR. 



32, T-t, ^ Presenta alguna dificultad la ortografía de la te? 

No presenta duda en su escritura porque suena del mismo mo* 
do con todas las vocales, tanto al principio como al ñn de f^flaba, 
V. g,: tQS^ iimóidis^ complot, Trúya^ triste^ Tlatlauquücpic, 

En sÜaba inversa i en medio de dicción se escribe / antes de /. 



1 Esta leua se llama en español U; en francéa í laiín, tt; en inglés, ti: en 
árabe, ia; en griego, tau¡txí hebreo, kíh; en sirio, iau] en asido, tQlh; en 
indio, zars; en caldeo, tm; en sa^rraceno, ihotin; en bascuense, tü. 

Los hebreos colocan en el último leí mino de sq ah/ato, d alfabeto, el sig- 
no ihüu 6 kih^ como diciendo: isti a tí úUintú signo, por cay a razón se tiene 
por símbolo de la muertej fin ó término de las cosas. 

''Los antiguos^ dice Monroy, dieron á la T diversas significaciones- entré 
fds hebreos tenía el nombre de Thau, porque su figura es semejan le á la 
cruz en que se verificó la redención dtl género bumano; de donde vino el 
que Ezequidí hablando en sus profecías de lis castigos contra las abomi- 
naciones del pueblo de Jenisalen, dijera: 'Tr^ívino el Señor que á los qtie 
viniesen con el Thau, 6 señal T, no se hiciera laño alguno." Esta letra, con- 
siderada en el Apocalipsis como una especie de cruz sin cabera, fué la in- 
signia que llevaban ñgurada en su hábito los monjes de San Antonio Abad. 
£n los códices manuscritos i en los libros im presos, anteriores á nuestras 
ükimas reformas oriográ^cas, dice eí citado autor, se hallarán algunos ro- 
cablos escritos con / seguida de h: ésta, por de contado^ es muda, é indica- 
tiva tan sólo de que el vocablo en cuestión es griego, i de que en su leng-ui 
de origen con ^ 6 iheia^ 6 //i, ó / con // aspirada. ' 'Cáthedra, Maiheo, Tiía* 
Ha, thaumaturgo, tbeatro, Tnebas, thema, theología, ibeoría, thénis, theso- 
ro, Thomáa, throno/' etc., se hallan en este caso," 

La forma i pronunciación de muchas palabras se ha alterado por supre- 
sión de una /, en '*gota, atenuar, atestar, letra/' etc., de "guita, atten liare, 
attestare^ littera;' por conmutación en d, como ''cadena, madre, padre, na- 
dar^ redondo, sed, vida/' etc, del latín "catena, mater, paler, natare, ro- 
tundo, siti, vita;'' por cambio en r, en "avaricia, malicia, marcial, ocio, ora- 
ción, porción, tentación," etc., del latín "avarilia, malitia^ martiali, alio, 
oratione, portione, teniaüone/' por permutación en 3^ en "Lorenzo, mas* 
tuerzo, razón, tizón,*' etc., de! latín *'Laurentio, masturtio, ratione, titio- 
ne;" por supresión en el final de "cien, san/' que antes eran "cient, sant/' 

"La / era la que con más frecuencia se enlazaba (en lo antiguo), espe- 
cialmente con la s, la r i la í, i de aqui procede el signo & por etc., 6 más 
bien por < signo que se usó habita en medio de palabra, como p^t&' por 
^eñiiJ* (Mellado, Enciclopedia ¡Moderna, tomo 29^ pág. 629). 



TRATADO DI LfiNGl7A|t. tjf 



m^ if, en las palabras ariimética^ Ailántico^ atleta, atmósfera^ bit- 
hmita, étnico^ istmú, i&garitmOy ritmo. 

Terminan en t los vocablos a^imut^ cenit^ complot, accésit, déficit^ 
fagot ^ fiat^ paquebot y prest, \ algunos nombres catalanes, como 
Olot^ Malgrat^ Ahnscrrat, etc. 

33. V-V. ^ Qué reglas exige la ortografía de la vt^ 



i EsU letra se Ifamaen español ve; en francéSj ve; en latín, tt. en inglés, 
v\:tn bascuense, uisilún; en hebreo, vau; en árabe, wau;t:xí sirio, van; en 
caldeo i egipcio, wjw; en gnego, upsihn; en indio, vd: en asi rio, vi; en sa- 
Tracen o^ azoíoih. 

La eoníusfcSn de la ve se remonU á una época bastante lejana, porque, se- 
gún los autores, los latinos escribieron indistintamente la i^ 6 la v, por con- 
siderarlas una misma letra con una sota pronunciación; valiéndose, sin em- 
bargOf de la v en todo principio de palabra, i de la u en los demás caso^, 
sin excepción. Sfgdn Tácita, faltaba en el primer alfabeto latino la v. En 
un principio leníi el doble valor de i?ocal i de consonante, como en ^'ser* 
vvs" Cdervua"). El emperador Claudio introdujo el uso de sustituir por la 
reí digama cólico t, de modo que *TerminabiL'* lo escribieron después 
'^Terminavit/' Luego se introdujo el uso de la u para representar el sonido 
vocalf empleándose la v para expresar el de consonante. De jiquí resukd 
que los romanos emplearan la v para distinguir la u en ciertas voces en que 
su pronunciacido ocasionaba alguna cacofonía, como en *'ísertius ó servvs" 
(siervo)^ Asi pasó al siglo XV^ recorriendo todos los grados de vaguedad i 
confusión, é introduciendo el desorden aun entre los doctos del siglo XVI 
i principio del XVII, como lo testifican varios autores, entre ellos Mi nució 
Félix, á quien se debe el primer libro latino en que se comenzó á distinguir 
el valor t poder de la v del de la u. En códices é Impresos antiguos se ven 
escritos '^cuéuano, uestir, presuhero^ escreuir/" etc., que hoy escribimcs 
*'ciiévano, vestir, presbítero^ escribir/' Llegó, por último^ la v á ser consi- 
derada como una consonante, i desde entonces se confundió su pronuncia- 
ción con la de la b que desde su origen suena de un modo semejante; re- 
sultando de esto la confusión consiguiente en la escritura. Muchas palabras^ 
qnc hoy se escriben con b, se escribieron antes con t, como ** Habana, Cór- 
doba, Esteban, sobcrbiaj haber, barniz, despabiladora, etc., i no son poca* 
las voces que hoy se escriben con v contra el origen, como * ^abuelo, barrer^ 
bochorno, abogado," eta, por más que procedan de "avolo> varrere, vul- 
turno, advocato. Otra prueba de que no siempre la etimología es ^'la nor- 
ma ortográfica'' son los vocablos "anduve, estuve, mantuve, estuviera^ man- 
luviera^" formados de **hübe de andar, hubiera de estar," etc., que luego 



136 FILIZ RAMOS I &UARTE, 



Aunque siempre se halla al principio de sílaba i suena del mis- 
mo modo con todas las vocales, hay que observar las siguientes 
reglas por haberse confundido su pronunciación con la de la ¿: 

r Se escribe v en las palabras que empiezan con vin, como vtn' 
diciat vindicar i vino; excepto las que llevan el prefijo bis^ como 
binúmiú^ binario. 

2* En todas las voces que empiezan por las sílabas via^ via^ viu^ 
como viajar^ viadmiú, viülin, viokta^ viuda, excepto las que llevan 
los prefijos Bis^ bio, como ¿ióado (de bis, dos» doble, í oculus^ ojos), 
biografía (de Inos, vida, i graplios^ escribo), biombo (de Hs dos^ í 
amos, semejante). 

3* Después de ^, como en obvio, obvención, subvmir, subvertir^ 
etc. 

4* Inmediatamente después de las preposiciones con^ contra, en^ 
entrc^ extra, in^ inUr^ oB, s&bre, sub^ super, con que principian mu- 
chas palabras compuestas, v. g,: convenir , contravinmo, enviar^ en- 
trever, extraviar^ invento^ intervenir^ obviar^ sobrevivir, supervi- 
vencia, etc. 



fueron ^'indar-hube, estar-hube,'' después ^'and-hube, es C-h tibiera/' i por 
último, ''anduve, estuviera/' De manera que, para ser consecuente con el 
origen « debe escribirse and hube, esthube^ 6 and u be, es tu be, por ser quies- 
cente la //. 

La V ha sido conmutada en h, en **boda, b<5vcda, barbechoi bermejo, 
rebosar, balija," etc.| de ''vota, volvere , vervactum, vermiculap, reversare, 
valigia;" cambiada en //, en "bisca/' del latín *Viscus;'' en ¿, en ''clarabo- 
ya," del francés **claire-voie/' (de *Vlaire/' clara, i "voíe," vía), "barros," 
del latín ' 'várus, " grano en la cara* 

£1 Diccionario de la Academia, edición de t884i tme la palabra "besa-' 
na'^ (del árabe "be^ina,"reja de arado); el Diccionario de Monlan trae "ve- 
sana'' (del latín ''versns/' vuelto, labrado), i el Diccionario Ortograñco-Eti- 
moldgico, de Doce, dice: ''besana/' del griego "bessaf/* hondonada: "vesa- 
na/' del francés "versenne/^ A pesar de tantas etimologías no salmos si 
et primer surco que se hace en la tierra cuando se empieza á arar es "be- 
sana ó vesana J^ En el mismo caso están "balija i valija:'' segdn Doce i Co- 
varrnbias, es "balija/' porque se deriva de "baulija, de batSI/' Monlan es- 
cribe "balija/' i dice que parece que procede del italiana "valigia" i qae 
éste lo formó del latín "vidulus/' maleta, bolsa de cuero; la Academia trae 
"valija'^ (del francés ''valíse/' del bajo latín "valisia")^ bolsa de cuero ce- 
rrada con I [ave, que llevan los corre a'tj en donde van las cartas, 



TBATAIK) DK LENGUAJE, 1 37 



5' En los vocablúfi que comienzan por vüe^ vila, villar villar^ co- 
mo victcénsul^ Vilan&va, ViUanun^a^ Villarcaya, Villagraseta^ Vi* 
¡lavirde^ Villa^gü^ vilUta^ Villar dd Rio^ Villar de Armdo, * ctc, 
excepto Billar i ¿illa (juego)- 

6* En los verbos que no teniendo b ní v en el ¡nñnittvo, toman 
el sonido V en algunos de sus tiempos, como í>, esiar^ andar, te- 
ner i sus compuestos, que hacen vújt, ve^ vayan^ — estuve^ estuviera^ 
estuvieron, — anduve^ anduviera, anduviéramos, tuviste Juvo^ íuvie* 
ramos, etc, i sus compuestos "contuve, retuve, detuve, sostuve, 
desanduve;*' excepto en el pretérito *'jba, estaba, andaba, desan- 
daban 

7* En los adjetivos terminados en *'ava, ave, avo, eva, eve, evo, 
iva, jvo" i sus plurales, como en "octava^ suave^ dozavOj nueva, 
nueve, leve, longevo, activo» pasivo," etc» 

8* En las palabras que principian con '^ave, eva, evc, cvi, evo," 
como "averiguar, evasión, evento, evidencia, evocar," excepto ^'abe- 
cedario, abertura, abeto, ébano/* 

9* Después de las silabas pra, pre, firi, pro, sal, sel, sil, sol, ini- 
ciales de palabras, v. g. : ''pravedad, prevenir, privar, provincia, sal- 
vaje, selva, selvicultura, solvente," etc*í excepto "prebenda, pre- 
boste, probar, probática, probidad^ probo, salbadera i silbar/' 

10* Las voces que principian con ad, ale, ao, da, le, di,fa, como 
•'advertir, aleve, aovar, clavo, levita, dividir, favor;" excepto "di- 
bujo, falleba, falibilidad, fabordón." 

it^ En las palabras que empiezan con lio n, como "llave, llo- 
ver, llevar, nave, navidad, nieve, novela, nava,*'* excepto "liaba- 



I Hay en España. 710 nombres propios geográñcos que empiezan con 
Val i Va!Í€; 11815, con ^'Víla, Villa: Val i Valí*' son síncopas de "Valle; 
Vil i Vila/' de ^ Anilla." (Doce, Dic Ortográfico), 

1 Hay en España 160 lugares que llevan este nombre, ya solo, ya en com- 
posición con otra palabra, v, g. : ^'Nava del Rey; Las Kavas; Navahermo-» 
sa; Naval morar^ (Doce). La Academia dice en lu Diccionano que "Nava'' 
se deriva del ^'hebreo navah, ' pradedi, ¡ en su Gramática, edición de 187S, 
pág. 40^ dice que '*nava" es nombre **siro." Doce dice que se deriva del 
latín *'nava;'' el padre Gtiadíx, que es vocablo árabe, i Larramendí, que 
es bascuense. Si pertenece á esta lertgua se escribe naba. ''No trae esta voz 
l^^rramendi sino esctita nava^ pero es la misma, ya porque la u consonan- 
te 73 es letra bascongada, ya porque su formacidn lo declara, siendo ésta 

10 




138 FtLI2 RAMOS t DUAKTÍ, 



na, nabo, nube, núbilf nabija, Nabatea, Narbona, Nabor, Norber- 
to, nimbo, ncbombo, nibeda," i sus derivados. 

34* W-W. ' Qué se dice de la dobh i\ t/ valona^ v alemana o ir 
inglesa? 

Que aunque no pertenece al alfabeto español, se debe conservar 
en él para escribir algunos nombres hístórtco-geográficos i étnicos, 



de laa letras n-a-b, qae dicen de chato, llano, extensión inferior con la ca- 
racterf ática a,'* (Novia de Salcedo, Dice. Etimológico del Mioma Basccn- 
gado). 

I Esta letra en español se pronuncia v valmta é dobh r; en ingles, dMiu: 
en francés, duhh-ve; en alemán^ ve; en árabe^ wau; en etíope, umw. 

La w alema^na, dice Monfau, vala ion éticamente lo que nuestra :', i i ve* 
CCS lo quenuestra ^; pero la w inglesa suena u: pronuncíase, pues, *'Uaah- 
ington'' (Washington), "Uélington" (Welinglon), íthig ( whig, ) uhiji, 
(whist), etc. En una palabra, la w inglesa es vocal, i la -v germánica (df 
los alemanes, belgas^ holandeses, etc, , ) es consonante, ' 'De aquí re&ulta que 
unos pronuncian "Vamba, Vitízj. i ouoa '^Uvamba, Uvitiza;'' en unos el 
nao quiere Uvenaslaa (Wenceslao ) i en oíros *'VaUcmaro " (WAldemaro); 
unos dicen **Uvajay," otros ^*Uajay'' (Wajai), que según el Diccionario Ca- 
bano de D, Miguel Maclas, debe ser "Uvdjii/' lugar de ^'uvajit:" pero esti 
etimología no está comprobada por la historia. D. Antonio José Val des, en 
fu Historia de Cuba, escribe ^Vüja}\ lugar á cuatro leguas sotavento déla 
Habana» Algunos escriben l'áajai; otros, Gtfíijai í ívajay. Se ha tenido 
la palabra IVaJay por indígena, lo que es muy probable^ no sd!o porque en 
Hait! existe el nombre indígena Guahava, provincia del cacique llutuey, 
lino porque en Cuba tenemos el nombre Obahava, isla (Herrera, descrip- 
cidn de las Indias Occidentales, cap, VI, pág, 9. — Madrid, 1750), i Oba- 
kava muy bien pod í a h ab e r se corro m pi d o e n I l*ajay , T í 'ajoj \ 

Encontramos escritos en castellano con esta letra, el nombre de nuestros 
reyes godos **Wamba, Witiza," porque sin duda estaba en uso en aquellos 
tiempos la w que Ulfilas añadid al alfabeto greco-!atino. (R* Motiroy. ] 

La w ha !^IJq conmutada en ^, ''garnacha, guarnir, guardar," (del alem, 
wornonj warkn^ Dice, de la Academia j ed, de 1S84), en * "guerra" (del anL 
alto alemán werra, querella), güilfü fdel n, p, al, \Vc!/)y guante (del sueco 
wuanU), guarmiigiQ^ (del 2\^mt^ vouarmü)^ * ' G u i ta n ' ' (de Wí ta rd ) ; en j 
en t?j/i, (del alemán wahtr), valen (del bajolalíti ivaíus)^ ^'valquiria'^ (del 
alemán v^alkürm); '^narval" (del alemán narwal^ comp» de las voces nórdi- 
cas «d/-, cuerpo, i Wúl^ ballena. — Monlau); en b, en herhigul (del alemíri 
winddMirm. 



I 



TRATADO DK LHNGUAJf, I39 



V. g*: Wagram, Washingion, Water iao, West/alia, Windsor, IVa- 
35. X'X. * Para qué se conserva en el alfabeto español la equis f 



I Esta letra en castellano se pronuncia equis; en francés, ih; en in- 
glés, €X\ en latín, ¿r- en caiaMn, gallego i bable, x¿x] en griego, xi\ en he- 
breo, sihm\ en caldeo, *'rab;" en egipcio, '^xiron; en indio, ''jtin;" en asi- 
rio, xiih; en sarraceno, **hirconi." 

La figura de la X está compuesta, dice ífonroy, de dos VV unidas por el 
vértice de sus ángulos, así X Según otros, de la reuni^jn de dos QC por su 
convexidad, 6 una modificación de la forma de la k. Es, dice el autor ciía- 
do^ una de las letras del alfabeto griego, que fué bien recibida en el latino 
t por último en el romance castellano. No es difícil determinar su pronun- 
ciación latina, si atendemos á los caracteres empleados para darle nombre. 
Llámase üs, i esta circunstancia nos inclina á considerarla equivalente áfj-, 
como nos lo indica la terminación as del genitivo de algunos nombres cuyo 
nominativo acaba en x (*)j como "felicis, de felix; bombiciSi de bombíx; 
phenicís, de phcnix/' ele; mas no por esto dudamos que pueda también 
equivaler al gs de los latinos en el siglo VI, no adío porque propendían á 
iuavízarsu pronunciación^ sino porque la terminación gis de algunos rus- 
tan li vos cuyo nominativo concluye en .v, nos dice que esta consonante tie- 
ne á veces el valor de ^j', según nos lo demuestran los genitivos ^'coccígis, 
mafllygi&, legi?, regis." (Estudios Ortográfico-Píosódicos/') 

"No puede pronunciarse hoy, dice Monlau, dándole el sonido de \2.xex 
de los romances gallego, bable, catalán i demás de la rama provenzal, 6 con 
el sonido de ch suave que tuvo en lo antiguo el castellano, sino con el 
de ch fuerte, ó con el de /, 6 con el de j, — El castellano tuvo la xix 6 ck 
suave de loa demás romances peninsulare?, i como éstos las pronuncian^ 
pronunciaba también el castellano las voces '^box^, relox, xácars^ xamus- 
car, xaqueta, larope, xátiva, xícaraj etc/' "Quistóte, Ximénez, Xuarez, cu- 
ya pronunciación pasó luego en unas voces á la ch fuerte (según hoy la pro- 
nunciamos), como '^chaqueta, chamuscar/' en otras, á la gutural de /co- 
mo ''reloj, boj, jácara, jarabe, játiva, jicara ^ Quijote, Jiménez;" i en otras, 
á la de j» como *^Suárez;" ha sido conmutada en ch, en *'Ochoa de Oxoa, 
CalaiTkocba, de Calamoxa, chacal de xagal^ chai de xalf' en j, en ''cují" (del 
latín ''coxa/') 'Jirafd' (del árabe **xorafí/') '*j4queca" (del árabe '*xaqui- 
ca, '*) ^*njo3o" (del latín **rixósus'')¡ en s, en veraz (del latín verax), '*voz^ 

* ( * j Co m o * 'coni u x^ con íúges, cónyuges. " A los que no 1 es gusta cam bia r 
la X en es, por qué escriben *iascar'' (del tatln laxar) /^j si no les gusta la rj, 
cdmo escriben *'macsurí*, facsímile? 



140 FELIZ RAMOS I DUARTS. 



£9 un Signo abreviado que representa un sonido igual á la com- 
binación es ó g$^ i 5e conserva p^ra escribir un corto número de 
palabrasi v. g.: xato^ txiquátur^ (xhoriar^ etc. 

Cuándo acostumbra la Academia escribir xf 



voraZf feliz, luz, cruz, paz, limaza," etc.^ (del ktín *^vox, voraXj felíif, lux» 
cnix, pax, Umax '); en c, en ^*liiice" (del laL ^'anit")^ **onice" (del laLín 
^*onix/') '*fcnicc'' (del latín '*phx^nix'*)í en se, en *^ visco'' (del pr. **íkos''): 
la a en .V, en '^elixir" (del árabe "elícsir'); en es, en 'lascar" (del latín 
kxare"); cn_)', en '*lef, rey, grey" (del latín 'Icx, rex, grex''); en j en ''es- 
Ci^mpar, escandecer, escan decencia, escapar, escaparate, escardar, eicarneccr, 
etcarzi, esclusa, escorchar, escuadra, escurrir, espantar, estirar^ estorbar^ 
estropear, estruendo, estrujir, tnestiziOj fresno," etc., que según la Academia 
proceden del laiín (de í,v, fuera, i *^cftmpo, excandísccre, excandescentia, 
excaptáre, ex i apparátus," ts por í.v i '*cardo, cxcanificare^ excoriare, ex- 
clusa, excorticáre," tx i ^'cuadrar^ excdnere, expávens," es por í-v, i * 'tirar, 
exturbare," í,v i *H6nitru, extrusum, mixto^ fraxinus.") <'La sastituci<5n de 
la 1 á la .V no es una falta porque el uso es constante en hacerlo en lat vo- 
cea en que suena la .v como j, que sucede antes de consonante, v. g, : no es 
un defecto escribir '*esceso, esterior, escomunión, estranjero,'' etc, cu lugar 
de txctsú^ ixltrior^ íxcomunión^ txiranjero^ etc. (José Marta Llera, Gramá- 
tica española, p4g. 317, nota). 

^'A pesar del uso establecido i del deseo de reputados autores públicos» 
la Real Academia ha creido oportuno restablecer las mismas reglas que ella 
había abolido i sancionar con dtcho sonido el uso de la jl en 29^ voce3; 
mientras que con el mismo sonido íj en principio de palabr¿»» aparecen tAm- 
bien escritas con s en el Diccionario Académico 1,456 voces/' (Vicente Pé- 
rez Sierra, OrtograOaf página 15). 

Encuéntrase, ademis, conmutada en c, en ^cerrar, cerraJ4" (del latín "se- 
rare, wrralia"), "cero" {del árabe '*séfer''), ''cima'' (del latín ^^sunama"); 
en y U Jt: de origen en Áltjú^ ejt, tjtmph^ ejérciio, Itfia, lujuria, m//ilia, i^'tr^ 
etc.^ del latín AUxiú, cxi, exemph^ exerciíu, iexivia, iuxuria, maxtUa^ ¿£.xere^ 
También se dice "anejo" por '*anexo/' **reflejo" por ''refiexo' mas no ^'re- 
flcjivo;" tampoco nos hemos resuelto todavía á decir '*cone]o" por **co- 
nexo" * , » , pero sí decimos i escribimos "ojimel li ojimiel" en lugar de * 'oxi- 
miel!!" Conmutada en j en **aaesino*' (del árabe ^^haxixí"), *'Asurai^* (del 
latín '^axurére"); perdida en simple (del latín simpitx)^ en ''ansiedad, des- 
tral ^ destreza, fresno, siesta, ta^, tósigo," del latín "ansiedad, dextrati, Mejt- 
leritate, fraxinOj sexta, taxa, tóxico;" en^, esfinge ^ esirige, etc- (R F. Moq- 
lau. Diccionario Etimológico^ 3* edición, página 157). 



{ 




TRATADO I»E LENGUAJS. 14 I 



r En las preposiciones btinas ex, fxíra, como expatriarse, ex- 
pQtiar^ exiramurúf extraviar^ etc, 

2* Antes de ere, h, pla^ ph, pre, pri, pro, v. g. : excrecencia^ exhür- 
tar, explanar^ explotar, exprimir^ exprofesa, 

3' En las palabras que conservan dicha letra final por el uso, co- 
mo A /aix, FoiXf Fox f Guadix, Guadaltx, Pala/ox, Sax^[ánírax^ 
fénix, flux, ax, énix, tórax, etc. 

36. T-y. ' Qué reglas exige la ortografía de la j^f 

Aunque suena del mismo modo con todas las vocales (como en 
ya^ yema, rayita, ya, yugo), se usará la ye en los tiempos de los ver- 



r E^te signo Y en español se liamaj vy en inglés, uai; en francé^^ '¿^"¿V 
en lalín, ipiUon d igriíga; tx\ árabe, ye; en hebreo, jííí/; en egipcio, ipph: 
en indio, haa; en sarraceno, aromiihi; en caldeo, ^W/ en sirio, /Kí/. 

"En el latín consta su alphabeto de solas 21 letra;^, según lo hallamos en 
el Arte de nuestro Nebris^eTise i tendrá 22, %\ como quieren algunos, le con- 
tamos t\ ypsilon de los griegos, que llamamos I pyíhagSrica.** (Salvador lo- 
seph, Mañer, Método breve de Ortographia castellana. — Córdoba, 1725). 
La >^ está formada, según Docei de tai dos vocales, / l\ puesta la una so- 
bre la otra, de este modo: y, Esia letra, considerada en su figura ^ se com- 
pone de una ¿ \ unay/ í como Uy', segúri hemos dicho, no es más que una 
í prolongada hacia abajo, resulu que la v es igu^l á dos iü (P, F. Monlau). 
La r griega, según Monlau, ni es/, ni es griega, se ha pronunciado de 
diversos modos: unos la llaman úpsylon^ \ oiTQs^ypsíhn en griego ^ en espa- 
do! t£ifnb;én dicen unos igriega^ otros j'^ i otros i consonanU^ como la llamií 
Xehrfjii. En los libros de los primeros siglos de nuestra literatura, se halla la 
j\ i también la i, como equivalentes á aiH 6 agrá: de donde, quizá, de la yus- 
taposicidn de estos adverbios á los verbos dú^ so^ vú^ tsió^ resultaron do)\ joy, 
r^'j €stc}\ que por ser aquí vocal la ;', debe escribirse dai, soi\ im\ es/úi\ Des* 
de i8c6 ocupa la ;* su lagar entre las consonantes, La^' ba sidoañadida en 
di^', sqy, vqy^ estoy ^ etc., que en el castellano antiguo eran d&^ sOj vo, es/ó; 
con m u ta d a en / en Ja kc& ( d e I t u reo j tifc), ja mus ( d e ya mas) , faús, Jtru - 
j aittn , ( del hebreo i 'thoshuá, I Vr ushaiem , Acá d e m i a ) , /ovada (de yugada) , 
Judio (del hebreo yrhudíjj aumentada tu yaro (del latín arum), yem>, yes- 
ca^ yermo, y^rro, y^gua (del latín ervum, esca, trhius, de irr^r, tqua); con- 
mutada en í'en hiphhúh, tira, hipnal^ hisopo, licto, piirra^ mirto ^ misteriü^ mi- 
tologUiy pirolknia (Pyr, Pyfos^ fuego i tectitu, arte), ritmo, simeirla, sínodo, ti, 
y&, tirano, etc., etc., del griego hyperhole, tyra, hypnale, hyssopos, tykeiffn, my- 
rrhd, myrios, mysttrion^ myihologia, rhythmos, symmetria, synodos^ fyphos^ 
fyrannos. 



141 FELIZ RAMOS I DUAKTS. 



bos que no la traen en el infinitivo (como crcjd creyera^ de creer; 
kyé, hyera^ de leer, construyo, cutís truyéra, de construir; susiiíuyé^ 
stísiííuyera, de sustituir; oyá, cyera, de oír; creyendo^ leyendo^ cons- 
fruyendo^ sustituyendo^ oymdo)^ i en los plurales de los nombres 
acabados en a/, €Í^ oi, cuando la penúltima vocal es tónica, coma 
de aij ayes; de m, reyes; de conv&i^ conv&yes. ' 

37. Z-Z, * Presenta alguna duda en la escritura la z^iaf 



1 De ningún modo debe seguirse la práctica de poner v por iV i^ Porque 
tal abuso no se apoya en ninguna razón ortográñca, sino en una corrup- 
ción destituida de todo fundamento. 2^ Porque ni tiene en su favor la con- 
sideración de etimología, puesto que fué introducida en nuestra lengua en 
algunas palabras griegas^ como hypétbúh^ b'^<¡¡ ^^ ^^^ cuales no prevaleció 
íiU uso, pues se escriben hipérbole^ lira, 3? Porque ofrece al alfabeto el de- 
fecto de tener dos letra* (i^ y) con igual sonido, i una de ellas (y) con so* 
nido i articulación. 4" Porque esa práctica no ba sido constante una vez 
que autores de la mayor nota, antiguos i modernos (*) han hecbo uso de 
la I como conjunción i en los diptongos ñnales¡ empleando la _>' sólo para 
la articulación que les corresponde; i los más notables gramáticos {**) han 
reprobado lo contrario, 5° Porque la Academia reprueba dicho abuso di- 
ciendo que la j' usurpa los oficios de la í", contra toda razón ortográfica {***), 

2 Kste signo en castellano se llama zetd; en francés, sed; en inglés, 2ed; 
en latín, sí/ti; en griego, ziia 6 ztta; en bascuense, zita\ en hebreo, záin; 
en árabr^ z€Ín; en caldeo, zau} en egipcio, zain; en indio, zin; en asi rio, 
ziph, en sarraceno^ za7jn; en sirio, záin. 

Los latinos usaban esta letra en las voces de origen griego, como z^lus^ 
zeioiypuSt ziphirus^ zodiacus^ etc. Los antiguos tenían^ además de la 3^ otra 
letra llamada ztáüh ó adula (diminutivos de ztda^ segtin Moniau, i de 
ff, según Sicilia), que según López de Velasco (OrtograHa de 1582), la di- 



(*) Cortés, Aldrete, Hidalgo, Villena, Lebrija, Abril, Mayans. 

(**) Salva, Bello, Novoa, Verbel (i los que agregamos: Dueñis, Mala 
i Araujo, Jerónimo Blanco» Luis F. Mantilla, Esteban Ovalle, J. P, Posa- 
da, M, Cubí i Sjler, Muñoí Tobar, Juan Vicente González, Antonio Bs- 
nedetti), 

(*^*) Gramáiica de la Lengua Gaste] lana ^ Edición de t88a Usase tam* 
bien la y en vrz de la /cuando es conjunción, como en cielo f tierra, Juan 
y Pedro. As! lo ha querido el uso, á pesar de la práctica contraria de algu- 
nos escrito re», ¡a cuúl na puede razónahlent€nte desaprobarse, (Academia, Gm* 
mática d.- 1870). 



TRATADO DX LfiKGUAjK. 14} 



La pronunciación es uniforme con todas las vocales, tanto al 
prínGÍpia como al fin de la sílaba, v. g.: zarza, ztta, zinc^ 2orra^ 
zumo^ haz^ luz; pero como la pronunciación de la z se ha confun- 
dido con la de la c dental» la regla nnás segura para usar bien de 
ella es et Diccionario de la Lengua* 

LECCIÓN TERCERA. 

DE LAS LETRAS MAYÚSCULAS. 

38. Qué reglas hay que observar para el uso de las letras ma- 
yúsculas? 

I* Se escribirán mayúsculas todas las letras en las portadas de 



ferencia fónica erare ambas csUba reducida i que ta z ae pronunciaba con 
Blas fuerza, arrimando U lengua á los dientes, i la adula era más dulce por- 
que se pronunciaba introduciendo la punta de la lengua entre los dientes, 
i DO pegada i éstos como para la ztla. 

El origen de esta letri se debe al záin de los hebreos, de donde griegos 
i romanos sacaron la suya^ que es la nuestra. Afirmase que la a, equivalía 
¿dos si; así decían pairisso^ g^ssa^ \ escribían pairtzü^ g^^^^t i que et sonido 
de estas dos ss se r^presemaba del mismo modo que la inicial 6 doble x/ 
entre dos vocales en francés, portugués é italiano. La ^ conservd la pronun- 
ciacidn rechinante greco-latina desde ñnes del siglo XIII hasta fines del 
siglo XVI en que empezó á ser ceceosa i balbuciente, D. Antonio de Ne- 
lirija creía que la pronunciaclcSn de la ^ídil/a no la recibieron los españoles 
de los griegos ó latinos^ sino de los judíos ó moros» '^De manera que (di* 
<:c}, pues ya no es r, sino otra letra^ como la tienen distinta los judías i mo- 
roSj de los cuales nosotros la recibimos cuanta i la fuerzi, mas no cuanto 
¿ la figura que entre ellos/' 

La ctdilla (dice Sicilia), que en algunos idiomas se conserva como letra 
etinioldgica indicativa de la foimacidn 6 derivación de algunas voces, ha 
sido excluida del alfabeto español con motivo de que el olvido del rabillo 
de esta letra en la palabra ca*;a^ dé qm habla di dar par ie un Académico á oírú^ 
Ibé el origen de un sucio equívoco, (Ortología, pág. f 32^ nota). 

La z se ha conmutado en s^ en asequi (del árabe azaqui)^ resma (del ára- 
be rizma)^ carmai (del irabe qutrfmzí); en ít, en aneU (del berberisco zt- 
fuia)^ arbaiana (del írabe za^aiana)^ aro (del latín moderno z^phtrum), 
cizaña (del lat. zizánta)^ alar (del laL ze!are)¡ en t^ en algonlmo (del árabe 
alAnarísmi), 



1^4 FELIZ KAMOS t DUAftTS. 



lo» UbroB impresoSp en los títulos de sus divísioaes, en las inscrip- 
ciones de los monumentos i en toda clase de rótulo, ^ v. g*: GRA- 
MÁTICA ESPAÑOLA, ESCUELA DE MEDICINA. 

2* Se escribirá letra mayúscula al principio de cada sustantivo 
i adjetivo en los nombres de las instituciones, cuerpos i establecí- 
mientes notables, si aquellos constan de muchas palabras, v. g.: 
El Universo Pintoresco;— Biblioteca de las Maravillas;— Congre- 
so de la Unión; — Instituto Literario del Estado;— Liceo HidaU 
go^ ctc- 

3* Se escribirá mayúscula la primera letra: r En toda clase de 
nombres individuales i en los que están en sentido principal 6 no- 
table, V. g.: Habana^ Neptuno^ Migítei, Ramirej:, Atlántico, Bdlii- 
Cú^ CáucasQ^ Cauto y Amazonas (ríos), Popocatepéll; 3* En los títu* 
los i nombres de dignidad, en los sobrenombres i apodos, en los 
dictados generales de jerarquía ó cargo importante, si se toman 
por los nombres individuales, v, g.: El Prcddaitt' dcla República^ 
d Conde de Peñalva^ el Obispo dtr A/iy'ico, A kjandro XII^ d Emp€- 
iinado, Alfonso el Sabio; j* Al principio de cada verso de ocho c 
más sílabasj i de cada estrofa de metro menor, v, g.; 

Sereno corres, majestuoso; y luego 
En ásperos peñascos quebrantadOi 
Te abalanzas violento, arrebatado, 
Como el destino irresistible i ciego. 

(J. M. Hercdia. lil Niágara j. 

líuscando las aventuras 
♦ Por entre las duras peñas, 

Maldiciendo entrañas duras, 
Que entre riscos i entre breñas 
Halla el triste desventuras. 

(Cervantes, Quijote, parte I^ capí* 
tulo XXVI), 



Junto al agua se ponía 
I las ondas aguardaba, 
I al verlas llegar huía; 



I Capífulo primero. — Aquí yacen los restos morulcs 



i 



TRATAI>0 DX LEKGUAjt, t45 



Pero á veces no podía 
I el blanco pie se mojaba. 

(Gil Polo). 

Esa seda, que relaja 
Tus procederes cristianos, 
Es obra de unos gusanos 
Que labraron su mortaja. 
También en la región baja 
La tuya han de devorar: 
¿De qué, pues, te has de jactar. 
Ni en qué tus glorias consisten, 
Si unos gusanos te visten 
1 otros te han de desnudar? 

En un verde prado 
de rosas é flores, 
guardando ganado 

con otros pastores, 
la vi tan fermosa, 
que apenas creyera 

que fuese vaquera 
de la Fin ojosa. 

(M; de Sant.) 

LECCIÓN CUARTA. 

DE LOS SIGNOS PROSÓDICOS» 

39. Qué son si^os prosódicos ? 

Los que sirven para representar el acento fonético i la entona- 
ción de la palabra pronunciada, v. g.: la tilde ( ' ), el punto inte- 
rrogante (i 1 )p el punto admirativa ( ¡ ! ), la diéresis ó trema ( * • ) 
i el énfasis ó subrrayado. 

40. Qué es tilde ó acentú fonográfico ? 

Una pequeña raya que sirve para marcar la vocal ó silaba t6« 
nica^ 

41. Cuándo se emplea el acento fonográfico? 

Por regla general, se pone sobre la vocal tónica en toda voz api- 



1 4^ F£UZ RAHOS I DUAKTE, 



da. ^ Ó semiaguda terminada en vocal; en todo polisílabo gravé ter- 
minado en consonante i en toda palabra senüesdrújula^ esdrújula, 
semüsdrujiihsima, esdrujulisima^ interisdrujuUsima i ultroisdru- 
lisima, V, g,; fut, falúa, árbol^ náusea^ pájaro^ cdustia^, candida' 
menti^ diriantúsdú^ péimstmele. 

Coma las vocales a^ c, i, a, u, cuando están solas, tienen igual 
sonido acentuadas que sin acento gráfico, no hay razón que exija 
tildarlas; mucho más cuando no todos los escritores las acen- 
túan. ^ 

42. Qué es punto interrogante? 

El signo ortográfico que en la escritura marca el tono de pre- 
gunta ó interrogación, 

43. Cuándo se acostumbra poner el interrogante directo ó final? 
Se pondrá siempre después del vocablo con que concluye la 

entonación de la pregunta » v, g,: Qué buscáis? Cómo se liama 
listcdr 

44. Cuándo se usa el interrogante inverso ó preventivo? 

Se pondrá antes de las palabras con que empieza la entonación 
de la pregunta, sea principia de cláusula ó no, v* g,: ^Cuál es el 
múltiplo de 7, qiu' dividido por j^ ó, 8, da los resídnos j, /, J/^ 

A veces se pone el signo interrogativa entre paréntesis ( ? ) pa- 
ra denotar estrañeza» 

45. Q\ié ts pufito admirativo f 

El signo ortográfica que en la escritura marca algún afecto del 
ánimo* 

46. Cuándo se usa el punto admirativo ó exclamativo? 

r Terminadas en n 6 s, como corazón^ cortés^ segtin la Academia Espa- 
ñola; pero la respetable Corporación no hace extensiva eáta regla á las pa* 
labras de más de una sílaba terminadas en ^ ó m, que esdn en el mismo 
caso, como Vtracrúz^ andaluz , avestruz^ Ahrakám^ pumpúm^ harem ^ ulám^ 
óolám, berám, kguám, macám, rabazuz, tapiz. ^Por qué acentúa avilh, ira* 
VfSf baldés^ i no av'tdtz^ vejez ^ validez? 

2 No acenitian las vocales, cuando están solas, en un escrito^ Ednardo 
Chao (Diccionario Encictopédico-Español ) ; Andrés Bello ( Grama tí ca 
Castellana); Joaquín A. Dueñas (Gramática Castellana); Vicente Salva 
(Gramática Castellana, 7^ regla de la acentuación, pág« s3o); Esteban Om- 
lie ( Gramática Castellana); Antonio Bcnedetti (Gramática Española), 
«te., etc. 



\ 

L 



TRATADO ÜK LtKGtJAJt, t^f 



Generalmente en todas las interjecciones ¡ cuando se quiere sig- 
nificar la indignación, la extrañeza, el terror ó cualquier afecto ve* 
hemente. v. g.: Ah!-^¡D£$gr(uiaáo! — ¡Oh^ qué horror! 

47 ♦ Cuándo se usa el admirativo dirÉCiof 

Se pondrá siempre después de la palabra con que concluye la en* 
tonación, v. g.; 

"Patrial Numen feliz! nombre divino! 
ídolo puro de las nobles almas! 
Objeto dulce de su eterno anhelo! 
Ya enmudeció tu cisne peregrino! 
¿Quién cantará tus brisas i tus palmas, 
Tu sol de fuego, tu brillante cielo? 

(Gertrudis G. de Avellaneda). 

48. Cuándo se usa el admirativo inverso? 

Se pondrá antes de la palabra que empieza la entonación, sea 
principio de cláusula ó no, v. g.: 

"Conserva ¡oh Dios!" decían, 
Al héroe del Tabor: dale victoria!" 
"Conserva ¡oh Dios! al vencedor del Tibre!" 
Por qué añadir entonces no pudieron 
Para colmar de gloria: 

••Conserva ¡oh Dios! al rey de un pueblo libre!" 

(José María Heredia). 

49. Dónde más se pone el exclamativo inverso? 

Cuando se enuncian varias admiraciones cortas i ligadas entre sí, 
se pone el punió exclamativo antes de la primera i se omite en las 
demás, cuidando de tildar la palabra inicial de cada entonación, 
v.g.: 

¡Qué á^ habilidades hay perdidas por ahí! qué de ingenios arrin* 
cenados! quede virtudes menospreciadas! (Cervantes). 

En las interjecciones i en las oraciones cortas é intercaladas» se 
pone el exclamativo inverso ó preventivo antes, i el directo ó final 
después, así: ¡Aj/ ¡oh! ¡bah! 



1 48 PÍLIZ RAKOS 1 OUARTt* 



— ''Viene al mundo Jesús, de los humanos 
¡Venturoso destino! 
Reparador ¡ redentor divino/' 

(José María Heredia). 



JO- Qué signifícactén tiene el signo admirativo cuando se dupli- 
ca^ triplica, ctc? 

Indica mucha admiración ó sorpresa^ pena, dolor, etc., v, g.: 
¡{¡Horrible atrevimíentoM! 

5ip Qué signifíca este signo ( ¡! ) cuando se pone entre paréntesis? 

Señales mudas de duda, extrañeza, repugnancia, etc. 

A veces una oración, frase ó período empieza en tono de pregun- 
ta i concluye en el de admiración^ ó viceversa: en tales casos se 
pondrá al principio el signo correspondiente, de tal manera, que 
por su medio se conozca el tono que debe darse a la lectura, tan- 
to al empezar como al concluir, v. g,: . . , . ¿Cómo estaría el congQ* 
júso de Mariano f (Mediero). // será posible que se consientan tales 
iniquidades? (Hurtado). 

52. Qué es diéresis, treman o puntas diacriticosf 

El signo ortográfico que marca la división del diptongo (viu-da^ 
sua-vey vi-íí-da^ sil-a-ve )^ i advierte cuando se ha de pronunciar 
la u en las combinaciones giie^ güi. 

53. Qué es énfasis ó suhr rayado? 

La manera de representar las palabras sobre las cuales se quie- 
re llamar particularmente la atención del lector» 

54. De qué modo se representan las palabras enfáticas ó capi- 
tales? 

En la escritura manuscrita se subrrayan, i en la tipográñcase re* 
presentan con distinto carácter de letra á lo demás del escrito, v* 
g, ; Academia de Profesores; Academia de Profesores. 

LECCIÓN QUINTA. 

DE LOS SIGNOS SINTÁCTICOS Ó DE PUNTUACIÓN. 
54. Qué es puntuación r"^ 



I Hasta el siglo Vil, no solamenle no hubo puntuación, sino que se 
escribían las palabras sin separación unas de otras. El primer signo de pan.* 



TKATADO DI LftKf^UAjE. 'f^^' 



El arte que da expresión de sentido á la escritura^ por medio de 
ciertos *jgnos convencionales, 

55* Qu¿ ^^^ SISMOS sintácticas í^ 

Los que sirven para 6jar el sentido de las palabras, frases ü ora- 
ciones i los diferentes grados de subordinación que conviene á ca« 
da uno de aquellos sentidos* 

56. En cuántas clases se dividen? <^ 

En dos: graduales i caligráficos ó tipogrdficQS. 

57» Qué son signos graduales? 

Los que sirven para separar, con la proporción debida, las dife- 
rentes partes de un escrito, 

1%, Cuáles son los signos graduales? 

El espacio^ la cama ( * ), el punto i coma ( ; ), los áús puntos ( ; )j 
el punto final ( • ), el paréntesis ( [ ] ), los puntos suspensivos 
C ••.*•• ) ó Unm de puntos ( ;:::¡: ), t\ guión menor ( — ), el 

guión mayor ( )* los das guiones ( =^ ), el párrafo ( § ), la 

sección^ el capitulo, * etc. 



tuación que se conoció fué el punto colocado después de cada vocablo, (*) 
Postenormente se ponía al pie, al medio i i lo alto de las dicciones; al pie 
valía por la coma moderna; al media por punto i comi 6 dos puntos; i en 
lo alto por punto ñnaT. (Docc^ Diccionario Ortográ6co), 

YLn un manuscrito del VII ó del VIII siglo (Biblioteca Nacional de Fran- 
cia), el punto ó los dos puntos están representados por esta ¿gura >^ i los 
pantos hacen el oficio de eomas; en otro de ta misma Biblioteca^ los puntos 
] las comas en el texto^ asi como los puntos despuói de [os tiiulos i las cifras^ 
estin reemplazados por un signo del mismo géuero. En un mdrtirohgio del 
liempo de Pepino el Breve, cada palabra está seguida de un punto, (£. 
Biena, Tratado razonado de puntuación. — Bogotá, iS34). 

í V- ff : Mí §11/ § IlIí etc.; art. I, art. II, art. UI, etc; cap. I, cap. 11, 
cap. ni, etc., tiL I, Tit. II, T!t III, etc. 

La importancia de los signas di puntuación en la escritura^ es tan obvia, 
que sin ellos sería defectuosa la pronuncíacidn de las cláusulas Í dudoso d 
obscuro su signtñcado, como puede verse en la siguiente frase citada por 
Biena: 



,(*) £q el siglo Xn, el punto era casí el único .signo de puntuacídn; pe- 
ro entonces tenía las tres signiñcaciones que le daba Aristófanes de Bízan- 
ciO| como ya se dijo ariiba. 



150 FILIZ RAMOS I DUARtS. 



i 



59- A qué se da el nombre de espacio? 



1° ''Le^o al hospicio mí granja i cien mil pesos mis hadendaB í mi ca- 
sa á Pedro " 

¿Cuál es la voluntad dei testador? 

1° ''Lego a! hospicio mt granja, i cien mil pesoF, mis haciendas i mt ca- 
ta á Pedro/' 

En este ejemplo se ve que queda al hospicio la granja, t á Pedro lo 
demás. 

3° ''L^go al hoBpicío mi granji i cíen mil pesos, mis haciendas i mí caaa 
¿Pedro.' 

Aquf se ve que la granja i los cien mil pesos son para el hospicio, para 
Pedro las haciendas i k casa. 

Hay veces que la vida de un hombre depende del lugar ocupado por una 
coma. Esto nos trae á la memoria la respuesta escrita en latín, que dio no 
prelado inglés i los conjurados que habían resuelto la muerte de Eduar* 
do ir, rey de Inglaterra, cuando le consultaron sobre la oportunidad de es- 
ta medida. El astuto prelado, sin duda par^ reservarse una escapaton^, no 
puntu<5 su frase. Hela aquí; 

Eduardum Quidert noHie íimert bonum ní, 
A Eduardo matar no quieras temer bueno es. 

Si se pone una coma después de la palabra noliU^ la frase significará: *'No 
matéis á Eduardo, es bueno temer;" sí la coma se pone después de iimire^ 
se tendrá r ''No temáis, matar á Eduardo es bueno;" es decir^ es un buen 
negocio, un acto de provecho. El principe fué asesinado, como se sabe* 
(Véase Biena, Puntuacií5n), 

DÉCIMA (*) 

que el profesor debe explicar frecuentemente, á más de otros ejemplos^ pam 
Interesar á sus alumnos en la imponencia que tiene la puniuacidn, perdü- 
dira ortografía! tanto en la lectura como en la escritura. 

''Se dice que un sujeto soltero, persona festiva í de buen humor, frecuen- 
taba una casa donde había tres señoritas, que eran hermanas, sin que hu- 
biese dejado entrever cuál era la preferida en su coraz<5n. Tanto las señori- 
tas c©mo el padre qu^.rían salir de la inccrtidumbre en que estaban, i exi- 



(*) Véase Francisco Ruiz \urote (Gramática, pág, 117 — décima). 



TftATAlK3 DI LENGUAJE. 



151 



gieion del caballero^ por medio de un amigo, que manifestara cuál de la» 
tres era la aforttinada, í en la siguiente décima áió su contestación: 

'^Teresa Juana i Leonor 
En competencia las tres 
Exigen diga cuál es 
La que prefiere mi amor 
I aunque parezca rigor 
Digo put;s que amo á Teresa 
No á Leonor cuya agudeza 
Compile consigo ufana 
No aspira mi amor á Juana 
Que no es poca su beiJeza,' 

'*EÍ padre no pudo venir en conucímiento de cuál era la preferida: ma- 
aifestd la décima i sus tres hijas; éstas le dijeron á un mismo tiempo, que 
el sentido no podía estar más claro. £1 les encargó que cada una manifesta- 
se el cdmo la entendía. " 



lA SlfiOBITA noSA TERESA LA PRE- 
SENTÓ DE ESTA UANEiU: 

Teresa, Juana i Leonor, 
En competencia las tres. 
Exigen diga cuál es 
La que prefiere mi amor; 
I aunque parezca rigor^ 
Digo, puesj que amo á Teresa; 
No á Leonor, cuya agudeza 
Compite consigo ufana; 
No aspira mi amor á Juana, 
Que no es poca su belleza. 

Donde aparece ser preferida la 
mencionada señorita, 

©OÑA JUAKA LA PRESENTÓ DE ESTA 
KA^ERA: 

Teresa, Juana i Leonor, 
En competencia las tres, 
EiigcD diga cuál es 



La que prefiere mi amor; 
I aunque parezca rigor, 
Digo, puesr <íque amo á Teresa f 
No: ii Leonor, cuja agudeza 
Compile consigo ufaifa? 
No: aspira mi amgr á Juana, 
Que no es poca su belleza. 

Donde aparece ser preferida doña^ 
Juana. 

DOÑA LEONOR LA PRESENTÓ DE ESTA 

uanura: 

Teresa^ Jaana i Leonor 
En competencia las tres. 
Exigen diga cuál es 
La que prefiere mi amor; 
I aunque parezca rigor, 
Digo pues: ¿que amo á Teresa? 
No: á Leonor^ cuya agudeza 
Compite consigo ufana: 



( 



i 



%5B 



T^UZ ftAHOS t BUARTI, 



A la separación que media entre palabra í palabra. ^ 
6o. Qué es coma 6 incisú?^ 

Un signo convencional que marca en la escritura ciertas divisio- 
nes i pausas que se deben hacer al leer. 
6i, Cuándo se emplea la coma? * 



No aspira mi amor á Jutna, 
Qae no es poca bu belleza. 

Donde aparece ser preferida doña 
Leonor, 

En tal conrusidnp rogaron at ca- 
ballero *que manifestase claramente 
su voluntad; i entonces envid la dé- 
cima con la siguiente puntuación: 

Tcre^, Juana i Leonor, 
En competencia las tre?, 



Exigen diga cuál es 
La que preñere mi amor; 
I aunque parezca rigor, 
Digo^ pues: ijque amo á Teresa? 
No: ¿í Leonor cuya agudeza 
Compite consigo ufanan 
No: (laspira mí amor á Juana? 
Qué! nol Es poca su belleza. 



Donde aparece que el tal caballe- 
ro no aspiraba á la mano de ningu- 
na de las ires señoritas. (José Ma- 
riano ValtejOj Teoría de la lectuia). 



1 Esta separación 6 espacio debe ser igual al tamaño de una n d m. En 
toda proposición, ningdn signo de puntuación debe separar el sujeto del 
verbo, ni el verbo del atributo. (Eaena)* 

2 Inciso es la oracidn, í coma el signo que la separa de otra (Dueñas). 
5 He aquí algunas frases cuyo distinto ssgniñcado depende del lugar que 

ocupa la coma. 



1* Tuvo una entrevista con él, S(5- 
lo para explorar bu ánimo, 

2^ Las señoras, que deseaban des- 
cansa r, se retiraron. (Bsllo), 

3^ Si él me quisiera, mal podría 
perderme, 

4^ Este problema parece mis im- 
portante^ aun á aquellos que 
saben « 

5* Por la palabra práctim entiendo 
el método que sigue aquel 
que dirige, bien geaadminis* 
trador de intereses públicos 
6 privados. 



t^ Tuvo una entrevista con él so- 
lo, para explorar su ánimo, 

2^ Las señoras que deseaban des« 
cansar, se retiraron. 

5^ Si él me quisiera mal, podría 
perderme. (Salva), 

4^ Este problema parece más im- 
portante aán, á aquellos que 
saben. (Dueñas), 

5* Por la palabra práctica entien- 
do el método que sigue aquel 
que dirige bien, sea admi- 
nistrador de intereses públi- 
cos d privados, (Reyes). 



TJIATADO DI LENGUAJE, 



m 



r Para separar las oraciones simples con sus complementos, 
aunque no lleven expreso el verbo, v, g.: 

"Antonio llegó del paseo, se acostó, durmió ua rato, se levantó, 
comió ¡ se volvió á marchar." 



6^ Si como esie viaje es de conira- 
bando, faera de loa qae se 
hacen en regla, el año eanto 
leuía ya hecha mi carrera» 

7* Dejo mi hacienda á mi hijo, i 
á mi esposa el nsufíticEo pam 
su manutención, 

í» Stñor, muerto está, tarde llega- 
mos, (Mantilla). 

9^ La señora, de tlsted espera el 

fallo. 
io* Céiiar marchó sobre Roma, de 
donde Fompeyo hnyd, i fué 
nombrado dictador. 



11* Desde que comenzaron á hacer- 
se oír» por silbidos se les hi- 
ZQ callar, 

jj* Cuya anuencia licita bastaba, 
por residir en ellos una en- 
tera autoridad» para la vali- 
dación de semejmtes dona- 
ciones, (Dueñas). 



6^ Si como e&le viaje es de contra- 
bando, fuera de los Que se 
hacen en regla el año Banto, 
tenía ya hecha ni I carrera. 
(SalWl). 

7^ Dejo mi hacienda á mi hijo i á 
mí esposa, i el usufructo pa- 
ra 6u manutetici^n, 

8* Señor muerto^ esta tarde llega- 
mos. 

9» La Btñora de usted, espera el 

el fallo. 
lo^ César marchó sobre Roma, de 
donde Pompeyo huyó i fué 
nombrado dictador, ( Due- 
ñas). 
II* Desde que comen^iron á ha- 
cerse oír por silbidos, se les 
hizo callar, 
12^ Cuya anuencia tácita ba&taba, 
por residir en ellos una ente- 
ra autoridad para la valida- 
ción de semejantes donacio- 
nes. 



"Qnintilíano habla de un pleito que hubo en Roma por haber dejido 
mío en su testamento estas palabras: Faciam mihi siaíuam auream hasfam 
habtnkm^ cuyo sentido depende de la colocación de la coma: si se pone en 
^íatuütn^ da á entender que la estatua sea de cualquiera materia» i !a vara de 
oroj peio poniéndola en aurtam^ tanto la estatua como la vara deben ser 
de oro." {Juan Justo Reyes, Gramática Filosófica), 

**Hay una bula de San Pío V, cuyo seniido es ya conforme á la Iglesia, 
ya herético por la simple adición ó supresión de la coma, que puede verse 
cD el Tratado de Puntuación de B::auzce, que se halla á continuación de la 

F;osodia francesa de Olivct, edición de 1810," (Dueñas)* 

II 



154 FCLIZ RAHOS I DUARTt. 



"Quedó molido Sancho, espantado D. Quijote, aporreado el Ru- 
cio, i no muy católico Rocinante." 

"Embarquéme en Alicante, llegué á Mtlán, donde me acomodé 
de armas i de algunas galas de soldado> de donde quise ir á sen- 
tar mi plaza al Piamontc, i estando ya de camino para Alejandría 
de la Pulla, tuve nuevas que el gran duque de Alba pasaba á Fian- 
des/' (Cervantes). 

2^ Para sustituir á las partículas /', o * cuando se hallan entre pa- 
labras consecutivas de una misma especie, v. g.: 

''El buey, el caballo, el cerdo, el perro, la pantera i la zorra sor^ 
cuadril pedos/' 

3*" Se pone coma antes i después de cada proposición incidental 
explicativa, v. g,: 

^'Cicerón, que conocía al pueblo romano, peroraba con libertai 
en público," 
^'Las oraciones, dice D, José Coll i Vehí, que están como ¡nge- 



I Cuando dos partes semej^ntefi, que tienen la misma función, están uni- 
das por una de hs conjunciones /, rj, ni^ estas partes no deben ir separada» 
por la coma: , 

Las mahs i hs humo^ tsíán mtsciadúi s^hre ¡a Herra. 

El SDJeto está compuesto de dos sustantivos unidos por la conjuncídn rV 
nada de coma entre ello?. 

En isk püh ios habÜanki Sfyn ríeos á p&htií. 

Las palabras ruos 6 pobns, qu4^ forman un atributo compuesto^ efttáit uni- 
das por la conjuncidn 6, no están separadas por una coma: 

Vú no ¡u rtdbido tu remesa ni fu caria. 

Nada de cotna entre /// remesa ni iu carta, complemento compuesto, por- 
que están unidos por la conjanci(5n ni. Lo mismo se escribirá: ¿Vo fiem ni 
padre ni madrí, (Baena^ Puntuación }« 




TKATADO DI LlN'GUAJl- tfj 



ridas en otras, cuyo sentido interrumpen, pero sin arectarlo en lo 
más mínimo» reciben la denominación de parénUsis" (Elementos 
de Literatura). 

4* También se pondrá coma, antes i después de vocativo, s¡ éste 
viniere en medio de cláusula; después de él si viniere al principio^ 
i antes, si viniere al fin, v. g.: 

"No temas eso, Sancho, dijo D, Quijote, que lo mejor lo hará el 
délo contigo/' 

**Válgame Dios, dijoD, Quijote» i qué de necedades vas, Sancho, 
ensartanclo/' 

"Sancho amigo, dijo D, Quijote." 

**Oyólo D. Quijote i dijo; ¿qué rumor es ese, Smcho?" 

Las palabras que forman pleonasmos, se ponen entre dos comas, 
ó entre una coma i algún otro signo de puntuación que pueda exi- 
gir el sentido de la frase, v, g.: 

'*Se encontraba, él, en una mezquina posición/' 

'*Se me acusa, á mí! Luego se me cree culpable!" (Baena). 

S* Cuando muchos adjetivos, puestos unos despuéa de otros, sir- 
ven para precisar la significación de un sustantivo i hacen, por de- 
cirlo así, parte integrante de la constitución propia de esta pala- 
bra, el uso autoriza no separarlos por comas, v. g. i 

"Ministro protestante americano," 
"Aguas minerales sulfurosas sódicas," 
"Naranjas dulces valencianas." (Baena). 

Hn todos los demás casos, cuando estos adjetivos no son sino 
sicnplea epítetos explicativos, se les aplica la regla de los térmi- 
nos similares^ es decir, se les separa por una coma, v. g,: 

"El camello es un animal sobrio, paciente, infatigable." (Baena)* 

62- Qué es punto i cornal — Un signo convencional que marca 
en la escritura una pausa mayor que la significada por la coma. 
63. Cuándo se usa el punto i coma? 



t$Í FELIZ RAMOS I t3tJART£, 



1" Después de la oración á la cual se oponga de algún tnodo la 
inmediata siguiente, corrigiéndola ó modíñcándola, empiece ó no 
por las conjunciones adversativas f^rr^, más, aunqut\ ó modos con- 
juncionales sin embargo, no úbs£utí£^\ v, g.: 

"De Cronwel se ha dicho que^ con algunas virtudes más, hubie- 
ra sido un hcroej dígase mejor que, con algunos vicios menos, hu- 
biera sido un hombre/' (R. Miguel). 

2* Se empica para distinguir los términos compuestos ^ífríf/fA?/, 
elementos de una frase compuesta, cuando ponemos de^relieve las 
cualidades físicas ó morales de dos ó máá personas (ó cosas perso- 
nificadas), entre quienes hay que notar una evidente relación, v. g.: 

"El arzobispo de Santiago usaba de caricia, astucia i liberalidad; 
el de Toledo se valía ole su entereza en que no tenía par, i de otras 
buenas mañas. El primero hacía placer i granjeaba la voluntad de 
los grandes; el otro se señalaba en gravedad, mesura i severi- 
dad," (Mariana). 

**Amor resonaron las grutas del río; 
Amor en ks selvas cantó el ruiseñor; 

Amor las montañas, el bosque sombrío: 
La tierra, los cielos, repiten amor/' 

(M. de la Rosa). 

3° También se usa en Us enumeraciones por distribución, cuan- 
do cada una forma una oración que podría ser independiente i ofre- 
ce una gradación de pensamiento de menor á mayor, cambia de 
sujeto en cada miembro, v, g,: 

"Era de aquellos cultísimos predicadores, que jamás citaba á los 
Santos Padres, ni aun á los sagrados Evangelistas por sus propios 
Jiombres, pareciéndole que esto era vulgaridad/' 

*'A San Mateo le llamaba el Ángel historiador; á San Marcos, 
el evangélico Loro; á San Lucas, el más divino pincel; á San Juan, 
el Águila de Patmos; á San Jerónimo, la púrpura de Belén; á San 
Ambrosio, el panal de los DoctoreSj á San Gregorio, !a alegórica 
Tiara. _ /' (Padre lula, Fray Gerundio de Campabas, cap, II). 



TKATADO DE LKNCiÜAjS. íjf 



''En el cielo está Jesucristo en medio de las personas divinas; 
en su nacimiento temporal, en medio de dos animales; en la pue- 
ricia, en medio de los doctores; en la muerte, en medio de dos la- 
drones; después de su resurrección, en medio de sus discípulos; i 
ahora, está entre tí i tu prójimo." (Padre Estela). 

4* Por último, suele usarse el punto i coma tras una serie de 
comparaciones con condiciones ó sin ellas, v. g.: 

''A Platón le llamaba confuso; á Aristóteles, tenebroso ijibo,. 
que entre obscuridades cerraba sus conceptos; á Virgilio, ladrón 
de los versos de Homero; á Cicerón, tímido i superfluo en sus re- 
peticiones, frío en las gracias, etc." (Saavedra). 

64. Qué son los dos puntos? — Un signo convencional que de- 
termina en la escritura una pausa mayor que la significada por el 
punto i coma. 

65. Cuándo se emplearán los dos puntos.' 

I* Se pondrán dos puntos cuando se enuncie una proposición ge- 
neral, que luego se va explanando por medio de los miembros del 
periodo: si estos miembros constaren de una oración, se separarán 
con coma; pero si se compusieren de más de una oración, se sepa- 
rarán con punto i coma, i con coma las oraciones, v. g.: 

'*Los hombres, de todas las cosas han abusado: de los vegetales, 
para sacar los venenos; del hierro,, para asesinarse; del oro, para 
comprar las iniquidades; de las artes, para multiplicar los medios 
de su destrucción; i de la brújula, para ir á esclavizar á sus seme- 
jantes." (Capmany). 

2"* Cuando varias cláusulas sueltas ó independientes, enlazadas 
entre sí, forman un todo lógico, se separan con dos puntos, v. g.: 

'•Veo la amistad fingida i la triste envidia muy arraigadas: veo 
la avaricia muy encumbrada, i la vanagloria i la jactancia muy sun- 
tuosas: veo los ladrones muy honrados i acompañados: veo el ro- 
bo i el cohecho sentados en el tribunal de la justicia, i que todo el 
derecho está en las armas: veo que el que tiene puede, i el que 
puede manda: veo que las leyes son contra los flacos, como las te- 
larañas contra las moscas.'* (Capmany). 



158 FELIZ RASfOS I DUART£. 



3' También se pondrá dicho signo antes de las palabras de otroi* 
ó de uno mismo, citadas textualmente, v: g.: 

'*Díjo Jesús: Amad á vuestros enemigos, haced bien á los qae 
os aborrecen ¡ rogad por los que os persiguen i calumnian/' (San 
Mateo, cap. V). 

**Lo hemos dicho otra vez; los pueblos rigurosamente vejados, 
están siempre dispuestos á cambiar de Señores." (Lafuente)* 

4° Por último^ se ponen dos puntos después de las conjunciones 
explicativas verbigracia^ d saber, por cjcmph, etc., i después de las 
expresiones Muy señor miOt Estimado amigo ^ i otras semej-intes 
con qiíe se suele dar principio á las cartas, v. g.: 

"La Gramática se divide en cinco partes, df saber: Ortología^ Le- 
xicología^ Ortografía^ Sintaxis i Análisis lógico!' 

66. Qué es/;iw/í?/— Un signo ortográfico que designa la pausa 
í detención mayor de nuestra respiración en un momento dado de 
nuestra dicción ó peroración. 

^j. Cuándo se usa el punto? — Después de un escrito en que es- 
té concluido i perfecto el sentido que se desea expresar^ aunque 
conste de pocas palabras, ó de una sola, v. g.: 

"Haz á otro lo que quieras que hagan contigo/* 

68- Dónde más se pone el punto? — En todas las abreviaturas, 
aunque no estén al fin de la cláusula. 

69. Qué es paréntesis ^ — Un signo ortográfico que comprende 
una oración, frase ó palabra. 

70. Para qué sirve el paréntesis?— Para encerrar aquellas oracio- 
nes que aclaran en algo lo que se dice, pero que no tienen con 
ello relación inmediata, v. g.: t 

"En el sonido hay que considerar tres elementos: la cantidad 
(timbre i entonación), la duración i la intensidad.^' 

71. Que son puntús suspensivos í^ — Una línea de puntos más ó 
menos prolongada, que sirve para indicar que queda suspensa ó im- 
completo el sentido^ v. g.: 



TRATADO DI I^BüíGUAJit. 1 59 



"Dímc con quién andas . . /' 

72, Cuándo se ponen los puntos suspensivos? 
I* Cuando conviene al escritor dejar incompleta U cláusula í 
suspenso su sentido, v. g.\ 

*'Y tanto piensas que me costaría? 

Todo es ponerse á ello , . . . 

Pero. . . Tengo que hacer. , , . Hasta otro día," 

(Iriartc). 

La línea de puntos suele duplicarse, así :::::;:: 

2* Cuando at terminar una oración, frase ó cláusula de perfecto 

sentido, se quiere indicar miedop temor, recelo, duda, esperanza^ 

ainenaza, ü otra pasión ó afecto, v. gr. 

"¿Quién será capaz de cometer tal bajeza? 

Ninguno de entre vosotros." 

(Hurtado). 



73» Qué ts guión, trajeo de unión ó fufen?— -Um, rayita horízon- 
ial que guia al lector hacia la final del vocablo. 

74. Cuántas clases de guiones hay? — Tres: guión menor^ guión 
mayor i doble guión. 

75h Para qué sirve el guión menor ó corto? — Para dividir en fin 
de renglón la palabra que no cabe en él entera, v. g.: abs-trac- 
ción. ^ 

j6. Para qué sirve el guión mayor ó largo?— Para evitar en los 
diálogos la repetición del nombre del que habla; para separar es- 
pecies distintas en un mismo párrafo, i se pone en vez de comas ó 
paréntesis, v. g,; 

*^¿Cómo os llamáis — Federico. — ¿Qué edad tenéis.^ — Veinte años. 
— ¿Qué oficio tenéis?— Carpintero. 



I Así como k ck i la // no se separan, tampoco la erre ( rr ) debe sepá- 
rame en ni ngdn caso, V. g. : ca-rro, pt-rro. 

La Academia, en su Gramática de 1870, aprobó esta práctica (seguida por 
Betlo, Dueñas i otros gramáticos), regla que no todos han seguido, ni ella 
misma, como puede verseen las páginas 48, 131, 179, 227, 237, 318, etc., 
de Sü Gramática, edíctóo de 1874. 



1 6o FSLIZ RAH05 t DUAKTK. 



''Díme con quién andas í te diré quién eres,— Más vale maña que 
fuerza.— El que calla otorga. 

'*Esta es buena,— dijo el asesino;— ¿si habré entendido mal las 
órdenes que me dio el Conde?" 

JT. Para qué se emplea el doble guión?— Para marcar la sepa- 
ración de párrafos, i las citas, palabras ó textos copiados* 

78» Para qué se emplean los párrafos^ artictths^ capitulas^ cua- 
dras, s£€€ÍúHús, kcdon€s, partes, libros \ tratados? — Para clasificar 
i ordenar las diferentes partes del asunto que se propone explicar 
el escritor. 

SiaNOS CALIGRÁFICOS- 

79. Cuáles son loa signos caü^-djicús P—l.díS comillas ó viruli- 
llas ( ., " }, el párrafo ( § ), el calderón ( T ), la manecilla ( S@* ), 
las citas^ notas ó llamadas ( I, 2, 3; a, b, c)^ asterisco (*), dúhlt 
asterisco ( ** ), dagidlla (1), doble dagtdlla ( 1 1 )» 1* llave ó cor- 
ekete ( } ! )» el obelisco ( ^ ). los antigrafos ( ), el apóstrofo (T) 
i Izitcétera (&, etc.) 

So. Para qué sirven las comillas? — Para distinguir de lo demás 
del escrito las palabras que se copbn de otro autor, í se ponen al 
principio í al fin de la cita, v. g:. 

**En ninguna facultad puede adelantar el que no se sujeta á prin- 
díos." flrtarteX 



cipios" (Irtarte) 



Cuando las citas son demasiado largasi se suelen poner las €$- 
millas no sólo al principio i al ñn de lo citado, sino también al 
principio de cada uno de los renglones que aquellas ocupan, v, g.: 

"Al Eslabón de cruel 
**Trató el Pedernal un día 
**Porque á menudo le hería 
"Para sacar chispas de él. 
'* Ríñcndo éste con aquel 
** Al separarse los dos: 
** Quedaos, dijo, con Dios, 
'* ¿Valéis vos algo sin mí? 



-ñ 



TRATADO IiK t^NGUAjR. l6t 



"I el otro responde; sí, 
"Lo que sin mí valéis vos." 
*Este ejemplo material 

* Todo escritor considere, 
*Que el largo estudio no uniere 
•Al talento natural. 

Ni da lumbre el pedernal 
t Sin auxilio de eslabón, 

• Ni hay buena disposición 
*Que luzca faltando el arte: 
^ Si obra cada cual apartCi 

^ Ambos inútiles son. ^ 

(Iriarte). 

En los manuscritos se subrrayan las palabras que se citan lite- 
ralmente, ó aquellas sobre las cuales se quiere llamar la atenciónf 
ó si no, se escriben con diverso carácter de letra. 

8i. Para qué se emplea el párrafof^ — Para denotar en los li- 
bros la división llamada así. 

El signo párrafo ha sustituido al calderón. Entre contadores 
se da el nombre de calderón á este signo d, JJ, para denotar el 
fníUar, así; 20 3, se lee veinte mil; 40 JJ, cuarenta mil. 

82. Para qué se usa el obcUsca.^ — El obelisco ó pirámide se pone 
entre renglones^ en la escritura de mano, para colocar alguna pa* 
labra ó frase omitida, ó añadir alguna otra ó hacer alguna correc- 
ción, V. g.: 

mucho 
*'E1 que ^ abarca poco aprieta/' 



1 Paragraphiin^ entre los griegos, era escribir fuera de la plana, como 
cu margen {dice Rosal), 6 escribir fuera de fropdsíio rasgos, como en bo- 
llado r, para probar k pluma. De aqui salió el Wzxtí^r^^ parágrafo é párra- 
fo el rasgo ó señal que sirve sólo para comenzar capítulo, en esta forma §, 
ó paesto horízonulmente <^»* Covarrubias dice que antiguamente era cos^ 
lumbre poner una C al principio de la cláusuta^ i otra inversa 3 ai ñn, esto 
eSj como nn paréntesis, i que el signo ortográñco §, que llamamos párrafo, 
le formd de la reunión de las dos CC puestas al principio. Mis adelante, 
lo mismo que en iUuh^ e) nombre del signo se trasladó á la cosa señalada. 
(P* K Monlao, Dice, ^úm.^ 3* edición). 



I5l 7RUZ RAU9S I DÜA^TB. 



S3, Para qué sirve la viauictiia-'^ — Para llamar la atención del 
lector hacía algún pasaje importante* v, g,: 

írgg^ Deum nemo vfdít umquam. Joan, I, iS." 

Et! lo manuscrito se pone la palabra üJo^ ó se pinta un ojo, 

84. Para qué sirven las llamadas, citas ó ;/£?/¿ijf — Para liannar la 
atención del lector hacia una advertencia ó aclaración, separada 
del cuerpo del escrito i colocada generalmente al píe de la plana 
«n tipo de letra de un grado menor. 

85. Que signos se empleíin en las citas? — El asterisco ó estre- 
lla (*), el doble a^tterisco (**)♦ la daguíUa (t)» la doble dagui- 
11a (í)» el antígrafo (":}, el párrafo (g), los números arábigos 
( ii 2, 3, 4» 5, etc.)i los romanos ( I, II, III, IV, V, etc* ), las le- 
tras (a» b, c, d). etc, ó (aa), (bb). (ce), (dd). etc.. entre parén- 
tesis. 

86. Para qué sirve el cor chite ó llave -^—V^xh abrazar dos ó máa 
renglones en lo manuscrito ó impreso, i dos ó más pautas del pen- 
tagrama, V. g.: 

í ideofjráfica, 
La escritura puede ser- ideofónica ó 
(grafi fónica. 

Zj, Qué uso tiene el apostrofo? ^ — ^En francés, portugués é íta* 
liano existe el apóstrofo, que usaban los escritores españoles an- 
tiguos, i consistía en una coma colocada á la mayor altura de los 
palos de las letras, para expresar la omisión ó elisión de una vocal, 
V, g.: r aspereza^ ¿'amistad^ d' otros, qu'cs, etc.. por la aspereza, 
la amistad, de otros, que es. 

S8. Para qué se emplea la ctcctera? — Para interrumpir el discur* 
so, indicando con este signo que se suprime lo demás porque ya se 
sabe ó es innecesario decirlo, v, g,: 

•'Quien todo lo quiere, &/' 



I En algunos tratados de ortografía se ve usada la palabra apósir&ft en 
vez de apo^tro/ú: es necesario tener presente que el apéifro/k es una lignra 
4e retorica, i el apóstrofo es gn signo ortográñco, 



I 



ñ 



TRATADO DE LiKGÜiAjK. ifij 



A veces se duplica ó triplica este signo para manifestar que se 
omite mucho. 



SIGNOS DE CORRECCIÓN. 

89. Que signos se usan ea los manuscritos que se han de ímprí- 
mirt — Las palabras ó frases que se quieren con diferente letra del 
texto, se subrrayarán con una raya para indicar que se ponga letra 
cursiva; con dos rayas, si se quiere ver salí ia; cotí tres, si ha de ser 
versal 6 mayúscula, i con una línea ondulada ( -.*^^- -'.-^. . ) si ha 
de ser egipcia ó normanda. 

90. Qué signos se emplean en las correcciones de imprenta? — 
Los de llamadas i los de corrección. 

91. Para qué se emplean las llamadas r—V^x2i avisar que se co- 
rrija alguna cosa; i las hay de varias formas, v. g,: 1 L ^ T i H, 

92. Qué signos se usan en ta corrección? — Para subsanar la íh- 
versión de una letra ( ^S ), para que se quite una letra, palabra, 
coma. etc. ( y- ). para que se junten las letras indebidamente sepa- 
radas, ó se estrechen los claros entre palabra i palabra [ ( ) ], que 
se separe una palabra ó se deje mayor espacio entre dos voca- 
blos [ ) { ], que se anteponga una palabra á otra ( I j^ I ), 
que se ponga párrafo separado ó aparte ( 1^^ )^ que se supri^ 
ma una parte [ (— ) ], que se ponga letra de diferente tipo ( + ), 
atención sobre una mancha de letra ó espacio alto ( X ). 

LECCIÓN SEXTA. 

EJERCICIOS DE IIOMOGK.\FÍA. 

93. Qué es /lomogra/ia-^—hB, escritura de palabras ¡wmógrafas^ 

94. Qué son palabras homógra/as ? — Las de distinta significa- 
ción que se escriben de igual manera, es decir, con los mismos sig- 
nos ortográficos, v. g.: 



I. Aro (s.), * flcjí?, cerco, plan- 
ta. 



I. Aro, inflex. de arar. 



I La X significa sustantivo; la adj,j adjetivo; inflex,, inflexión; n, /'., nom- 
bre indi vidnal; i'., verbo; /r^/., preposición; />f., infinitivo. 



164 



^r^ 



FELIZ SAH05 I DUARTE. 



2. Abalanzar (in.), poner la 

balanza en el ñcL 

3. Abra (^ )r cañada ó valle 

entre dos montañas. 

4. Aceche (s.), caparrosa. 

Sp Acedía (3.), calidad de 
acedo. 

6. Acuario (s), signo del Zo- 
díaco, 

7* Adagio (s-), sentencia bre- 
ve. 

8- Aforar (!n.), dar á foro al- 
guna heredad. 

g. Aforar (in.), medir una co- 
rriente de agua. 

ro. Amo (s.), dueño, poseedor 
de alguna cosa. 

ri. Ama (s.), dueña de algo, 

12, Ana (n. i.), nombre de mu- 

jer. 

13, Amasej inflex. de amar. 

14, Asa» (s.), agarraderas. 

15, Asi, ¡nflex. de asir, agarrar. 

16, Alabea {$.), las tejas del 

alero de una casa. 

17, Bale, inflex. de balar. 

18, Bala (s,), capital del can- 

tón de Bale, 

19, Bajo (adj.), hombre ¿aja, 

ruin, malo; de poca altu- 
. ra. 

20, Bajo (3,): toca el bajo. 

21, Balde (s,), cubo de baldear. 



2, Abalanzar (ín.), arrojar, 

ímpulíiar. 

3, Abra (v.), inflex. de abrir. 

4, Aceche, inflcx. de acechar; 

atisbar, 

5, Acedía (s,), platija, pez, 

6, Acuario (s.), depósito de 

agua, vivero. 

7* Adagio (s.), composición 
musical. 

fi. Aforar (in,), reconocer i 
valuar las mercancías, pa- 
ra el pago de derechos. 

9, Aforar (in.), dar, otorgar 
fueros. 

10. Amo, inflex. de amar. 

11. Ama, inflex, de amar 

12. Ana (s,), medida poco me* 

ñor que la vara, 

13. Amase, inflex, de amasai. 

14. Asas, inflex* de asar. 

15. Así (adv.) de modo: hazld 

así. 

16. Alabes, inñex. de alabar. 

17. Bale (s.), pueblo de Lugo. 

18. Bala (sj, bola de metal: 

bala de cañón. 

19. Bajo (adv.): habla ¿a/#. 



20, Bajo (prcpO: ¿¿yi? techado; 

¿^apalabra; ¿^V tutela, ! 
12. Balde, inflex, de baldar. 



TRATABO DE LIKGÜAJS, 



1/^5 



22. Balón (s;), fardo grande de 

mercancías. 

23. Balear (adj.), natural de laa 

islas Baleares. 

24. Balsa (s.), charco de agua 

detenida. 

25. Basto (s.), cierto aparejo ó 

montura. 

26. Basto {adj ), grosero, tos- 

cOp sin pulimento. 

27. Baya (s,)» fmto de ciertas 

plantas. 
2S, Be (s,)i nombre de la le- 
tra B. 

29. Beso (s.), el beso de Ju- 

das. 

30. Beta (s.), nombre de la B 

en griego. 

31. Bela, apellido derivado de 

Blas. 

32. Botero (s.), el que maneja 

el bote- 

33. Bote (s.), golpe que se da 

con ciertas armas enasta-* 
das< 

34. Boche (s.), hoyo que hacen 

los muchachos para ju- 
gar. 

55. Boj (s.), árbol ó arbusto. 

^6. Bojar (¡n.)^ quitar la flor, 
las aguas i manchas al 
cordobán de colores, 

^y. Bolo (s,), trozo de palo la- 
brado en forma cónica, 
para que se tenga dere* 
cho en el suelo. 

38, Bonito (s.)í pez de los ma- 
res de España, 



22. Balón (s,), pelota grande 

de viento. 

23. Balear, (ín )» nombre del 

verbo, 

24. Balsa (sOt porción de ma- 

deras unidas. 

25. Basto (s.), as en el palo de 

naipe. 

26. Basto (v,), ¡nflex. de bas- 

tar, 

27. Baya (adj.), color de algu- 

nas bestias. 

28. Be (s), grito de la oveja. 

29* BesOp inñcx. de besar. 

30. Beta (s,), pedazo de cuer- 

da ó hilo. 

31. Bela (s.)* ffüto de cierta 

palmera. 

32. Botero (s.;, el que hace ó 

vende botas. 

33. Bote (s.), vasija pequeña de 

barro, vidrio, cristalj etc.; 
barco pequeño, 
34 Boche (s,), verdugo. 



35. Boj (s.), bolode madera, 

36. Bojar (ínOí medir el perí- 

metro de un terreno. 

37. Bolo (s.), cuchillo grande 

á manera de machete, de 
que se sirven los indios 
de Filipinas para varios 
usos. 

38. Bonito (adj. )i agraciadOi 

lindo. 



i66 



f KLIZ RAMOS I nUAMTK. 



¡g. Borneo (s. ), movimiento 
del cuerpo en el baile, 

40* Botín (sjf calzado de cue- 
ro. 

41. Brete {sj, cepo ó prisión 

estrecha de hierro* 

42. Brisa (s,)i viento de la par- 

te del nordeste, contra- 
puesto al vendaval. 

43. Broma (3), bulla, diversión, 

chanza, burla; caracol 
marino. 

44. Bruno (s.), nombre de per- 

sona* 

45. Buche (s.)» bolsa que tie- 

nen las aves en el remate 
del cuello; borrico recién 
nacido i mientras mama* 

46. Callo (s*), dureza de la pieL 

47. Cabe {s.)f golpe que da una 

bola á otra en el juego de 
argolla. 

48. Cachete (s.), golpí que se 

da con el puño. 

49. Cacho (sO, cuerno; apelli- 

do. 

50. Calleja (s.), diminutivo de 

calle. 

51. Canto (s.), extremidad ó 

lado de cualquiera parte 
ó sitio; piedra. 

52. Cañada (s,), espacio de tie- 

rra entre dos montañas, 
ó alturas poco distantes 
entre sí. 



39. Borneo (n, i.}, isla mayor 

de la Malesia. 

40. Botín {5.), despojo que lo- 

gran los soldados en la 
guerra* 

41. Brete (s.), cierto manjar de 

los indios* 

42. Brisa (s.), orujo, ú hollejo 

de la uva, después de ex- 
primida* 

43. Broma (3*), guisado que se 

hace de la avena quebran- 
tada. 

44. Bruno (adj.), color negro 

ú obscuro* 

45. Buche (s.), porción de li- 

quido que cabe en la boca. 



46. Callo, apellido: Juan Bau- 

tista Callo. 

47. Cabe (prep*), cerca de, jun- 

to á: estaba cabe el río. 

48. Cachete (s.), carrillo de la 

cara, especialmente el 
abultado. 

49. Cacho (s.), pedazo peque- 

ño de alguna cosa. 

50. Calleja, apellido: Juan Ca- 

lleja. 

51. Canto {v.)i acción i efecto 

de cantar; inñex, de can-^ 
tar: yo canto* 

52. Cañada (s.), cierta nnedid» 

de vino. 



I 



Ti ATACO DI LENGUAJE. 



167^ 



53. Capazo (s.), espuerta gran- 

de de esparto* 

54. Capilla (3,), edificio peque- 

ño con altar ¡ advocación, 

55. Cara (s,)i rostro, faz, sem- 

blante. 

56. Carpa (s.), pez; tienda de 

campaña. 

57. Carraca (adj.), vieja aclia* 

cosa. 

58. Casar (s.), conjunto de al- 

gunas casas en el campo, 
que no llegan á formar 
pueblo. 

59. Catoche (s.)r cabo de Yu- 

catán, 

60. Celar (in.), procurar con 

particular cuidado el cum- 
plimiento de un deber. 

61. Centena (s.), conjunto de 

cíen unidades. 

62. Centeno (adj*,), centesimo. 

63. Cerca (s.), vallado, tapia ó 

muro. 

64. Cerero (s.), el que labra la 

cera* 

65. Cerro (s.), altura de tierra. 



66- Cerrón {s.)p lienzo basto. 

6/^ Cirineo (s.), persona que 
ayuda á otra en algún 
empleo ó trabajo. 

68, Cirro (s,), tumor duro. 

Oq. Citara^ inflex. de citar. 



53. Capazo (s.), golpe dado con^ 

la capa, 

54. Capilla (s,), parte de la ca- 

pa ó gabán, que sirve pa- 
ra cubrir la cabeza. 

55. Cara (9.), querida: mi cara 

amiga. 
$0. Carpa (s.), gajo de uvas 
que se corta de un racimo 
grande, 

57. Carraca (s.), embarcación, 

58. Casar (in.), contraer matri- 

monio; anular, abrrogar^ 
derogar 

59. Catoche (s.), malhumor. 

60. Celar (in.), encubrir, ocul-- 

tar; grabaren láminas de 
metal ó madera para sa- 
car estampas. 

61. Centena (s.), cafia del cen- 

teno. 
6z. Centeno (s.), planta gra- 
mínea. 

63. Cerca (adv.), próxima ó in- 

mediatamente. 

64. Cerero {s.), vagabundo. 

65. Cerro (s*), lino ó cánamo,. 

después de rastrillado ó^ 
limpio. 

66. Cerrón (s-), llave ó cerrojo, 

67. Cirineo (adj.), círencc, na- 

tural de Cirene. 

68. Cirro (s.), zafcíllo. 

6 9. Citara (s,), pared angosta. 



1 



i6S 



riUZ RAMOS J DUARTS. 



70* Clara (s.)* nombre: Santa 
Clara; adj., cosa ctarai 
tratisparente, 

71. Clavero (s.)p llavero. 

72. Clavijero (s,), donde se po- 

nen las clavijas. 

73. Cloquear (in.), hacer da, 

clú, la clueca. 

74. Coco (s.), árbol, palma* 

75. Cochero (s.)» el que mane- 

ja el coche. 
j6. Cojo (adj.}, que padece de 

cojera. 
77. Cola (s.). pasta fuerte i pe- 

gajasa, 

7%. Colada (s.), acción ¡ efecto 
de colar, 

79. Colador (s.)» el que confie- 
re ó da la colación de los 
beneficios eclesiásticos. 

So. Colar (m.)^ conferir bene- 
ficios eclesiásticos* 



Si 



83 



84 

S6. 



, Colativo (adj.), lo que: se 
puede gozar sin colación 
canónica. 

^Cólera (s.), ira, enojo; có- 
lera morbo. 
Colmo (s.), porción que so- 
bra de la justa medida de 
grano, harina, etc. 

, Colón (s.)f pueblo de Cuba. 

, Coma (s.), signo ortográ- 
fico. 
Como (s.), ciudad de Lom- 
bardía. 



70. Clara (s.). materia blanca 

que rodea la yema del 
huevo. 

71, Clavero Cs.), árbol que pro* 

ducc el clavo de especia. 
72» Clavijero (s.), apellido. 

73. Cloquear (in,), asir el atún 

con el cloque. 

74, Coco (s.), fantasma para 

meter miedo á los niños. 
75* Cochero (adj,), que fácíU 

mente se cuece. 
'¡6, Cojo, inflex. de coger. 

yy. Cola (s.), extremidad que 
en la parte posterior tie- 
nen los animales. 

78» Colada (3,), buena espada. 

79, Colador (s.). lo que sirve 
para colar; coladero. 



80. 



81, 



82, 



S3^ 



84. 

85^ 



Colar (¡n.), pasar un liqui- 
do por manga, cedazo 6 
paño. 

Colativo (adj.), lo que se 
puede colar. 

Cólera (s.), tela blanca de 
algodón engomada. 

Colmo (ü.), techo de paja; 
lo que está colmado ó tie- 
ne colma. 

Colón, apellido. 

Coma, inflex. de conner. 



86. Como, inflex. de comer. 



TKATADO DI ttNfítJAjX. 



169 



87, Concha (n.), parte exterior 

i dura de los anímales tes- 
táceos. 

88. Consunna (v. ), infl^x. de 

consumar. 

Bg, Converso (v.)p inflex. de 
conversar. 

go. Copo (s,)» porción de algo- 
dón, lino, lana, etc. 

91. Coral (s.)^ producción ma- 

rina. 

92. Corea (n. í.), península del 

Asía. 

93. Coreo (s,), píe de la poesía 

griega i latina, etc. 
94- Coriza (s), calzado de As- 
turias. 

95, Coronel (s.), corona abier- 

ta como la de los duques, 
condes, etc. (Terreros), 

96. Correo (s.), el que lleva 

cartas, etc. 

gy. Corro (s.), cerco de gente. 

98» Corso (s.\ campaña que se 
hace por el mar para per- 
seguir á los enemigos. 

99. Corte (s.), filo de la espa- 
da, navaja, cuchillo, etc. 



lOOi Cortes (s-), apellido. 

lOi. Coso (s.), plaza, sitio ó lu- 
gar cercado» donde se co- 
rren ó lidian toros, etc. 



B/. Concha (n. ¡.), nombre de 
persona, derivado de Con^ 
cepción, 

SS. Consuma (v.), inflex. de 
consumir 

Sg. Converso (v.), de convertir 
ó convertirse. 

90. Copo (3.), parte más espe- 
sa de la red de pescar; 
(v.), acción de copar. 

gr. Coral C^^^j}» lí> pertene- 
ciente al coro. 

92. Corea (s), danza acompa- 

ñada de canto. 

93. Coreo (s.), juego ó enlace 

de los coros en la música, 

94. Coriza (3.)i romadizo. 

95. Coronel (s.), oficial que tie- 

ne á su cargo el mando 
de un cuerpo de tropa. 

96. Correo (s.), cómplice con 

otro en un delito. 

97. Corro (v.), inflex, de correr. 
98- Corso (adj.), el natural de 

Córcega, ó perteneciente 
á esta isla. 
99. Corte (s.), ciudad ó villa 
donde reside el soberano 
de ella í sus principales 
consejeros i tribunales. 

100. Cortés (ad>), atento, afa- 

ble, comedido. 

101. Coso (sO> especie de gusa- 

no algo crecido, que se 
cría en los troncos de loa 
árboles. 



IM 



í7<r 



FtLlt KAMOS I DUARTK, 



102. Costa (s.)» cantidad que se 

da ó se paga por una cosa, 

103. Crema (s), nata de la le- 

che. 

104. Cuba (sOi isla de las Anti- 

llas. 

105. Cubo (s.), vaso de madera, 

formado de duelas i ceñi- 
do con flejes, 

106. Curareis,), veneno muy ac- 

tivo, 

J07, Curso (sO, dirección ó ca- 
rrera. 

108. Curro (s.), vale Francisco* 

109» Chantar (in), vestir ó po- 
nen 

lio. Chapetón (s, ), rodaja de 
plata con que se adornan 
los arneses de montar. 

III. Chasquear (ín.), dar chasco 
ó zumba; faltar á lo pro- 
metido. 

112* Chía (s.)p semilla de una es- 
pecie de salvia, 

113. Chiflar (ín.), silbar con la 

chifla. 
JT4, Chifla (v,), acción í efecto 

de chiflar. 

115. China (n, i.), nación; piedra. 

116, Chuchear (ín,)> cazar con 

indu&tria, 

Ji7« Chupa (sj, pie^a de ves- 
tido, 

118» Dado (s.)» pieza cúbica» 

119. Danza (sj. baile. 

120, Dato (s.), fundamento. 



102. Costa (s.), orilla del mar; 

instrumento de palo que 
usan los zapateros. 

103. Crema (s.), signo ortográ* 

fico, 

104. Cuba (sOi recipiente de ma- 

dera. 

105. Cubo (sX cuerpo geomé- 

trico, 

loó. Curare (v.), ínfl?f, de curan 
IC7. Curso (v.), inflex. de cursar. 

108. Curro (adj ), m^jo, 

log. Chantar fin.), cubrir con 
chantos el suelo, 

lio. Chapetón (adj.), el europea 
recién llegado á la Amé- 
rica. 

111. Chasquear (ín.), manejar el 

látigo ó la honda, hacíén* 
doles dar chasquido. 

112. Chía (s.), manto negro i 

corto, usado antiguamen* 
te en los lutos. 

113. Chiflar {inj, raspar con la 

chíflj. 

114. Chifla (s.), instrumento de 

hierro acerado. 

115. China (s,). hierba medicínaL 

116. Chuchear (in.), cuchichear. 

117- Chupa (s.), medida de ca- 
pacidad para líquidos. 
n8* Dado (adj.), deriv. de dar, 

119. DanEa(v.)jnflex.dedaniar 

120. Dato (s.), título de digni- 

dad. 




tkatado di lenguaje. 



171 



121. Decorar íín.), adornar, her- 

mosear. 

122, Deja (5.), parte que sobre- 

sale entre dos muescas. 
123* Dejo (3,)i acento particular 
del que habla. 

124. Dele (sO, signo de correc- 

ción. 

125. Delfín (s.), nombre de per- 

sona; cetáceo como de 9 

pies de largo. 
12S. Dental (sO> palo donde se 

encaja la reja del arado. 
127. Desecho (s.), residuo, cosa 

de poco valor por muy 

usada. 

12S. Desdoro (s,)j deslustre. 

129. Desmán (sj. animal carní- 

voro. 

130. Desnudo (adj/!, sin vestido, 

en cueros. 
J31* Dictado (sO, titulo de dig- 
nidad, 

132* Dieta (s.), régimen que se 
manda observar en el co- 
mer i beber. 
133* Dístico (adj.), composición 
poética que sólo consta 
de dos versos con los cua- 
les se expresa un concep- 
to cabaK 

13^. Divisa (s.)' señal exterior 
para distinguir personas^ 
grados ú otras cosas. 

135. Doce (adj.), diez i dos. 



121. Decorar (inO, tomar deco- 

ro ó de memoria una lec- 
ción. 

122. Deja (v.), inflex. de dejar. 

123. Dejo (v.), inflex. de dejar, 

124. Dele {v.), inflex. de dar. icl 

pronombre le. 

125. Delfin (s.), título que seda- 

ba al primogénito del rey 
de Francia. 

126. Dental (adj.), pertenecien- 

te ó relativo á los dientes, 

127. Dcsecho{v.),ínflcx. de des- 

echar» 

128. Desdoro (v.)Jnflex. de des- / 

dorar. 

129. Desmán (s.), exceso, de- 

masía, en obras ó pala- 
bras. 

130. Desnudo (v.)Jnflex. de des- 

nudar. 

131. Dictado (s.), acción de dic- 

tar, 

132. Dieta (s*), junta ó congreso 

de ciertos Estados* 

133. Dístico Cadj\), dícese de las 

hoja?, florcíi, espiga<i, etc., 
de las plantas, cuando 
unas miran á un lado 1 
otras al otro, 

134- Divisa i^X parte de heren- 
cia paterna que cabe á 
cada uno de los hijos. 

135. Doce (s,), apellido. 




I7Í 



FELIZ RAX95 I BlTAllTI. 



136. Don {s.)i dádiva, presente 

ó regalo, 

137. Doncel (s.), Joven, hombre 

de pocos años. 
J3S. Duelo (3.), combate ó riña 

entre dos, precediendo 

desafío ó reto. 
139» Embozar (in.)^ cubrir el ros* 

tro por la parte inferior 

hasta las narices ó los 

ojos. 

140. Embrocar (inO, vaciar una 

vasija en otra, voLviéndo*- 
la boca abajo. 

141. Escaro (s,), pez. 

142. Esteba (s.), planta espino- 

sa. 
145. Estepa (s,)* llano extenso, 
de escaso cultivo. 

144. Estero (s. ), acto de este^ 

rar. 

145. Farda (s.), corte que se ha- 

ce en un madero para en- 
cajar la barhíUa de otro. 

146. Felpa (sO, tejido de seda, 

algodón^ etc, 

147. Forense ( adj, ), pertene- 

ciente al foro. 

148. Freza (s.\ estiércol de aU 

gunos animales. 



149. Frezar (in.), arrojar frezas, 
excrementar. 



136, Don (s.)» título honorífica, 

137, Doncel (adj,), suave, dulce: 

vino doncel. 

138, Duelo (s.X dolor, lástima, 

aflicción ó sentimiento, 

Í39. Embozar fin,), poner el bo- 
zal á las caballerías 6 á 
los perros, 

140* Embrocar (ín.), derramar 
los bordadores en la bro- 
ca los hilos i torzales con 
que han de bordar 

141. Escaro (adjo^ persona de 

pies i tobillos torcidos. 

142. Esteba (s,). pértiga gruesa. 

143. Estepa (sO- arbusto de ho- 

jas parecidas á las del lau- 
rel. 

144. Estero (s,), caño ó brazo de 

un río que se comunica 
con el mar. 

145. Farda (s,), bulto ó lío de 

ropa, 

146. Felpa (s,), zurra de palos, ó 

reprensión áspera. 

147. Forense (adj.), forastero, de 

fuera, 

148. Freza (s.), señal que deja el 

pez cuando se ha estrega- 
do en piedra para des- 
ovar, 

149. Frezar (!n,)p tronchar i co- 

mer las hojas los gusanos 
de seda. 





TRATADO DJE LlNGUAjt, 



150. Furo (sO, orificio que tie- 
nen en la parte inferior 
las hormas de azúcar 

iSí. Galga (s,X piedra grande, 
que arrojada desde lo al- 
to de una cuesta, baja ro- 
dando i dando saltos. 

i;2. Galga (s.)» cada una de las 
cintas cosidas al zapato 
de las mujeres para suje- 
tarlc' á la canilla de la 
pierna. 

153. Galilea (s.)^ pórtico ó atrio 

de las iglesias, con espe- 
cialidad la parte ocupada 
con tumbas de proceres ó 
reyes. 

154. Galleta (s.). pan sin leva- 

dura i dos veces cocido. 

155» Gallón (sOt césped que se 
arranca de las paredes, 

156- Gambeto (s.), especie de 
capote* 

157. Gamella (s.). arco del yugo- 

158, Gandaya (s.), tuna; vida 

holgazana. 

159, Ganga (s,), especie de ga- 

llinácea semejante á la 
perdiz. 

160. Garnacha (sO, vestidura ta- 

lar. 

161, Gasón (sj, terrón grande 

de tierra, 

162. Gaza (5.), lazo: una gaza. 



150. Furo(adjO, persona hura- 

ña; animal ííero i sin do- 
mar. 

151, Galga (sj, especie de sarna 

que sale frecuentemente 
en el pescuezo á las per- 
sonas desaseadas. 
153. Galga (s.), percha sin la- 
brar, que se usa para im- 
pedir que se mueva algu- 
na rueda de un carruaje 
cuando va cuesta abajo. 

153. Galilea (s.), tiempo que me* 

día desde la pascua de 
Resurrección hasta la As- 
censión; lugar de Asia. 

154. Galleta (s.), especie de va- 

sija i^cquefia para echar 
licor. 

155. Gallón (s.)p cierta labor que 

se pone en el cuarto bo- 
cel del capitel dórico. 

156. Gambeto (sj, capillo que 

se ponía á los niños re- 
cién nacidos. 

1 57. Gamella (s.), barreño gran- 

de. 

158. Gandaya{s.), especíedeco* 

fia. 

159. Ganga (s.)j materia inútil 

que se halla en los mine- 
rales. 

160. Garnacha (s.), especie de 

uva roja* 
16 r* Gasón (s.), césped; yesón. 

162. Gaza (s.), f^.-zuza, hambre. 



174 



FULIZ RAUaS t DUAKTI, 



163. Gofo (adjO, necio, ignoran- 

te i grosero, 

164. Gorrero (s.), el que hace 

gorras ó gorros» 

165. Grada (sj, escalón ó pelda- 

ño, 

166. Grado (sjj voluntad, gus* 

to. 
16/. Grifo (s.), animal fabuloso. 

168, Griñón (s,), toca, 

169, Gurbión (s,), goma del eu- 

forbio, 

170. Haber {s,}, hacienda, bie- 

nes* 

171. Hacha (s.), vela de cera, 

172. Haya (a.), árbol. 

173. Haz (s.), porción atada de 

micses, Jiiio, hierba, le- 
ña^ étc, 

174, Hechizo (sO, cosa supers- 

ticiosa. 

175, Hocino (s.), hoz pequeña. 

176. Hoz (s,), instrumento cur- 

vo cortante. 

177, Hucha (sO, arca grande. 
17S- Husillo (s.), cilindro de nie- 

tal ó madera. 

179. Ilíaco (adj.), perteneciente 

ó relativo al íleon, 

180. Ipil (s.), árbol de Filipinas. 

181. Jaco (s.), vestido corto an- 

tiguo. 
183, Jagüey (s.), balsa grande 
en que se recoge el agua. 



163. Gofo(adj-)i figura enanai 

de baja estatura. 

164. Gorrero {adj )j gorrista, go» 

rrón. 

165. Grada (s,), instrumento de 

labor. 

166. Grado (s.), ^Ij parte de U 

circunferencia, 

167. Grifo {adj ), crespo ó enma* 

rañado. 
16S. Griñón (s.), melocotón. 

169, Gurbión (s.), especie de te- 

la. 

170. Haber (in), poseer, tener 

una cosa. 

171. Hacha (s), instrumento de 

hierro, 

172, Haya (v.), ínflex. de haber, 

173. Haz (v.), inflex. de hacer; 

(s,), cara ó rostro. 

174. Hechizo (adjO, artificiosoó 

fingido. 

175, Hocino (s,), terreno; deri- 

vado de hoz, 

176, Hoz (s.), angostura de un 

valle profundo. 

177, Hucha (s,), apellido. 

178. Husillo (s,), conducto de 

desagüe. 

179, Ilíaco (adj ), perteneciente 

á Híon ó Troya. 

180. Ipil (s.), vestido de las in- 

dias yucatecas. 

181. Jaco {s.), caballo pequeño 

i ruin, 

182, Jagüey (s.), árbol de Cuba, 



TRATADO DE LENGÜAJI. 



1 75 



183, Jaque (s.), lance átl aje- 
drea. 

184* Jaro (s.), mancha espesa de 
los montes bajos, 

185. Jira (s.)» banquete campes- 
tre, 

i86. Jineta (s,), lanza corta; tri- 
buto que se imponía so- 
bre el ganado. 

187. Juan (s.)i cepo de ígitísia. 

iBS. Junco (3,)t planta acuática. 

1 89. Lama (s), cieno ó lodo. 

190. Laminar (in.), lamer; (adj,), 

de forma de lámina. 

191. Lapa (s,), telÜla ó nata que 

se forma en la superficie 
de algunos líquidos. 

192. Latir (in.), dar latidos. 

193. Lava (s.), material derreti- 

do que sale de los volca- 
nes; (v,), inflex. de lavar. 

194. Laya (s.), instrumento de 

labor 

195. Lechuzo {s.), hombre que 

se asemeja á la lechuza, 

196. Levita (s,),,de la tribu de 

Le Vi, 
J97, Lia (s.), soga de esparto 
machacado. 

198, Lima (s.), capital del Perú; 

fruta; (v.), inflex, de li* 
mar. 

199. Liza (s, )r mújol, pez de 

mar 



183. Jaque (s.), peinado antiguo; 

apellido. 

184. Jaro (adj.)r dfcese del pelo 

rojo, 

185. Jira, (3.), pedazo de tela, 

186. Jineta (s.), arte de montar 

á caballo según la escue- 
la del mismo nombre. 

187. Juan (n. i,), nombre de per- 

sona. 

188. Junco (s.), embarcación pe- 

queña. 

189. Lama (s,), sacerdote tár- 

taro. 

190. Laminar (in.), hacer lámi- 

nas ó cubrir con láminas, 

191. Lapa (s.)p ciertom arisco; 

amor de hortelano* 

192. Latir (in.)» gritar el perro 

cuando ve ó sigue la'caza. 
f 93. Lava {s.), baño ó loción que 

se da á los metales para 

limpiarlos. 
E94. Laya (s.), calidad^ especie, 

género, 

195. Lechuzo (s,), muleto que 

no tiene un año. 

196. Levita (s.), traje moderno 

de hombre. 

197. Lía (s.), orujo de las uvas. 

198. Lima (3.)i instrumento de 

acero; madero de un edi* 
ficío. 

199. Liza (s.), campo dispuesto 

para que lidien dos ó más 
personas. 




J76 



FILIZ RAMOS I DVAITI. 



200. 


Loro (sO, especie de papa- 


200. 


Loro {s.)p especie de lau- 




gayo. 




rcl. 


201, 


Lucio (s.), cierto pez de 


201, 


Lucio (adj.), terso, lucido, 




agua dulce. 




(n. i.), nombre de persona. 


202, 


Luir (in.), redimir, quitar 


202. 


Luir (in.), ludir. 




el censo. 




\ 


203. 


Lunar (3.), mancha natural. 


203. 


Lunar (adj ), pertcníente á 
la luna. 


204, 


Luquete (s.), ruedecilla de 


204. 


Luquete (s. ), alguáquída. 




limón ó naranja que se 




pajuela. 




echa en el vino, etc. 






20S* 


Llama (a.), substancia su- 


2C15. 


Llama (s.), terreno panta- 




til, ligera, luminosa, ar- 




noso; cuadrúpedo del gé- 




diente, que se eleva de 




nero del camello; (v.), in- 




lo3 cuerpos en combus- 




flex, de llamar. 




tión. 






206, 


Maceta (s.), vaso de barro 


206, 


Maceta (s,), diminutivo de 




cocido. 




maza. 


207. 


Macho (s,), animal del sexo 


207, 


Macho (s,), pilar de fábrica 




masculino. 




que sostiene el techo. 


208. 


Mandril (s. ), especie de 


208, 


Mandril (s), pieza de naa- 




mono. 




dera ó metal de los tor- 


209. 


Manga (.s.), parte del ves- 


209, 


nos« 
Manga (s,), árbol, variedad 




tido. 




del mango. 


210. 


Mango (s.), cabo por donde 


?!IQ, 


Mango (s.), árbol corpu- 




se toma un instrumento. 




lento. 


211. 


Marra (s.), falta de una co- 


211, 


Marra (s.), almádana, ma- 




sa donde debiera estar 




zo. 


212. 


Marta (s.), mujer hipócrita 


212. 


Marta (s. ), cuadrúpedo; 




i gazmoña. 




(n.i.), nombre de persona. 


213. 


Martagón (s.), planta de 


213, 


Martagón (s.), persona as- 




cebolla. 




tuta. 


2I4< 


Mata (s.), planta. 


214, 


Mata f V.}, infleK. de matar. 


215. 


Matachín {5.), hombre pen- 


215. 


Matachín (s,), juego, dan- 




denciero. 




za, ctc, 1 


216. 


Mate (3.), arbolillo, beju- 


216. 


Mate (adj.), si n brillo, amor- 




co^ etc. 




tiguadOt apagado. 




TRATADO DE LENGUAJE* 



177 



217, Mena (s.), mineral 

218. Merino (s), el que cuida 

det ganada ¡ de fus pas- 
tos. 
2ig. Mero (sOi pe^* 

220. Militar (s.)i perteneciente 

á la milicia. 

221. Mimo (sO, bufón, farsante. 

222. Minerva (s,), la mente, la 

¡nteligcncia. 

223. Mingo (s. )f hombre muy 

compuesto i ataviado. 

224. Miñón (s.), soldado de tro- 

pa ligera. 

225. Mojada (s.). acción i efecto 

de mojar ó mojarse* 

226. Mojicón (s.), golpe que se 

da en la cara con el puño. 

227. Mole (adj.), suave, blando, 

tierno. 

228. Monda (s.), especie de man- 

Montea (v. )t acción de 

montear. 
Montear (In.), andar en el 

monte. 
Montera (s. ), mujer *del 

monte. 
Moña (s.)i 6 gura artificial 

de mujer. 
Moral (s.)» ciencia de lo3 

deberes. 
Mórbido (adj.), que padece 

ú ocasiona enfermedad. 
Morena (s.), pe;;. 
Morra (s,), parte superior 

i redonda de la cabeza. 



217, Mena (a,), pez de color pla- 
teado. 

21S. Merino (adj.), especie d& 
carneros i ovejas. 

219. Mero (adj.), puro, simple. 

220. Militar (in.), profesar la mi- 

licia. 

221. Mimo (3»), cariñOp halago, 
222* Minerva (s.), diosa de la sa- 
biduría. 

22J. Mingo (s,), bola de billar. 

224. Miñón (Sj), escoria del hie- 

rro, 

225. Mojada (s,), medida agra- 

ria. 

226. Mojicón (t.), especie de bis- 

cocho de mazapán i azu* 
car. 

227. Mole (sOi eos» d^ gf^" bul- 

to ó corpulencia* 
22S. Monda (v,)» ínflex, de mon- 
dar. 

229. Montea (s.), arco, línea cur- 

va, 

230. Montear (in,), trazar el ar- 

co de un edificio. 

231. Montera (s,)i cobertura pa- 

ra abrigo de la cabeza. 

232. Moña (s.), lazo de cintas. 

233. Moral (s.), árbol. 

234. Mórbido (adj ), blando, 

muelle, delicado, suave. 

235. Morena (s.), hogaza ó pan. 

236. Morra (s.), voz para llamar 

la gata. 



178 



FELIZ RAHÚS 1 DUAETÍ. 



237. Morro (s.), monte ó peñas- 

co pequeño. 

238. Muía (s,)^ hembra del mulo. 

239. Murria (adj.), medicamen- 

to compuesto de vinagre* 
ajos i saL 

240. Muñeca (s,), parte del cuer- 

po humano. 

241. Narciso (s.), planta. 

242. Noto (s.)* viento sur; (v.), 

inñex, de notar. 

243. Ojear (in.), dirigir los ojos 

¡ mirar con atención, 

244. Onza (s.)i moneda de oro 

de 16 pesos, 

245. Oral (adj.)i expresado con 

la boca. 

246. Orilla {%), término, límite 

ó extremo de una cosa. 

247. Orín {s,)» moho. 

24S. Orlo (s.), uno de los regís- 
tros del órgano. 

249. Ortega (á.), ave. 

250. Orzáis.), vasija vidriada^ de 

barro. 

251. Ostro {5*), mediodía. 

252. Paca {9.)f cuadrúpedo. 

253. Padrón (s.), nómina ó lista; 

apellido. 

254. Pago (s.), entrega de lo que 

se debe. 

255. Palanquín (s.), mozo de cor- 

del. 

256. Papa (sO. sumo pontífice. 



237. Morro (s.), voz de que se 

suele usar parí llamar al 
gato. 

238. Muía (s.), múleo: calzado 

que usan hoy los papas. 

239. Murria (s,)p tristeza, carga- 

zón de cabeza. 

240. Muñeca {s. ), figurilla de 

mujer. 
24 r. Narciso ( n- i. ), nombre de 
persona. 

242. Noto (adJO, sabido, noto^ 

rio. 

243. Ojear {tn), espantar la caza 

con voces, tiros, etc, ^ 

244. Onza (s.), cuadrúpedo; pe- 

so que consta de j^^ de 
una libra. 

245. Oral {«:,}, viento fresco í 

suave. 

246. Orilla (s.), víenteciUo fres- 

co. 

247. Orín (fij, orina, 

248. Orlo (sO, plinto, 

249. Ortega (s,), apellido, 

250. Orza (v,)i acción i eíecto de 

orzar. 

251. Ostro (s.), púrpura. 

252. Paca (s.), fardo ó lío. 

253- Padrón (s.), columna ó pi- 
lar con una lápida ó ¡ns^ 
I cripción. 

254. Pago (v.), inflex, de pagar; 

{s.}, distrito. 

255. Palanquín (s,), cabo, cuer- 

da. < 

256. Papa (s.), patata. 



^ü 



TR.4TAD0 Di LSKGUAJK. 



"79 



257. Pipo (s.), parte abultada 
del animal, cRtre la barba 
i el cuello. 

258- Parar (§,), cesar en el mo- 
vimiento. 

259. Pardal (s,), leopardo, 

260. Parias (3.), tributo. 

261. Parra (s.). vid. 

262. Parral (s.>, plantel de pa- 

rras, 

263. Parva (s.)» míes tendida en 

la era, 
264.* Patín (s.), diminutivo de 

patio. 
265* Peonía (s,)» planta. 

266. Pesar (s,), sentimiento, do- 

lor 

267, Pica (s,), especie de lanza, 
368. Pilotaje (sOp ciencia ó arte 

que enseña al piloto. 

269, Pino (s.), árbol, 

270, Placer CsO< contento de 

ánimo. 

271, Polo (s,), extremidad del 

eje de una esfera. 

272, Porrón (a. ) , botij o, vastj a de 

barro para tomar agua, 
vino, etc. 
273^ Poso (3,), descanso, reposo. 

274. Pulla {s,}f palabra ó dicho 

obsceno. 

275. Quijote (s.), parte del cuer- 

po animal 

276. Quilo {3.}, líquido blanco 

que se forma en los intes- 
tinos. 



257, Papo {s.), vilano ó milano. 



258. Parar (s,)p juego de naipes, 

259. Pardal (adj\), gente de al- 

dea. 
260* Parías (s,)> placenta. 

261. Parra {s.), vaso de barro* 

262. Parral (s.), vaso grande de 

barro. 

265. Parva (s.), montón ó can- 

tidad grande de una cosa. 

264. Patín (s.), ave; instrumen* 
to de patinar. 

265- Peonía (s.l, porción de tie- 
rra. 

266. Pesar tin.)í tener gravedad 

ó peso. 

267. Pica {v.), ínflííx, de picar 

268. Pilotaje (s,), conjunto de 

pilotes. 

269. Pino {adj.),muy pendiente 

ó derecho. 

270. Placer (s.), banco de arena^ 

27 1- Polo (s,), canto popular de 

Andalucía. 
272, Porrón (adj.)r pachorrudo, 

tardo. 

373. Poso (s.)j moño. 

274. Pulla (s.), especie de águi- 

la. 

275. Quijote Cs.)j hombre ni- 

miamente puntilloso. 

276. Quilo (s.), preííjo que sig- 

niñca mil. 



1 8o 



FELIZ RAMOS I DUARTC. 



277, Quina (5.), arma. 

2^S. Rapaz (sO. itfuchacho de 
corta edad. 

279. Rastro (s,), instrumento de 
labor. 

280* Raya (s.), señal larga i es- 
trecha, línea* 

2S1. Raza (s.), casta ó calidad 
del origen d linaje. 

282- Real (adj,), lo que tiene 
excelencia verdadera í 
efectiva. 

2S3, Res (sO, partícula preposi- 
tiva, 

284^ Rija (s.), fístula, 

285. Rima (s*), consonancia,. 

286. Riza (s.), residuo. 

287. Robo (s.), medida de trigo, 

cebada, etc. 

288. Rodilla (s,), parte de la 

pierna. 

289. Romero (suplanta aromíU 

tica, 

290. Rupia (sOi moneda de oro. 

291. Sable (s,), color negro. 

292. Saca (s.), costal muy gran- 

de. 

293. Seta {s ), cerda de puerco, 

294. Sobre (s,), cubierta de pa- 

pel- 



277. Quina (s,), corteza del qui- 
no. 

27S, Rapaz (adjO, dado al robo, 
hurto ó rapiña. 

279. Rastro (s-), señal ó vesti- 

gio. 

280. Raya (5.)# pez de mar 

281. Raza (s), rayo de lux ó del 

sol 

282. Real (adj.), lo pertenecien- 

te ó relativo al rey. 

253. Res (sOi animal vacuno, 

lanar ó de cerda, etc. 

254. Rija (3), pendencia, albo- 

roto- 

285. Rima (s.), rimcro^ 

286. Riza (s), destrozo ó estra- 

go. 
287* Robo (in.). inflcx. de robar, 

28S. Rodilla (s.), paño basto ú 
ordinario. 

289. Romero (adj), peregrino, 

290. Rupia (s). enfermedad de 

la piel. 

291. Sable (s.), arma de hierro, 

292. Saca, (in.), inflex. de sacan 

293. Seta (s.), toda especie de 

hongos comestibles. 

294. Sobre (¡n.), inflex, de so- 
brar» 



295. Sobresolar (s.), coser una I 295. Sobresolar (s.), echar un 



suela nueva en los zapa- 
tos, sobre las otras que 
están ya gastadas i rotas. 



segundo suelo sobre lo ya 

solado- 



TEATADO DE Llíí*rA|£. 



l8t 



296. Sol (s ), astro muy lumino- 
sOp centro de nuestro sis- 
tema planetario. 



Solano (sO, viento del este. 

Solar (3 ), suelo donde se 
fabrica la casa ó habita- 
ción. 

Solar (in.), echar suelo al 

cdiñcio- 
300* Solería {s,)^ material que 

sirve para solar una pieza. 
Son Í3.), sonido agradable. 



7^ 



299 



301 

302^ 

303 
304- 

305' 

506, 



308. 
309 



Sopear (¡n.), ensopar» ha- 
cer sopa* 

Sopetear (in), mojar el pan 
en el caldo de un guiso. 

Sopetón (sOp pan tostado 
que en los molinos se mo- 
ja en aceite. 

Sorra (s.), arena gruesa que 
se echa por lastre en las 
embarcaciones. 

Soto {s.)i sitio que en las 
riberas ó vegas está po- 
blado de árboles i arbus- 
tos. 

Tabaque {s.), cestillo ó ca- 
nastillo, hecho de mim- 
bre, que generalmente 
sirve á las mujeres para 
poner sus labores. 

Taca (s,), mancha^ 

Tacha (s,), falta, nota ó de- 
fecto que se halla en una 
cosa i la hace imperfecta. 



296. Sol (s.), nombre del quin- 

to sonido de la escala mu- 
sical. 

297. Solano (s.), hierba mora, 

298. Solar (adjO, lo pertenecien- 

te al Sol: rayos solares. 

299. Solar {lí\.}t echar suela á 

los zapatos. 

300. Solería (s.)» conjunto de 

cueros para hacer suelas. 

301 . Son (v,)j inflex. de ser; ellos 

son^ 

302. Sopear (in,), pisar, hollar, 

etc. 

303. Sopetear (in.), maltratar ó 

ultrajar á uno* 
304- Sopetón (s,), golpe fuerte 
i repentinoj dado con la 
mano. 

305. Sorra (s.), en alfjunas par- 
tes, ijada del atún* 

3Cj6. Soto {prep ), debajo; (s,), 
apellido solariego* 



307, Tabaque (s), clavo poco 

mayor que la tachuela i 
menor que el clavo de 
media chilla, 

308. Taca (s-), alacena pequeña. 

309- Tacha (s.), especie de cla- 
vo pequeño, mayor que la 
tachuela. 



iSt 



»LI£ RAMOS I DUARTK. 



310- Tachón (s.)» cada una de 
las rayas ó señales que se 
hacen sobre lo escrito pa- 
ra borrarlo, 

311. Taja (s.), fusto hecho de 

palos combad os - 
31a. Talar (adj.), ropalargaquc 

llega hasta los talones. 
313* Talla (9.), alcarraza en que 

se pone el agua para que 

esté fresca. 

314. Taller (s.)}0ñcínaen que se 

trabaja una obra de ma- 
nos. 

315. Tato (s.), animal cuadrú- 

pedo. 

316. Tejo (s), árbol. 

317. Tejón (s.), animal cuadrú- 

pedo- 

318. Temple (v.), mflex. de tem- 

plar. 

319 Tenor (s.), contenido lite- 
ral de un escrito, 

320. Tolla (s), tolladar. 



321. Tollo {3.)í P^2 parecido á 
la 1ija< 

322» Topo (sOí animal semejan- 
te al ratón. 

323. Toro (sO, animal cuadrú- 

pedo. 

324. Trompa (3.), instrumento 

músicOj de viento. 

325^ Trufa (s.), mentira, patra- 
íha. 



310. Tachón (s), golpe de ga- 

lón, cintSi etc sobrepues- 
to en ropa ó tela para 
adornarla. 

311. Taja (s.), cortadura ó re- 

repartimiento, 

312. Talar (in.), destruir, arrui^ 

nar los campos. 

313. Talla (s), obra hecha á 

mano en madera, piedra, 
etc. 

314. Taller (s.), cierta moneda 

antigua. 

315. Tato (adjOitartajnudOpquc 

vuelve la c í la s en t* 

316. Tt jo (sOí pedazo de teja, 

317. Trjón (s.), tejo grande. 

318. Temple (s.), religión de los 

templarios. 
319^ Tenor fs.), voz entre con- 
tralto i bajo. 

320. Tolla (s^f artesa ó canoa 

donde beben los anima- 
les 

321. Tollo (s.)p hoyo grande en 

la tierra. 
322^ Topo (s.), medida itínera- 
rta. 

323. Toro (s.), bocel. 

324. Trompa (s.), trompo gran- 

de, peonza, 

325. Trufa (sOf planta submari- 

na. 



TRATADO Di LKV^GVAJK. 



i»3 



326* Tufo (s.), exhalación ga* 
seosa i nociva, de mal 

327. Tuna (5)1 vida holgazana. 

328* Vagar (s), tiempo desem- 
barazado i libre para ha- 
cer una cosa. 

329* Val (s), acequia, cauce ó 
caño por donde corren las 
aguas sucias 

330, Vale ís), documento, pa* 

peí, ó seguro, que se da a 
favor de uno- 

331. Veda {v.j, acción i efecto 

de vedar. 
332- Vela (v.), acción de velar. 

333. Velar (in.), estar sin dor- 

mir^ 
234. Velero, ra (adj ), persona 

que hace ó vende velas. 

335. Vencejo (s.), laza ó liga- 

dura- 

336. Vendaje (s.), ligadura he- 

cha con vendas. 

337. Vendo (s.)* orilla del paño* 
33S. Vera (s), orilla; realidad, 

339, Verso (s ), composición 

poética. 

340. Vino (s.), licor extraído del 

zumo de la uva- 
341* Viola (a.), instrumento de 
música. 



326. Tufo (s,), cada una de la& 

dos porciones de pelo que 
' caen por delante de las 

orejas. 

327. Tuna Cs.)j nopaL 

328. Vagar (in,), andar por va- 

rias partes sin determina- 
ción á sitio ó lugar, 

329. Val {v,)f apócope anticuado 

de valer; (s.), apócope de 
valle, 

330. Vale (v.), inflcx. de valer; 

voz que significa: Dios te 
dé salud, 

331. Veda (s.), libro sagrado de 

los indios. 

332. Vela (s.), de los buques; 

de cera, sebo, etc, 
333* Velar (inO, cubrir con velo. 

334. Velero, ra (adj^), embarca- 

cíÓB muy ligera ó que na- 
vega mucho. 

335. Vencejo (s.), ave, pájaro. 

336. Vendaje (s-), paga dada a 

uno por el trabajo de ven- 
der algo. 

337- Vendo (v.), inñcx. de ven- 
der. 

338. Vera (s.), árbol de Amé- 

rica. 

339. Verso (s.), pieza de artille- 

ría. 

340. Vino (v.), inñex. de venir 

341. Viola (3.), violeta, alhelí- 



iS* 



FELIZ RAU05 t DUARTE, 



342. Violar {s)t sitio poblado 

de violas, 

343. Vira (s), especie de saeta. 

344. Viril (3 J, vidrio muy claro- 

345. Vivero (s-)i lugar destina- 

do para criar aves, pesca* 
dos, etc. 

346. Zafar {v.)p adornar, guar- 

necer. 

347. Zafra (s.)^ cosecha de la ca- 

ña dulce ¡ fabricación del 
azúcar- 

348. Zaino (adj ), traidor, falso. 

349 Zarpa (s), mano delleón, 
tigre, etc. 

350. Zocato {adj ), color amari- 

llo verdoso. 

351. Zorra (s.)< cuadrúpedo. 
352 Zulla (s.), hierba silvestre, 

353. Zumba (s.)í cencerro grao- 
de^ 

354- Zuro (s. ), corazón de la 
mazorca del maíz después 
de desgranada. 

355. Zurrido (s.)^ sonido bron- 
co, desapacible, confuso. 



342. Violar (in,)i traspasar 6 

quebrantar la ley. 

343. Vira {s ), tira de tela- 

344. Viril (adjOí perteneciente 

ó relativo al varón- 

345. Vivero (sO, lienzo llamado 

así por venir de Vivero, 
pueblo de Galicia. 

346. Zafar (in,), libertar, deS' 

embarazar. 
247. Zafra (s.), vasija de metal 
ancha i poco profunda; 
correa ancha> 

348. Zaino (adj-), caballo casta^ 

ño obscuro. 

349. Zarpa (s.), lodo que se pe- 

ga á los vestidos. 

350. Zocato (adj), zurdo. 

351. Zorra (s.), mujer mala. 

352. Zulla (s-), excremento ha- 

mano. 

353. Zumba (s.), vaya, chasco. 

354- Zuro (adj ), dícese de las 

palomas silvestres. 

355- Zurrido (s-), golpe, espe- 

cialmente con palo. 




TftATAOÍl^lilCINGUAJI, ] Z% 



LECCIÓN OCTAVA. 

HETEROGRAFÍAS. 

95. Qué es heíirografia^ — La desconformidad en la ortografía 
de una palabra escrita. 

96. En qué consiste la heterografía? — En el cambio ó trasposí^ 
ción de letras, ó en la adición ó supresión de algún signo ortográ* 
ficD de una palabra. 

97. Qué tetras son las que más se confunden en la escritura ¡ 
dan» por consiguientCj motivo á las contradicciones ortográficas? 
— La g ¡ la/, la ¿ i la i\ la c, la k i la q, la x i la/, etc. 

Gran divergencia de opiniones se nota en los escritores acerca 
de la ^ i de la/ 

Antes escribía la Academia (Gramática, edición de Barcelona, 
de 1854): di^e, áígisU, digera, ¿H^csé, digere^ digires; bmdigera^ 
bittdigesc, bendigere; i hoy escribe con/ estas palabras, como antes 
lo hacían los gramáticos Oliveras, Atcmany, Figuerola, Costa de 
Valí, Clcmencfn, etc, 

Don Pedro Fretxas i Sabater, en su '^Manual Completo de Or- 
tografía i Ortología/* Barcelona, 1858, da la siguiente regla: 

*'Cuando la voz recae en verbo, ó adjetivo, deberemos usar de 
/ como en traje (del verbo traer), dije (verbo decir), ^Jlije (verbo 
aflíjir), bendije (verbo bendecir), rije (verbo regir)." 

D. Gregorio Martí (Gramática Castellana, — Buenos Aires, 1876) 
escribe sugeio; Andrés Bello, Joaquín A* Dueñas, Esteban Ovalle, 
A. M. de Noboa i otros gramáticos escriben jatíe^ jenera¿,jeog rafia, 
jencrúf etc, ortografía recomendada por José M. Llera'(Gramática 
Española, — Madrid, 1854), Fernando Vclarde (Gramática Caste- 
llana, — Guatemala, 1875), Matías Salieras (Gramática Razonada 
de la Lengua Española. — Barcelona, 1S87), i otros escritores. 

Reina gran divergencia de opiniones en los diccionaristas espa* 
ñoles acerca de la ortografía de muchas palabras. Unos léxicos 
son copias de otros, i hechas las transcripciones tan inconsciente- 
niente, que ni siquiera las erratas se han corregido. 

En prueba de lo que decimos, hacemos el siguiente cotejo: 



n 



|66 



riLIZ RAMOS I DVARTC. 



DICCIOlSr^RIOS 



ACADEMIA, (i) 


MONLAU. U\ 


ROQUE BARCÍA-íi) 


I ERREROS *; 


^ adivas (del ár. adi- 


adivas (del ára- 


adiva, adive 


adiba 


va). 


be ad-diba, ad- 

dziha). 
aja (lo mismo, 

Qjajh). 
analogía (del gr. 


f 


i' 


jajál (ddarábe A^^ 

xá). 
analogía (del grie- 


ni. mi 


»> 


anaíogíi (del gr. 


analojía (de! lat. 


go ana, confor- 


anaiügta). 


ana^ conforme. 


anahgia). 


me á^ i hgos, ra- 




i iügús^ traia- 




zdn), 




dn). 




ángel (del lat an- 


ángel (en lat. an^ 


ángt*l (delgr, íi^'- 


anjel 


gfius). 


gtlus). 


gelús). 




argivo, va (del lat. 


argivo (argivD»). 


argiva ( de Ar- 


jj 


argívus). 




8^S), 




avezar (dea i va^. 


avezar (de vez). 


abezir (de ave- 
zar). 


abezar 


bélgico, ca (de Bél- 


f j 


lié'gico, ca (de 


j » 


gica). 




Bélgica). 




bengala (insignia 


bengala 


beitgata (dt^ Btin- 


véngala 


militar). 




gfila). 




beibíquí 


berbiquí 


birbiquí 


birbiquí 


berenjena (del ííra- 


bercngena ( dH 


hertngrna ( del 


berenjena (según 


be Mtnckht), 


ara, íitHndjm, 


árjíbe-juns- be- 


algún Oí, mden- 




bidmdjtn). 


dindjan, hcdmd 
jai}. 


gifiaj. 


besana (del ár, ht- 


vesana (del lat 


bt>aija (de orí* 


besana 


fana }. 


virsus, vuelto) 


gí-D ignirüdii). 




cabuya (*) (de ca- 


cabulla 


cabulla ( ile ta- 


t% 


bo). 




bú) 




cabuyería (de ca- 


cabullería (de ca- 


cahul Iff ia (de 




buya). 


bo>. 


CHbulla) 




caleidoscopio (del 


caleidoscopio (de 


ca 1 e)d<i»( f 1 ío 


í» 


gn kahs, bello, 


kahs, hermusü. 


(del gi, kilos. 




ixdos^ imagen, i 


£idas, forma, \ 


bello, 1 skfipío^ 




skopio^ obseivar). 


skúptQ, cbaer 
var). 


ex;*mirit.). 





(i) Duodécima edicitSn. 

(2) Segunda edicidn, ]S8i< 

(3) Dice» GraL Etimoldg, de la L«*tiííu4 ejüi'^ ñ ^. — Madrid, 1889. 

{4) El P* EMeban de Terreros 1 P^uiln, Di:í. CasL, con las voces de 
ciencias i artes 1 sus correspondientes en 1»*^ tres ^Mii^uas francesa^ latina é 
italiana, 

(*) La Academia trae Haiacahulia^^ comp. dt* hala i caluHa, 



TRATADO OK LENGUAJE, 



tñr 



ESF^Íí^OLES. 



DOCE, (i) 


CHAO. í») 


SALVA 0) 


LITERATC-S Í4) 


adiva 6 adive (del 


adiva 


adiva 


adiba 


jí 


ajá (aj»ii). 


anjá 


anjii 


analogía (del gr. 
anahgia). 


analojía 


analogía 


analogía 


iogel (del gr aggt^ 

ios). 
argivo 


ánjel 


ángel 


ángel 


arjivo 


argivo 


argivo 


avezar (de a \ ves). 


avesar 


avezFir 


avezar (adiestrar) 


bélgico (de Bélgi- 
ca), 
bengalí 

berbiquí 

berengena (del 
ÁT. btdtngma). 


béljico 
bengala 

berbiquí 

berenjena 


bélgico 

bengali { velo 

muy fino), 
birbiqui 
bertíngena 


véngala (insignia 

mitiur). 
berbiquí 
berengena 


besana (delgr, bes- 

sai), 
cabulla i cabuya 


besana ' 
cabulla 


besana 
cabulla 


vesana 

cabulla i cabtiya 


cabuHcTÍa (de ca- 
bulla). 

kaleidoscopio (del 
gT. halos, bello, 
eidos^ imagen j i 
skop€ú, ¥er). 


cabullería 
calcidoscripio 


cabullería 
kaludoscopio 


cabullería 

ka 1 cid ose opio 



(i) José M. Doce, Dice, Ortográfico Etimoítígíco,— Madrid, i86í* 
(a) Diccionario Enciclopédico de la Lengua española. — Madrid, 185J, 
i^} Diccionario de la Lengua CasieSlana^ 5* edición, 
(4J Diccionario de la Lengua CaslelUnH, cdicidu de Rosa i Bou reí. — 
Paiís, 1866, 



ritlZ RAMOS I DUASTI. 



ACADEMIA. 


MONLAU, 


ROQUE EAECÍA 


TERREROS 


catiEfildii (del lat 


canjílon (del Taf. 


canjilon (del lat 


canjilóa 


cangíus). 


cangius). 


cangiusj. 




carirmído 


cariraído (de ca- 
ra i raído). 


carirraído 


cari-raído 


carirredondo 


car ¡redondo (de 
cari i redon- 
do). 


carirredondo 


cari -redondo 


cancho 


caucho 


y t 


colegio (del lat ca- 


colegio (del lat 


colegio (del lat 


colejio ( del lat 


lUgtuml 


colUgium). 


collegium). 


c^líegium). 


colegir (del lat. ca- 


colegir (de cum, 


colegir (del lat 


colejir 


llígirt). 


con, i legtre^ 
examinar. 


colligere). 




corcova (*) 


corcova (del lat 


corcova (corva). 


corcoba ( véase 


* 


<:ún-curva). 




corcova). 


dentifricOf ca ( del 


dentífrico (del 1. 


dentífrico (del 1. 


1 * 


lat dms, dmíh^ 


denit/ncium). 


denüfrícum). 




diente i früárt. 








frotar). 








egipcio, cia( del gr. 


egipcio (del lat 


egipcio (de Egip- 


ejipcio 


atgyptuis). 


.^Egypius). 


to). 




ejidn (del g» txkn) 


II 


ejión 


if 


embujar 


emburujar 


embujar 


emburuj^ir 


exigir (del lat €xt- 


exigir (del 1. ex. 


exigir (del lat 


exigir (del lat 


itrt). 


i aggere^ hacer) 


exigere). 


exigiré). 


expavecír (del lat. 


espavecer (de ex 


espavecer, espa- 


expavecerse 


expavísctre). 


i pavescere). 


vecerse 




fréjol (jadía). 


fréjol (frijol). 


fréjol (frijol). 


fréjoles 


frísol (dcnat> jA 


frísol 


frisol (judía\ 


fresóles idel laL 


lusj, m. Judía. 






phúséius). 


genealogía (del gr. 


genealogía (en 1. 


genealogía (del 


jenealogía 


gñmahgia). 


i griego genea- 
hgia). 
género (del 1. ge- 


gr. genealogía). 




gáaero (del lat ge- 


género (del sáns- 


jénero (del l&tla 


irrr gmirü). 


ñus, génesis, ra- 


crito ya/i, pro* 


genus). 




zi, género, es- 


ducir, nacen. 






pecie). 






génesis (del gn g£- 


génesis (génesis 


génesis (del gr. 


jénesís ídel lat* 


naü). 


en latín i grie- 
go). 


génesis). 


génesis). 


gente (del lat. gnts^ 


gente (del 1. gens, 


gente (género: 


jen le 


gmih). 


gen/is). 


sánscrito, Jan- 
tasy jantus; la- 








tín, gens, giñ' 
iis). 





{*) En el artículo agobiar trae la palabra corcoba el Dice de ía Acad. 



^V TRATADO nt 


r 

LENGUA J I, 


189 


H DOCE. 


CHAO. 


SALVA. 


LITERATOS 


H ttngiton (áti ht. 


canjtldn 


canjílon 


canjtlon ■ 


H^ £angius). 






1 


^H 


cari-raido 


caríraído 


cariíaldo fl 


^^B 


cari-redondo 


cariredondo 


cariredondo ^^| 


^^f 


caucho 


caucho 


cautrhuco ^^| 


r colegio { del laL 


COtcjÉÚ 


colegio 


colegio l^^l 


^ Cúliigtum), 






fl^H 


H colegir ( del lat. 


colejír 


colegir 


colegir ^^H 


H /^/ por con, i H^ 






^^H 


■ ^ÍTÍ, COgeO- 






^^1 


■ corcova 


corcova 


corcoba 


corcova ^H 


^^L 


dentífrico 


den trinco 


dentiíñco ^^| 


V egipcio ( del lat. 


ejipcío 


egipcio 


egipcio ^^^ 


H íTgyptms). 






^^H 


^H 


t ■ 


egion 


egion, ^■^j;;^f '*' ™*- ^H 


H eitibünjJAr 


efnbarujir 


emburujar 


emburnjir ^^H 


H exigHr (del lat. ixi- 


exljír. 


exigir 


exigir ^ 


H ^^^ de ix^ fuera. 






^^1 


^P í úgfn^ ech^r. 






^H 


W^ 


espavecer 


efipavecer 


espavecer ^^B 


I 


frijol rjtidíai. 


frijol 'jadía i. 


fríjol gudíaV ^fl 


1 11 


frísol (judia 1, 


frísol ijudía\ 


^1 


1 gmealoitía^ del gr. 


gen eal ojia 


genealogía 


genealogía ^^| 


I gifuúlúgia. 






^1 


■ géaero; del gr. gi^ 


género 


género 


género ^^| 


1 JV^^. 






H 


H génesis; de! gr. gt^ 


génesis 


génesis 


génesis ^^1 


H offiV. 






^H 


H gente; del latín 


gente 


gente 


^H 


H i^^i- 






j 


^H (*) Pweoe que este paragrama se ioin6 de 1 


a errata que tnie frl Dl< 


iTe ^^ahil. ^H 



I90 


f BLI£ KAUOS 


I nUAKTE. 




ACADEMIA- 


MÜNLAU. 


ROQUE BARCIA, 


TERREROS. 


geograíía (del gr* 


geografía (del gr. 


geografía fdel g. 


Jeografía (ge^gra- 


^tügraphia). 


gtúgraphia)^ 


g€ographia). 


pMa). 


giba {át\ !at gib- 


giba (del \^K,g\h- 


giba (del gr, ¿7- 


jiba; jibarj do- 


¿>a)j t Corcova, 


ha, c orco va J- 


bós). 


blar, encorvan 


gigante (del la t.¿^i- 


gigante {del lat 


gigante (del gr. 


ji gante (del lat 


^as, gigánÜT). 


gig^^y i^^g<^^' 


ghé^ tierra, i 


g'i^O^ 




ih). 


gao, yo naaco. 




gilvo, va {del lat 


jilbo del íal. gil- 


gíibo(alem.^í/¿/ 


'í 


gÜvuz). 


buO. , 


lat. giivui). 




girar (del lat. gira- 


girar (del lat. gy- 


girar (del gr. ^í- 


jírar 


Ti). 


rosj. 


roú). 




girino (del ¡at gy^ 


jirino (en gr gv 


jinno (embrión 


ri 


rinus)^ 


riftüs) 


do la rana). 




%\%{át\\%X,gipsum^ 


jis (del lat gyp^ 


jíB ( clarión 1 


JÍ» 


yeso). 


sum;tnzr, gyp- 

sos, yeso). 






hacera, acera 


accnn**i(de/ií- 
ctro). 


hacera, acera 


cera 6 acera 


harpillera 


arpillera 


arpillera ídel gr, 
xéramphéliñüs ) 


harpillera 


hégira {áv!\hJ¡¡íh- 


hegira (del árabe 


he jira (del árabe 


hejíraífr. higiri). 


ra^ huida). 


kidjra, fuga!. 


htájra). 




hemipltjia (del gr. 


hemiplegia { en 


hemiplegia (del 


hemiplejía; laiíit. 


hémipl/xia). 


gr* h¿mip¡7xia; 


gr, himípkxui}. 


himiphgia ó hi- 




comp. áehi'mi, 




mipiixia. 




mitad^ i plmó, 








herir). 






henequén 


ji 


jeniquén 


i> 


hereje (de herejía). 


hereje (de hert- 


hereje (de here- 


hereje 




gia). 


jía). 




herejía (dellatAíí' 


heregfa (en grie- 


herejía (del grie- 


herejía 


rcsis). 


go ÁaircnjJ. 


go /jainisK 




heteromancta 


eieromancia 


eteromancia{del 
gr. ai/ér, éter). 


tf 


icaco 




hicácos 




injertar (de injer- 


ingertar (del lat. 


ingerUr (de In* 


injertar 


to). 


infriare). 


gerir). 




injerto (del )at. in- 


ingerto (de in- 


ingerto 


Injerto 


strius^ introdu- 


gertar }, 






cidor 








Jenaro (*) 


11 


Gertaro (*♦*) 


Jenaro 



(*) Jenaro i Jorge están en el catálogo de voces de dudosa eacritura. al 
ñn de la Gramática de la Academia, 

{**) Razdu tuvo, pueSj Covarrubias para escribir hacera j qvídist /oí-iera, 
út/údís (Monlau). 

i***) Véase artículo Qucsada, 




TRATADO DS LENGUAJE. 



rgi 



DOCE. ! CHAO. 


SALVA. 


LHERATOS. 


geografía; del gr. 
geo, tierra, i gra- 
phá, escribir 

jlba (corcova). 


geograña 

jiba 


geografía 
jiba (corcoba)» 


geografía 

jiba, corcoba (*), 


gigante (del laL gi- 

gaHÍtm), 


gigante 


gigante 


gigante 


gilvo; del laL gil- 

vus, gris. 
girar; delUt» gyra- 


jilbo 
girar 


Jilbo 
girar 


jilbo 
girar 


girino (del gr» gu- 

rinos). 
gis (vQZ de pintU' 


jirino 

jiB 


jirino 

jia 


jirino, m. Elem* 
bndndelarana. 


i 


acera 


acera 


acera 


ti» 


arpillera 


arpillera 


arpillera 


hegíra; del ár. %/■ 
r€ih, buida. 

hemiplcjfa; del gn 
k/misHs^ medio, 
ipiíssQ^ herir. 


ejira 
hemiplejía 


egira 


egíra 
hemiplexia 


hereje; del lat híi 

reHcus, 
herejía; de hereje. 


jeniquén 
hereje 

herejía 


jeniquén 
hereje 

herejía 


jeniquén 
hereje 

herejía 




eteromancía 


heteromancía 


eteromancía 


♦* 
¡ngertar;dellat in* 

gerere. 
ingerto; de inger- 

iar. 


tí 
injertar 

injerto 


ingertar 

ingerto 


hícaco 
ingertar 

ingerto 


Jenaro 6 Genaro 


Jenaro 


ff 


ff 



I9Í 



FELIZ RAXaS I PUARTt. 



ACADEMIA. 



MONLAU, 



HaQUE^BARCIA. 



TERREROS. 



jineta (lanza corta). 

jinete (del ár. zmi- 
te). 

jenjibre (del ]. zm* 

gthiri). 
Jorge 

kiosco (del persa 



mojiganga (del ár. 
mQüihahin), 



paralaje (del gr.^íi' 
raUaxis), 

perejii (del lat, pro- 
frouUnnm) * 

perejila (juego) 
p^nña (del. Jat. 

hit^ dos, i un^ú^ 

la, uña). 
Práxedes (*} 6 Pri- 

jedcs 
quermes (del ára^ 

be quermezj, 

sancochar 
sarao 

«argento (del fran, 
Sirgmi). 



terraja (tabla é 
plancha de me- 
tal, etc.) 

triquina (de (hri- 
^uhws). 



lapa! 



jineta (de jinete). 

jinete 

jenjibre {áe\ ára- 
be azztndjthÜ), 



kiosko (del tur- 
co kkuchk, mi- 
rador 6 pabe- 
Unu 

mogiganga i bo- 
jiganga 



paralaje (del gr. 
paralhxü). 

peregíl (del gr, 
peíros, piedra, i 
uHnún^ apio). 

pesuña 



carmes (del ára- 
be quirmiz^ es- 
carlata), 

salcochar 

sarao 

sargento (del la- 
tin servi'enSf de 
sirvin^ ser- 
vir). 

tarraja i tarraja 



jineta (de jinete). 

jinete i del berbe* 
risco ztndü), 

jerjibre (sánscri- 
to ^ringavcra). 



kiosko y pcr^a i 
turco, kúM, 
koúchk^ quinta) 



jineta 

jinete 

jenjibre (del lat« 

zinglhtr). 
JorjeíL Georgii}, 

kiosque 



mogiganga (del j mojiganga 

gr. ??iogüj difí 

Gilmente, i ¡a 

¡tm^ hablar), 
paralaje, parala 

xt 6 paralasis 



aupa 



perejil (del gr. 
peírüséünün}. 

perejila 

pesuñi (de píe i 
i]ña)« 



kármes, kermes 

(del árabe a¡- 

qmrmiz), 
salcochar 
se rao 
sargento (del la* 

úxiserinms, ser* 

vünih). 

tarraji. i terraja 



trichina (de íri- 
íhínús^ de ihrix^ 
thrkhcSf cabe- 
llo), 

atipa 



paralaje, 6 para- 
laxis 



perejil 



pesuña (del lat 
ungida)^ 



sancochar 

sarao 

sárjenlo 



terraja 



^f- 



(^) Catálogo de la Gramática de la Academia. 



TRATADO DK LtNCOAJI. 



1« 



DOCE, 


CílAO 


SALVA, 


l.tTFRATOSL 


ginetftdgeneta;de] 


jineta 


jineta 


jineta 


Itt. gemía. 




. 




gint\t\ del ár, gi* 


jinete 


jinete 


jinete 


neL 








genjibre; de Zaigi 


genjibre 


jenjibre 


jengibre 


6 Gtngü 

Jorge; del gr. Gtor- 


Joíje 


ir 


jj 


gioT^ labrador. 








kiosco á kiosko 


kiosco 


kiosco 


kiosco 


mojiganga 


mojiganga 


mojiganga 


mojfgang» 


paralaje ó p^ra1a:ce 


paralaje 


paralaje 


paraíaiíe 


(deí gr. paralia) 








xisj. 








perejil (vasc. p^re* perejil 


perejil 


perejil 


.-n//^). 








*r 


perejlía 


» r 


perejila 


ti 


pezuña, pesüfu 


pesuñ% 


pezuña. 


Práxedes [M taU 


M 


íi 


tf~ 


/^r^.r/^íj), 








kermes (del ár* hr- 


quertnes 


quermes 


quermes 


mu), ' 






1 
,1 salcochar 


salcochar 


salcochar 


,1 1 sarao 




sarao 


argento (del bajo 


sarjen to 


sárjenlo 


sargento 


lai^ sexxefíj se- 








giin Liüé), 








»? 


terraja, tariají 


tarrají 


Urrají (tabla 6- 
chapa de meta)^ 

etc.) 


t> 


íf 


triquina 

• 


triquina 


1 1 


aupa 


aupa 


atipa. 




t94 


FELIZ RAMOS 1 DUARTX. 




ACADEMIA, 


5ÍOXLAU, 


ROQUE BARCIA. 


TERREROS, 


v^gón 


wagón 


wagón 


tí 


valija (del fran» va- 


baliji (casi¿¿ií/tt- 


baliji 


balija (lat Tahe- 


iisi). 


lija, de baúl)» 




llarij viduim). 


vals {del al. wat- 


wats (del alem» 


vaU (del alemán 


íí 


z£r). 


walzm^ baile). 


waizer). 




vedija (del laL vé- 


bedija del lat w- 


vedija (del laün 


vedijas 


¡Itáf, lítUón de la- 
na), 
vedijera (de £'í?í/í/;7). 


Um, vdiiris). 


vtlierm^). 




bedijera (de ve- 

dija). 
Vkh (véase pági- 


vedijero 


vedijero 


Vich ( * ), Vic 6 


Vích (dellai. d^ 


*i 


Víqüe 


na 48). 


cus^ arrabal). 




virgen (del lat. vír- 


virgen (del latín 


virgen (lat. vir- 


vijjen (laL vir- 


ff&j virgmü). 


virert^ efitar ver* 
de). 


g^>^ 


g^)' 


virreina 


vireina 


virreina 


virreina 


virreino 


vireino 


virreino 


virreino 


virrey (de vi, por 


virey (dei'/, vis^^ 


virrey 


virrei 


vice, i rey). 


i rey). 






volantín 


bolantín (de ba- 
hr^ por volar). 


bolantín 


11 


volata (ladrdn). 


bolata (ladrón). 


bolata (ladrdn). 


bolata 


volatero (ladrdn). 


boUtero ( la- , 


bolatero ( la- 


bolatero 




dren). 


dran). 




volea 


bolea 


volea 


bolea 


xafra 


£afra 


safía 


í> 


¿aramagulton (so* 


zaramagullón 


Earamagullon 


zaramagullón 


mcrmuJQ)^ 


(somorgujón). 


(somorgujo). 


(lat, m€f¿^ui). 



(*) Véase í 'igiiano en el Diccionario, i Vic d Vique en el catálogo de 
-U Gramática de la Academia. 




^B TAATADO nS LENGUAJE. 


Í9S 


1 


^m DOCE. 


CHAO. 


SALVA. 


LITERATOS. 


H vag<ín 
■ baUja 


vagdn 
balija 


balija 


balija 


^m ^ab ( dd alemán 
■ vedija (del lat m- 


vals 
bedija 


vals 

bcdija 


vals 
bediji 


t^^^^H 


^1 vedijero (de vedi* 
^1 


bedijero 


bedijero 


bedijero 


'h 


Vich 


lí 


M 


■ 


^H ¥ir^eti (del tat. vir- 


vi r jen 


virgen 


virgen 


■ 


^1 vircf ( de vice i 

■ rey). 

H boknüfi (de bola). 

H bolata 
H volatero 


vi reina 

vireino 
vi rey 


víreina 
vireino 

vi rey 


vi reina 
vireino 
vi rey 


1 


volantín 

volata 

volatero 


bolantín 

bolata 

bolatero 


bolantín i volaa* 

tin 
bolata 
bolatero 


1 


H bolea (de bola)., 
^H zamaraguyon C^) 


bolea 

safra 
zirani3guilon 

1 


bolea 
safra 


bolea 
safra 

^ramjgullotl 


1 


H (*) Asi esti en el Vocabulario de Martí Caballero. 


- 


i 


^^^^^^^^K 


^ 


^ 



19^ 



FíLii Ramos i duartk. 



LECCIÓN NOVENA- 
CACOGRAFÍA. 

98* Qué C3 caco¿rafiaf—l^^ manera incorrecta de expresar grá- 
ficamente las palabras* 

99, Cuándo se comete la cacografía?— Cuando se quitan, tras- 
mutan ó cambian las letras ó silabas de las palabras, ó cuando se 
cortan mal tos vocablos al ñn de renglón. 

100. Qué paragramas notables pueden citarse?— Las más co- 
munes son las siguientes: 



CACOGXAFU. 



O&TOCRAFIA, 



abuja 

abujero 

agüela 

albaca 

atbarcas (calzado) 

alcaguete 

ald redes 

alññique 

almóndiga 

alquílao 

Alvarao 

apargatas 

apógrifo 

asina 

audencia 

batiburrillo 

bisagüelo 

boleto (cedulilla) 



aguja 

agujero 

abuelo 

albahaca « 

abarcas 

alcahuete 

adrede (con intención) 

alfeñique 

albóndiga 

alquilado 

Al varad o 

alpargatas 

apócrifa 

así 

audiencia ^ 

baturrillo 

bisabuelo ^ 

boleta 



t Los diccionarios registran bnnüía, i pcur de qtie por su origen debe 
Bcr bisnüfo, de lis, dos veccF, \ nepos, nepofü, nielo; sin embargo, traen h'H- 
lah^ bwesfú^ hisüjú^ ctc, que llevan el prefijo bij. 



^m TRATADO DI U!íGUAjt. 19 




^B CACOGRAFÍA. j| 


ORTOGRAFÍA. 


^H borceguines 


borceguíes 


^B borundanga 


burundanga 




H botellería 


botillería 




^H botifarra 


butifarra 




^M brusa 


blusa 




^K bulcar 


volcar 




^B buñuelería 


buñolería 




^^ buñuelero 


buñolero 


% 


^1 cabretílla 


cabritilla 




^m racume 


cacumen 




^B caindo 


cayendo 


' 


^B cantarilla 


alcantarilla 




^B caramullo 


caramUlo 




^B carnecería 


carnicería 




^B cartagón 


cartabón 




^B cartotina 


cartulina 




^B chairan (ángulo cortado) 


chañan 




^V chimiiiea 


chimenea 




^B cobujón 


cogujón 




^B cocurucho Ía2:úcar prieta) 


cogucho 




^B contrera (de bastón ó de la 


contera 




^B vaina) 






^V costipao 


constipado 




^B iebujar 


dibujar 




^fl dcfunto 


difunto 




^H descotcro 


escotero 




^H deshilas 


hilas 




^B desplegar (los labios) 


despegar 




^B devisar 


divisar 




^B díbilidad 


debilidad 




^B diferlencia 


deíerencia 




^B disípela 


erisipela 




^B iotor 


doctor 




^B escalaírio 


escalofrío 




^B escaseó ( 1 a vac a , cabra , e te .) 


escosó 




^B cspavUar 


despabilar 


M 



igS 



FELIZ RAMOS I DUARTE. 



CACOGRAFÍA. 


ORTOGRAFÍA. 


espremír 


exprimir 


cstéríco 


histérico 


€stral 


destral 


faldjquera 


faltriquera 


fórforo 


fósforo 


garraspera 


carraspera 


gazofia 


bazofia 


gücso, giieco, güevo • 


hueso, hueco, huevo 


guisopo 


hisopo 


haiga 


haya 


hendrija 


rendija 


ingüento 


ungüento 


injundia 


enjundia 


jalar 


halar 


jervcr 


hervir 


jierva 


hierva 


jite (de la cerveza) 


jiste (espuma) 


jondo 


hondo 


jongo 


hongo 


jurgar 


hurgar 


lamber 


lamer 


lerna 


lezna 


medecina 


medicina 


mesmo 


mismo 


molenino (de las chocola- 


molinillo 


teras) 




mormurar 


murmurar 


mufiuelo 


buñuelo 


musolina ó musulina 


muselina 


naide 


nadie 


nunca (la) 


nuca (la) 


nuo 


nudo 


nublado 


nublado 


ñudo 


nudo 


objecto i objepto 


objeto 


ogduración 


obduración 



TEATADO DK LRKGUAJE. 



f9^ 



CACOGRAFÍA. 



ometir 

paece 

parígüela 

pekgrino 

pericón {planta) 

presidario 

prespectiva 

prespicacía * 

rascarrabias 

recebír 

reciño (planta) 

rejendija 

remetir 

restrujón 

resumirse (una casa), 

rcsurar 

sabijondo 

sirapísmo 

sofrír 

supérfulo 

tendajón 

tiricia 

truje, trujimos 

vide- 

vigüela 



ORT0GRAFU< 



omitir 

parece 

parihuela 

peregrino 

hipérico 

presidiario 

perspectiva 

perspicacia 

paparrabias 

recibir 

ricino 

rendija 

remitir 

estrujón 

rezunnarse 

rasurar 

sabiondo 

.sinapismo 

sufrir 

superfluo 

tendejón 

ictericia 

traje, trajimos 

vi 

vihuela 



LECCIÓN DECIMA, 

SIGLAS I A11REVIATURAS, 

lor. A qué se llama si^-ZaP—A la letra inicial que se emplea, 
como abreviatura de una palabra. 



I ZI Diccionario de U Academia trae esie baíbarismo en el artículo f«- 



aka 



too 



FRUÍ RAMOS t DUARTR, 



102. Qué es aBrcznatura.^^lJn^ palabra escrita, á la cual, con- 
vencional mente i en obsequio de la brevedad, se suprimen algunas 
letras, r 

103. Qué clases de abreviaturas hay?— l,as que sólo constan de 
iniciales, ó de las letras ñnales, ó de sólo las primeras i ultimas 
letras. 

104. Cuáles son las abreviaturas de iniciales? — Las siguientes: 



A. — Autor 6 Alieza, 

AA. — Autores 6 Altezas. 

A, C — Afto comiSn 6 ciisttano, 

A. I.^ — Alteza Imperial* 

A, R. — Alteza ReaL 

A, S, — Alteza Serenísima, 

A, L. R, P. de \\ M.— A los Rca< 

Icfl pies de Vuestra Majestad. 
A, S, S, — Atento seguro servidor. 
A. H, D« M. — Amico hocdedit mo- 

numentum. 

A. O* F. C — Amíco, oplimo facieo- 

dum curaviL 
(a)p'álias. 
@— arroba. 
Q% — ^arroba?. 

B. <J B,"*^ P.— Bíatisimo Padre. 

B. L. M. — Beso, 6 besa la mano 6 

las manos* 
B, L. P. — Beso, ó besa los pies, 
B. — Beato (ó bueno, tn examen). 
B. Fi — Bendición papal. 
B. B. B- — Bueno, bonito^ barato, 

B, M.— Benemerenti (en examen, 

muj bien), 
B» Q. — Bene quiescat. 
B. V.^Bene vale. 
C A, R, — Catdüco, ca, apost^ílíto^ 

ca, romano, na. 
C M* B. — Cuyas manos besa. 
C P, B, — Cuyos pies besa. 
C S, H, — Communi sumptu here* 

dum. 



D— Don. 

D. S. F. C* — ^Dc fiuo faciendum cu- 

raviu 
D. D. P.-— Da tus decreto pubííco. 
D, M, S,— Díís manibus sacrum, 

D, 1. M.^ — Diis ínfeTis manibus. 
DD.— Doctores. 

E. C— Era cristiana. 

E. N. E.— Este, cuarto al norte. 

E. V.— Ex voto. 

E, L M* CV. — Ex iurc manium 

conservatum voco. 
E, T. F. I. S-— Ex testamento fieri 

iussít sIbL 
E.^Estc (oriente). 

E. M* — Estado Mayor. 
EN E. — Estenordeste. 
ESE.— Kstesudeste. 

F. — Fulano. 

F. de T* — Fulano de Tal. 
G. — Grado, 

g.— gramo. 

G. N. ^Guardia Nacional* 

H. M. II, N. S.— Hoc monumeii- 
tum heredes non sequitor, 

H- S. E. — Hic situs est. 
I* O, M. — lehovah óptimo máximo, 
I. Sr, — Ilustre Stñor, 
J. C. — Jesucristo* 

L. S. — Locus fi'gilli {'ugJi ilcl »e* 
lio). 



TRATADO DE LIKOS AJE, 



201 



L. D; D. D. — Locus dato decreto 

decuTianum. 
M- — Madre (mediano, en examen). 
M, D- — ^latri Deam {Madre de 

Dios), 
ra. — minuto, metro* 
M, L S, — Muy ilustre señor, 
M* P. S.— Muy poderoso Srñor, 
MS,— Manoacrilo- 
X — Nombre ignorado, Noríf, (rto- 

Uble, en examen) ■ 
N* B.— Nota bene {nótese), 
N. R E, — Kornordesie< 
N. N- O; — Ñor no roes te* 
N. O,— Noroeste* 
N. P, S.— Nuestro Piídre Santo. 
N* S;— Nuestro Señor. 
N, S* J, C. — Nuestro Señor Ji^su- 

cris i o. 

N. V* N. D, N, P. O.-Nequcvcn^ 

delur, neque donabkur, ñeque 

pígiiori oblíírabítyn 
Ü.— Oeste (occidente). 
O, D. S. M, — Optíme De Se Me- 

lito. 
O. N. R--Oístcnordeste* 
ÜNO* — O4S noroeste, 
OSO. ^ — Oíssudoeste. 
P*— Papa. 

P, A. — Por ausencia, por acuerdo* 
P. D.— Postdata. 
P. M< — Postmeridiano (después de 

mediodííí). Policía niunícipaU 
P_ M.— Padre Maestro. 
P- O.— Por orden, 
P, P*— Porte pagado» Por poder. 
P, S. — ^Püst» scriptum (postdata), 
P. i S. P — Proteccií5n i seguridad 

pública* 
.Q. a S, M. (6 q. b. í. m.}— Que 

besa hti mano. 



Q. B, S. P {6 q. b. s. p.)-Qüe be- 
sa sus pie?, 

Q. D. G, (dq. D. g.)-Qüe Dios 
guarde* 

Q. R L. Q* a D, -Que era loque 
debía demostrar, 

Q. E. E. G. (¿q, e. e.g,)-Qae es- 
té en gloria. 

Q. E. G. K (dq. e. g. e*)-Quc en 
gloria esté. 

il E, P. a {ó q. e. p. d.}-i^)üe 
en paz descanse. 

Q. U M. R (dq. I. m.b.)-Qríeía 
mano besa. 

Q. L, l\ B. i6 q. I p* b. )^QueJp3 
I pies besa. 

Q. M. — Quieti meraoriíc, 

Q. S. G. I-L (óq* s* g. íl)—í;> vesan- 
ía gloria ha) 3. 

R, — Reprobado (en examen). 

R. — Responde ó re.spnesta. 

íl, L P. — Requiescat in pace (en 
paz descanse), 
I RR,^ — Reverendoíi. 

R. P. M,— Reverendo Padre filaes- 
tro. 

S.— San ó Santo. Sobresaliente (en 
examen). Sur (metlicdfa). 

S, A. — Su Altczi* 

S* A, E.— Su Alteza Electoral* 

S. A* L — Su Aliezi Imperial. 

S. A. R.— Su Alteza Real. 

S. A. S> — Su Alteza Serenísima* 

SS. AA, — Sus Altezas, 

s. c, — Su casa. 

S. C. C. R, M. — Sacra Cesáreí Ca- 
tólica Real Majestad, 

S. G. M.— Sacra Caidtica Majestad^ 

S. D. M. — Su Divini Majestad. 

S, E, — Su Exctílencia. 

S. M,— Su Majestad, 



k^ 




102 



FELIZ RAUOS I DUARTB. 



a M. B.— Su Majestad Británica. 


V. 


A.- Vuestra Alteza. 


a M. C— Su Majeatad Católica. 


V. 


A* R.— Vuestra Alteza Real, 


a M. F.— Su Majestad Fidelísima, 


V, 


R— Vuestra Excelencia. Vacce- 


S, R— Servicio Nacional. 




lencia. Vuecencia, 


a P. (La)— Sublime Puerta (el Go^ 


V. 


g. {ó V. gO— ^«^bigracia. 


bierno Turco). 


V. 


M. L^ — Vuestra Majestad Impe- 


a R— Seguridad pública. 




rial. 


S. R. M,— Su Reil Majestad. 


V. 


M. "-Vuestra Majestad, 


a S.— Su Santidad, Su Señoría, 


V, 


0. T.— Venerable Orden Ter- 


a a I.^ — Su Señoría Ilustrísima, 




cera. 


SS. MM.-^SusMajesiade*. 


V, 


P.— Vuestra Paternidad. 


a a Sp— Su seguro servidor 


V, 


K.— Vuestra Reverencia, 


U.— Usted. 


V, 


S.— Usía d Vueseñoría. 


V.— Uáled, Venerable. Véase. 


V. 


a J.—Vueae noria Ilusirfsima, ó 


)^.— Versícula 




Usía llustrisima* 



AIÍREVIATVRAS HE LAS PRIMERAS LETRAS. 



ftb*— abad. i 

abs. gen.— absolución general, j 

anac— anacorela, 

ap, — aparto. 

a ptíst.— apóstol. 

art. — artículo. 

ar2. — ariobíspo, 

cap, — capítulo ó capital 

col. — columna, 

doct. — doctor, 

ej. — ejemplo. 

ermit. — ermitaño. 

etc. — etcétera, 

fol.— folio. 

Fr., fr, — Frajr ó Freí, franco. 

fund. — funítador. 

hect. — heciara. 

ib. — ibídem (allí mismo). 

id. — ídem (lo mismo). 

indülg, — indulgencia, 

it. — ítem (má^, además), 

Juev.— Jueves* 

lib, — libro, libra. 

lie. — licenciado. 



Un, — línea. 
Lun. — Lunes, 
man, — mañana, 
m c ng. — m cnguan te. 
Miérc. — Miércoles. 
Mons. — Monseñor, 
O b,— Obispo. 
on£, — onza, 
pág.— página, 
párr, — párrafo, 
patr. — patria, 
penit. — penitente^ 
pl.^ — plana, 
priv* — privilegio, 
proc. — ^procesióm 
prof, — profeta, 
pról. — prólogo. 
Sáb. — Sábado. 
stSp, — stípíica. 
lít.— líiulo. 
tom. — tomo. 
Vier, — Viernes. 
Virg. — Virgen. 
vol.^ — volumen. 



TRATADO Dt LRRGUAJI, 



103 



ABRKVI ATURAS DS miClALlS DI PALABRAS COMPUfSTAS. 



Cí*— centigramo, 
el — centilitro, 
dg, — decfl gramo* 
dg. —decigramo. 
DL — decft litro, 
di. — decilitro, 
Dm, — decámetro* 
dm. — decímetro* 
Hg. — hectogramo* 
Hl*— bccloUtro, 



Hm.— hecídraetro, 

Mg.— miligramo. 
M m . — m ¡riámetro. 
mm, — milimetro. 
P. D, ^postdata, 
Qg* 6 Kg, — ^quilograrao, 
Ql* 6 Kl*— quilolitro, 
Qtn, 6 Ktn. — quildmeiro, 
Vg. ^verbigracia* 
V*m, — Vuestra merced. 



SIGLAS DUPLICADAS QUK DENOTAN PLURALIDAD. 



A A. — Autores 6 Altezas. 
@@ ^arrobas. 
DD*— Doctores. 

MSS, — Manuscritos. ' 
RR. — Reverendos. 



RR, PP.— Reverendos Padres* 
SS. MM*— Sus MaJesUdcs. 
SS. AA, — Sus Altezas. 
SS, SS, — Sae Señorías. 
UU.— Ustedes. 



105. Cuáles son las abreviaturas que constan de una ó más le- 
tras del final de las palabras? — Las siguientes, usadas en muchos 
apellidos antiguos romanos: 



Candex-— Ex. 
César— Ar. 
Cicero — O. 
Corcalum — VM, 
Cornicen — En. 
Cursor— R. 
Félix— IX. 
Frugi— I. 
Gnrges— Es. 



Laenas — As. 
Nasica — A. 
Nepos— OS. 
Plus— IVS. 
Pulcher— Er. 
Regillensis — IS« 
Rufus— VS. 
Venox— OX. 
Violens—Ens. 



% La palabra manuscrüos equivale á scriptos-manu^ escrito con la mano^ 
donde escritos representa número plural, i por eso se duplica su inicial; i no 
la 2U de mano^ porque represente número singular. 




204 



FiatZ BAUaS I DUARTI. 



106. Que abreviaturas constan de las primeras i últimas letras 
del vocablo? — Las principales soa las siguientes: 



Ag."''— Agosto. 
Anl."* — Antonio, 
admon. — adminIsCractdn. 
adm. ' — admínislrador, 
ai,"'*— afectísimo, 
tf.'*'— afecto» 
Alf^nl * — Alcántara* 
Alcj.''— Alejandro, 
Alv,^— Alvaro. 
am.''— amigo- 
ana. — antífona. 
^p.% ap."— apostdücOj ca. 
art.^— artículo, 
arzbpo, —arzobispo. 
Bait,^^— Bartolomé. 
Benav»**— Benavente. 
Bem. " — Bernardo* 
3 K. p_í_ Beatísimo P^dre. 
Br. (dbrO— Bicbiller, 
Calat»'^— Calatayud* 
Calat/'*— Calatrava. 
cap,^ — capítulo, 
cap." — capitán, 
capp."" — capellán, 
con fr* — con feso r, 
Cl m /'— Ciernen te . 
col," — columna, 
c Dmh. — comisaiio. 
c D m p. '* — coro pa ñ ía, 
cotnps. , d cps, — compañeros. 
con ^/—consejo. 
conv/— conveniente* * 



corr/^— corriente, 
cree '=— creciente* 
c.<* — cuenta. ' 
c.*° — cuarto. 
D."— Don* 
D.^-Dofia, 

dha., dho., dhas., dbcs.— di- 
cha, ilichc, etc. 
Dic.', ó 10.'— Diciembre* 
docum.'^ — documento. ' 
Dom,"— Domingo, 
dra., dro., dras., dros. — dere- 

cha, derecho, etc. 
Dr. 6 dr, — Doctor. 
cc/\ ec."'*— eclesiástica, ecle* 

si ¿s tico* 
£m,^ — Eminencia. 
Em, " " — Emínen lísi m o, 
En.*^— Enero* 

esc.^ cíe.*— escudo, escudos* 
Eug,"" — Eugenio. 
Exc.^^Escelencia, 
Exc.'"^ ó Excma. — Esícelentí- 

simo. 
Ejec-^ 6 Excmo, — Excelentt- 

simOt 
Fe b.''— Febrero. 
Ffan,% Ffan/% ó F.% F.^*— 

Prancifico, Francisca, 
flia. , fho, — fecha, fecho, 
Frní,j <5 Fz*— Fernández* 
g.**', d gue. — guarde. 



1 Así también se puede abreviar cualquiera otra palabra terminada en 
¿níe 6 üni*, 

2 De la misma manera se puede abreviar cualquiera otra palabra termi- 
nada en inta. 

3 1 demás voces de mh. 



^9 



TRATADO Di LENaUAji. 



ÉQ§- 



gen.' — general (dignidad). 
Gob-'^ — Gobieiuo. 

graT, —general. 

Grcg,^ — Gregcrio. 

igU* — iglesia. 

Ign.**, Ign,' — Ignacio, ígnacia. 

IL^^Ilaitre. 

11.'"% II."'*', ó Illroa., íiimo.— 
Ilustrísima, Ilustrísimo. 

inq."" — inquisidor. 

intcnd.*'— inlendente. 

¡zq.% izq.° — izquierda, izquier- 
do. 

Jac.*% Jac/'' — Jacinta, Jacinto. 

Jerón.% Jerón.**— Jerónima, Je- 
rónimo. 

Jttl. "—Julián. 

libs. — libras. 

Ldo. — Licenciado. 

Man.* — Manuel. 

M.^— María. 

Marg. *"* — Margarita. 

Mariq.^** — Mariquita. 

márts. — Mártires. 

M.'— Madre. 

may. "° — mayordomo. 

Mig.* — Migue). 

milé.^ — milésimas. 

min.** — ministro. 

monast. ** — monasterio. 

Mr. — Monsieur, ó Míster. 
mr. — mártir, 
mrd. — merced. 
Mm, — Martín. 
Mrnz — Martínez. 
Mro. — Maestro. 
mrs. — maravedises i mártires. 
m.' a."* — muchos años. 
n.° (5 nám.'' — número. 
Nov.^ (5 9.^ — Noviembre. 
nra., nro., ntra., ntra. — nues- 
tra, nuestro, etc. 



N*S.=^— NaestraSrñorsi, 

obpo. — obispo, 

Oct.*— Octubre. 

onzs. — onzas. 

orn. — orden. ^ 

p."— para. 

pá](P. — págtnafa. 

pbro. — presbítero. 

p.* — padre. 

P.*»— Pero ó Pedro. 

P/— por. 

pral. — principal. 

pror. — procurador. 

prov." — provincia. 

prov." — provisor. 

q.^— que. 

q." — quien. 

Rbí.— Recibí. 

R.*— Recipe (receU). 

R.*; R.'^— Real, Reales. 

rs. — reales (moneda). 

S.'— Señora. 

Seb." — Sebastián. 

sécret. ^ — secretaría. 

Ser."'\ Ser."'" 6 Serma.. Sermo. 
— Serenísima, Serenísimo. 

serv." — servicio. 

serv.°' — ^servidor. 

Set*, Sept.' ó 7.^*— Setiembre. 

sig.*" — siguiente. 

S." — San. 

Sor, — Señor. 

spre. — siempre. 

S.% ó Sr. — Stñor, 

Sra. — Svñora. 

Srita. — Señorita. 

s."% 8.'^ ósria., srio. -secreta- 
ria, secretario. 

super.** — superintendente. 

supl.** — suplente. 

ten.** — teniente. 



#áS FAtiZ RAKOS 


I DUAUTl. 


test-"*'"— tCíUmetilo. 


ViL*— Vitoria. 


tcfit*'-^tesiigo. 


Vit*— Vilorio* 


IÍL°— título. 


vn,— vellón. 


t.^'^tomo. 


V." B/— Visto bueno. 


• tpo. — Lietnpo. 


vra., vro. — vuestra, vae&tro. 


Vd.— Usted, 


v.^ v/^— vuelta j vuelto. 


V."— vigilia. 


X.""— dieimo. 


vera,® — ^versículo. 


zpthiano. — cristiano. 


Vict'— Victoria. 


Xpto.— Cristo. 


Vic^— Vicenta. 


Xptóbal.— Cristóbal. 


Víc.*''— Vicente. 





107. Qué orden se debe seguir en las abreviaturas?— El orden 
riguroso de las letras i evitar la ambigüedad ó equivocación de una 
palabra con otra. 

ABREVIATURAS CUYA INICIAL KS UN GUARISMO. 



1», 2*, 3% ele. — primera, se- 
gunda, tercera, etc. 

I.", 2."*, 3.**, etc. — primeras, 
segunda?^ terceras, etc. 

í^ 2\ 3^, etc. — primero, se- 
gundo, tercero, etc. 



1.°*, 2.~ 3.^*, etc. — primeros, 

segundos, terceros, etc. 
7." ó 7.*** -Septiembre. 
8." ú 8.**'— Octubre. 
9.'* ó 9.**' — Noviembre. 
10.'* ó io.**'*--D¡c¡cmbre. 



LEXIGRAFÍA. 



1. De qué trata la Uxignifiaf — De la descripción de las palabras 
en sus valores absolutos resumibles en una sola expresión ó indi- 
vidualidad. 

2. En cuántas partes se divide la lexigrafla.^— En dos partesr la 
primera trata de las denominaciones de los signos representativos 
de las ideas i sus acepciones individuales según el valor recto, ex- 
tensivo ó traslativo; la segundaí de las cualidades de estos sisónos. 

3. Qué se entiende por sentido de ufta palabra j^-^TcA significado 
que tiene ó la acepción que se le da. 

4. Qué palabras abundan más en español? — Las sustantivas i las 
atributivas. 



TKATADO DE LlNCitJAJl, ÍÓ7 



''Los verbos forman el diez por ciento del caudal de la Lengua 
Castellana; cuéntanse (entf e primitivos í deiivados» simples t com* 
puestos) 6,290 verbos: unos 4,CXX) en ar, — unos 1,690 en cr,^ 
4inos 600 en ir" (Monlau^ Vocab. Gramatical, pág. 93), 

LECCIÓN PRIMERA. 

ONOMATOLOGÍ A. * 

5. Qué es on(?matolo¿^/a?—hz partt de la lexigrafía que trata de 
las clasificaciones de los signos representativos de las ideas i sus 
acepciones. 

6. Qué denominación se da al signo expresivo, formado por un 
sonido ó asociación de sonidos?— Se le llama vozy vocablo y palabra^ 
¿értnino^ dicción i expresión, 

7. Es lo mismo voz que vocablo? — No: la voz debe considerarse 
•casi exclusivamente como signo prosódico; i el vocablo bajo el con- 



1 Las personas que tienen el mismo apellido de pila, se llaman, en len- 
guaje vulgar, tocayo^ v. g. : Juan Ruiz i Juan Pérez, C&rlos I i Carlos II. 

Cuando un autor no pone su nombre en lo que escribe se dice autor anó- 
nimo (del gr. a, sin, i onyma, nombre); si oculta su verdadero nombre i po- 
ne el de otro conocido i de fama, se llama apócrifo (del gr. apókriphos, se- 
creto, de apOy fuera, i de kripio, yo oculto); si pone un nombre fingido, 
pseudónimo (del gr. pseudos, falso, i onyma, nombre), nombre falso, fragua- 
do al capricho; si oculta su verdadero 1 ombre bajo el velo de un anagrama, 
criptónimo (del %r, cryíos, oculto); si toma el nombre de otro autor, heieró- 
Mimo (de heleros, otro); si en vez de un nombre pone estrellitas, asierónimo 
{áeas/er, astro), i en general, a/ónimOj (dcallos, otro, ¡ onyma^ nombre). 

'Trenombre es aquel que se pone antes del nombre propio, en señal de 
distincidn, 6 nobleza, como esta palabra Don^ v. g. : Don Gonzalo, Cog- 
nombre es el que ponemos después del nombre propio, al cual llamamos 
apellido, v. g. : Fernández de Córdoba, Agnombre es el que, para más deter- 
minar el nombre propio, expresa alguna circunstancia, 6 dignidad, v. g. : 
'Gran Capitán. I todos cuatro se declaran en este ejemplo: £1 Gran Capi- 
tán Don Gonzalo Fernández de Córdoba." (Benito Martínez Gómez Ga- 
yoso, Gramática Castellana, Madrid, 1769). 

Otro ejemplo. "Publio (prenombre), Cornelio (nombre), Scipion (cog- 
tiombre), Africano (agnombre)." (BasiUo Sebastián Castellanos, Arqueo- 
logía, tomo 2^, pág. 114.— Madrid, 1844). 



308 FELIZ RAMOS I DUARTE. 



cepto ortológico, por atenderse en él más á su mecanismo repre- 
sentativo que á su valor. 

''La voz^ dice Roque Barcia» es el acento que sale por la boca; 
el vocablo es la misma vos considerada como término de idioma, 
como lenguaje» como habla. Las V0ces se componen de sonidos; 
los vocablos^ de silabas. Las voces se articulan; los vocablos se es- 
criben. Todos los animales tienen voz; ningún animal tiene voca- 
blo." (Filosofía de la Lengua española). 

8. Es lo mismo voz que palabraP^^o: asi como en la voz se 
atiende al sonido i en el vocablo al mecanismo representativo, en 
la palabra se tiene en cuenta su absoluta i noológica signiñcación. 

**La voz^ como dice Barcia, es la que se refiere á la pronuncia- 
ción, i á todas las demás circunstancias en que tienen parte la pro- 
nunciación i el oído. Nada de esto conviene á la palabra^ porque 
la palabra no tiene nada de material, nada de orgánico, nada de 
oido, nada de boca La palabra es la imaginación i el senti- 
miento, la inteligencia i la memoria. La palabra es el arte; la pa- 
labra es la ciencia; la palabra es la historia; la palabra es el hom- 
bre; la palabra es la vida, porque es una mente que nos habla una 
lengua que la voz no puede entender. Vécear es dar gritos. Decir 
palabras es hablar, i hablar es imprimir un pensamiento i asom- 
brar al mundo. La voz es un acento; la palabra es una jerarquía, 
una dignidad, una alteza, un genio, una revelación. La voz viene 
de un órgano; la palabra viene de un espíritu." 

**La palabra voz viene de vox (latina) i de voco (llamar, dar vo- 
ces); vocablo, es de la misma procedencia latina, aumentada por 
la terminación abíiliim, que no es de las menos frecuentes i afine 
acaso al adjetivo habilis^ como si dijéramos, que puede darse con 
la voz; de, donde vocabulario (colección de vocablos), paraje enque 
se guardan vocablos, pues ario denota paraje, v g.: vestuario, re- 
licario etc.)" 

''Expresión viene de exprimo (latino), expresar, porque las pa- 
labras expresan i representan el pensamiento. Dicción viene de 
decir (dicere, latino), como si dijéramos dicto, dicho^ i de aquí sale 
diccionario, lugar ó depósito de dicciones. Frase viene del latín 
phrasis i del griego /raj/Vy ante todo del héhttofarashó parasky 
que significa dividir (las dicciones ó secciones del discurso) : ver- 
dad es que hoy frase se emplea más comunmente para representar 
miembros i subdivisiones del período, incisos i aun agregaciones 



TRATAUO Di LENGUAJE. ZC^ 



de dos ó de pocas palabra?, que reunidas vienen á representar el 
oficio de una sola parte de la oración, v. g.: frases ó locuciones ad- 
verbiales, conjuntivas, inteijectivas, etc., ó finalmente, modístnos 
de la lengua, que son: annpliación, elisíóa ó nueva disposición de 
las partes del discurso de una lengua respecto á las de otra/' (M^- 
liado, Enciclopedia Moderna, tomo 29, pág. 593). 

9. Cuándo una palabra se llama tétntino P—Cw^náo se toma txt 
un sentido especial, ya técnico ó pro4)io de ciencias i artes,, ya tr(>- 
pico ó figurado. 

10. Es ló mismo dicción que voz, vocablo i palabra P — Lexigrá- 
ficamente Ao, porque la dicción comprende la voz, el vocablo i la» 
palabra, i puede reputarse muy bien causa de la eufonía, é incluye- 
corno caracteres esenciales la pureza i corrección. 

**E1 buen lenguaje requiere que las voces se harmonicen con la 
manifestación instintiva, prosódicamente considerada, i los vocablos^ 
con las reglas eufónicas de la articulación: del mismo modo que 
para elegir las palabras se atiende al significado, i para los termi- 
nes á su rigurosa precisión i exactitud. Todas estas acepciones dis- 
tintivas se comprenden en la de dicción; i aun adquieren en U\ ex- 
presión mayor grado de vaguedad." (Florez, Lingüística). 

Aunque la palabra es también una voz, vocablo, expresión, dic^ 
ción, frase i término, el lenguaje hace, en la aplicación de estos sig- 
nos, alguna distinción. Sin embargo, D. José Coll i Vehí, en sus 
Elementos de Literatura, dice: ''Vocablo (palabra, voz^ dicción,, 
te'rmino) es un sonido articulado, signo de una idea ó afecto/ 

1 1. Qué se entiende por sentido primitivo, recto ó propio de una 
palabra? — El sentido que dio origen á la formación de la palabra. 

12. Puede una palabra tener más de un significado.^ — No: cada 
palabra tiene un solo significado; i por eso no se dice que se tornea 
en tal ó cual significado, sino en tal ó cual acepción ó sentido. 

**Hay palabras que, al pasar de un idioma á otro, cambian de 
sentido: en \2X\Xif0rtis (fuerte) tenía el sentido de valeroso, animo- 
so, dotado de gran fuerza moral; valens (valiente), no tenía otro- 
sentido que el de vigoroso, sano, robusto, dotado de gran fuerza 
muscular, etc., i en castellano les hemos d^do un sentido inverso: 
fuerte^ fuerza, se aplican á lo físico; i valiente, valor, tienen un sen- 
tido moral.*' (V. Monlau, Vocabulario Gramatical, pág. 208).^ 

I Algunas veces cae en desaso el primer sentido, i se conservan los de- 
rivados. El verbo insistir no tiene en castellano el sentido recto que tuvo 



JIO 



rSLIZ RAMOS I DUAITI. 



13, Qué es sentido derivadú, invaso ó traslaticio de una pala- 
bra? — El sentido que sedesvíat más ó menos, del primitivo 6 recto. 

14, Qué otras denominaciones recibe el sentido figurado ó tras* 
lattcio? — También se llama sentido metafórico, extensivo, tropoU- 
gicQ, impropio, etc. 

Asfp cu fuego de un horno, la palabra fuego está tomada en sen* 
tido recto, i en fuego de la juventud, de la cólera, etc., fuego está 
tomada en sentido figurado* 

"El sentido propio de una palabra es su primera significación; 
es decir, que se toma una voz en el sentido propio cuando signifi- 
ca aquello para lo cual fué primeramente instituida, como cuando 
decimos el fuego quema, la Ih2 nos alumbra; pero las mismas pala- 
bras ///^^c i lúa están en sentido figurado cuando decimos el fuego 
de tus ojos, el///¿;^£íde la imaginación, la lu:; de la razón, la ///:: 
del entendimiento.'* (César Du-Marsais, Obras Gramaticales, to- 
mo l^ pág. 37). 

EJERCICIOS DE SENTIDO DE LAS PALABRAS. 



SENTjDO ElíCTü. 



I. Fuego del li ornó- 
la L%iz del soL 

3. Apoyo de una casa, 

4. Zorro, animal cuadrúpedo, 

5 . R dampaguea , ha be r r e 1 á m - 

pagos. 

ú. Hombre grande, corpulen- 
to. 

7* Nave^ embarcación, barco. 



S£XTrUO FÍÜUKADO- 



1. Fuego de la juventud. 
2> Lu::: de la razón. 

3. Apoyo de U vejez (protec- 

ción). 

4. Zorro, hombre muy taima- 

do, astuto. 

5. Relampaguean tus ojos- 

6. Grande hombre, ilustre. 

7. Xave de San Pedro, la igle- 

sia. 



en latín. h% palabra señor (sénior) lo ha perdido también; i la palabra de* 
cofiú 5e usa más frecuentemente en su sentido traslaticio que en el recto. 
(CoU i Vclu, Elemetitos de Literatura, cap, llj § 3S). 



T£ATADO DX LZKGUAJIp 



MU 



8. 


Papagayo, ave de precioso 


8. 


Papagayo, persona habla- 




plumaje. 




dora. 


9^ 


Iglisiaj congregación de 
los fieles. 


9^ 


Iglesia, templo cristiano. 


10. 


Paloma, ave. 


10. 


Paloma^ persona inofensi- 


ir. 


Páa^ cosa aguda i delgada, 


II. 


va » 
Piia, persona sutil i astuta: 




que acaba en punta. 




Esie&an es buena púa^ 


12. 


Floreció el árbol. 


12, 


Floreció tal sabio en tal 






época. 


13^ 


Desplumar un ave, quitar- 


13^ 


Desplumar al prójimo es 




le las plumas. 




despojarle, quitarle lo que 
tiene. 


M- 


ZÍEaña^ grama. 


14^ 


Zizana, discusión ó enemis* 
tad. 


15. 


Hez, parte de desperdicio 


15- 


Hez, lo más vil i desprecia- 




en las preparaciones lí- 




ble: la h€2 del puebla. 




quidas. 






ló. 


El oso es un animal. , 


1 6. 


Hacer uno el oso: exponer- 
se á la burla diciendo ton- 
terías. 


17^ 


La palma es un árbol. 


17^ 


Se llevó la palma, el triun- 
fo^ la victoria. 


1 8, 


Cabera, parte superior ó 

■ ai * 


iS. 


Cabeza de casa, jíífe de una 



anterior del cuerpo ani- 
mal. 
fí>. C¿i//£?, ave de corral. 



20. Gazapo^ un conejo nuevo, 

21. Pan i miel, alimento. 

22. Relevar, hacer una cosa de 

relieve. 

53. Madre, hembra que ha pa- 
rido- 

24. Un estuche de matemáti- 
cas. 



familia; cabc:ja de alfiler. 

19. Hacerse uno el gallo; ser 

el primero en autoridad, 
aprecio, etc. 

20, Gasapo, un hombre disimu- 

lado i astuto. 

21, Ser una cosa pan i miel, ser 

muy buena i agradable. 

22, Relei^ar, exaltar ó engran- 

decer una cosa; reempla* 
zar, sustituir. 

23. Madre (la) patria. 

24. Pedro es un csiuche: un há- 

bil. 



2Í2 



FILtZ RA3I05 I DUARTS. 



2S. 


Mácula, mancha. 


25. 


Mácula, defecto, engaño. 


26. 


Mig-a, porción pequeña. 


26, 


Hombre de miga. 


27^ 


Pcclio^ parte del cuerpo aní- 


27. 


Pecho, valor, Fortaleza. 




maL 




» 


28. 


Folio, cría que sacan de ca- 


28. 


Pullo, honnbre astuto i sa* 




da huevo las aves. 




gaz. 


29. 


Pozo profundo. 


29. 


Misterio profundo. 


30. 


Retaco, escopeta corta. 


30. 


Retaco, hombre rechoncho. 


31. 


Verruga, especie de excre- 


31. 


Verruga, persona ó cosa 




cencia cutánea. 




que molesta. 


32. 


Zurrapa, brizna, pelillo ó 


32. 


Zurrapa, cosa vil ¡ despre- 




sedimento. 




ciable. 



15. Cómo se dividen las palabras con respecto á su forma i sig- 
nificación? — En equivocas, univocas, \ homónimas. 

16. Qué son palabras equivocas .'^—h^iS que pueden prestarse á 
dos ó más sentidos, ó interpretarse de diversas maneras i dar lu- 
gar á equivocaciones. 

Así, Los Palos i Las Tunas (pueblos de Cuba) puede ofrecer un 
equívoco para el que, sin saber que existen tales pueblos, oye de- 
cir: **Salí de Las Tunas i llegué á Los Palos.'' El apellido Becerra 
presentará un equívoco jocoso para uno que oye decir: "Hoy vi á 
mi Becerra^' por decir que vio á la Señorita Becerra, su futura. 
También se prestan á equívocos de igual naturaleza los apellidos 
Vaca^ Toro, Cordero, Gato, Ladrón, la Rosa, etc. 

17. Que son términos 7/;//:'¿7¿:^í.^— Los que significan cosas dis- 
tintas que convienen á una misma razón, v. g.: animal ts unívoco 
de león i ruismor, 

18. Qué son palabras homónimas? — Las que se pronuncian i es- 
criben igualmente i significan cosas distintas. 

19. Cómo puede ser la homonimia?— Puede ser perfecta ó /;«- 
perfecta. 

20. Cuáqdo es perfecta.^— Cuando los términos son homófonos í 
homógrafos, es decir, cuando se pronuncian i escriben absolutamen- 
te lo mismo, V. g.: //// al mercado \fui niño, suelo (nombre) i suelo 
(de soler), trucha (marrana) i trucha (pez), vela (de cera, sebo, es- 
perma, etc.) i vela (de buques), etc. * 

I Véase la lección sexta de la OrtograHa, donde hay abundantes ejem- 
plos de homonimia perfecta. 



TRATADO DI LEKGÜAJt, 



arj 



21» Cuándo es imperfecta?— Cuando los términos son homógra- 
fos, pero no homófonos, ó viceversa^ v. g,: arteria i arteria, errar 
i herrar, huso i uso, bada i vacia, baibén \ vaivén^ callú ¡ cayú, po- 
llo \ poyo^ etc., etc* 

EJERCICIOS DE HOMOFONÍA. 



I. Abaro, ra. Antiguo habi- 
tante de la Tartaria 
Oriental. 

2- Abejar, conjunto de vasos 
de un colmenar. 

3. Abrasarse, quemarse. 

4. Abollar, formar cavidades; 

abollar el sombrero. 

5. Abocar, asir con la boca: lo 

que hace el perro. 

6. Acechar, atisbar, observar 

con cautela. 

7. Acerbo, áspero al gusto, 

desapacible. 

8. Aceche, caparrosa. 

9. Acedo, ácido, agrio. 

10. Acético, lo que se refiere al 

vinagre. 

11. Asesino, inflex. de asesi- 

nar. 

12. Acecinar, salar la carne i 

ponerla al aire. 

1 3. Acedar, poner acida ó agria 

alguna cosa, disgustarla. 

14. Acequible, que admite ace- 

quias, zanjas ó canales. 



I* Avaro» rJ. Afáa desorde- 
nado de poseer i adquirir 
riquezas para atesorarlas. 

2. Avejarse, consumirse, de- 

teriorarse una persona. 

3. Abrazarse, darse un abra- 

zo. 

4. Aboyar, poner boyas. 

5. Avocar, traer á sí un juez 

una causa que seguía otro. 

6. Asechar, armar asechan- 

zas, escogitar medios pa- 
ra perjudicar á alguno. 

7. Acervo, montón de cosas 

menudas, como de trigo, 
cebada, etc. 

8. Aseche, inflex. de asechar. 

9. Asedo, inflex. de asedar. 

10. Ascético, el que se dedica 

á la práctica de la prefec- 
ción cristiana. 

11. Asesino, alevoso, que ma- 

ta alevosamente. 

12. Asesinar, matar alevosa- 

mente. 

13. Asedar, poner el cáñamo, 

lino, etc., fino como la 
seda. 

14. Asequible, susceptible de 

asecución; obtenible; lo 
que puede conseguirse ó 
alcanzarse. 



mm 



21A 


FILIZ RAMOS I DUARTl. 


15. 


Acezar, jadear, respirar con 


15. 


Asesar, adquirir seso, ha- 




difícultad i fatiga. 




cerse juicioso, cuerdo, 
sensato. 


16. 


Alabez, cada uno de los la- 


16. 


Alabes, el natural de Ala- 




dos de la adarga que del 




ba; lo perteneeiente á es- 




centro se arquea á la cir- 




ta provincia ó á sus ha- 




cunferencia. 




bitantes. 


17- 


Albarda, aparejo de las bes- 
tias. 


17. 


Alvarda, planta gramínea. 


18. 


Alaja, especie de pelota que 


18. 


Alhaja, joya, mueble, ador- 




se fabrica en Magnesia. 




no precioso, de mucho va- 
lor 


19. 


Alargues, inflex. de alar- 


19. 


Alargues, árbol del cabo 




gar. 




de Buena Esperanza. 


20. 


Albara, planta del Brasil; 


20. 


Al vara, voz portuguesa que 




nombre árabe de la abeja 




designa la patente del rey 




común. 




ó título real. 


21. 


Albino, blanquecino, ru- 


21. 


Alvino, relativo al bajo 




bio. 




vientre; nombre de per- 
sona. 


22. 


Alcina, planta. 


22. 


Alsina, apellido. 


23. 


Alisar, sitio poblado de ali- 


23. 


Alizar^ cinta ó friso de azu- 




sos; poner lisa una cosa. 




lejos de diferentes labo- 
res. 


24. 


Aprender, adquirir conoci- 


24. 


Aprehender, coger, asir, 




mientos por medio del es- 




asegurar á una persona 6 




tudio. 




cosa. 


25. 


Arrollar, reducir á rollo; 


25. 


Arroyar, formar la lluvia 




llevar rodando algo el 




surcos como arroyos. 




viento, ó el agua; derro- 








tar. 






26. 


Arrollo, inñex. de arrollar. 


26. 


Arroyo, corriente de agua. 


27. 


Asar, poner al fuego un 


27. 


Azar, desgracia inespera- 




asador. 




da; azahar, flor del naran- 
jo, etc. 


28. 


Asas, inflex. de asar; aga- 


28. 


Asaz, bastante, abundánter 




rraderas. 




asaz trigueño. 


29. 


Ascenso, subida ó eleva- 


29. 


Asenso, acción i efecto de 




ción. 




asentir. 



TRATADO DA LXKGVAJK. 



2ÍS 



30. Asada, derivado de asar. 

31. Así, inflex. de asir: cogí, 

agarré: asid bastóiu 

32. Asir, agarrar, coger: él qu¡- ' 

so asir el paraguas, 

33. Asolar» destruir, arrasar, 

arruinar ün campo, etc. 
34- Asomar, empezar á mos* 
trarse una cosa. 

35, Asuma, derivado de asu- 

mir. 

36, Atrasar, retardar, quedar- 

se atrás. 

37, Aba, medida francesa que 

contiene dos anas de Pa- 
rís, 

38, Abano, especie de abanico 

grande que cuelga del te* 
cho, para hacer aire i ahu- 
yentar las moscas; apelli- 
do: Pedro Abano, médico 
célebre del siglo XIII. 

39, Abitar, amarrar el cable á 

las bitas. 

40, Abo, ciudad de la Rusia eu- 

ropea, 

41, Avo, árbol de la India. 

42, Abran, inflexivo de abrir; 

Abrahámi nombre. 

43, Abre^ inHex, de abrir* 

44, Abría, abríais^ abrian, in- 

flex, de abrir* 

45, Aser, hijo de Jacob i jefe de 

una de las 12 tribus de Is- 
rael 



30. Azada, instrumento de la- 
bor 

3T. Azi, cuajo de leche i vina^ 
gre, usado en Suiza para 
hacer el segundo queso. 

32. Azir, novena encarnación 

de la divinidad suprema 
de los Drusos* 

33, Azolar, devastar la made- 

ra con la azuela, 

34. Azomar, incitar, excitar á 

los perros para que muer- 
dan, 

35, Azuma, derivado de azu- 

mar. 

3G. Atrazar, disponer valién- 
dose de trazas ó manas» 

37, Haba, planta leguminosa. 



38. Habano, lo perteneciente 

Á la Habana, i por exce- 
lencia á la isla de Cuba^ 
v. g.: tabaco habano, ci- 
garro habano. 

39. Habitar, vivir ó morar en 

alguna casa ó lugar. 

40, Avo, parte de la unidad; 

árbol de la India. 

41, Havo, panal de mieL 

42, Habrán» inflex. de haber. 

43. Havre, puerto de Francia, 

44. Habría, habríais, habrían, 

inñex. de haber 

45, Azer, noveno mes solar en* 

tre los persas; noveno día 
de cada mes. 



2i6 



TRUZ KÁHOS I DUARTK. 



46. Acer, ásperOf agrio* 

47. Aga, pimienta de la India. 
4S* ¡ Ah!, interjección: ¡ahí qué 

dolor, 

49. Ala, parte del cuerpo de 

algunos animales, de que 
se sirven para volar. 

50. Alar, alero de tejado. 

51. Anega, inflex. de anegar. 

52. Arina, género de insectos 

dípteros. 

53. Anseático, ca, pertenecien- 

te al ansa teutónica. 

54. Arma, instrumento. 

55. Arón, río de Francia. 
56* Alta, planta, llantén. 
57. As, carta de la baraja. 



58. 



59- 

ib. 

61, 

62. 
63. 



Asa, parte que sobresale 
del cuerpo de cualquier 
vasija, cesta, bandeja, et- 
cétera, por donde se ase 
ó agarra. 

Ases, ase, asen, inflex. de 
astr. 

Asia, nombre geográfico. 

Asía, inflex. de asir: él asía 
la rama. 

Asta, cuerno, chuzo, ala- 
barda, pica, etc. 

Ataca, inflex. de atacar. 



64, Atajar, acortar, detener 

una cosa. 

65. Ato, inflex. de atar: ato el 

hilo. 



4Ó. Hacer, producir una cosa; 

darle el primer ser. 
47. Haga, ¡nflcx. de hacer. 
4S. Ha, ínficx. de haber* 

49. Hala, inñex. de halar; in* 

terjección: ¡hala!, buey. 

50. Halar, tirar de los cabos. 

51. Hanega, medida de áridos. 

52. Harina, polvo á que se re- 

ducen los cereales molí- 
dos. 

53. Hanseático, ca, concer- 

niente ó relativo al han- 
sa. 

54. Harma, ruda silvestre. 

55. Harón, lerdo, perezoso. 

56. Harta, saciada, satisfecha. 

57. Has, inflex. de haber: tú 

has estado. 

58. Haza, porción de tierra de 

labranza, ó de sembrra- 
dura; montón ó rimero. 



59. Haces, hace, hacen, inflex. 

de hacer. 

60. Hacia, partícula. 

61. Hacía, inflex. de hacer: él 

hacía la carta. 

62. Hasta, partícula que deno- 

ta término. 

63. Hataca, cuchara grande de 

palo. 

64. Hatajar, dividir el ganado 

en hatajos. 

65. Hato, porción de granado. 



TRATADO DE LENGUAJE, 



JI7 



66. Ablando, deri\r. de ablan- 
dar. 

6j, Acido, agrio. 

68. Aijada, vara con punta pa- 

ra picar á los bueyes. 

69. Alaga, trigo de grano lar- 

gO( duro, transparente i 
amarillento, 

70. Alio, guacamayo. 

71. Aro, inflcx. de arar: *'yo 

aro, tiJ aras, etc/'; cerco: 
"el aro del barnl" 

72. Ascienda, ínflsx. de ascen- 

der. 
75. Asciendo, inflex, de aseen- 
der, 

74. Asnos, plural de asno: '1os 

asnos están gordos/' 

75. Averías, daño que sobre- 

viene a las mercancías. 

f6. Averío, conjunto de mu- 
chas aves. 

yy. Avías, avia , avf a m os , a vía is, 
avian, inflex. de aviar. 

78* jAy!, partícula que denota 

dolor, amenaza, etc. 
79, Aya, especie de nodriza; 

prcceptora, maestra, pe- 

dagoga. 
8o> Ayes, quejidos, lamentos, 

gemidos, etc. 



66. Hablando, derivado de ha- 

blar. 

67. Asido, inñex. de asir, 

68. Ahijada, aquella á quien el 

padrino saca de pila. 

69. Malaga, derivado de hala- 
gar: *'ét te halaga/' 

70* Hayo, árbol pequeño de 
Indias. 

71. Haro, nombre de pueblo; 

apellido: ^'Eloy Haro.'^ 

72. Hacienda, bienes, fínca, 

propiedad, etc. 

73. Asiendo, derivado de asín 

74. Haznos, palabra compues- 

ta de Aaz^ i nos: 'haznos 
este favor" 

75. Haberlas, gajes» emolu- 

mentos, subvenciones. 

76. Haberío, bestia de carga ó 

de labor. 

77. Habías, había, habíamos, 

habíais, habían, inñcx. de 
haber. 
yS, Hay, * inñex. de haber. 

79. Haya, árbol; ¡nflcx. de ha- 

ber: yo ó él haya. 

80. Halles, inílex. de hallan 



1 Todos los autores dicen que /iqy es inflaxióíi ó forma de haber j pero 
hay casos en que parece más bien inñ^^xtdi de ^í7«r, v. g. : **hoy hay ca* 
loi" *s lo mismo que *'hoy hace ca!or, " 



ftS 



FILIZ HAMOS I DÜARTE. 



8i, AyOf persona encargada de 
la crianza de un niño* 

82« Bacada, calda ó batacdza. 

83. Bacante, mujer que cele- 

braba las fiestas de Baco, 

84. Bacía, palangana. 

85. Bacilar, objeto largo i del- 

gado, de forma cilindrica 
¡ semejante á una baque- 
ta de fusil. 

86. Baco, dios del vino. 

87. Badajos, plural de badajo. 

88. Badea, tmbccil, incapaz, 

flojo, inerte, etc» 

89. Baga, cuerda con que se 

aseguran las cargas que 
llevan las caballerías. 

90. Bagar, echar el lino, baga i 

semilla. 

91. Bagío, mar, huracán. 

92< Baiben, cuerdecilla de tres 
cordones, 

93. Balar, dar balidos la oveja 

ó el cordero. 

94. Balde, cubo ó vasija de sa- 

car agua; inHex. de bal- 
dar. 

95. Baldés, piel curtida, suave 

i endeble. 

96. Bale, inflex, de balar; pue- 

blo de la provincia de 
Lugo. 

97. Balido, grito de la oveja ó 

cordero. 

98. Balisa^ señal que se pone 



8k Hallo, inflex. de íiallar: yo 
hallo, tú hallasj él halla, 
etc. 

82. Vacada, ganado vacuro. 

83, Vacante, empleo ó pwestCK 

que está por proveer. 

84. Vacía, que nada contiene. 

85, Basilar, lo que nace de la 

base ó es propio de ellaj 

vacilar, titubear, du2ar, 

fluctuar, etc. 
S6. Vaco, inflex. de vacar 
S^. Badajoz, capital de Estre- 

madura. 

88. Vadea, inñcx, de vadear. 

89. Vaga, vagabunda, holga- 

zana, haragana, gandula, 
ociosa, etc. 

90- Vagar, holgazanear, vaga- 
bundear. 

91, Bajfo, banco peligrosísimo 
de arena en el mar. 

92* Vaivén, movimientc. 

93, Valar, acción de parapetar- 

se ó atrincherarse. 

94, Valde, primer simple de 

Valdepeñas, Valdemoro^ 
etc. 

95, Valdés, apellido: *'Jcan M. 

Valdés," 
96- Vale, inflex, de valer; do- 
cumenta mercantil, 

97, Valido, favorito, annlgo; de- 
rivado de valer. 
98* Bal]za(BeIice),colanÍafuii- 




TEATADO DE LKKGUAJE. 



119 



en Jos puertos para que 
los buques no tropiecen. 



dada por los ingleses al 
Sur de Yucatán. 



99. Balón, fardo grande de | 99^ Valón, natural de los Paí^ 
mercancías* ses Bajos» tlolanda. 



100. Raha, pendón ó bandera 
que llevaban los templa- 
rios. 



roo. Balsa, charco de agua; por- 
ción de maderos unidos 
para pasar ríos, lagos, et- 
cétera. 

101, Balsar, sitio pantanoso con lor. Valsar, bailar el vals: *'Mo 

alguna maleza. i rales valsa bien. " 

102, Balso, ceñidor. ■ 102, Valso, inflex, de valsar. 

103, Baluar, instrumento para 103. Valuar, valorar, tasar, se 



hacer subir i bajar las 
cuerdas de la cintura del 
sombrero. 
TO4. Bailar, danzar con coros. 



fialar precio, estimación ó 
valora alguna cosa. 

¡04. Vallar, cercar un sitio con 

vallado. 
105, Van» ¡nflex. de ir. 



106, Bancazo, aumentativo de 

banco. 

107. Vanda, género de plantas 

de la familia de las orquí- 
deas. 



105. Ban, muselina de las In- 

dias, 

106. Bancaso, cubeta en que cae 

el guarapo. 

107. Banda, distintivo que con* 

sistc en una cinta ancha; 
conjunto de músicos. 

108. Bandola, instrumento de 1 108. V^andola, palo de barco. 

música. I 

ICÍ9. Bao, madero de un buque, , 109. Vaho, nopal de Filipinas; 

I vaho, vapor. 

IIO- Baque, golpe que da un iio* Vaque, inflex. de vacar, 
cuerpo cuando cae. 

11 T. Baquero, túnica corta sin | iir. Vaquero, el que maneja va^ 
mangas. cas> 

112. Baqueta, vara delgada de | It2. Vaqueta, cuero de vaca 
metal ó madera que sirve \ curtido^ adobado i zurra- 

para atacar las armas de ' do* 

fuego. 



113. Bara, rey de Sodoma, 

114. Bario, met&U 



113. Vara^ medida de tres pies 
de longitud. 
¡ 114. Vario, diverso ó diferente. 



BW 



FKLt2 EAHCS 1 DUARTE. 



115. Barita, tierra alcalina muy 

pesada. 

116. Barón, título de nobleza. 

117. Baronía, dignidad de ba- 

rón, 

118. Basa, principio ó funda- 

mento de alguna cosa. 

119. Basar, ponerla base ó fun- 

damento á alguna cosa. 
T20p Basca» inquietud, desazón. 

121. Base, punto de apoyo. 

122. Basio, tintura de cobre i de 

acero. 

123. Baso^ bajo. 

124. Basta, hilván ó puntada 

larga. 
J25. Bastar, ser suficiente i pro- 
porcionado para alguna 
cosa. 

126. BastOi grosero, sin puli- 

mento. 

127. Bate» inflex. de batir 

125. Baya, fruto carnoso, áspe- 

ro i sin núcleo. 

129, Baya, bestia de color blan- 

co armaríUento con viso 
rojizo. 

130, Bazo, entraña i nombre de 

£u color. 

131, Be, grito de las ovejas. 

132, Bca, pueblo, 

133, Beba, inñex, de beber. 

134, BccerOj el que cuida la bez. 



115, Vatita, diminutivo de vara, 

ti6. Varón, racional del sexo 
masculino: el hombre. 

117. Varonía, la descendencia 
de varón en varón. 

u8. Baza, número de cartas que 
recoge el que gana la ju- 
gada. 

iig. Vasar, sitio donde se colo- 
can los vasos. 

120. Basca, natural de Bizcaya. 

121. Vase, derivado de ir: "se 

va/' 

122. Vacío, desocupado, 

123. Vaso, vasija. 

124. Vasta, extensa, dilatada. 



Vastar, equivale á talar, 
destruir, devastar. 



125. 

126. Vasto, extenso, dilatado 



127. Vate, poetadivino» profeta. 

128. Vaya, inflcít- de ir: *'ivayalt 

partícula interjectiva. 

129. Valla, vallada ó estacada 

para defensa, ó lidiar ga- 
llos, etc. 

130. Basso, música; baso, bajo* 

131. Ve, inflex, de ir ¡ de ven 

132. Vea, inflex. de ver 

133. Veva, árbol de Madagaa- 

car. 

T34. Vecero» el que ejerce al- 
gún cargo concejil. 





TRATADO OK LKNG 


XAJE. 211 


135- 


Bcces, plural de bez- 


r35* 


Beses» inñax. de besar; ve* 
ce?, plural de vez. 


156* 


Bedel, ministro á quien to- 


136. 


Vcdel, apellido: "José Ma- 




ca celar la asistencia á las 




ría Vedel."* 




aulas. 






Í37- 


Beguer, especie de corre- 


137^ 


Veguer, jaez ó alcalde or- 




gidor que hubo en Cata- 




dinario de un partido ó 




luña i Mallorca, 




territorio de Aragón. 


138. 


Bela, fruto de cierta pal- 


US. 


Vela, la que sirve para 




mera* 




alumbrar. 


I39< 


BclOt fruto de cierta pal- 


139- 


Velo, especie de mantilla 




mera de África. 




que usan las mujeres. 


140, 


Bello, hermoso, perfecto. 


140. 


Vello, pelo delgado i corto. 


141- 


Bellón, enfermedad produ- 


141, 


Vellón, lana de un carnero 




cida por las exhalaciones 




ú oveja; real de vellón. 




de las minas de plomo. 






142. 


Bende, moneda de oro (de 


142- 


Vende, inflex. de vender: 




ICO pesetas) de la costa 




*'él vende su casa.'* 




de Guinea. 






í43^ 


Bendición, deriv. de ben- 


143- 


Vendición, deriv. de ven- 




decir. 




der. 


Í44. 


Beneficio, deriv. de bien. 


144. 


Veneficio, brujería, hechi- 
cería. 


145- 


Benéfico, el que hace bien. 


145- 


Venéfico, hechicero, em* 
baucador. 


146, 


Bcneto, pez del Cabo de 


146. 


Véneto, derivado de Ve- 




Buena Esperanza. 




necia. 


147- 


Bengala, caña de Indias; 


147^ 


Véngala, vara que usaban 




cierta muselina. 




los capitanes como insig- 
nia nnilitar. 


148. 


Béola, planta de Magalla- 


148. 


Véola (la veo), inflex. de 




nes, 




ver. 


149- 


Berza, planta. 


M9' 


Bersa. rey de Gomorra» 


no. 


Berzo^ cuna. 


150, 


Verso, composición poéti- 


I5Í- 


Bes, las ocho onzas de un 


ISK 


Ves. inflex. de ver: "tú ves 




as ó libra romana. 




lo que pasa.' 



■ 2> 



FELIZ KAMOS I DIJARTI* 



152. Besar, tocar alguna cosa 

con los labios. 

153. Besar (el azote), adorarle, 

conformarse. 

154. Bese, inñeK, de besan 

155* Beso, acción i efecto de be* 
sar, 

156. Beso, la parte del pan que 

se tocó con otro en el 
horno. 

157. Beta, pedazo de cuerda ó 

hilo. 

158. Berga, población. 

159. Bez, piara de cerdo. 

160* Bidente, de dos dientes, 

i6r. Bienes, riqueza, caudal. 

162. Biga, carro de dos caba- 
llos. 

163* Billa, lance del juego de 
billar 

164. Billar, juego de este nom- 

bre, 

165. BinariOf compuesto de dos 

unidades. 

166. Bibero, pueblo de Galicia; 

lienzo. 

167. Bioleta, registo de los ór- 

ganos antiguos, 
16S, Bis (de ¿/j, dos veces), re- 
petición. 

169, Bisa, planta de Bengala; 

visa, de visar. 

170, Bisco (de bis, dos veces, í 

ccúlus^ ojo), el que tuerce 

los ojos. 



152. Bezar, be^oa^- 

153. Be^ar, concreción que se 

halla en las entrañas de 
algunos animales. 

154. Vese, derivado de ver: *'se 

ve" 

155. Bezo, labio grueso. 

156. Bí20, costumbre. 



157* Veta, vena en las minas de 
los metales, 

158. Verga, palo de buque, 

159. Vez, alternación de las co- 

sas por el orden sucesivo* 

160. Vidente, el que ve. 
r6r. Vienes, ínflese, de venir. 
162. Viga, madero largo i grue- 
so de las casas. 

163- Villa, población, 

164. Villar, población corta i 

abierta. 

165. Vinario, relativo al vino. 

166. Vivero, criadero de anima- 

les ó plantas. 

167. Violeta, planta de jardín, 

1Ó8, Vis, fuerza, vigor: 'Vis có- 
moda." 

169. Biza, bonito; cierta pesa 

del Perú. 

1 70. Visco, liga ó cinta con que 

se aseguran las medías* 



TKATAOO Dt LBKCUAJI. 



"1 



171. 


Bitor, r«y de las codorni- 


171. 


Vítor, aclamación, alegría. 


172. 


ees. 
Boba» árbol de las Molu- 


172. 


Vova, medida de Síam (2 




cas. 




varas). 


»73- 


Bocal, jarro que suele em- 


173- 


Vocal, nombre de las le- 




plearse para sacar de las 




tras a» e, i, 0^ u; el que 




tinajas el vino; lo relati- 




tiene voz en alguna con- 




vo á la boca. 




gregación. 


174. 


Bolada, tiro de bola. 


174. 


Volada, de vuelo; persona 
furiosa, irritada. 


175- 


Bolado, panal de azúcar pa- 


I73- 


Volado^ resentido, furioso. 




ra tomar con un vaso de 




irritado, molesto. 




agua. 






176. 


Bolar, tierra de que se ha- 


176. 


Volar, ir ó moverse por el 




ce el bol. 




aire sosteniéndose con las 
alas. 


^77- 


Bolatero, ladrón que roba 


177- 


Volatero, cazador que tira 




por ventanas ó tejados. 




al vuelo; de la volatería. 


178. 


Bolea, pedazo de palo la- 


178. 


Volea, inflexión de volear: 




brado que lleva la punta 




**yo voleo, tú voleas, él 




de la lanza de los coches. 




volea/' 


179. 


Bolear, jugar con bolas. 


179- 


Volear, dar voleos á la pe- 
lota. 


180. 


Boleo, camino ó sitio en 


180. 


Voleo, golpe dado en el ai- 




que se tira la bola* 




re á alguna cosa. 


iSi. 


Bolla, derecho que se paga 


181. 


Boya, trozo de corcho que 




por fabricar naipes. 




se pone en la red, anzue- 
lo, etc. 


1 82. 


Bollar, sellar los tejidos i 


182. 


Boyar, flotar, sobrenadar 




barajas para que se co- 




alguna cosa. 




nozca la fábrica. 






183. 


Bosar, proferir palabras 


183- 


Bozar, sujetar con bozAsj 




descomenidas. 




bozal, principiante en al- 




p< 




gún ejercicio. 


1S4. 


Botar, arrojar, lanzar. 


184. 


Votar, elegir, dar el voto; 
blasfemar. 


185. 


Bote, barquichuelo; golpe 


185. 


Vote, inflexión de votar: 




dado con la tanza, pica. 




"yo vote, tú votes, él vo- 




etc. 




te," 



ÍÍ4 



FELIZ RAHOS I Dl*ART£. 



1 86. Botero, el que hace ó com- 

pone botasj el que mane- 
ja el bote, 

187. BotOp rudo, ó torpe de in- 

genio, imbécil, estúpido, 
¡88. Bozal, morral. 



189, Brasa, leña ó carbón en- 

cendido. 

190, Brasero, conjunto de bra* 

sas. 

191, BriM, viento. 

192* Bulto» volumen ó tamaño, 

193, Ca, partícula. 

194, Cabe, inñex. de caber. 

195, CabOp extremidad de las 

cosas; soldado: ''cabo de 
escuadra/' 
ig/6. Cacera, zanja, 

197. Cacería, caza entre varios* 

198. Caduques, inñex* de cadu- 

car, 

199. Callado, silencioso* 

200. Callo, dureza formada en 

la piel. 

201. Can, perro. 

202t Capas, plural de capa. 



Cara, rostro, faz, semblan- 
te. 
Caraba, embarcaciónp 



203. 
204. 
205- Cas. apócope de casa 



206, Casa, morada, habitación. 

207, Casar, matrimonian 



186. Votero, libro reservado en 

el cual extienden sus vo* 
tos los individuos de los 
tribunales. 

187. Voto, promesa; dictamen 

sobre alguna materia. 

1 88. Bozal, nuevo ó principian* 

te en algún ejercicio; za- 
fio, necio, 
! 189. Braza, medida de seis pies. 

I r90. Bracero, derivadodcbra::o* 

¡ 191. Bth^t planta gramínea. 
J 193. Vulto, rostro ó cara, faz, 

193. K, nombre de la letra K, 

194. Cave, inflex. de cavar. 

195. Cavo, cóncavo ó hueco; in- 

flex. de cavar: "yo cavo 

la tierra." 
rgd. Casera, ama ó dueña de 

casa. 
197. Casería, quinta ó granja, 
I 198. Caduquez, vejez, chochez, 

decrepitud. 

199. Cayado, bastón, báculo. 

200. Cayo, peñasco ó islote. 

201. Kan, jefe de los tártaros. 

202. Capaz, apto, idóneo, sufi- 

ciente» 

203. Kara, río de Europa^ 

204. Carava, reunión- de labra- 

dores, 

205. Caz, canal para conducir el 

agua al río. 

206. Caza, animal que se mata^ 

207. Cazar, coger animales. 



TRATADO DI LINGUAJI- 



ÍÍ5 



2o8p Casave, harina de mandio- 
ca, 

209. Caso, suceso, aconteci- 

miento* 

210. Ce» nombre de la letra C- 

211* Cea, género de insectos de 
la familia de los calcidio* 
212, Cebe, tnflex. de cebar* 
215. Cebo» comida que se da á 
los animales para engor- 
darlos* 

214. Ceca, casa donde se labra 

moneda; mezquita. 

215. Cecear, pronunciar la s co- 

mo c. 

216. Ceda, infiex* de ceder; ze- 

da, la letra z. 
217* Cedan, ínflex. de ceder. 



218. Cede, ¡nflex. de ceder: no 

cede. 

219. Cedería, inflex. de ceder. 

220. Cegar, perder la vista. 

221. Celar» vigilar, cuidar. 

222. Cena, comida que se hace 

por la noche. 

223. Cenador, lugar donde se 

cena. 

224. Cenara, inflex. de cenar. 

225. Censorio, lo relativo al cen- 

sor. 

226. Censual, lo relatiiro al cen- 

so. 



20S. Cazabcp torta de yuca, 

209. Cazo, vasija con mango ó 

asa* 

210. Se, relativo: "se dice;'* se, 

inflex, de ser ó saber. 

211. Sea, inflexión de ser* 

212. Sebe» cercado de estacas. 

213. Sebo, grasa que se extrae 

de algunos animales. 

214. Saca, temporal en que no 

llueve. 

2Xy Sesear, pronunciar la c co- 
mo s. 

216* Seda, hebra producida por 
un gusano. 

2\y. Sedan, lugar memorable en 
la guerra Franco- Prusia- 
na. 

218. Sede, dignidad eclesiástica. 

219. Sedería, donde se vende 

seda. 

220. Segar, cortar las mieses ó 

hierbas. 

221. Zelar, desconfiar en el 

amor. 

222. Sena, río que pasa por Pa- 

rís. 

223. Senador, miembro de la cá- 

mara de Senadores. 

224. Senara, porción de tierra 

de labranza. 

225. Sensorio, lo relativo á la 

facultad de sentir. 
2^6. Sensual, lo relativo ala sen- 
sualidad. 



t26 



FILÍZ RAMOS I DUARTK, 



227. Censualista « el que tiene 
derecho á percibir censos 
ó réditos. 

228* Censualmente, de una ma- 
nera cen^uaL 
229. Centína, camarote. 

330. CeOj pez marino. 

231. Cepa, parte del tronco que 

está dentro de la tierra. 

232. Cera, substancia oleosa. 

233. Cércs, diosa de la agrie ul- 

tura. 

234. Cérico, concerniente ó re- 

lativo al cerío. 

235. Cerío, substancia metálica* 

236. Cerón, residuo, escoria ó 

heces de los panales de 
cera. 
2i7^ Cero5, plural de cero, 

238, Ceroso, relativo á la cera. 

239* Cerva, nombre de la cons- 
telación Casiopea. 

240* Cerval, lo relativo al cier- 
vo. 

241, Cervato, ciervo pequeño. 

242, Cerviz, parte posterior del 

cuello. 

243, Cerrar, correr con la llave 

el pestillo ó pasador de la 
cerradura, 

244, Cerrón, lienzo basto que se 

fábrica ea Galicia. 

245, Cesar, suspender ó acabar- 

se alguna cosa* 



227. S^nsualisUi partidario del 
sensualismo. 

22S. Sensualmente, de una ma* 
ñera sensual. 

229. Sentina, cavidad iníeríor 

sobre la quilla de la nave. 

230. Seo, iglesia catedral (Ara- 

gón). 

231. Sepa, inflex. de saber. 

232. Sera, espuerto grande. 

233. Seres, todos los que pue- 

blan la tierra. 

234. Sérico, que participa de la 

naturaleza de la seda. 

235. Serio, grave, circunspecto. 

236. Serón, especie de sera gran* 

de que sirve para carga 
de caballerías, 

237. Seros» de str i cs' ''quiero 

seros bueno.'' 
23S, Seroso, relativo al suero. 

239. Serba, nombre del fruto del 

serbaL 

240. Serbal, genero de plantas 

leñosas* 
24!. Servato, planta, hierba. 

242. Servís, inflex. de servir, 

243. Serrar, cortar con sierra» 

aserrar, dividir. 

244. Serrón, hoja de acero an- 

cha picada por un extre- 
mo para aserrar. 

245. Sesar, llegar á tener seso, 

asentar juicio. 



TRATADO DE LIKGUAJE, 



1J7 



246 Cesión, renuncia, donación. 
247, Ceso, iññcx. de cesar 

24S. Cesta, objeto tejido de 
mimbre. 

249. Cibica, hierra que se enca- 

ja en U mang^a del eje del 
coche. 

250. Ciclo, período de 19 años* 

251. Cico, género de insectos 

hemípteros. 

252. Cien, numeral: 'cien pe- 

sos," 

253. Ciento, numeral; 10 x 10^ 

100. 

254. Ciervo, animal cuadrúpedo. 

255. Cilla, estancia donde se re- 

cogen los granos; zilla, 
planta. 

256. Ctllería,mayofdomia de un 

convento. 

257. Cillero, guardador de gra- 

nos ¡ frutas. 

258. Cima» cumbre ó cúspide de 

un monte, árbol, etc. 

259. Címon, nombre del hijo de 

Melcíades. 

260. Cirio, vela de cera. 

261. Ciro, rey de Persia, hijo de 

Cambises. 

262. Cita, ¡nflcx, de citar, 
263* Civil, lo perteneciente á la 

ciudad t á sus moradores* 

264. Cocer, cocinar. 



246. Sesión, reunión j asamblea, 

junta* 

247. Seso, cordura» juicio, sen- 

satez. 

248. Sexta, número ordinal: 

"sexta parte.*' 

249. Cívica, civil, patriótica: 

'^educación cívica." 

250. Síclo, moneda de plata usa- 

da entre los hebreos. 

251. Sico, género de insectos 

dípteros. 
25:?. Sien, parte de la cabeza. 

253. Siento, inBex. de sentir, 

254. Siervo, esclavo ó criado. 

255. Silla, asiento con respaldo; 

especie de montura. 

256. Sillería, conjunto de sillas. 

257* Sillero, el que hace, com- 
pone ó vende sillas. 

258. Sima, concavidad profun- 

da i obscura. 

259. Simón, hermano de Judas 

Macabeo. 

260. Sirio, natural de Siria; es- 

trella< 

261. Siró, lo perteneciente á Si- 

ria. 

262. Sita, equivale á situado. 

263. Si vil, despensa en las cue- 

vas para conservar fres- 
cas la carne, frutas^ etc. 

264. Coser, unir con hilo las te- 

las. 



223 



FELIZ RAMOS I DLARTE. 



265. Coces, plural de coz, pa* 

tada. 

266. ConccjiMo relativo al con- 

cejo ó ayuntamiento. 

267. Concejo, cabildo, ayunta- 

miento. 

26S. Conciliativo, que concilla, 
une. 

269. Consciente, que tiene con- 

ciencia* 

270. Contesto, inflex, de contes- 

tar. 

271. Contorción, retorcimiento; 

acción de retorcer, 

272. Corbeta, embarcación, 

273. Córdoba, ciudad. 

274. Corsa, viaje de mar que 

puede hacerse en un día, 

275. Corso, catnpafia marítima 

en persecución del ene- 
migo, 

226. Cubeta, diminutivo de cu- 
ba, 

277. Desecho, resto, reliquia, 

despojo; compuesto de 
¿fes i echar, 

278. Desojar, quebrar ó romper 

el ojo de la aguja, azada, 
etc, 

279. Desmallar, deshacer, rom- 

per, cortar las mallas. 

2S0- Desnudes, inflex. de des- 
nudan 
2S1. Días, plural de día. 



265, Coses, inílix. de coser. 

266. Consejil, mujer publica. 

267. 



26S. 
269. 
270. 
271. 
272. 

273- 
274. 

27S- 

276. 
277, 

27S. 

279, 

280. 
28r. 



Consejo, parecer ó dicta- 
men que se da ó toma en 
algún asunto* 

Consiliativo, que sirve de 
consejo. 

Consiente, inñex. de cor- 
sentir. 

Contexto, tejido de varías 
obras. 

Contorsión, acción ó efecto 
de contorcerse. 

Corveta, movimiento del 
caballo. 

Córdova, apellido* 
Cor?-a» hembra del corzo. 

Corzo, cuadrúpedo más pe- 
queño que el gamo, 

Cuveta, flor; mitad inferior 
del gofrador. 

Deshecho, recio, fuerte im- 
petuoso; compuesto de 
í/fíji hacer. 

Deshojar, despojar, arran* 
car, quitar las hojas de uíi 
árbol, libro, ctc. 

Desmayar, causar ó infun- 
dir desmayo, acoquinar, 
acobardar, etc« 

Desnudez, falta de vestido^ 
ropa, etc, 

Díaz, apellido derivado de 
Diego. 



r 



TRATADO DI LENGUAJE. 



tii) 



282. Vis, partícula prepositiva: 

**díscordía/' 

283. Dobles, plural de doble, 

duplo; ¡nflex. de doblar. 

2ÍÍ4* Drac, duende. 

285, Dehesa, terreno acotado; 

apellido. 

286, Éctasis, figura que consiste 

en alargar la sílaba breve 
para la medida del verso* 
2Sy. Echo, inflex. de echar. 

2SS, Eder, ave palmípeda* 
2S^, Eb, partícula: **¡eh, ami- 
go/' 

290. Ele, nombre de la letra L* 

291. Embasar» poner una basa- 

da á un buque para va- 
rarlo en grada. 

292. Embestir, acometer con 

ímpetu, arremeter brus- 
camente, 

293. Embrear, untar con brea. 



294- Eme, nombre de la letra M, 

295. Encerar, aderezar con ce- 

ra I otros ingredientes. 

296. Enceres, ínflex. de encerar. 

297. Errar, equivocarse. 

298. Es, inflex, de ser: "él es." 

299. Eses, plural de ese. 



282. Diz, apócope de dicen: "diz 

que hablan.'' 

283. Doblez, cada una de las 

partes en que se dobla ó 
pliega una cosa; falsedad* 

284. Drak, planta antiveneno- 

sa. 
■ 285. Deesa, diosa, 

¡ 2S6. Extasía, arrobamiento del 

I espíritu j suspensión del 

uso de los sentidos. 

! 287. Hecho, acción li obra, su- 

I ceso. 

' 288. Heder, despedir mal olor, 

I 289. He, inflex, de haber: "yo 

' he." 

290. 1 lele, de /n\ verbo, I ¡c\ pro- 

nombre. 

291. Embazar, teñir de color 

pardo ó bazo; causar es- 
tupor, pasmar, etc< 

292. Envestir, conferir alguna 

dignidad^ feudo, etc., á al- 
guno. 

293. Ilembrear^ mostrar el ma- 

cho inclinación á las hem- 
bras. 

294. Heme, de /lí-, verbo, í Wf, 

pronombre. 

295. Enserar, cubrir ó forrar con 

sera de esparto una cosa. 
296* Enseres, muebles, efectos, 

ctc, 
297. Herrar, poner herraduras. 
29S. Hez, escoria, sedimento. 
299. Heces, lo más vil 1 despre- 
ciable de al^xuna cosa. 



^ J 



2^0 



FrLJZ RAMOS I DUART£. 



300, Espiar, observar, recono- 
cer, notar con disimulo. 

301* Esteta, género de plantas 
dicotiledóneas;. 

302, Etica, parte sublime de la 
ñlosofía, que trata de la 
moral. 

303* Envasar, echar en vasos ó 
vasijas una cosa* 

304, Exacto, sumamente ajus- 

tado, que ni sobra ni fal- 
ta. 

305, Palas, especie de lanza. 

306, Fas (Por) ó por nefas; jus- 

ta ó injustamente; átodo 
trance. 



Fases, plural de fase; fas- 
ces, insignia antigua. 

FéliXj ó Feliz, nombre de 
persona* 

Fóci), bueso. 



307. 
308. 

309- 

310, Frasco, vaso alto i angosto 



311, Fresa, fruta. 

31Z Fresada, comida compues- 
ta de harina, leche i man* 
teca. 

313. Fresar, gruñir, regañar. 

314. Fugas, plural de fuga. 

315. Galladura, pinta que se ha* 

lia en la yema del huevo. 



300. Expiar, borrar las culpas 

por medio de algún sacri- 
ficio, sufrir, padecer, etc* 

301. Esteva, piezacurvadelara- 

do, sobre la cual lleva la 
mano el que ara. 

302. Hética, especie de calen- 

tura lenta que destruye 
el cuerpo* 

303. Embazar, detener, emba- 

razar, suspender. 

304. H ex acto, que presenta ra- 

yos ó estrias longitudina- 
les. 

305. Falaz, engañoso, capcioso, 

fdlso, ctc, 

306. Váz, rostro ó cara; aspecto 

ó punto de vista desde el 
cual se considera una co* 
sa. 

307. Faces, plural de fas, 

30S* Félíjs, nombredelugar:San 
Feliz de Orbigo, 

309. Fósil, cuerpo en estado mi- 

neral ó petrificado. 

310. Frazco, forma de Francis- 

co. 
311» Freza, estiércol. 

312. Frezada, ó frazada, manta 

peluda. 

313. Frezar, expeler el estíér» 

coL 

314. Fugaz, momentáneo, pron- 

to. 
315» Gayadura, guarnición i 
adorno del vestido ú otra, 
^cosa, hecha con listas de 
otro color. 



TRATADO DK LENGUAJE. 



231 



316. Gallo, ave doméstica. 

317. Gasa, tela de seda ó hilo 

muy clara i sutil* 

318. Geta, natural de un pueblo 

escita. 

319. Grabnr, esculpir^ ftjar, se- 

ñalar* 

320. Grabe, inflex. de grabar. 

321. Habar, terreno sembrado 

de habas. 

322. Hace, inflcjf . de hacer. 

323. Halla, ¡nflex. de hallar 

324. Hierba, planta pequeña* 

325. Hilo, hebra larga i delga- 

da. 

326. Hín, sonido que suelen for- 

mar las muías i caballos. 

327. Hizo, ínflex. de hacer: **él 

lo hizo." 

328. Hoces, plural de hoz. 

329. Hojear, recorrer las hojas 

de un libro. 

330. Hola, partícula: ** ¡ Hola, 

Pedro!" 

331. HoUa, inflex. de hollar. 

332. Hollar, pisotear, pisar, que- 

brantar. 

333. Honda, profunda; trenza 

de lana, cáñamo, etc., pa- 
ra tirar piedras. 

334. Hondear, reconocer el fon- 

do con la sonda. 

335. Hopa, especie de vestidu- 

ra. 



316. Gayo, alegre, vistoso. 

317, Gaza, pedazo de cabo uni- 

do con una asa alrededor 
del montón / 

31S. Jeta, labio grueso. 

319. Gravar, cargar, molestar, 

320. Grave, circunspecto» serio* 

respetuoso. 

321. I lavar, el natural de Ha- 

vara. 

322. Hase, áe haber 1 se: **hase, 

se ha." 

323. Haya^ inflex. de haber. 

324. Hierva, inflex. de hervir. 

325. lio, pueblo del Japón. 

326. In, prefijo: "incapaz, in- 

mortal." 

327. Izo, inflex. de ¡zar: **yo izo 

la bandera." 

328. Oses, inflex. de osar. 

329. Ojear, mirar escudriñando; 

espantar la caza. 

330. Ola, del mar. 

331. Olla, vasija; hoya, conca- 

vidad en la tierra. 

332. Ollar, piedra blanda i fácil 

de trabajar. 

333. Onda, porción de agua que 

se eleva por el viento. 

334. Ondear, movimiento del 

agua ó de la bandera. 

335. Opa, especie de mirto de 

la Cochinchina; necia, 
tonta. 



231 



FILIZ RAK05 I HUARTf . 



336. Hopo, rabo ó cola que tie- 

ne mucho pelo. 

337. Hora» ^V parte del día, es- 

pacia de 60 minutos* 
33S< Horca, máquina de ahor- 
car; rista de ajos, cebo- 
llas, etc. 

339. Horno, aparato de cocer 

pan, ladrillos, etc. 

340. Hostia, victima expiatoria; 

hoja de pan ázimo. 

341. Hoy, día presente, 

342* Hoyen, planta de China i 
del Japón. 

343. Hoz, instrumento para se- 
gar miescs, hierbas, etc.; 
apellido. 

544. Hozar, mover i levantar la 
tierra con el hocico el cer- 
do. 

345. Hucha, alcancía, 

346. Hueste, ejército en campa- 

ña. 

347. Hule, tela dada de barniz, 

de uno 6 más colores. 

348. Hulla, substancia mineral. 

349. Hunos, gente feroz que di- 

rigió Atila. 

350. Husada, lo que cabe en el 

huso. 

351. Húsar, soldado de caballe- 

ría ligera, vestido á la 
húngara. 

352. Huso, instrumento para hi- 

lar, 

353. Iba, inflex. de ir, 

354. Ilación, acción ¡ efecto de 

inferir una cosa de otra. 



336. Opo (sudar el), lo que cues- 

ta mucho afán i trabajo. 

337. Ora, inflex. de orar; par- 

tícula. 

338. Orea, cetáceo de unos 20 

pies de largo; ballena. 

339. Orno, ínflex. de ornar 

340. Oátia, nombre de un per 

marino. 
34 L Oíi inflex. de oír. 

342. Oyen, inílcx. de oír: ''ellos 

oyen," 

343. Os, relativo, personal; ox, 

partícula que se emplea 
para espantar las aves* 
344..0jar, atreverse, tener au* 
dácia ú osadía, atrevi- 
miento, 

345. Ucha, apellido; ** María 

Ucha," 

346. Ucste^ oeste, ocaso, occi- 

dente. 

347. Ute, árbol de América^ que 

produce la goma elástica* 
34S, Huya, inflex. de huir. 
349. Unos, plural de uno. 

35a. Usada, la cosa que ya se ha 
usado. 

351. Usar, valerse de una cosa 

para ciertos servicios* 

352. Uso, costumbre, hábito. 

353. Iva, planta. 

354. Hilación, planta de la fa- 

milia de las rubiáceas. 



TRATADO DI I^NQUAJS, 



*33 



355. Inca, rey d príncipe perua- 

no. 

356. Inhiesta ó enhiesta, levan* 

tada, derecha. 

357. Intencíónp intento, desig- 

nio. 

358. Islán, especie de velo. 

359. Isquterda, árbol del Perú. 

360. Jales, lienzo recio i grueso 

que sirve para cubrir las 
cargas, 

361. Jalón, palo ó estaca. 

362. Jema, parte de una viga ó 

madero que queda con 
corteza por estar mal es- 
cuadrado. 

363. Jineta, arte de montar á 

caballo. 

364. Jisca, carrizo. 

365. Laso, flojo, débil, cansado^ 

laxo, que no tiene la ten» 
sión que debe teuer. 
3Ó6. Latas, plural de lata. 

'^^J- Laxar» aflojar, ablandar 
368. 

370- 



Liquides, inñex. de liqui- 
dan 



37K 



Lisa, Dana, plana: ''cosa 
lisa.'* 

Liso, despejado, suave, lla- 
no, igual, raso. 

Losa, piedra llana i de po- 
co grueso; lápida mor- 
tuoria. 



Hinca, inflex, de hincar. 
Hiniesta, retama. 



3SS* 

357. Intensión, intensidad. 



358. Islam, religión de Mahoma. 

359. Izquierda, mano ó pierna^ 

opuesta á la derecha. 

360. Hales, inflex. de halar. 

361. Halón, corona; inflex. de 

halar. 

362. Gema, nombre genérico de 

las piedras preciosas. 

363. Gineta, cuadrúpedo pare- 

cido á la civeta. 

364. Hísca, liga para cazar pá- 

jaros. 

365. Lazo, cuerda para coger 

animales; ardid, artificio 
ó engaño; adorno. 

366. Lataz, cuadrúpedo de 

América 1 Asia. 

367. Lazar, enlazar, sujetar con 

lazo. 

368. Liquidez, calidad de lo lí- 

quido. 

369. Liza, pez; campo cerrado 

para los combates, 

370. Lizo, hito ó estambre de 

una tela ó ttfjído. 

371. Loza, todo lo que se fabri* 

ca de barro fino i lustroso. 



^5i 



FKLIZ RAMOS í Dt'ARTK, 



¡72, Malla, tejido: *' malla de 
red. " 

373. Mallar, hacer malla. 

374. Mallo, juego de bolas. 

375. Mane illa p mancha, des- 

honra. 

376. Marchites, infiex. de mar- 

chitar. 

377. Marques, ínflex. de mar- 

car. 
378* Marzo, tercer mes del año. 

379, Masa, cosa compacta, uni- 
da, 
380* Masada, casa de campo i 

de labor. 

381. Masón, miembro déla ma^ 

sonería. 

382. Masonería, sociedad secre- 

ta. 

383. Meces, inflex, de mecer. 

3S4. Mecías, inflex. de mecer. 

3S5* Mella, quebradura ó torce- 
dura del filo de las armas 
cortantes» 

386, Mendigues, infiex.de men- 

digar. 

387, Mis, determinativo; "mis 

labios." 

388, Misa, sacrificio incruento 

de la ley de gracia. 

389» Montarás, inñex. de mon- 
tar. 

390. Moso, cuerda para pescar. 

39T. Moza, mujer joven. 

392. Mudes, inflíx. demudar. 



372. Maya, planta vermífuga. 

373. Mayar, miar, mrllar el ga- 

to. 

374. Mayo, quinto mes del año. 

375. Mansilla^ inofensiva» dócil. 

376» Marchitez, fdlta de vigor i 

lozanía. 
377, Márquez, apellido. 

3;S. Marso, habitante de un an- 
tiguo pueblo de Italia- 

379. Maza, arma que usaban los 
antiguos. 

3 50. Mazada, golpe dado con 

maza ó mazo, 

351. Mazón, aumentativo de 

maza ó mazo. 

352. Mazonería, fabrica de cal i 
I canto. 

I 3S3. Meses, plural de mes. 
I 3S4. Mesías, ungida, salvador. 
I 3S5. Meya» cangrí^jo marino cu- 
; yo caparazón íbocaestáa 

armados de aguijones. 

356. Mendiguez, mendicidad. 

357. Miz, voz de que se usa pa* 

ra llamar el gato. 
38S. Miza» micha, gata, 

3S9. Montaraz» lo rclativ*o al 

monte. 
390. Mozo, joven, sirviente, 
391* Moxa, algodón que se que- 
ma sobre la piel. 
392. Mudezjmposíbílidad física 

de hablar. 



TRATADO DK LÍNGUAJt* 



m 



393. Nava, espacio de tierra lla- 
na i rasa. 

394* Naval, lo que pertenece á 
la navegación. 



393, Naba, raíz de una planta 

parecida al nabo. 
394« Nabal, tierra plantada de 

nabos. 

395. Nutrís, inflex. de nutrir* | 395. Nutriz, nodriza, ama de le- 

che, 

396. O, partícula disyuntiva; le- 396, Oh, partícula interjectiva, 

tra. I 

397. Opa, agujero que forman , 397, Opah, pez del genero ca- 

los andamios en la pared. ' sóstoso. 

398. Orco, infierno. ; 398. Horco, horca de ajos ó de 

I cebollas. 

399. Pallo, alniocafre, instru- 399. Payo, rústico, necio, igno- 

mento. I rante. 

400. Papas, plural de papá. ¡ 400. Papáz, nombre que dan en 

i África á los sacerdotes 

] cristianos. 

401. Peces, plural de pez. i 401. Peses, inflex. de pesar: "tú 

i peses." 

402. Permiscible, que se puede 402. Permisible, que se puede 

mezclar. permitir. 

403. Pica, arma ofensiva, garro- 403. Pika, género de mamíferos 



cha; inflex. de picar. 

404. Pocito, pozo pequeño. 

405. Polla, gallina nueva, que 

no pone huevos; mocita. 

406. Posa, clamor que se da con 

las campanas por los di- 
difuntos. 

407. Poso, residuo, rezago de 

los líquidos, asiento, sedi- 
mento, heces, ete. 

408. Prójimo, cualquier hombre 

respecto de otro. 

409. Pugnas, plural de pugna. 

4 10. Raes, inflex. de raer. 



roedores, de Siberia. 

404. Pósito, depósito de trigo. 

405. Poya, derecho que se paga 

en pan en el horno co- 
mún. 

406. Poza, charca ó cavidad 

donde hay agua detenida. 

407. Pozo, hoyo redondo i pro- 

fundo que se hace en la 
tierra. 

408. Próximo, cercano, inme* 

diato, contiguo, vecino, 
etc. 

409. Pugnaz, belicoso, guerrero. 

410. Rahez, vil, bajo, despre- 

ciable. 



136 



riLtZ ftAVOS t OUAftTl. 



411. Raüafi desmenuzar, estra- 
zar, etc. 

4X2, RallOj instrumento para 
desmenuzar pan, queso, 
yuca, etc. ; ínflex. de ra- 
llar. 

413. Ras, igualdad de las cosas 

en la superñcte de ellas. 

414. Rasa, cosa plana, lisa, lla- 

na, despejada, 

415. Rasado, derivado de rasar. 



416. Rebelar, levantarse, suble- 

varse, 

417. Rebosar, redundar, salirse 

alguna cosa de los límites 
que la contienen. 

418. Recabar, alcanzar, conse- 

guir alguna cosa á fuerza 
de súplicas, ruegos, etc. 

419. Reces, inflex. de Rezar* 

420. Reciente, nuevo, fresco, flo- 

reciente, 

421. ResumOi inflex* de resumir. 

422» Retasar, volver á tasan 

423. Revesa, arte ó astucia del 

que vende a otro que se 

fia de él, 

424. Revesar, vonnítar. 

425. Ribera, orilla del mar, la* 

go, río, etc. 

426. Risa, movimiento de la bo- 



411. Rayar, tirar rayas ó líneae; 

sobresalir. 

412. Rayo, exhalación atfflosfé* 

rica, explosión eléctrica^ 
inflex. de rayan 

413. Raz, medida del país de 

Bfcsa. 

414. Raza, estirpe, alcurnia, li- 

naje, familia, etc. 

415. Razado, tejido con listas 

que desdicen de las de* 
más. 

416. Revelar, descubrir ó confe- 

sar un secreto* 

417. Rebozar, cubrir con el re- 

bozo; cubrir alguna vian* 
da con huevo, harina, etc. 
4tS. Recavar, volver á cavarla 
tierra; compuesto de n 1 
cavar, 

419. Reses, plural de res, gana- 

do. 

420. Resiente, inflex. de resen- 

tir. 

421. Rezumo, rezumarse, reca- 

larse alguna cosa. 

422. Retazar, hacer pedazos ó 

retazos. 

423. Rebeza, mudanza ó altera- 

cióa en el giro ó dirección 
de las mareas ó corrien- 
tes, 

424. Revezar, alterar, reanudar^ 

suceder en el trabajo. 

425. Rivera, arroyo, río peque- 

ño. 
426^ Riza, residuo; destrozo d 




TRATADO DK UKGVAJI, 



'37 





ca ¡ otras partes del ros* 




estrago que se hace en 




tro, que demuestra ale- 




una cosa. 




gría. 






427, 


Riso, risa afectada» apacN 


427* 


Rizo, ensortijado del pelo; 




ble. 




Risso, apellido. 


42S. 


Rolla, niñera; especie de 


428. 


Roya, hongüillo parásito 




rollo formado de espada- 




que se cría en las hojas 




ña trenzada, de que usan 




del trigo, cebada, etc. 




para asegurar las colleras 




» 




de las muías. 






429. 


Rosa, flor del rosal; apelli- 


429^ 


Roza, acción 1 efecto de ro- 




do. 




zar. 


430^ 


Rosado, de color de rosa. 


430. 


Rozado, de rozar; heladoó 
sorbete á medio cuajar. 


43"- 


Sabia, mujer instruidísima. 


431- 


Savia, substancia que nu- 
tre á las plantas. 


432* 


Sabía, ínflex, de saber. 


432. 


Savia, reino situado en^ la 
costa de Zanguevar 


433^ 


Sacarías, inflex. de sacar. 


453^ 


Zacarías, nombre de per- 
sona. 


434- 


Safo (en germánico), pa- 
ñuelo. 


434. 


Zafo, expedito, libre. 


435- 


Saga, supersticiosa, hechi* 


435- 


Zaga, parte posterior ó de 




cera. 




atrás. 


43^^ 


Sagas, plural de saga, he- 


436- 


Sagaz, diestro, astuto, há- 




chicera. 




bil. 


437- 


Sainar, engordar á los ani- 


437- 


Zahinar, tierra sembrada 




males. 




de zahina. 


438- 


Saíno, especie de puerco. 


438' 


Zaino, color castaño obs- 








curo. 


439- 


Salas, plural de sala. 


439^ 


Salaz, inclinado á la li^ju* 


440- 


Salla, inflex. de sallar. 


440. 


ria. 
Saya, ropa exterior. 


44I" 


Saltar, escardar, limpiar la 


44!, 


Zallar, calar la pieza de ca- 




tierra de las hierbas inú- 
tiles. 




ñón i ponerla en puntería. 


442. 


Sallo, inflex» de sallar. 


442. 


Sayo, casaca, túnica, saco 
de vestir. 



Í38 



FELIZ RAMOS I DUARTE. 



443. Sapito, diminutivo de sa- 

po; cierto pez; tuinor que 
sale en la boca, 

444. Saque, ¡nñex, de sacar 

445. Saquear, apoderarse vio- 

lentamente, por fuerza, 

tos soldados de lo qtie ha* 
lian en^un paraje, 

446. Sara, nombre de mujer. 

447. Sarco, sayo (en germáni- 

co). 
4t4\ Sarria, espuerto grande; 
red basta en que se reco- 
ge la paja para transpor- 
tarla. 

449. Sayas, plural de saya, 

450, Seta» cerda; hongo, 
451* Silba, ínflex. de silbar. 

452. Sibil, despensa en las cue- 

vas. 

453. Singlar, navegar hacia un 

punto determinado* 

454. Sobrasar, poner brasas de- 

bajo de la olla. 
455* Soca» ultimo fruto que da 
la caña de azúcar. 

456, Solas» plural de sola. 

457, Solides, inflex. de solidan 

458, Sopas, plural de sopa. 

459, Sorra, arena gruesa* 
460* Soso, insulso, desabrido, 
461. Soto, sitio, poblado de ma- 
lezas» matas, árboles, ar- 
bustos» etc. 



443. Zapito, vaso de madera que 

tiene varios usos, 

444. Zaque, odre pequeña para 

echar vino, etc. 

445. Zaquear, mover ó trasegar 

de unos zaques en otros 
los licores, ó sacarlos con 
ellos. 

446. Zara, maíz, 

447. Zarco, color azul claro, 

448. Zarria, cascarria; tira de 

cuero que se mete entre 
los ojales de la albarda. 

449. Zayas, apellido. 

450* Zeta, letra del alfabeto, 

451, Silva, colección de varías 

materias ó especies. 

452, Civil, sociable, urbano, 

453, Xinglar, vociferar, clamar, 

gritar, 

454, Sobrazar» poner una cosa 

debajo del brazo. 

455, Zoca» plaza, mercado ó lu- 

gar donde se pone feria. 
45G. Solaz, consuelo» placer, etc* 

457. Solidez, ñrmeza^ fortaleza, 

etc. 

458. Zopas» persona que cecea 

demasiado, 

459. Zorra, animal cuadrúpedo. 

460. Z020, el que es ceceoso. 

461. Zoto» torpe» rudOf zopenco» 

lerdo, bobOi zonzo» etc, 



TRATADÜ Dt LENGUA JÍ. 



^3^ 



462, Soylo, lo soy. 



463. 
464» 

465. 

466. 

467. 
468. 

469. 

470. 

471. 

472. 

473. 
474- 

475- 
476. 

477- 
478. 

479. 
480. 
481. 



462, Zoilo, nombre: *'Saii Zoi- 
lo." 

SuecOi natural de Suecia. ¡ 463. Zueco, zapato de madera. 

464. Zuiza, alboroto, motín, ri* 
ña, jarana, etc. 

465. Zumaca, ¡nñex> de zuma- 
car. 

466. Zúmbala, ¡nflex. de zum* 
bar* 

Sura, hueso de la pierna, ' 467, Zura, paloma silvestre. ' 
Tapis, üja ancha que usan 468, Tapiz, paño grande tejido 

de lana ó seda. 

469. Taz (taz á taz), tanto por 
tanto. 

470. Taza, vasija para tomar ca- 
fé, chocolate, leche, etc, 

471. Torva, ceñuda, fiera, es- 
pantosa: "mirada torva," 

472. Tozo, enano, ó de estatura 
baja. 

473. Tranzar, cortar, tronchar. 
Trashojado, libro cuyas ho- 474. Trasojado, caído, descaecí- 

jas no están bien coloca- | do, macilento de ojo ó con 

das. I ojeras. 

Trisa, trisar, cantar la alón - I 475. Triza, pedazo pequeño, tro- 

dra. 
Tubo, especie de cañón ó 

fístula; pieza hueca, de 

forma cilindrica. 
Uso, costumbre; inílex. de 

usar. 
Valla, vallado ó estacada 

para defensa. 
Vejes, ¡nflex. de vejar. 

Veras, plural de vera; ver- 
dad; verás, inflex. de ver. 

Veso, gato montes que ex- 
hala mal olor. 



Suiza, pdi5 de Europa 
Sumaca, embarcación. 

Sumbala, isla de la Ücea- 

nía» 



las indias filipinas. 
Tas, especie de bigorneta. 

Tasa, medida, regla, pre- 
cio, interés, tipo, etc. 
Torba, cajón del molino. 

Toso, inflex. de toser. 

Transar, transigir, ceder. 



zo. 

476. Tuvo, inflexión de tener: 
**yo tuve, él tuvo." 

477. Uzo, ant. postizo. 

478. Vaya, burla ó mofa. 

479. Vejez, edad de la vicia, se- 
nectud. 

480. Veraz, verdadero, sincero: 
**hombre veraz." 

481. Vezo, costumbre, uso^ há- 
bito (anticuado). 



J40 



FCLIX RAMOS 1 DUAITI. 



482. Vice, prefijo: "vicc-rcc- 

tor." 

483. Vivas, inñcx. de vivir. 

484. Vos, tratamiento. 

485. Zambuca, tnflex, de zam- 

bucar. 



482. Vise, inflex. de visar. 

483. Vivaz, vigoroso, vivaracha 

484. VoZf sonido emitido pork 

boca del animal 

485. Sambuca, instrumento de 

cuerda. 



22. A qué se llama pseudú-homommiaf^A una especie de ho- 
montmia, la cual no versa sobre dos palabras enteras, sino entre un 
término entero i el mismo término partido en dos ó más. 



EJERCICIOS DE PSEÜDO-HOMONIMIA- 



I. 
2. 
3' 

S- 
6. 

7^ 
8. 



10* 
] r. 

12, 

14. 

19. 
20, 



Ab ovo i jahl bobo. 

Abuelo i á vuelo. 

Alabarda i ala barda. 

Andalucía i janda, Lucía! 

Asadura i asa dura. 

Asarabácara i asar haba- 
cara. 

Asido (de asir), ha sido i 
has ido. 

Asiendo (de asir) i ¡ah! 
siendo* 

Atraído (de atraer) i ha 
traído. 

Atutía i á tu tía. 

Azufre i ]ah!, sufre. 

Azulado i á su lado. 

Caracol i cara col. 

Caracola i cara cola. 

Caravana i cara vana. 

Cimiento i sí miento. 

Comensal i comen sal. 

Conciencia i con ciencia. 

Consentimiento i con sen- 
timiento. 

Consuelo i con suelo. 



2r, Consulado í con su lado. 

22. Consuma i con suma. 

23. Contexto i con texto. 

24. Contienda i con tienda. 

25. Converso ¡ con verso. 

26. Correo i co-reo. 

27. Chascarrillo i ¡chas!. Carri- 

llo. 

28. Charolista i Charo, lista. 

29. Dehesa i de esa. 

30. Delirio i de ürío, 
3r. Desierto i de cierto. 

32. Dijose i di, José. 

33. Escaro i es caro. 

34. Escoja i es coja. 

35. Esconde i es conde. 

36. Escura i es cura. 

37. Espera i es pera. 

38. Espía i es pía. 

39. Espuma i es puma. 

40. Estacón i es tacón. 

41. Estacha i es tacha. 

42. Estampía i es tan pía. 

43. Están i es tan, 

44. Esté i es té. 



TR,\TADO I>t LrHGrtJijE. 



24 t 



4$. Esteva i éútt va. 


84. 


46, Estío i es tío. 


85. 


47. Estopada i es topada. 


86. 


48. Estoque ¡ es toque. 


87. 


49. Estorba i es torva. 


88. 


50. Estragar i es tragan 




51. Estraza i es ttaza. 


89. 


52. Estropajo 1 es tropa, ajo. 


90. 


53. Estucan ¡ es tu can. 


91. 


54. Estupro ¡ es tu pro. 


92, 


55* Estuvo ¡ es tubo. 


93. 


56. Esviaje i es viaje. ; 


94. 


57. Etiopio i ¡eh!, tío» Pío! 


95- 


58- Excéntrico i es céntrico. 


96. 


59. Expresa i es presa. 


97- 


60, Expreso i es preso. 


98. 


61, Galicabra i Galiz, abra. 


99. 


62, Granizada í gran izada. 


100. 


63. Granoso i gran oso. 


lOI. 


64. Hacernos i á sernos. 


102. 


65> Hastío ¡ haz, tío. 


103. 


66, Haber i á ven 


104. 


67. Hábito i á Vito, ; 


105. 


68. Hundía 1 un día. 


106. 


69. Hiél é I él. 


107. 


70, Huele i u, ele. 


loS. 


71. Lamente i la mente. 


109. 


72. Lamía i la mía, 


lio. 


73. Lavaba 1 la baba. 


III. 


74. Lavandera i la bandera- 


112. 


75. Locuelo i lo cuelo. 


"3- 


76* Locura i lo cura. 


114. 


77, Llover i yo ver. 


115. 


78, Lloviendo i yo viendo. 


116. 


79, Malato í mal ato. 


117. 


80. Malaya i mal haya. 


118. 


8t. Malayo i mal ayo. 


119. 


82, Maldecir i mal decir. 


120. 


S3. Malhojo i mal ojo. 


121. 



Malva i mal va. 
Malvavisco i mal va bisco; 
Meará i me hará. 
Memoria í me moría. 
Menosprecio i menos pre- 
cio. 
Meteoro i mete oro. 
Metiendo i me tiendo* 
Paraliza i para liza. 
Parapeto i para peto. 
Pegadura i pega dura,^ 
Peladura ¡ pela dura. 
Pereciendo i Pérez siendo. 
Pescuezo 1 pez cuezo. 
Petróleo i ¿Pe tro, leo? 
Pujanza i puja hansa. 
Puntada i punta da. 
Quemadura í quema dura* 
Quesería i ¡qué seria! 
Secante i se cante. 
Sebe i se ve. 
Seda i se da. 
Sedan i se dan. 
Senos i se noSp 
Sevicia i se vicia, 
Sincero i sin cero. 
Sonrisas i son risas. 
Subida ¡ su vida. 
Suceda i su seda. 
Sucesión i su cesión. 
Suceso i su seso. 
Sucinta i su cinta. 
Sumisión i su misión, 
Tébas i te vas, 
Tcbco i te veo. 
Tomate ¡ toma té. 
Tubera i tuve era. 
Tuberías i tú verías. 
Tubos i tu voz. 



t4z 



F£L[Z RAKOS 1 DUARTl. 



122, 


Tucán i tu can. 




Í3Í. 


Valía i va Lía. 


123. 


Tuerto i tu huerto* 




132. 


Valijero ¡ va ligero. 


124, 


Túmulo i tu mulo. 




133^ 


Vánova i vano va. 


125. 


Tuvieras i tú vieras. 




I34. 


Vaquilla i va QuiLlá, 


126. 


Tuviste í tú viste* 




135^ 


Vasija i ¿vas, hija? 


127. 


Umbrío í un brío. 




136. 


Vecera i ve cera. 


I2S. 


Undécimo ¡ un décimo. 


' 137* 


Vecero i ve cero. 


129- 


Undécuplo t un déCL 


I pío. 


13S. 


Viseras i viseras. 


130. 


Único i un hico. 




13a 


Yoduro i yo duro. 



23. Cómo se dividen las palabras por su significación? — Eoafl- 
ionimas, parotiimas i sinénivias, 

24. Ouc son palabras arUánimas .^—h^s contrapuestas, ó de sig- 
nificación contraría, v. g.: furmosura \ fealdad^ virtud \ vicio^apú* 
^tú i /iX/Vtv, etc.. etc. 

EJERCICIOS DE ANTONIMIA. 



I. 


Abundancia i escasez. 


23 


1 


Abrir i cerrar. 


23 


3. 


Acá i alia. 


24 


4- 


Amar i aborrecer. 


2;, 


5- 


Anochecer i amanecer. 


26 


ó. 


Arriba i abajo. 


27 


i * 


Ascenso i descenso. 


28 


s. 


Bajo i alto. 


29 


9- 


Barato ¡ caro. 


30 


10. 


Bendecir i maldecir. 


3í 


II. 


Blanco i negro. 


3- 


12, 


Bonito i feo. 


33 


«3- 


Bueno i malo. 


34 


14. 


Calor i frío. 


35 


¡5. 


Calzado i descalzado. 


36 


16. 


Cauto é incauto. 


S7 


17^ 


Ciar i avaiuar. 


38 


IS. 


Claro í obscuro. 


Í9 


19. 


Delgado i grueso. 


40. 


20. 


Dífíscha c izquierda. 


41, 


21. 


Descarga i carga. 


42 



Deudor i acreedor* 
Dormir i velar, 
Dulce i agrio. 
Duro i blando. 
Embriagado i abstemio- 
Empezar ¡ concluir. 
Encima i detaj?. 
Enemigo i amigo. 
Fiero i manso. 
Firme i movible. 
Flaco i gordo. 
Fofo i compacto. 
Gloría c infierno* 
Gozar i sufrir. 
Grande i pequeño. 
Hecho i deshecho. 
Hijo i padre. 
Hojoso i deshojado. 
Hombre ¡ mujer* 
Honrar i deshonrar. 
Impíos i píos. 




TKATADÜ ÚH L£KGUAJB. 



•«i 



43^ 


Indígena í alienigeníi. 


73* 


Paciente é impaciente. 


44- 


Infelí^ 1 feliz. 


74. 


Paz i alboroto. 


45- 


Ingrato i grato. 


7S* 


Peludo i pelado. 


46. 


Injusto i jasto. 


76. 


Pobre i rico. 


AJ- 


Inocente i nocente. 


?7- 


Publico i privado. 


AS. 


Jorobado i derecho. 


7S. 


Quebrado i entero. 


49- 


Joven í viejo* 


79- 


Querer i aborrecer. 


50. 


Juez i reo. 


80. 


Quitar i poner^ 


51^ 


Justicia é injusticia. 


Si. 


Recibir i entregar 


52. 


Laborioso ¡ perezoso. 


82. 


Reprobado i aprobado. 


53- 


Laso ¡ vigoroso. 


83- 


Risa i llanto. 


54. 


Limpio i sucio. 


84. 


Sabio c ignorante. 


55- 


Liso i áspero. 


85. 


Silencio i bulla. 


56. 


Llenar iVaciar. 


86. 


Sima i cima. 


57- 


Llorar i reír. 


87. 


Simpatía i antipatía. 


58. 


Maestro i discípulo. 


88 


Sosiego ¡ desasosiego. 


59- 


Manso i arisco. 


89. 


Tragar i arrojar 


60. 


Más i menos. 


90. 


Tranquilo é intranquilo. 


61. 


Mentira i verdad. 


91. 


Trepar i bajar. 


62. 


Mortal é inmortal. 


92. 


Triste i alegre. 


63- 


Mucho i poco. 


93- 


Unidad i pluridad. 


64. 


Niño i anciano. 


94. 


Unir i desunir. 


65. 


Norte i sur. 


95- 


Útil é inútil. 


66. 


Nuestro i vuestro. 


96. 


Valido i desvalido. 


67. 


Nuevo i viejo. 


97. 


Valiente i cobarde. 


63. 


Obsceno i moral. 


98. 


Verdadero i falso. 


69. 


Obscuro i claro. 


99. 


Verdugo ¡ víctima. 


70. 


Olor i hedor. 


100. 


Vivir i morir. 


71- 


Orden i desorden. 


lOI. 


Zabullir i boyar. 


72. 


Oriente i occidente. 


102. 


Zurrona i señora. 



25. Qué son términos parónimos ? — Los que se parecen en la 
forma i aun se confunden en la pronunciación, pero tienen distinta 
signiñcación. 

26. De cuántos modos pueden ser los parónimos.^ — Pueden ser 
perfectos ó imperfectos. 

27. Cuándo se denominan perfectos^ — Cuando tienen diferente 
vocal tónica é iguales las letras restantes hasta el fin de la pa- 
labra. 



U4 



FILIZ RAMOS I DUARTK, 



EJERCICIOS DE PARONIMIAS PERFECTAS. 



I. Abaja t abeja. 


32. 


2. Abubo i «bobo- 


33- 


3. Acera i acero. 


34. 


4. Adaptar i adoptar. 


35- 


5. Adepto i adopto.' 


36 


6. Adula i Adela. 


37- 


7. Alejar i alijar. 


3«- 


8. Aloja i aleja. 


39- 


9. Alar i azor. 


40. 


10. Baba i buba. 


41. 


II. Betas! bitas. 


42. 


12. Boche i buche. 


43- 


13. Brin i bren. 


44. 


14. Broma i brama. 


45 


15. Broza i bruza. 


46, 


16. Bruma i broma. 


47- 


17. Cafre i cofre. 


48. 


18. Cala i cola. 


49. 


19. Calor i calar. 


SO. 


20. Camella í ramilla. 


SI- 


21. Capacha i capucha. 


52. 


22. Caracha i carocha. 


53- 


23. Carrocha i carrucha. 


S4- 


24, Cerco i circo. 


SS 


25. Cerro ¡ cirro. 


56. 


26. Coja, cuja i caja. 


57- 


27. Coma i cama. 


58. 


28. Concejal í concejil. 


59- 


29. Consumar i consumir- 


60. 


30. Crista i cresta. 


61. 


31. Dado, dedo i duda- 


62. 



Deporte i departe. 

Derrota i derrita. 

Despacho j despecho^ 

Despajo ¡ despojo- 
Draga i droga. 

Elogio i Eligió. 
3S. Emploma ¡ emplumo 

Encaje i encoje. 

Encoba í encuba. 

Encoja ¡ encaja. 

Escolapio i Esculapio. 

Escara i escora. 
44. Esquema ¡ esquíma* 

Estafar i estofar. 

Estático i estético. 

Estira i estera. 

Faca i foca. 

Fecha, ficha i facha* 

Flama i fiema. 

Flote I flete. 

Fraile i freile^ 

Fresco i frasco. 

Frita, fruta 1 frota. 

Gama i goma. 

Garabato 1 garabito. 

Gata, gota i guta. 

Grada, greda i grida. 

G ropos i grupos. 

Hacha, hecha i hucha. 

Hacho i hecho. 

Hechura i hechora. 



1 L08 ejercicios de paronimia?, como los de homonimias t antonimiaSj 
son utiHsinios, Machos erratas de imprent^i. muchos sofismas i paralogis- 
mOBj muchas reyertas en los escrutinios de las votaciones, muchos disgus- 
tos graves en las familias, etc., etc., nacen de la confusií5n de los paréni- 

moB (P, F. Monlau, Vocabp Gramatical, pág. 147). 



Hl 



TKATADO DI LINCUAJt. 



**i 



63, Hambre i hombre. 


95' 


Popa» papa 1 pipa. 


64. Impasible é imposible. 


96, 


Quemo i quimo. 


65* Imprimir é imprimar. 


97- 


Queso ] quiso. 


66. Jácara i jfcara. 


98. 


Quitasol i quítasal. 


67* Jaque i jeque. 


99. 


Rebajo i rebujo. 


68. Jáquima i jiquima. 


100. 


Recalo i reculo. 


6g. Jera Jira í jura. 


lOI. 


Reloj i relej. 


70. Jeta, jota i juta. 


102. 


Remate i remite. 


71. Laca i loca. 


103. 


Rocha i racha. 


72. Lana, lona, lina i luna. 


104. 


Roma, rama i rema. 


73. Lava i leva. 


105. 


Rosa, rusa i risa. 


74. Lego, ligo, lago i lugo. 


106. 


Rostro i rastro. 


75. Losa, lisa i lasa. 


107. 


Sacatrapos i sacatropos. 


76. Luto, loto i lato. 


108. 


Salobre i salubre. 


yy. Llave i lleve. 


109. 


Salva, selva i silva. 


78. Macho, mucho i mocho. 


no. 


Sentado i sentido. 


79. Malata i maleta. 


III. 


Sola i sala. 


80. Mana, mena i mina. 


1X2. 


Supo i sapo. 


81. Masa, mesa, musa i misa. 


113. 


Suprimo i supremo. 


82. Milo, malo i mulo. 


114. 


Tejedura ¡ tejedora. 


83. Mojadura i majadura. 


115, 


Traza, troza i triza. 


84. Nado, nodo, nudo i nido. 


116. 


Trigo i trago. 


85. Nata, nota i neta. 


117. 


Trocha i trucha. 


86. Oro, uro i aro. 


118. 


Tropa, trepa i tripa. 


8;r, Oso, uso, aso i eso. 


119, 


Vega, viga i vaga. 


«8. Oto, ato. 


120. 


Voluta i volata. 


89. Ova, uva i Eva. 


121. 


Yegua i yagua. 


90. Faca, pecac i pica. 


122. 


Zafra i zofra. 


91. Pamplona i pamplina. 


123- 


Zamba i zumba. 


92. Pelo, paio, polo i pilo. 


124. 


Zapato i zapito. 


93. Peña i pifia. 


125. 


Zorra i zurra. 


94. Pillo i pollo. 







28. Cuándo la paronimia se denomina imperfecta? ^Q\x^náo los 
vocablos presentan cualquiera semejanza reparable, aunque no es- 
té comprendida en la paronomasia perfecta. 



a^6 



FSLIZ RAMOS I DUAKTE. 



EJERCICIOS DE PARONIMIAS IMPERFECTAS. 



I. 


Ablución i alusión. 


36- 


2. 


Adobo i adobe. 


37 


3- 


Alfarda ¡ albarda. 


33. 


4- 


Atrazo, abrazo i adraao. 


39. 


5- 


Atroz i arroz. 


40. 


6. 


Ayudar i ayunar. 


41. 


7- 


Berma í merma. 


43. 


8. 


Bravo, blavo i fravo. 


4Í- 


9- 


Brisa i prisa. 


44- 


10. 


Bujía i mugía. 


45- 


II. 


Calavera i carabela- 


46. 


12. 


Carbón i cartón. 


47- 


13 


Careta i carreta. 


48. 


14. 


Carretera i carretela. 


49. 


»5- 


Civismo i cinismo- 


SO. 


16. 


Crema i clima- 


SI- 


17 


Charca i chagra. 


52. 


iS. 


Chaparrón i chicharrón. 


53- 


19. 


Chinchorro i cachorro. 


54' 


20. 


Danza i panza- 


55- 


:;i. 


Dejado i tejado. 


56. 


23p 


Desaire i donaire. 


57- 


23- 


Desbabar i desbastar. 


58- 


24- 


Desmochar i despachar. 


59. 


25- 


Enmalletado i empalleta- 


60. 




do. 


6t. 


26. 


Esquema, esquena i esqui- 


63. 




na. 


63. 


27. 


Estaca, ataca i butaca. 


64. 


28. 


Forraje i herr&ji- 


65. 


29. 


Fragoso i fogoso. 


06. 


SO- 


Franca i franja. 


67. 


SI. 


Garrucha i babucha. 


G8. 


32- 


Gremio i premio. 


69. 


33- 


Gusto i justo. 


70. 


34- 


Hable, sable i establo. 


71- 


as- 


Helgadura í peladura. 


72. 



Herraje i forraje- 
Imputable i reputable. 
Incisivo i decisivo. 
Irrupción i erupción. 
Jábeca i jábega. 
Jamón i jabón. 
Juguete i zoquete, 
Lanna, llama i flama- 
Lesna 1 lezna. 
Lóbrego í lúgubre- 
Maro, garó i caro. 
Maroma i paloma. 
Marte i mártir. 
Mona i moda. 
Moiitai'iuelaí portañuela. 
Moral i morral. 
Moro i morro. 
Neurosis i clorosis- 
Niego, pliego i ciego. 
Nobiliario i mobiliario. 
Nómada i nómina- 
Óbito, súbito i hábito. 
Obligo i ombligo^ 
Ojizaino i ojizarco. 
Ollería i joyería. 
Ore tan o i orejana. 
Pañuelo i buñuelo. 
Pluma i glunaa. 
Premisas i primicias. 
Prensista i pancista* 
Presciencia i presencia* 
Protervo i preservo* 
Quebrado i quemado* 
Querencia i creencia. 
Quiragra i bisagra. 
Rahez, raíz i raes. 
Ramo i ramio. 



ü 



THATADO DI tlKGtTAJE. 



Í47 



73' 


Rapta i rata. 


82- 


Techo, pecho, trecho, le- 


74^ 


Raro, ralo ¡ rulo. 




cho. 


75- 


Reasumir i resumir 


83. 


Templo i tiemblo»^ 


7& 


Rebujar í rebujal. 


84. 


Temporal í tempranal. 


77^ 


Rebjir ! rebajan 


ss^ 


Torva í tolva. 


78. 


Sacrismoche i sacrismocho. 


86. 


Variable i vadeable. 


79- 


Santidad i sanidad. 


87. 


Versar i versal. 


8o. 


Sinodal i sinocal. 


88. 


Vfeual ¡ vital. 


8i. 


Soberbio i proverbio. 







29. Qué es sinonimia? — La circunstancia ó cualidad constituti- 
va de los términos sinónimos. 

30. Qué son términos sinónimos.^— Los que tienen diferentes for- 
mas, i encierran una misma ó equivalente signiñcación. 

•*En ninguna lengua hay sinónimos perfectos que puedan usar- 
se indistintamente en todos los casos. Perfectamente iguales pa- 
recen 



Abecedario i Alfabeto^ 
Aceituno i Olivo, 
Agudez i Agudez.^, 
Almodí i Almudí, 



Detalle, Detall i Detal, 
Entraña i Viscera, 
Pato i Ganso, 
Vidrio i Vidro, etc.; 



í, sin embargo, hay entre ellos las diferencias que establecen la 
edad del vocablo, su forma, su origen, su uso, etc., por lo cual no 
pueden usarse indistintamente en todos los casos." (Monlau, Vo- 
cabulario Gramatical). 

31. En qué consiste la importancia del estudio de la sinonimia? 
— En que la sinonimia, como ciencia del idioma i filosofía del uso, 
razona la palabra, explica el uso, determina i enriquece la lengua; 
convierte el idioma en un sistema que da luz para discutir i reglas 
para conocer las bellezas i los defectos del lenguaje. 

32. Cómo se dividen los sinónimos.? — Los sinónimos ó polióni- 
mos pueden ser perfectos ó imperfectos. 

33. Cuáles son los sinónimos perfectos.? — Los que expresan en 
el fondo una misma cosa, una misma idea fundamental; pero la sig- 
nifican, no obstante, bajo distinto concepto, con tal ó cual modiñ- 
cación, en distinto grado ó matiz, etc. 

34. Cuáles son los sinónimos imperfectos ó pseudo-sinónimos.? — 



148 



FKL12 KAUOS r DUARTI. 



Los que presentan entre si las diferencias establecidas por la edad, 
forma, origen i uso de la palabra, por lo cual no pueden emplearse 
¡ndistintanicnte en todos los casos. 

35. Cómo se dividen los sinónimos por razón de sus radicales?-^ 
En húmorradicaks ¡ hitirorradicahs. 

36. Cuándo se llaman homorradicales, isorradicales ó co-deri* 
vadosí—Cuando tienen idéntico radical i diferentes desinencias» 



1. Cabildo i Capítulo. 

2. Concejo i Concilio. 

3. Ejemplar i Ejemplo. 

4. Experiencia i Experimen- 

to. 

5. Factura i Hechura. 

6. Honor i honra. 



7» Huerta i Huerto, 

8. Montaña i Monte* 

9. Pescado i Pez. 

10, Real ¡ Regio. 

11, Rentero i Rentista. 

12, Semen, Semilla i Simien- 

te. 



37. Cuándo se denominan heterorradicales?— Cuando tienen di* 
ferentes radicale3 i desinencias^ v. g.; 



1. Abyecto, Bajo i VíL 

2. Asno, Pollino i Burro. 

3. Belleza i Hermosura. 

4. Calma t Tranquilidad. 

5. Conducir i Guiar* 

6. Conseguir i Lograr, 

7. Costado i Lado. 

g. Desertor i Tránsfuga, 



9. Enterrar, Inhumar i Sepul- 
tar. 

10. Fin, Confín, Cabo, Remate* 

Término. 

11. Fortuna i Suerte. 

12. Lecho i Cama. 

13. Morir» Fallecer, Fenecerp 

etc. 

14. Gusto, Placer i Deleite. 



58. Cómo se descubre la diferencia de los sinónimos entre sí, tan- 
to homorradicales como heterorradicales?— La diferencia de los 
homorradicales se busca en las desinencias, i la de los heterorra- 
dicales se ha de buscar principalmente en el radical. 



EJERCICIOS DE SINÓNIMOS. 

r. Qué diferencia hay entre absúlucioH^ perdón, indulta^ reden- 
¿iáft i rfmisiúJí/^Q\xt el perdón supone un agravio inf.riMo de in- 




Tt ATADO ÜZ LtKaCAJI. 149 



díviduo á individuo. La acción que se perdona no es un delito, sino 
una falta; por lo tanto, no merece el castigo de la ley, porque de 
ser así, el individuo no podría perdonar. 

La absolución supone acusación ante algún Poder del Estado ó 
de la Iglesia. No puede absolverse sino á la persona que ha sido 
acusada, como no puede perdonarse sino al que ha cometido algu- 
na ofensa. 

El indulto no es otra cosa que el perdón rcaK una verdadera in* 
dul^mcia civil ^ el jubileo de Moisés, convertido en potestad polí- 
tica. Generalmente es otorgado con motivo de un suceso solemne. 

La redención^ en el estado que aquí se toma, supone la existen- 
cia de cargas feudales. Viene á significar casi lo mismo que abo- 
lición. 

La remisión es el perdón ó indulto de la Iglesia. Supone pecado. 

El perdón es moral; la absolueión^ judicial ó canónica; el indulto^ 
real ; 1 a redención , civil; la remisión , dogmática. 

Se perdona una injuria; se absuelve al acusado; se indulta al de- 
lincuente; se redime un censo; se remite al culpable. (Roque 
Barcia). 

2. Qué diferencia hay entre academia, ateneo, gimnasio, aula, cá* 
tedra i universidad? — Que academia es escuela de filósofos; ateneo, 
reunión de artistas i literatos; gimnasio, lucha de principios cien- 
tíficos; el aula, templo de enseñanza; \dicdtedra, el asiento del doc- 
tor que explica la verdad á los fíeles; la universidad, todas las fa- 
cultades, todos los estudios, todos los ramos de la enseñanza pú- 
blica, del saber; es academia, gimnasio, ateneo, aula i cátedra. 

3. En qué se diferencia el significado de abogado, letrado, juris* 
consulto \ jurista? — En que abogado quiere decir patrono, defensor; 
letrado, hombre de ciencia i de saber; jurisconsulto, hombre de 
consulta, capaz para aconsejar en derecho sobre lo que se le con- 
sulta; jurista, hombre versado en la ciencia del derecho i en la crí- 
tica de los códigos, según los principios de la filosofía, de la moral, 
de la religión i de la historia. 

4. Qué diferencia hay entre adulador i lisonjero? — Que ^\ adula* 
dar lo alaba todo, sacrificando á la lisonja su opinión, la' verdad i 
la justicia; el lisonjero da más apariencia de verdad á sus alaban- 
zas, haciéndolo coh más sagacidad, sutileza i finura. 

5. Qué diferencia hay entre agravio \ ofensa? — Que el agravio 
airopella; la ofensa añade al agravio el desprecio ó el insulto. 

17 



350 FHLIZ HAMOS I DUAKTC. 



6. I entre auxilio, socorro i amparo? — En que con la palabra 
aííxiüú expresamos que contribuimos á la consecución de alguna 
cosa; con la de socorro, que damos al que no tiene lo suficiente pa- 
ra sostenerse; con la de amparo, que damos al que no tiene nada* 
Se pide auxilió para vencer; socorro^ para no ser vencido; amparo^ 
para no perecer. 

7. Se pueden usar indistintamente las palabras abandojmr, di- 
Jar i desamparar? — No; porque abandonar es separarse voluntaría- 
mente de un objeto por el cual se debe sentir afecto ó tener interés; 
dejar ^ en este sentido, es ausentarse encomendando algo á algiifeti; 
j desamparar es dejar sin amparo, sin apoyo ó sostén. 

8. Por qué no podemos usar indistintamente las palabras ¿Tr¿*¿fíir 
I acididar? — ^ Por que acedar es una operación de la naturaleza, í ad- 
dftlar es una operación de la química. 

9. Qué diferencia liay entre acertar i adivinar?— Qm^ acertar t% 
dar en el punto preciso de una dificultad, í adivinar es descubrir 
lo oculto, lo misterioso, lo que no puede conjeturarse. Para acertar 
basta tener malicia; para adivinar, inspiración, 

10* En qué se distinguen las palabras augurar ^ presagiar, pre- 
sentir ^ vaticinar, adivinar ¡ pronosticar? — En que para adivinar 
hay que tener inspiración, ser profeta; para presagiar, tener ir.te- 
ligenciíi, lucidez, sagacidad; ps^ra presentir, hay que tener inspira- 
ción del sentimiento, cierto fluido del corazón; para vaticinar hay 
que llegar á lo futuro ayudado del arte, arrebatado por la imagi- 
nación; para ^/'cwííj/íVíír, tener los conocimientos necesarios del 
curso de los acontecimientos; para augnrar, figurarse que se apo- 
dera del porvenir por medio de señales supersticiosas. De modo 
que para adivinar se necesita gracia divina; pa.r2. presagiar^ pen- 
samiento; pZTdi presentir, sensibilidad; para vaticinar, genio; para 
pronosticar, conocimiento; para augurar ^ superstición. 

ir. Es lo mismo acortar que achicar? — No: se acorta lo largo; 
Si achica lo grande. 

12, Significa lo nriismo ácido que agrio? — No: acido expresa una 
cualidad substancial, elemental de los cuerpos; agrio, un estado. El 
ácido es naturalmente inalterable; lo agrio supone necesanatnen- 
te una alteración. ^ 

13. Significan to mismo acabar ^ concluir j fmati::ar í tertmnarf-- 
No: acabar expresa hechos definitivos, absolutos; concluir^ hechos 
condicionales, periódicos; finalizar es dar por hecha una cosa en 




TRJITADO DK LENCrAJE* *i|| 



el modo; terminar, es darla por hecha en el tiempo. Obra conclui- 
da equivale á obra completa; obra acalcada, equivale casi á obra 
perfecta; ohizfinaliaadií, que ha llegado á su fin; obra fcrmifiada, 
qae ha llegado á su término. 

14. Es lo mismo amabk que afabk? — No: es anmbk el hombre 
apacible i suave en sus modales; i afable el que por su llaneza i 
bondad agrada á todo el que le habla. 

15. En que se difer^^ncian adsolntlsmo, di*spétismoi ítrafua ?-^Kn 
que 3a tiranía se apropia po 'eres ajenos, el dcsfotismo usa del po- 
der violentamente, i el absúluíismo lo vincula en sus manos. De 
manera que la tiranía es la usurpación de la autoridad; el despo- 
tismo su violencia; el absolutismo, su monopolio. Por lo que la ti- 
ranía es un delito; el despotismo, un atentado; i el absolutisnic, un 
sistema. 

16. Qué diferencia hay entre actividad, diligeiicia, eficacia i í¿7- 
licitudj^—Qyx^ actividad significa acción, movimiento; diligencia, 
cuidado, esmero, atención; eficacia, insistencia, g[^estión perseve- 
rante; solicitud, empeño. De modo que la actividad se mueve mu- 
cho, la diligencia se sabe mover, la eficacia no deja de moverse í 
la solicitud se mueve gustosa. El activo corre, el diligente mira 
í elige, el eficaz insiste i el solicito ruega. 

17. Es lo mismo adeudar que deber? — No: adeudar es tener cuen- 
tas que satisfacer, legitimas ó no; i deber es obligación de pagar 
aquello que en conciencia se adeuda. 

18. En qué se diferencia aguzar de afilar P-^^n que se aguza lo 
que punza i se afila lo que corta. 

19. En qué agonizar i espirara— ^n que agonizar significa dar 
las boqueadas, i espirar es lanzar el espíritu. El que agoniza está 
para morir, i el que espira no vive. 

20. Qué diferencia hay entre afecto, cariño i avtor?St tiene 
afecto á la persona cuyo mérito excita mucho nuestra inclinación; 
cariño á la que mueve vivamente la ternura; i el amor consiste en 
una acción general en todos los sentimientos, i llega á veces á con- 
vertirse en pasión, que, exagerada, se llama idolatría. 

21. Es lo mismo agregar que añadir P-— Como agregar es formar 
grey i solamente se agregan las cosas que son capaces de voluntad 
i de entendimiento; las cosas que se añaden son puramente físi- 
cas. Se agrega un individuo á otros; á una cuerda se le añade un 
pedazo. 



35^ FELIZ RAMOS I DUARTK. 



22, Qué diferencia hay entre amor d la patria \ patriútísmof— 
Que amor á la patria significa c^! afecto natural que se tiene al paía 
donde uno ha nacido; i pain'üiisma, la virtud, que consiste en el 
ardiente deseo de servir á la ^j Ltria i de contribuir á sus progresos, 
á su bien, á su prosperidad* 

23, Es lo mismo aguardar que esperar?^ Aguardar es un he- 
cho, una ocupación; esperar es una suprema virtud. Se aguarda al 
que ha de venir; se isp^ra lo que nadie puede saber, en el porve- 
nir, en Dios. 

24. Qué diferencia hay entre agradar i gustar f — Agrada lo que 
deleita í recrea el ánimo, i gnsía lo que satisface ó deleita los sen- 
tidos. 

25, I entre aguantar i resistir/^ — j4^<T;í/ar supone albedrío; re- 
sistir supone potencia. La fuerza resiste (es un hecho mecánico); 
la conciencia aguanta (es un hecho moral). 

26. Cómo se^nota la diferencia entre ahogar^ sofocar i asfixiarf 
— Teniendo presente que el agua nos ahoga, el calor nos sofoca i 
la falta de respiración nos asfixia, 

27, Es lo mismo alabattt^a que elogio.^— ^q\ constituye la ala- 
banza el decir bien de una persona sin dar razones; el elogio es una 
alabanza fundada en motivos. 

28. Qué diferencia hay entre alegria \ contento ?--0\it. el cúh tin- 
to es una situación agradable del ánimo, i la alegria es la manifes* 
tación exterior del contento con acciones í palabras. 

29. I entre gú::o i gusta? — Que el goBo se aplica sólo á lo moral, 
i él gusto á U físico. Así se dice: ''K\ gusto que me causó su visi- 
ta, llenó át goj:;o mi corazón/' 

30p Qué diferencia hay entre alcanzar, obtener^ recabar ^ lograr 
\ conseguir? — Alcanza el que merece, obtiene el protegido, recaba 
el perseverante, /í?^^¿í el afortunado, i consigue el porfiado. Alean* 
zar supone gestión i mérito; obtener^ favor; recabar, gestión perse- 
verante, hasta terca; lograr^ fortuna; conseguir, servicio 1 solicitud. 
Por eso se dice que el caudillo alcanza una victoria; el héroe, el 
triunfo; el santo, la gloria; que se obtiene una gracia, una merced, 
un diploma j que se recaba una promesa que no se nos quería cum- 
plir; que se logra el favor de las damas; que se consigue un empico, 
una reposición, una cesantía. 

31. Q^é diferencia hay entre alivio i mejoriaf^Qu^ con alivia 



TRATADO DE LENGUAJE- f JJ 



se manifiesta la rfínnlnucíón de un padecimiento; con wf;m>-un 
alivio prolongado que supone el predonimio parcial de la salud, 

32. I entre amoníanar i acumular .'^ — Que se amonicnan las cosas 
pequeñas i se acumulan las grandes, 

33» Entre alumbrar é iluminar ?^0\xt a fu mitrar no es más que 
hacer luz para que no caminemos entre tinieblas, é ihwnnar es 
alumbrar con profasión. Alumbrando^ damos claridad; iluminando^ 
brillo. Se alumbra una casa, una ciudad; se ilumina ^l salón de un 
banquete, un palacio, 

34. Es lo mismo anegar que inundar? — No: lo que se anega se 
sumerge en el agua; lo que se inunda está debajo de ella. Se ane- 
ga un buque; se inunda un terreno. 

35. Es lo mismo anciano que viejo? — No: porque viejo se refiere 
á la edad, i anciano á las cualidades del espiritu. Por eso el viejo 
tiene achaques; el anciano^ experiencia. El viejo es raro, extrava- 
gante, gruñón, egoísta; el anciano es discreto, prudente, previsor, 
resignado. 

36. Qué diferencia hay entre aprisa i pronto P^Qwt aprisa sig- 
nifica la celeridad del movimiento, i pronto, la brevedad del tiempo. 

37. En qué se diferencian arte i ojicio? — En que arte significa 
conjunto de reglas para hacer bien alguna cosa, i ojicio significa ha- 
cer, es la profesión del que ejerce aquellas reglas. 

38. En qué se distinguen ambición, avaricia i codicia? — En que la 
ambición busca el mando, el poder, los honores, el aura pública; la 
avaricia busca dinero, monedas de oro; la codicia querría ser pro- 
pietaria de toda la tierra. El ambicioso sueña en un cetro; el ava- 
rOy en un arca; el codicioso, en ser dueño de una ciudad. La ambi- 
ción puede ser capaz de grandes ideas i de grandes hechos; la 
avaricia es siempre cruel, estrecha, ruin; la codicia es siempre 
egoísta i envidiosa. 

39. I en qué, amor, caridad i piedad?— ^n que el amor es un 
sentimiento; la caridad, una obligación; la piedad, una creencia. 
Por lo tanto, el amor es humano; la caridad, moral; \^ piedad, re- 
ligiosa. El amor nos lleva á la familia; la caridad, al prójimo; la 
piedad y á Dios. 

40. En qué consiste la distinción entre angosto i estrecho? — En 
que angosto hace relación á las propiedades elementales de las co- 
sas, mientras que estrecho se refiere á las necesidades del uso, á los 
accidentes de la opinión, á las alternativas de gusto, de capricho, 



254 FftLJZ KA»OS I DUARTS. 



de tiempo, de país. Lo angosto está en la naturale7.a; lo es¿r€ckü, 
en el uso. 

41, Etiqué, entre tinormaii amiuaio? — En que anormal es lo 
contrario de regla, de narma; í anómalo, lo contrario de analogía, 
de semejanza. Anormal ^^ como decir excepcional; anómalo equi- 
vale á irregular, 

42, Qué diferencia hay entre apaciguar^ sosegar, mitigar, inodt' 
rar^ tanplar, aplacar i calmar P — Que apaciguar supone sedición; 
sosegar, falta de reposo; mitigar, dolores; viodcrar^ exaltación; 
templar , arrebato; aplacar, furia; calmar, zozobra, agitación. De 
modo que se apacigua un tumulto, se sosiega una inquietud, se mi- 
ii£a una calentura, se moderan las opiniones, se templa un carác- 
ter díscolo í fogoso, se aplaca el col cr ico ¡ se calma el agitado. 

43, Es lo misma apartar que alejar? — No; apartar es un hecho 
inocente, i alejar es frecuentemente una política, St aparta lo que 
nos estorba presentemente; se ahja lo que puede dañarnos en el 
porvenir. Se aparta un obstáculo que impide marchar; se aleja un 
veneno, un peligro. Aparto una silla, una piedra; alejo á mi con- 
trario* 

44, Es lo mismo asustar que espantar? — No: asusta lo que se 
teme, í espanta lo inesperado. 

45, I aplaud'r que elogiar? — No: se aplaude con las manos; se 
elogia con el pensamiento. Aplaude el público; elogia el crítico, 
porque elogio viene de lógica. 

46, Oué diferencia hay entre ardid \ treta?— Q\it el ardid tiene 
ingenio, i la treta picardía. El ardid es un arte, ¡ la ¿reta una in- 
dustria; el primero es del caballero, i la segunda es del tahúr. 

47, I entre atender i escuchar ?^Q^Q se escacha para oír bien; se 
atiende para comprender me^jor lo que se oye. 

48, En qué se diferencian ar ti fice, artista \ artesano ?-—Kn que 
artif.ce ^s la palabra más noble, porque Conviene á Dios; artista 
es el que tiene genio para sobresalir en una bella arte, í artesano 
es el que ejerce una de esas artes mecánicas que se llaman oficios. 
De manera que en artífice domina la idea de poder; en artista^ la 
de bellena; en artesano, la de acción. El artífice hace^ el artista 
crea i el artesano elabora. 

49, En que asear í limpiar P—^n que asear es quitar lo sucia, i 
limpiar^ quitar lo manchado. Lo que se asea queda curioso; lo q^e 



IMJkTADO DE LUNGUAJE. jfj 



se limpia queda puro, clarOp transparente» El cuerpo se asta; se 
limpia el alma, la sangre, la casa, etc. 

50. Es lo mismo asilo que refugio i albergue.^ — No: el asilo 
es sagrado; el refugio, caritativo; el albergue, afectuoso. Damos 
asilo al criminal, al extranjero; refugio^ al afligido, al desdichado; 
albergue, al transeúnte. 

51. Que diferencia hay entre alar i ligar? — Que ¿í/íír expresa un 
hecho externo, i ligar significa un hecho interior. Se ata con cuer- 
das; se liga con amistad, con palabras, con razones, con cariño, 
con juramento, con amor. Ligar el cuerpo, es atar; atar el alma, 
^s ligar. 

52. Es lo mismo atender que tener atención? — Atender es volver 
la cabeza para oír; tener atención es fijarse. El que atiende^ escu- 
cha; el que tiene atetuión, escucha i medita. 

53. Es lo mismo atento que cortés^ urbano^ galán i obsequioso? — 
No: el atento oye con afabih'dad á todo el que le habla, es reveren- 
te con todos; el cortés se inclina i saluda, da á cada cual su acata- 
miento; el urbano observa las reglas del trato civil, es fino, reve- 
rente i cortés; el galán es cortés con las damas; el obsequioso adi- 
vina el gusto de los demás i los complace. El atento oye, el cortés 
se inclina; el urbano no falta, el galán festeja i el obsequioso aga- 
saja. La atención es respetuosa; fa cortesía^ ligera; la urbanidad ^ 
bien educada; Xk galantería^ hidalga; el obsequioso^ liberal. 

54. En qué se diferencian austero^ seuero^ rígido^ recto i rigorO' 
so? — En que el austero es duro consigo mismo; el severo^ con to- 
dos los hombres; el rígido y con los subordinados; el recto^ con los 
que delinquen; el rigoroso^ con todo el mundo. Por eso, el que ha- 
ce penitencia debe ser austero; el que preceptúa, severo; el que or- 
ganiza, rígido; el que sentencia, recto; el criado que se hace amo, 
suele ser rigoroso, 

55. Qué diferencia hay entre bravo i bravío?^Q\xt bravo signi- 
fica valiente, ¡ bravio, montaraz. Bravo ejército; toro bravio. 

56. Es lo mismo belleza o^t hermosura? — No: la belleza es esen- 
cial, está en el ser; la hermosura, en la forma, en los accidentes. 
La ^'belleza*' habla al sentimiento i á la imaginación; es artística; 
la ' hermosura," á los sentidos, es material. 

57. Significan lo mismo "barrenar, atropellar i traspasar?" — No: 
''barrenar" (en el lenguaje figurado) significa infringir el manda- 
miento público; ''atropellar" supone la idea de desafuero, cometido 



St^é FELIZ RAMOS t DUAKTE. 



precisamente con una persona; ''traspasar (sea en sentido moral, 
en el trato doméstico, en el orden civil ó en el político) indica que 
nos excedemos de lo que debemos hacer. De manera que se *'ba- 
rrena" una ley; se *'atropella'* una autoridad" i se "traspasa" el lí- 
mite de las atribuciones, de lo lícito, de lo decente, de lo justo. 

58* I "breve, corto i conciso?'* — Tampoco: 'breve" se refiere al 
tiempo; *'corto," á la materia; "conciso," al modo de expresar, 

59. Es lo mismo ^'blando que tierno?"— No: es ''blando" lo que 
cede fácilmente al tacto; "tierno," lo que ofrece poca resistencia 
al golpe i al corte. 

60. Qué diferencia hay entre "bulla i ruido?*' — Que ''bulla" es el 
ruido de personas que hablan ó gritan, í "ruido" es una continui- 
dad de sonidos producidos por otra cualquiera causa. 

61. I entre "bondad i virtud?*'— Que "bondad*' es la excelencia 
substancial que la causa suprema quiso dar á todas las cosas que 
creó; 'Virtud'' es la bondad probada* La "bondad" consiste en in- 
clinaciones; la "virtud," en hábitos* 

62. Es lo mismo "cálculo que cómputo?''— No: el "cálculo" es 
matemático, i él "cómputo" es cronológico. 

63. Significan lo mismo "cabal, acabado, entero, completo, t per- 
fecto.^" — No: "cabal'* es aquello que tiene la ley que debe tener 
por su naturaleza; "acabado" es lo bien concluido; 'entero," loque 
conserva la integridad de sus partes; ^'completo," lo que forma un 
todo en su Hnea^ i "'perfecto," lo que no puede mejorarse. De mo- 
do que se dice hombre "cabal," obra '"acabada^" vaso *'enterO|" 
tratado "completo/' virtud "perfecta." 

64. En qué se diferencian "cambio, trueque, permuta í canje T 
—En que el "cambio" es mercantil; el "'trueque,'* doméstico; la 
permuta,'* oficial, ¡ el ''canje/' militar. 

65. En qué, "candido, sencillo i simple?" — ^En que el hombre 
*'cándido" no tiene malicia ni oculta la verdad; el "sencillo*' care- 
ce de artificiOf afectación i doblez; el "simple" es de poco discer- 
nimiento, de poca inteligencia. 

66. Es lo mismo "callado que silencioso,^" — El ser **callado" es 
por hábito ó índole, el **sílencioso" lo es accidentalmente. 

6^. Significa lo mismo "calma que bonanza?" — La "calma" exis- 
te en los elementos, en la atmósfera, en la naturaleza; la "bonan- 
za" existe en los mares, 



TttATAlíO J>E LElfGUAJB, Z%J 



68. I "caro que costoso?" — "Caro" se refiere al precio^ i "costo* 
so'' á la fatiga. 

6^* Es lo mismo ''carestía que escasez?" — La ^'escasez" supone 
insuficiencia de la cantidad; la ^'carestía" el exceso de su precio, 

70. I ''causa que motivo?"^ — La "causa"' viene de la esencia, es 
universal; el "motivo" viene de la voluntad, es humano. 

7!. En qué se diferencian "capcioso é insidioso?" — En que cap- 
cioso" es el que lleva segunda intención; "insidioso" el que lleva 
intención hostil. 

72. En qué "cautela i precaución?" — En que la "precaución" es 
hija de la prudencia. ¡ la *'cautcla" de la astucia. 

73- I en qué "civil í cívico?" — En que "civil" sig^nifica lo perte* 
neciente al común de los ciudadanos; "cívico," lo correspondiente 
á la ciudad. 

74. Qué diferencia hay entre "censurar, impugnar i criticar?"— 
Que la "censura" condena ó aprueba, i supone autoridad; la "Im- 
pugnación" ataca principios ó doctrinas; la "critica ' juzga ó ana- 
liza, 

75. I entre "cobarde, tímido i medroso?''— Que el "cobarde" no 
tiene valor; el "tímido" carece de resolución; el "medroso" lo tie- 
ne todo, timidez i cobardía. 

j6. Es lo mismo "clima que temperatura? '—La "temperatura" 
consiste en el grado presente de calor ó de frío; el "clima," en las 
disposiciones generales de la atmósfera, Kl "clima" es natural, i la 
"temperatura'^ artificial. 

7/, Es lo mismo "comparar que cotejar?"— No: se "compara" 
para hallar analogías; se "coteja" para descubrir las diferencias. 

78, Qué diferencia hay entre "común, ordinario i vulgar?" — En 
que lo **común" abunda; lo "ordinario" es ínfimo en calidad; lo 
•'vulgar'' es propio en el vulgo. 

79, Qué diferencia hay entre "combatir i rebatir?" — Que se "com- 
bate" peleando i se "rebate" discutiendo» 

80* Qué diferencia se nota entre "consideración, respeto» aca- 
tamiento, reverencia i veneración ?"^ — En que la "consideración" 
supone aprecio, miramiento, deseo de honrar; el "respeto," obe* 
diencta; el "acatamiento," sumisión; la "reverencia,* atención re- 
ligiosa; la "veneración," fe. Se "considera'' al hombre de mérito; 
se *Vespeta" al hombre de virtudes, al padre, al anciano, etc.; se 



t$B FKUZ RAMOS I ÜUAi'.TE, 



^'acata" al superior; se "reverencia'' una cosa sagrada; se ^'vcr.c- 
ra" lo divino. 

Si. Es lo mismo "contestación que respuesta?''— No: 'Yontes- 
tar" es replicar i casi disputar; ''responder'* es cortesía con la cual 
se corresponde al que preguj\ta. 

B2. Qué diferencia hay entre ^'cualidad i propiedad?"^Oae "cua- 
lidad'* es cada una de las muchas condiciones que forman el ser, i 
^'propiedad" una de las cualidades que diferencian un ser de otra. 

Ss- Es lo mismo ''convenir, avenir, acordar i asentir?" — "Conve- 
nir'* significa llegar con otro á un mismo punto; "avenir" equivalí 
á reconciliar; "acordar" es hacer que dos ó más personas tengaa 
un mismo parecer; "asentir" es estar unidos en opiniones gene- 
rales, 

84* Quédíferencia hay entre ''conversación, plática i coloquio?'"— 
Que ^^conversación'* es todo lo que se habla por dos ó más perso- 
nas en la vida doméstica i en el trato civil; "plática" toda conver- 
sación embellecida por algún sentimiento bueno; "coloquio'* es U 
plática de los amantes. 

85. Es lo mismo "deducir que iiifcnr?" — No: "deducir" significa 
sacar una cosa de la parte superior; "inferir" es arrancar de lo in- 
ferior para llegar á lo superior. 

56. Qué diferencia hay entre "degradante, humillante, difamante 
c infamante?"— Que "degradante*' es lo que nos rebaja en digni- 
dad, en categoría, en graduación; "humillante/' lo que rebaja nues- 
tro orgullo; "difamante/' lo que nos quita nombre, crédito, repu- 
tación; "infamante/' lo que nos inhabilita ante la ley, *'Degrada- 
ción" significa despojo; "humillación/' afrenta; "difamación/' des- 
crédito; "infamación/' deshonra. 

57. Es lo mismo "desatino que disparate?"— "Desatino** equiVa- 
le á desacuerdo, í "disparate" á sandez. El "desatino" es acciden- 
tal i propio hasta del más sabio; el "disparate" es habitual en los 
tontos. 

SS. Significan lo mismo "deshacer i desbaratar?" — No: "desha- 
cer" es llevar las cosas á su ser primero; "desbaratar" es trastor- 
narlas. 

S9. Es lo mismo "defecto que falta?"— No: la "falta'* consuU 
en la ausencia de alguna circunstancia esencial, moral ó física, i el 
-*dcfccto" es la costumbre de faltar. 

90. Significan lo mismo "descuida, negligencia i pereza?"'£l 



TR-\TADÜ DK LKNGlTAja. 2$^ 



"descuido" es un acto aislado; la "negligencia," una disposición 
del ánimo; la **pere2a/' falta de energía. 

9i< Es lo mísnno "despreciar que menospreciarí" — ^Despreciar" 
es negar todo precio á la cosa, i '*menosprcciar" es no darle el pre- 
cia que realmente tiene. 

g2. Es lo mismo "detener que retener?'* — Se "detiene'* un obje- 
to para que no pase adelante^ ¡ se "retiene' para que no salga de 
nuestro poder. 

93. Significan lo mismo "desear que apetecer?" — Se "desea" lo 
que gusta; se "apetece" lo que se necesita ó satisface los sentidos. 

94. Es lo mismo "disfrutar que gozar?" — "Disfrutar" se refiere á 
lo físico, i "gozar" á lo moral. Lo primero es lo contrario de care- 
cer, i lo segundo de padecer. 

95. Significan lo mismo "determinar, resolver i decidir.^"— Se 
"determinan" medidas; se "resuelven" dudas í problemas; se "de- 
ciden" conflictos i cuestiones. 

96. I "disminuir, achicar, reducir i acortar.^" — "Disminuir" es 
perder en número i en intensidad; "achicar," perder en magnitud; 
"reducir," en espacio; "acortar," en longitud. 

97. En qué se diferencian "discutir, debatir, controvertir i dis- 
putar?" — En que la "discusión" es el examen de una cuestión en- 
tre varias personas; el "debate" es una discusión razonada en que 
se hallan divididas las opiniones; la "controversia" es la discusión 
prolongada sobre puntos filosóficos; la "disputa" es un debate tenaz 
X acalorado. La "discusión" es académica; el "debate," parlamen- 
tario; la "controversia," filosófica; la "disputa," vulgar. 

98. En qué se diferencian "deponer, destituir, exonerar, relevar 
i separar?" — En que "deponer" significa quitar; "separar," alejar; 
"destituir," abolir ó anular; "exonerar," descargar; "relevar," exi- 
mir. Se "depone" á un portero, á un meritorio; se "separa" á un 
empleado impuro; se "destituye" á un embajador, á un ministro; 
se "exonera" á un magistrado; se "releva" á un coronel, á un ge- 
neral. 

99. En qué "docto, sabio i erudito?" — En que es "docto" el hom- 
bre que profesa i ha profundizado uno ó más ramos del saber; es 
''sabio" el que atesora i ensancha con el estudio sus conocimientos; 
es "erudito" el que está muy versado en datos i libros científicos ó 
literarios. 

100. Es lo mismo "empeño que porfía, ahinco i tesón?" — No: 



26o 



FEIJZ RAMOS r DITARTE. 



"empeño" quiere decir empresa; "porílía," terquedad; 'ahinco/' an- 
helo; "tesón," energía. De manera que el ''empeño" es caballeres- 
co; la "porfía," rustica; el "ahinco/" impaciente; el "tesón," hon- 
rado. 

lOi. En qué se diferencian "elegir ¡ escoger?" — En que se **es- 
cogc'' separando lo bueno de lo malo, lo útil de loinútilp i se "eli- 
ge" decidiéndose la voluntad hacia un objeto. 

102. Es lo mismo "emulación que rivalidad?"— No: la "emula- 
ción" es el deseo de sobresalir entre muchos; la "rivalidad ' es el 
deseo de vencer á uno. 

103. Significan lo mismo "emperador, monarca, rey i principe?" 
—"Emperador" quiere decir que ejerce el imperio, el poder, el ar- 
bitrio; "monarca," potestad absoluta; "rey," régimen, gobierno 
práctico; "príncipe," la dignidad, la supremacía. De manera que 
''príncipe" significa el primero; "rey," el que organiEa; "empera- 
dor," el que manda; "monarca," el que gobierna solo, 

104. Es lo mismo "emplazar que aplazar?"— No: "emplazarles 
citar, desafiar; "apla/,ar," marcar un plazo. 

105. Qué diferencia hay entre "encontrar i hallar?"— Que "en- 
contrar" es dar con alguna cosa sin buscarla, i "hallar" es encon- 
trar algo que se buscaba, porque se había perdido. 

106. Qué diferencia hay entre "enemigo, contrario, adversario, 
antagonista, rival, émulo, contrincante, contendiente i competi- 
dor?" — Que el "enemigo" insulta, el "contrario" maquina, el "ad- 
versario'* rebate, el "antagonista" objeta, el * 'rival" no duerme, el 
*'émulo" ¡mita» el "contrincante" arguye, el "contendiente" dispu- 
ta, el "competidor" estimula. En el "enemigo" obra el odio; en el 
"contrario," el ínteres; en el "adversario»" la opinión; en el '^anta- 
gonista," el convencimiento; en el **rival,"las pasiones; en el "ému- 
lo," el deseo; en el "contrincante," la profesión; en el "competi- 
dor," el orgullo. 

107. Es lo mismo "entender que comprender?" — No: se "en- 
tienden" las palabras, i se ^*comprenden" los pensamientos, las 
ideas, las razones, ó las frases. "Entender" es lógico, i "compren- 
der" es psicológico, 

108. Significan lo mismo "ensanchar, agrandar, dilatar, estirar 
í extender?" — No; "ensanchar" es dar espacio á lo que era ''estre- 
cho;" "agrandar," dar magnitud á lo que era "pequeño;" "dilatar," 
dar soltura á lo que estaba "contraído;" "estirar/' dar superficie á 



TRATAÍK» DE LENGUAJJC. f Í| 



lo "arrugado;' **cxtcnder;'* dar desahogo á lo **r€duc¡do/' De ma- 
nera que se "ensancha" un traje, se "agranda" un edificio, se 'di- 
lata" el pulmón, se ^'estira* un pañuelo, se '^extiende*' una manta. 

109. En qué se diferencian "enviar^ remesar í expedir? —En que 
el "envío ■ es social; la ^^remesa/' mercantil; la ^'expedición/' pú- 
blica. Se "envía" un presente, se "remesa" un fardo, se "expide" 
un pasaporte. 

íío. En qué, "experto, práctico, diestro, hábil í mañoso?"— En 
que "experto" supone la ciencia de los años, el gran estudio de la 
experiencia'; "práctico," la maestría del ejercicio; *'diestro" indica 
agilidad í prontitud; "hábil," sutileza, chispa, intención; ^'maño- 
so/' aptitud natural. General '^experto,' curial "práctico," tirador 
"diestro,' diplomático "hábil," hombre "mañoso/' 

11 r, Que diferencia hay entre "espeso, denso i tupido?" — En que 
lo "espeso" se aplica á lo líquido; lo "denso," á lo fluido; lo "tu- 
pido/' á lo sólido. De modo que se dice caldo "espeso/' niebla 
"densa," encaje ** tupido." 

112. Qué, entre "eterno, infinito i perpetuo?" — En que "éter* 
no' representa una duración sin fin; "'perpetuo/' una duración in- 
determinada; "infinito," sin principio ni fin. 

113. I entre los vocablos "establecer, entablar, organizar i em- 
prender?' — En que "establecer' equivale á instituir; "entablar/* 
á plantear; "organizar," á constituir ó regimentar, i **emprender,' á 
acometer. Se "establece" un plan, se "entabla" un negocio, se *'or- 
ganiza" un pueblo i se "emprende" una marcha. 

1 14. Es lo mismo "extinguir que apagar?" — Se "apaga" una cosa 
cuando se le da un soplo; se "extingue" cuando se concluye la 
substancia que le daba alimento. 

115. Ks lo mismo "exigir que reclamar?"-*Se "reclama" en vir- 
tud de un derecho, i se "exige" en virtud de motivos morales, co- 
mo la honra, el cariñOj ctc, "Reclamar" supone instancia, petición; 
"exigir/' gestión, 

116. Es lo mismo '*feraz que fértil?" — No: "feraz*' significa pro- 
ductible, í "fértil," productivo, 

117. I "fiero que feroz?" — Tampoco: lo "fiero" es brutal; lo "fe- 
roz," salvaje. Lo "fiero" devora; lo "feroz" derriba. El tigre es 
"fiero;" el hombre es "feroz/' 

118. Qué diferencia hay entre "fino, suave^ l^so, delicado, tenue 
i sutil?" — Que lo "fino" se refiere á la calidad; lo "suave/' al tacto; 



3^2 FZLIZ RAMOS I I>UARTt, 

lo "liso/' á la superficie; lo ''delicado," á la estructura, organiza- 
ción; lo "tenucp" alo débil, apagado; lo "sutil," á lo agudo, á lo 
que penetra, traspasa. Así se dice: papel *'fino,"' cutis * 'suave/' pla- 
to "liso,'' fruta **tlclicada/' resplandor *'tenue,'' soplo **sutíl,'' 

119, I entre "fuerza i poder?" — Que la ''fuerza'* es hacer, i el 
''poderles obrar; la "fuerza" destruye. í el **poder" edifica; la^fuer- 
sa" vence, i el **poder" triunfa; la "'fuerza'* es materia, i el "po- 
der," espíritu. 

120, Es lo mismo "^uíar que dirigir?"— No: ''guiar" es fisico, 
"dirigir*' es moral. Se "guía" al ciego 1 se **diríge" al ignorante, 

1:2 í* I "finura que delicadeza?" — No: la "finura" se refiere álos 
modales í al porte exterior; la "delicadeza" á tos sentimientos i a 
la conducta. 

122. Qué diferencia hay entre "franqueza í í^inceridad?" — Que la 
"sinceridad" consiste en no ocultar la verdad, i la ''franqueza" en 
decirla ruda i secamente, sin estudio n¡ reparo. 

123. I entre "gustar» agradar, recrear i deleitar?"— Que "gus* 
ta" todo lo que halaga nuestros sentidos ó nuestros sentimientos; 
'*agrada ' todo lo ameno, todo lo artificioso, todo lo que tiene cier- 
ta aura artística; "recrea ' todo lo que nos entretiene de un modo 
honesto; "deleita" todo lo que nos ofrece contrastes graciosos. 
"Gusta' lo bueno, "agrada" lo ingenioso, "recrea*" lo festivo 1 "de- 
leita" lo vario. 

124. Tienen la misma aplicación "helar, congelar, condensar, 
cuajar i coagular?" — "Helar ' se aplica á las organizaciones vivien- 
tes j "congelar," á los líquidos; "condensar," á los fluidos; "cua- 
jar," expresa una operación artificial, casi química; "coagwlar" es 
cuajar, científicamente hablando. De manera que se "hiela' un ani- 
mal, una planta; se "congela" el agua, el aceite; se "condensa' el 
aire; se "cuaja" la leche; se "coagula" la sangre. 

125. Qué diferencia hay entre "honor, pundonor i honra?" — Que 
el "honor" consiste en el sentimiento de que se halla animado e¡ 
hombre, con el cual manifiesta el respeto que tiene de su dignidad; 
el "pundonor' es el esmero con que se procura mantener ¡leso el 
honor; "honra'' es la buena opinión í fama adquirida por la virtud 
i el mérito, 

126. Qué, entre ''horrendo, horrible ¡ horroroso?" — Que lo "ho- 
rrendo"' horroriza como atroz i abominable; lo "horrible" como re- 



TRATADO DK LKItfGUAjE. l6j 



pugnante ¡ desagradable; lo '*horrorDSo' como espantoso ¡ te- 
mible* 

127. I entre ** yerro, error, falta, extravío, culpa i pecado?''— Que 
cometer "yerros" es dej^accrtar: si el **yerro" consiste en cosas de 
juicio, se llama "error;*' 51 consiste en faltar á nuestros deberes, se 
denomina "f;ilta;" si en la liviandad de costumbre, en el desarre- 
glo de conducta, **extravfof si se comete en materia dogmática^ 
se llama "culpa; " i cuando la culpa quebranta alguna regla, algún 
mandamiento, se llama ^'pecado/' De manera que el "yerro" es 
genérico; el "error " intelectual; la "falta*' i el "extravío," morales; 
la "culpa ' i el "pecado, religiosos. 

128. Es lo mismo '"¡^ual que idéntico?"— No: lo "igual" es dis- 
tinto; lo "idéntico ' es uno. Si una cosa no pudiera distinguirse de 
otra, no sería "igual," sería "idéntica," Sí un hecho cualquiera pu- 
diera distinguirse de otro, no sería "idéntico," sino "igual." 

129. Tienen la misma aplicación "impuesto, C9ntríbucíón, car- 
ga, gravamen, exacción, derrama, capitación, subsidio, tributo^ 
pechos i gabelas?"— -"Impuesto" significa cualquier subsidio que se 
Imponed un país; "contribución" es el impuesto proporcional, equi* 
talivo, organizado, convertido en sistema; "carga," todo lo que los 
contribuyentes están obligados á pagar; "gravamen/' todo impues- 
to que no es de plantilla, toda contribución que, saliendo del ré- 
gimen establecido, viene á gravar los intereses generaleí^; "exac- 
ción,'* acción i efecto de exigir, con aplicación á impuestos, multas^ 
deudas, etc.; ''derrama/' contribución particular de los vecinos 6 
municipio; "capitación/' impuesto personal, por cabeza; "subsi- 
dio" era lo que hoy se llama arbitrio; "tributo" es el impuesto que 
paga la tribu; "pecho (multa), censo ó canon que el siervo pagaba 
a su señor por razón de su hacienda i como señal de acatamiento 
ó vasallaje, i "gabela" es toda carga que se hace insoportable. De 
modo que "impuesto" significa autoridad, dominio; "contribución/" 
sistema; "cargas, ' atenciones; "gravamen/arbitrariedad; "exac- 
ción,'' apremio; "derrama/' vecindario; "capitación/' casa; "subsi- 
dio/' ayuda; "tríbmto/' vasallaje; "pechos/' censo ó canon feudal; 
'*gabela/ sobrecarga insufrible. 

130. I las palabras "ignorancia, tontería, necedad i locura?'— La 
"ignorancia" es falta de conocimientos, la "tontería' falta de la 
cultura de la razón; la "necedad" es la ignorancia ó tontería acom- 
pañada de presunción; la "locura/' carencia de Juicio* 



>64 FELIZ RAH05 I DUAKTI. 



13L Es lo mismo "incumbencia que competencU?' — La "in- 
cumbencia" €s privada, i la '^competencia'' judiciaL 

132, Es lo mismo 'innecesario que superfluo?'' — * InneccsanVes 
lo que no hace falta, i 'supcrfluo ' lo que sobra. 

Í33. É 'invocar que evocar?' — ^Invocar" espedir una ayuda, 
una esperanza, un consuelo; 'evocar" es traer algo del otro mun* 
do, es arrancar algo de las tumbas. Se * invoca" una deidad, se 
''evoca" una sombra, 

134, Es lo mismo 'judicial que jurídico? ' — No: lo * Judicial" toca 
á la Judicatura; lo '*jurídico/' á la jurisprudencia» 

135. Lo mismo es icvc que liviano?" — No: "leve ' expresa lige- 
reza flsica; *Í¡vÍano;' ligereara moral. Mujer leve, poco peso; ta li- 
viana, poco seso, 

13Ó, En qué se diferencian **lujá, boato, ostentación, profusión, 
opulencia, fausto, pompa, magnificencia i esplendidez?*'— En que 
el *Íujo*'es vanidoso; el "boato," torpe; la "ostentación," jactan- 
ciosa; la "profusión/' necia; la "opulencia/* acaudalada; el "faus- 
to/' próspero; la **pompa/' ceremonial; la "magnificencia/' majes- 
tuosa, i la "esplendidez/' fantástica. 

137. Tienen igual aplicación las palabras "maestro, profesor, 
instructor, preceptor i mentor ?"^ — No; el '^maestro' ensena, el * pro- 
fesor' habla, el **¡nstructor" adiestra, el "preceptor" dirige, i el 
"mentor" ¡lustra. Por lo tanto, el "maestro" es autoridad; el "pro- 
fesor," discurso; el "instructor/' regla; el "preceptor," conducta i 
el "mentor/' doctrina. 

138» I las palabras "manifestar, exponer i declarar?" — Tampo- 
co: se "manifiestan" hechos, opiniones i secretos; se "exponen", 
razones ¡ motivos; se "declaran"' intenciones i designios. 

139. I **memorÍ3, recuerdo i reminiscencia?" — La "memoria" es 
la facultad que reproduce las ideas cuando el pensamiento las ne- 
cesita; la "reminiscencia;" la función por cuyo medio las retiene; 
jcl "recuerdo/' el fin que se propone al retenerlas i reproducirlas. 
La "memoria" es una facultad; el "recuerdo" un estado, i la 'Vc- 
mínisccncia/' una función, 

140» Lo mismo es "máscara que careta?'" — "Máscara" es la per* 
sona disfrazada; "careta," la cara de cartón que cubre la cara de 
carne* 

141. I ''menesteroso ^ue indigente?"— "Menesteroso"' es el que 



i 



TRATADO CE LENGUAJE. 263 



íio tiene la necesario; ^'indigente/" el que no tiene lo preciso. El 
primero es pobre i el segundo miserable. 

142» Es lo mismo ''morir que perecer?^'— *'Morir" es dejar de vi- 
vir, i '"perecer" es morir maL **Morimos" de viejo i ' 'perecemos'' de 
hambre, de frío, etc. 

143. Tienen igual aplicación ' 'obligación i deber." — La ''obliga- 
ción' viene de la ley; se nos impone. El ''deber*' viene de la con- 
ciencia; se siente» 

144. I ''obstinado, tenaz i testarudo?" — Tampoco: el "obstina- 
do" persiste en sus opiniones; el ''tenaz/' en su designio ó conduc- 
ta; el "testarudo" lleva su persistencia hasta la temeridad* 

145. Es lo mismo ''ocioso que holgazán?''— No; el hombre *'oc¡o- 
so" no hace nada, i el "holgazán" no quiere hacer 

146. Que diferencia hay entre oculto i escondido?" — Que **ocul- 
to * es lo que no se ve, I **e£condido/' lo que no quiere ser visto» 

147* I entre "oficio é industria?''— Que "oficio" significa trabajo 
i deber, é *'¡ndüstna/' diligencia i maña. 

El maestro que enseñe sinónimos debe consultar los sinónimos 
de Huerta» Cienfuegos, Olive i Pelegrin, Barcia, etc, de donde he- 
mos extractado los arriba mencionados. 

39. Ouc son términos isónomús? — Los que se derivan de uno 
niisn^o de otra lengua, ptíro con pronunciación i ortografía varia- 
daí!, i signiñcación diferente atribuida por el uso. 

40. Qué otras denominaciones se han dado á los isónimos?— Se 
les llama también vocablos parejos, cognombres, gemelos^ dobles, 
duplicados, etc. 

41. Para qué es útil el estudio analítico de esas formas dobles, 
de los derivados divergentes ó ¡sónimos? — Es de gran interés para 
la historia de la lengua i para conocer á fondo tanto el lenguaje 
vulgar de la misma como el cuIíq. 

42. En todas las lenguas hay ¡sónimos.^ — Sí: unos son de origen 
popular, otros de úrigi'n erudito i otros de úm^l^ for?nación. 

43. Cómo se distinguen los términos ¡sónimos?— Se distinguen 
entre sí sólo por la terminación* 



i« 



s«6 



rsLu KAHoa i duaiti. 



EJERCICIOS DE ISONIMOS, 



1. 


Abertura ¡ apertura. 


32- 


Frío í frígido* 


2, 


Agrio i acre* 


33' 


Frontal i frontil. 


3' 


Árabe i arábigo. 


34 


Genitivo i gcnitaL 


4' 


Artejo i articulo. 


3S< 


Hálito i aliento. 


5- 


Amar ¡ estimar. 


36. 


Holgura i huelga. 


6, 


Calandria i cilindro. 


37' 


Hostal í hospítaK 


7* 


Capitán ¡ capitolio. 


38^ 


ínsula é isla. 


8. 


Cauda i cola. , 


39- 


Junta i yunta. 


9* 


Claustro 1 cláusula. 


40. 


Leal i legal. 


lO. 


Clavija i clavícula. ' 


41. 


Lego i laico. 


11. 


Colmo i cúmulo. 


42. 


Llave i clave. 


12, 


Copla i cópula. 


43' 


Mancha i mácula. 


13' 


Corcho i corteza. 


44' 


Meollo i medula. 


14- 


Crespar i crispar. 


45- 


Molde i modelo. 


IS' 


Cuajar i coagulan 


46. 


Nao i nave. 


i6. 


Culantro i cilantro. 


47' 


Nodo i nudo. 


17- 


Deán i decano. 


48. 


Obrar i operar. 


i8. 


Dedal i digital. 


49 


Porche i pórtico. 


19- 


Dehesa i defensa. 


SO. 


Prójimo i próximo. 


20. 


Delgado i delicado. 


SI' 


Ración i razón. 


21- 


Derecho i directo. 


52. 


Sabio i sapiente. 


22. 


Deuda i débito. 


53- 


Saeta i sagita. 


23' 


Diezmo i décimo. 


S4' 


Tieso i tenso. 


24. 


Emplear é implicar. 


SS' 


Trígono ¡ triángula 


25. 


Entero é integro. 


SA 


Trébol i trifolio. 


26. 


Espada i espátula. 


57- 


Vara i vírgula. 


27. 


Estreclio i estricto. 


58. 


Viaje i viático. 


28. 


Fábula i habla. 


59' 


Vidual i víudaK 


29. 


Filtro i fieltro. 


60. 


Vitreo i vidrio- 


30, 


Fincar é hincar 


61, 


Vuelta i voluta. 


3^ 


Fluctuar í flotar. 








TKATADO DK LlX<;irAJI. t^J 



• LECCIÓN SEGUNDA, 

CUALIDADES APOYADAS EN EL SIUNIKICADO DE LA 
EXPRESIÓN. 

44* Qué se entiende por aialidades de las palabras ?^ — Las cir- 
cunstancias ó caracteres naturales ó adquiridos en las funciones 
que representan* 

45. Es lo mismo cuaHdadts que frúpiédadfs de las palabras? — 
Se llaTnan cualidades las maneras de existir ó de ser que tienen 
por su naturaleza; í propiedades, las cualidades que las caracterí- 
zaiif que distinguen una palabra de todas las demás. 

46. De cuántos modos pueden considerarse las cualidades? — 
Fueden considerarse con relación á la íorma ó á la esencia de las 
palabras. 

47. Cómo se clasifican las palabras en cuanto á la forma?— Con- 
forme á su síntesis i consecuencias fónicas, en agradables por melo- 
diosaSy "suaves, dulces, harmoniosas, numerosas, rítmicas i caden- 
ciosas;" ó ''desagradables" como ''disonantes, duras, ásperas," etc. 

48. Cómo se dividen los vocablos por su forma.^ — En ''graves, 
agudos i esdrújulos; monosílabos, disílabos i polisílabos; primiti- 
vos i derivados, simples i compuestos; troncales, homorradica- 
les/' etc. 

49. Qué indican las cualidades esenciales de las palabras? — Ma- 
yor ó menor grado de "claridad, conexión, concisión, propiedad, 
pureza i corrección, fuerza é importancia, decoro i novedad." 

50. Qué palabras se denominan "claras?" — Las que requieren un 
solo significado. 

51. Cuándo se llaman "evidentes i obvias?" — Se llaman "eviden- 
tes" cuando no pueden ofrecer duda, i "obvias" siempre que su va- 
lor representativo hiera directamente la inteligencia. 

52. Qué son palabras "ambiguas?" — Las que en su significado 
presentan alguna incertidumbre motivada por ambaje, tortuosidad 
ó intrincada complicación. 

53. Cuándo se llaman las palabras "enigmáticas.^" — Siempre que 
la duda que presentan proceda de un concepto intencionalmente 
oculto ó misterioso. 

54.. Cuándo se llaman "equívocas?" — Cuando presentan doble 



i6S FELIZ RAMOS I líU.VSTK. 



sentido (anfibológicas), ó dos ó itieís valores bajo idéntica expresión 
oral i gráfica (homónima?^. 

55. Que son palabras ''puras ó correctas?" — Las que se ajustan 
á las leyes gramaticales i al m^jor uso, 

56. Qué son palabras 'Impuras ó incorrectas?'' — Las que no es- 
tán empleadas conforme á los preceptos gramaticales. 

57. Qué son palabras ^'propias?''— Las que á su correspondiente 
forma de enunciación se ajusta bien el concepto. 

5S. Cuándo las palabras se llaman ''precisas?" — Cuando el con- 
cepto que expresan es completo i terminante. 

59. Cuándo se llaman ''exactas?' — Cuando, además de ser pre- 
cisas, el concepto cumple con cierta conveniencia de condiciones. 

60. Qué palabras se llaman "naturalesP^^Lis que sin ei^fuerzo 
son de fácil adjudicación ó aplicación, 

61, Qué son palabras '^oportunas?"— Las que pueden acomodar- 
se convenientemente al tiempo i al lugar. 

62, Qué son palabras "estudiadas ó rebuscada;^?" — Las que no 
se apropian sin algún trabajo mental. 

6^. Qué son palabras "forzadas^ violentas ó arrastradas?"— Las 
que vienen de lejos ó las traen con fatigoso <:mpeño» 

C4. Qué palabras se llaman *'concísas?" — I-as enunciadas sin la 
menor superfluidad de medios. 

65. Qué palabras se llaman "redundantes?" — Las que en i-i in- 
cluyen más sentido del que manifiestan á la ktra, 

06. Qué son palabras ^'enérgicas?'' — Las que aumentan el brío 
ó viveza de la expresión. 

67. Que son palabras '^débiles?**— Las que, en vez de fuerza, oca» 
sionan languidez en la expresión. 

í^S. Qué son palabras **sacramcntales?" — Las que, por más im- 
püTíantes, se destacan de las otras ¡ se presentan como salíenlcB 
sobre todas las d^más. 

6g, Qué son palabras **deccntes?'' — Las inofensivas al sentido 
físico i concepto moral. 

70, Qué son palabras * 'nobles?*' — Las que presuponen esmerada 
educación. 

71. Qué son palabras "indecentes?" — Las desagradables por as- 
querosas. 

y 2. Cuándo las palabras se llaman "groseras?" — Cuando revelan 
falta de respeto ó consideración. 



TRATADO Ií£ LENG^AJF* S69 



73- Cuándo se llaman **torpe5 ú obscenas?" — Cuando lastiman 
el pudor. 

74. Cuándo se denominan "impías?"— Cuando ofenden el senti- 
miento religioso. 

75. Ou¿ son palabras ''orígi nales?" -La^ que aparecen por pri- 
mera ve;?. 

76. Qué 5cn palabras "nuevas?"— Las que tienen poco tiempo 
de uso. 

7J, Cuándo las palabras se llaman **comunes?" — Cuando han 
pasado al dominio de la generalidad. 

78. Qué son palabras •'antiguas?" — Las que nos vienen ligadas 
desde tiempos lejanos. 

79. Qué palabras se llaman /'castizas?" — Las que en su forma i 
acepción nada se observa de exótico. 

80. Qué son palabras "anticuadas?" — Las que por haber caído 
en desuso no tienen ya cabida en el lenguaje corriente. 

81. Cómo se dividen las palabras por su valor?— En **usuales é 
inusitadas/' 

82. Qué son palabras ^'usuales?" — Las que circulan libremente 
en el lenguaje actual. 

83. Qué son palabras ''inusitadas?" — Las que no están en uso 
porque se han relegado al olvido ó porque todavía no han sido au- 
torizadas por los buenos hablistas, v. g.: "truje" por traje, "asina" 
por así, "ovo" en vez de hubo, "cibdad" por ciudad, "culpabile?." 
por culpabilidad, "cablegrama" por telegrama. 

84. Cómo deben emplearse las palabras usuales.?— Deben em- 
plearse en el verdadero significado que les corresponde. 

Por ejemplo: la palabra hizo está mal usada en "Ella hizo mi 
desgracia," en vez de "Ella trajo ó labró mi desgracia;" lo mismo 
que **Maneja bien la palabra," por habla con facilidad (Baralt). 

85. Qué son términos "técnicos?"— Los peculiares de cada cien- 
cía i arte. 

86. Qué son palabras "cultas?"— Las legítimas, castizas, puras, 
correctas, elegantes, fluidas, etc.,. del idioma. 



3JQ FELIZ RAMOS I DUAKTS* 



LEXICOGRAFÍA. 



1. De qué trata la Icxicúgrafia'^ — Del significado d« las pa- 
labras. 

2. Que es significadú de una palabra? — La idea que representa 
ó la acepción que se le da. 

'*E1 sig^iificar, el hacer signos de las ¡deas á los vocablos, con- 
vierte á estos en palabras: un vocablo, una palabra, que no ha 
recibido el bautismo i sello de ñguo ideúidgicú, no es palabra hu- 
mana, es un nuevo ruido^ un sonido sin valor alguno, una voz i 
nada más," (P. F, I^Ionlau, Vocab. Gramat.) 

3. Qué es lo que hace variar el significado de una palabra ó vo- 
cablo? — El cambio, aumento ó supresión de alguna letra, el lugar 
de la vocal tónica i la incrementación inicial ó fínal, 

LECCIÓN PRIMERA. 

CAMBIO DK SrOXlFÍCADO DE i:X VOCABLO POR FX CAMBIO, 
AUMÉ^STO Ü SII'RESÍÜN DE ALGUNA LETKA- 

4. El cambio de una letra de un vocablo es suficiente para que 
varíe de significado? — Generalmente si\ como en "abrasarse í 
abrazarse, acechar i asechar, albarda i alvarda, basa i baza, bolla 
i boya, balso i valso» cenador i senador, cerón 1 serón, fases i faces, 
gallo i gayo, iba é iva, jema i gema, tosa i loza, liso i lizo, mallo i 
mayo/' etc., etc. ^ 

5. El cambio de letra es siempre un signo característico del cam- 
bio de significado? — No: porque "bojiganga" significa lo mismo que 
*'mojiganga/" ^ "caballón" que *'canfiellón," *'flama" que ''llama,'' 
^'gelatina' que **jaletína/' ''drajca" que "grajea," "culantro" que 
**cilantro;' *^áago" que "^ayo,'' "Méjico" que **México/' "betumini- 
zar" que '^bituminizar,' '"boñiga" que "moñiga/' *' Catalina" que 
"Catarina," "clin" que *'crin." 



1 Vdanse los ejercicios de hümofonía, pigina ííj. 
a Majagua i maxahua. 



TRATADO DS LEKGVAJi. fjPt 



A veces ni la transposición de letra ó sílaba hace cambiar el sig- 
nificado de los vocablos^ como se ve en "grcno i negrOp jaletina i 
jelatina, cantilena i cantinela/' 

6. El aumento de letra en un vocablo es motivo para que varíe 
de significado? — Generalmente sí; porque no es lo mismo "apren- 
der * que *' aprehender, " "perro" que ''puerro," ''reusar" que 
**rehusar," **co-reo" que "correo," "aijada" que "ahijada," "ablan- 
do" (de ablandar) que "hablando" (de hablar), "usada" (de uso) 
que '^husada (de huso), "opa" que "opah," "ollar" que "hollar,', 
"ojear" que "hojear," "etica" que "hética," etc., etc. 

Esta no es regla sin excepción, pues "cociente" significa lo mis- 
mo que "cuociente." *'prísa" que "priesa," "casi" que "cuasi," "ca- 
caraña" que "cascaraña," **dean" que "decano," * 'trígono" que 
"triángulo," "tósigo" que "tóxico," "rigoroso" que "riguroso." 

7. La supresión de letra hace cambiar el significado de los vo- 
cablos? — Generalmente sí; pues de la supresión de la j en "lijo, le- 
jía, grajo, deja, boja," etc., resultan "lío, leía, grao, dea i boa; de la 
s en "losa, aviso, corso, prosa, canosa," etc., resultan "loa, avío, 
coro, proa, canoa;" de la t en **gruta, brota, mota, sato," etc., re- 
sultan "grúa, broa, moa, sao; de la n en "lino, tino, quino, pino, 
pintar," etc., '*lío, tío, quío, pío, pitar." 

LECCIÓN SEGUNDA. 

CAMBIO DE SIGNIFICADO POR EL CAMBIO DEL LUGAR 
DEL ACENTO. 

8. Los vocablos cambian de significado con sólo cambiar de lu- 
gar la vocal tónica.^— Generalmente sí; aunque Telesforo significa 
lo mismo que Telesforo, Diodoro que Diódoro, pabilo que pábilo, 
médula que medula, quilogramo que quilogramo, etc. 

9. Qué vocablos cambian de significado por el cambio de lugar 
del acento?— Los siguientes: 



Abate, abate. 
Abrigo, abrigo. 
Acates, acates. 
Acula, acula. 
Alíca, alica. 



Amigo, amigo. 
Anden, andén. 
Ánima, anima. 
Apoca, apoca. 
Artería, arteria. 



27^ 



FELIZ RAMOS I DÍ^'ARTE, 



Bajá, baja- 


Pública, publica. 


Cabrío, cabrío. 


Rapé, rape. 


Capitula, capitula. 


Regía, regia. 


Cárcava, cárcava. 


Réplica, replica. 


César, cesar. 


Revólver, revolver. 


Citóla, citóla. 


Sálica, sálica. 


Cóclea, cóclea. 


Sábana, sabana. 


Consólida, consolida. 


Sabía, sabía. 


Continúa, continua* 


Sandía, sandia. 


Continúo, continuo. 


Secretaría, secretaria. 


Córnea, cornea. 


Serás, seras. 


Cortés, cortes. 


Sería, seria. 


Critica, critica. 


Sólido, solido. 


Cupé, cupe. 


Súplica, suplica. 


Desórdenes, desordenes. 


Tácita, tacita. 


EspeciRco, especiñco. 


Tenia, tenia. 


Fábrica, fabrica. 


Túnica, túnica. 


Hábito, habito. 


Tupé, tupe* 


Hacia, hacía. 


Varía, varia. 


Laceria, lacería. 


Vario, vario. 


Lástima, lastima. 


Venía, venia* 


Lúcido, lucido. 


Volcan, volcan: 


Mácula, macula. 


Alabe, alabe, alabe. 


Maná, mana* 


Alígero, aligero, aligeró. 


Máquina, maquina. 


Anime, anime, animé. 


Máscara, mascara* 


Ánimo, animo, animó. 


Matricula j matrícula. 


Anulo, anulo, anuló. 


Mísero^ misero. 


Apócope, apócope, apócope. 


Ojala, ojalá. 


Apostrofe, apostrofe, apostrofé 


Óleo, oleo- 


Arbitro, arbitro, arbitró. 


Opera, opera* 


Artículo, artículo, articuló. 


Ordenes, ordenes. 


Cálculo, calculo, calculó. 


Orgánico, orgánico* 


Cántara, cantara, cantará. 


Ovalo, ovalo* 


Celebre, celebre, celebre* 


Papá, papa. 


Circulo, circulo, circuló. 


Pelicano, pelicano* 


Cómputo, computo, computó. 


Perdida, perdida. 


Cóncavo, concavo, concavó. 


Plática, platica* 


Critico, critico, criticó. 


Práctica, practica. 


Cúbico, cubico, cubicó- 



TK'^T.Oí'^ hl l.*'-M\VA¡n. 



Í73 



Deposito, deposito, depositó. 

Diagnóstico, diagnostico» diaf^- 
nosticó. 

Diágrafo, día^rafo. diagrafá. 

Dísono, disonó, disonó. 

Doméstico, domestico, domes- 
ticó. 

Dómine, domine, donníné. 

Dómino, domino, dominó. 

Específico, especifico, especifi- 
có. 

Estimulo, estimulo, estimuló. 

Flameo, flameo, flameó» 

Hábito, habito, habíló. 

Hético, Iietíco, hético. 

Incómodo, incomodo, incomo- 
dó. 

Incubo, íncubo, incubó. 

íntegro* integro, Íntegro. 

Interprete, interprete, interpre- 
té, 

Intinno, intimo, intimó. 

Inválido, invalido, invalidó. 

Irrito, irrito, irritó. 

Legitimo, legítimo, legitimó. 

Límite, límite, limité. 



Líquido, liquido, liquídrV. 

Lúbrico, lubrico, lubricó. 

Manípulo, manipulo, manipuló. 

Máscara, mascara, mascará. 

Módulo, modulo, moduló. 

Número, numero, numeió. 

Oleo, oleo, oleó. 

Partícipe,, participe, participé. 

Perpetuo, perpetúo, perpetuó. 

Petrífico, petrifico, petrificó. 

Práctico, practico, practicó. 

Pro jigo, prodigo, prodigó. 

Pronó-itico, pronostico, pronos- 
tico. 

Próspero, prospero, proíiperó. 

Público, publico, publicó. 
I Ke público, re publico, república. 
I Rótulo, rotulo, rotuló. 
s Síndico, í^indico, sindicó, 
I Solicito, fiolicíto, solicitó. 

Término, termino, terminó. 
I Tráfago, trafago, trafdgó. 

Tráfico, trafico, traficó. 

Tránsito, transito, transitó. 

Válido, valido, valido. 

Vómito, vomito, vomitó. 



LIÍCCIÜN TERCERA, 

TXCRE^rENT.^CTÓN IMICIAL, 

ío. Que es *Víncrementación inícialT^^Todo cuanto se añade al 
principio de un vocablo i aftcta á su estructura. 

ir. Cómo se denomina el elemento añadido al principio del vo- 
cabio? — ^'Prefijo" ó"partícü!a prepoí;ítíva." 

12. Cuáles son estos prefijos? — /í, a/f, ad, a?/í, anf^ anU\ apo^ 
auto i, caty circmn, ctSy cali^ couiy contra, de, di a, dis, c^ cm, £j\ es, ex^ 
£HÍri\ rpi, en, hípcr, etc., etc, 

13, De dónde procede el prefijo ü?^\yi\ sánscrito i^^n Atenas^ 



J74 FELIZ RAMOS 1 DLAKTA 



nombre griego de la diosa Minerva, de Atkclé, de la a^ privativa, 
t tk^lazein, amamantar, que á su vez dimana del sánscrito Aíami^ 
en significación de sin kijús; aacla, del sánscrito aakla, árbol; ala- 
cuche^ árbol, etc.), del griego (en amnistía, de a, no, i de mmo, 
acordarse; anwmo, de a, sin, i montú, falta; amorfo, de a, sin, í ínof- 
/kt\ forma, etc.), del latín (en avenir, de a por ad, janto, ¡ venir t, 
venir; arriimt, de íZ por ad, i ripa, orilla, etc.), del árabe (en ata-' 
^ra^ar, de a poríi/, i iarra^a, martillo; aiaud, de a por ai, i tabutj 
arca, coírt\ atalaya, de a por ai, \ taiid, centinela ; ataviar, de at por 
ntd^ i ai'iar, de n i ^■/f7^ d^rl nahoa ó míjícano (A pan, de ¿r por atl, 
agua, i /á//, sobre; ^¡atzatian, de íí, i acalla, cañal; ahuchucil, de 
^, contracción de a ti, a^ua. i hu^'íittctl, viejo, etc.). 

14. Qué significado tiene el elemento a, en composición?— Se 
emplea expletivamente como letra prostética en vocablos anti- 
cuados (acalumniar, amatar), i en usuales adoctrinar , aplanchar, 
^acúndiciúiiadá, acribar, etc., que valen tanto como doctrinar, plan- 
4^kar^ condicionado^ cribar); precede á algunas dicciones» denotan- 
do origen, (como anaranjado, api amada, atabacado, etc.). semejan- 
za ó participación del significado del simple (como a brutado, a* 
mt£ renga do , a-fra n ees adú , a-p arrado , etc.); á los atributí vo?, que 
denotan la acción, ó el u^o ó empleo del nombre del cual se deri- 
van (como a-bútúHar, a~ mor tajar, a-mucllar, a'Sidat\ etc.); a ve- 
ces denota plenitud ó abundancia (como abeto, del latín abics, ahii- 
¿is; del gr. a, much», i bios, vida; atlas, del griego a, mucho, i tláa, 
síncopa de íaláó, dn, sostener; atestar, de a, hasta,! testar; atam- 
j^ar, de a, I tarugo, etc.), ¡ á veces distancia (a-calorar, de a, por 
^'ad^'cercáj i **clarare/' aclarar; ¿j-ar/Zíír, de a, cerca, f callar; a-ea- 
SHcllada, de a, cerca, i camello; a- cecinar, de a, cerca ^ i cecina; 
^^'crsion, de a por ad, cerca, i verteré, volver, etc.) 

J^. Cuál es la procedencia del prefijo ¿r/^ .''—Procede del latín ab. 

16. Para que sirve en castellano el prefijo rt/?.^ — Para connotar el 
punto de partida, el a leja aliento, separación, privación ó acción 
significada por el simple, v. g*: ab-nsar {ánab, lejanía, i tísus, uso), 
asar alejándose del principio; ab-undar (de ab, separación, i unia, 
onda); ab -jurar {^á^ ab, lejanía, i iurare, jurar), jurar retirándose 
del primer juramento; ab-igeatú (de ab^ lejos, é igere, tema fre- 
cuentativo de a^-crCf conducir); ab-rogar (de ab^ ausencíií, i rogare^ 
rogar), abolir 

17. De dónde procede el prefijo absj^— Del latín abs. 



TRATADO B£ LEN'GUAJt, J75 



18. Qué función desempeña en composición? — Ücnota separa- 
ción, V. g.: aésiracr, de abstráhén^ compuesto de abs, separación^ 
í trákere^ traer; aósirusú^ de abs, U-jos, i üíft/t-re, impeler con fuer- 
za; abstemio, de abs, lejanía, i t^mcium, que significa vino; * 'abste- 
nerse," de "db?. í tenere/' tener fuera alguna cosa, privarse de 
elta. 

19. I eJ prefijo ^ít.-^— Piocede del latín i síg niñea proximidad, v* g*: 
acceder^ del latín accederé, llegsrsí-, compuesto de ac por ad, cerca, 
i cederé, abrir paso; accidente^ de ajcidens, cutis, forma de aecidére, 
por a<ícidéri\ de ad, cerca ♦ i cid ¿re, tema frecuentativo de cadére, 
caer. ^ 

20. Cuál es la procedencia del prefijo ad í que fanción desempe- 
ña? — Procede del latín, ¡significa dirección en general, ya hacia arri* 
ba, como acento (de a por ad, i cantas, canto), elevación de la voz en 
nna de las silabas; asaltar (del bajo lat, assaltare, frecucnt. de assa^ 
¡iré, comp. de a por ¿Tí/, cerca» i sdiire, saltar); asccfidcr (del lat. dí- 
cefídére, adscendere, comp. de ad, dirección, i scandcrc^ subir), ó hacia 
atrá^ít reflí^'o ó retorno indirecto de U acción hacia el agente, v. g.: 
admitir (del latín admíltere, de ai, cerca, i mitterc, enviar), adop^ 
íar (de adúptáre, de ad, cerca, i optare^, desear), aceptar (de acip- 
(are, farmado de acccptum, supino de aceípere, recibir, de ac por ¿ií/, 
cerca, í cipere, tema frecuentativo de cap ere, tomar), i también 
proximidad ó cercanía, con varías ideas accesorias, v, g-: ¿Tí^/í/z^í? 
(de adjuneiam, supino de adjungere, adyuntar, de ad, cerca, v jun" 
gire^ unir), adjudicar (de adjudicare^ de ad^ tendencia, i judie are^ 
juzgar), adarar (de aderare, de ad, cerca, i orare , forma verbal de 
üs, ariSi la boca), adyacente {de adjácens, eníis, participio activo de 
adjácére, estar cercano, de ad^ cerca, \ jácerc, yacer), ó principio 
de una acción, tendencia á, pasión por, v. g.: admirar (de admi- 
rare, de ad^ cerca ^í mirare ^ nnirar), afectar (de affectare, poner de- 
masiado cuidado, estudio ¡ arte, de íi/por ad, cerca, i faetare, te- 
ma aumentativo de facen, hacer), ó bien aumento, agregación ó 
abundancia, v, g.: acumular (de accümiddre, de ac por ad^ cerca, í 
aífHúiarCt forma verbal de cúmúlus, cúmulo), adición (de additiú, 
el acto de agregar, forma sustantiva abstracta de addltus, partici*» 



: yít/í?, del griíígo akl, punta, akrós, e:etremO, v. ^. : aeróbata (de ákros, 
eicü-emo, i baichi^ caminar); acroccfalo^ acracarpú, ao'Qeiraunm (de aero, t 
kerátm os, ray o ) , aereare (d e hrús^ cuerno). 



aj^ ri'LIZ KAM jS i duarti. 

pió pasivo de adiií'rt\ compuesto de: ad, <iiirc^^ i dár£^ tlar), a^rc* 
^ar (tie aggré^drc, compuesto de ag por «íIÍ, cerca, i ^r¿*gdn\ for* 
ma verbal de grex, ^rci). 

21. Cuá! rs el origen i «tigniñcado del prefijo r?/^^— Del latín, i de- 
nota diversas ¡dea^, v< g,i afectar (de affectare, forma frecueatati; 
va de (7 ///i;er£\ causar impresión; compuesto de ít/, par ¿z^f, i /acere, 
hacer), njligir (de afflígeri\ compuesto de af, par ad, ijligerí, cho- 
car, sacudir), aflinr (de afflíterc^ correr lo que está líquido, llegar^ 
juntarse; conrjpuestode ñf, por ad, \ flucre, fluir), i del i^riego, v. g.: 
afelio (de a/, por ír//¿, ñpo, lejos, í /¿tV/'í?, sol), a f ere sis {á^ apltaire- 
sis, de í?/, por aph, apo, de, i airea, tomar, quitar), aforismo (de 
üpkorismús, compuesto de aph, por apo, que denota separación, í 
//t?;7jrm/J imitar). 

22. Di qué idioma procede el prefijo agro-^—'XytX ^rie^o agros, 
que significa el campo, v* ^a agriifagia (del griego agrios, salva- 
je, \ phagein, comer), afición á la carne de anímales salvaj:ís; agrá- 
logia (de agros, el campo, i logas, tratado), agrómena (de agres i 
vii 'Hcin , habitar), a grog rafia ( d e agros , i graphein , describir). 

23* Cuál es la procedencia del prefijo agriJ^— Procede det latín 
^g^ff'u <igri, derivado del griego agros, campo, v* g. : agrícola (de 
agn\ campo, i cúl¿rt\ cultivar), agrimensura (de agri, del campo, 
i mensura^ medida, derivado de nulire, medir). 

24. Díí dónde procede el prefijo al? — Del árabe i equivale á el, 
la Q loy V- g.: ahnacéít (de al-majzen, depósito; compuesto -!e al, 
el, i majzan, reunir), aleoliol (de ¿r/, el, i Cohol, sutil), aleitrfíia (d€ 
al-cunia, linají:, de ¿í/, el ó la, i atnia^ ascendencia de una familia), 
algodón (de al, el ó la, 1 cóton)^ alnuterzo (del árabe al^ el, i del 
latín morsjis^ morsíís, simétrico de ínorsuvi, mordido, supino de 
morderé y morder» 

25. De dónde procede el prefijo alo? — Del griego, i significa dis- 
tinto, V. g.: a lo d romo (del griego állos^ diferente, i drómos, carre- 
ra), aiocarpo (de dilos^ otro, i kirpi^s, fruto), alófano {deá/los, dis- 
tinto, {pitadlos, brillante), alóforo (de dlhs^ distinto, i pkeró, por- 
tador). 

26. Cuál es la procedencia del prefijo arn? — Arn es apócope de 
amb, cuya forma completa, dice Monlau, es ambi, ó, según Varron, 
aml^e (1 no eS más que la voz griega amphi^ en dórico rt/////, en saris- 
crito ahhi), ó del latín aiitho, como cree Roque Barcia). 

27. Qué idea añade al nombre princípil?— De duplicación, aire- 



TRATADO DE LENGUAJE, 1 77 



dfidor, circunferencia, etc, W. g.: ambato (del griego ¿r?-?/, por ¿i/k- 
////j de ambos lados, i dathos, profundo), ambiopia (del latín ambo^ 
dos, i el griego ¿?^j, ojo), amputar (del latín amputare^ mutilar, de 
¿ííGtfí por ízw¿, circularmente, i pátdre^ cortar), ambages (del latín 
ambages, rodeo, de ambo, dos, i agérc, obrar), ambicien (del latín 
ambUto^ forma sustantiva abstracta de ambítum^ supino de ambire^ 
compuesto de ambo^ uno i otro, é ire^ ir), ánfora (del griego am- 
phiy de ambos lados, i de phero^ llevar). ^ 

28. C»ál la del prefijo **an?" — Procede del griego **an," no, v. g.: 
**anaeróide" (de **an," privativa, no, i *'aér," aire), '*anafrodita," (de 
•*an," sin, i **aphrodité. Venus), ^'analgesia" (de **an," sin, i **ál- 
gos," dolor), '*ananto" (de **an," privativo, sin, i **anthos," flor, que 
no produce flor), **anarquía" (de **an,''s¡n, i **arché," gobierno), 
**anemia" (de *'an," sin, í "haima, sangre). 

29. Cuál es la procedencia del prefijo<í//^f— Procede del griego 
a7ia^ i unas veces equivale á re^ como en anabaptista (de ana^ de 
nuevo, i baptistésjéi que se bautiza), anáfora (de ana^ repetición, i 
pheretHy llevar), anadiplosis (de ana^ repetición, i diplbos, yo doblo) ; 
otras veces á retro^ hacia atrás, al revés , como en anacefaleósis (de 
atiay regreso, vuelta, i kephaleOy capítulo), anacoreta (de ajia, reti- 
ro, i chóroSy lugar), anacroni smo (de ana^ trastorno, i chronos, tiem- 
po), anagrama (de ana^ inversión, i granima^ letra), anamorfosis 
(de anay inversión, i morplié^ forma), ^ otras, á entre^ como en ana- 
logía (de ana^ conforme, i lógosy razón), anasarca (de ana, entre, 
trastorno, i sarkós, genitivo de sárx, carne); otras, á lejos de, co- 
mo en anaclástico* (de ana^ lejanía, klao^ yo rompo), anatema, (de 
anay arriba, lejos, i tithémai, poner, situar); otras, al través, como en 
anatomía (de ana, al través, i tomé, yo divido), análisis^ (de ana 
al través, i fyo, desleír); otras, á arriba, como en anacolema (de ana- 
kollémay forma de anakollaOy pegar una cosa con otra, compuesto 
de ana, arriba, i kollao, yo pego), anagogia (de ana, arriba, i ágo, 
conducir), anagrafe (de ana, sobre, i graphe, escrito, át grapheíny 



I Anhelar, de aw, por amby ambo, en todos sentidos, i halare^ alentar. 
a Ejemplos: ambígena, ambiente, ambato, ambidestro, ambíparo, etc. 

3 Anátropo^ (de an^, inversión, duplicación, i tropein, girar, 

4 Ánabroquismo (de ana^ al través, i brochas, ligadura), anacanio (de a?ih, 
al través, i akantha, espina. 

5 Anacrempsia, (de an^, fuera, i chrempsis, esputo, expectoración. 



2jS rtLIZ KAMeS I DL'AKTi. 



desciibir), analmm (de ana^ arriba, i Itmma^ acción de coger, í ex- 
tensivamente, apoyo)* anafonesia, t¡írcicio de ia voz para fortifi- 
carla (de ana^ arriba^ i fíionan, hacer oír un sonido); * otras, á se- 
7nejanit\ como en anacardo, de ana, semejante, i kardia^ corazón), 
ünacdris (de ana, semejante, i cháris^ gracia); i otras diversas sig- 
nificaciones, V. g.: anablastcma (de ana^ en torno» i blastema, ger- 
minación), anaca7upih (de ana, en torno^ i kampylos^ encorvado), 
anacida (íie ana, repetición » ¡ kyklos, círculo), anaplastia (de ana^ 
renovación, i plasscin, formar; formar de nuevo), **anap1erótico" 
(de "ana/' repelición, í *'plercu," llenar)» etc, - 

30, I la del prefijo "andró?'"— Procede del griego ancr, que sig- 
nifica hombre, v. g^: **Andrea'^ (de "andros" genitivo de **anér/' 
hombre, varonil), andrcolita (de andrbs^ genitivo de anc'r, estam- 
bre, i **lithos/' piedra), '^andreosquía" (de "andró^/ genitivo de 
'"anér/" estambre, i ''skia/' sombra), "androcefalóide" (de ''andru^/' 
honnhre, ''kephalé," cabeza, i ''cfdos/^ form-^). *'andrófobo" (de "an- 
dros," hombre, í **phóbo«," horror), ^'andrógino" (de '^andrós," ge- 
nitivo de '"^nif^^ hombre, i ''gyné/' mujer: liermafrodita). 

5L De dónde procede el prefijo *'anfií"—Dírl griego ''anphí/' i 
vale * juntamente" (en latín "simul"), i es afine ó derivado de '^an- 
phó," doíí, juntos, en latín "íimbo" i en castellano **ambo, ambos, 
entrambos" (i ''amos, entramo?," como se dijo antiguamente, su- 
primida la b), V. g.r '^anfibio*' (de *'amphí/' dos, i bios, vida: que 
vive en dos elementos), '*anfidromia" (de ''amph"/' en torno, 1 dró- 
mos, carrera: carrera en torno del hofjar), *'anfidoxÍa" (de ^'amphi,** 
doble, i "dox?/' opinión), anfibología'' (de ^'amphíboloF,'* ambiguo, 
de ''amphr," por ambos lados, l:il¡.\ golpe, punto de vista, i lo£ús^ 
discurso)» **ánfora" (de "íUnphi," por ambos lados, aludiendo á las 
dos asas, i phcrcifi, llevar). 

32. De dónde procede el prtfjo **angio?" — El prefijo técnico 
''angio" procede del griego ''ággo?," vaso, contingente, *'aggeion/' 
vena, receptáculo de sangre, v. g.: "angiograffa" (de '^angelón," va- 
so, i *vgraphcíi>/' descripción), **aiigiohidrograífa'' (de *'angeíon;" 



I Anacatáríüoj de afh)^ arriba, i Lzthahdn, purgar; expectorante, 

1 Ánacámptuo^ de ana, circüíarmeníe, i campftm, dnblarfie; analuiú^ de 

ana, distribücidn, '\ hgos,j^Qr^^\\v^\ anasphü, d^ ana^c^xiW^^ i spaá, tiro; 

Urai hacia auá?. 
3 La paíabra amlna^ en bascorgado, significa mujer, señora. 



Tgj^TADO DX LINOCAJS, 2f^ 



hydQT^ agua, i "graphcín/' describir), ''angiohidrología'' (de "an- 
gelón/' kydor^ agua, i íégos, tratado), *'angÍorragiV' (de **angeionr 
í *'rhageío/' forma de rhein^ romper), ''angiorrea" (de **angeíon,'' 
i rhfin^ correr), 

33. I el prefijo técnico '*aníso?*'^ Procede del griego '*anísos,*'^ 
desigual, compuesto íie ¿r, privativa, //, eufónica, i de isoSt íguaí^ 
V. g,: "anisocéfalo" (de "anisos, i kephalé/' cabeza: de cabeza des- 
igual), *'anisócero" (de "anisos, i keras/' cuerno: de cuernos des* 
iguales), "anisodáctilo" (de "anises, ¡ daktylos/'dedo), "anisodon- 
te' (de '*anisos, i odontos/' diente), "anisogonia ' {de '*anísos, í 
gonia," ángulo), ''anisoníxia" (de "anisos, í onyx," uña), 

34. Qué origen tiene el prefijo "ante?" — Procede del latín '^an- 
te/' ¡ es muy afine de las voces griegas "anta^ anti," que significan 
**coram" (en presencia de), i vale ''delante, enfrente, antes/' ctc.^ 
ya sea con relación al espacio ó al tiempo, v. g.: "antidiluviano"' 
(de "antes, anterior, i diluvio), "antecámara" de ante i cámara"),. 
"anteceder"' (de "ante," anteíí, 1 cétiére^ llegar), "anteponer" (de 
'*ante/' antes, í "poneré/' poner), "anciano/' (de "ancí/' por ''an- 
tp/' i "anno/" año, honnbre de antes); 'antiguo/' (de "antiquusf de 
*'anti/* antes, g de enlace, tis^ uso. 

35. 1 el prefijo "antií"^ — Procede del griego *'an£i" i significa 
''contra/' ó lo que es "contrario, enfrente," v, g.: "antídoto ' (de 
"antí/' contra, i doios^ dado), Ajiticrisio (de "anti," contrario^ í 
Crisia, ungido, simétrico de '*chrisma,'* bálsamo), "antiparo" (de 
*'antí/' enfrente, i * Paros ')^ "antípoda'* (de "antí/' contra, Ipüdhs^ 
pies), ''antiséptico'' (de "anti/' contra, i s^pHkós^ lo que engendra 
la putrefacción)* 

3Ó. I el prefijo técnico "Anto? ' — Díl griego "antlios/' flor, \^ g.: 
■*antóf^go" (He **anthos," fior, i "phago/' como), "antócaris" (de 
•'anlhos, i chirí^/' gracia), "antozoano ' (de '*anlhos/' flor, i '*zoa- 
rión/' aiíimalejo; anímalejos parecidos á las flores), "antóforo (de 
**anthos, i phero/' portador), ''antófilo" (de "anthos, ¡ philos,"' 
aniante)^ "antopogón" (de ''anthos^ i pogon,'' barba), "antostomo'' 
(de "anthos, i stoma,'' boca). 

37» Cuál es la procedencia del prefijo "an tropo? '^ — Procede del 
griego **anlhropus,'' hombre, v- g.: "antropognosia'' (de ^'anthro- 



I Aniipaiid, óe an/í\ contra, i paihús^ afecto, pasíí^n; anfigrafo^ á^ antí, 
i gra/ú, át graphein, escribir. 



iSO FtELlZ EaHOS i ULaRT£, 



pos, i gnósis,' conoc¡ai¡ento)t "antropolatria" (de ''antlirópds, i la- 
treia," adoración), '^antropofobía" (de ^'anthrópos, i phóbos," te- 
mor), "antroponomia' (de **anthrópos. í nómoSj*' ley), "antropo- 
patfa'' (de *'path05," afectos), 

38, De dónde procede el prefijo '*apo?'' — Del gríegfo *'apo/' 1 tie- 
ne varias significaciones, v. g.: "apocalipsis" (de "apo," scpara- 
cjón^ i *^kalypto;' yo cubro)»', "apocenósis"' (de **apo/' faera» ¡ ^'ké- 
nuo." yo evacuó), ''apócope" (de "apo/^ lejos, i "kopto," yo corto), 
''apócrifo'^ (de **apo/' lejos, i "krypto,'^ yo oculto), '^apodipno" (de 
*'apor después, i "deípnon,'* cena), ^'apogeo" (de "apo,'' lejos, i 
'*gé,'* tierra), "apoplejía," (de **apo," acción violenta, í **plét- 
tein/' dar golpes, herir), ^'apotema' (de *'apo/' bajo, debajo, i *'ti- 
themr situación), * ^apoteosis'' (de *'apo/' entre» i ^'theos/' dios), 

39, I el prefijo técnico "aporo?'* — Del gútgoafarús, dudoso, di- 
fícil, compuesto de '*apo," ausencia, i poros ^ pasaje, paso: sin sali- 
da, V. g.: **aporobranquio'' (de "a poros, i de branquia, del griego 
'*bragchía"j, "aporocéfdilo*' (de ^'aporos, i kephalé, cabeza), 

40, Cuál es la procedencia del prefijo técnico '*archi?'' — Procede 
-del griego "arché," que significa ^'principio, antigüedad, suprema- 
cía, mando/' etc.; de la raíz sánscrita *'ar/' disponer, v. g.: **ar- 
chtcafradía'' (de 'Mrclic," mando, i "cofradía/' de ''cum/' coa, i 
'*frátcr/' hermano), "arcliipiclago'' (de '^arché/' mucha, i '*péla- 
gos;*' latín *'péíagus,'' alta mar, hondura, abismo), * 'arcipreste,** 
(de **arché," mando, i *'preste/ de "prestytes/' anciano), "archi- 
volta, (de *'arché/' supremacía, i 'Voltum,*' contracción de "vólú- 
tum," vuelto, supino de '^volvere/' volver), ''atEobispo" (de *'ar- 
che/* mando, i úbispo), 

41, I la del prefijo técnico '*aristo?" — Procede del griego "aris- 
tos/' grande, principal, muy bueno, notable, noble, v, g.; ''Aris- 
tidcs'" (de '^aristos/' lo mejor), '^aristocracia'' (de '^aristos^" exce- 
lente, i *'kratcia,'' poder), '"Aristófanes" (de **aristos/' excelente, 
í *'phanos/' brillante), ''Aristóteles" (de ''aristos/' el mejor, i *'tc- 
los/' fin), *'aristogen¡s'' (de '*ar¡stús/' excelente, í '*gemnaó, yo 
produzco), "aristarco" (de '^arístos/' lo mejor, "archein/' mandar; 
buen príncipe). 

42, De dónde proceded prefijo técnico ''artío?"— Del griego '*ar- 
tios/' par, V. g.: *'art¡omorfo" (de ''artios/' par, p2irt]^/\ nwrphé, 
forma), *'artiozoar¡o" (de *'artÍos, ¡ zoarion," animalejo), *'artiop- 
terigio" (de "artios,'' i pUrj^x, picrvgos, ala, aleta). 



TRATADO Dfi LKNGIfAjIt, 3^1 



43. De dónde, el prefijo "arto?"— Del griego "artos/* pan, v, g.: 
''artocarpo" (de "artos," pan, i "karpos," fruto), ''artófago" (que 
come mucho pan), "artólatra" {d« *'artos,'' í *Matrefa," adoración), 
"artolito" (de "artos," i liíhos, piedra). 

44. De dónde, el prefijo técnico a¿mof— Del griego "átmi?, at- 
mí dos,'' vapor, v. g.: atmosfera (de ai mas, vapor, ¡ '*sphaíra," es- 
fera), "atmidómetro'' (de "atmidos," vapor, i de mitron, medida), 

45. De dónde, el prefijo ¿i?í/¿i/=— Del griego auiax, atdakas^ cami- 
no, surco, V, g-: auiacodúHie, (de aulakas, i odus, üdóntos^ diente), 
"aulacorrínco (de auiakos, i ranchos, pico). 

46. I el prefijo *'auto?" — Del griego *'autos/' por sí mismo, uno 
mismo, V» g.: **autobiograffa" (de "autos, bios,'' vida, i '*grapheín,** 
describir), ''autocéfato'' (de * 'autos, i kephalé,'' cabeza), '*autócra- 
ta'* (de **autos^ i Icratos," fuerza, dueño de sí mismolt ''autóctono" 
(de ''autos," uno propio, chihótu tierra), "autofagia" (j^t, * 'autos, i 
phagein, comer, alimentarse), "autógeno" (de ''autos, i genes/' 
engendrado), "autognosia" (de ''autos," ¡ ^//£?j/j, conocimiento)* 

47. Cuál es la procedencia del prefijo "avante?"— Procede de 
**ab," convertido en ''av, i ante,*' í significa "adelante," v.g.: "avan- 
zar" (de * 'avante/' adelantar), "avambrazo" (de ^'avantCj ibrf^zo"), 
"avantrén" ( de *'avante," i tren). 

4S, De dónde procede el prefijo técnico "bato?*' — Del griego 
**bathos," i significa profundidad; derivado de "bathys/* profundo, 
V, g.: *'batocaulio" (de "bathos," profundo, i de káulos," tallo); 
espina, como en **batócero" (de "bathos," espina, i "kéras," cuer- 
no), ''batoscelide" (de "bathos,'' espina, i skeios^ pierna). 

49. De dónde, et prefijo bt'hf — Del griego belos^ que significa fle* 
cha, v. g*: behopíero (de beiús, flecha, i de pteron^ ala), belústoínn 
(de bilús, i s ¿orna i boca), behrrinco (de belos, i rynchú^ pico), 

50. Cuál es la procedencia del prefijo bene? — Procede del latín 
i significa ^m/^ v, g.: '*benefic¡ar'* (de "bénéfacére," de ''bine/' bien, 
i "faceré," hacer), bendecir (de bcnédicére^ de baie i dicére^ decir), 
** benevolencia*' (de béné, bien, i vóiú^ yo quiero), bienhechor (de 
"benefactor," el que hace bien a otro; de bene^ bien, i "facérej" 
hacer). 

51. De dónde procede el prefijo biP — Dtíl latín bis, antítesis de 
dtds^ forma de duo^ dos, expresa reduplicación ó doble cantidad, v, g. : 
bigétw (de ¿/, por bit^ dos, i geiure^ género, que produce dos veces 
por año), bigoriiia (de bis, dos, i "córnia, forma del lat. cornu, cuer- 

19 




i8j fili? ramos i duakti. 



no: de dos cuernos), bípedo^ (de bi^ por bis^ dos, i p€S^ pedís, pie), 
'^bisabuelo" (de bisj i ''abuelo/' dos veces abuelo. La partícula bis 
toma la forma ¿I en ''bicéfalo'' (de ¿í, apócope de bis, í **képha- 
lé/* cabeza), biflor (de bis, Xflús^ftéris, flor), billón (de bis, das ve- 
ces, //¿??í, aféresis de millón); la de bis, en bizcocho (de ¿í>, por bis^ 
dos veces, i coctus, cocido), bizco (de ¿/ir, por bis, i oculus, ojo); la 
de'ba/'en "balanza" (del latín *'bílany," de ¿i j, dos, i '^lanx," 
plato); de di, en didorón (del adverbio dis, que es el ^V latino, í 
déran, doronio, don, sacrificio, oblación, palmo: medida de dos pal- 
mos). 

52. De dónde el prefijo "bio?**— Del griego "b¡os/' que significa 
vida, V* g*: **bÍografía" (de *'b¡os," vida, ^r¿í//jí?, escribo, describo), 
"biología" (de *"bjos, i logos," discurso, tratado). 

53. De dónde el prefijo blenof — Del griego blénna, que significa 
moco, mucosidad, v. g.; "blenemesis" (de blenna, mucosidad, i de 
enub, vómito), bUnoftalmia (de bhnna, mucosidad, i of taimas^ ojo)^ 
"blenomctíite" (de blcnna, i *'metra," útero: catarro del útero), 
blenorrea (de blenna, \ rhco, escurro, corro), "blenuría" (de blenna^ 
i ouron, orina). 

54. De dónde procede el prefijo técnico '^broma?'' — Del griego 
"broma,** i significa alimento, v. g.: *'bromnlogía" (de '*broma/' 
alimento, i logos, tratado), *'bromografia" (de '^ broma, i graphé/' 
descripción). 

55. De dónde el prefijo bu? — Del griego boíis, que significa buc^^ 
v. g.: ''buantropía ' monomanía que consiste en creerse transfor- 
mado en buey (de bous, buey, i *'anthropos," hombre), "bucéfalo/' 
cabeza de buey {á^boús, buey, i ''képhalé," cabeza), "bucarda" (de 
bous, i "kárdia," corazón), "búfago" (de bous, i ''phageín," comer), 
bofe (de bo, apócope de bous, buey; francés antiguo horf)^ bonica 
(del anticuado boe^ buey), boope (de boops; compuesto de bo, por 
boiís^ i ops, ojo: ojo de buey). 

56* 1 el prefijo bnenoj^ — Del latín bauus, lo que tiene bondad en 
su género, v. g. : ''buenaventura" (de bóuus, buena, i ventúrus, lo ve* 
nidero), "bonificar" (de bomts, bueno, iJJcdre, tema frecuctitativo 
de "faceré," hacer), bonito (de bónus, bueno). 

57- Cuál es la del prefijo técnico "caco?"— Procede del griego 
'*kakos," malo. v. g.: "cacocolia (de "kakos/' malo, i c/tolé, bilis), 
'*cacodílo," mal olor (de "kakos,'' i el radical od, olor), **cacófa* 
£0,'' devorad or de cosas repugnantes (de **kakos," malo, i '*pha- 



TRATADO DE LENGUAJE. »8| 



gein/' comer), ''cacofonfa*' (de ''kzkoSj'"i p/iaf¿e, voz, sonido), ^^ca» 
coníquia'^ (de ^'katos/' i ofifx, una), ^^cacorrítma" (de ^ kakos,"¡ 
rfimos, ritmo; cadencia irregular)^ *'cacotecnía/' maldad (de "ka- 
koS)^' i ¿é^/ine't arte), '*cacóstomo'^ (de "kakos/^ enferma, ¡ '*stoma,'* 
boca)^ *'cacotim¡a/' trastorno intelectual (óc ^'k^ko^/' I í/rynws, 
espíritu), **cacotrofia/' desarreglo déla nutrición (de *'kakos/M 
tréphé^ nutrición). 

58. I cl prefijo técnico ''calí?'' ^ —Procede del griego **kaUos/* 
que significa ¿&¿V/t), v. g.: ''caleidoscopio/' (de *'kaUos," bello, í sh^- 
peo, yo examino), "caleidofono'' (de '^kallos/' \ phóné^ voz), ''cali- 
cromo'' (de ¿"ít/Züí^ i ''chroma/' colora "calípedia/' arte de procrear 
hijos hermosos (de kallos, i '^pais. paidos/' niño)» ^'calistenta ' (de 
'*kallos/' i stkénús, fuerza), ''Caüsto" (de kaliixlús, superlativo de 
'^kallos/^ bello), '^calófaW(de ''kallos/^ i ''kephalé/' cabeza), **ca- 
lófilo'Hde ''kallos/ i/>^///£?;/, hoja), "calócero'' (de "kallos/'l *'ké- 
ras/' cuerno), "calomelanos" (de '*kaIlos/' i '^élas/' negro), 

59. De dónde procede el prefijo técnico *'cata?— Del griego '^ka- 
ta/' í tiene varias significaciones: V "contra/" v, g.: '*catabaptista'' 
(de **kata/* contra, 1 de '^baptíímos/* bautismo), ''catapulta ' (de 
''ka til/* contra, i "pallo,*' vibro), 'catadióptríca" (de ''katii, i dióp- 
tr¡ca")t ^^catafónico" (de "kata/' contra, \ phmé^ sonido); 2'\ "so- 
bre/' como: "cataplasma" (de "katá/" sobre, i ''plásso/' forntio), 
**cáíedra'' (de ''kat;\/' sobre, i 'liedra/' silla); 3^ "bajo/' v. g.: **ca- 
tabático" (de "katr«/' bnjo^ i "batein/* caminar), **catáfora/' (de 
"kata/' hacia bajo, i "phereín/' llevar: conducir á lo profundo), 
*'catacumba" (de "kat¿\, i kymbos>" cavidad, profundidad); 4", con, 
V. g*: *'cataglotismo'' (de "kata/' con, i de ^'f^lotta/' lengua: las- 
civo con la lengua), ^'catalage" (de "katíin" con, respecto á. i "allá- 
zo/* cambio); y^^ por, v, g.i "catamenia" (de '^kati\." por, 1 "me- 
nos," luna, mes^ menstruo). 

60. De dónde el prefijo a-ntir^ — Del latín caiium. ciento, i signi- 
fica centésima parte, v. g.: ^'centiarea, centigramo, centígrado» 
céntimo, centesimal, centilitro^ centimano" (de cien manos), cen- 
iiléquio, (obra de cien partes), de ioqui, hablar. 

61. Cuál es la procedencia del prefijo aV¿'ín///— Procede de la 



I CaÍ6pítr0 (de kailos \ pléroit^ ala), cú Upe Jes (de kalhs^ beüezij í d^ílatín 
^jj p^dis^ pie), ca/i/n'ga ( de kaliús^ bel I ez i , *^ pjg^f n al g a ; d e h e r m es as « a I - 
gas), taiimor/ú^ (de kaflos^ i morphe, forma)* 



^ 



3^4 FELIZ EAMOS I DUART&. 



partícula latina circum, que significa ^'alrededor/' i añade al nom- 
bre principal la idea de rodeo, v. s^.i 'círcum-ambiente" {de ciram^ 
en torno, i ^^ambiente,** de *'ambirr/* rodear; aire suave que rodea 
los cuerpos), ''círcum-circa*' (de circnm^ en tornOi i ''circa,'' cerca), 
'*círcum-fu5a''(de drcmuy al rededor, Ifunderii derramar, esparcir), 
* 'circuncidar" (de circumcidere^ de circum, en torno, i cidire, tema 
frecuentativo de ca^dcre^ cortar)j ''círcunílejo'' (de circum Ifiéxus, 
doblado), circunspecto (de circum, i spiccre, mirar), circuftscribir 
(de circum j ¡ scribcre, escribir), "circunstancia'' (de circum ^ i stá- 
re, estar), '*círcun valar '^ (de circum, i ^ 'vallare,'^ forma verbal de 
*'vallus/' valla). 

62. I la de los prefijos cis^ *'citra?'' — Proceden del latfn i signifi- 
can "de la parte de acá," v.g.: "cisalpino" (de cis, del lado de acá, 
i ''alpinus/' derivado de Alpes, del griego ''alphós/' blanco)^ **ci- 
montano'^ (de ci, apócope de cis^ i ínúnídnus, montano^ forma ad- 
jetiva de imnsy montis, monte), "citramontano'' (de "citra/' com- 
puesto de ci^ por cis, de esta parte, i de ittr, camino, ¡ ''monta- 
nus," forma de mons^ montis, monte). ^ 

Muchas palabras que principian con el elementóme/, como "cis- 
tisbranquio, cistina, cistirragía, cistocelo, cistoplegia, cistotrem- 
boídeo," etc., proceden del griego, cuyo elemento prepositivo kis- 
iis significa vejiga, 

63. Cuál es la procedencia del prefijo ciado P — Viene del griego 
kládús, que significa ramo^ v, g.: cladóbata, género de insectívoros 
(de Jetados, ramo, i bao, camino), "cladóbio/' género de insectívo- 
ros (de kládos, i *'bÍos," vida: que vive en los ramos). 

64. I el prefijo "clamí?" — De "chlamys," en latín i griego, deri- 
vado del copto ií/, kúl, kcl, envolver^ herir; ¿^/, £;ol, £cly gala^ vestir, 
cubrir, envolver; gola^ vestir, ceñir; adjunto una m paragógica 
(^'i^lum-lom, glom-lem, glem-lom/' envolver, circundar; redobla^ 
dode "klom, ó glom; ' "klam,klom," corona.— M. A. Caninij Eti- 
mologías)j V. g.: "clamidero," cierto pájaro (de "chamys,'* clámi- 
de, i dérc^ cuello: de cuello cubierto), "clamidonte/' género de 
infusorios (de "chlamys, i odus, odontos,*' diente), ' 'clamífora/' 
planta dicotiíedona (de **chlamys, i phero," llevo» porto). 

65. Cuál es la procedencia del prefijo ''clan.^"— Procede del la- 
tín "clam," i significarla escondidas,'' v, g*: "clandestino íde "clan- 



I Cííierna (del griego kiste, receptáculo, aljibe). 



tKATAlK) DK LENGtJAJt. tS^ 



k 



destínup/' lo que se hace ocultamente; formado de *'clam,-* á es- 
condidas), "clancülarios'' (de clancüláííus," anónimo, formado de 
"clam/' ocultamente). 

66, De dónde viene el prefijo coco? — Del griego kokkas, grano, 
semilla, v. g.\ cocúboro, granívoro (de *'kókkos/' grano, ¡ boros, vo- 
ra?.), "cocolóride," de grano verde (de fcjkkos^ grano, 1 chloras^ 
verde). 

''Cocodrilo'* no se deriva de kokkos, grano. Ea latín '^crocodilus/' 
(del griego ''krokodeilos," de la raíz: sánscrita kurkh\ ser corvo^ 
arrastrar; 'Vkrikan*/' gusano, karkat\ cangrejo, reptik 

67, Cuál es la procedencia del prefijo cou.^ — Procede del latín 
€um, \ añade al nombre/ en cuya formación entra, la idea de aso- 
ciación, etc.i V. g.; condiscipulú (de citm, con, i discipido), condig- 
no (de cnm, con, ¡ dignas^ digno), concluir (de a^nchídcrc^ ñnalizari 
de cum, con, i clúdc're, tema frecuentativo de '^ctaudere,*' cerrar^ 
derivado de "claudis,'^ llave), conseguir (de conscquit ir detrás de 
otro; de cnm, con, i scqui, seguir), convenir (de convcmre; de cum, 
con, i venir c, venir). 

El prefijo con, conserva su forma latina en cumplir (de citmplc- 
r^, llenar del todo; de cum, con, ¡ plére, llenar), cnmquibtn (de 
cnm^ con, í quibus, los cuales); se conmuta en c^^ cuando le sigue 
vocal ó hr v* g,: coetáneo (de coUj i el latin ir tas j edad; de una mis- 
ma edad)i ''coheredar'* (de con^ i "heredar^), "cooperar" (de £"¿?¿- 
Perárc; de eo, por enm, con, 1 operári, obrar); en conu cuando el 
simple principia per b ó pj v. g,: "combinar" (de combinare^ orde- 
nar de dos en dos; de cnm, coni ¡ binare^ forma verbal ficticia de 
bini^ dos), componer (de cúmpónérc^ colocar ordenadamente, dar 
simetría, ajuste, á las cosas; de cum^ conj i pónérc^ poner); en cor^ 
cuando le sigue r, como corregir (de corrigere {.cum-regére), en- 
mendar), correlación (de con, i relación); toma la forma coi, en co~ 
legir (de coiiigire^ congregar muchas cosas; de col, por cnm, com- 
pañía, i legere, examinar), colocar (de colldcarc; de col, por cunt, con^ 
¡ locare, situar, forma verbal de Ibcns, sitio); — en cos^ en costar (de 
constare^ de aim, con, i stárc, estar), 

68, I el prefijo cono? — Del griego konos, formado del sánscrito 
f£?, aguzar, v, g.; *'cono¡íJe/' semejante al cono (de konos^ cono, 1 
"eidos,'' forma, semejanza)» *'conorr¡no" (de konos, i "rhin," nanz)| 
"conóstoma" {de konos, i "stoma," boca). 

6g. I la del prefijo ^'contra?" — Del latín **contra," contracción 



«86 JCLIZ RAMOS I DUARXr, 



del inusitado ír£?///¿*^//j, i denota oposición i contrariedad de una cosa 
con otra, v* g.: ^'contrabajo" (de **contra i bajo"), "contraabrír/ 
abrir en sentido contrario (de ^'contra i abrir"), "contradecir" (de 
^'contrádfcéref decir en contra de lo dicho, de ''contra, i dícére," 
decir), "contrabando'* (de "contra, i bando;" contra el bando, or- 
den ó edicto), '^contravenir" {de "contrávéníre;" de **contra, i vé- 
níre, venir), "controversia" (de "controversum/ de "contro," por 
contra, i versum, vertido, supino de vé^rtere, volver, girar), "con- 
tralto,'* voz media entre el "tiple í el tenor" (de cofiir^ apócope de 
**contra;' i de "alto')- 

70, Cuál es el origen del prefijo casmof — Procede del griego kós- 
mes, que significa mundo, universo, v* g,: "cosmocracía" (de kés- 
múS, universo, i *'kratos," poder, imperio: monarquía universal), 
"cosmogonía," ciencia ó sistema de la formación del universo (de 
kó^nios, mundo, i géru, generación), **cosmografía" (de kósmús^ 
mundo, i "graphcín," describir), "cosmopolita'* (de késmús, mun* 
do, i polítes, ciudadano), "cosmorama" (de kósmús^ i "horama," 
vista), cosmosofia" (de kásmos, i "áophia/' ciencia; estudio del uni- 
verso). 

71* Cuál, la del prefijo erra? — Del gr. kr/as, carne, v. g.: "creo- 
bio," carnívoro (de "kréas," carne, i "bios," vida), *'i:reofág¡a,*' que 
come carne (de "kréas» i phagoV como), "creofilo," que ama la car- 
ne (de "kréas, i phileo,*' amo), cnosúta^ que conserva la carne (de 
"kréas, í súsa, conservo), 

72. De dónde procede el prefijo "cripto?" — Del griego "kryp- 
tos," oculto, V, g.: "cryptógamo" (de '"krytos," oculto, i *'gamos/' 
boda, casamiento), "criptópodo" (de "kryptos," i podús, pie) "crip- 
turo'' (de ''kryptos» ' i aura y cola). 

73. De dónde, el prefijo *'criso?*' — De la raíz sánscrita ^//r, res- 
plandecer (címrico^ ysH^ arder; sánscrito, nsrat brillante; antiguo 
prusiano, ausis^ oro; griego, ckrysús^ oro, v. g.: "crisóbato** (de 
chrysos^ i baiú$, espina: de espinas doradas), "crísocroa'* (de chry- 
soSf oro, i chroa, color), "crisodema ' (de ''chrysúS^ t "démas," cuer- 
po), *'crisografía" (de ckrysos, i "grápho," describo), **cr¡solarapo** 
(de "chysos, i lampo," esplendor). 

74. De dónde, el ^ytf\}ú crosof — Di*l griego "krossos,*' que sig- 
nifica franja, velloso, v. g.: rr¿7j¿?/¿ríi^ velluda (de "krossos," vellos, 
\fero, llevo: género de plantas de la familia de las euforbiácesis, 
cuyas ramas i ñores están cubiertas de pelusa ó tamo), crosüp^/alo 



TRATADO DR LENGUAJE. íS^ 



(de *'kro5505/' i petalon^ pétalo), "crosostéfio'' (de ^'krossos, i ste* 
phús, corona). 

75. I la del prefijo [lunieral * 'cuatro?" — Del latín **qualüor, que 
significa cuatro (sánscrito, ''catur/' cuatro), v. ^,\ "cuatrocientos" 
(de *'cuatro i ciento), "cuatralbo" (át "cuatr, apócope de cuatro, 
entendiéndose pedes ^ pies, i "albus," blanco), "cuatrimestre" (de 
''quadrímestrís/'del prefijo '*quadri/' cuatro,'* i mensis, mes)^ "cua- 
drilongo" (de **quadrunfi/* cuadro," ¡ Imgus, luengo, largo), "cua- 
dro," (de "cuadri," prefijo técnico del latín "quadrum,'' cuadro, for- 
ma de *^qualüor/' cuatro), "cuarenta" (de "quadraginta," simétrico 
de *'quadrágéni,'' forma de "quatüor," cuatro), ''cuadruplo" (de 
"quadri," cuatro, i plexus, ó "pilca," pliegue), "cuadrúpedo*' (de 
**quadrf/' cuatro, i /^í, /eW/j, pie), "cuaderno" (de "quaternum," 
libreta de cuatro hojas; del latín '*quatüor," cuatro.) 

76. La del prefijo "dacri?" — Del griego "dákry," que significa 
lágrima, V, g.: "dacricistálgía/' dolor que se siente en el saco la- 
grimal (de '=dakry/' lágrírt^a, "kystis,"* vejiga, i algos, dolor), *'da- 
crioblenorrea," derrame át lágrimas mezcladas con mucosidades 
(de "dakry,** lágrima, blmna, mucosidad, i "rheo," correr, fluir), 

jj, I la de "dáctilo?" — Del griego "daktylos,*' dedo, v* g*; "dac- 
tilaiito,"de flor de forma de dedo (de "daktylos,"dedo, i "anthos/' 
flor), "Jactiloflogoüis" (de ^daktylos, i plilogosis," inflamación), 

'¡Z, Cuál es la procedencia del prefijo técnico "dasi?" — Procede 
del griego "dasys, velludo» espeso, v, g.: "dasianto," guarnecido 
de vello (de "dasys," velludo, i "ánthos," flor), *'dasicarpo" (de 
*'da5ys, i kdrpos, fruto: de puños velludos; frutas velludas), "dasí* 
cáulo*' (de "dasys, i kaulos," tallo), "dasicéfalo'' ( de"dasys, ¡ ke* 
phalét" cabezaj, "dasifilo'' (de "dasys," i phillon^ hojí), "dasífora" 
{de *'dasys," \ phero^ porto, llevo), "dasímetría" (de "dasys," espe- 
so, i meiran^ medida: arte de medir las variaciones de la densidad 
del aire), "dasípleuro" (de *'dasys," velludo, 1 //tv^rf?'/^, costado), 
"dásipo" (de "dasys," i paús^ pié)» ''dasiquira*' (de "dasys," 1 chcir^ 
€heiré$^ mano), "da si uro" (de "dasys, i oura," cola). 

79. De dónde procede el prefijo de? — Se deriva de la partícula 
latina de^ i denota el punto de partida ó llegada» ^w del movimien- 
to ó espacio recorrido, idea que añade al nombre en cuya compo- 
sición entra, v. g,: "debatir" (del prefijo intensivo dt^ i *'batir," de 
^ ' bat u ere" ) , describir ( d e deseribére^ del p re fij o i n t e n s i v o ¿/^ , i scri- 
hire^ escribir), deducir (de dédúcére^ traer, sacar, conducir de alto 



L 



aSS FELIZ RAMOS I DUARTK. 



á bajo; de de^ i díkire, conducir), "deportar" (de "deportare,*" 
transportar; de de, i **portare,-' portar, conducir), **deparar" (de 
de, i "parar:" parar á menudo; de donde viene la idea lógica át po- 
ner delante, suministrar). 

El prefijo de denota ablación, vacío, ó es privativo en **decapi- 
tar," cortar la cabeza (de dí\ i "cabeza''), demcnfe (de dt\ sin, fue* 
ra, i mens, meníis, la mente), deforme (de dt\ negativo, í forma), 
demérito, falta de mérito {del negativo de^ i mérito); ^ peyorativo 
en ''denigrar'* (de "denigrare;"' compuesto de de, \ "nigrare/' estar 
negro, de "níger," negro), denostar (de "dehonestare;" de de, ¡ ''ho- 
nestare," honrar, de '*honestus," honesto); locativo en "detrás" (de 
de, situación, \tras), "detraer" (de de, fuera, ¡ "traer);" reiterativo 
en delinquir (de déiinqm-re, forma del prefijo reiterativo de^ i /;';í- 
quére,, abandonar: abandonar muí^has veces, á menudo), dihup 
(del reiterativo de, i "buxus/' boj), depender (de dependeré, estar 
colgado ó suspenso; del prefijo reiterativo dt\ i penderé, pender), 
deglutir (de deglutiré, tragar con ansí a; de de, \ ghUire, engullir); 
deplorar (del intensivo de, i plorare, llorar), "dem aerar" (del in- 
tensivo f/í\ i **magro"), "demorar'' (del intensivo de, i niorári, de- 
tenerse, pararse), "denigrar" (de denigrare, teñir de negro, infa* 
mar; del intensivo de, i "nígráre," ennegrecer). 

So. Cuál es la procedencia del prefijo "deca?"— Procede del grie- 
go ''deka/' i significa diez, v. g,: "decabráquido" (de "deka/* diez> 
i "brachion,'' brazos), "decacanto" (de deka,'' diez, i "akantha," 
espina), deeácero (de "deka," die>í, i "kéras," cuerno), "decacorde' 
(de "deka," diez, i "chordé," cuerda), "decadáctilo" (de "deka/' i 
"dactylos,'' dedo), "decaedro" (de "'deka/' i "hedra," cara), "dc- 
cáfiIo"(de"deka/' i phyllon/'hoja), "decágono" (de "deka/'i "gó- 
Jios," ángulo), "decálobo"' (de "deka," i 'lobos," lóbulo), "decálo- 
go," (de "deka, i lógos," palabra), "decamérida" (de "deka, i rae- 
ros/' parte), "decámetro" de "deka, i métron," medida), ''Decá- 
polis'' (de '*deka, i polis," ciudad), "decasílabo" (de "deka i sílaba '}, 
"decástilo" (de "deka, i stylos," columna), "dekaspermo'" (de "de- 
ka, i spérma," grano)* 

8i. Cuál, la del prefijo í/iVí^/if— Procede del latfn déeem, que síg- 



I Degradar (de de^ i grádus, grado), dt formar {át de, sin, i /orman^ 
formar) I defeeto (de de ficen ^ faltar; de ¡/^^ t ficin, tema frecuentativo dey^- 
ciri, hacer) j despojar (de despullare; át de, i spoiíáre, espoliar). 



TRATADO DI LENGlTAjf. ZB^ 



nifica düj^, V. g.\ "decena* (de deícnnis; de '*decem/''díez, í *^an- 
nus/' año), '*decenlocular¡o" (de *'décem/' diez» i iocúlus, compar- 
timiento; diminutivo de ¡¿yctis, lugar), *'decemaculado" (de '*decem, 
¡ mácula/' mancha), "dccenviro" {de "décem, i vul" plural de 
*'vir/' varón )p "decímetro'' (de d¿a\ derivado de *'decem," diez, i 
"métron/' inedída), décuplo (dfkuplus, de "decem," diez, i '\p!us^ 
síncopa de pkxNS^ pliegue). 

82. De dónde procede el prefijo dts? — Del latín dcs^ dis, í deno- 
ta, generalmente, negación, aunque algunas veces, no sólo des- 
truye la significación del simple» sino que la aumenta, v. g.: **dcs- 
collar/' sobresalir (del intensivo des, i cueilo), "desabrigar" (del ne- 
gativo des, ¡ '^abrigar"), "desdoblar" (de des, sin, i *'doblar''), 
"desocupar" (de des, sin, ¡ ^'ocupar'*), "desatar" (de des, i "atar"), 
''destrozo" (de des, intensivo, i *' trozo ')j **desmembrar" (del ne- 
gativo des, i "membrum," miembro), 

S3. I el prefijo deutero?—I}t\ griego dctderús, segundo, de duo^ 
dos, v. g.: "deuterogamia" (de diuteros, segundo, i ''gamos/' ma- 
trimonio), "deuteronomio" (de dcutn-os, i "nomos/' ley), "deute- 
ropatía" (de deitterQS, i "pathos," enfermedad, dolencia). 

84. I la del prefijo numeral di? — Procede del latín duiy ó del 
griego disj equivalente á bis^ dos, dos veces, v» g. ; "dicarpo* (del 
griego diSf dos, i "karpos,*" fruto)^ "dibótrído" (del griego dis, dos, 
i *'bothros/' foso)^ "diacanto" (de dis, dos, i "akantha,'' espina), 
''dianto" (de dis, dos, i "anthos,' flor), "díogdóedro/' de dos ve-r 
ees ocho caras (de dis, dos» ogdoos^ octavo, i "hedra/* cara), "di- 
céfalo" (del griego dis, dos, i "kephalé/' cabeza), "dicrono" (de 
di$, dos, i "chronos/' tiempo), "didáctilo" (de dis^ dos, i "dakty- 
los/' dedo), "digas trico" (de dis, dop, i **gá3tér/' vientre), "dige- 
no" {d€ díSi llenos, sexo), "díglifo" (de dís» \ glypluin^ esculpir, 
tallar, cincelar), "dismorfo" (de dis, 1 "morphé/' forma), '^dilogía/' 
ambigüedad, doble sentido (de dis, i lagos, razón). i>/es negativo 
en * ^difamar" (del latín "di flama re/' del preíijo^ negativo dif, por 
dis^ i "fama''), ' 'difidente" (de díffidens, diffidaitis, forma adjetiva 
de diffldire, no tener confianza; de dif^ por disy no, i "fídére/' 
fiarse); intensivo en 'Mifluir" (de ^'difluére," derramarse por varias 
partes; del prefijo intensivo dif^ por dis^ \ "flucre/' fluir), * 'dige- 
rir" (de *'dígerére/' distribuir; de í//", i "gerere," administrar, dís- 
ponefj repartir), ''diluir'' (de di, intensivo, i del anticuado "luére/' 
hacer lustraciones). 



2$0 FELIZ KAMOS 1 DUARTE. 



85. Cuál es la procedencia del prefijo '*día?" — D0I griego ¿ííV, 
preposición que equivale á '^por» al través, de, con," etc*, v, g-; 
"diapasón/' (de éíia, por, i ''pasón," todas las notas), ^'diáfano'' (de 
día, transversalmente, i **phaineín" brillarj, ^'diagonar (de "diap" 
transversalmente, i '*gónos'' ángulo^ * 'dialecto*' (de dia, totalmen- 
te, i icgkcin, expresarse), *'diamélon'' {dedta, de^ 1 "mélon/'man- 
zana)p "diámetro'^ (de ¿/m, al través, i ''métron/' medida), *'diacrí* 
dio" (de didj conj i * krydion/' escamonea), ''diaión'' (de dia, de, é 
jofj, violeta), ''diafragma'' (de día, transversalmente, i '^phrássein, 
obstruir), diaptosis (de dia^ disminución, ¡ pídsis, caída), ''diarrea" 
(de di'at al través, i ^'rheln/' manar), ''díartrosis'* de dia, entre, i 
"árthron, articulación), * diatriba'' (de ''dia/' en torno, i *'trfbein," 
molefi reducir á polvo), ''diatónico'* (de "dia,'' por, i ¿anos, tono), 
"diátomo'* (de "día/' enteramente, i **tomé," corte), '^diástole" 
(de ''dia," alejamiento, i stélMn^ situar), "diagnosis" (de "día," por 
modio, i "gnosko/^ conozco). 

Z6. I la del prefijo í/Zj.^^— Procede del latín dis^ preposición de* 
rivada de dm, dis, por duiSy \ significa separación i distinción, v. g,: 
"disponer" (de "dispónére," poner cada cosa en su puesto; del pre- 
fijo intensivo dis^ i "poneré,'* poner), "disputar*' (de * 'disputare,*' 
controvertir; del prefijo intensivo dis^ i '*pútárc,** pensar), "dis- 
cernir'' (de *'discernére," conocer la diferencia de las cosas; de 
diSi i * cerneré,'* cerner), 'diseminar" (de "dissémínáre," sembrar, 
esparcir; ú^dis, i "seminare,*^ sembrar), ''disidir'* (de "dfsídére,** 
distar, estar separado; de dis^ alejamiento, i *'áidére/' tema fre- 
cuentativo de *'seclére,'* sentarse), ''disgusto*' (de dis¿Hstus; á^\ 
prefijo negativo dis, \ ^síus, gusto, del sánscrito *'gha9,*' comer), 
"discorde'* (de dis^ vario, i *'cor, cordis/* corazón), "discurrir*' (de 
"discurrere,*' correr por varias partes; de dt$, ¡ "currare," correr), 
''disecar'* (de "dissecare,*' dividir en dos; de dis, i "técare," cortar). 

El prefijo dts^ procedente del griego d^fs, tiene varias significa- 
ciones, V. g.; expresa idea de mal, en "díscolo" (de djs, mal, i *'cho- 
le,'* bilis), "disomía" (de ¿/yj, mal, i ^'osrné,*' olor), ^discromático*' 
de dys, malí i "chroma,** color), "discoUa" (de dys, mal, i ckoU, bi- 
lis), "dislalia" (de dys, difícilmente, i 'lateo," hablo), "disdacria" 
(de dys, mal, i **dákry," lágrima), '"dispnea" (de dys, difícilmente, 
i pneo^ respiro), "dispepsia*^ (de dys, mal^ \ péptrifu digerir); de 
difícultad, en "disfonía** (de dys, con dificultad, i "phóné," voz)» 
^^disforia," ansiedad (de dys, trabajosamente, i *'phérein," llevar). 



Tli-\TADO D« LEN'GUAJR. J9I 



*'dísinenia'' (de d}*Si con dificultad» ¡ "mén/^ mes), *Misentería" 
(de dysy con dificultad, i *^e»téron," intestino); de duplicación, en 
**d¡sflabo" (de dis, dos, i "syllabé/^ sílaba, sonido), ''dispasto," 
máquina con dos poleas (de dis, dos, í '*pastós," pequeña, capilla^ 
colünnnita)^ ''diptongo*^ (de dis, dos. i pkthóggós^ sonido), dispon- 
dcü (de diSy dos, ¡ spondeiosu espondeo). 

87. De dónde procede el prefijo numeral dodeca? — Procede del 
griego dúdeka, doce, v. g.: '^dodecaedro" (de ''dódeka/' doce, i 
■"hédra,^'cara)j "dodecágono" (de ^Módeka/* doce, i **gónos," án- 
gulo), ''dodécüplo," doce veces mayor (de *'dódeka/M del latín 
plcxus^ pliegue )j *'dodekateon" (de *'dódeka, i Théos," Dios). 

88- I la del prefijo numeral ¿//¿¿7f— Procede del latín dtw, i signN 
fica dos, V. g.: ''duodécimo" (de dúo, dos, i 'décem," diez), "dúo- 
décuplo" (de ''dúo, i décuplo," de '^decem/' diez), duodena (de **duó* 
déni;" de dua, áos^ \ '*déni" diez), "duodrama" (de dm^ i del gr. 
"drama," representación), 

89. Cuál es la procedencia del prefijo e? — Procede del latín e, i 
añade la idea de salida ó eiccpción á los nombres en cuya forma- 
ción entra, v, g.: ''elidir' (de "élídére/' romper, arrancar; de ex^ 
fuera, Í lidére^ de **lBedére" dañar), dúcurnte (de éióquens^ ¿tSt par- 
ticipio de presente de élúqid^ exponer; de ex. fuera, i ídqtd^ hablar), 
"elucidar" (de ''elucidare;" de f, por r,v, fuera de medida, i Ukidus^ 
lúcido), "emanar" (de **émánáre;" de ^^ por í*^, fuera, i ''manare," 
manar), * 'educar" (de "educare;'* de o por ¿^a', fuera, i "dúcáre," 
de dúcére, conducir), elogio ^ (del griego el, por eu, bien, i logos, 
discurso). 

90. Cuál es la procedencia del prefijo técnico £c? — Procede del 
griegos/', que siginfica fuera, v. g. "ecpiema,^* absceso (de ek^ fuera 
i pyQftj pus), "ecpiesma** (de ek^ í piézdii, comprimir), ''ecrésis" 
(de "ekrésis," ruptura; de íT^, i '^rhéssó, " yo rompo), '^ecrisia'* (de 
'*ekry^is," efusión; de "ekrúó," yo destilo, yo derramo), *'ecsar- 
coma'* (de ch, i "sárkóma, " derivado de "sárx, " carne; carne que 
sale hacia fuera), ''ectasis^' {ek, i ^tásis," tensión), ecttsis (de ik^ 
públicamentCf i ihésis, proposición), '^ectopia'* (de ek, i topos, pa- 
raje), eclipse (de ec, por ck, \ IHpó^ yo falto, yo abandono). 

91. De dónde procede el prefijo técnico edar^ — D¿1 griego "oi- 



I Véase en ¿¡og^ío el dispárale error dé imprenia, Roque Barcia. 



1 



tgt FELtZ RA1C05 T DLARTE. 



dos/' hinchazón, v. g,; ''cdalco" (de **o¡dosp idos/' hinchazón), 
''edecnema" (de ''oídos," ¡dos, i "kneme," pierna). 

92* Cuál, la del prefijo e/f—K^ forma romance, derivada de la 
preposición latina r^, v. g.: **ejcniplo'' (de *'cxamplum/' de ¿-x, 
hacia fuera» ¡ '^amplus," amplío), * 'ejecutar" (de ''exsecútum," su- 
pino de exseqin, poner por obra; de cx^ fuera, i segta\ seguir). ' 

93. I la del prefijo ''em?" — Del castellano, v. g,: ^'embeber," (de 
"em, i beber"), "embolar" (de "em, i bola"), *^empacar'* (de *'eni, 
i paca"), **cmpujar" (de **enn, i pujo"). 

94. Cuál, la del prefijo f«?— Procede del griego en, i tiene varias 
connotaciones: />/, v. g,; "enadclfia" (de en, por in, i ''adelphos," 
hermano), ^'encéfalo'' (de ^n, ¡n, i "kephalé/' cabeza), "encíclica" 
(de en, in, i^kyklos." círculo), "enciclopedia" (de en, in, ^'kyklos/' 
círculo, i ''paídeia, pedía,-' instrucción); de^ v. g.: * 'enálage" (de 
''enállage;" de r;í, por //í*, i "allage, allásso," cambio); **dentro, 
en medio," v. g.: encráneú (de en, dentro^ i ' kranión," cráneo: que 
está dentro del cráneo, el cerebro); "cerca, próximo," v. g*: **encl¡- 
tico" (de en, próximo, i ''klíno," pliego, doblo). 

El prefijo en entra en composición de un número considerable de 
voces españolas, como 'ennoblecer, enclavar, encepar, encade- 
nar, envilecer," etc; se cambia en *'em" antes de té f, como "em- 
porcar, embeber," (de *'em," porr//, i '"beber"), '^embargar" (del 
latín *^imbarric3re;" de in, en, i *'barricare," forma verbal de 
barra), '^embestir" (del latín "¡mpetere," asaltar, acometer furio- 
samente; de in, insistencia, i ''peltre," acometer), "émbolo" (del 
griego *^émbolo5, " espolón de la proa de un buque; de en, i balhs^ 
tiro* forma de ''hállein, arrojar)» '^embriagar" (del latín 'Ine- 
briare;" de in, en, i ''ebríáre/' forma verbal de '^ebríus," ebrio), 
"empecer,'' dañart ofender (del lat. '^mpescere,," de "in, por in/* 
i pescere^ fascere^ pacer, de donde pasco, apacentar); se convierte 
á veces en ens^ tomando una j eufónica, en "ensalzar" (de "en-s-al- 
zar," poner en alto; de en, s de enlace, í "alzar"), '"ensanchar" (de 
"cn-s-anchar;" de en, punto de estado, s de enlace i ''anchar/' 
forma verbal de '*ancho"). 

95. De dónde, el prefijo técnico numeral enea? — Del griego en- 
ma, nueve, v. g.: **cneacanto" (de "ennéa, i akantha," espina), 



I Epreitar (de ixtrcírt^ hacer^ ensr fiar; de ex^ fuera, i areére^ conícner, 
comprimir). 




TRATADO DK I ENGUAJB* l^J 



^*eneacorde" (de "chordé/* cuerda)^ **eneágoon" (de 'agonfa/' án- 
gulo), **cneafilo" (de "phyllon/' hoja). 

96. I la del prefijo técnico e>rUro?^yroctáe del griego **enté- 
ron," intestino, v, g.: "enterocelo'^ (de * 'enteren," intestino, i k^- 
le, hernia)^ ''enteritis-' (de ^^enteron'* i el sufijo técnico iti$^ infla- 
mación), ''enterodelo" (de ^'entéron," i délos, visible), ''cnterodig- 
nia'" (de entéronj'' i £?¿/k//^, dolor), *'enteroílogia" (de ''entéroa"í 
'*phlogoo, quemo)." 

97. De dónde procede el prefijo técnico ento? — Del griego ^pUús, 
que significa en el interior, v, g,: "entocéfalo'* {de mías, en el in- 
terior, i '"kephalé/' cabeza), entújílino {á^ entús, \ phyllon, hoja), 
•'entodiscal'* (de ^ 'en tos," dentro, i * 'disco), *'entofilocarpo'' (de 
"entos, phyllon i karpos," fruto), '^entófito'* (de *'entos, i phiton,"* 
planta)* 

98. De dónde, el prefijo entre P^ — De la partícula latina "ínter," 
procedente del sánscrito *'antara," i sirve paradenotar la situación 
crestado de dos ó más cosas ó acciones, v, g.: "entreabrir" (de '*en- 
tre, i abrir''), *'entrecoro," (de "entre, i coro"), "entremeter/' me- 
ter dentro (de *^cntre, i mete r^*) "entrambos" (de "entr," apóco- 
pe de "entre," i de '^ambos," uno i otro, los dos). 

99- De dónde, el prefijo técnico epiP — De la*preposÍcíón griega 
cpi (en sánscrito, api^ pi¡ en godo, bi) ¡ equivale á en, sobre ó des* 
pues, V. g.: ''epicarpo," sobre el pulso (de cpi^ sobre, i "karpós," 
carpo)i *'apanástrofe"' de é"//", sobre, ^ 'ana/' al través, i ^'strophé,*' 
la acción de girarj. *'epanadíplosis" (de epi, sobre, "ana/' de nue- 
vo, Idiplaúj con tiento), ''epánode," regresión (de epi, sobre, ana^ 
vuelta, i ''odos," camino), 'epéntesis" (de epí, sobre, ¿n, en, i thé^ 
siS) la acción de poner), "epiceno'' (de epí\ sobre, i koinús, comiin)^ 
''epicrisis' {á^ cpi^ i "krino*,* juzgo), "epifanía" (de í-//, Í *'phaí- 
nein," aparecer), **epifonema''(de ít/;', \ phónein, hablar), "epigéne- 
sis*' (de epi, \ génesis, producción), '^epigastrio" (de ¿'//, i "gástero, 
gaster/' vientre), "epidemia" (de f//, i "demos,"' pueblo), "epi- 
dermis^^ (de *'epi, i dérma," ^^x^), epilogo (de epi, i ¡égos, discurso), 
"epitafio" (de epi, i "táphos," sepulcro)* 

100, I el prefijo eqni, ecnf — Procede del lat. wqnus, que significa 
igual en sf, ó de wqitalis^ ¡gual^ respecto de los demás, v. g,; "equi- 
crural," de piernas iguales (de ^quns, igual, i "cruris," geniti- 
vo de ''cruz/' pierna), "equilibrio" (de mquus^ igual, i "libra,'* li- 
bra, peso), ''equilátero" (de trqnus^ i látus, látéris, lado), ''equi- 



194 FELIZ RAMOS I DUAKTI. 



disUnte'' (de ^guus, \ "distante"), equiáxeo, (de mquus. i '*ax¡s/' 
eje), "equinoccio" (de wquuSt \ nox, núctis^ noche), equívoco, {de 
mqtms, i * 'vacare/' llamar), ''equivaler" (de mqvus, ¡ 'Valere/' 
valer). 

Hay que advertir que ''equi" no siempre procede de <Equus, siaa 
d^ equtfs, "equ¡i'* que significa caballo, v. g.: *'equiiio" (del Ut. 
*'equinu^, de equus/' el caballo). 

lOi* De dónde, el prefijo r^f— De la preposición latina é^;r (en gr, 
éki sánscrito u¿, godo uSy ui, fuera), de connotación varía ^ v. g.: 
'^escalfar'* de '*escalfacere/' calentar á menudo; deex^ fuera, ''cal- 
facere;" de * 'caleré/' calentar, i faceré/* hacer), * 'escaldar" (de *^ck- 
caldáre/' lavar en agua hirviendo; de ex-, fuera, i *'caldare/' forma 
verbal de *'caldus/' caliente, síncopa de *'cálidus*' cálido). Tam- 
bién es elemento formativo en "espavorido" (de fs i **pavor"), * 'es- 
timar" (de ¿FJí moneda^ ¡ el sufijo "t¡m/' como en * 'legitimare'), 
"escambrón" (de í'x, i ^'cambrón), '^escampar" (de íj, por ex. fue- 
ra, i "campo"): **escapar" (de eSi por ex. fuera, i ^'capa''), ''esco- 
cer" (de í-^, porí-x, fuera de medida, i **coquére/* cocer), "escla- 
recer" (del prefijo es. i el latín **clárescére/' aclarar), ^'estrapori- 
tin" (de ^j, por TA', i ^'traspontín"), '^esforzar*' (de fs, por j, i '^for- 
zare/' forzar), "estremecer'* (de fj, i "tremor," temblor), "escoger*' 
(de esj por ex, i "coger**). 

102. De dónde procede el prefijo técnico eímj^ — Del griego eV¿- 
nos, que significa pueblo ó nación, v. g.: *'etnodÍcea/' derecho de 
gentes (de cthms, pueblo, i diké, justicia), etnogenia (de cthnos, i 
génesis), etnografía (de ethnos, i "grapheín," describir), etnología 
(de ethnos^ i logos^ tratado), 

103. De dónde el prefijo técnico r/í?.-''— Del griego ethos^ las cos- 
tumbres, V. g* "etocracia" {de ethos, costumbres, i "krateía/' po- 
der), etogenia (de ethos, vgenés^ engendrado), ciencia de las causas 
que determinan los caracteres i hábitos de los hombres; etognosia 
(de ethos, í gitods, conocimiento), '*etografía' (de etiios, í ''gra- 
pheín," describir). 

104. Cuál es la procedencia del prefijo eu? — Procede del adver- 
bio gr.fi/, que significa bien, felizmente, muy, v. g. ; "eucalipto** (de 
€u, bien, i *'kalypto/' yo cubro), "eucaristía" (de eii^ bienj 1 '*chá- 
ris/' gracia); *'eucrasia*' (de eu, i *'krásis/* mezcla, buena mezcla 
de humores, buen temperamento), ''eudemonías" (de en, i "daí- 
mon/* genio), '^eudiapneustia'* (de eu^ i diaptuin^ traspirar; de í/m, 



THATADa DX LENGUAJE. ;f^| 



al través, í pnein, respirar), eudromo {á^ eu/\ drómos, carrera), en- 
tiba ^ estado normal de la sensibilidad (de €U, i aitkésis ó ^thesis^ 
sensación), eufrasia (de iu, ¡ phrm, mente), eupodo (de tii^ í /í7- 
d&s, genitivo de pous, pie), euptero, (de eu^ I pUron, ala), euritmia 
(de iti, rhythmús, medida, orden, ritmo), mtaxia (de en, i taxis ^ 
orden, regla)* 

105. Cuál, la del prefijo técnico eudio? — Procede del griego *'eu- 
día/* i significa buena) de eUy bien, i dios^ Júpiter, considerado co* 
mo padre del día, v. g.: eudiobótica (de etídia, buena sazón, 1 ¿iW, 
yo vivo), fudiomeiro (de eitdia, aire puro, i ntéíron), 

106» Cuál, la del prefijo ^ix? — Procede del latín ex (sánscrito ut^ 
fuera; griego, €k^ ex; godo, us, nta), i denota, unas veces nega- 
ción de lo que la voz simple significa, como exangüe (de ex^ sin, ¡ 
sanguis, sangre), exánime (de ex, sin, ¡ anima, alma: sin alma, 
muerto), exaemo (de ex, sxu, i haima, sangre); otras, significa fue- 
ra, como exabrupto (del lat, ex^ fuera, í abrupth, sin preámbulo, sin 
rodeo; forma adverbial abrumpére, romper con violencia; de ab^ 
lejanía, ¡ rumpire, romper), exagerar (del lat. ex, fuera, de medi- 
da, i agger, montón de tierra), exantema, erupción (delgr, ex, fue- 
ra, i anthein, florecer; A^&nthos, flor), examen (de^A', i agmat, con- 
junto), exantropia, odio á los hombres (del gr* ex, \ anthrépús^ 
hombre), excelente, que sobresale en bondad (del lat, excélle^is, ex- 
cellentis, participio de presente de exccllére^ sobresalir; de^fx, fuera, 
i del antiguo eéllére, elevarse, distinguirse), excitar ^^s\\mv\^x, pro- 
vocar (del lat. iré, ir, ciere, mover; exciere, llamar; excitare, llamar 
fuera), *'excusar" (del lat* *^excusare,'' (de ex^ 1 *'cusáre/' por '*cau- 
sare,'* forma verbal de causa), exergo (del gr. ex, fuera, i crgon, 
obra), exenta (del lat. exemptus, libre, participio pasivo de exime- 
re, liberta/; de ex, {utr^Lf t emere, comprar, coger, posesionarse), 
exhortar (del lat, exhortari, amonestar; de ex í **Jiortari," incitar, 
mover), '*exhalar'^ (del lat. "exhalare," evaporar; de ex, ¡ "halare," 
echar de sí olor), éxodo (delgr. o^ i hados, camino), ''exordio'^ (del 
lat. "exordíre/' comenzar á urdir; de cx^ fuera, ¡ "ordíri," urdir, 
tejer); otras, que fué, v. g.: "exministro, expresidente, exdirector, 
exprovincial, exjesuita,'' etc- 

El prefijo ex toma la forma e, 6 pierde la x^ antes de h, d^ q, /, 
mj n, ri v^ como en **ebrÍo" (del lat, *'ebríus,'' de e, por ex^ fuera, 
j '*bria,'' vaso), "ebulÜción'' {de **ebuUítís, forma sustantiva abs- 
tracta de "ebullire/' hervir; de e, por ex, fuera de medida, i '*bu- 



ig6 FELIZ RAMOS I DUARTE. 



4Í 



Uire,*^ bullir), ''educar*' (de ''educare j*' de í*, por tx, fuera, i **dúcá- 
re/' tema frecuentativo de ''dúcerCp'' conducir), "educir'' (de *'édú- 
cére/' compuesto de r, por e.r, fuera, i "dúcÉre/* conducir), *'egre- 
gio" {de *'egregrus,'' insigne; de r, por r.r, i *'grégius," forma de 
grex, gregis,'' la grey)^ **egfrena'' (francés '*égrene/' forma de 
'*égrener; de £% por ¿^.r, negación, i "grain,'' grano), "elaborar'' (de 
**clábóráre, de ^, por "ex," i "laborare, trabajar con fatiga; de 'la* 
bor,'' trabajo fatigoso), "elegir" (de '^éligére;'^ de e, por '*cx," i "le- 
gare/' coger), "emancipar'' (de "emancipare;" de f, por "esf," fue- 
ra, 1 **mancjpare," vender, enajenar), "emigrar^' (de 'emigrare; de 
f, por **ex/' fuera, i "mígráre," trasladarse de un punto á otro), 
^'enervar" (de "enervare," quitar las fuerzas; de ¿^, por "ex," fuera, 
i "nervare," forma verbal de "nervus," nervio), "enumerar" (de 
"enumerare," recontar, recapitular; de r, por "ex,'* fuera, i nume- 
rare/' numerar), "erigir" (de ''erigCre; de ^, por "ex," i "regére/' 
regir), ^'erubescente" (de **érúbescens, tis,'' participio de presente de 
"erubesccre,"' ponerse colorado de vergüenza; de f, per "ex," fue- 
ra de medida, i rúbescére, enrojecerse), "evadir" (de "evadere," es- 
capar; de ^ por **ex," fuera, i "vadere,'' partir, forma verbal de 
"vadus/' vado), '^evaporar" (de "evaporare,'' echar de sí el vapor; 
de ¿\ por "ex," fuera, i "vapor, víipórt^/' vapor), 

107, De dónde, el prefijo *'extra?"— Ds la preposición latina "ex* 
tra," contracción de "exterus," exterior; compuesto de "ex/' fue- 
ra, lejos, c ' itcr," camino, v, g,: "extramuros" (de "extra," fuera, 
i "muros/' acusativo plural de "murus, *' muros), "extranjero," 
(de "extra,'' fuera; "extraneus/' extraño), "extravío" (de "extra," 
fuera, i zia, camino), "extravagante ' (de "extra," i "vagare," va- 
gar). 

El uso ha cambiado extra en cstra^ en estrafalario (de extra^ i 
falar, habUr). 

108/ De dónde, el prefijo técnico filú?^ — ^Del gr, philos, aman^ 
te; de la raíz sánscrita "pri," amar, v. g.: '-filobia" {á^ f hilos, aman- 
te, í "bio5," vida), filúcñlia {á^ philús^ i kalos^ hermoso), fiháaxQ 



t No hay que confundir eS prefijo fdo^ amante, con el prefijo ^/¿i, hoja, 
V. g. í fiiofilú (de phüús^ amante, \ phylhn, hcj-i), Jilodérmo {átphylhn^ lio- 
}íj i dérma^ pi^O* fi^óctfah (de phyilún^ hojíj i krphalé^ cabeza), filédm (dé 
phylion, i eldos^ íoimñ), pUé/ago {á^ phylhn^ \ phagdn^ zomtí)^ ftiogmia (de 
phylhn^ i gonia^ ángulo ), fiiápodo {áe phylkn^ i poni^ púdoi^ pie). 



T&ATADO DI LlNgUAJS. i^j 



{á^ phihs, i **dpxa/' o^m\6n),Jilúfano {áe philos, i phános, Inzltu- 
\t),fiiúgima (de philos, \gym, hembra), filología (de philas, i '"ló- 
gos/' palabra^ ciencia), filúmático {á^ philas, i viatkdn, aprender), 
•*fiIopátor" (de philos, \ ^^patér," padre), filopedia (de "phítos;' i 
país, niño), "filosofía," {de "phÜos," í "sophía/* sabiduría), ^^fítotec- 
nía" (de "plvílos, ¡ techné/' arte), 'filocrisia'' (de "phílos, i chry- 
sos/' oro), *'filopol¡ta'' (de "philos, i polis/' ciudad). 

109. Cuál es la procedencia del prefijo técnico^/¿?-^ — Procede del 
griego *'phyton/' planta, v. g.: **fitobia" (de "phyton," planta, i 
**bios," vida), "fitoclorina'* (de ''phyton, i chlóros," verdoso), ''ñ- 
togn o montea'' (de "phyton, i gnomoniké, conocimiento), ^'fitogra- 
fía" (de ''phyton, i graphein, " describir), **fitología" (de "phyton^ í 
lógos/' tratado), "fitomorfita'* (de "phyton, i morphe," forma), 
*'fitonomía" (de ''phyton, i nómo^/' ley), ''fitozoario" (de "phyton, 
¡ zóarion/'animalejo), **fitotecn¡a" (de "phyton, 1 techné/' arte). 

lio. Cuál, la del prefijo técn¡co/Í7/í?/'— Procede del griego *'phó- 
tofl,'* genitivo de "phos," la lu?., simétiico de "phaíno," yo brillo, 
V, g.; 'fotófigo'* (de "phótos," luz, i phyge, fuga), '"fotofobia," ho- 
rror á la luz (de **phótos, i phobos," temor), *'fotogéfi¡a" (de 
''phóto5, i génesis," generación), *'fotografta" (de ''phótos, i gra- 
pheín," describir), ''fotosfera" (de ''phótos, i sphafra/' esfera de 
luz). 

111. De dónde procede el prefijo técnico ^íí/^— Del griego '*gé, 
que significa la tierríi, v. g.: *" geocéntrico*' (de *'gé, " tierra, i 
"céntrico"), ''geodesia*' (de *'gc, i daío,'" divido), '*geoglosa" (de 
*'gé, i glóssa," lengua), **geognosia'' (de*'gé, i gnósis," conocimien- 
to), *'g€Ogonía"* (de *'gé, i gen nao," género;, ^'geografía ' (de *'g6, 
i grapheín/' describir), **geoponia" (de "gt?, i ponos," trabajo), 
"georama" (de ''ge, i horama/' vista). 

112. I la del prefijo técnico ''gÍmno?"—Procededel griego ''gym- 
nos," desnudo, v. g.: '*gimnocárpo" (de **gymnos, " desnudo, t 
'*karpos," fruto), *'gimnuro" (de ''gymnos, " i ''oura," cola), "gim- 
nocaulo" (de "gymnos, ¡ kaulos," tallo), "gímnocéfalo" (de "gym- 
nos, i kephalé," cabeza), **gimnocóclido" (de ''gymnos, i kochlys/* 
concha), ''gymnodermo" (de "gymnos, i dérma,*' piel), *'g¡fnnóde- 
ro" (de "gymnos, 1 déré," cuello), "gimnasio" (de "gymnos/' des- 
mido), '^gimnósomo'' (de *'gymno5, i soma," cuerpo). 

113. De dónde, el prefijo técnico ^>íí??— Del griego ''gyne" mu- 
jer, v. g.: '*gínóforo" (de "gyne," mujer, i ''phoros/* que lleva), 

30 



398 FRLIZ RAMOS I DUARTIp 



**ginofor6ide" (de "ginóforo, i éídas/' forma"), "ginología" (de '*gy- 
ne, i lógos/' ' tratado)* 

114, De dóndei el prefijo técnico /í^i^^íí/^—D^I griego **hág¡os/* 
santo; del sánscrito j>/¿i;\ adorar, v, g.: hagiografía^ {de kághs, san* 
to, Igraphcin, describir) ^ hagiologia (de hágios, i logas ^ tratado), 
hagiorita (de kágios^ i oras, montaña). 

115. De dónde, el prefijo técnico //¿í/íV— Del gr hais, halos, mar, 
V, g.; halicolimbo (de ///?//, agua salada, i kolimbaa, sumergirse: su- 
mergirse en el mar), **halicoráceo" (de halt, i "kórax/' cuervo; 
cuervo de mar), haliplo (de hali^ í "pléo," yo navego), ''haliptcno" 
(de hali, i *'pthénos/' que vuela), *'halografia" (de halos, variante 
de hali^ i '*graphein," describir), '*halología ' (de halos^ mar, i '*ló- 
gos/' tratado), '^halófilo," (de "halos/' mar, ¡ *'philos/' amante). 

I r6. I la procedencia del prefijo técnico hecioi^ — Hecto es contrac- 
ción del griego hékaton^ que significa ciento, v. g,: hectograma (de 
hicto, ciento, i gr anima, peso), luctoíitro (de lacto^ i litra, líbra), 
'^hectómetro" (de hectú^ i meiron, medida), hecatonstilo (de hékatoíu 
cietito, i stytos, columna), "hecatómpotb" (de hékaíon, i poHs^ ciu- 
dad), hecatombe, sacrificio de cien bueyes (de hekaton, término for- 
mado del copto kha£> khet^ matar, sacrificar; sánscrito, f/itó, khad, 
matar; gaélico, kaith^ destruir, 1 búus, buey), hccatonfmday {áthi- 
katon, \ phone, sacrificio: sacrificio de cien víctimas). 

117. Cuál es la procedencia del prefijo técnico helio? — Procede 
del griego helios, que significa sol^ v* g*: heliocéntrico (de helios. 
sol, i céntrico), hcliocometa (de helios, sol, t cometa), "heliocromía" 
(de helios, i *'chroma," color), heliofuga (de helios, i phuga, fuga), 
"heliografía" (de helios ^ i "grapheín, describir), '*heliómctro" {ét 
helios, ¡ fnéiron, medida), heliotropo, girasol (de helios^ i trape, ac- 
ción de girar). 

118. I la del prefijo técnico hmtato ?^Yioz^át del griego haima- 
tos, genitivo de haima, que significa sangre, v. g.; kematomiciáa (de 
hai matos, i myzein, chupar), hematermo (de haima, sangre, i tlur- 
mos, caliente), hemacrono, (de haima, 1 kroa, color), hem atácele {de 
haimato, i kélé, tumor), hematozoario, que vive en la sangre (de hd* 



I Ginuücracia {á^gynt, gynaikos, mujer, i kratdn, mandar), gineeomank 
(de gynaikos, genitivo de gyne^ mujer, i mania, furor), gintcü/óbia (de gynt, 
iphoheome, l^mo) ^ ginandria^ á^ gym, hembra, pistilo, i ánér, macho, estam- 
bre) ^ ginániropo {^t gym, hembra, i anihropos, hombre). 




TRATAXíO DE LENGUAJl, 299 



maiús, i züárion, animalejo), hcmafobia (de haima, i pkobdn, te- 
mor), hematosis (de ¡mima, I €m€ú, vómito), hematuria (de hahna^ 
tos, genitivo de haima, ¡ íJi/r/s;/, orina). 

119» I la procedencia del prefijo técnico hemerú? — Procede del 
griego **hemér3/' día, v, g.; "hemerodromo" {de ^heméra,' día, i 
'*drómos," carrera), "hemeralopía" (de *'hemér¡a, i óps, opos," ojo), 
''hemerologfa/'artcdc componerlos calendarios (de "heméra, ¡ ló- 
gos/' doctrina). 

120. Cuál, la del prefijo técnico "hemi?'' — Procede del gr. 'lié- 
mí/' derivado del sánscrito *'sámí/' medio, de ''sama," igual, en 
lat. **semi; V. g.: '^hemisferio'' (de *'hemi/Vmitad, i "esfera'^ ''he- 
miedro" (de "hemí," mitad, i ''hedra/' cara), "hemiandro'' (de *'he- 
mi, i andros/' genitivo de "ánér/' macho), '"hcmlrranfo" (de "he- 
mi/' medio, i ''rhámphos," pico), '*hemftropo'' (de ''hémí, í tropé," 

13 r. Cuál, la del prefijo técnico *'hepato?")— Procede del gr» "he- 
patos,'' genitivo de *1iepar/' hígado, v, g.: "hepatocele'' (de **hc- 
patos, i kele/' tumor), "hepatotomía'* fdc *"hepatos, i tomé/^ sec- 
ción), "hepatoscopia" (de "hepatos, i skopeo/' observo), '*hepa- 
talgia^' (de '*hcpatos, ¡ algos," dolor), *'hepa ten frase ia" (de "hepa- 
tos, i émphraxis/' obstrucción). 

122- I la del prefijo técnico /¿í'/ííi^— Procede del griego hepta, * 
siete, V. g»; heptacanta (de '^hepta," siete, i ''ákanta," espiga), hep- 
tñcorde (de **hepta, i chordé," cuerda), ''heptaedro" (de '*hepta, i 
hedra/' cara), ''heptágono*' (de ''hepta, i gónos,'' ángulo), "heptáto- 
mo" (de "hepta, i tomé," sección), '^heptáporos ' (de "hepta, i po- 
ros/' pasaje). 

123, Cuál, la del prefijo técnico **hetero?''— Procede del gr. *'he- 
teros, hateros, heteron," en lat, "alterus, alterum,'' que significa 
otro, diferente, diverso, v» g,: "hcterobafia" (de "he teros," dife*- 
rente, i "^baphe," tintura), **heterocerco" (de ''heteros/' díferentet 
¡ '*kérkos,"cola),/'heteróclito'' (de '*heteros," diferente, ¡ "klineín/ 
doblar), '*heteroscio^^ (de "heteros, i skia,^' sombra), ''heterópsi- 
do*' (de **heteros, i ópsis/' aspecto), '^heterogéneo" (de "heteros, i 
genos," género). 

124. Cuál es la procedencia del prefijo numeral *'hexa?" — Proce- 



I Los latinos, para marcar el eapírílu áspero del vocablo gfiego, añadie- 
ron una s^ de donde restiUti sepiim; es decir, gepta (Barcia), 



300 rXLiZ RAMOS I DLiARTK. 



de del gr, **hex, hexas" seis» v. g.: "hexaedro" (de **hexas, * seis, i 
*^hedra," cara), "hexagrama (de ''hexaa, i gramma/' letra), ''hexá- 
metro" (de *'hexas, í métron," medida), ''hexápodo" (de **hexas, i 
podos,'' genitivo de "pous/' pie), **hexodontc" (de *'hex, i odons/' 
odontos, diente). 

125. Cuál es la procedencia del prefijo técnico *'hidro?'^ — Proce* 
de del gr. *'hydra,"de **hydor/' agua, del sánscrito und, moj^r, 
bañar, undan^ húmedo, v. g.: ''hidroarion," hidropesía del ovario 
(de "hydor/' agua, í ébn, huevo), '^hidrocefalia" (de ^'hydor, i ke- 
phalé»'* cabeza), ' 'hidrargiro" (de "hydor, i árgyros," plata), '*ht- 
drógeno" (de "hydor, i gen nao," género), * hidrogogía" (de "hy- 
dor, i agogos," conducir), 'liidrometría" (de "hidro, i métron," 
med¡da)i *'hÍdromio" (i^ *'hidro, 1 myia," mosca), **htdrotcrniÍco" 
(de **hidro, i thérmos," calor), "hidrofobia*' (de "hydor, i phabos," 
temor), 

126. I la del prefijo técnico "hieroí'* — Procede del gr, "hiéros," 
sagrado, cuya forma representa "sheros/' que e^ el sánscrito **is- 
hará/' poderoso, v. g.: "hleróforo*' (de * hiéros," sagrado, t "pile- 
ro," porto), '*hierografía" (de ^^hieros, i graphefn,** describir), *'híe- 
rograma" (de *'h¡eros, i gramma/* letra), 

127. Cuál, la del prefijo técnico "higro?" — Procede del gr. *'hy- 
gros/' húmedo, en relación con **hydor, agua; del sánscrito u^^ 
húmedo; '^ukska/' regar, v. g.: **hjgrogeófilo'* (de '^hygros/' agua, 
"gé/^ tierra, i *'philos/ amante), *'hígrobarÓ3copo" (de ''hygros," 
húmedo, ''báros," peso, i "skopeo," yo examino)^ **hígrabio'* (de 
higro, i bios," vida), **higrofia'* (de '*hígro, i phyo," yo nazco), ''hi- 
grofobia," aversión á los líquidos (de "hígro, i phóbos," temor), 
**lugrorn¡tos" (de "hígros, i órnis, orníthos," pájaro), 

12S, Cuál, la del prefijo técnico **h¡per?'* — Procede del griega 
"hypér,'* igual al ííí/fi'r latino, i significa **sobre, encima, más allá," 
etc.» V. g.: hipiracusia, exaltación del oído (de *1iyper," exceso, 
i *'akous¡s," la acción de oír), *^hyperbático" (de **hyper," sobre, i 
bat€s, que camina), 'liipérbolc" (de 'iiyper" más allá, i "ballein," 
arrojar), hipercrina (de ''hyper,"exceso» i '^krlnein/' segregar), hi* 
péremesia (de "hyper,*' exceso^ ¡ "emesia,'' vómito), hipernefelitta^ 
que se pierde en las nubes (de *'hyper,'* más allá, i 'nephele,'^ nu- 
be), hip€rtrofia (de 'iiyper/' exceso, i '*trophe," nutrición), *'hi» 
pérbaton'^ (de "hyper,^' más allá, i ^'báinein," ir). 



J 



TRATADO Dt LENG¥AJK. ^ |0t 



129. Cuálj la del prefijo técnico /¿í^£?f— Del griego /¿fpúi ^ prepo- 
sición afine del suá latínOj í significa ¿o/í?, dibajo^ v- g.: hipocarpa 
(de **hypo/' bajo, í ^'karpos/' fruto), ''hipocistoníiía/' talla períneal 
(de hypó, kysiis^ vejiga, ¡ iomé, sección), hipocúndriú (de hypo, i 
chóndrüs^ los cartílagos de las costillas), hipocras (de hypú^ t kra- 
tis, mezcla), hipogastro (de hypa, igáster, vientre), hipófisis (de 
hypo, xphysis, producción), hipoglúsú (de hypo^ \ glóssa, lengua), 
hipotenusa (de hypa^ debajo, iieinein, tender), hipótesis (de hypo, \ 
íAesiSf tesis), hipoteca (de hypo^ i íUhnni, pongo). 

130. Cuál» la del prefijo técnico histero^^^ú gr hyste'ra, ma- 
triz, V. g,: histerocelo (de hystéra, matriz, i kelé, hernia\ kisUrofisa 
(de hystéra, i physa^ aire, gas), histerorrea (de hysiéra, \ rhcin, ma- 
nar) histeróscopQ (de kystira, i scopdn, examinar)^ * liisterotomo- 
tocia,'' parto verificado por medio de la incisión dé la matriz (de 
¡iisiera, matriz, tomt\ de ¿omdn, cortar, i tokosr parto). 

151. Cuál, la del prefijo técnico hoh/* — Procede del griego holos^ 
todo, íntegro, v, g;: líolúcracia (de *'holos,'^ íntegro, i *'krateo/' im- 
pero), Iwlocaiistú (de "holos/' todo, i **kaustos,'' quemado), liolo^ 
grafia^ acto de escribir el testamento con propia mano (de **ho- 
los," todo, i "grapheín,'' escribir), kololepidúto {át ''holos,'* todo, "le- 
pfs,*' escama, i "dotos,'' dado^ dotado)» 

1 32» Cuál, la del prefijo técnico honialof — Procede del gr, ''ho- 
rnos,'* reunido; *^homalos/' plano, liso» que forma una masa com* 
pacta, V. g.; hovialófilú (de "homalos,'' plano, i "phyllon," hoja), 
liomalorranfo {áo. **homalos/' plano, i "rhámpho,** pico), homalósomo 
(de '*homalos," aplanado, i '*soma,'' cuerpo). 

133. Cuál, la del prefijo técnico /t¿7?«¿'¿7, lionwP — Procede del adje- 
tivo griego "hómoiosj hornos,'' semejante, el misólo, v, g,: homco- 
patia (de **hómo¡os,'* semejante, i **páthos," padecimiento), homeo" 
morfú (de "hómoios,"' semejante, ¡ **morphé,'* forma), homogéneo 
(de ''hornos," igual, í * ágenos," género), Iwfnónimo (de **homo5/' 
igual, i '*onyma, nombre), liomoncionista {á^ "homos," igual, i "cu- 
sía,*' esencia, substancia; igual á la esencia). 



I Hay qae distinguir htpo^ cuando procede de U preposición hypo 6 
de hippcSj caballo, v. g, : hipocampo (de hippos^ caballo, i hampos^ ballena), 
hipocrtm (de hippús^ i kréné^ manantial), hipódromo (de hippos^ \ iremos^ ca- 
rrera), hipó/agia (de hippos, \ phageiin^ comer), hipopóiamo (de hippoSy i pé- 
ianws^ r!o). - 




303 FELI2 RAHOS I nUARTK. 



I34< Cuálj la del prefijo técnico tcm P—Dtl griego ichuúSt traza, 
figura, representación, v, g.: icnografia, delineación de U planta de 
algún edificio (de 'íchnos/* traza, ¡ "graphefrt," describir), icnolo* 
gia (de **íchiios," traza, ¡ **lógos,'' discurso). 

135* De dónde procede el prefijo técnico iVí^r¿7?— Del griego ih- 
Uros, amarillo, v. g.: iaerómelo (de "ikteros," amarilio, i **mélas," 
i\tgró)iicUropüda (de *4kteros, i pous," pie), ictericia (de *'¡kteros," 
color annarillo), ictcropsú (de ''ikteros, i opsis," vista), icteraÍo{át 
"ikteros, ¡ oos, otos," oído). 

136. De dóndCf el prefijo técnico ictiúf — Del griego ickihys^ pes- 
cado, pez, V, g.: ictiocola (de 'Ichthys/* pescado, i '^kólla," cola), 
ictiodante {áz ^'ichthySí i odon tos, "diente)^ ictíofagia (de **ichthys, 
i phageín," comer), ictiolitcs (de ''ichthys» i líthos," piedra), ictio- 
sauro (de "¡chthys, 1 sauros," lagarto). 

137. De dónde, el prefijo técnico idiof — Del griego *'ídÍos,'' pro- 
pio, especial, característico, v- g.: tdiófido (de "ídios, propio, i 
*'ophis," serpiente), idiolatria fde ''idio3,"así propio, i 'latreía,'* 
acción de adorar), idioma (de ''ídios,'^ propio, particular), idiif- 
sincracia (de *^íd¡03/' propio, syn, con^ i hrásis, temperante nto), 
idiotismo (de "ídios/^ propio, especial). 

138. De dónde, el prefijo inf — Procede de la preposición latina 
in (sánscrito^ un, recortar; ihta, menos; an^ a, sin; esto es, nada' 
griego, an, en^ as: godo, un), v. g.; innacción (de in, privativo, í 
acción), inadmisible (de in^ privativo, {admisible), incendiar {áñ 
in, €Ti, i candere^ resplandecer), incurrir (de ///, en, hacia, sobre, i 
curren, correr). 

Generalmente es privativo i denota no, ó sin^ como incapaz (de 
in, no, i €apaz)}4nclc}n€ncia (de ///, sin, i clemencia). La n de íV/se 
torna en m antes de ¿ i /, como imberbe, (de im^ por in, sin, i ber- 
¿iV^ barba), impedir (d^ im, por in, i pes,pédis, pie), impeler (de im^ 
por in, en, dentro, i pellére, del gnego pclldm, lanzar), imperar^ 
(de im, por i>/, en, sobre, i parare, disponer); se convierte en r, 
por asimilación, en todos los casos en que preceda á otra r, como 
en irregular (del prefijo ir^ por, in, no, i regular), irresistible (del 
prefijo ir, por in, no^ i resistible), irrupción (de ir, por in, en, i 
rumpére, romper, despedazar), irrisión (de í>, por in, en, i ridére, 
reír); en /, por asimilación, como en i licito (de i I lid tus, de ti, por 
in, no, i ilfcííus, Ifcito), ilusión (de illásio, de illúsum, supino de 
illúdire; de il, por i>/, en, dentro, i lúdérc, jugar, de ludus, juego); 



TRATADO DK LX^GUAja. JCÍJ 



se pierde en ignominia {de /, por in, contra, i nómen, aféresis de 
gnémcn^ nombre), igfiorar (de í\ por in, negación, i del radical xxíVí' 
sítB.do ^wrus, simétrico át^ndrus, conocedor), indispúuer (de in, 
contra, Í dispaner)^ 

"Además de íh, hay los prefijas de^ dis, ex, m^ ve^ que también 
connotan á su modo la privación ó la negación, de donde resultan 
varias palabras compuestas sinónimas, cuyas delicadas diferencias 
de significado se logra encontrar á fuerza de un estudio analítico, 
V, g,: '*impar i dispar, inanimado i exánime, infando í nefando, in- 
forme i deforme» insania i vesania, infamar i difamar/' 

De in están formados los prefijos *'infra, Ínter, intra, intro, 
intus.'' 

139, Cuál, la del prefijo *'¡ndu?'*— Del latín *'¡ndu,'* forma antí* 
gua de in, en, dentro, i en castellano es expletivoj v. g.: ^'indus- 
tria" (de '*Índu," arcaísmo de in^ en, í slruére, construir, fabricar)» 
''indigente" (de ^'indígere/' formado de '*indu," arcaismo de i>¿, en, 
dentro, í egcre, estar necesitado), * 'indígena" (de indi, eufoniza- 
ción de inda, antigua forma de />i, en, dentro, i át ¿mérej engen- 
drar; engendrado dentro, en el país). 

140, Cuál es la procedencia del prefijo infraf — Procede del la- 
tín infra^ síncopa de in/éra, simétrico del adjetivo in/érus^ bajo, 
de inferre^ llevar á dentro. Añade al nombre la ¡dea de inferiori- 
dad, ó denota que una cosa está puesta debajo de otra, v. g.: ' 'in- 
frascrito'' de "infra, por infera," abajoj i ''escrito"), ^'infralapsarío" 
(de "¡nfra,'* debajo, después, i lapsus ^ caída), *'infraoctava" (de 
"infra," debajo, í ^'octava"). 

141, Cuál, la del prefijo í/i/d^r/— Procede de la preposición lati- 
na Ínter ^ formada de in 1 de la desinencia adverbial ter, i sirve, 
en composición, para connotar que una cosa está en medio de otras 
que la rodean ó la tocan por todas partes, ó qve en aquel mismo 
espacio interior se verifica alguna acción, v. g.: * 'intercostal" (de 
iniir^ entre^ i ^ 'costa, " costilla), intercalar (de intercalare, poner 
entre otras cosas; de inier^ entre, i calare^ en gr, '*kalein/^ llamar), 
interceder (de intercederé'' intervenir; de intir^ entre, i cederé , lle- 
gar), interceptar (de ^'intercipére, sorprender, coger á uno en el 
lance; de inier, entre, i cap ere, coger), interdecir (de interdicére^ 
decretar, prohibir; de ¿Ví/ít, entre, í *'dic¿re,'' decir). 

Por eufonía se muda Ínter en intel^ v. g,: inteligente (de intelli- 
g€r€j entender; de inteU por intcr^ interior, i "ligere^" elegir); en 



3Q4 FELIZ RAirOS 1 DUARTE. 



€nírt\ V. g,: **entrecejo** (de 'Intercilíum;'' de 'ínter," entre, i 'ci- 
lium," ceja)» 

142, Cuál, la del prefijo 'Intraí" — Procede del latín *4ntr^," de- 
rivado de in, pasando por el adjetivo inusitado '^nterus, v. g,: * In- 
tramuros*' (de *'¡ntra/' dentro^ t ''muros"), * Intrauterino" (de "ía- 
tra," dentro, ¡ "uterino"). 

143. De dónde procede el prefijo '"intro?" — Del adverbio latino 
*1ntró/' formado de la preposición in, pasando por el adjetivo inu- 
sitado "interus," ¡ significa "dentro/' v. g.: * Introducir" (de 'In- 
troducferc," conducir hacia dentro; de ''¡ntro," dentro, i *'ducére/' 
conducir), 'Introito" (de *1ntroítuSp*'entrada, de "introire; de *'in- 
tro," dentro, é ''¡re," ir), ** introspectivo" (de "¡ntrospectare," 
mirar por dentro; de *'¡ntro," dentro> i *'specére/' examinar). 

144» De dónde, el prefijo '"intus?" — Del latín "íntus," adverbio 
formado de in i del sufijo í4s, íuSj i significa 'interior," v. g.: '1n- 
tususcepción,"(de *'in tus, "dentro, i **suscípére," tomar; de susum^ 
hacia arriba, i *'capére/' coger). 

145. I el prefijo **ir?'' — Se forma de m, no, ó en, por eufonía en 
♦'irregular, irreligioso, irreparable, irreflexión^ irradiar, irracional, 
irremunerable, irresistible, irresoluto^ irrisión, irrigación," etc. 

146. De dónde, el prefijo técnico iso/^ — Del griego **ísos/' igual, 
V. g,: *'isobafia" (de ''ísos/' igual, i ^Tiaphe," color), "isoclino** (de 
**fso3," igual, i '^kline," inclinación), "¡socristos'* (de '*¡S0S| i Cris- 
tos,'* Cristo), "isócrono** (de *1sos, i chrónos/' tiempo); 'Isósceles" 
(de i sos y i skeíos^ pierna), isómero (de fsos, i meros ^ parte), isono- 
mo (de is&s^ i nómú^ ley). 

147. De dónde, el preñjo jusiof — Del Iatiny//j///j, participio pa- 
sivo del antiguo y«Jíí?, yo mando, forma verbal de tuSj iuris^ la 
justicia, V. g.: pistificar (de justas^ justo, iftcarc, tema frecuenta- 
tivo de faceré^ hacer), justipreciar (áe jusfa, i precio) j jurisperiiQ 
(de iurispériiust docto en el derecho; de ius^ iuris^ la justicia, la. 
ley, i pirituSy perito), júrame uto (de iuramcnium ; compuesto de 
turare^ de ius, iuris^ la ley» la justicial i de mens^ mentis^ mente, 
entendimiento)» 

148. De dónde, el prefijo técnico kilof—T^tX gr chilioi^ mí I, v. g.: 
kilogramo (de Hlo^ mil, i gramo) ^ kiloiiiro (de kilo, i litro), kilo- 
metro (de chilioi^ i métrotí), kiliárea (de chilioi, ¡ área). 

149. De dónde, el prefijo técnico lao? — Del griego laos, puebla, 
leitúSy publico; del sánscrito lauc^ ver, parecer, laukas^ mundo, v. g,: 




TRATAIK) DI tENGÜAjE. jOf 



laocraciat influencia de la plebe (de laos^ pueblo, ¡ kratio^ ser fuer- 
te), laosinacto (de laosynáktesj de laos^ pueblo, i spnágciUi con* 
vocar). 

J50. De dónde, el prefijo técnico /¿-^/¿i?/^— Del griego kpidos, 
genitivo de kpi$, escama, v. g,; ¡epiceno (de hpis, escama » i hoi- 
fws, común), kpidécero (de k pidos ^ \ kcras, cuerno), lepidófilo (de 
{lepis^ ¡ phylbn^ hoja), lepidopo (de Itpidas, i potts, pie), kpidóp- 
tero (de kpidos, x pte'ron, ala), iepisakanto (de /¿tí/j, í akantha^ es^ 
pina), kpisQSteo (de /r//j, 1 osie'ún^ hueso). 

iji. Cuál es la procedencia del prefijo técnico i^ptú? — Procede 
del griego kptos, tenue, v. g.: kptocauk (de kptos^ tenue, delgado, 
i kanlos^ tallo), Icptofilo (de lepios, \ phyllon, hoja), lepiofonia, dul- 
zura de la voz (de kptos, i phoné, voz), lepiémero (de ieptos, sutil, i 
eneros, parte), leptoquimia{á^ kptos, desnudo, i '"chymos," jugo, hu- 
mor)» leptorranfo (de kpiús^ tenue, i rhdmphús, pico), leptúrrino^ 
(de kptos^ i rhin^ nariz), kptútnqina (de lepios, delgado, i tkrix^ 
irichüs, cabello), 

rs2. Cuál, la del prefijo técnico iaico? — Procede del griego /£«- 
^<?j, blanco, forma de lúke^ la primera luz antes de salir el sol, v. g,: 
leucüblefáreo (de leulcos, blanco^ i bkpharon, párpado), kucocéfalo 
(de ieukoSi i kephale\ cabeza), kucúnwria (de ktikos^ i moría^ imbe- 
cilidad), ku€onoio{á^ knkos, i 7iotos, espalda), leucorrea (de kukos, 
í rhéOj flujo), íeucosíomú (de ¡eukos^ ¡ sióma^ boca), leiicéxito (de 
leukoSj i xyhn^ madera), 

153. Cuál, la del prefijo técnico lioí^ — Procede del griego leios^ 
liso, V. g,; liodermú (de kios^ liso, i dérma^ piel), liótrico (de lio, i 
tkrix, trichós, cabello), liófilo (de lio, iphylhn, hoja), 

154. Cuál, la del prefijo técnico lipo^ * — Procede del g^xJeipei?i, 
dejar, v* g; lipomeria (de kipein, dejar, i meros, parte), li poder mo 
(de kipein^ ¡ derma, piel), 

r55* Cuál, la del prefijo técnico lito? — Procede del gr» lithoSy 
variante de l^as^ piedra, roca» que es el sánscrito laustas, terrón; 
del verbo ius^ romper, v. g.: ii tocias ío (de lithos, piedra, i kldo^ yo 
rompo), litodcndro fde lithos^ 1 déndron, árbol), liiéglifo {át lithos^ 
i glyphein^ tallar), litografía (de lithos^ i grapheia^ descripción), U- 



1 No hay que confundir /íJíé?, dejir, con Upo^ grasa, v. g, : liponix {delgn 
ñpos^ grasa^ del sánscrito Upas^ unto, de ¡ip<^ untar, i ónyx^ uña), lipuiiia (de 
Up^j i /iíMí^J*, piedra). 



306 F£LiZ RAMOS 1 DUAAT£, 



ióideide Uio, i eidos^íatm^), litolísis {de üy/ws, i ¡ysis, disolución), 
Utopedia {á^Jtíkas, ipais, niño), Utontripiico (de íiíkús, i tribdn,^ 
moler), Utotomia (de Uto^ í tomé, sección)* 

156. Cuál, la del prefijo técnico longif — Del lat. lúngits^ largo, 
y.g.i longicaudú (dt lofi^us largo, i cauda, cola), hugtcruro (de 
longus^ ¡ cnis, cruris, pierna )p ¡úngiloqtdo (de longus, ¡ loqui^ ha- 
blar), longimano (de longiis, i mano). 

157, Cuál, la del prefijo técnico macrcf — Del griego makros^ 
largo, V, g.; Macrobiú (de mairos, largo^ i iioSt vida), macrocefa- 
lia (de fnakroSf i kephalé^ cabeza), macrócamo (de makrüs^ ¡ ¿íw*'^ 
cabellera), macronuUa (de makros, i í?i¿-7¿íj, miembro), macrogíúso 
(de makroSt i glóssa, lengua), macroftalmo (de makros, grande, i 
ophthalniQSy ojo), macroqucra (de makros^ i £:Afí>, cheírós, ai a no). 

158, Cuál, la del prefijo í;/£z/?— Del adverbio latino ^//¿i/<r, mal, ó 
del adjetivo malus, a, um, cosa mala, v. g.: maiandansa (de 7/ia/, í 
andar )^ malcasar (de ;;¿£i/, i casar) f maligno (de malus, malo, ¡^^< 
7^wí, índole), malévolo (de ?/ía/¿", mal, i iWí?, i^^-Z/if, querer), malde- 
cir (de í;í£í/¿', mal, i diccre^ decir). 

159. Cuál, la del prefijo técnico malaca /^-^Dtl griego nialaíos, 
flojo; latin "moUis,'^ blando, v. g.: malacodendro (de malaca, ¡ ^t^Vi- 
¿/r£?«, árbol), "malacómido" (de malaca, i mydos, humedad), **ma- 
lacopterigio'^ (de *^malakos,^^ blando, i pterygion, aleta), *'malacó* 
somo,'* {de "malaco, i soma," cuerpo), "malacosteósis*^ (de "mala- 
co, i stéon," huevo). 

i60p Cuál, la del prefijo técnico 7negaf—I>t\ sánscrito mahat, 
grande (griego, megas, megalé, mega; latín, magnus, v. g,: **me- 
galantropogenesía" (del griego "megále,'' grande; '^anttropos," 
hombre, i ^^génesis,'^ generación), "megalosauro'' (de ''megále, í 
sauros/' Iagarto)j *'megaterio," (de *'mégas, i therion,'' bestia ó 
fiera). 

161. De dónde procede el prefijo técnico **méla, mélano?"— Del 
gr, "mélas, métanos, negro, v. g.: "meladerma'' (de ''mélas, i dér* 
ma," piel), *'melagastro" (de **mélaj ¡ gáster, vientre), **melaleu' 
co'* (de *'méla, i leukos,'' blanco), ^'melancolía'' (de *'mélas/' ne- 
gro, i ckolé^ bilis). 

162. De donde, el prefijo técnico "meso?^' — Del gn "mésos,'* lo 
que está en medio, v. g*: "mesocracla" (de ''mésos," medio, ¡ krd- 
ios, poder), "mesenterio'' (de *'mcsos,'' medio, i entéron, intestina), 
*'mesolabo*^ (de **mesos, i labcin,'' tomar), *'mcsómetro" (de *'mé- 



TRATADO JJÉ LKKGUAJI. 307 



sos/' medio, i "metra/' matriz), "mesófito" (de "mésos, ¡ phyton," 
planta), '*mesomer¡a" (de **mésos, i meros," muslo), '*mesónfaIo*' 
(de '*mésos, i ompha3os/' ombliga)* 

163, De dónde, el prefijo técnico "meta?"— Del sánscrito **mi- 
thüs/' conjunto; *'mithas/' recíprocamente; gr» *'meta/' serie, cam- 
bio, transformación;'' lat., '*méta,'* figura piramidal; fin, término, 
etc., V, g.: "metábolo" (del gn '*meta," más allá, í bailan, arrojar), 
**metacarpo'' (del gr, '"meta," más allá, i karpos, carpo), '*metáf0'' 
ru" (del gr. '*meta," más allá, iphoros^ el que lleva), ''metafrag^ 
ma'' (de "meta,^' más allá, i "phragma," tabique), "metagoge'^ (de 
"meta,'* más allá, i **agógos,'' que conduce)» *'metalepsis'' (de ''me- 
ta/* más allá, i lépsis, acción de coger), *'metamorfopsis" (de ''me- 
ta," más allá, '*niorphé," forma, i opsis, vista), '*metaplasmo" (de 
'*meta,** más allá, i "plássein,'' formar), ''metátesis * (de ''meta," 
más allá, i "thesis,'* situación), ''metempsicósis*' de *'meta,'' más 
allá, i *'empsichoun,'* animar; de cm, en, i psyckS, alma), "meteo- 
ro" (de '*met,** apócope de *'meta, i eorá, aérein,*' levantar), '*mc* 
todo'* {de '*meta, i hodos," camino), ^'metonimia* (de '^meta, i 
onyma, nombre). 

164. De dónde, el prefijo técnico metro r" — Del griego metron^ me- 
dida; del sánscrito *'mátran/' medida, de ''ma,'' medir, v, g,: *'me* 
trografía*^ (de *'metron, i grapheín,'' describir), '^metrología'* (de 
'"metron, i logos,*' tratado)^ *'metónomo** (de **metron, i nomos," 
ley), '*metromanía" (de **metro, i manía*'). 

Hay que distinguir ''metro," medida, de **metro,'' derivado del 
gr, '*metra," matriz, v. g,: ''metrocampsia** (de "metra, i camp- 
teín,** doblarse)» '*metrocelo^* (de *'metra, i kele/' tumor), "me- 
trodínia** (de '* metra, í odyne,'* dolor), *'Mei£od0ro, nombre pa- 
tronímico (de *^meter/* madre, i doron/* don, presente), "metró- 
poli** (de "metros," madre, í ''polis/* ciudad), "metroptósis'* (de 
*'metra," matriz, i "ptósis," caida)^ ''metrorragia** (de *'metra, i 
rhage,** erupción), "metrorrésis" (de "metra, i rliexis,** rotura), 
*'metroscop¡a" (de "metra, i skopeo," observo)- 

165. De dónde, el prefijo técnico "mia?** — Del griego "myia," 
mosca, V, g.: "m¡agroide'*(de "myia,^' mosca, leldús, forma), "mio- 
terínOj^* que se alimenta de moscas (de "rnyia,*' i tkeriún^ anima- 
lejo). 

166, De dónde, el prefijo técnico **micro?"— Del gr, **mikros,** 
pequeñOj v, g.: '^microcosmo" (de *'m¡kros,** pequeño, i "kósmos," 



jOS WKLIZ RAMOS I DUARTE. 

mundo), "microdonte" (de *'mikros» í odontos," genitivo de od^us, 
diente), "mícrofonía" (de **fn¡krosp í phone/' voz), "microftalmo" 
(de "mikros, i ophthalme/' ojo), **in¡crómega," instrumento para 
medir cosas grandes i pequeñas (de '*mikros, i magas,'* grande), 
"microsporon" {de "mikros, i sporós/' grano). 

167. De dónde, el prefijo numeral **mtl?"~DeI sánscrito "mil," 
reunir (lat. **mille, mtllía,'' i gr. ckílias.cklHúny que significa ''mil")* 
V* g.\ '^milenrama" (de*'mil, en, i rama"), *'milcporo" (de *'mille," 
mil, \ poros, paso), -'milicia'' (de *'milís,milit¡s," soldado; paralelo 
de "mille/^ mil, de la raíz sánscrita "mil," reunir, congregar), **mí- 
límetro" (de *'milli/' construcción de ''milésima," í "metron," me- 
tro), ''miliUtro'* (de *^m¡lli, i litro). 

168. De dónde, el prefijo técnico ''mió?"— Del gr ''mys, myos," 
músculo, V. g,: ''miocarditis" (de ''myos, X*¿ir¿//ti, corazón, i el sufijo 
técnico iiisy inflamación), **mÍotEs" (de "myos," músculo, i el sufi- 
jo itis), "miosalgia" (de "myos, Í álgos»'^ dolor), "miorrexia," ro* 
tura de los músculos (de "myos, 1 rhéxis," rotura), 

169. De dónde, el prefijo técnico "miria?"— Del gr. *'myria," 
diez mil, v. g.: "miriagramo" (de "myria, i gramma/' gramo; diez 
mil gramos), "miriápodo" (de "myria," diez mil, multitud, i podos^ 
pie), "miriámetro," diez mil metros (de "myria, i metron"), "mi- 
riámero" (de "myriaj i meros," parte), 

170. De dónde, el prefijo técnico "miso?"^ — Del^r. "miseo/* odio, 
V, g.: "mísocapnia" {de "misein," aborrecer, i kápnos, humo). *'mi- 
sogamia" (de ''miseo,*' aversión, i "gamos, ^* casamiento), "miso* 
ginia," aversión á las mujeres (de "miseo, i gyne," mujer), "miso- 
logia," aversión á la lógica (de '^miseo, i lógos," pensamiento i pa- 
labra, razón i verbo), '*misopsiquia," aversión á la vida (de "miseo, 
i psyché," vida), "misántropo'' (de "miseo," odio, i anthropos^ hom- 
bre). 

T/r. De dónde, el prefijo técnico "mono?" — Del griego "monos,'* 
único, solo, v, g,: "monobafia" (de "monos," uno, i bápkein, teñir), 
"monoblcpsia" (de "monos," único, i blépsis, visión), "monocero'* 
(de "monos," uno, ! kéras, cuerno), "monocótilo" (de "monos, i 
kotyle," cavidad), "monodia" (de "monos," solo, i úde\ canto), 
"monogam¡a"^^(de "monos, i gamos," casamiento), ''monarquía*' 
(de "monos," único, i ar£¡ii\ mando), "monopircno"' (de "monos, i 
pyren,*' avellana), "monopolio" (de "monos, í pólein,'' vender), 
"monosicia" (de "monos, i sitos," alimento; costumbre de comer una 



m 



TRATADO Di LKNGUAjt. $0^ 



vez al día)í *'monotel¡smo" (de **mónos, i thé^eín/' querer), '*mo- 
notremo'' (de "monos, í trema/' canal). 

172- De dondCp el prefijo "multí?" — del adverbio latino ''mul- 
tump" mucho; formado del adjetivo ''multus, multi" muchos, va- 
rios, V. gA "multífluo" (de '^ multas/' mucho, \flmr£^ fluir)^ ''multí- 
coma'' (de ''muí tí, i coma/' cabellera), * 'multiplicar" (de *'multU3, 
í plicare," plegar), '"multípara" (de "multus, ¡ parére, dará luz). 

173- De dónde, el prefijo ne? — Del latín nec, de donde procede 
la forma literal anticua 7m, que dio origen á m i m, v* g.: íucíq (de 
{néy no, i scire^ saber; que no sabe lo que podía í debía), nefan- 
do (de né, no, i/ari, hablar; tan indigno que no debe hablarse de 
ello), negar (de tuc^ no, i ''agere," obrar, decir no), negligente (fíe 
neg^ por mc^ no, i ñgcre, de kgére^ coger, elegir; descuidado), néc^ 
/íjr(de né^ no, i ktáú^ hacer morir). 

174. De dónde, el prefijo técnico nccro? — Del gr. mhros^ muer- 
to, de nekjys, muerte, v. g.: necrófago (de **nekros,'* muerto, i pha- 
gein," comer), ''necrópolis'* (de "nekros/' muerto, i "polis,'' ciudad; 
ciudad de los muertos, sepultura), ''necrófobo" (de "nekroa, i phó- 
bos," temor, horror), tiecrodidia, culto de los difuntos (de "nekros, 
i douleía, ó dulía," servicio), **necromancía" (de *'nekros, i mancia, 
adivinación). 

175. De dónde, el prefijo técnico nefrof — Del gr. "nepliros,'* ri* 
ñon, V. gr. "nefroflegmasia" (de *'nephros,'' riñon, i ''flegmasía,*' 
quemad ura^ de "phlégma," inflamación), nefroplcgia, anatomía de 
los ríñones (de nefro^ \ ple'sso^ herir, golpear), "nefrotomía" (de n€' 

fro, i tomé, sección), nefritis (de nefro, i el sufijo itís^ inflamación), 
nefrenfraxia (de "nephros i émphraxís/' obstrucción), nefr algia (de 
B nefra^ í algos ^ dolor), nefropioszs (de ncfro^ i p^on^ pus). 

B ij6. De don de ^ el prefijo técnico neoP — ^Del gr. n/os^ por novas; 

H del sánscrito nava; en latín nóvuSy nuevo, v. g.; neófito^ nacido de 

H nuevo (de néos^ nuevo, ¡ "phytos,'* nacido), neofobia, horror á todo 

H lo nuevo (de neos, i phóbos," horror, temor), "neógalo" (de neos, i 

H £ál£í, leche), ncologia, invención de palabras nuevas (de neos, i ^'ló- 
H gos," palabra), * 'neomenia" (de neos, ¡ mene/' mes, luna), "neoplas- 
^F mo" (de neos, i * 'plasma/'' formación), neohrico (de neoíeros, más 
^r joven, más nuevo; comparativo de néos)^ ^ neolatino (de neo^ i la- 
H tino)~ 

^^L I Ne&itrismos^ novedad, palabra usada recién temen le. 



3 ro im^ lUHOS 1 DÜ ARTS. 



177. De dónde, el prefijo técnico neurof — Del gr. tieurún, ner* 
vio, V. g.: nturitis (de nciiron^ nervio, ¡ el sufijo médico itis, infla- 
nnación), "neuromimosía" (de ncurún, \ ' mimeín/' imitar) "neuro* 
gamia," magnetismo animal (de *'neuron, i gamos," unión), *'neu- 
ragma" (de *'neuron, ¡ ágma," rotura)^ muranfipétalo (de neuron^ 
''amphii" de ambos lados, i péialon, pétalo), *'neurilema" (de nm* 
ron, i '*eileOí" cubro^ envuelvo). 

178. De dónde^ el prefijo «£?-^~DeI latín non^ partícula negativa, 
Vp g.: nonato^ (de non^ no, i fiatus^ nacido^ participio de nasci^ na- 
cer), notiada (de no^ i nada), Pwahstante {á^ no, i obsiiínie), nompa- 
rell {át non, no, i el francés panili no igual), mnostancia (de m 
úbstanti), non plus ulira^ no más allá (de ' 'non," nOj plus, más» i 
ultra, allá), 

179. De dónde, el prefijo técnico ''nooí" — Del griego **nóos/' 
forma primitiva de "nous," entendimiento, por '^gnous/' de ^'gnos- 
ko/' yo conozco, v. g.: "noocracía" imperio de la razón pura (de 
"nóoSi" entendimiento, i kratdn^ mandar), 'noogeno" (de "nóos^ 
¡ genes/' engendrado), **noologla" (de '*nóos^ i lógos," palabra), 

180» De dónde, el prefijo técnico *'noso?" — Del gr. 'nosos" (la- 
tín *'noxar" daño; nex^ nects, muerte; del radical sánscrito na^, pe- 
recer, V* g: "nosocomial,'' epíteto de las enfermedades que reinan 
en los hospitales (de "nósos," enfermedad, i komein, "asistir), "no- 
sóforo," camilla para conducir heridos (de **nósos, i phoros," por- 
tador), "nosogenia/' teoría del desarrollo délas enfermedades (de 
**nósos, ¡ génesis/' generación), "nosología" (de '"nósos, i lógos/' 
tratado). 

181* De dónde, el prefijo técnico "nosto?"— Del gn "nóstos," 
regreso, v. g.: "nostomanía," nostalgia (de *'nosto/' regreso, i *'ma- 
nla; del sánscrito "mívnas/' pasión; gr. '* manía," locura)i '^nostal* 
gia (de "nos tos, i algos/* dolor; dolor que se siente por el deseo 
de regresar)* 

182. De dónde, el prefijo técnico "noto?"^Del gr. * 'notos," el 
dorso, V. g,: "notofoUdeno" (de "notos/' espalda, i '^pholis, pho- 
lidos," escama)^ **notonecta/' que nada de espalda (de "notos/' 
espalda, i '*nekt0Sj" nadador)* 

183. De dónde, el prefijo numeral nueve P — Del latín noventa de- 
rivado del sánscrito navan, v. g,: nue^wmesal {áe nueiw, 1 mes)^ nú" 
veno (de novenus i nóvenif forma de *'n6vem/' nueve), * 'noviera* 



TRATAUO nz LEKGtrAjS. 3 I I 



L 



bre'* (de '^nuvember/' de *'novem/' nueve), noníigono (de uúnus^ 
nono, noveno, i del gr. gonia, ángulo), nónuplo (de nonus, nueve, i 
el sufijo /írx, raíz de plexits, pliegue, forma de pkxén\ doblar), 

184. Cuál es la procedencia del prefijo oB? — De la preposición 
latina £?¿, derivado del sánscrito úbhi^ i en composición significa di- 
ferentes ideaSi v, g.: *'obduración," dureza ó porfía en resistirlo 
que conviene (de ^*obduratis/' endurecimiento; de ''obdurescere," 
de úb. en torno, i "durescure," endurecer), "obedecer'* (de ''obe- 
dire;" (de *'ob,'* delante, i '^audire," oír: oír el mandato de otro), 
'*obcso," grueso de cuerpo en demasía (de '^obesus;'* de '*ob," en 
torno, circularmente. i "esum," participio pasivo de cdere, comer; 
que ha comido mucho), '^objeto" (de "objectus," participio pasivo 
de ''objícere^" arrojar delante; cosa puesta delante, faz á faz; de 
'*ob, i jacere/' arrojar), ^'oblicuo" (de "obliquus;"' de "ob," delan- 
te, I del antiguo *1iquis." que representa iixis, equivalente al gr, 
**loxós," torcido), "obligar*' (de ''obligare;" de *'ob/' en torno, í 
'Migare/' ligar), * 'oblongo," lo que es más largo que ancho (de 
"oblongus;" de ''ob," delante, í ''longus/' largo), ''obsequio" (de 
**obsequium;" de "ob, i sequi/' seguir), *^observar" (de *'observa- 
re;'* de **ob/" delante, i "servare," guardar), ' 'obstar/' impedir^ 
estorbar (de ^'obstare;" de ''ob/' delante, i '^stare, " estar), ''ob- 
viar," evitar^ huir, apartar (de * 'obviare," de ''ob/' enfrente, í via^ 
camino), '^obtener" (de ^'obténere/' alcanzar, conseguir; de "ob/' 
delante, í '^ténere," tener)^ ■'obvención' [de "obvéníre/' presen- 
tarse al encuentro, ofrecerse; de "ob,'' delante, i ''vénire/' venir), 
"occipucio" (de ^'occiput," la nuca, el colodrillo; de "oc, por ob," 
al través, i caput, cabeza), * ocasión" (de ^'occasio," tiempo opor- 
tuno; de '*oc, por ob," delante, ¡ casus, caso)^ **ofuscar/" pertur- 
bar (de ^^ofFuscare;" de **of, por ob/' delante, ifuscare^ tema ver- 
bal á^ftísctís^ fosco)j "oponer" (de opponc-re," poner obstáculo; de 
*'ob, por ob," delante, enfrente, i ''ponure," poner), ''ostentar" (de 
"ostentare," hacer ver, jactarse, vanagloriarse, ofrecer; forma ver- 
bal de **ostentum/' i simétrico de *'ost¿msum/' supino de "obsten- 
dércj" de *'ob/' delante, ¡ "tendere/* tender). 

185, Cuál, la del prefijo ''octa, octo?" — Procede del lat. ''octo,'* 
derivado á su vez del gr. '^okto," ocho, v. g.: ''octaedro/' (de "ok- 
to/' ocho, i "hedra," cara), "octágono" (de ''oktOí i gonos," ángu- 
lo), * 'octosílabo" (de ''octosyllabus/' de *'okto/" ocho, i "sy liaba,** 
silaba), "octodonte" (de '*oct," apócope de "octo, i odous, odon* 



31 > FELIZ RAMOS I DUARTE. 



tos,'* diente), **octubre," octavo mes del año (de *'octu, octo/' ocho)i 
**ochocientos" (de ''ochOi ¡ ciento), 

1 86. Cuál, la del prefijo técnico '*ofí, ofio?" — Procede del gr. 
"óphís," serpiente^ v, g.: "encéfalo" (de '*ópli¡s/' serpiente, ¡ ke- 
phah, cabeza), *'ofifagía" (de ''óphís, i phageín/' comer), "ofiola* 
tría" (de ''óphis, i latreía'' adoración), '"ofisauro" (de **óphls, i sau* 
ro," lagarto). 

187. Cuál, la del prefijo técnico '*oftalmo?'' — Procede del gr, 
'^ophthalmos," ojo, formado de la raíz *^opto," veo, v* g.; "oftal- 
moscDpia''(de "ophtalmos, ¡kópos/' cansancio), *'oftalniolito/' con- 
creción ocular (de *'ophtalmos, i líthos/' piedra), **oftalmoptósis" 
(de *'ophtalmos, ¡ ptósis/'cafda). ''ortalmoxis¡s'(de "ophtalmos, i 
xysis/* escarificación). 

188. Cuál, la del prefijo técnico '*oligo?"— Procede del gr. "oH- 
gos/' escaso número, pocos^ compuesto de o prostética i del sans- 
crito //'f, pequeño, v, g,: "oligarca" (de "oligos," poco, ¡ £rr¿:///, 
mando), ^'olígoblena/' falta de secrecióíi mucosa (de "oligos, i 
blenna/' mucosidad), '*oligocolia" (de ''oligos, i cholé," bilis)^ '*oli- 
gocrac¡a"(de "oligos, ¡ kratco/' ser fuerte, imperar), "oligócrono/* 
(de ^'oligos, i chrónos,*' tiempo; que vive poco), "oUgoposia, "dis- 
minución de la sed (de *'ol¡gos, i pósís/' bebida). 

189. Cuál, la del prefijo técnico '*omo?"— Procede del gr. *'omos," 
espalda, v. g*: '*omoalgia" (de "omos," espalda, i *'álgos," dolor), 
"omóplato" (de *'omos, i plátys," cosa larga), ^'omofagia" (de 
"omos," crudo, í "phagein, comer). 

190. Cuál, la del prefijo técnico "oníco?'* — Del gr, ''onyx. ony* 
chos," uña, v. g,: "onícófido" (de *'on¡chos," í el lat. ''findére," hen- 
der), "onicofima/^ tumefacción de las uñas (de "onichos, i phima," 
tumor), ''on¡cófero"(de '*on¡chos, i phoroSj" que lleva), *'onÍcopto- 
5Ía"Cde ''onichos, i ptósis/' caída X ^'onitófago" (de ''oniclios, i pha- 
gein,'' comer). 

191. Cuál, la del prefijo técnico ''oniro?" — Del gr. "oneiros/* 
sueño, cuya verdadera pronunciación es ^'oniro/' porque el dipton- 
go ei suena como 7, v. g,: **onisocrisia" (de "oneiros/'sueñOj i kri- 
min^ juzgar), * 'oniromancia" (de ^^oneiros, i manteia," adivinación), 
^'onisoscopia (de ''oneiros, i skopeo,'' yo examino), 

192. Cuál, la del prefijo técnico *'ono.^''— Del gr. "onos/' asno, 
v. g*: *'onocéfaIo" (de *^onos," asno, i "képhalé," cabeza), '*ono- 
crótalo"(áe''únos, i krótalos," campanilla), "onolatrfa" (de "onos, 



I 




TftATAIK) DK LXKGUAJS, $t$ 



i latreía," adoración), "onocentauro'' (de *'onos, kentco/* yo pico, 
i "táuros/' toro). 

193. Cuál, la del prefijo técnico ''onto?" — Del gr. "ón, óntos," 
que significa etrh; v. g.: * 'ontogenia ' (de "ontos/' ente, i ^'genao," 
generación), ''ontologia" (de '*óntos, i lógos," tratado). 

194. Cuál, la del prefijo técnico •'ops¡?" — Del gr. "ópse," eólico 
'*ópsi," tarde, v. g.: ^'opsigamia/' acción de casarse en la vejez (de 
ópsij vejez, i ''gamos," casamiento), "opsígonas," muelas del jui* 
ció, cordales (de "ópsi," tarde, i "gone," generación), ''opsígono" 
(de "ópsi," último, tarde, i gone," nacido), '*ops¡matía" (de "ópsi" 
tarde, i *'mathein," aprender). 

"Opiómetro," procede delgr. '*óps¡s," vista, i "métron," medida; 
instrumento para determinar los límites de la vista de una per» 
sena. 

195. Cuál, la del prefijo técnico '*opso?" — Del gr. ''opson," man- 
jares, V. g.: **opsofagia" (de '^opson," manjares, xphagein^ comer), 
•'opsomanía" (de *'opson, i manía"). 

196. Cuál, la del prefijo técnico *'oricto?" — Delgr. *'oryktos,"el 
que ha sido desenterrado, v. g.: "orictognosia (de "oryktos, i gnó- 
sis," conocimiento), '^orictografía,'' descripción de los fósiles (de 
•'oryktos, i grapheía," descripción), **or¡ctología" (de ^'oryktos, i 
lógos"). 

197. Cuál, la del prefijo técnico omito? — Del gr. *'orn¡s, orni- 
thos," pájaro, v. g.: "ornitocéfalo (de '*ornithos, i képhalé," cabe- 
za), "ornitófilo" (de ''ornithos, i phílos,'' amante), '"ornitorrinco" 
(de "ornithos, i rhygchos," que se pronuncia "rynchos," pico), *'or- 
nitópo" (de **ornithos, i pous, pie), "ornitofonía" (de "ornithos, i 
phoné," voz), '*ornitotrofia" (de "ornithos, i trophe," alimento). 

198. Cuál, la del prefijo técnico ¿?rt7/' — Del griego ''oros," monta- 
fia, V. gr.: "orogenia," formación de las montañas (de "oros," mon- 
tafka, i ''gennao," género), "orognosia" (de ''oro" i ''gnosis," cono- 
cimiento), "orografía" (de "oro," i "graphé," descripción), "oro- 
hidrografía" (de "oro," 'hydor,'' agua, i "graphé"). 

199. Cuál, la del prefijo técnico orto? — Del griego "orthos," de- 
recho, del sánscrito "úrdhva," levantado, derecho, v. gr.: ortodoxo 
(de "erthos," derecho, i "dóxa," opinión), "ortodromia" (de "or- 
thos," i "drómos." curso, carrera), "ortoepía" (de "orthos" i 
**épos," palabra), "ortofrenia" (de "orthos" i "phren," mente; ar- 
te de dirigir las facultades intelectuales), "ortógono" (de "or- 

21 



^m 



314 VELIZ RAMOS 1 DUAKTX. 



tho,'' recto i '*gonos/' ángulo), '*ortograna" (de ''orthos,'* derecho, 
¡ *'graphein," describir, escríhir), ' ortologfa" (de **orthos/' dere- 
cho i "lógos," palabra), 'ortoploptcro" (de *'orthos/' i '*plóos/' 
navegación). 

200. Cuál, la del prefijo técnico "011*'? — Del griego *^oxys*' (del 
sánscrito ^^a^,'' atravesar; ''á9us," vivo^ penetrante; latín ''aciis/' 
acer)^ ¡ signiñca ácido, en qulmtcaí i agudo, en matemáticas é his- 
toria natural, v. g.: '^oxíacanta" (de **oiys,*' agudo i ''akantha/' 
espina), *'oxiuro^' (de ^'oxys," agudo, i "oura" cola), '*oxicrato.'' 
mezcla de agua i vinagre (de *'oxys/' agrio, i *'kerao," por "ke- 
ránnymí^" mezclo), **oxífilo" (de ''oxys." agudo, i "phillon," ho- 
ja), '^oxigal (de "oxys," agrioi i '^gála/' leche j^ ^'oxicoya** (de 
"oxys/^ agudo, i ''akoiicia/' oirj sensibilidad excesiva del sentido 
del oido)í ^*oxígeno^^ (de ''oxys," ácido, ^ 'genes, "que engendra, 
en lenguaje técnico), "oxiopia' (de '*oxys," agudo, i "ops, opos/" 
vista). 

201. De dónde procede el prefijo técnico **paco? — Del griego 
"pachos/' espesor, forma de *'pachys/^ espeso, que es el sánscrito 
'*pahu/' deudo, numeroso; v. g*: ''pacómetro,'' instrumento para el 
espesor de los vidrias de los anteojos (de *'paco/' i metron/' me- 
dida). 

202. De dónde, el prefijo técnico ' 'paleo*' ?— -Del griego ' ^palaios." 
antiguo. V. gr.: ''paleografía" (de **palaíos/' antiguo, í **graphe!n," 
describir), "paleología/' estudio de las lenguas antiguas (de *^pa- 
laios/' i lógos/' discurso), * paleontografía^' (de '*palaios/'onta, se- 
res i "graphein"), "paleoterio,'' género de animales fósiles (de 
"palaios," i ''therfón,'" animal), '^paleozoico" (de '^palaios'' i 
*'zoon," animal), ''paleópetro" (de **palaÍos," i '*pétra," piedra). 

203. Dé dónde, el preñjo "pan,'' *'pano/' ''panto'7 — Del griego 
'^pas/' ^'pasa," "pan/* genitivo, "pantos;" en latín, ''omnis/' "qui- 
viSp'* *'totus/' todo; v. gr,: "pan-acea," remedio para todo (de 
'*pan,'* todo, i *'ákos," remedio), "Pan-cracio/' todo fuerra (de 
"pan,' todoi i **kratos/' fuerza), "pan-creas/' todo carne (de 
"pan 1 kréas," carne), ''panegírico/' razonamiento laudatorio (de 
"panegyrís/' asamblea; de *'pan/- todo, i "agyris/* reunión de gen- 
te), "pansofla" (de '*pan, ¡ sophía/* ciencia, saber). 'Tantaleón" (de 
**pánta,"todo, i **elecmon/* misericordioso), ''panteón" (de **pan/* 
todo, ¡ *'theos," dios; de todos los dioses), **pantofagia/' hambre 




TRATADO DR LKNGUAJK. J [ J 



devoradora (de '*pánta í phageín," comer), '*pantofobÍa/' miedo á 
todo (de '^panta* í phóbosi^' temor)» ''pantómetra" (de '^pantos/' 
todo, í "metron/' medida)^ '^pantera" (de "pan, í ther." fiera), 
"panoplia'' (de ''pan, í oplon/' arma), "panorama" (de "pan, iho- 
rama/' vista), 

204. De dónde, el prefijo "para''?— De la partícula griega "para," 
que significa junto, al ladoj procedente del sánscrito ''paramas/' 
Ifmíte, confín, del verbo "par," avanzar, mover; v. gr: ^'parábola*' 
(de **para," junto, i '*ballo," lanzo), "parabóreo,'* raza parabórea, 
como los esquimales (de *'para," cerca, i "bóreas,*' norte), "para- 
diástole" (de "para," cerca, i "diástole"), "paradigma," ejemplo, 
modelo (de "para," cerca, i **deiknym¡," mostrar), ''paradoja'' (de 
^'paradoxos," aserción falsa ó inexacta, con apariencia de verdade- 
ra, (de *'para,"al lado, contra^ i ''doxa," opinión), '*paraferna" (de 
"para," junto, i "phérne," dote), "parafimosis" (de ''para," al lado, 
i "phimos,'' ligadura), ''paráfrasis" (de "para," al lado, í "phrásis," 
frase), "paragrama," falta de ortografía (de "para," cerca, i "gram- 
ma," letra, signo), *'paragoge" (de "para," cerca, i "agein,"dar el 
primer impulso, obrar; obrar cerca de otro, añadir), "paralelo" (de 
"para," al lado, i "alíelos," uno i otro; cerca de un objeto por uno 
i otro lado), "parálisis'* (de "para," trastorno, i "lysis," disolución), 
"paralogismo" (de "para," al lado, i "logismos" razonamiento), 
"páramo" (de "píira," al lado, i "ámmos," arena), "paraninfo," 
padrino de las bodas (de "para," cerca, i "nymphe," esposa), "pa- 
rásito" (de "para," al lado, i "sitos," alimento), "paréntesis" (de 
"par," apócope de "para, en" en, i "tithemi," acción de poner), 
"parelia" (de "par" por "para," cerca, i "helios," sol), "parodia" 
(de "par," por "para," i "ode," canto), "paronfalocele" (de "pa- 
ra," cerca, "omphalos," ombligo, i "kéle, "hernia), "parroquia" 
(de "para,'' cerca, i "oikco," habito, vivo). 

205. De dónde, el prefijo numeral "penta?— Del griego "pénte," 
en latín "quinqué" cinco, v. g.: "pentadecágono," de quince ángu- 
los (de "pente," cinco, "déka," diez, i "gonía," ángulo), "pentae- 
dro" (de "penta, i hedra," cara), ''pentaglóteo" (de "pénte iglot- 
ta," lengua), "pentapétalo" (de ''pénte, i pétalon,"hoja), "penta- 
pilon" (de "penta, i pylos," puerta), "Pentápolis" (de "penta, i 
polis," ciudad), "pentarquía," gobierno de cinco (de "penta, i ar- 
ché," mando), "pentateuco" (de "penta, i teuchos," libro), "pen- 
tasflabo" (de "penta, i "syllabe," sílaba). 



||^ FXLI2 lUMOS t DUArrs. 



206. De dónde» cl prefijo /¿-r.^ — Del \aL per (sánscrito fiarut, el 
año pasada; puras ^ pura, antiguamente; paré, al través; paran, 
paraina^ más allá; gr. para, cerca, en; pera, peran^ má^ allá;/tf- 
raSt ^ntts, pausii en el año anterior; godo, fra, fair, fram) i sig- 
nifica "por, por medio de, entre/' v. %.\ percatar {át per, exten- 
sión, i cipire^ tema frecuentativo de cap iré, comprender), percudir, 
{át percudérc^ quebrantar punzando; de per^ insistencia, i endite, 
forjar), perdonar {ác per, con insistencia; muchas vecesj i dañare, 
donar), peregrino {de pcregrinus, simétrico de pereger, ó '*péré- 
gris/' compuesto át per, extensión, i ¿f^^r, campo; más allá del 
campo), perenne {de per, insistencia, i enms, plural de annusj año, 
lo que dura todos los años), pcrentoriQ (de ^'peremptoríus," mortí- 
fero, mortal, forma adjetiva de ''puremptum," muerto, aniquilado; 
supino de ^'pérímérc," destruir, matar; de per, reiteración, i émre, 
tomar, coger; determinante, decisivo, urgente, apremiante), *'pcr- 
nicioso," funesto en gran manera {de per, muchas veces, i nejr, ni- 
sis, muerte alevosa), perfecta {dt per/ecius, forma adjetiva de prr- 
fectum, supino de "períicére, acabar, concluir; de per, extensión, 
i "ñcére," tema frecuentativo de f Acere, hacer)» *'pérfido" (de/rr, 
perversión. I/idus, tema de fides^ feX "perfume" {de per^ exten- 
sión, {jume: antiguo ^/«¿í, humo; mucho humo, olor), ''perjuriOí" 
cl delito de jurar falso (de *'perjuríum," de per, contra^ perversión, 
é ius^ üirtSf el derecho), ''pernoctar,*' pasar la noche {úg per, en- 
teramente, i ^'noctare," forma verbal de nox, nactis, la noche), 
perplejo (de p^r, en grado sumo, i plexus^ pliegue, forma de pUc- 
téri, plegar), perverso (de "pcrversus," hecho al revés: de '"per" al 

través, i versus," 'Vuelto). 

207. De dónde, el prefijo '^peri?" — Delgr, *'pcri" (sánscrito, "pa- 
rij" al rededor), que significa en torno, al rededor, v. g-: ^*penan- 
to," cáliz de la flor (de '*peri, í anthos," flor), '^periodo'' (de **pc- 
tV tn torno, i "hodos," camino)^ *'periblepsia," mirada al rededor 
(de '*perij" en torno, i "blepo/' yo considero), "pericardio," una 
bolsa membranosa que cubre el corazón (de '^perí/' en torno, i 
'*kard¡a/' corazón), ^'pericondrio'' (de '*peri, í chondros," cartíla^oj, 
''perieco" (de "perij i oikeOí" hábito), "perifollo" (de ''peri, ¡ phu- 
llon, óphyllon," hoja)^ "pcrigeo" (de '^perí^ i ge/' tierra), *'perihc- 
lio'' (de *'peri, í helio,'' sol), '^periostio" (de '*peri, 1 osteon," hueso), 
^'periscio" (de ''perí, i skia, 'sombra), ''peripecia' (de '*peri, 1 pe- 
to;" sánscrito, pai^ slavo, padou, caer, ocurrir), ' 'perímetro" (de 




TEATABO Dt LElíGüAja. 3 ' 7 



*^peri, i metron/' medida)p "peripatético" (de *^peri, i pateo/ ca- 
mino). 

208. De dónde, el prefijo técnico *p!cno?" — Del gr. ^'pyknos/' 
formado de pyx^ puño, v. g»: ''picnocéfalo" (de '*pyknos/ com- 
pactOj i kephale," cabeza), "picnóstílo" (de '*pyknos/' compacto, 
i st)Hos/' columna), "pigmeo" (de /j';»;, puño, i '*pygme," codo).^ 

209. De dónde, el prefijo técnico *'p¡cro?"— Del gr. "pikros," 
amargo, v. g.: '^picrócolo," abundante de bilis (de "pikros," amar- 
go, ¡ "cholé," bilis), "p¡cromer(de "pikros. í meli," miel), '*pícro- 
toxina" (de ''pikros, ¡ toxikon," veneno). 

210. De dónde, el prefijo técnico "piro?" — Del gr. ''pyros," geni- 
tivo de "pyr," fuego [y^t./ocus), v. g.: "pirocróides" (de "pyros," 
fuego, i "chroa," color), "pirófago," el que traga fuego, ígnívoro 
(de "pyros, i phagein," comer), ''pirófano'' (de "pyros, i phanos," 
brillante), •'pirósfero''(de "pyros, ¡ esfera"), "pirofilacio" (de "py- 
ros, í phylax, phylokos,'' guarda), "piróforo'* (de "pyros, i pho- 
ros," que lleva), "pirogénesis," producción del calor (de "pyros, \ 
génesis), "pirognóstico," (de "piros, i gnosis/* conocimiento), "pi- 
rolatría" (de "pyros, i latreía," adoración; culto del fuego), "piro- 
nomla'' (de "pyros, i nomos," regla), ^'pirotecnia'' (de "pyros, i 
techné, arte). 

211. De dónde, el prefijo técnico "pleuro.^" — Del gr. "pleura," 
costado, v. g.: ''pleuresía" (de "pleuritis, pleura," costilla, é "itis/' 
inflamación), "pleurocele" (de "pleura," costado, i "kele," tumor), 
••pleurodinia" (de ''pleura, i odyne, " dolor), "pleurorrea" (de 
"pleura, i rhein," manar). 

112. De dónde, el prefijo \.tcxi\zo pneuma?—T>t\ gv. pneOy soplo, 
hálito, aire; espíritu vital, v. g.: "pneumática" (de "pneuma, pneu- 
matos," espíritu, aire), parte de la química que trata de las subs- 
tancias aeriformes, i parte de la física que tiene por objeto el estu- 
dio de las propiedades físicas del aire i gases: "pneumatonfalo," 
aire én el ombligo (de "pneumatos," aire, i "omphalos," ombligo). 

213. De dónde, el prefijo técnico "pneumo?"— -Del gr. "pneu- 
mon,*' pulinón, de "pnein," respirar, v. g.: "pneumocelo" (de "pneu- 
mon," pulmón, i "kele," tumor), **pneumografía" (de "pneumon, 
i grraphé," escritura, descripción), "pneumología'' (de **pneumon, i 



X. O segdn otros, de bfg, en céltico, psqneño, i meas, medida. 



wrm 



318 FELIZ RAUOS I DUAETE. 



logos," tratado), **pneumon¡lis" {de *'pneumon; é itis," inflama- 
ción), ''pneumoncmia" (de **pn€umon, i haima/' sangre). 

214. De dónde j el prefijo técnico '^pod. podo?' — Del gr. *'pous, 
podos," pie, V. g.: "podagra'* (de * apodos," genitivo de **pou3," 
pie, i "agrá,'' dolencia), "podonípsia/' lavatorio de pies (de ^'po- 
des/' piei i "neptomai," yo lavo), "podómetro' (de **podo, ¡ me- 
tro"), *'podosofo" (de *'podos, i psophos/' estrépito)* 

215. De dónde^ el prefijo técnico "poli?" — Del gr. ''polis,** du- 
dad, en relación con *'polys," muchos (sánscrito, ''pura, puri" ciu* 
dad, **purú/' muchedumbre), v. g.: *'pol¡arca" (de "polis," ciudad, 
i "archcin," mandar), ''poliatro" (de polis, é ¡atros," médico), "po- 
licía" (de *'pol¡s." ciudad). 

De *'polys," muchos, se forman muchas palabras, v. g.: '^polia- 
delfia"(de **polys," muchos, i '*adelphos," hermanos), ''poliamati- 
pia" (de *'polys," muchos, *'hama," montón, i **typo," tipo), '*po- 
liandria" (de **polys, i andros," genitivo de *'aner," macho, varón), 
"políclado" (de ''polys, j klados," rama), **policresto" (de "polys, 
i chrestos," que sirve), **polidips¡a" (de '*polys, i dipsa," sed), "po- 
ligonato" (de *'polys, i gonatos," genitivo de **gony/' articAilación), 
"polimata" (de *'polys, i mathein," saber), '^poliorexia" (de *'po- 
lys, i horexis," apetito), *'politropo" (de "polys, i tropos," giro), 
**pólipo" (de "polyá, i pous," pie), **poliscelia" (de **polys, i skc- 
los," pierna), "polisíndeton" (de *'polys, syn," conjunto, i **deo," 
ligo), "polisílabo" (de ^'polys, i syllabos," sílaba). 

216. De dónde, el prefijo /t?/-/'— La forma por es metátesis del 
lat. pro, V. g.: pordiosero (de por, motivo, i Dios), porfiar (de por^ 
i fiar) y pormenor (de por^ i menor), porque (de por, i que), porve^ 
nir {á^ por, i venir), portento {át portentum, maravilla, forma sus- 
tantiva de portentus, participio pasivo de portendére; compuesto 
de /¿^r, por prb, mucho antes, i tendere, tender, dilatarse» discu- 
rrir). 

217. De dónde, el prefijo pos, post? — De la preposición latina 
post, que significa detrás ó después (en sansc. pas, fijar, ligar), v. g.: 
posdata (át post, después, i data^ dada), proscenio (de po^t, detrás, 
i scena, escena), posdiluviano {át post, después, i diluvio)^ posfe^ 
cha (de post, i fecha), posponer (de post, i poner) , postpectoral (de 
post, i pectoral). 

218. De dónde, el prefijo /r^/ — Del \^t. prce, que toma á veces 
la forma pri (pri-dem, pri-die)^ igual por su raíz (del sánscrito 



TRATAOO DB LlKGUAJl. 319 



pra) á prQ^ í equivale á en la parte anterior^ p&r delante^ de auíe» 
manó, anies de iiempú^ v. g.: preámbuh {de pra% antes, i a?nbúlare^ 
ir), prebenda (de prmherey dar, ofrecer, síncopa de prmhibere^ com- 
puesto de pm, antes, é híbere, tema frecuentativo de háhere^ te* 
ner), precepto (de prceceptum^ regla, instrucción; forma sustantiva 
abstracta de pnrceptus, ordenado, instruido; participio pasivo de 
prmdpére^ de prte^ antes, í cipe re ^ de c apere, tomar), precipitar (de 
precipitare^ caer de cabe^.a; de ^'pra;," antes, i **cipicare, por cápT- 
tare/* forma verbal de *'caput,'' cabeza), ''prefacio'* (de ''príe," an- 
tes, i *'farí," hablar), ''prefecto'* (de ''pra^fectus/' si métrico de 
"prerfectum/' supino de **pr^f!cére,'' poner delante, cometer un 
encargo; de priB^ con antelación, i *'fícére,'' tema frecuentativo de 
''faceré»*' hacer), "preservar*' (de/^í^, ante?, i ^'servare,*' guardar; 
guardar de antemano}, "'preferir'* (de "pr^eféro,'* yo llevo antes; de 
pra^ con antelación, Iféro, yo llevo), "preguntar'* {át pne, antes» 
i el deponente "cunctarí,** estar perplejo, irresoluto, simétrico de 
'*contaríj'' dudar), "precursor" (de "pr^ej' antes, i"currére,*' co- 
rrer), "pretextar" (de "prn^,** ante^, i *'texére,'' tejer, componer), 
219 De dónde, el prefijo preterr'—'D^X latín préster, sincopa de 
prceiter, compuesto de prce, delante, más allá, é iter^ camino, v. 
gr.: preterir (de prcEterire, pasar de lar^o; prce-iter-irey de prcs, 
delante, iter^ camino, é ire^ ir), pretérito (de preteriré^ pasar, dejar 
atrás; áe prceter, pasado, fuera de, é iré, ir), pretermitir {át prct^ 
termittere^ omitir; de prceter^ más allá, i mittere, enviar, poner), 
preternatural (de prceter, más allá, i natural), pretergener ación (de 
prcBter, más allá, fuera, i generación), 

220. De dónde, el prefijo **prio?"— Del griego '*prion," sierra, de 
'•príein/' serrar, v. gr.: **priocero." que tiene las antenas en formai 
de sierra (de '*prion," sierra, i "keras," cuerno), **priodonto," (de 
•*prion,"¡ **odontos," diente), "priodermo," (de '*prion,"i "derma," 
piel), **prionante," queUiene las flores denticuladas, (de ''prion, i 
anthos," flor), *'prionodo" (de *'prion, i hódos," camino), **priono- 
rranfo" (de **pr¡on, i rhámphos," pico). , 

221. De dónde, el prefijo *'pro.?" — Del latín *'pro" (sánscrito 
*'pur," mover, '*pra," delante; gr. "pro," antes) i significa delante, 
hacia adelante, v. gr.: '^problema," (del gr. "proballo," propongo, 
de ''proballo,*' giro, i en composición, pongo antes, delante), 
"probóscida" (del griego '*proboskis," de **pro" hacia adelante, i 
"boskcin," pacer), "proceder" (del lat. **procedere," adelantar; de 



310 rtLIK ItAIIDS I DUAmTfi. 



tí 



\ 



pro/' hacía adelante, í "cederé/' ir, Uegar), ^'procela, "borras- 
ca (del gr* *^pro/' hacía, í '*kot los/' cíelo, de 'kéllcin/' elevarse )^ 
"procurar"' (del lat. '*procurare/' tener el cargo, el gobierno; de 
"pro/' delante, í * 'curare/' cuidar), '"profano" {del lat. ''propanus/* 
el que no está iniciado en los niisterios; de **pro/' enfrente, i '*fa- 
num»'' templo, de *Tor, fari/' hablar, profetizar), '^proción'* {del 
gr* ^'prokyon;" de "pro/' delante» ¡ kíon, perro), ^'proclamar" (del 
lat, * 'proclamare/' clamar en altas voces; de * *pro/' delante de to- 
dos, i *^clamarej" clamar), ^^procónsuT' (de "pro/' por. i *'con- 
sul"), ^'prosfisis/' enfermedad de los párpados (de *'pro/' hacia, i 
"sphysis/' naturaleza). 

222, De dónde, el prefijo *^proto?" — Del adjetivo gr. "protoa," 
que signiñca primero, superior ó principal, v. gn: "protocloruro/' 
primer grado de combinación de un cuerpo simple con el ^ 'cloro, '^ 
(de *'proto/' primero, i "cloruro"). *'protocolo" (de *'proto/' pri- 
mero, i * koUao/' aglutinar, pegar), ''protógala/' primera leche, 
calostro (de ''proto,*' primero, i ''gala/' leche), ''protógeno' (de 
"protos, ¡ genos/' generación), "protozoario" (de ^'protos, í zoa- 
rion/' anímalejos), '^protoplasto," (de "protos, ¡ plastos/' forma- 
do), * 'prototipo'' (de '^protos, í typos," tipo), **protóx¡do'' (de 
"proto i óxido"), '^protomártir^' (de **proto i mártir"). 

223- De dónde, el prefijo técnico ''pseudo? — Del gn ''pseudos,** 
mentira, 1 se emplea en la composicióii de muchas palabras, para 
significar que es falsa la cualidad que se atribuye, v. gr.: "pseudo- 
blepsia' (de "pseudo/' falso, i *'blcpsis/' vista), **pseudocarpo" {de 
"paeudo/' falso, i ' kárpos/' fruto), ^'pseudónimo' (de ''pseudo, i 
onyma," nombre), 

224. De dónde, el prefijo técnico ^'ptero?" — D^l gn "pteron,' 
ala, formado del sánscrito "pat,*' volar, v. gr,: "pterópega'* (de 
*'pteron," i ''pegos/' construido), ^*pterigodo" (de "ptrygos/* 
aleta, í *^eídüs," forma), ^'pteroforo' (de "ptcron," ala, i ' phoros/* 
que lleva). 

225. De dónde, el prefijo técnico **queílo?" — Del gr* ''cheílos/' 
labio, V. g.: ''queilófimo"(d^ "cheilos/' labio, i ^'phyma/' tubércu- 
lo, hinchazón; de ''physáo, *' soplar), ''queilorragia," hemorragia 
labial (de "cheilos, i rhage/' erupción), ''queilótomo,' de labio 
cortado (de '*queilo i tome/' sección), *'que¡lalgia" (dolor en los 
labios), '^quilocarpo," de frutos labiales (de "che i los, ! carpos/^ 
fruto), ''quilognato'' (de "cheilos^ i gnáthos, mandíbula). 




TRATADO Dt LBNGrAJl. 52 1 



226. De dónde, el prefijo técnico '*queirí''— Del gr. ^'chcir, chei- 
ros/' mano, v, gr.: "queiranto/' alelí (de ^^queir, i ánthos, flor, por 
semejanza de forma), "queírantoñlo" (de '*que¡r> ánthos» i phyllon/' 
hoja), ."qiieirapsia'^ (de *'cheir,'' mano, i "hápsís/' la acción de 
arañar), 

227. De dónde, el prefijo técnico "queno?"— Del gr. *'chcnos/' 
genitivo de *'chen/' g^anso, v, gr.: '*quenopodío" (de '*chenos/' 
ganso, i **podos," genitivo de **pous," pie), **quenótrico" de **que- 
no, i trichós," genitivo de 'thrix," cabello). 

228. De dónde, el prefijo técnico querato?" — Del gr. **keratos/' 
genitivo de "keras," cuerno, v. g.: *'queratoide" (de "keratos, i 
etdos," forma), "queratófilo*' (de '*keratos, i phyton," planta), 
"qucratonixis" (de "keratos, ¡ nyxis," lesión, método particular de 
extraer la catarata), "querátomo" (de * keratos, i tomé," sección). 

229. Cuál es la procedencia del prefijo * 'quinto?" — Procede del 
latín "quinqué," cinco, v.gr.: ''quinquefolio" (de * 'quinqué, "cincOy 
i "folium, "hoja), ''quinquenio" (de '^quinqué, i annus," año), ''quin- 
queviro" (de ''quinqué, i viri" plural de **vir," varón), "quinario" 
de "quiñi," cinco, i el sufijo "ario"), "quíntuplo" (de ''quintus,' 
quinto, i '*plex," forma de "plexus," plegadura), "quintana" (de 
"quintanus," lo que se hace en quinto lugar, día ú hora). 

230. Cuál, la del prefijo técnico '*rabdo?"— Del gr. "rhábdos/' 
varita, v. g.: "rabdóforo" (de "rhabdos," varita, i *'phoros," que 
lleva), "rabdolpgía" (de ^'rhabdos i lógos," discurso), ''rabdóide*' 
(de "rhabdos, i etdos"). 

231. Cuál, la del prefijo técnico "rafi.^*"— Del gr. rhaphis," agu- 
ja, '*rhaphe," sutura, v. g.: *'rafilito" (de "rhaphis" aguja, i "li- 
thos," piedra), "rafilépida" (de ^'rhaphis, i lepis," escama). 

232. Cuál, la del prefijo "re?''— Del lat. "re,** i sirve para añadir 
al nombre, en cuya composición entra, la idea reduplicación, re- 
troceso, aumento, vuelta, etc., v. g.: "reacción** (de "re,** hacia 
atrás, i acción), "reasumir** (de "re,** reiteración, i "asumir**), "re- 
baja*' (de "re,** reiteración, i baja), "rebollo,** retoño (de "re,** rei- 
teración, i bollo), "rebuscar** (de "re, i buscar'*), "receso** (de "re,*' 
muchas veces, i cessus, participio de "cederé,** retirarse), "recli- 
nar" (de "reclinare,** re^costarse; de "re,** segunda vez, i "clínare,*' 
inclinar), "recoger** (de "re,** repetición, i "colligére,** coger), "re- 
comendar*^ (de "re,*' muchas veces, co, con, compañía, i "mandar**), 
"refregar** (de "re,** segunda vez, i "fricare,** frotar), "refugiar** (de 



r 



313 FELIZ RAMOS I DUARTK, 



"re,'^ reiteración, i ^^fügére," huir), "regreso ' (de *'re" contra, 6 
*'retro," atrás, i *'grádi,*' caminar). 

2^¡. Cuál, la del prefijo * Ves?"-- Es partícula formada del prefi- 
jo **re,'' V» ^.: rescatar (de res, ^otrt% muchas veces, i captare, cap- 
tar, frecuentativo de capcre, coger), resfriado (de res, por re^ nnu* 
chas veces, x/río), resquebrar (de res^ por re, segunda vez, ¡ que- 
brar). 

234. Cuál, la del prefijo técnico retro?— Tye\ latín retro, hacia 
atrás, de re, segunda vez, i el sufijo pronominal ter^ convertido en 
tre, tro, como en citra, hitro, ultra, v. g,: retroacción {At retro, ha- 
cía atrás, i agiré, obrar), retroceder (de retro^ hacia atrás, ¡ cederé y 
venir, llegar), retrogradar (de retro, hacía atrás, i gradi, caminar) 
retropilastra (de retro, detrás, \ pilastra). 

235» Cuál, la del prefijo técnico r;"^¿7/^— Del gr. rhiza, raíz, v. g. 
rizoblastQ (de rhiza, raíz, ¡ blastos, germen)» rizocarpo (de rizo^ ¡ 
carpos), rizófago (de, rizo, i phagein, comer), risanwrfo íde ri^o^ 
i morpke, forma), ripios tomo (de r¿:;o, i stoma, boca). 

236. I la procedencia del prefijo sa?—l>t\ lat, jí/¿, i es de varias 
connotaciones, v, g.: sacudir (de sa, por i;/á, bajo, 1 el tema cute- 
re, forma frecuentativa de quátCre, mover violentamente), sahu- 
mar (de sa, por sitb, bajo, i humar, forma verbal de humo). 

2^7 . Cuál es la procedencia del prefijo sal? — ^ Procede de la par- 
tícula sub^ V. g. : salpicar (de sai, por suí\ bajo, debajo, i piear)^ 
salpicón (de j¿j/, i pimienta), salcochar (de jíj/, por jj/í^, poco» i del 
romance eoehar, de coquú, ere^ cocer). 

23 5. I la procedencia del prefijo san? — Del lat. semi, que signi- 
fica mitad, V. g^: sancochar (de san, por semi, mitad, i cactus^ co- 
cido). 

239. Cuál, la del prefijo sarf — De la forma sitb, v. g.: sarpnttidú 
(de sar^ por sub, i pulex, icis, pulga). 

240. I la procedencia del prefijo técnico sarco? — Del gr- sarios, 
genitivo de sarx, carne, v> g.: sarcobio (de sarkos, carne, ¡ bios^ vi- 
da; que vive en la carne), sarcocele (de saraos, i kele, tumor), sareé^ 
fagQ^ sepulcro, túmulo (de sarkos, \ phagcin, comer), sarcojímú (de 
sarkos, i phyma, tubérculo), sarcón/cdo (de sarkos, i ompkalos, om- 
bligo). 

241. Cuál, la del i^rtfijo satis? — Del adverbio latino satis ^ que 
significa bastante, v. g.: satisdacción, (de sátisdaré^ de satis^ bas- 




TftATADO D% LKNGUAJE. |t| 



tante, i ¿are^ dar>, satisfacer (de satis, bastante, i facete, hacer), 
satisaceptú (de satis^ i cápete^ tomar}* 

242. Cuál, la del prefijo se? — Del lat, se, i añade al nombre la 
idea de separación, aparte, alejamiento» falta, ocultación, ctc*, v. g,; 
segregar, separar (de ^i'^/^ffí^r^f, separar, de se, lejanía, ¡ griga- 
re^ forma verbal de grex, greg-¿s, la grey), seducir (del lat. seduce* 
re, de se, separación, i ducére^ conducir), secreto (de secretus^ parti- 
cipio pasivo de secernére, poner aparte; de se, aparte, i cerneré^ es- 
cribir), separar (de separare; de se, desvio, \ parare, forma verbal 
de par f párist par), selecíú (de selccias, participio pasivo de seiígi~ 
re; (de se, separación, i legére, coger). 

El Jé-, de semana, es una abreviación del lat, sepiimana, compues- 
to de sepiem, sietf*, i mané^ niañana); el de se-mestre^ es apócope 
de sex^ ó seis), 

243. Cuál, la del prefijo íf/////— Del sánscrito sámi, medio (gr- 
hemisy, por semisy; lat. semi, se mis), v. g.; seinicarchea, mitad de 
la corchea (de semi\ mitad, i carchea), semidiús (de semi-deus; de 
semi, medio, i deus, dios), semitono (de semi, medio, i tono), senñ- 
Jíima (de se, apócope de semí, i minima), semidiámetro (de semi^ 
dia^ al través, i me t ron, medida), semicupíú (de semi, medio, i cap^- 
rá-, tomar), 

244. I la procedencia del prefijo técnico scsqui? — Del lat, sesque, 
síncopa de semisque^ vez i media; formado de semis, medio» v, g.: 
sesquiáltero (de sesquialter, forma de seqtd, vez i media, i alter, otro), 
sesquiamónico (de sesqui^ uno i medio, i amónico)^ sesqtdóxido (de 
scsqui, ¡ óxido), sesquipedal (de s esquí, i pedalis, forma adjetiva 
de /¿'jf, pédis, pie; de pie i medio), se x cunda (de sexqui, i uneia^ 
onza). 

245. Cuál, la del prefijo sezf — Del lat, sex (en gr, kex, seis, co- 
sa de seis), V, g. : sesma {forma de seis; la sexta parte de cualquier 
cosa), sexenio (de sex, seis, i annus, año)» sexángulo (de sex, seis, i 
angulus^ ángulo), sesen (de scx, seis), semestre (de sex, seis, i men* 
sis, mes)* 

246» Cuál es la procedencia del prefijo numeral sexto ^ — Del lat. 
sex tus, que significa seis veces, ó la sexta parte, v. g,: sextante (de 
S£xtus, sexto; sexta parte de un circuloj, séxtuplo, lo que incluye 
en si seis veces una cantidad, (de sextas, seis veces, i //¿•jt/íj, plica, 
pliegue, doblez). 

247. I la del prefijo técnico siala^ sialor^^Dd gr. sialon^ saliva. 



3>4 riLIZ KAHOS I DUAftTt, 



V, g.; sialagogo (de sialon, saliva, i agogos, que conduce; que pro- 
voca la secreción de la saliva), sialolito^ cálculo salivarlo (de siahn^ 
i lithús, piedra), sialoma^ salivación copiosa (de sialon, i rkem^ 
manar), siaioí^imasia {de sialon^ i ¡:yme, fermento), 

24S, Cuál, la del prefijo sict£p^'Dt\ lat. sepictn {en griego hepia, 
por sepia; en sánscrito saptan), v. g.: sieiemcsitw (de JiWf i wíí/- 
«tí, forma adjetiva de mes), sieteñal (de í/V/e% i afw)^ sieUlevar (de 
j/V/í', i ¿cvar, levantar), scíedentús (de sitte, i ciento^ siete veces cien- 
ta)j septentrión (de sepien, i "ir iones," los bueyes que aran), '*áep- 
tenviro (de '*septcm, i vir, vírí,'* varón). 

249. Cuál es la procedencia del prefijo simíé¿f^Dc\ lat. simuí^ 
derivado del sánscrito samas, semejante; sah^ «nir; sam, juntar mu- 
chas cosas; sa, con; sa/ia^ colectivamente; saman^ en conjunto, v* 
g.: simultánea (de simui, juntamente), simular (de simulara, re- 
presentar lo que no es, de si milis, semejante), 

250. De dónde, el prefijo jf>7.?— Del latín ^iW (contracción del 
prefijo se^ sed, que significa lejanía, í ne, partícula enclítica {sed-ne, 
sine^ s¿fíé)f simétrico del godo simdrú; gr., syn; ií\%\é%, sunder, que 
es el sánscrito sannas, reducido; sannan, poco; del verbo sai, ce- 
sar, V. g,; "sinrazón" íde sin, que no tiene, i "razón"), "sinsabor'* 
(de sin, \ ''sabor"), simple (de sim, por sine^ sin, Iplexus, dobla- 
dura), ''sincero" (de sifu\ sin, i ''cera,'' puro), sinfín (de sin, íjin), 
''sobria" (de se, contracción de sfne, sin, i 'bria," vaso para beber),, 
"sincipucio" (de semz, medío, i "caput," cabeza). 

En las voces de origen griego abunda más el prefijo sin, con la 
significación de con, v. g,: "simpatía'' (del gr s/n, con, i "pathos/' 
pasión), ''si me tria" (de sj'n, con, i "metronj' medida), sinagoga 
(de syn^ con, i agogos, que conduce), sinadelfo (de syn, con, i "adel- 
phos," hermano), sindieo (de jtjví, con, i dile^ justicia), sinfonía (de 
syn^ con, i "phone," voz), sinodo (de syn^ con, i hados, camino), 
"sinopsis" (de syn, con, i "opsis," vista), sinónimo (de syn, con, í 
"onyma ú onoma," nombre), sinota (de syn, con, i atas, genitivo 
de ons, oreja), sintaxis (de syn, con, i taxis, orden, serie, disposi^ 
ción, arreglo), '^sistema" fde syn, con, é "hístemi," colocar; serie 
de tema ó de tesis). 

251. De dónde procede el prefijo Jtí.^— Del sánscrito "upa," ba- 
jo; gn, *'hypo, hupo;" lat., sub, suhtns, que significa '*debajo, por 
debajo," v* g,: sobaco {á^ sub, bajo, i "brachium," brazo), "soba* 
jar" (de so, por sub, bajo, i **bajar), "sopapo" (de so, por sub^ i **pa- 





TRATADO DS LKKGUAJE. 3J5 



po), ''soplar" {de so, por su/, sh6, i ''flare/' soplar), "socorrer*' (de 
suc, por ír/^, bajo, i '"currére," correr), '^soflama'* (de so, por S7id, 
bajo, i fiama^ fuego), solomo (de j¿?, por sub, i **lomo'*), "sonreír" 
(de son, por jw^, bajo, i "reír^'), soslayo {de joj, por sub^ i /¿y^£>, co- 
rrupción de lado), "socrocio'' (de so, por sub, i ^"crocus,'' azafrán). 

252. De dónde, el prefijo "sobre?" — Del lat. "súper," que signi- 
fica ''sobre, encima'' (gr.^ "huper;'' sánscrito, upo)^ v. g.: ••^reca- 
ma" (de "sobre,'* encima, i "cama"), "sobrecrecer" (de "súpecres- 
cére," criarse; de "súper," sobre, i "crescére," crecer), "sobreseer" 
(de "súper," sobre, i "sédere," sentarse, estar quieto), "sobrenom- 
bre" (del prefijo "sobre," i de "nombre:'* estoes, "sobre-el-nom- 
bre"), "sobrevivir" (de "súper," sobre, i "vivére," vivir), "sobreve- 
nir" (de "súper," encima, i vénire," venir). 

253. De dónde, el prefijo "son?" — Del latin "sub," que significa 
**bajo," V. g.: **sonreir," reir por lo bajo (de **son," por "sub," ba- 
jo, i 'ridere," reir), "sonrojo" (de "son," por "sub," bajo, i "rojo"), 
"sonsacar" (de ''son," por" sub, i sacar;" sacar bajo mano), "som- 
pesar" (de *'som," por "sub, i pesar). 

254. De dónde, el prefijo "sor?" — Del latín "super," sobre, v. 
g. : "sorprender" (de "sor," por "su per," sobre, i "prendere, pren- 
der, apoderarse). 

255. De dónde, el prefijo "sota?" — Del lat. "sub, subter,*' que 
significa debajo, bajo de^ v. g.: sotabanco (de sota, debajo, i banco) ^ 
"sotacoro" (de "sota," debajo, i "coro"), sotavento\^{áQ sota, bajo, 
i viento)^ sotoministro (de sota, i ministro), sotalcaide (de sota i al' 
caide^ segundo alcaide), sotacómitre (de sota i cómitre). 

256. De dónde, el prefijo í«¿/*— Del latín "sub, super" (sánscri- 
to upa^ cerca, upari, sobre; gr. hupo, huper), de donde asimila la 
b á la inicial del simple, cuando éste empieza por c, f, g, m ó p; 
pero la moderna ortograñ'a castellana ha suprimido una de las 
consonantes duplicadas, v. gr.: "suceder" (de "sucederé" por "sub- 
cedere," llegar después; de "sub," bajo, i "cederé," llegar, venir), 
'^sufragio" (de ''suffragium,"de "suf," por ^*sub," bajo, i "fragium," 
forma sustantiva de "frago," yo rompo, primitivo de "frangere," 
romper, dividir), "sugerir" (de "suggerere," de "sug," poi" "sub," 
bajo, i "gerere/' llevar, inducir), "suponer" (de "supponere," po- 
ner debajo; de "sup,"por "sub," bajo, i ''poneré," por), '^subastar" 
(de * subhastare," de "sub," bajo, i "bastare," forma verbal de 
'*hasta," asta), "subyugar" (de "sub," bajo, é "iugare," forma ver- 



326 FELIZ RAMOS I DUARTI. 



bal de "¡ugum/' yugo), "subir'* (de *'sub,'' bajo, é "irc," ir, entrar)» 
"Supeditar," poner debajo de los pies (de "suppeditare, de **sup'^ 
por *^sub/' bajo, i *'peditarei" forma de **pe5, pedís/' píe), * 'subur- 
bio" (de "suburbium, suburbio»" barrio, arrabal cercano á la ciu- 
dad; de '*sub/' bajo, ¡ **urbs, urbis/' ciudad), ^'subdito (de subdt- 
tus,*' por subdatus, participio pasivo de 'subdere,'' poner debajo; 
de '*su*''b3Ío, i ''dere/' tema frecuentativo de *'dare/' dar), ''sub- 
delegado" (de ''sub/' bajo, i ^'delegarcí" compuesto de '^e, í le- 
gare/' enviar), "sublevar'^ (de "sub, i levare," levantarse, alzarse), 
^'subordinar*' de *'sub i ordinare," ordenar), "sustraer" (de "subs- 
traeré," apartar; de ''sus," síncopa de **subs, í trahere/' traer), 
"sucumbir*' (de '^sucumbere," rendirse al peso; de "suc" por '^sub," 
i del antiguo '*cumbere/" caer), ''sumergir*' (de *'su/' apócope de 
*'sub. i mergere/' hundirse), 

257. De dónde^ el prefijo *'subter?*'— D^l latín "sub" i la desi- 
nencia "ter," aféresis de *'iter/' camino, v. gr.: ' ^subterfugio'' (de 
"subter/' por debajo» i **fugere/' huir). 

258* De dónde, el prefijo "super?'— Del latín *'super/ sobre, 
igual al griego ''hypcrj huper," v. gr.: ''superficie (de *'super," so- 
bre, i *vficies,'^ tema de "facíes/' la cara, lo exterior), ''superfino** 
(de *'super," sobre, i ^^fino"), "supérfluo'* (de '*super," sobre, i 
''fluere/' fluir; que fluye por encima, que rebosa), '*superst¡ción* 
(de '^superstitio/' forma s. abst. dt^l ant, verbo *'superstitare," fre- 
cuentativo de **superstare," estar de sobra, estar de más; com- 
puesto de "super,'- sobre, i '*stare," estar). 

259, De dónde, el prefijo "supra?" — Del latín "supra,'' construc- 
ción de **supera," forma femenina de ''superuSp'Mo más alto, v* gr: 
"supramundano'' (de **supra,*' sobre, ¡ "mundano," superior al mun- 
do)^ *Supraspina" (de "supra i espina"), "supralapsarios'* (de *'su- 
pra," más allá, después, t "lapsario," forma adjetiva de '^lapsus»" 
caída), ''supraxilar" (de "supra i axilar"). 

260, De dónde, el prefijo "sus?" — Del latín '*sus/' síncopa de 
"SHsum, sursum," de arriba abajo, v. gr.: "suspender" (de "sus'' por 
"susum," hacia arriba, i "penderé," pender), **susodicho" (de "su- 
so," arriba, i "dicho"), 'suspirar" (de "su" por "susum/' hacia arri- 
ba, i "spirare," soplar), "susultante** {de **sus" por "susum" i "sul- 
tare/' tema frecuentativo de "saltare^" saltan que salta de abajo 
arriba). 

261, Di dónde, el prefijo técnico "tauto?" — Del gr. *^tauto,'' el 



TRATADO DB LSKGUAJl, jl? 



propio de ib, él, i autú, mismo, v. g.: '*tautocronismo'' (de tanio^ 
igual, i "chrónos," tiempo), tautúfúfua, repetición viciosa de un 
mismo sonido (de tauío^ el mismo, i phone, voz), **tautograma' (de 
iatiiú^ el mismo, i '^grámma/' letra; discurso ó composición poéti- 
ca p cujeas palabras empiezan todas con la misma letra), taufúiogia 
(de iauíú i lagos, discurso, palabra; circunlocución), '"tautometda" 
(de tatiío i ''metron/' medida; repetición monótona de la misma 
medida en poesía). 

262. De dónde, el prefijo técnico taxiP— -Del gr. taxis^ que síg* 
nifíca orden, disposición, buen regimiento, forma de tassein^ orde- 
nar, disponer; del sánscrito taksh^ hacer modelos, v. gr.: taxiarca^ 
jefe de una taxiarquía fde **taxiarchos," de táxis^ serie, multitud, 
tropa, ¡ '*arche¡n," mandar), *'taxiderm¡a," arte de conservar los 
seres después de muertos (de taxis ^ arreglo, i "dermis," piel), taxi^ 
logia, ciencia de las clasiñcacíones (de taxis, orden, arte, ciencia, 
disposición, i lógos, discurso), "taxinómia (de t¿íxis, disposición, í 
nomos f ley; leyes i reglas que deben determinar los métodos ó sis- 
temas de estudio). 

263. De dónde, el prefijo teco^tecca? — Del gr. théke, caja, recep- 
táculo, de '^titliemi," colocar, v. gr.: thecolite (de *'tekolithos," que 
disuelve los cálculos; de thekein, fundir, í **lithos," piedra), "tecóso- 
mo" (de theke, receptáculo, i "soma," cuerpo; molusco), "tecós- 
tomo" (de theke, receptáculo, i "stóma," boca). 

264. De dónde, el prefijo técnico teo? — Del gr. Titeos, Dios; del 
sánscrito táy^ defender, honrar, v. g.: **teóbromo" (de T/ieos, Dios, 
i ''broma'' manjares: "manjar de los dioses''), "teocracia" (de TheoSy 
i "kratos,'' poder; poder, gobierno de Dios, pero ejercido por el 
clero), teodicea (de Theos, i dike, justicia; tratado de la justicia de 
Dios), teófago (de Theos, i phago, yo como; el que come á Dios), 
ieofania (de Theos, i phainen^ ó p/tainomai, aparecer), teofilántro- 
po (de Theos, philos, amante, i anthropos, hombre), teogonia (de 

TheoSy i goneia, generación, nacimiento), teologia (de Theos, í lo- 
£úSf palabra,^ razón, doctrina), teósofo (de Theos^ \ sophos^ sabio; 
sabio en la ciencia divina). 

265. De dónde, el prefijo técnico teraP^'DtX gr. '^theras." mons- 
truo, v. g.: "teralogía'' (de "theras," monstruo, i logos, tratado),, 
"teralogenia" (de "theras,'' monstruo, i geneia, nacimiento), "tera- 
toscopia" (de "theratos,'' genitivo de "theras," monstruo," i sko-^ 
^eoj yo examino). 



^.t|^ riLI£ 2AI1ÚS I DUARtK* 



2Ó6. De dónde, el prefija numeral "tercio?" — Del lat, í¿-r, tres 
veces; *'tertí«s/' tercio, v, g.: **tercíopelo" (de '*terclo/' tercero, ¡ 
''pelo'), ^'terciana'' {de ^^tertiana/^ tercero), "temo*' (de ^*tcr," tres 
veces), "terna" (de "terna," triple; agregado de tres)* 

267- De dónde, el prefijo técnico "termo?" — Del gr. "thermoSi" 
calor, V- g.: "termocrdsis" (de "thermos," calor, i "chrosís,'* colora- 
ción; coloración producida por los rayos solares), "termófilax" (de 
"thermos, i phílax/' guardián; aparato destinado á conservar el ca- 
lor), **termogen¡a'' (de "thermos, i geneia/ producción), **Termóp¡' 
las" {de '*thermos, ¡ pylas," puerta), **tcrmópoU" (de "thcrmos," ca- 
lor, ¡ "poleo," yo vendo; taberna donde se vende alcohol), ''ter- 
mómetro" (de ^'thermos, i metron;" hiedída del calor ó frío), 

268. De dónde, el prefijo numeral "tctra?"^ — Del griego "tetras/' 
contraccción de "tcssares, tettares * (sánscrito, "catur/" cuatro; la- 
tín, "qualúor,"), v. g,: "tetiacanto," de cuatro espinas (de "tetras,'* 
cuatro, i "acanth^/ espina), "tetracarpo/' de cuatro frutos (de **te- 
tras, í karpos," fruto), "tetrácero"(de "tetras, i keras," cuerno), "te- 
traedro" (de "tetras, i hcdra," cara), "tetragnato" (de '*tetras, i gna- 
thos/' mandíbula) "tetrágono" (de "tetras, ¡ gonos," ángulo)^ "te- 
tra grama" (de "tetras, i gramma," letra; locución mística, escrita, 
que representa el nombre de Dios), "Tetra polis'' (de "tetras, i po- 
lis," ciudad), "tetrasílabo" (de "tetras, i silaba"). 

269. De dónde, el prefijo "trans?*— Del lat< "trans," que vale 
*'de la otra parte, allende" (sánscrito, "tiras," al través; godo, 
"thairk"), v» g.; "transacción" (de "trans," más allá, i "actio," ac- 
ción), "transalpino" (de "trans," más allá, i "alpinus," forma adje- 
tiva de "Alpes," los Alpes), "transitar'' (de "trans," más allá, é 
"itare," frecuentativo de "iré," ir), "transmigrar" (de "trans, i mi- 
grare," emigrar), "transferir" (de *'transféro,**yo llevo más allá; de 
^' trans," detrás, ¡ '*ícro,"yo llevo» conduzco), "tránsfuga" (de "trans; 
í fuga") "trasplantar" (de "tras," apócope de "trans, i plantare," 
plantar), "traspasar" (de "tras," por "trans, i pasar"), *' través" (de 
"'tra," por "trans, i verteré," verter), "travieso" (de "tra," apoco- 
pe de "trans, i verteré," apartar, desviar), "trayecto" {de "trajec- 
tus, üs/' pasaje; forma sustantiva de "trajectum;" supino de "tra- 
jicere, transjicére," lanzar lejos; de "trans, i jacio," yo arrojo). 

270. De dónde, el prefija "tri?"~Del gr» "treis, tria," tres unida- 
des, (sánscrito "tri;" lat. "tres, treis, tris, tri*), v. g.: "tricéfalo" 
(del gr. "tri," tres, ¡ "kephale," cabexa), "trígamo" (del gr. -'rri,'' 




TRATADO DI LENGUAJE. ^M^ 



tres, í gamos," casamiento), "trígínio" (del gr. *'tre¡s/' tres, i "gy- 
ne" hembra t pistilo), '-trígono" (del gr. '*tn, i gonía/* ángulo), 
'*tr¡Ho" (del gr, ''tribolos, " simétrico de '*tribeín/' aplastar; de 
"trí, i bolos, punta), **tnsagio" (del gr. "treis/' tres, i ''hagios," san- 
to), * 'trimestre*' (del lat. '*tri mes tris,*' de ''tri," tres, i "mensís/* 
mesX ''trinidad-' (del lat. "trinitas," forma de "trinus," trínOj de 
"*'trí,'' tres), "trébedes'' (del lat, "tripedes " nominativo plural de 
"tripes, tripcdis," compuesto de **tr¡," tres, i "pes, pedís/' píe), 
**trescíentos" (del lat. "trécenti, trécentoe,'* de "tres,*' tres, í "cen- 
tt," nominativo plural de '*centum/' ciento), "trivio" (del lat. "tri," 
tres, i "vía," camino), "trímurti" (del sánscrito "trímurti," de "trí," 
tres, í murti," cuerpo; tres cuerpos). 

271. De dónde, el prefijo técnico tricof — Del gr. trichos, geniti- 
vo de thrix, cabello, v. g.: tricófilo, (de trichos^ cabello, i phyllon^ 
hoja), tricófero (de trichos^ cabello, í phero, porto, llevo), tricologia 
(de trichoSy i logas ^ discurso), tricocardia (dé trichos^ i kardia, co- 
razón). 

272. De dónde, el prefijo ultra? — Del lat. ultra, que significa 
más allá de, del radical demostrativo «/, de donde viene ollus, an- 
ticuado de Ule, aquel, v. g.: ultraje (de ultra, más allá, i el sufijo 
aje, obrar), ultramar (de ultra, í mar), ultramontano (de ultra, i 
tnonte), ultratumba (de ultra, i tumba, sepulcro), ultrarrealista (de 
ultra, i realista; realista exagerado),, ultrazodiacal (de ultra í zo- 
diaco), ulterior (del inusitado ulter, forma de ultra, más allá). 

273. De dónde, el prefijo uno? — Del lat. unus (sánscrito enas^ 
que está en relación con el verbo aun, un, recortar, reducir, como 
una, menos; unas, reducido; gr. monos, uno), v. g.: unánime, acor- 
de (de unánimus, de unus, uno, i animus, ánimo), unicornio (de 
4inus, uno, i cornu, cuerno), uniforme (de unus, uno, i forma), uni^ 
paro (de uno, i el latín pariré, parir), unipedo (de unus, uno, i 
pes, pedis, pie), unisono (de unus, uno, i sdnus, sonido), univalvo 
(de unus, uno, i valva, puerta; marisco de una sola concha), uni' 
verso (de unus, uno, i versum, supino de verteré, volver, tornar; to- 
das las cosas convertidas en una), univoco {de unus, uno, i vox, vo' 
cis, voz). 

274. De dónde, el prefijo vet — Del latín ve (en sánscrito vahis), 

i añade al nombre primitivo la idea de aumento, defecto, daño ó 

alegación, v. g.: vehemente (de vehe, la intensiva partícula ve que 

wdenota aumento, i meñs, tis, espíritu, ánimo), vejiga (de vesica, re- 

22 



¡JO rSLtZ RAUOS I DUARTE, 



ceptáculo de la orina; de ve, aumento, i síccns, a^ um, seco, enju- 
to), vthicnlo (de vckert^ llevar, conducir; de la raíz sánscrita vah, 
llevar), vesania (de ve^ negación, í//, ¡ sanus, sano; no sano, no 
cuerdo). 

275. Cuál es la procedencia del prefijo í'/Vrf^Del lat. vi ce, abla- 
tivo de 77>, vtcis, vez, i denota que la persona de quien se habla tie- 
ne las veces ó autoridad de la expre^^ada por la segunda parte del 
compuesto, v. g.: vicepresidente (de i'/Vv, vez, i presidente; que su- 
ple al presidente en ausencia de ^ste), vicerrector (de vice, vez, i 
reciar; el que hace las veces de rector), viceversa (de viee^ forma 
de ve^, i versa ^ forma de versión, giro, turno, vuelta), vicario (de 
vicarius, forma de vix, vicis, vez, raíz de vid ), virrej (de vi, por 
iñce, i rey), vizconde (de viz, por vice, \ cande). 

276. Cuál, la del prefijo técnico xapiioj^ — Del gr xanihas, ama- 
rillo, V. g,: xan tocar po (de xanthos, amarillo, ¡ karpos, fruto), xan- 
tocoma (de xanthos, rubia, i kome, cabellera), xantodúnto (de xanihúS^ 
i odoníüS^ genitivo de odous, diente), xantofila (de xantkos, í pkyUún, 
hojn) tXaníqfito (de xant/ios, i phyion^ planta), xantogastrú (de ;ir¿i«- 
Mí?í, Xgaster^ vientre), xantúgnatú (de xanthos^ \ gnathas, mandí- 
bula), xantogramo (de xanthos, i gr anima , línea), xantonoio (de 
xant/lús, i notos f espalda). 

277. Cuál, la del prefijo técnico xi/oP — Del gr. xiphos, espada, 
V* g.: xifújilo, de hojas fusiformes (de xiphos, espada, i phylhn, 
hoja), xifoides (de xiphos, \ eidos, forma), xifostiro (de xipJwSt i 
í3í/r¿7, cola), xifósmno (de xiphos, i soma, cuerpo). 

278. Cuál, la del prtfijo técnico xiloP — Del griego xylon^ made- 
ra, V, g.: xilocarpo (de xylon, madera, í karpoSy fruto; de frutos le- 
ñosos), xilócopo (de X y Ion y madera, ¡ koptcin, cortar), xilofagia (de 
xyhn, Iphagein^ comer), xilófono (de xylon, i phane, voz), xiloglifia 
(de xyion^ X gíypho, yo esculpo), xilopolis (de xylon, i púlis^ 
ciudad). 

279. Cuál, la del prefijo yuxta? — Del latín tusta, ó jnsia^ que 
significa ///wí*? ¿í, £*íTi*<í tíf^, V, g.: yuxtaponer (de yuxta, í poner }^ 
yuxta pos ición (de í wi ¿'¿í , cerca de, i po sitio , pos i c i ó n ) . 

2S0, Cuál, la del prefijo j¿i/^— Del latín sub, debajo, v, g.: r¿2/a- 
to (de -TíZ, por x/^¿, debajo, \ pata)^ zabucar (de ^¿i, por sub^ bajo, í 
hueca, boca; caer con la boca hacia abajo) » zabullir (de za-, por suh^ 
bajo, i bullir; bullir debajo), zaherir (de ^a, por $ub, i herir), r¿í* 
handar (de ;£ra, por íkÍj ¡ kondar). 



\ 




TRATADO DE LZ^GKAJZ, 33! 



281. Cuál, la del prefijo técnico írí?^;^— Del gr. j:(?o^f anínoal, ^ifús, 
viviente, ^^^f, vida; del sánscrito y/;í,//¿?, v. g,: zoaarca (de Tí^tíiír, 
animal, i arc/té, mando), :^úúbia, ciencia de la vida (de zúon, i bios^ 
vida), zoocresia (de zoon, i chresis^ uso), sooeiica (de í7¿7í?/í, Í ^thast 
costumbre), zúó/ago (de .7¿?¿?//, í pkagein^ conner), zoofitü (de tí?*?», i 
phytQn^ planta)- 

LECCIÓN CUARTA. 

INCREMENTACIÓN FINAL. 

282. Qué es incrementación final? Todo cuanto se añade á 

las voces como elemento desinente de las palabras. 

283. Qué es desinencia? — El modo de acabar ó terminar algu- 
na palabra. 

284. Para qué sirven las desinencias? — Para añadir á la idea prin- 
cipal, representada por el radical, la connotación de una idea ac- 
cesoria. 

285. Cómo se clasifican las desinencias?-— En "aumentativas, di- 
minutivas, abundanciales, colectivas, gentilicias, patronímicas, cua- 
litativas, despectivas, superlativas, verbales, imitativas, frecuenta- 
tivas, incoativas, adverbiales," etc., etc. 

286. Cuáles son las desinencias del género aumentativo? — '*Acho, 
achón, ando, arrón, asea, azo, endo, etón, ilion, on, ona, ote," etc., 
como "ric-acho, fresc-achón, inf-ando, nub-arrón, peñ-asco, perr- 
azo, estup-endo, moz-etón, hombr-ón, mujer-ona, libr-ote, grand- 
illón." 

287. Cuáles, las desinencias "biaumentatívas ó subaumentati- 
vas?" — **Achón" (en "hombrachón," derivado de ''hombracho," de 
hombre), onazo^ (en "picaronazo," de "picarón," de picaro), "bo- 
bonazo, de bobón," de bobo). 

288. Cuáles son las desinencias del género diminutivo? — *'Ato, 
culo, cula, ejo, eja, el, elo, ela, illo, illa, isco, ete, etón, ezno, ico, 
ica, iche, ijo, ija, il, in, ina, ino, ita, ito, ite, on, ote, ojo, oja, ol, * 



] No hemos hallado diminutivo terminado en ol, i las palabras qae así 
parecen, como /arol, carnicol^ esioperol, iercerol, etc., no se consideran como 
tales. Los ''Elementos Latinos del Español," del Sr. Maclas, traen ipeñol 
éntrelos diminutivos; pero la Academia, Barcia, Moniau, i otros, creen que 
es aumentativo. 



33 i FÉ.UZ ItAlfOS I DUARTE. 



k 



«co, uca, ücho, ucha, uclo, uela, uja, ulo, ula," etc., v. g: ''ballen- 
ato, lob-ato, opüs-culo, tubér-culo, nubé-cula» an¡mal-ejo, call- 
eja, cord-cl, lib-clo, corrupt-cl?», pajar-illo, aren-üla, casqu-cte, 
cojin-ete, líbr-eta» bul-eto, tnül-etOp rat-on, cord-ón, caj-¿n, as- 
tcr-isco, pobr-ctóii, vibor-czno, lob-ezno, per-ico, gat-ica, bol- 
iche, bot-ijo, bot-íja, vas-ija, bod-íjo, tambor-iU espad-in,rüt-¡na, 
Icchugru-ino, ovej-ita, ram-ítOí escond-ite, ancl-ote, ísl-ote, man- 
ojo, pint'OJa, carr-uco, cas-uca, avech-ucho/cas-ucha, arroy-uelo, 
plaz-uela, Mar-uja, rég-ulo, vírg-ula, jardin-zuelo, rey-ezuclo, pe- 
cezuelo/* 

289* Cuáles son las desinencias '^btdimínutívas ó subdiminuti* 
vas?" — ''Achuelo" (en riachuelo, de riacho, de río), "achuela" (en 
'covachuela," de covacha, de cueva), *1chuelo" (en ''portichuelo/* 
de "portícho, ó pórtico/' de ''porto," puerta), "¡tílIo" (en ''boniti- 
Uo/' de 'bonito," de *'bon," bueno), **etel" (en ^'carretel," de ''ca- 
rrete," de carro), *'¡tín*' (en "chiquitín," de "chiquito," de chico), 
"ulilla" (en virgulilla), "osuelo" (en mocosuelo), jíta" (en **m¡ga- 
jita," de "migaja," de miga), * oleta" (en *'pla2oleta," de "plazuela," 
de plaza), "olin" (en '^camisolín," * de *'camisola," de camisa), "on- 
cilio" (en "ratoncillo," de "ratón," de rata), "ejoncíllo'^ (en ''torre* 
joncillo," de "torrejón," de torre), "etillo" (en "gordetillo," dinni- 
nutivo de "gordete" í subdiminutivo de "gordo"). 

2go, Cuáles son las desinencias aumintidiminuiivas j^ — Ackuila 
(en ri cachuelo, diminutivo de ricacho i éste aumentativo de rico)^ 
oncillú (en camoncillo, diminutivo de camón, aumentativo de canta) ^ 
omito (en saloncito^ diminutivo de salón, aumentativo de sala}^ 
osudo (en moco suelo, diminutivo de mocoso, aumentativo de moco), 

291. Cuáles son las desinencias diminuaummtativas r'^Etón (en 
pobretón^ aumentativo áe pobrete i éste diminutivo úepobrej^ úlón 
(en cazülón, aumentativo de ca::uela, diminutivo de cazo), ellón (en 
bouUófíy aumentativo de botella^ diminutivo de bota), ajan (en tina- 

jen, aumentativo de tinaja, diminutivo de tina). 

292, Cuáles son las desinencias del género abundancial? — 'Cun- 
do, cunda, otentOj olenta, oso, osa, ulento, ulenta, uoso, uosa, udo^ 
uda," etCp, v* g.: "ira-cundo, fa-cundo, fe-cunda, rubi-cunda, san- 
guin-olento, vir-olenta, pedreg-oso, Uuvi-oso, injuri -osa, suc-ulen- 



I Camisúiln no es biderivado sino triderivado, segdn MonUuj parque pro- 
cede de camisola i é&le de canma^ que es derivado de camír. 




TRATADO nm LEKGUAJR. 3J5 



tOj pur-ulento, turb-ulcnta, ac-uoso, mont-uoso^ fruct-uosa, na* 
rig-udo, orej-uda, barb-udo, pel-uda)* 

293. Cuáles son las desinencias det género celectivo? — ^'Ada, al, 
ar^ edOf eda, enaj aje, ario, mcn/' etc., como en *'arm-ada, vac-ada, 
naranj-al| arroz-al^ mucbl-aje, mader-aje, oliv-ar, palm-ar, viñ-e- 
áOf akm-^da, arbol-eda, doc-ena, cent-ena, abeced-ario, ros-ario, 
dicción-ario, mader-amen, velam-en"). 

294. Cuáles son las desinencias étnicas ó gentilicias? — Las prin- 
cipales son *'a, acO| aicO} al, an, ana, ano, ario, asco, aro, e, ego, 
ega, iega, iego, enco, enea, eno, ense, eño, eo, ero, és, esco, ez, í, 
in, ¡no, ¡na, lo, isco, ita, o, ol, on, ota, us, uz, v. g.: ^'pers-a, sirí-a- 
co, gal-áíco, proveoz-al, catal-án, ríoj-ana, troy-ano, can-ario, 
bale-ario, bergam-asco, húng-aro, árab-e, gall-ego, gr-iego, jud- 
iega, íbiz-enco, antioqu-cno, ateni-ense, ilerd-ense (de Lérida), 
madrid-eño, estrena -eño, cald-eo, canan-eo, hebr-eo, europ-eo, 
haban~ero, cordob-és, coruñ-és, chin-esco, granad-í, mallorqu-ín, 
bilba-íno, argel-ino, lat-ina (del Lacio), jud-ío, berbcr-isco, naor- 
-isco, min-ita, mor-o, españ-ol, lap-ón, il-ota, ¡nd-us, andal-uz." 

295. Cuáles son las desinencias patronímicas? — Las más comunes 
son az (Repar-az, de Reparede; Pel-az, de Pelagio; Belaz, ó Velaz, 
de Blas), esf (Benit-ez, de Benito; Boigu-ez, de Buigo, de Wígo, hoy 
Vito; Garc-ez i Garc-és, de García; Per-ez, i Pér-if?, de Pero, Pe- 
dro), is (Ro-iz, Ru-iz, i Rodríg-uez, de Rodrigo; Br-iz, de Fabrí- 
cio), oz (Muñ-oz, i Muñ-iz, de M unió), 7/^ (Ferr-az, Ferr- iz, i Fe- 
rr-uz, de Fernando). 

296. Ejemplo de desinencias cualitativas. — **Ancia, encia, dad, 
tad, ego, ega, iego, iega, el, eno, ento, enta, eño, eña, esco, esca, 
ez, eza, ¡a, cia, icia, izo, iza, monia, oso," v. g.: "eleg-ancia, in- 
dulg-encia, bon-dad, cast-idad, palaci-ego, andar-iega, fi-el, cru- 
el, am-eno, anjarill-ento, avar-ienta, risu-eño, salobr-eña, burl- 
esco, churriguer-esca, dobl-ez, honrad-ez, prest-eza, per-eza, mo- 
dest-ia, pudic-icia, parsi-monía, antojid i/o, enferm-iza, quebrad- 
izo, meticul-oso, estudi-oso, orguU-oso. 

297. Ejemplo de desinencias del género despectivo ó peyorati- 
vo. — ''Acó, acho, aje, ajo, alia, ualla, usma, uza, astro, astra, aza, 
jjo, ojo, oja, orrio, orro, ote, uco, uca, ucho, ucha, udo, uda," v. g.: 
•*pajarr-aco, popul-acho, breb-aje, comistr-ajo, can-alia, gent-ua- 
11a, ch-usma, carn-uza, cam-astro, madr-astra, poet-astro, medic- 
astro, agu-aza, madr-aza, bod-ijo, man-ojo, pan-oja, bod-orrio, 



J3* FELIZ RAMOS I DrAítTK. 



vill-orrio, vent-orro, guís^ote» carr-uco, cald-ucho, cas-ucha, orej- 
udo, ventr-uda. 

298. Cuáles son las desinencias del género superlativo?—* 'Achón^ 
achona, bundo, butida, érrímo, íiimo. ísima» ima, tima/' etc»^ v. g.: 
bon-achón, fresc-achona, fyri-bundo» nausea -bundo^ ira-cunda, 
ítlis-érrimo. pulqu-érnmo, car-isitno, nov-fsímo, op-ímo, óp-timo, 
üU-imo." 

299. Ejemplo de desinencias verbales, — ^"Ar, ear, er, ir» itar, fi* 
car^ or, sor, tor, dor, edor, ídor," etc-, v. gr, *'am*ar, voc-ear, beb- 
cr^ o-ir, flu-ir, vis-itar, forti-ficar, rectificar, doct-or, defc^n-sor, 
pose-sor» beb-edor, asa-dor, bat-idor, muñ-idor/' 

300. Ejemplo de desinencias frecuentativas ó iterativas. — *'Ear, 
co, ¡tar, izar, izo/' etc., v. g.: ''gorj-ear, centell-ear, bombard-eo, 
t irritar, ejerc-itar, íertil-izar, magnet-izar, cnferm-izo, ol vida-izo,' 

301. Ejennplo de desinencias imitativas. — ''Ismo, izar, ista/* co- 
nfío en "galic-ismo, mod-ismo, barbar-ísmo, secular-izar, grec-izar, 
real-ista, tom-ista»" 

302. Ejemplo de desinencias incoativas, — Ear, ecer^ como en 
**blanqu-ear^ verd-ear, aman-ecer, flor-ccer, anoch-ecer, encalv- 
ecer, engrand-ecer," etc, 

303. Ejemplo de desinencias adverbiales,— A/í^n/íf, v. gr, ''mala- 
mente, buena-mente, feliz-mente." 

304. Ejemplo de desinencias numerales. — "Eno, ena, inta, enta, 
inte, ésimo, pío, ble, pie," etc., v. g.: *'Onc-eno, cuarcnt-ena, doc- 
ena, tre^inta, ve-inte, cuar-enta, cent-ésimo, du-plo, do-ble, 
tri-ple. 

305. Ejemplo de desinencias connotativas de empleo, destino, 
secta, profesión, industria, ocupación, etc. — ''Ado, ano, ante, ente, 
ario, ero, era, ía, ¡C0| dor, or, sor,'* v. g. : "magistr-ado, consul-ado, 
€Scrib-ano^ ayud-ante, comand-ante, comedi-ante, congreg-ante, 
escrib-íente, intend-ente, march-ante, pase-ante, penit-ente, tc- 
ni-ente, veUante, botic-ario, estatu-arío, lapid-ario, not-ario, ba- 
rre nd-ero, cabr-ero, cocin-ero, joy-ero, reloj -ero, verdul-ero, vi- 
drí-ero, costur-era,abogac-fa, mecán*ico, catedrát-ico, corre-dor, 
doct^or, defen-sor, 

306. Ejemplo de desinencias connotativas de dignidad, jurisdic- 
ción, etc. — Aí/i?t ato^ <^^go, ia, v* g.: '*obisp-ado, pap-ado, princip- 
ado, rein-ado, arcedian-ato, bajal-ato, cardenal-ato, almirant- 
azgo, mayor-azgo, patron-azgo, canong-ía, alcald-íaJ* 




T&ATABa DV LENGUAJS, 53f 



307, Ejemplo de desinencias técnicas, — Aigia (del gr. algos, do- 
lor; cefai-aigia, dolor de cabeza; gastr^aigia, dolor de estómago; 
üdoni-algia, dolor de muelas ó de dientes), cola oteóla (del lat. in~ 
4ola^ habitante, v. g.: c di-cola, habitante del q\^\o\ planeti-cola, ha- 
bitante de los plañe tus; regni-cúla^ habitante del reino; ierri-cola^ 
habitante de la tierra), di'sta (del gr. data, yo divido: g£0~desia^ 
división de la tierra )j/¡í^ííj (del gr, pli¿igó, ya como; antropó-fago^ 
comedor de hombres; ornó-fago^ comedor de carne cruda; paU-fa- 
gú, que come de todo), f o nía ^ fmncú, fon a (del gr. plwnc^ voz; a-fo- 
nia , sin voz; autt -fo n a , ca co-fonia , en -fó n ica^ sin -fo Jiia ) , forní e {del 
X^t.fúrrnay molde, modelo; del ^r. inorpha^ morphet v. g.: can-for- 
mey dis-forme, in-fonnCy antropo-tnorfo, a-morfo), fugo (del lat. 
fugercy huir: Uici-fugo, que huye de la lyxz^febri-fugo, que ahuyen- 
ta la fiebre; vermi-fugo^ que cura ó ahuyenta las lombrices), geroy 
gera (del lat. gerere^ llevar: fiami-gero, que lleva fuego; arnii-gero^ 
que lleva arma; ali-gero^ que lleva alas), gnosia^ gnástica^ gnósti' 
co^ (del gr. gnosiSy conocimiento, v. g.: dia-gnósticoy geo-gnosia^ 
prott'óstico), gono {del gr. goma ^ ángulo: Aexá-gono, penid-gonOf 
poli-gono) , grafía, graf», gráfico (del gr, graphb^ yo escribo, descri- 
bo: biblio-grafia, descripción de los libros; bio-grafia, descripción 
de la vida de un ser; cali-grafía, tscr\X,vír2ihtl\2i, cosmo-grafia, des- 
cripción del mundo; geo-grafia, descripción de la tierra; lito-gra* 
fía, escritura en piedra), itis (del gr. itis, irritación ó inflamación: 
gastr-itis, inflamación del estómago; glos-itis, inflamación de la 
ItDguai; periíon-itis, inflamación del peritoneo), logia, logo, lógico, 
logismo, logista, logético (del gr. logo^, palabra, discurso, tratado, 
etc.: orto-logia, correcta pronunciación; cata-logo, enumeración de 
palabras; zoo-lógico, discurso sobre los animales; para-logistno 
discurso en contra, falso; apo-logético. finó intención del discurso), 
manda, mántico (del gr. ^;/a;//¿'/¿z, adivinación; carto-mancia, adivi- 
nación por las cartas ó naipes; geo-mancia, adivinación por figuras, 
líneas, puntos, etc., notados en la tierra; tefro-inancia, adivinación 
por la ceniza; nigro^ntancia, adivinación por medio de los muer- 
tos; //>¿?-;«a;/«¿3f, adivinación por medio del fuego; hidro-mancia, 
adiv. por medio del agua; noso-mancia, adiv. por medio de las en- 
fermedades; alectrio-mancia (del gr. alektryon, gallo), adiv. por me- 
dio de un gallo; ono-mancia, adiv. por medio de los nombres; orni^ 
ío-mancia, adiv. por medio de las aves; oculino-niancia, por la ins- 
pección de los ojos; hetero-mancia, por el vuelo de las aves, etc.), 



33(í TELSZ RAVOS I OUARTK. 



maniat maniaco, mana (del gr. mania^ manía, furor: angia-piania, 
franco-mama, manía por los ingleses, por los franceses; meU-ma- 
no, loco por la música; metro-mama, manía de hacer versos; tH&- 
nomania, manía sobre un solo punto, monomaniaco )s metro, mctria, 
métrico (del gr. métron, medida, verso; geo-metria, hcxd-nutro, 
micró-metro, peri-mtirOy si-mitria, trigono-metria) ^ nomia^ nomo, 
nomio, nomicoy nomista (del gr. nomos, ley, regla, dUtribucJon, etc: 
ügro-nomia^ anti-nomia, astro-nomia, bi-nomio, eco-nómico, gas- 
iro-nomia, tri-nomio), oide^ oiáes, oidto, oiáal (del gr* tidos, cidcos, 
forma j semejanza, v. g,: asíer-oide, cHps-oide^ es/er-oide, metal' 
mde^ trapejs-oide, variol-oide^ etc,)» orama (del gr, horama, vista» 
V, g,; cosm-orama, vista del mundo; di-oramat vista al través;^- 
úrama^ vista de la tierra; pan-orama, vista de loáo\ púH-orama^ 
vista de la ciudad) ^ /^¿j (del gr. poieb^ poicin, hacer, formar, fabri- 
car, v. g.: criso-peya, epo-peya, eto-peya^ idolo-peya, onomato-peya^ 
prasopo-peya, etc), Pqü^ polis (del gr< polis, genitivo de poleos, 
ciudad, V* g,: Hclió-polis, ciudad del Sol; metré-poli, ciudad ma- 
dre ó principal; Tri-polis^ tres ciudades; Pentá-polis, cinco ciuda- 
des; nccró-püli, ciudad de los muertos), scopia, scopio, scopo, seo- 
pico (del gr. skopeo, skeptamai, ver, mirar, examinar, v. g.: cranto- 
scopia^ electro- scopo y estetóscopo ^ horóscopo, microscopio, telescó- 
pico, termoscúpo^ etc.), tecnia, técnico (del gr, techne), arte» cíenciai 
V, g.; kigio-tccnia, piro-tecnia, poli-técnicOy termo^ técnico, etc.), to- 
mía, tomico, tomo, tomista (del gr tomos, división, derivado de 
iemnó, yo divido, yo corto, v. g.: ana-tomia, ana-íomicOy d-tomp, 
dicó-tomo, ana-tomista, etc.)i '^^ago, vaga (del lat, i^agare^ andar 
errante, v. g,; nocíí-vago, que vaga de noche), vorOj vora (del lat, 
vorare, devorar^ destruir, consumir, v, g.: fumi-vora, que no da 
humo porque lo consume; omni-voro^ que come de todo; carid-vc' 
ro, que se alimenta de carne; herbi-voro, de 'hX^xhz^ fruii-z'oro, de 
frutas; gratn-voro^ de granos; pisci-voro, de peces; insecti-t'oro, de 
insectos, etcj. 




LEXIPEYA. 



LECCIÓN PRIMERA. 

FORMA DE LAS PALABRAS. 

1. De qué trata la lexipeya?—Dt la valoración de los elementos 
silábicos, i del origen, formación, existencia i significación de las 
palabras. 

2. Cuál es la etimología de la palabra lexipeyai'^Yxoz^á^ del 
griego lexipoieo^ compuesto de lexisy palabra, \ poieoy hacer: for- 
mación de las palabras. 

3. Qué se entiende ^ov forma de una palabra? — La figura ó he- 
chura exterior, literal ó silábica que tiene por su origen, antigüe- 
dad, ó por virtud de la eufonía, por los accidentes gramaticales que 
reviste, etc. 

4. Cómo se consideran las formas de las palabras?— Las formas 
pueden ser lexicográficas ó gramaticales. 

5. Qué son formas lexicográficas.^ — Las que toman las palabras 
en su derivación i composición para expresar las ideas accesorias 
¿ la principal contenidas en el radical. 

Así, el radical cant toma la forma "cantar, cant-inela, cant-or, 
en-cant-ar, des~en-cant-ar, cant-uría, cant-arfn, cant-atriz," etc. 

6. Por qué estas formas se llaman lexicográficas?— Porque son 
las que se registran en los léxicos ó diccionarios. 

7. Qué son formas gramaticales.^ — Las que, sin modificar la idea 



338 ¥r.LiZ HAM^S I rfUARTK. 



r 



principal expresada por el radical, la presentan desde diversos 
puntos de vista relativos al género, al número, á la persona, al 
tiempo, etCp 

Así, el radical cani toma las formas **cant-or, cant-ores, cant-o, 
cant-aba, cant-amos, cant-aría, cant-asen, cant-aré, cant-ó," etc. 

8. Por qué estas formas se llaman gramaticales?— Porque son 
nacidas de los accidentes gramaticales i no se registran en los léxi- 
cos ó diccionarios, 

9- Qué es raíj de una palabra? — La porción literal ó silábica 
considerada como el elemento primitivo i representante del valor 
más general c indeterminado del vocablo, 

10. Cómo son generalmente las raices? — Son factores monosilá- 
bicos, de significación vaga, indeterminada, i de forma literal du- 
ra, áspera í poco eufónica ó desagradable al oMo. 

Así, sp es la raíz de las palabras, ''especie, especial, auspicia, 
despectivo, despecharse» despecho^ espacio, especificar» especifico, 
espectacíón, espectro, especulación, especulador, especular, espe- 
culativo, espejo, espejismo, inspección, inspector, obispo, perspec- 
tiva» perspicaz, perspicuo, prospecto, respectivo, respetable, res* 
petar, respetuoso, respeto, sospechar, sospechoso, sospecha, sus- 
picaz/' etc., etc., por ser la porción literal que persiste constante é 
invariable en medio de la variedad de elementos iniciales i termi- 
nales. 

For la misma razón, sí es la raíz de '^asistir, circunstancia, con- 
stante, constar, constitución, destituir, distar, estable, establecer, 
establo, estar, estatua» estatura, estatuto, instable» instituir, insti- 
tuto, intersticio, obstáculo, obstar, persistir, prestar, prostituir^ 
restar, resta, restitución, restituir, subsistir, sustitución, sustanti- 
vo, superstición," etc., etc. 

11. A qué se da el nombre de radical.? — A la parte que consti- 
tuye el fondo i fundamento de la significación de una palabra í que 
generalmente no varía en su forma ó estructura. 

Los elementos literales del radical se conocen en que pasan ne* 
cesariamente de los vocablos primitivos á los derivados, v, g/. el 
elemento a;;/, que entra en am-or^ ó en el infinitivo am-ar, cuya 
sílaba se va repitiendo en todas las formas del nombre i en todos 
los tiempos, modos i personas del verbo, según se ve en *'am-Or 
• am-aba, am-é, am-aré, am-aría, am~are," etc. 

12. Qué diferencia hay entre rais i radical/*— \^^ rais es el origen 



TEATADO DI LEKGUAJl* Jj^' 



común de las palabras de toda una misma familia, i el radicales el 
origen inmediato de parte ó de una sola rama de palabras de dicha 
familia; — la **raíz" es máa sencilla i breve que el "radical;" — el **ra- 
dical," por consiguiente, siempre altera» por sustracción, i más fre- 
cuentemente por adición ó cambio» la estructura material de la 
rafz; — la raíz es como el primitivo, i el radical puede considerarse 
ya como un primer derivado; — la raíz es primaria, el radicales una 
raíz secundaria (P. F. Monlau, Dice. Etím.) 

"Entre los antiguos gramáticos, *'raíz" valía lo mismo que *'voz 
primitiva." Otros llaman "raíz" á lo que propiamente es "radical 
ó tema." Pero científicamente hablando, la "raíz" es aquel mono- 
silabo irreductible (tal vez una sola letra ó articulación única) que 
resta después de separar de un vocablo todos sus prefijos, sufijos i 
flexiones." 

"Puede decirse, verbigracia, que no es la raíz de todas las pala- 
bras que expresan la ¡dea de conocer, como "anotar, conocimien- 
to, denotar, desconocer, noción, nota, notable, notario, noticia, no- 
torio, reconocer," etc.; i nom es el radical de todas las palabras que 
denotan nombrar, ó conocer nombrando. Como "nombradía, nom- 
bramiento, nombre, nómina, nominalista, pronombre, renombre," 
etc." (Monlau). 

13. Qué es letra "característica.^" — La principal ó más señalada, 
que se conserva inalterable en la estructura de todas las palabras 
nacidas de un mismo tronco ó raíz, v. g.: la / es la característica 
de los vocablos "pie, pedestal, pediluvio, pedicoj, pedestre, pedá- 
neo, bípedo, cuadrúpedo, antípoda, gasterópodo, pólipo, polipodio, 
podenco," etc., procedentes del latín "pes, pedis" i del griego pous, 
podos." 

14. Qué son letras "formativas.?"— Las que se añaden á la raíz 
para convertirla en radical, v. g.: m es la formativa del radical nom, 
en "nombre, nómina, nombrar," etc. 

15. Por qué se denominan "formativas.?" — Porque dan á la voz 
la forma que caracteriza la especie ó la rama de palabras á que co- 
rresponde, v. g.: las articulaciones ¿, /, se califican de formativas 
en el supuesto de que scrib sea el radical de "escribir, escribiente, 
escribano, escribanía," etc., alterado en scrit para la formación de 
"escrito, escritura, escritor, escritorio." 

16. Cómo se dividen las palabras por razón de sus radicales? — 
En "homorradicales i heterorradicales," según tengan iguales ó 



|40 FELIZ RAICOS 1 DUARTE. 



distintas radicales, v. g.: **nombre i nómina, pronombre ¡ renom- 
bre/' etc., son homorradicales; ¡ "embustero i mentirosOj" hetero- 
rrad leales. 



LECCIÓN SEGUNDA. 

FORMACIÓN DE LAS PALABRAS, 

17. Qué se entíeíide por "formación de vocablos?" — El procedi- 
miento de hacer ó formar los vocablos. 

iS. De cuántos modos pueden ser las formaciones? — De dos: 
^'regulares ó irregulares/' 

19. Qué son palabras de formación regular? — Las que en su es- 
tructura siempre se acomodan á la marcha más general i común. 

20. Cuándo se denominan anómalas ó irregulares? — ^ Cuando 
constituyen excepciones en número mayor ó menor, ya sea por al- 
teración de las rafees ó terminaciones en su orden, cantidad ó ca- 
lidad. 

21. Qué son vocablos de ''primera formación?" — Los primitivos 
ó que han ingresado en la lengua, procedentes de otra, i tales co- 
mo los tenía ésta, ó ligeramente eufonizados, v. g.: "sombra," del 
lat. "imber, por imbre/* simétrico de "umbra," sombra; derivado 
del gr. "ombréo," llover; procedente del sansc. "ambhas, abhra/ 
nube que entolda. 

22. Qué son palabras de "segunda formación?"— Las derivadas» 
yuxtapuestas i compuestas que cada lengua ha ido formando se- 
gún su desarrollo ó necesidades, v. g.: "sombrajo, sombrero, som- 
brilla, sombrío, asombrar." etc. 

23. Cómo se forman las palabras? — Anteponiendo ó posponien- 
do á la raíz una ó más letras ó sílabas como elementos formativos. 

24. Cómo se llaman los elementos formativos que se añaden á 
una raíz, á una radical ó vocablo, para modificar su significación? 
Se llaman afijos. 

25. Cómo se llama el elemento ó afijo prepuesto?— Se denomi- 
na "prefijo, V. g.: a, ói, co, des^ e, jilo, etc., en "a-trae, bi-cornio* 
co-hecho, des-ocupado, e-dentado, filo-sofía/' 

26. Cómo se llama el elemento ó afijo pospuesto?— Se denomina 
"terminación," v. g.: "on, ote, azo, ito, illo, uelo/* etc, son termi* 



j 




TRATADO DZ LENGUAJE. fJ|t 



naciones de "hombr-ón, hombr-ote^ hombr-azo^ muchach-itOy 
muchach-íUo, muchach-uelo. 

27< Qué especies de elementos pospuestos comprende el nom- 
bre genérico "terminación?*' — Los elementos llamados ^'sufijo, fle- 
xión i desinencia." * 

28. Qué es ''sufijo, posfijo ó subfijo?" — El elemento silábico que 
se emplea para convertir una raíz ó radical en palabra primitiva, 
V. g.: si á la raíz fi se le añade el sufijo <?«, resulta el radical pon; 
si al radical not se le añade el sufijo ar, resulta la voz noíar. ^ 

29. Cuándo el elemento pospuesto se llama flexión ó inflexión? 
— Cuando expresa un accidente por medio de la derivación grama- 
tical, V. g.: o, as, a, amos, ais, an; aba, abas, abamos, ábais, aban, 
aré, aras, ara, s, es," en "am-o, am-as, am-a, am-amos, am-áis, 
am~an, am-aba,am-abas, am-ábamos, am-ábais, am-aban, am-aré, 
am-arás, am-ará; libro-s, pan-es; perr-p, perr-a. 

De manera que las "flexiones" son las terminaciones ó sufijos 
que se añaden al radical del verbo para connotar los modos, los 
tiempos, los números i las personas; i en el nombre sirven, á veces, 
para significar los sufijos que distinguen los géneros i los números. 

30. Cuándo se denomina desinencia? — Siempre que la termina- 
ción se adopte para formar voces derivadas, pero menos sujetas al 
valor genérico de la raíz que en las flexiones, v. g.: "ero, ismo, 
mentó, or, ura," etc., son las desinencias de los nombres port-ero, 
sombr-ero, maquiavel-ismo, protestant-ismo, funda-mento, am-or, 
€scrit-ura; "ito, illo, in, ija," etc., son desinencias diminutivas de 
**Jibr-ito, cuart-illo, espad-ín, lagart-ija; arron, aza, azo, on, ote," 
etc., son desinencias aumentativas de "nub-arrón, oll-aza, caball- 
azo, hombr-ón, hombr-ote; able, ible, il, oso, udo," etc., etc., son 
las adjetivas de **am-able, horr-ible, mujer-il, aren-oso, pel~udo; 
isitno 1 "érrimo" son las superlativas de "bell-ísimo, pobr-ísimo, 
Üb-érrimo," etc. 



I Para no confundir estas tres especies de terminaciones es necesario te- 
ner presente que la terminación de las voces primitivas es un sufijo^ la de 
las voces formadas por derivación gramatical es una inflexión^ i la de los de- 
rivados ideológicos es una desinencia. 

a Si á los radicales aw, iem, pon, part, se añaden los sufijos ar, ^r, lír, re- 
saltan las palabras amzr^ temer ^ poner ^ partir; si á los radicales carh, jab, 
preg<, salm, serm, /?, se añade el sufijo on^ resultan los nombres carbón, ja^ 
Mfty pregón, scdmón, sermón, león. 



341 FELIZ RAMOS 1 DUAKTE. 



1 



31. Por qué algunos autores llaman ''determinantes" á los prefi- 
jos, á las desinencias ¡ flexiones? — Porque son realmente elemen- 
tos determinativos de la signifícación del simple ó del radical. 

32. Cuáles son los principales prefijos que el castellano ha to- 
mado directamente del latín ó del griego? — **Ab, ad, ana, con, 
contra, de, entre, hipo, in, inter, per, peri, pre, sub, super, ultra," 
etc., etc., como en **ab-orto, ad-junto, ana-logia, con-g^eso, de- 
función, entre-tejer, hipó-tesis, in-^nimado, inter-calar, per-tene- 
cer, peri-helio, pre-nombre, sub-terráneo, super-ficie, ultra-mar.* 

33. Ejemplo de sufijos. — **A, e, i, o, u, ad, an, en, ar, cr, ir, on, 
el, ez,"etc., como en '*d-a, d-e, mu-i, gre-¡, ca-o, fl-u, est-ad, c-an, 
p-en, cant-ar, ten-er, s-er, ven-ir, salm-ón, preg-ón, carb-ón, 
jab-ón, pap-el, v-ez.'* 

Los sufijos pueden ser '^primarios i secundarios," v. g.: en los vo- 
cablos "carbón, jabón, salmón, sermón, pregón," etc., on es un su- 
fijo primario; alx na^ secundarios en individual, canana. 

34. Cómo se denominan los relativos me^ te, se^ ¿r, lo, la^ nos, os, 
les, los i las, cuando se juntan ó van fijados ó incorporados á los atri- 
butivos verbales?— Se llaman afijos, v. g.: voyme (me voy), ámete 
(te amo), quedóse (se quedó), pedile (le pedí), "tráelo" (lo trac), 
"tráela" (la trae), "dícennos" (nos dicen), 'llamóos" (os llamo" 
avísales (^t^ avisa), ''compráronlos" (los compraron), "vendiéron- 
las" (las vendieron). 

A veces hay incorporado un solo afijo, como en "dijo-nos, ama- 
os;" á veces dos, como en "decír-se-lo, guardó-mc-la;" i á veces 
tres, como en "castígue-se-me-le, comió-se-nos-la." 

EJERCICIOS DE FORMACIÓN DE PALABRAS. 

I. Si á la raíz griega ge se le añade el sufijo o, resulta ¿¿'í?, tierra, 
i si se añaden las desinencias desia (de daid, dividir), gnosia (de 
gnosis, conpcimiento), grafía {At graphein, describir), ''logia" (de 
"logos," tratado), "metría" (de "métron," medida), "filo" (de "phi- 
los," amante), "ponia" (de "ponos," trabajo), "orama" (de "hora- 
ma," vista, aspecto), "sauro" (de "sauros,'' lagarto), "sofia" (de 
"sophía," sabiduría), ''trupo" (de "trupao," perecer), etc., resultan 



i Una palabra puede tener uno 6 más prefijos, v. g. : a-co-meíer, des-a- 
per-libido. 




TRATADO DE LENGUAJE, 543 



las palabras ^^^eodesiai geognosía, geografía^ geología, geometría, 
geóñlo. ffeoponia, georama, geosauro, geosofía, geotrupo." 

2. Añadiendo á la raíz can los elementos formatívos d, n, s, /, 
resultando los radicales ra/td, cann, cans, canf, i sí á estos se aña- 
den afijos, resultan las palabras "candor, candido, candelero, can- 
didato, candela, candil, candonga, cáñamo, cannas, cansar, canse- 
ra, cansancio, descansar, incansable, canto, cantor, cantatriz, cán- 
taro, cantero, cantidad, cantimplora, cantárida,'* etc., etc. 

3. Si al radical **grad," análogo á ''grato,'* procedente del latín 
"gratus," se le añade la terminación adjetiva adíe, resulta la voz 
gradable; incorporándosele el prefijo a, se tiene la palabra "agra- 
dable," i con el prefijo des, que denota lo contrario de la idea con- 
tenida en el simple (como '*des-hacer," lo contrario de "hacer;" 
des-componer," lo contrario de "componer"), la palabra ''desagra- 
dable," i añadiéndole la desinencia adverbial mente, resulta la pa- 
labra ''desagradablemente," compuesta de siete sílabas. 

4. Si á la raíz cib le añadimos el sufijo ida^ tenemos el radical 
cibida, derivado del latín "cípére," tema frecuentativo de ''capére/' 
comprender; anteponiéndole al radical cibida el prefijo extensivo 
per, resulta el adjetivo "percibida;" añadiéndole el prefijos, resul- 
ta el adjetivo apercibida, é incorporándole el prefijo negativo des^ 
resulta el vocablo "desapercibida," que vale desprevenida, despro- 
vista de lo necesario, i posponiéndole la desinencia adverbial men- 
Uy tenemos el adverbio de modo ''desapercibidamente," que signi- 
fica sin prevención, 

5. Si á la raíz w^»/ se le añade el sufijo "er," resulta la palabra 
"meter," procedente del latín mittére (que significa enviar, situar, 
poner), frecuentativo de "meare," pasar de un punto á otro; incor- 
porándole á "meter," el prefijo "co" apócope de "con" (que deno- 
ta compañía), resulta la palabra "cometer," dar uno sus veces á 
otro, poniendo á su cargo i cuidado algún negocio; añadiéndole á 
''cometer" el prefijo "a" resulta la palabra "acometer," que signi- 
fica embestir uno á otro, emprender, intentar, etc. Con la palabra 
**meter" se forman "someter, entremeter, remeter, arremeter," i de 
éstos se derivan "sometido, sometidamente, entremetido, entre- 
metimiento, entremetidamente, entremeterse, remetida, arremeti- 
da, arremetedero, arremetedor," etc. 

6. Si á la voz copta "pirama," "pyrama," que significa altura, 
cambiamos la terminación "a" por el sufijo "ide," tendremos la pa- 



344 FELIZ RAMOS I DUARTE, 



labra "pirámide," signiñcanda la idea de un poliedro que tiene por 
base una figura cualquiera i por caras triángulos que terminan en 
un punto llamado cúspide ó vértice; incorporando á **p¡rámíde'* el 
prefijo numeral di^ apócope del griego lüs^ dos, tendremos el vo- 
cablo "dipirámide," cambiando la "e" por *'0j" "dipiramído" i aña- 
diéndole la desinencia numeral "deca/^ diez, resulta ' ^dipiramido- 
deca," é incorporándole la desinencia '*édra/' que significa carar 
tendremos el adjetivo 'Mipiramidodecáedro/' que quiere decir dos 
pirámides i doce caras. 

7. De la raíz sánscrita "stha" estar en pie, procede el griego 
■ *stáo/' i el latín *'stare" de donde tomó el español la voz **cstar,'* 
que significa existir, hallarse en algún lugar, situación, condición, 
etc. Si al radical **star" se le antepone el prefijo colectivo "con," 
que expresa compañía, agregación, reunión, etc., resulta la pa- 
labra * 'constar" que significa *'ser una cosa cierta," i si en vez 
del sufijo **ar'' ponenios **ituc,'' resulta el radic^il "constituc" 
que con el sufijo ''con'' queda formada la palabra ' 'constitu- 
ción," con la cual significamos la esencia i cualidades de una cosa 
que la constituyen tal, i la diferencian de las demás. Si á la pala- 
bra "constitución" se le incorpora la desinencia adjetiva "al" re- 
sulta el adjetivo "constitucional,'* (lo perteneciente á la Constitu- 
ción) ¡posponiéndole la desinencia adverbial "mente'' tendremos el 
adverbio "constitucionalmente" (en términos constitucionales), é 
incorporándole el prefijo "anti^' (que significa contra ó lo que es 
contrario) resulta el adverbio de modo "anticonstitucionalmen- 
te" lo que es opuesto á la constitución. De la palabra ''constitu- 
ción ' se derivan "constitucional," ^'constitucionalidad," *'consti- 
tucionalismo," **constitucionario,'' "constitucionalizar," "consti- 
tucionalizado," etc., i con los prefijos "antí," contra, "in," no, se 
forman otros derivados. 

8. De la raíz griega "klio" se formó el nombre "klytos," ilustre, 
excelente, i con el prefijo "in," se formó la palabra latina *'íncly- 
tus,*' de donde la española "ínclito," esclarecido, afamado, ilustre, 
i con el prefijo "per," que significa "muy'' resultó el adjetivo "per- 
ínclito" que significa "grande, heroico." 

9. De la raíz latina "sequi" i sufijo "ir" se formó el vocablo "se- 
guir," que significa ir después ó detrás de uno, i con los prefijos 
"per,'* al través, i "pro,'' adelante, resultan las palabras "perse- 
guir" (seguir al que va huyendo) i "proseguir" (seguir, continuar). 



TRATAHO DE LEKGUAJKt g4f 



üe '*scguír" se derivan **seguidap" ^'seguidero," **segu!d¡lla," "se- 
guido/' "'seguidamente," ^^seguimiento," "'siguiente*' ¡ los com- 
puestos "proseguible/' ^'proseguimiento/' ''perseguidor/' ''perse- 
guimiento/^ "persecución/' 

10. Incorporando el preñjo técnico **deca/' que significa diez, á 
la desinencia técnica "logo/* que signiñca discurso ó palabra, re- 
sulta e) vocablo "decálogo/^ die^ mandamientos. 

11. De la raíz italiota *1d" se formó el verbo 'Iduo'* i el etrusco 
^'iduarc/' dividir, separar. Incorporando el prefijo intensivo "'di''á 
la voz **idu/' i mediante la inserción de una 'V de enlace ó eu- 
fónica, se formó el radical ''dividu/' derivado del latín ''dívidus," 
dividop i de aquí el adjetivo "dividuo/' que significa divisible. 
Añadiendo á "dividu/' el sufijo "al" resultó "di vi dual" i con el pre- 
fijo negativo "in/' no, se formó el adjetivo * 'individual'' (que signi- 
fica "lo que es propio del individuo ó le pertenece"), i con la de- 
sinencia adverbial ''mente," el adverbio de modo ^Individualmen- 
te/' con individualidad, con unión estrecha é inseparable. 

12. De la raíz sánscrita "par/' llenar procede el griego "pal- 
to/' yo agitOf i el latín "popúlus," pueblo, cuya forma adjetiva es 
'^popüUcus/* i sincopada *^púbricus/' de donde se origina el voca- 
blo español ^'publico/' notorio, patente. Anteponiéndole el prefi- 
jo "re*' (del latín **res/' cosa) resulta la palabra *^re público/' (ca- 
paz de los oficios públicos) i cambiando la "o" en *'a/" "repúbli- 
ca/' (estado en que gobierna el pueblo) i de aquí "republicano/' 
^'republicanismo/' "republicanamente/' "republicanizar/' "repu- 
blícola." 



LECCIÓN TERCERA, 

ETIMOLOGÍAS DE LOS NOMBRES DE PERSONA. (l) 

35. Qué es ''nombrc?"^ — La palabra que se apropia ó se da á los 
objetos para hacerlos conocer i distinguirlos de otros. 

56. Procedencia de la palabra "nombre," 

De la raíz sánscrita *'nam/' que significa saludar, anunciar, dar 
aviso, se formó "naroan," nombre, (aludiendo á que el *'nombre*'cs 
el anuncio de la persona^ ó porque el primer saludo consiste en 

I £1 mérito de esta leccidn consiste en que se aprende la forEnacidn de 
lüS nombres de personas^ &u signiücacidn i su ortografía. 

í3 



346 FILIZ BJkMOS I DUARTX. 



pronunciar el *'nombre" del sujeto), de donde el griego ''o-noma^'' 
"o^nyma," el latín *'nómen" ¡ el castellano "nombre." 

37. Qué es "nombre personal?"— El que designa á una persona 
ó individuo, como ^Tedro," "Juan,* "Pascual," etc. 

38, Procedencia de los nombres de personas, 

Abel, procede, según unos, del hebreo ^'ebel," que significa 
vanidad, ídolo; i según otros, del hebreo "abal,"que significa llanto^ 

Abelardo, del latín ''Abailardus," compuesto "Absel," ''Aboi- 
le," en romance la abeja, i del teutón ''ard," **art," tierra, natura- 
leza; es decir, "de la naturaleza de la abeja, elocuente." 

Abigaíl, del hebreo, que significa **alegría del padre." 

Abraham, del latín "Abrahamus/' derivado, según unos, del 
hebreo "Ab-raham," que quiere decir **padre elevado ó padre de 
una gran multitudj" otros dicen que procede del hebreo "abar,* 
que significa atravesar, por venir de la otra parte del Nilo* 

Adalberto, del alemán Adalberto, de "adal, ' nobleza i "berth/' 
brillante 1 "nobleza que brilla." 

Adán, del hebreo, ' Adam'' que significa ''rojo," según unos; 
otros opinan que proceda del etíope '* Adama," fué hermoso; i otros 
dicen que el hebreo "Adán'' significa señor, como simétrico de 
'*Adonai,'^ nombre de Dios en aquel idioma, de donde el griego 
dijo ^Adón/'* 'Adonis.'' 

Adolfo, del godo "Adel," que quiere decir abolengo, antiguo, 
noble, (del griego "alta," abuelo, de donde se deriva la raíz góti- 
ca ^*atte," origen de ' Adel," i de aquí ''Adela'' í **Adelaída) i de 
"olf/^ "ulf," **wulf;'lobo. 

Agamenón* del gr Agamemnon^ compuesto de agn^, mucho, i 
menos, valor: "valeroso.'' 

Agapito, del griego 'agapetos/' deagapau, amar: digno de ser 
amado, apreciado. 

Agatodoro, del griego "agathos," bueno, rico, i **dóron,'' dádiva, 
don: "buena dádiva, rico don/' 

Agesilao, del griego "Agesílaos," el conductor del pueblo, de 
"ages," pretérito de "agu," conducir, i "lao?," pueblo. 

Agripa, del latín "Agripa/' el que al nacer saca primero los 
pies, comp, de "c^ger,'* mal, i '^pes," píe. De "Agripa' se deriva 
*'Agrípina/* diminutivo. 

Agustín, del latín "Augustinus"' diminutivo de "Awgustus," Au- 
gusto, de "augere," aumentar. 



TBJkTADO DK LRNGUAJE, 347 



Albano, del latín ^'albus/' blanco. "Albino'* es diminutivo de 
"albo," blanco. 

Alberto» del sajón "al/' que significa enteramente, i *'berth/' bri- 
llante, ilustre. 

Alcibfades, del griego "Alcké," fuerza: fuerte, vencedor; fué el 
vencedor en Maratón. Muchos pronuncian mal, acentuando la a, 

Alejandro, del griego **Alexandros/' de **alexein," socorrer, i 
"andros/' genitivo de "anér," hombre: "el que ampara á los hom- 
bres^' 

Alejo, del griego "alexis," socorro, amparo: "protector," 

Alfonso, del godo "Alfuns/' nobte-guerrero, compuesto de "alt," 
noble, i '^funs/' ó "fus," belicoso ó guerrero, 

Alfredo, del escandinavo "alf ó "elf/' genios. 

Ambrosio, en latín "Ambrósiú?/' del griego "Ambrosios," de 
''ambrosía,'' inmortalidad; palabra compuesta del "alpha/' priva- 
tiva, no, i "brotos," mortal. 

Anastasio, del griego "anastasimos,'' "el que tiene fuerza para 
resucitar; de "ana,'' arriba, de nuevo^ é "ístanai," estar en pie. 

Anaxágoras, del griego "ánax/ príncipe, i "agorein/' hablar: 
"príncipe de la palabra.'' 

Andrés, del griego "androá," genitivode "anér," hombre: "hom- 
bre generoso, alma llena de aliento i de brío/' 

Ángel, del griego "aggelos/* mensajero, de "aggelo, " yo 
anuncio. 

Aniceto, del griego "anikétos," invicto- 

Anselmo, de la raíz goda "ans," **ant,'* que parece ser una va- 
nante de "as,'' "os/' que significa "Dios." 

Antíoco, del gr, antiochos^ ligadura ^ vínculo. 

Antonio, del griego "anthos,'' flor, se formó "Antón," que com- 
binado con "ios/' uno solo, uno mismo, se formó "Antonios/^ i de 
aquí el latín "Antonius" i el castellano "Antonio*' (que vale uno 
mismo con la flor, hermoso como flor), los diminutivos "Anto- 
lín" i "Antonino/' 

Aparicio, del latín "apparitio,'' del supino **3pparitum"de "appa- 
rere,'' aparecer. 

ApolodorOj del griego "Apollón/^ (el que no hace perecer, el 
que da vida), Apolo de *'apo/' lejos, i ''ollymi/' perecer, i '*dó- 
ron," presente: "presente ó regalo de Apolo.'' Derivados: Apolo- 
nio, Apolinar, ApoHnario. 



548 FBLIZ RAHOS I DUAITK* 



ApoloniOi del griego "Apollónios," compuesto de la termina* 
don 'los/' que significa el mi^mr) í *'ApoUón/' Apolo, compuesto 
de "apo/' lejos, í "oHymí/' perecer: *'el mismo Apolo que da 
vida." 

AquileSj del griego a sin, i ''cheilos," labios; aludiendo á que 
no fué amamantado* 

Aquilino, en latín, el aguihíw^ de aquiia, águila. 

Aristarco, del griego "aristarcheín/* mandar bien; de "aristo/* 
lo mejor, i * archein/' mandar: '*buen príncipe/' ^'el primero de lo3 
mejores/' 

Aristidesj del griego ''aristos/^ lo mejor: ^'principal, noble, muy 
bueno/' 

Aristófanes^ del griego "aristos/* el mejor, i "*phaino/* manifes- 
tar: **el que se porta mejor/' 

Arnaldo, del irlandés **arn/' fuerza; derivado de ''ern/* águila: 
*'fuerte como el águila/' Derivados; Ernesto, Ernestina* 

Arnolfo, del godo '*adel/' noble, ó *^ern/' fuerza, i *'olf* **ulf/* 
^^wuir/^ lobo. 

Arquelao, del griego "archos/' jefe^ principe, i **laos/' pueblo: 
**el jefe del pueblo/' 

Arsenio, del griego "arsén," *'arsénos/* fuerte, vigoroso: "hom* 
bre fuerte/' 

Arturo, del griego "Arktouros/- de "arktos/' osa, í **oura,'' 
*'ura/' cola: "cola de la osa." 

Atanasío, del í;friego ^^Athanásios/' inmortal; compuesto de 
a privativa^ no, í ^'tlianatos,*' muerte: ^'inmortal/' 

Augusto, del latín "Augustus/' forma de ''augere/' aumentar. 

Aurelio, del griego "auu, soplar, claman invocar, i "helio/* soL 

Avelino, del latín "avellinus/' de Avella [ciudad del reino de 
Nápolcs), de donde procede el nombre ''avellana/' 

Avertano, del lat, avi^rUré^ apartar; "retirado/* 

Balbino, del latín, '*balbüs,'' tartamudo, tartajoso, 

Baldomcro, del germano *'bald/' atrevido, i **m¡r/* eminente, 
¡lustre. 

Balduino ó Baldovino, del germánico baid, atrevidoi ¡ win^ amt- 
gOí ^'esforzado amígo/^ 

Baltasar, del hebreo "balthaxar/' comp. de '^baal/' el que reina, 
i "thassar/' orden. 



L 



TRATADO DI LENGUAJE* 345 



Bartolomé, del hebreo ''bar,'' hijo, i Tholoma!, Tholmaé. el 
que suspende las aguas. Dios; "hijo de Dios/' 

Basilio, en latín *"Basilíus/' del griego '^basilcos/' príncipe, com- 
puesto de *'bas¡3,'' base ¡ '*laos/' pueblo; base del pueblo. 

Belén, del hebreo *'bethlehem/' compuesto de "beth," casa, i de 
"lehem/' pan. 

Belisario, en lat. Beiisarius, del gr. Beiisariús, hombre como 
flecha, guerrero, compuesto de bclos, flecha ^ guerra, é isaftdras, de 
isos^ igual, i andros, aner, hombre. 

Benigno, del latín ^'benignas/' de ^'bénc'bíen, ¡del tema^'gnus/* 
síncopa de génítus/' engendrado: "bien nacido/' 

Benito^ del latín '*BénéJÍctus/' BenedictOi de '*bene," bien í 
"dicto/' dicho. 

Benedicto, del lat. Bencdicius^ bendito, de benedicere, compuerta 
de iene^ bien, i dicm, decir, 

Benjamín, del hebreo Ben-imini, "hijo de los días, de los últi- 
mos días;" ó, según otros, de Ben-Oni^ '']\\]o del dolor," aludiendo 
á que su nacimiento causó la muerte á su madre Raquel; ó de den- 
yamin, de ¿ffi^ hijo, i át jatnin^ costado: 'iiíjo de la derecha, de la 
diestra/' 

Bernabé, del hebreo Bamadas, compuesto de dar^ hijo, i de na- 
bas, consuelo: *'híjo del consuelo/' 

Bernardo, del gótico bern, equivalente al anglosajón bsorn^ gue- 
rrcro^ i hard^ osado: "guerrero audaz/' 

Bíviano, del lat. bi, dos, i via^ camino: *Me dos caminos/* 

Blas, del gr. blaisos^ de blax^ indolente, blando, sobreentendían* 
do lengua; ''blando de lengua, tartamudo.'^ 

Bonifacio, del lat. Bonifacius, compuesto de hmus, bueno, ¡ /<i- 

€€re^ hacer. 

Birino, del gr. pyren, avellana, del radical pyty faego. 

Braulio, nombre teutón, que sígniñca "canción nupcial," de 
irauf, novia. 

Erigido, masculino de Bn^ida, del godo Birgitia, formado de 
BirgiTo, padre de Santa Brígida, la cualnacióen 1303 en Vastena, 
provincia Gotía. 

Bruno, del alemán brun, brillante, rojizo; antiguo escandinavo 
irunij incendio; bajo latín bmmtus, de color castaño. 



"f^ 



350 FKL12 RAMOS I UFARTE. 



Caliste, del gr. kaiitsias, superlativo de kallas^ bello: '^muy her- 
moso/' 

Camilo, del etrusco kadmiílus ó castnillus^ sacerdote joven ó mi- 
nistro; lat, cmnillus. 

Carlos, del alemán karl, hombre vigoroso; lat, Carolus, i de aquí 
el diminutivo Carolinus, de donde el castellano Carolina. 

Casiano, el natural Casia; del gn kasia, la canela, ó de cassis^ 
casco, 

Casimiro, del gr. cassis, casco, i de mims^ notable, admirable: 
"de casco notable," 

Casiodoro, del lat, Cassioáorus^ del nombre Cassius, i dorún^ 
don. 

Cayetano, del gr- caieta^ ama de Eneas: ^^descendiente del ama 
de Eneas/' 

Cecilio, del lat, Cmcilius^ de eteciiia, serpiente^ de c^cus^ ciego, 
especie de anBbio. 

Ceferino, de céfiro, viento del Poniente, derivado del gr, zcpky^ 
ras, por ^úcplioros^ de s^e^ vida, \ pherein^ llevar: *'que lleva ó pro- 
duce la vida," 

Celedonio, del gr, kdcdóny persona que encanta. 

Celestino, del lat, Cvclcstlnus, derivado de tcskstis, celeste: "per- 
teneciente al cielo," 

Cenobio, del gr. kúinos^ común, i bias^ vida: '*de vida común," 

César, del lat. cederé ^ cortar, porque Julio César fué sacado, por 
indsién, del vientre de su madre. De Cesar se deriva Cesáreo. 

Cipriano, en lat. Cyprianus, derivado del gr, kypris^ cobre; *'dc 
color de cobre;" ó kyprias^ natural de Chipre, de kfpriSf Venus. 

Ciríaco» del gr. kyriakos^ lo que pertenece á la ciudad, 

Cirilo, derivado diminutivo de Ciro, 

Ciro, del gr. kyros, garantía. 

Claudio, del lat, Clandlus^ de daudcre, cerrar; ó de claudican^ 
cojear, 

Clemente, del lat, chmenSy cutis ^ el que tiene clemencia. 

Clodomiro, nombre godo formado (de una C prostética i lodmar^ 
C^lod Clod^ Clúdomar^ Clodomiro) del radical iod^ leed, fuego, va* 
lor, proeza, 

ClodovcOj en lat. Cklodoi^tiis^ del tudesco chhid^ hlud^ lut^ ilus- 
tre, célebre, í wi£, vich, ánimo, guerrero: *' hombre valiente," 

Constantino, diminutivo de Constancio» natural de Constanza* 



TRATADO Dt LENGlTAJIt. ^$t 



Cornelio, del lat* Comeliust de cornais, de cornus, cuerno. 

Cosme, del gr. kasmoSt belleza^ adorno: '^adornado, modesto, 
justo," 

Crispm, del lat. crispinus^ forma de crispus^ crespo. 

Crispiníano, diminutivo de Crispín. 

Cristino, derivado de Cristo, del gr. Ckristos^ ungido, simétrico 
de chisma, bálsamo. 

Cristóbal, del lat, Chrisiophorus; de Christus, Cristo, i del gr, 
phoros^ portador: **qüe lleva á Cristo," 

Damasceno, del Utín Damascenus, de Damasco, del árabe Di^ 
mackq, derivado del hebreo Damnuscq^ activo, industrioso. 

Damascio, de Damasco, ciudad de Cele^Siria, del árabe Di- 
mackq, en gr. Damas kos, en lat. Damascus, en hebreo, Dammeseq^ 
activo, laborioso. 

Dámaso, en lat. DámásuSy del gr. damazd^ yo domo. 

Daniel, del hebreo, que significa ^'juicio de Dios/' 

Darío, en gr. Dardos^ nombre persa que significa conservador; 
en hebreo» el que requiere* 

David, en lat. David, Dávidis, del hebreo David, el amado. 

Delfín, del nombre Dauphin^ del gr. delphis, ¿¡métrico de btl- 
pkinj de donde viene el lat. bcUua, bestia feroz. 

Délio, en lat. Dtiius^ del gr* Dcios, isla donde nació Apolo, ó 
de de/os, claro, luminoso, porque era ei dios de la luz. 

Demetrio, del gr. demá^íér, Cere.s; de la tierra de meUr, madre. 

Demócles, del gr* dénws, pueblo^ i kl£os^ gloria: "gloria del pue- 
blo." 

Demócrito, del gr. dañas ^ pueblo, i kñnñn^ Juzgar: *'el que juz- 
ga al pueblo." 

Demóstenes, del gr. *'demos," pueblo, i iúnas, tono, fuerza, vi- 
gor: "defensa del pueblo/' 

Desiderio, del lat. desidinum^ deseo; de desidero, deseo, an- 
helo. 

Diego, de **Díago," aféresis de Santiago, perdida la silaba san^ i 
permutada la t en d, 

Diodoro/ del gr. '*Díos/* genitivo de Zais, Júpiter, i '*doron," 
don; "don de Dios," 



t El nombre Diodoro lo escriben algunos Díddoro, como Tclésforo por 
Telesforo. No sabemos en qué ae fundan los que así escriben, porque en 
el mismo caso «tin Apolodoro, Dionisio, Helíodoro, Teodoro, Casio- 



35* FKLIZ KAKOS I PUAmTl« 



Dionisio, del ^r, "Dios," genitivo de Zeus^ Júpiter, í Nysa, ciu- 
dad de Egipto, en donde Baco tenia su templo: '*D¡os de Nisa/* 

Domingo, del lat. ^^domínus," señor, amo. 

Donato, del lat. "Donatus/' de "donare, donar. 

Doroteo, del gr. *'doron/' presente, regalo, i 'Theos/* Otosr 
**don divino/' 

Edeltníro, del alemán edd, noble, ¡ del lat. mirúr, adniirar: "no- 
bleza admirable." 

Eduardo^ del inglés ' Edwards/* del anglo-sajón "Edward/ que 
traducen por poderoso i rico defensor, 

Eduvígis, en lat. *'Hedwígis/' derivado del gótico hedavichdi^ 
flor perpetua. 

Elias, nombre hebreo, que significa ''Dios el Señor;'' compuesta 
de El, fuerte, i de lah, Díos. 

Eligió, del lat. eiigius, escogido, de digerf, compuesto de e, por 
ix, fuera, i Ifgere, coger: ''escogido/' 

Elíseo, del lat. Eüseus^ del hebreo Elisaeus, que significa *'Díos 
Salvador/' 

Eloi, del sirio, que significa Dios, 

E!pidíO| del lat. Eipidius o Elphídíus, 

Emilio, del gr, *'haimylos/" dulce, gracioso, festivo: * 'gracioso,*^ 

Enodio, del gr. rn^ en, i *'ódos/' camino: "en el camino/' 

Enrique, del godo //í7/, viejo, i rihr, rico: **poderoso por sus an- 
tepasados/' 

Epifanio, del gr. /•//, sobre, i pkaindn, aparecer: '*que se man¡<- 
fiesta, que aparece, que brilla/^ 

Ernesto, del irlandés ern, fuerza: "forzudo/' 

Estanislao, del gr. $tvnosia/»s^ poder del pueblo, compuesto de 
s teños, estrecho, compacto, i laos^ pueblo. 

Esteban, derivado de Esírfana, 

Estéfano, del gr* **stéphanos/* corona, de sUpUb^ ceñír- 

Eudón, Odón, Otón, del godo od^ rico, poderoso, t la desineit" 
cia on. 

Eudoro, del gr. '*eudoron/' fértil, compuesto eu^ bien, mucIiOf i 
doron, dádiva: **quc hace buenos regalos, ^^ 



doro, i no le ponen acerito; en caso de que lo llevara lerfa Díodoro^ ito 
Diddoro. 

El Dic. Etim. de Barcia, el de Moníau, artículo **Pir¡neo*" í U HtsiD- 
ria Universal de Can tú, traen Diodorg i ng Diódoro, 



TRATAIK» DI LEKGUÁJt, ^5^ 



Eudoxio» del gr. eii, buena, i ''doxa," opinión. 
EufemíOf del gr. eu, bienj i phimU palabra: '*buena palabra/' 
EufrastOi del gr eu, bien, i phráMein,'' sentir; "sentimiento fcs' 
tivo." 

Eugenio, del gr. eu, bicn^ i genos, raza, ramilla: "bien nacido," 

Eulogio, del gn ¿u, buena, ¡ "logos/' palabra: *'buena palabra." 

EusebiOjdel gr. en, bien, muy, i sebas, veneración, respeto: '*mu3r 
respetuosor piadoso/' 

Eustaquio, del gr eu, bien, ¡ de stachys, espiga: "floreciente/' 

Eustorquio, del gr. «/, bien, i stargé^ amor entre padre é hijo. 

Eutimio, del gr. en, buen, i *'thymos/' ánimo: **pacfficOí tran- 
quilo" 

Evaristo, del gr. tuaristos, superior, compuesto de eiu mucho, I 
arisiús^ lo mejor. 

Everardo, del hebreo Hevah^ ^v^\ o Eberardú^ át\ germánico 
thir^ jabalí, i art, valeroso: bravo como un jabalí/* 

Ezequiel, del hebreo leche^k^el: 'Tuerza de Dios/' 

FabiáUi del lat. Fabianus, á^faba^ haba. 

Facundo, del lat* facundus, faamdia^ facilidad en el hablar: 
**abundantei afluente en el hablar." 

Faramundo, del gótico /íir, viaje ó vida^ i "niund/' mano ó pro- 
tección, 

Faustino, derivado de Fausto. 

FaustOi del lat./austust dichoso, feliz, afortunado. 

Federico, del germánico^it/, paz, i rtc, rico, poderoso: ''rico en 
la paz/' 

Feliciano^ diminutivo de Fe/üj del lat./Z/i^, feli^: "dichoso, afor* 
tunado/^ 

Felipe, del gv. pkihs^ amante, é 'iiippos/' caballo: '^amante de 
los caballos/' 

Feliz, en lat. Ftlix, Fwlix i Phcelix^ dichoso, afortunado; en gr.» 
Phélix^ feliz» del radical Phél^ verbum, gloria; en asírío Hel^ el sol; 
en caldeo Beel, el sol; en fenicio Baal^ Dios, i El i Eliúj de donde 
procede el Elias de los hebreos (de El^ fuerte^ i de lah^ Dios,), el 
£hh ó Elah sirio, i Ilah i Allah de los árabes. 

Fermín, del lat. Firminus^firmus^ firme. 

Fernando, en lat. Ferdinandus, del goáofrid^ paz, 

FUemón, del %x. píülémún, amante. 



354 FELIZ RAMOS I DUARTE. 



Fillb^no^ átl\2.t JlüiiS, hijo, i del gótico ¿fr/A» ilustre: *hija 
ilustre/' 

Filomeno, del gr. **phjlomelai" de *'phllos/' amante^ i *^mclos/' 
canto (según opinión de algunos): '^amante del canto/' 

Flavíano, diminutivo de Flavio* 

FlaviOt del lat. Flavius, á^JIavus, rubio, del gr, phegú, ardo. 

Florentino, de Flora, del lat *"flos, floris," flor: 'Ío más esco* 
gido." 

Fortunato, del lat, ^'Fortunatus," de ''fors, fortis," por '"ferSt 
fertis," la suerte, el destino, fortuna: '^afortunados dichoso/' 

Francisco, de franco, del alemán //v/, libre: 'iiombre libre/' 

Froilán, del ^X^mkxx frohib^ nacido prematuramente. 

Fulgencio^ del lat, Fulgenüus^ de fulgérc, resplandecer: '*res- 
plandeciente, brillante/' 

Gabino, del lat. Gabinus, de la Gabinia, en el Lacio, 

Gabriel, del hebreo gabar, robusto, i de El^ Dios: **el hombre 
de Dios/' 

Gaspar, del persa kanslar^ tesorero. 

Gerardo, del alemán *geren/' desear, i hard^ Gora?.ón, ánimo» 
valor: "corazón valeroso/' 

Germán, de Germania, del céltico ^í*^, vecino, i *'man/' simétri- 
co de ^^rnaon/' pueblo, * ger-maon, ger-manf * el pueblo limítrofe, 
vecino;' ó del germánico gcr, lanza, guerra, i de iPiafi, hombre: 
''hombre guerrero." 

Gervasio^ en lat. Gervasius, del germánico gtr, lanza. 

Gil, derivado de "Hermenegildo/' 

Godardo, del germánico gad. Dios, i ¡iatt\ audaz; ''fuerte en 
Dios.*' 

Gonzalo, en lat. Gundisahns, del gótico gnnd, noble. 

Gregorio, del gr. ^'gregoreo, " estar despierto, vigilar: "^vigi- 
lante/' 

Grimaldo, del germano ^'grim, ó grimr^i," cólera, ferocidad* 

Guillermo, del alemán Wilhclm, compuesto o^-c wiil^ voluntad, i 
^'elm, helm/' yelmo: **el que no tiene más voluntad que su propio 
escudo.^' 

Gumersindo, del %6úco gumcrasindc^ hombre de servidumbre. 
Guzmán» del germano "goot, gut/' bueno, i ^'mann, hombre: 
"buen hombre/' 



TRATADO D£ LENGUAJE. 555 



Han iba!, del fenicio hanni-baaU compuesto de hanni^ gracia, 
don, í taaí^ dios; "don de Dios," 

Heüodoro, del gr. "helios," sol, i ''doron,' don: ''don del soh" 

HemeteriOp del gr* hemiíherion, compuesto de hémi^ hémisus^ 
medio, tnitad, i tlurion, animal, bestia: ** medio bestia." 

HeracliOt del gr* Heraklés, Hércule?, comp«estode hcros^ héroe, 
i de kkos, fama: 'liéroe famoso/' 

Herculano, del latín '^Hercúlanéüm, Herculaniunij del griego 
''Hcrakles," de //era, lleras^ Juno, i **kleos/' gloria: ^'gloria de Ju- 
no/^ 

HeribertOi en lat* Hcribcritis, del germánico heri^ guerra, i bcrtk^ 
ilustre: **guerrero ilustrcJ' 

Hermenegildo, del godo '*erman-g¡ld," el que distribuye á los 
soldados, 

Hesiquio, del gr. kesychia^ reposo: ^'pacífico*" 

Iliginio, del lat. Hyginus^ del gr. hygicia^ salud. 

Hilar ¡Ot del lat. HUárhis^ forma de híiáris, alegre, que es el gr, 
hilaros, gozoso, del sánscrito /^/7, gozar; ^'gozoso, favorablcí pro- 
picio. 

Hipólito, del gr. ^'hfppos/' caballo, i "líthos/^ piedra, aludiendo 
á que los caballos le arrastraron por las rocas ó por las piedras. 

Homobono, del lat, **homo/' hombre, i *'bono," bueno, 

Hortensio, del lat. líorUnsius, de hortus^ huerta. 

Huberto, Humberto, del germánico hugn, ánimo, pensamiento 
(de donde el nombre Hugo, del francés, Mugues \ hvgúuúte)^ i berih^ 
esplendor. 

Ignacio, del lat. ignis^ derivado del sánscrito agnisj fuego» 

Ildefonso, del godo Ild^ noble, i/ons, ó/uns, belicoso: "guerre- 
ro noble." 

Inés, del lat, Agnes^ simétrico de agftus, cordero, formado del 
gr. *'hagnos/' que significa inocente, puro, casto, 

Inocencio, del lat. InnóaniíuSy de innóceusy innoccntis, no dañi- 
no, compuesto de in, no, i "nocens/' de naceré, dañar: *'inofen- 
I sivo." 

■ Iñigo, derivado de Ignacio. 

I Ireneo, del gr, Hrme, paz. tranquilidad: '^pacifico/' 

I Isaac, del hebreo isaJtak, risa, sonrisa: "hijo de la risa." 

B Isabel» del hebreo Isebel, compuesto i, no, i de sibil , contacto: 

I "no tocada^ intacta." 



«_ ^ 



156 



FELIZ RA3f9a I DUARTl, 



Isaías, del liebre o iascha, salud, salvación, i íah, el Señor: ''sa- 
lud del Señor." 

Isidoro, del gr. Isis, divinidad antigua, ¡^*doroíi/' don: **don de 
Isis/' 

IsídrOj sincopa de Isidoro. 

Ismael, del hebreo Ismahei,q}it significa oído de Dios ó exalta- 
do por Dios. 

Israel, del hebreo shara. prevalece, i El, Dios; "prevalectetidD 
por Dios." 

Jacinto, del gr. *^Hyakinthos," del x¡ng.j¿j¿r, esplendor; árabe, 
^akúii, rubio; pelasgo, ^/¿;a¿', szTígre, gjakbtoig^ sanguinario; zim^* 
mo, gagac, tulipán. La raíz 7^/' significa brillar, ser rojo, 

Jacob, de! hebreo *'Iacob/' suplantado. 

Jacobo, derivado de Jacob. 

Jaime, derivado de Jacob. 

Javier, síncopa del francés Janvicr, del lat. yanuarius, forma de 
laiiuSi Jano, á quien estaba consagrado Enero. 

Jenaro» síncopa del italiano "'Gennaro," del lat. Januaríuit for- 
ma de Ian!4S, Jano, á quien estaba consagrado el mes de Enero, 

Jeremías, del verbo hebreo It'temias, ^Vamam/'he contada, ele- 
vado ó ensalzado, i del sustantivo lah, Dios: * 'elevación de Dios." 

JerónimOj del gr. ''Hierónimos," de ¡ñer&s, sagrado, i ''onjina, 
nombre: * 'nombre sagrado." 

Jesús, en lat. fesus^ derivado del hebreo "^lehovah," Díos. 

Joaquín T del hebreo loachin^ preparación del Señor. 

Jo natas, del hebreo, lúnathan, que significa "Deo dato:* dado 
á Dios." 

José, del lat. "losephus, toncado del hebreo 'loseph,^' deriva* 
do de iasaph, añadir, aumentar: ''aumento, perfección." 

Juan, en lat. 'loannes, Johannes/' del hebreo '*Iehohhanan,** 
gracia de Diosj de **lehovah/' Dios, i hhanan, hacer gracia. 

Julián, del lat. luUanns, derivado de Julio. 

Julio, en lat. 'lulius/' del gr, ionios, velloso. 

Justo, del lat. IhsÍus^ de ius^ el derecho, ó Dius^ Dios, perdida 
la d, 6 del sánscrito ^?f, adaptar, ajustar, reunirt ^íí/í í, acuerdo. 

Ladislao, del gr. loidoros, injuriante, i 'laos/' pueblo: ^Injuria- 
dor del pueblo." 

Lauro, del lat. Laurus, lauro, alabanza: **alabanza, victoria/' 

Lázaro^ en lat. La^árus, del hebreo La^arus^ ayuda de Dios. 



TIATADO »R tlKGUAJI. 357 



Leandro, del gr. Lmndrús, compuesto de léon, Uúmíos, león, í de 
andros, hombre; * 'hombre león " 

Leocadio, del gr* Uon^ \ de kvdeiú, querido; *'qiier¡do del Icón.*' 

León, del lat. ''Leo/' del sánscrito lú, cortar. 

LconardOr de ''León/* i el germánico /íízrrf^ fuerza, ánimo, valor. 

Linoi en lat. Linus, del gr. linoHt lino, 

Lisandro, del gr. iysis, liberación, i andtos, hombre: ^"libertador 
de hombres." 

Lorenzo, del lat, LaurenHus, de ¡aurus, laurel, victoria. 

Lucio, del lat- h¿x\ ¡neis, luz: "brillante, luciente." 

Luis, del alemán Luitwich, úg luif, pueblo, i ivü/i, hombre exce- 
tente: "hombre excelente del pueblo, ' 

Macario, del gr. '*makaríos/' de *'makar," felii: ''hombre feliz/' 

Macrobio, del gr. * 'maleros," largo, í "bios/^ vida: *'de larga 
vida,'^ 

Mamerto, en lat. ^'Mamertus/' en oseo €Í ¿uemtú\ de fnamt'rs, 
fftameriis, el dios Marte. 

Manuel del hebreo "Emmanuel," que quiere decir: Dios sea con 
nosotros. 

Marcelo, del lat. Marcdlus, martillo. 

Marcial, del mariíalís, el guerrero, de Marte, dios de la guerra, 

Marcos, en lat. MarcuSi contracción del '^Mamercus" etruscoi el 
guerrero. 

Mario, del lat. Máríns, de maris^ varón: viril* 

Martín, del lat. *'mars, martis," Marte, dios de la guerra, 

Mateo, del lat, Matthcus, latinización de una forma griega de 
Maihaüah. del vocablo hebreo matháh que significa don, dádi- 
va, regalado. 

Matías, del hebreo Maihias, contracción de Mathatiah: "don 
del Señor.'* 

Mauricio, átW^X, Mauridus i Mauritius, diminutivo de Mauro, 

Mauro, del lat. maurus^ moro, moreno. 

Máximo* del lat. "maximus/' superlativo anormal de * 'magnos, 
grande. 

Medardo, del anglo-sajón maedh, honor, i kardy fuerte: 'Tuerte 
en el honor." 

Melecio, del gr. melitao, el que enseña. 

Miguel, de Mickael is, del hebreo "mikaél," compuesto de ''mi,*' 
quien» ka, como, i eV, Dios: "quién como Dios,"' 



3S8 FILIZ RAM6S I DUAKTB. 



Modesto, del lat- '^modestus," forma de ''muduSj" modo; **mo- 
derado.* 
Narciso, de! gr. ''Nárkíssos/' forma de ''narkáOi causar sopor: 

"fuerte." 

Natalio, del lat. nataiiSy natal, lo que pertenece al nacimiento. 

Nazarío, del hebreo Aúx::arí'iU, separada, santificada. 

Nemesio, del gr. '*Nemesís/' la diosa déla justicia t de ;?^i^^, 
amor 

Nicanor, del gr 7ncator\ vencedor; ó de mke, victoria^ í ncrúfs\ 
resplandeciente. 

Nicasio, del gr. "nicao.'' vencedor, de níket victoria: 'Victo* 
rioso.'' 

Nicéforo, del gr. nike, victoria, ! ''phoros," que lleva: "el que 
lleva la victoria/^ 

NícodemOt del gr ^iiJ-an, vencer, i "demos,'' pueblo: * 'vencedor 
del pueblo.'' 

Nicolás, del gr. m'h-, victoria, i ''laoís/' pueblo: * Victoria del 
pueblo." 

Nonato, del lat. "non," no, i ttatns, nacido^ ''non-natus;" *'no 
nacido," 

Octavio, del lat. Octavias, de octú, ocho. 

Odoot Eudón, del godo *^od/" rico, poderoso, i la desinen- 
cia *'on/' 

OlegariOr en lat ídaigarius, 

O ti veri Ot del lat. olivarüís, aceitunado, oliv^ado. 

OnociTero, del gr. *'ónoSt" asno, i el lat. fhero^ llevo: '^conduC- 
tor de asnos/' 

Onofre, síncopa de Onociíero. 

Orosio, en lat. "Orosins.'' del gr. eurúsis, mucha fuerza á vigor* 

Pablo, del lat- ''Paulo/' del hebreo ^'Saulo, Saul,'^ el postulailPv 
primer rey de los israelitas. 

Panfilo, del gr. "pan," todo, i **ph¡los/' amante: '^amante de 
todos/' 

Pantaleón, del gr "pinta,*' todo, "'elecmon/* misericordiosOr 
"todo misericordioso." 

Pascual, de pascua, del hebreo "pescha/' pasaje: "tránsito ó pa- 
saje/' 

Patricio, del lat. "patricius," noble, de "pater," padre: *'padrc 
ó noble/' 



TRATADO DE LEKGUAjf. 359 



Pelayo, de Pelagío, del gr. *'pelasgo,'' de "palais," antiguo, i 
"ge/* tierra* 

Pedro, del lat. * Petruf/' piedra: gn '*petra;'* sánscrito '*patta/' 
roca. 

Perfecto, del lat, "Perfectas/' de ''perficere/* de "per/' exten- 
sión, i ''ficere," de '*facere/' hacer: 'hacer con persistencia," 

Pígmaleón, del gr. '^pygme," puñ>, codo, i *'elecmon/' miseri- 
cordioso. 

Plácido, del lat. *'Placidu?/' quieto, sosegado, tranquilo: ^'tran- 
quilo," 

Plutarco, delgr. '^ploutos," riqueza, i ''archeín/' mandar; **man- 
do de la riqueza.-' 

Polibio, del gr. /^potys/' mucho, i **bios/' vida: * 'mucha vida." 

Policarpo, del gr. **polis/' ciudad, i ''karpos/' fruto: *Truto del 
pueblo/' 

Poncio, en lat. *TontÍus/' gr, /í?;j////¿ií, quinto; sánscrito fon- 
fius, quinto. 

Porfirio, del gr, ''porphyreos/' purpurino: *'de color de púrpura/' 

Priscüiano, del lat. Priscilianus^ át prisais, antiguo, 

Procopio, del gr. *'pro/^ hacia adelante, i '^^kopein/' examinar: 
"profeta,* 

Próspero, del lat, *'prosperus/' de '^pro/' delante, i ''sperare/' 
esperar; * 'favorable/* 

Protasio, del gr. "pro/' delante, i '^taxis/* orden: *'el primero 
que ordena." 

Prudencio, del lat. ^'prudens, prudentis," síncopa de *'prov¡dens, 
providentis," providente, 

Quintín, derivado del lát. *'quintus/' quinto. 

QuirínOp diminutivo del gr, kyrioSy señor, 

Rafael, del hebreo *'rapha-el," "remedio de Dios/' 

Raimundo, del godo "regin, ragn/' Dios ódivinOj i mund^ ma- 
no, protección: ^'protección de Dios/' 

Ramiro^ del lat. '^ramus/' ramo, 

Ramón, derivado de ramo. 

Remigio, del lat, remigiiis, el remero. 

Ricardo, del germánico "ric,'' héroe, guerrero, ó '*rikr,'' rico, i 
*'hard/' duro, cruel, osado: "guerrero osado, ó rico duro, cruel/' 

Roberto, del germánico "rad, rath^ rud/'consejoj i '^berth," Uus* 
tre, brillante: ^'brillante por su consejo, palabra,*' 



3fio 



JBLIS iUMOS I DUAITI, 



Rodolfo Ó Rodulfo, del godo *'rod/' consejo, í "olf, u!f/' lobo, 

Rodrigo, del godo *Vod/' consejoj i *Víkr/' rico: *'r¡co consejo*'* 

Rogerio, del godo "rod/' consejo. 

Román, de Roma, del gr. ''rhome/' fuerza, poder 

Romualdo, del gótico ruhm, gloría ^ i de ivalá^ poder: "el pode- 
roso ilustre." 

Roquei del francés **Rocli/' del persa *^rokh/* torre, 

Rosendo, en lat, Rudcsindus, de rudera, cascote, ripio. 

Rubén, del hebreo 'lí-ubciip*' que significa *'híjo de 1¿ provi^ 
dencia," 

Rufino, derivado diminutivo de Rufo. 

Rufo, del lat. ** rufas/" rubio, metátesis del gr, ''pyrrhos," rojiío. 

Ruperto, del germánico *'rod,-' consej^ro^ í '^berth," ilustre: 
**consejero ilustre/' 

Sabino, en lat. * 'sabinas/' piadoso, delgr. se^ú^ yo venero, honro* 

Salomón, en turco Soleiman ó Solimán, voz hebraica-fentcía 
*'Schalom/' paz, prosperidad, integridad. 

Salvador, derivado del latín "salvare/' de '*salvu5/' salvo: '^tl 
que salva/' 

Samuel, del hebreo Samuel, que significa ''pedido á Dios/' 

Sansón, del hebreo Samson, que significa el sol de él; '^peqiit'j 
fio sol/' 

Santiago, de ''Santiago/' alteración de 'lacob/^ Jacobo. 

Saturnino, derivado de Saturno, de "satur/* harto, lleno* 

Saúl, del hebreo Satd^ colocado, el postulado* 

Sebastián, del gr. *'sébas/' veneración, *'sebidso/' venerar, •*áC»| 
bastos, venerando; * 'augusto/' 

Secundino, del lat. *'Secundus/' segundo, 

Segismundo, del godo ''síg,'' victoria, i *^mund/' protecctóti:) 
"protección á la victoria/' 

Seleuco, del prefijo "2a/' muy, el gr. • leukos/' blanco; 'touy 
blanco/' 

Serafín, del hebreo seraphím (plural), i nfi amados, derivado de ^ 
saraph, arder, inflamarse. 

Sera pió, del gr* therapeua^ curar, sanar; ó consagrado alDÍOij 
Apis. 

Sergio, del lat, siricus, seda: '*que se viste de seda/ 

Severiano, formado de Severo. 

Severo, del lat. s€V£rus, rígido. 



TftATABO Dt LKNGVAJI. 361 



Silvestre, del lat. "silvestrts" por "sylvcstri»,^' forma adjetiva de 
^^sylva,*' selva: "hombre ^de la selva/' 

Simeón ó Simón, del hebreo "Schimcon/' oído, porque Dios ha- 
bía atendido la súplica de su madre, 

Sínesio, del gr, synesis, unión, concordia. 

SIro, del gr. syro^ mozo de esquina, ganapán. 

Sixto, del lat. Sextius ó Sestíus, de sexíus, el último de seis, de 
sex, seis. 

Sófocle, del gr. "sophos," sabio, i ''kleos," gloria: "gloria del 
;Saber." 

Sotero, del gr. soíér, salvador. 

Tarsilio, perteneciente á Tarso, ciudad de Cilicia, delgr. tarsos, 
empeine del pie. 

Telesforo, del gr. **tele,'' lejos, i "pherein," llevar: *'que lleva á 
lo lejos, á un fín.'' 

Temístocles, delgr. **themis, themistos/' derecho, ley, justicia, 
i *kleos, gloria: ^'gloría de la justicia." 

Teodomiro, del gr. *Theos," Dios, í del lat. mirus, notable. 

Teodoro, del gr. '*Theos,*' Dios, i ''doron,'*don: "donde Dios." 

Teodosio, del gr. **Theos,*' Dios, i "dóxa," opinión: "opinión 
-de Dios." 

Teodulo, del gr. Theodoulos, siervo de Dios, de Theos^ Dios, i 
doulos, esclavo. 

Teófilo, delgr. "Theos," i **ph¡los," amante: *'amantedeDios." 

Teofrasto; del gr. *'Theos" i ''phrástos,'' verbal de "phrassein," 
hrablar: *'el que habla de Dios, ú orador divino." 

Tcrencio, en lat. Terentius^ del gr. tereno, muelle, de tereo, con- 
.«crvo. 

Tiburcio, del lat. tiburtis, tiburtino, de la ciudad de Tibur ó Ti- 
'voli^ cerca de Roma. 

Timoteo, del gr. "tymao," honras, i "Theos," Dios: "apreciado 
de Dios.'' 

Tirso, en lat. "thyrsus," del gr. <*thyrsos," tallo. 

Tomás, del gr. **thauma, thaúmatos," maravilla, '^thaumadso," 
-yo admiro: **admirable;" ó del hebreo Teom ó Tom^ Tkomás, que 
jen griego es Didymos, dudoso. 

Toribio, del griego thoribos, ruido, tumulto: turbulento. 

Tranquilino, de "tranquillus.'* tranquilo: "pacífico.*' 

24 



36i FILIZ KABI«rS I DUARTK. 



UHses, del gr. * OJysseos/' formado del verbo ''od/ssestnaí,"* 
yo me encolerizo: '^encolerizado» colérico»" 

Urbano, del lat. **Urbanus/Mc "urbs^ urbis/'U ciudad: "perte- 
neciente al pueblo,'^ 

Valdemaro, del godo **walJ," potencia^ poder, i ''mar, mer,** 
ilustre: ''poder ilustre.' 

Valentín, del lat. "valens, entis," de **valere/* valer 

Valeriano, diminutivo de Valerio. 

Valerio, del Fat. *'ValerÍus," el sano, de VaUo, estar bueno, sa- 
ludable. 

Vicente, del lat. vi'cens, vicfntis, vencedor, de vincere, vencer, 

Victoriano, de Victor^ del lat, *'victor/' vencedor, 

Victorino, diminutivo de Victor. 

Vidal, del lat. "vitalís/' vital: ''perteneciente á la vida." 

Virgilio, del lat. "Virgilius/' de *'virgis, virga," vara ó rama. 
Vitfredo ó Wilfredo, de raíces septentrionales *'ff¡l, wild/* fuerza, 
i "frid," paz, amigo. 

Virginio, del lat. 'Vírginís/' de "virere," estar verde, fresco. 

Wenceslao, del eslavo wienice, corona, i slava, gloria: "coroo» 
de gloria/' 

Yanuarto, del lat* ^'Januaríus/' forma de ^'lanus.'' Jano. 

Zacarías, del hebreo Zackanas, que signiñca "memoria del Se- 
ñor/* 

Zenobio, del gr. '*Zenos," genitivo de **Zen, Zcnos/' Júpiter, ¡ 
' bios/' vida: ''vida de Júpiter/' 

Zenodoro, del gr. ^'Zenos,*' gen, de ^'Zcn/' Zeus, i "'doren," pre- 
sente: '^presente de Júpiter/' 

Zenofantei del gr. "Zenos,^' gen. de **Zcn," Zeus, i '^haüí^yo 
hablo: *'yo hablo inspirado por Júpiter/' 

Zenón, del gr '*Zen/' Júpiter. 

Zorobabel, del hebreo soro, extraño, Bahl^ Babilonia, confu*^ 
5ión: "ajeno á la confusión/' 




TRATADO D* LKKGl/AJE, 365 



LECCIÓN CUARTA. -* ' , 

FORMACIÓN DE LOS APELLIDOS, * 

39. Qué es ''apellido?" — El nombre de famiUa con que se dUtín^ 
guen las personas» como Benítez, Velázquez, Cárdenas, Gon- 
zález. . . -^ 

40. De dónde procede la palabra "apellido?" — Del latín apella- 
re, llamar (de ap, por ad, tendencia, i el antiguo pellare, h.zb\ds)t 
porque en la. Edad Media los reyes apellidaban ó llamaban á los 
ricos-hombres i caballeros para que acudiesen i la guerra con sus 
vasallos. 

41. Cuál fué el origen de los apellidos? — Los "motes ó apodos^ 
apelativos ó sobrenombres/' ^ que nuestros mayores llamaron al- 
cuñas i que hoy decimos alcurnias. 

Las alcuñas eran los apodos ó sobrenombres inventados á con- 
secuencia de algún defecto» perfección, empresa, hazaña, aventu- 
ra ó lance del sujeto; he aquí por qué todos los pueblos tienen sus 



I César Cantd (Historia Universal, tomo 7^, cap. Vil), hablando de los 
£tnisco8, dice: ''£n cnanto al sobrenombre, t\ cognamen de los latinos, 
es rarísimo, i ordinariamente está tomado del nombre mismo de la ma<)re 
para los hombre», i del nombre del padre 6 del marido para las mujeres. 
£1 hijo añadía el nombre del padre al suyOi como los Griegos i los Lati- 
nos, i en este caso el nombre del padre acababa en S, signo del genitivo; la 
palabra correspondiente á la idea hijo, se suprimía á menudo, ó se expresa- 
ba con el monosílabo Fis, é hija con la misma palabra en el femenino Fía; 
el nombre de la madre, si también lo había, terminaba por una Z, i Cu- 
xiAi. significaba hijo de Curia. Los sobrenombres de las mujeres, tomados 
del nombre del padre, tenían á veces una desinencia adjetiva en Isa, como 
Larthalisa, hija de Larta; otros concluían en clak, signo de la derivad (ín 6 
del adjetivo, como Thocxrnaclan, hijo de Tockrna 6 Tooernia; 6 en ina 
ó ANA, imitaciones del latín, como Hilarina, Hilariana, hija de Hilaria. 
La desinencia al, que significa lo mismo, foé adoptada también por los 
Romanos; Atial*is, de la familia Atia." 

2 La marcha i Bígnificación de los apellidos es un gran hecho filológico, 
de qae no puede prescindir el lingüista, porque los nombres de personas, 
como de lugares, forman parte integrante de una lengua (José Godoy AU 
cántara, Apellidos Castellanos). 



5é4 71 LU MAUOñ t PUAftTt. 



akuñas, resumen de su historia, memorial vivo i permanente de 
sos ideas, de sus costumbres, de sus instintos, de sus pasiones, 
de su genio. 

£1 francés llama al apodó "sobriquet;** el picardo, surpiquet; el 
italiano, **sopranome," sobrenombre, equivalente al "surnom" fran- 
cés i al "prsenomen, cognomen i agnomen'' de los latinos, v. g.: el 
/prenombre del célebre orador romano era Marco (Marcus), su nom- 
bre Tulio (Tullius), i su cognombre Cicerón (Cicero), del lat. cicer, 
ciceris, el garbanzo. Publius (prenombre>, Cornelio (nombre)» Sci- 
pion (cognombre), Africanus (agnombre). 

42. De dónde trae su origen la alcurnia? — De la necesidad en 
que estaban los hombres de acudir á un medio de distinción, sin 
el cual no era posible ponerse en relación con las familias i los in- 
dividuos. 

La alcurnia nos enseña la verdadera genealogía de cada des- 
cendencia, de cada casa, de cada linaje, i nos explica cómo lo que 
iiié en un pueblo nombre propio, pasa á ser en otro un nombre 
apelativo, mientras un adjetivo indiferente en una nación, lle- 
ga á ser en otro país un título de fama i de gloria. Por ejemplo: el 
griego "pyrrhos" rubio, rojo, se aplicó como nombre propio á Pi- 
rro, hijo de Aquíles i de Deidamia, conquistador de Troya, al f&cil 
decir de la fábula. Pasan los tiempos i el griego pyrrhos llega á 
Roma, transformado en Burrus^ aplicándose como nombre propio 
romano, según se ve en Festo. Transcurre un siglo, i el Burrus, 
nombre propio, se torna en burricuSt burrhicus i buricus, como se 
ve en Vegecio, de donde el romance tomó sus vocablos bouríque, 
hrlcco, borrico, burro. I he aquí cómo, en virtud del maravilloso 
acertijo de esa gran escritura simbólica que se denomina el lengua- 
je humano, lo que fué un Pirro en Grecia, es un burro en Espa- 
ña í' Roque Barcia). 

43. En cuántas clases se dividen los apellidos españoles, por ra- 
^ón de su origen.^ — En varias, i son: "solariegos, personales, his- 
tóricos, profesionales, patronímicos, metronímicos, etc., etc. 

44. Cuáles son los apellidos lugareños ó solariegos? ^ — Los to- 



1 Los apellidos lugareños llevan regularmente antes de, dtl^ de la^ dé Iss^ 

^'dt JéSy y. g. : Josi dil Castillo, Pkdro dk Córdoba, Juan dk PAi>n.LA, 

iljiítciLiNO DB Aragón, Josi María ds la Torrk, Mariano di la Prña, 



TKATADO D£ UKGUAJE, 365 



rmados del sitio ó lugar de dotide procede el lííiajei v. g.: Atemin, 
Alcalá, Aragón, Aragonésr Aviles, Balmaseda, BarriOt Bañares, 
Bosque^ Castejón, Castellanos, CastiUat Catalán, Córdoba. CaU- 
tayud, Español, Francés^ GiUano, Gallego, Nabarro, Haro. Hol- 
guín, Ibarra, Irigóyen, Isla, Lago, Lanuza, Lana (La), Llera, Lio* 
rens, Madariaga, Madrid, Manzanares, Manresa^ Mena, Montejo, 
Nájera, Nogales, Olivan, Orellana, Orense, Povedano, Palencüt^ 
Portillo, Peña, Respaldiza, Rívadéneyra, Rodas, Rosell, Rus, Se- 
villa, Serrano. Soria, Soriano, Sígüenza, Silva, Soto, Talavera, Te- 
ruel, Torre (La), Ugarte, Uribarri, Urquiza, Valencia, Valdivíel- 
so, Valverde, Valladares, Yebes, Zabala, Zaragoza, Zamora, Za- 
yas, etc., etc. 

45. Cuáles son los apellidos personales? — Los derivados de de— 
fectos, cualidades ó circunstancias personales, v. g.: ^ Amador,. 



Narciso dsl Río, Bartolomé di las Casas, Antonio de los Ríos, Mát- 

MURL BrKTÓN dé los HeRRRROS. 

£1 qae se llame, por ejemplo, Rafail de Zayas, Pedro del Castillo» 
Arturo del Río, Miguel del Pard3, etc , etc., cometería una falta escri- 
biendo 6 llamándose Rafael Zayas, Pedro Castillo, Arturo Río, Mi- 
guel Pardo, etc. 

I Por defectos físicos: Xemeno filias Muto, Fernandus Surdo et Dida- 
cas Surdo frater ejus, ó bien en gallego, Gunzalvo Muogu, Pelagius Pe- 
tri maocas, Velasco manco, Martinus Quemado, Pelagio sine oculo, Fano- 
vequez el torto, Egas Sinistro, Gaimara Gago, Didacus Zato, Petro Mal* 
barbado; por dolencias: Rodericus Loucura, Petras Tiniosos, Pelagiot 
Tinnosa^ Dominicas Leprosas. Del color del rostro i cabellos: de mausos^ 
moreno, negro, como los naturales de Mauritania, hanse derivado: Haan- 
tins, Maurosius, Maurilius, Maurelius, Maurila, Maabriz, Moriz 6 Morís^ 
Maurilie, Maurelo, Maurel, Mauratellus, Moreílio, Maurentius, Morente,. 
Morentín, Manrin, Morellus, Morelle, Morello Díaz en 912, Morillo Ga- 
destioz, en 1085, Morille, Morell, Moriel abba en 972, Moriellez, Moreto^ 
Moret, Maureta, Moreta, Morato, Moracho, Moratellus, Morate, Moratinos^. 
Moratin, Amaro, Amarez, Amorcz, se usó entre los árabes españoles; Branet: 
(Brnnetos notarías toletani Archiepiscopi en 1160); Baez, Bez, Bazo (John* 
Bazo en escritura de 1082, en el becerro viejo de la catedral de Toledo)^ 
Loro, Prieto, Negro, Negrete, Niel (de nigellns, diminntivo de niger, ne- 
gro), Razo (canoso 6 racio), Gris, Cano, (Rodericn Cano en 1189), Ba- 
jo 6 Bago, Blanco, (Sesemundo Blanco en 97S, en escritora de dotadóor 
del monasterio de San Pedro de Besalú; Abolmundar Albas, uno de los> 



566 FELIZ RAHOS 1 DUAKTK. 



Angosto, Agreste, Bizo, Bermejcip Bayo ó Bago, Blanco, Brunet, 
Barbancho, Bocudo, Bezudo, Balzán, ^ Bueno, Benigno, Bello, 
Borrell, = Bruno, Buchaca, Barco, Bellido, Cacho, Corpacho, Cal- 
vo, Carabella, Crespo, Calvillo, Calvacho, Calvíuo, Cabeza, Cabe- 



condes que mandó muar eí rey Ordoño H)^ Sisebuto Rubio en escritura 
del Bgi), en el libro gótica de Cardefia; Rubín (villa Rubiiil, en el lesla- 
inento del obispo de Lugo, OJuario, año 747), R ubico, Rubiito, RoseHu?, 
Rosell, Rosillo, Rosinos (FroginJi, Rosina, en escritura del 947 dei tumbo 
de Celanova)^ Roxo^ Roixo, Ruzu, Roig, Roio, R-^yo ó Rojo (Guimara 
Koxo^ en escritura de ii6j del tumbo viejo de Sobrado), Barrulns, Burríe- 
11o, Burriel ó Furriel, Burel (Gaillelmua Burel en 11 18), B^rmíja {Domi- 
nico B::rmejo en escritura de 1203, en el becerro de Aguilar de Campdo; 
Pero Niiñíiz el B¿rmfjo, regidor de Toledo en 1473), J*^^i Ruano (roano), 
Colorado, Rosicler, Rosado. 

No hubo, pues, en los tiempos antíguor^^ defecto, cualidad ó circunstan^ 
cias que no sirvieren para designacidn de perscnas* 

Dü laestalura, formad partes deepro porción a ias del cuerpo: Ordonio Ka- 
chu, María Grossa, Don Rodrigo filio de Cdbtmdo, Ordon Cí4b*z\ Johan 
Cabezij Djn L'^ngo, Pelro Longo, Retro Macro, Petro Grande, Mariinus 
Pdfvupj Martinua Síccus, Pttro Ventre, Martin Panza, Pdíigio Gí^rganía, 
Andreas Buca, Domingo Oreiudo, Pelay Melena, Tello Barba, Domno 
Barba, sénior lUrbazi, sénior Barbaiorla, Sancii la Dubuda, Birbda, Bir* 
bado, Birbancho, Zancudo, Orejado, Bocudo, B«'£udo, Cervigdn, Sobeja* 
no, Luengo, Pequeño, Cacho, Recacho, Cachorro, Corpacho, Gordo, Me- 
diano, Angosto, Magro, Enjuto, Delgado, Seco, Recio, Doblado; Imedío, 
6 sea f medio, se refiere á. la desmesurada estatura. De circunstancias favora- 
bles 6 desfavorables: Faciesbona ó Carabella, Feo, Crespo, Chaparro, Bal- 
zán, Pintado, Manchado, Romo, Braco, Tato, Zazo, Izquierdo, Zurdo 
(Esquer en Catalán), Laso, Ronquillo, Mellado; Calvo fué siempre muy 
común, i también se usó como nombre: Don Kalvo, ó bien Ego Calvo con- 
firmo; su prole de derivados es numerosa: Calvucio, Calviello, Calvillo, 
Cálvente^ Calvete, Calvetdn, Calvache, Calvacho, Calvino, Calvin (Godoy 
Alcántara, Apellidos Castellanos)* % 

1 Balzm en francés, i balzano en italiano, se apHcan al caballo que tiene 
los cabos manchados de blanco (Godoy). 

2 Borre/i, Bunllo^ Burelo^ se derivan de burrus, rojo, rubio, bermejo, 
como de russus, rosellus, que ha hecho Rossell 6 Rosell; i borrellus, de U 
bají latinidad, ha hecho el bourreau /ranees, verdugo. El apellido Burtau 
procede del francés burean, bufete, mesa, d oficina. 



TRATADO DR LENGUAJE 3¿f 



^ydo, Castañón, Cortés, Calderón, Cuadrado, Delgado, Delgadi- 
llOj Gago, Gallardo, Garrido, ^ GordUlo, Gordo» Hermoso, Hermo- 
sa^ Hermosilla, Izquierdo, Llano, ^ Malo, Moreno, Negrete, Prie- 
to, Prim, ^ Romo, Rubio, * Valiente, Velludo, Ventrudo. 

46. Cuáles son los apellidos históricos? — Los que proceden de 
hechos memorables, de lugares notables por algún acontecimiento) 
histórico, ó de personajes ilustres por alguna circunstancia, v. g.: 
Acuña, Adalid, Alarcón, Alcázar, Alfaro, Almela, AltamiranOi 
Araujo, Argensola, Arguelles, Arista, Arólas, Austria, Bálmcs, 
Barceió, Beltrán, Bravo, Burgos, Cala, Calderón, Calvo, Campo- 
manes, Campuzano, Canga, Cañes, Cañete, Capmany, Caro i Sure- 
da, Castañar, Castañy, la Cava, Cervantes, Cetina, Churruca, Chu- 
rriguera. Cid, Clavijo, Cobos, Covarrubias, Cruz, Despuig, Diez, 
Doria, de la Cueva, del Castañar, Empecinado, Ercilla, Escobedo, 
Estrada, Fajardo, Flores, Floridablanca, Frías, Galiano, Gallegos, 
Garay, García, García de Paredes, Garcilaso, Góngora, Guzmán, 
Gil, Hernán Cortés, Herrera, Iglesias, Isla, Jovellanos, Juanes, 
Lain, Lanuza, Lara, Larra, Lebrija, Lista, Lope de Vega, Lorenzo, 
Lulio, Luna, Maldonado, ^ Manrique, Mariana, Martínez de la Ro- 
sa, Matamoros, Mayans, Mrjía, Meléndez, Mena, Mendízábal, Mina 
Molina, Montpalau, Moreto, Muñoz, Murillo, Nabas, Ñuño, Oliva- 
res, OJón, Ossorio, Pavía, Pclayo, Pérez, Pidal, Pimentel, Pineda, 
Pinedo, Pinzón, Pizarro, Polo, Pou i Berard, Quevedo, Rengifo, 
Riego, Rioja, Rivas, Rivera, Rojas, Roldan, Roncesvalles, Ron- 
quillo, Rosal, Rosell, Salado, Salvatierra, Sánchez, Sancho, Serra- 
llonga, Solís, Tenorio, Tirso, Toreno, Torrero, Torrijos, Valbue- 
na, Valdés, Velázquez, Venegas, Villalonga, Villegas, Vives, Zur- 
balán, Zurbano. 

Hay apellidos histórico-burlescos, como Bertoldino, Cacaseno, 
Cascarrabias, Fray Gerundio de Campazas, Juan de las Lanas, 
Juan de las Viñas, Mari Castaño, Perico de los Palotes, Pero Gru- 
llo, Tirabeque, etc. 



1 De garrir, hermoso i lindo, grato, á los ojos (Academia). 

2 En gallego chao. 

3 El apellido catalán Prim equivale á nuestro Delgado, 

4 Los apellidos Borrell, Burelhy Burelo, significan rubio. 

5 £1 apellido Maldonado no es castellano, pues es corrupción de Mac- 
Donald; mac, radical escocés qae indica filiación, i donald^ jefe venerable. 



$68 FELIZ 1AV05 t DVAtTE. 



47- Cuáles floa los apellidos profesionales? — Los que proceden 
de profesión, oficio ó modo de vivir, ^ v. g*: Ajero, Al^uatil, Ante* 
rOf Barbero, Barquero, Borrajero, Cantarero, Cabrero, Cantero, 
Carretero, Contador, Cordero, ' Cuadrillero, Escribano, Escudero^ 
Guerrero, Juez, Labrador, Panadero, Hornero, Pastor, Pellejero, 
Peón, Sastre,* Tejero, Tejedor, Torrero, Verdugo, Zapatero, 

48. Cuáles proceden de dignidad, jerarquía, estado eclesiástico 
ó grado en la milicia? — Alcaide, Alcalde, Abad, Abadía, Alférez, 
Almirante, Barón, Cabo, Caballero, Capitán, Conde, Capellán, 
Cardenal, Cartujo, Clérigo, Cura, Coronel, Coronado, Doncel, Du- 
que, Escudero, Fraile, Infante, Lego, Maestre, Marqués, Monje, 
Monacillo, Obispo, Prior, Rey, Reina, Sacristán, Vicario. 

49. Cuáles proceden del grado de parentesco?— Cuñado, Ente- 
nado, Nieto, Pariente, * Pavón, * Primo, Sobrino. 



t La DCQ pación, profesión ü oñcío ahorraba rrecaentementc de necesitar 
más apellido. Ddl siglo IX al XIII hállanse de esta clase: Feta auriñce, 
Sunitniro ferrar! o, Fiagino carrario, Scemeno piacatcro. Ero carcereiro^ Pe- 
lagíaa tabadanus, Sendino texedore^ Stephanas pelUzer, Martín 2^p>atero, 
Ramil moneder, Petrus molinarius, Pero fobre^ D. Martín el cainicero, 
Pero pastor, Fortani piconero, Berlholooieu carpen tero^ Sancio corta, 
Joanne xabatario^ Ferrando pe) t itero, Pelagio barb^rOj Pelagio vaccario^ 
Willelmus bovaríus, Martinus o1te)^ro, CiSmez trovador. También entoncei 
estaban en uso los nombres de oficio con desinencia en ón^ como Calderón, 
FcrrÓíif Colodrón^ Corraldo, ó Garraldn, Carbón^ Carón^ 6 Carrón, Cor- 
ddn^ Bjirdón^ Cerdn, Bataldn (Godoy Alcántara). 

2 £1 fabricante de cutrda^ como cordelero e! fabricante de cordeles i cor- 
donero^ de cordón. 

5 El apellido gallego Stara^ procede de Senara, Sobrano, Sobrado, se 
derivan de subtr^ en latín alcornoque^ que también ha h^ho sobral \ sobros^, 

4 Se apelaba á la edad para distinguir ascendientes i descendientes, que 
llevaban el mismo nombre^ i se añadía; ti vüjo, el mayür^ el niño, el chi^ 
€9^ il menor ^ elmoso, el joven ^ al paren tesco^ por la mayor notoriedad de la 
persona con quien éste ligaba, i se decía despu<§s del nombre: carilh^ carie- 
lía, camello 6 carrillo, cormano, nepto^ neio 6 nulo, súhrinú^ enlenado 6 anie- 
nado, afigiado, afiliadQ, ó afilado^ cuñado, compadre, parimle; designacidn 
incompleta t vaga^ que quedaba de apellido cuando se perdía la memoria 
del individuo i que te h^cia referencia. Escribíase^ pues, en los documen* 
tos: Fernandus GarsicB mayor, — Fernandus Garsics menor (1119), — Pelrur 
müzui {1184). — Petra menor ( i loj ) * — D, Rodrigo Gonzáh£z el ninn§ (1355). 




TRATADO 0t LIKGUAjt, 569 



50- Cuáles son los apellidos tomados de nombres de objetos 
agrestes? — Arenas, Arroyo^ Bosque, Campo, Campos, Cantos, Ce- 
rralbo, Cerro, Collado, Guijarro, Montalbo» Montaña, Montañés, 
Montes, Peña, Peñalba, Pizarro, Pizarroso, Prado, Quintana, Ríos, 
Roca, Selva, Sierra, Torrente, Valle, Vallejo, Vallecillo, Valles, 
Vega, 

51. Cuáles proceden de nombres de fenómenos celestes?^ — Alba, 
Aurora, Estrella, Luciente, Lucero, Luna, Sol, Solano. 

52. Cuáles, de objetos artísticos? — Bosmediano, Bustos, Busti- 
líos, Bustamante. 

También hay apellidos compuestos, como Buendia, Canseco 
(can seco), Comicalla, Lacalle, La Cerda, Lallave, La Puerta, La- 
sala, Malrasca, Pandeavena, Paniagua, Pamparacuatro, Pérez Pan- 
do, Roequeso, Seisdedos, Piernavieja. 

Las combinaciones i enlaces de apellidos dan lugar á chistes cu- 
riosos i raros. Una Isabel Segunda (San Segundo), tenía por ape- 
llido Reina^ i casó con un tal España^ de donde resultó que era: 
Isabel Segunda Reina de España. Una Ruperta Escopeta casó con 
un Dostiros^ i desde entonces se llamó: Ruperta Escopeta de Bas- 
tiros. Una Dolores Fuertes casa con un Barriga^ i la recién casada 
tuvo que ser, á despecho suyo: Dolores Fuertes de Barriga. Juana 
Descosido contrae matrimonio con Blas Costura, de donde el an- 
tiguo i sabroso cantar: 

Una Juana Descosido 
Con Blas Costura casó; 
De manera que encontró 
£1 remedio en su marido. 

Hay el apellido bascuense Errotaberrigorrigoicoerrotacoecheay 
compuesto de errotá (molino de agua), barría^ berria (nuevo), go- 



— Donjohan Marñntz di Medrana ti mayor i Donjohan Mariiniz de Medra- 
no el joven {t 328). ^Fe/ro carillo {iiÍ7).^Egila genro de Fronildo (1009). 
— Ptirus sobrino (1158). — Feirus nepius (1205). — Munio neto (1165). — 

P. ^ Ominguez d nieto D. F. ^ el nieto (124Í).— Vermudus antenatus 

{ii^i).'^Feiro cuñado (1Í03). — Fdagius compadre {1200). -^Fernando afi- 
giaáo (1196). — D. Pariente (1231). (Godoy). 

5 Derivado de Papus 6 Pappus, voz latina, tomada del griego, que sig- 
nifica abuelo. 



370 FELIZ ÜAÜfiS 1 DUARTtt 



rtia (colorado), echen (casa), gúiti, gord (arriba), güiíic, goiiin goi- 
lican^ garaitican, garaiiic (de arriba), gúicú, goUicú, garaicútchta 
(la casa de arriba), que signíñca: **molino nuevo, colorado, de la 
ca5ia que está en la parte de arriba/' 

53' Qtié apellidos proceden del estado, origen i condición de las 
personas?— Barragán, * Casado, Gua5, * Maíno, ^ Albarrán ó Ba- 
rran, * 

54. Guales proceden de cualidades morales, aliciones, carácUr, 
etc? — Amador, Benigno, Bueno,* Alegre, Bonfill * ó Buenñl, 
Aguado, Cortés, Galán, Malo, Risueño, Temible, Valiente, Mem- 
brado, ^ Siñudn. Beato, Bravo, Bonome. * 

55. Qué apellidos proceden de nombres de árboles, plantas í se- 
fniDa."?. — Acebedo (de acebo), Alaminos (de álamos)» Atamo, Ave- 
llaneda (de avellano), Ametller, " Cambronero (de cambrera). Car- 
doso (de cardo), Carrasco (de carrasca), Castañeda (de castaño). 
Castaño, Cebada, Centeno, Cereceda (de cerezo), Cerezo, Encina, 
Espinosa , Espino, Higuera, Jaramago, Manzancdo, ^íanzano» Man- 
zanilla, Nararjo, Oliva, Olivares, Olmo, Ortiga, Perejil, Pineda, 
Pinedo, Pino, Pinoso, Retamoso (de retama). Roble, Robledo, Ro- 
meral, Romero, Rosa, Rosado, S^irmiento, Tríjjos, Troncoso (de 
tronco), Zirz.^les (de zarza). 

56. Cuites proceden de nombres de animales?— Águila, Alcón, 
Borrego, Borreguero, Cordc-ro, Conejo, Cuervo, Cossio, '" Ca- 



I Del árabe /^tj^í", cxtian ^, fiier?, \ gan^ rico (P. Guadiít). — PurqucáíZ- 
rra^án en lengita arábiga ^s mancebo (Malax). 

z GcaSf siervo, fimuío^ lenido por radical de vassus i va^salus (Godojf). 

3 Contracción de Múyneriú^ Maynenus^ en ía b^ji JutinidAfl, fiítnilifir, 
criatji% sirvienie, 

4 Aióarrd, Aikuran^ B^rráfí, advenediza, del árabe ¿¿irr, tierra, cam- 
po; biirri, agreste, 

5 Di cattí a peí Ir Jo se derivan Boniüa^ Bom!li\ BontL Bonachea se deriva 
del basen fií^e Bonukiú^ cai^a en bajío, coinpuesEo de ht^^ bajío, \ de éckca^ 
casa. 

6 B o n fi I , \\^ dfífíttTj b u e n o ^ i ^/¡m , ti 1 j 'i : buen Jj i j j. Bou u^fih'uf^ c om ú a 
en CataUrñ*. , 

7 Acordaii¡zt>, de gran memoria, 

8 De iionus, buetfo, i homúy hombre: buen hombre. 
q Apellido catalán que significa almendro. 

10 Co&sío es diminutivo de cüMm, cerdo. 



TRA1 AJK» 0£ LlNtitUJK. í^i 



brón/ Gavilán, Gallo, Gazapo, León, Lobato, Lobatón, Lobillo, 
Lobo, ^ Aucell (en catalán, pájaro), Aucellés, Auccllet (pajariSIo), 
Bou (buey), Bovino (de bos, bavis, buey), Caballo, Becerra, Buey, 
Potro, Garza, Gato/ Corzo, Vaca, Toro, Osso, Torcelos, Porcell 
(diminutivo dtf puerco, cerdo), Pulcino, Pulcini (en italiano, polluc- 
lo, polluelos), * Asinius. * Tazo. • 



1 Domingo Cabrón en escritura de 1238, en el becerro de Aguilar de 
Campóo; Domingo Pérez Cabrón (en 1244 i 1247), 

En francés hay el apellido /<?¿ar</ (marido consentidor). 

2 £1 lobo es el que más hombres ha denominado en lenguas antiguas i mo* 
demás (en bascuense, Ochoa). El sánscrito Uríka^ lobo, pasó al persa antiguo 

Varka, al italiano Vilka^ al eslavo Vúklü^ \ al griego lukos^ lykos^ que entró 
en Antólico, I el griego lykos pato i Roma bajo la forma lupus^ como en /«- 
pus Martialis^ ''el lobo consagrado á Marte," según se ve en Horacio. I 
ese mismo lupus era el sobrenombre romano de la familia de los RuHlios^ 
como en Publio Rutilio Lupo, según nos dice Cicerón. I ese mismo lupus 
es el godo ol/, ulf, wul/^ que entra en Adolfo, Arnol/o, Aiaul/o, Godulfo, 
Lodul/o, OJul/Oy Rodolfo, i Rodulfo, Ese mismo lupus es el italiano Lupia- 
ni i Lupini, así como es el catalán Llop, Llopis, Llobell, Llobel, cuyos do8 
últimos vocablos son diminutivos de lloba, loba (Barcia). 

3 Los apellidos Mussio i Musso, gato en la baja latinidad, han atravesa- 
do, incólumes, tiempos i revoluciones de lenguaje; Golpey deja bastante bien 
cti\ft\^x i.vulpes (zorra), así como Alascardo, Colan i Raboso, imuscardo, al 
colan i raposo, (*) 

4 Remotísimo es el uso de nombrar á los hombres con nombres de ani- 
males. Los tenían los hebreos, como Joñas, paloma; Raquel, oveja; i no 
eran raros entre los romanos los Taurus, Anser, Aquüius, ViUllius^ ^p^r, 

Yerres, Ofiécelos nuestra Edad Media: Aquila, Falcon, Munioz (en 959), 
Fraila, Palumbo (el Pombo gallego), Guillen Codorniz, Ruderico Gallo, Pe'- 
irus Gallina, Johannus, Merlo, Don Rodrigo Amaron, Pelro Grullo, {**), Pe- 
dro Pasarino, Martin Musca, Perdigan, Gonzalo Ralo, Pedro Osso, Ferrán 



(*) En Francia son muy frecuentes los apellidos Sauvage, salvaje, i Cor* 
nu, cornudo (Barcia). 

{**) Este personaje aparece como testigo en escrituras de 1213 i 1227 del 
becerro de Aguilar de Campóo. Coetáneo i conterráneo suyo era un Pedro 
Mentiras ó Petro Menzagia, que de ambos modos se le decía, con quien de- 
bió formar antítesis, si es que se trata del que ha hecho célebre la naturali- 
dad de sus verdades (Godoy Alcántara). 



37* FBLTZ RAMOS I DUAITS. 



57. Cuáles son los apellidos patrünimicas ? — Los formados de los 
nombres de los padres, abuelos ú otros predecesores^ i se lega á los 
hijos como una herencia de linaje, ^ v. g,: Sunches, GonsaU^, Mar- 
tinejs, Pérez. 



Cochin, Munnio PüTCú^ J. Carnarius, Ahiiu Cameiro (en catalán, Malió)^ 
Fe!agw Cordeiro^ MarÚn Kahra, Domingo Cabrón^ ^'ermudo B<wt^ Micaí 
B&y^ Didaco TautQ, £rmild& Bovtm^ Marñn í'accaí, Pidro Btztrra^ Ftrrani 
üühaUü^ Domnui Poíro^ Búy Cargo, Domtntcus Cefvus^ Vírmudu Ctrmiu, 
Cervino (Godoy)» 

5 Apellido romano, que significa asnal 6 amito, como Burrus (burro), 
Porcim (puerquita 6 cochinito). 

6 El apellido Tassis, Tauío, Tasto, i stis derivados Taniius \ l^atinut, 
proceden de Taxus^ en laiín if jdn, de donde el Tuno italiano i Taxis en 
alemán. 

I Formd^e el patronímico aplicando al hijo el nombre del padre modi- 
ñcado por un preñjo 6 sufijo, 6 por ladeclinacidn. Los hebreos i árabes an* 
teponían las palabras ¿ar, btn (hijo, descendiente); entre los griegos, indi* 
caba la iiliacidn el suñjo idts, como en pdtidis^ airidas; (*) pero no se trant- 
niitía. Para hallur el patronímico permanente i convenido en apellido de 
íamiliaj necesitamos venir á Roma. Es sabido que la lengua latina ex* 
presa con el genitivo la propiedad 6 la descendencia; en este caso unas ve- 
ces va seguido de la palabra fihus^ como M. ¿^milius Murrianus Carbüi /I 
(ñlius). L, Junius Biaisi /.^ i otras toma la terminacidn ius^ como Fl&viits 
de Plavus^ Graíius de Graiut, Caectus de Caicus, Quiniíux de Quinfus^ Ser- 
vi'us de Servus; formas que engendra n nevos patronímicos; Graíius hxzo 
Gra/iíius, Cütcius Camltuj, Quiñi ius Quiniiíius, Serznus Serviiius. En la baja 
latinidad, el nombre del padre en genitivo, después de el del hija, constita- 
7Ó el apellido de éste. Probablemente comenzó i usarse en los escritos, dé 
donde debid pasar á la lengua vulgar. Cada nacidn formó la desinencia 
ó terminacidn del patronímico, según la índole genial de su lengua.. En las 
de origen teutdn se añade la palabra equivalente á hijo al ñn del nombre 
del padre: sohn en alemán, son en ingTés i sueco, sm en dinamarquési to- 
dos del radical sánscrito sumus. Los Ingleses reemplazan frecuentemente 
son por una j precedida del apóstrofo indicador del genitivo, como en Pe- 
teras por PetcTson, (**) pero aquella letra acaba por unirse al nombre, co- 



(*) Álridas^ Danaidas, Eácidas, Her adidas, Seievadás, etc., eran los hi- 
jos 6 descendientes de v4/r¿i?« Danao, Eaco^ Hirculn^ Stleu^o. 

{**) Jaehsúñ, Jtfftr'son^ John* son j N'd-scn^ Michard-s 6 Richard -S9n, Ro- 
bffi-^on, etc. Los bijoi naturales de los ptfncipes llevaron antepuesto ^t mi 




TRATADO DE LEN6UAJS, f 75 



La palabra pairúnimico se deriva del griego patronimykos^ vo- 
cablo compuesto de pairos^ genitivo de patér^ padre, i onmna^ any" 
fna, nombre. 

58. Cómo se formaron los patronímicos españoles? — Tomando 
comunmente en su terminación a^^ es, Í2^ oz^ uz 6 3^^ restos del 
genitivo latino, ' v, g.: Dias (hijo de Diego), Gómez (hijo de Go- 



mo en Adam^f jRühards, £n los dialectos eslavos se empíean las finales 
tichy iís, witck^ wicz, uiUch^ ewiish. offxeff, £n la lengua polaca j/(/para el 
masculino i ska para el femenino. Los normandos llevaron á Inglaterra el 
fiiz (fílius)» que los escoceses reemplazaron por mac ( Mac-Chrohon^ Mac- 
Mahon)f i que adoptaron también los irlandeses al par del suyo propio 0\ 
que es la preposición inglesa of (GDonnell, O'Farrel), Los^ franceses, tra- 
duciendo el genitivo latino, hicieron Dejean, Depierre, Los italianos lo con- 
servaron (Galileo Galilei, Pelegrín Pelegrini). Los vascos tienen para ex- 
presar la filiación la terminación ana^ i más comunmente ena^ como Lo- 
remana 6 Zaurencena, Pedrortna^ Júanena, Michekna, Crisiobalcna^ Carióse- 
na (Godoy), 

•I Excepto AnioHn (hijo de Antón), Bellido (de Bello), Btrnardino (de 
Bernardo), Blasco (de Blas), Chmmcín (de Clemente); Cruzado (de Cruz), 
Fernán (de Fernando), Hernán (de Hernando), Juanes (de Juan), Pero 
(de Pedro), Ramiro (de Ramos), Velasco (de Blas), Victoria (de Víctor), 
Ihán (de Juan), etc., etc. 

2 Los apellidos procedentes de nombres patronímicos no llevan, ni deben 
llevar nunca, el de nobiliario. No cabe, pues, decir Benito de Gómez, ó 



nombre de su padre: de ahí Fitz-James, Fitz-Wüliam. Semejantes á ésto?, 
aunque con el aditamento pospuesto, i no prefijo, son los sobrenombres que 
usan los príncipes rusos, llamándose Paulo-witz (hijo de Paulo 6 Pablo) ^ 
Federo-wnctiy»]^ de Federico), etc. ; witck ó witz equivale, por regla gene- 
ral, en los patronímicos rusos, i hijo de, i e/^ o/, significan nieto de; así Ro- 
man-wiich es hijo de Román ó Romano, i Roman-o/t^ nieto de Román, 
como louri-e/e^ nieto de loury. En Escocia los patronímicos llevan ante- 
puesto mac: de ahí Mac-^erth^ Mac-Carthy, Afac-Donald, En Irlanda usan 
el prefijo O para denotar la filiación, como en GConnell, O'Crowley^ O* 
Donnellj G^Donojú. Los neerlandeses, los holandeseé i belgas, anteponen 
van (de) 6 vanden, vander (de la), como en Van-Dick, Van-Halen, Van- 
Helmcnt, Vander-Maesen. Los griegos usan paulo^ pauli, como Siephano- 
paulo (hijo de Esteban), Nicolo-paulo (hijo de Nicolás). Los árabes usan 
ben, como Ben-Nasser (hijo de Nasser). Ben-Hassan, Ahen-Humeya, Bn^ 
Hassan^ Ben^Yahya (hijo de Yabyi). 



J74 fZLlZ RAMOS I DL'ARTR. 



ma Ó Guma), Mums (hijo de Munio ó MuAo), Mum^ (de Munío), 
FirtuB (de Fernando}- 

Los nombres derivados del de la madre se llaman metrúnimims^ 
del griego miier^ madre, i onyma, nombre, v, g,: Bdtrán ó Bertrán. 
de Berta, derivado del germánico berth, brillante, simétrico del 
sajón hirt, ilustre. Erez^ Heros^ del lat. IJérus, Horo, sacerdotisa 
de Venus» Egea, Egeo, de Eugenia. C&lón^ de Columba, nombre 
de mujer bastante comúa en el siglo XI por la devoción á la már- 
tir cordobesa que, como muchas antiguas cristianas, se denominó 
con ese símbolo de la primitiva Iglesia, Dueñas, de duenna, del 
gr: danos, sánscrito danan^ presente, ofrenda. 

Las mujeres tomaban con mucha frecuencia el apellido de sus 
maridos, especialmente las Marías, v, g.; Marianez, casada con 
Yañejs 6 Ibáñez^ hijo de Iban; Mari-Cruzado, casada con Cru::adú, 
hijo de Crus; Mari-G arces, casada con un hijo de Carda; Mari- 
Pe'rez, casada con un hijo de Pero; Mari -Ramiro, casada con un 
hijo de Ramos; Mari-Buma, Illanm-Ritbia, Mari-Pérez la Gata^ 
hermana de Martín Gato, Mari-Pinta, Mari-Castaña; ^ Francisca 



Juan d¿ Marlínez, 6 BDiiifdcio de Sinchez, ele , por cuanto el az, «, etc.i 
con que terminan tal«s apellidos re^Jiesenun ya, i expresan, el de^ ñüativo 
(Moniau). 

Jamás en España ha teñidlo valor tSA partícula, ni mis signiñcacidn que 
de procedencia cuando se ant^ponU d un nombre geográfico, con el cual 
formaba ainatera cuando éite comenzaba por vocal, como Daban, Daoiz^ 
Dávahs^ Dávíla^ Ddsa^ Dacon^ Danis^ Dosma^ D^ñatcr^ Dagutm (de Agui- 
rre), Algunos apellidos catalanes llevan unido ^a^ z<i ó sa, Zacústa^ Zii9all„ 
S^font^ que más bien que de^ signiñca, segdn Capmany^ designacidn topo- 
gráñci, dt acá; \ asi la traduccJ(5n eicacta de tales apellidos sería: de la parU 
acá de la costa, dt la paric acá del valle, de la parte acá de ta/umte. 1*\ con- 
junción de vocales también forma en éstos sinalefa: Saliva, S&lrDerer (Go- 
doy). 

I Esta Mari-Casta ñi, cuyo apellido creo femenino de castafio, estuvo en 
el siglo XIV, con su mando i dos hermanos de éste, al frente del partido po* 
pular de Lugo, que resistía el pago de los tributos que el Ot>Í3po, como se- 
ñor, imponía; resistencia en que no escasearon eicesos i viokncíaSf hisU 
matar al ma3?ordomo del mismo Obispo. La nombrtdía de hembra tan va- 
ronil debió eitenderse por la comarca, i no es improbable que sea la mis- 
ma que ha asumido la representación de vagos tiempos remotos. Por lo me^ 
nos, no registra la historia otra Mari-Castaña más célebre, ni tanto (Godof )* 



tbataikí dk LsífmMjg. 375 



Ricüia. müjr?r Je Rico te; Anfonia QuijaPia, sobrina de Alonso Qui- 
jaHO; Ciernen f a Cobeña, hiji de Petiro Cobifiú; Ambrosia Agtisiina, 
hernia na de D, Bernarda A^stiíi, 

59. Cuáles son los nombres patronímicos mis comunes? ' — 

1 En el estado llano, «I pairean [en ico alterna con d apodo i el oficto, unas 
veces soloy otras unido á alguno de éstos; en la noblezi, va aquel seguido 
de un nombre de localidad, i comienzi á hacerle permanente cuando apa- 
rece la institución vincular. Como el patronímico, por lo repetido, dejaba 
indeterminada la persona, el pueblo prefería llamarse: ''D.m Bunabas el 
abbat; Don Assencio el coxo; Gómez el jerno de J. ® Pascual; Don R. ® 
cuñado del arci prest; D. ^ Pedrés el longo, Martín Pedrez sobrino de Don 
Tello; Gonzalvo el maestro; Jobs Migael ñlius de Toda doena; D^ Pedrez 
el oitelano; Don Jobssacerdos de Sagra; Ferrando carnicero; Don Bastar- 
do; García el grand; Johannes el mozo; Don Florent (ideltaco; Don Iban^ 
nez sobrelechero; Don Mathe de puerta de Bdrgos; Pero Sánchez Peligrr- 
no; Rui Fernandez de puerta de mercado; Miguel Pérez annado de Martiiv 
cojuelo; Johane Martínez piesco veloso; Vellidici judío; Amet moru de 
Martin Xira; Don Pele merchan; Don Alfonso sosiello; Don Johanion; Roy 
JiOzanu; Don Efagundo que brito la panniella; Pedro dito arlóte; Pedro io- 
glar; Johaan sidra; Munio mocho; Martin esquierdo; Nuno nariz; Gon* 
zalbo Muniuz el nigro; Joan Vinccnt el fraire; P. ® gorrón; Don Telo el 
vicario; Michael rezental; Dominico rotundo; Don Aparicio el redondo; 
Martin malo; Petro mochacho; Stephan pedes; Munioni tuerto; Blasco Día- 
go filio del escopidor; Don Bartholomé el judez; Joan Petriz dessola men- 
tiras; Michaele Portaguerra; Petro afilado (ahijado); Martin maza corta; 
Jada el almoxeiiph; Bernaldo Sudor; Don Diago el gordo, Jobs salvage; 
Migael siete e medio; Juan vecino; Johan inchado; Rol calcannar; Micael 
el criado de Don Píedro; Juannes Pelaiz lo tornadizo; Dominico alegre; 
Dominico ceco; Joannes grosus; Pero besugo; Pero pulpo; Suer balestero; 
García regalado; Diego travieso; Adefonsus salpicado, Martinus gallardo; 
Petro feo; Cíprian farto; Domnns Joannis taiagrano; Don Rodrigo filu del 
calbu; Migael cabrita; Domingo descalabrada; Dominico malmierca; Ro* 
drigo el bufón; Mioro mugier de Don Domingo fijo de la tia; Petro tris- 
qnilado; Pagabibdas; Dominico peón; Petro criado; Martín fermoso; £1 
abbad novo; Roi coxo; Petro Garciez el rico; Domingo corredor; Domini- 
co Petrez el que fue azemilero; Don Dominico fi del franco; Andrés fi deV 
contrecto; Donna Eulalia la toca negrada; Pedro Inan el ancho; Savastias 
tinnoso; Fernant pescue9o; Johan Petrez el fiero; Don Dominico el del bis- 
po; Pedro almuerzo; Pedro luanes saia longa; Pedro luanes el enemigo f 
Don luanes el cabezudo; Domingo tocho; Gonzalvo fijo de la labrandera; 



I7Á WmiAZ tAXOS t DUAXTL 



Agúndez, aféresis de Facúndez, patronimtco de Facund ó Facundo, 

Argote, Armigot, Armengual, Gual, Arming*), Almfndez, Me- 
néndcz, Mcléndez, Méndez, Menez, Menescs, Armildcz, ErmlldCf 
GildOp Gil, Gilez, Gildez, Hermfldez, etc, de Hermenegildo, deri- 
vado del godo erman-gild, que sígniñca **el que distribuye á los 
soldados/' 

Alvarez, Al variz, Alvaroz, Albaraz, etc., de Alvaro, derivado 
de Albarus, Albaro ó Albar, del lat, albus^ blanco. El apellido AL- 
vear es voz latina que signiBca colmenar. 

Abdalah es apellido árabe, pues así se llamó el padre de Maho* 
ma, í significa siervo de Dios: Abdalah se compane de abd^ siervo, 
esclavo^ i Alaht Dios. 

Alonso, Alfonso, Fonso i Fossu, etc., de Ildefonso ó Adelfonso, 
del tudesco adet 6 adal^ noble, \funs 6/us, belicoso, guerrero. 

Arias, patronímico de Ares^ de donde se formó el nombre geo- 
gráfico Valladares, (Vallc-de-Ares). 

Antúnez, Antuñano, Antolíncz (de Antolín, diminutivo de An- 



Dominico ñ de la caesp^; Joan ñlio de la viep; Don Ft^dro el barraco ; Dj- 
tningo noD digo mal; Migael mangas luengas- B^nedictu el antixpo; Doía- 
^nnes mal iuega; Johs c p« iazo; Donna Illana ta viej^; luán calentura; 
Domingo cabo; Compadre clérigo: Juan criado denlrepuerta; Juan btnagrc; 
Garclpierna; Domingo diente de troxo; Don Birtolomé el cansino; Martin 
Abbad mucho malo^ Martin Abbad mucho bueno" (ambos personajca ó 
testigos en escritura de 1257, en el becerro de Aguilar de Campóo); ''Juan 
remendón; Fra Gonzalvo el burracho" (monje de Aguilar de Campdo por 
los años de 12^2); '*Fra Martin urdemalas^^ (monje coetáneo del anterior 
en el mismo monasterio, 1347); "Juan el pardo; Juan Ruvio el rumiador; 
Don Roy Garciei iiglio de García cortesía; Felaio el ronco; Juhan Gutié- 
rrez mal dia; Pedro Migaelez de las muías; Martin descalzo j lohs calcado^ 
Mengo de la barba; Gircia el gascón; Don Lop ñlio de Atbaro vieio; Don 
Faschal malgarnit: Petro grant; John rostrudo; Don Almeric bufo; Pero- 
boto ;>S. ^ Romo; Diego romio; Romieio; Peidro luanes el naharro; Fe^ 
rrampestanna; Rodrigo hermano del maestro; Joban de suto; Pddro esfor* 
gado; Don lauan camiador; Domingo Lorentez el pintor; Don Martín de 
buenas nuevas; Fijos del oreiudo; Gongdvo barbaza; Don Domingo mala 
piel; Lograbueno; Martin bixorro; el barbancho; el serrano; Juuan cogorro; 
Domingo fariña; Martin de la fragua; Don Yagüe el pescador; Don Fer- 
nando el del zilze" (*), — (Godoy Alcántara). 



(*) Nombrea tomados de documentos de los siglos XII i XIIL 



TWiJLTÁBO D£ LEKGUAJK. 577 



tonio), proceden de Antonio, derivado de Antón, dei'.gi;iego.^M- 
¿Aos, flor. 

Armenteros, AlmendareSi Mendal, Mentález, Armeñdárí^t de 
Armentarius (en latín, el que cuida ganado), de armefitum, g^- 
nado. 

Arnao, ^ Arnaez, Arnaíz, Arnal, de Arnaldo. del irlandés arn, 
£m^ águila. 

Asúrez, de Asuero, derivado del latín Assuérus, del hebreo, que 
significa cabeza, príncipe. 

Aural, Ariol, Oriol, Auriol, Aurióliz, de Aurelio, del latín Au^ 
relius^ Aurelio. 

Aznar, Aznáriz, Aznárez, Azenáriz, de Asinarius (en latín el 
que cría ó cuida de asnos). 

Baldomir, patronímico de Baldomcro. 

Baldovinos, patronímico de Baldwin, que interpretan valeroso 
amigo. 

Baldrich, de Baldricus, derivado de bald ric^ atrevido i pode- 
roso. 

Baez, Belaez, Pelaez, Paez, Paiz, Payno, de Pelayo ó Pelágio. 

Balez, Bela, Blasco, Vasco, Gaseo, Gásquez, Vázquez, Veláz- 
quez, Velasco, Velaz, Vélez, Belaso, Bláscoz, de Blas. 

Benítez, Benito é Vento, de Benito, derivado del latín Benedic^ 
ius^ del supino benedictum^ de bemdicere^ compuesto de bene^ bien, 
í dicére^ decir. 

Bermúdez, de Bermudo, de bermund^ guerrero protector. 

Bernal, Bernáldez, Bernard, de Bernardo, derivado de la raíz 
gótica bern^ equivalente al anglo-sajón beorn^ guerrero, i hardy 
osado. 

Boíguez, patronímico de Buigo, formado de Wigo, derivado del 
tudesco wit (que latinizado ha hecho Vito)^ prudente, discreto, de 
donde procede Witard, que hizo los apellidos Guitart i Guichard. 

Brito, Briz, Bricio, aféresis de Fabricio, del latín /¿¿/r, fdbrí, 
maestro. 

Cebrián, Cibrián, Bibrián, de Cipriano, del gr. kypris^ cobre, de 
color de cobre. 

Cervantes, Cervández, del nombre Cervantes, En él puente de 
JVlcántara, en España, están las ruinas llamadas el .'^Castillo de 

I En catalán se dice Arnáu, i es nombre de hombre. 

25 



$'¡B TBhíZ UAUQS I DUAETK. 



San Cervantes^'' alteración de San Servando^ del lat. Sérvanáuit^ 
de sirvú, lo que se debe conservar, ó guardar. 

Cesáru, patronímico de César, del lat. cmdere^ cortar. 

Cetina, Ziti^, Cidcz, de Cid, del árabe seid^ señor, seidi, se- 
ñor mió. 

Clemencfn, patronímico de Clemente. 

Colas, aféresis de Nicolás, del gr. nike, victoria, i laoSt pueblo. 

Cornejo, Coronel, de Cornelio, del lat, CorntHus, 

Cruzado, patronímico de Cruz. 

Chirlnos, patronímico de Quirino. del lat. Chirinas 6 QuirinuSy 
de **quir¡s, ó curis," voz sabina, que significa lanza; en gr. *^kyrios," 
señor. 

Díaz, Diez, Diego, de Diago, aféresis de Santiago, perdida la sí- 
laba san^ i permutada la / en d. 

Domenech. (catalán), Miez, Mínguez, Domínguez, de Domingo, 
del lat. dominus, seftor. 

Duarte, Odoarte, Olarte, Loarte, de Eduardo, del anglo-sajón 
Edwardy poderoso ó rico defensor. De la forma latina Oduarius,<y 
OdoriuSy salió el patronímico Odoriz. Existe en bascuense el norU' 
bre *'Duarte," que significa encinal frondoso. En 1606 se imprimió 
el ''Origem e Orthographia da lingoa portugueza' por DuarteNu- 
nes de Leao. 

Duran, Durant, Dante (contracción de Durante)^ de Durannus, 
del lat. duranSi durantis^ de durare^ durar. 

Eguilaz, Egilaz, de Egila, del lat. **Egilius." 

Eiices, Felices, de Feliz. 

Enríquez, de Enrique, del godo A^/í, viejo, i rikr^ rico, poderoso. 

Estévez, Esteve, Esteva, Estébanez, de Esteban* 

Fábiez, de Fabio, del lat. Fabius, átfába. haba. 

Fajardo, de Bayardo, del céltico bay ó baye, bosque. 

De la palabra hierro se derivan los apellidos I lerrcr, Herreros^ 
Herrería, Herradora, Herreras, Ferrer, Ferráriz, Ferrio!, FerreirOr 
Farriols (catalán), etc. 

Ferraz, Ferruz, Ferraiz, Herraiz, Herraez, Ilerranz, Ferranz, 
Hernaiz, Hernanz, Hernández, Fernández, etc., de Fernando, del 
goáofrid, paz. 

Florez, Fioraz, Floran, Florián, Froilaz, de Frolez, derivado de 
Froila, Froilán. 

Florido, contracción de Florindo^ como éste lo el de Flore- 







TKATAJ30 DI I.1NOUAJX. j^g 



fiindo, del misma modo que Comido de Gumittdo^ de Gumer- 
sindo. 

Los apellidos Fcntanes, Fontanal, Fontanel, Fontán, Foas, etc*, 
etc-, proceden del lat; fons, f antis ^ fuente, de donde el apellido 
Fuentes. 

GalíndeZj Galínz, Galiz, Galindo, de Garin, de gar win^ guerre- 
ro amigo. 

Garcés, Garciz, Garcip Gracia, García, de Garfia ó Garsca, deri- 
vado del bajo latín ¿arsio \ garzio^ escudero. 

Garrido, del árabe '^garir," de noble figura ó ademán, ó de "ga- 
ri/' bello, hermoso (Monlau). 

Girao, Giralt, Giraldez, Gíraldos, Girard, de Guiraldus ó Geírar- 
dus, de ger ald^ guerrero venerable. 

GodineZp Godoy, Goldaraz, Goldaracena (bascuense), de godo^ 
nombre derivado de Gozia^ de donde salieron los godos. 

Godin, GuntoZy del radical tudesco gund, nohle, que ha formado 
el nombre de mujer Gunta, Gunza, Gonta i Gonza. 

Gómez, Gomiz, Comtz, Gamez, Gumilla, de Gumersindo. 

Galvez» Gosalvez, Gonsalvez, González, de Gonzalo, sincopa de 
Gundizalvo. 

Golfín, Goffin.de Wifredo ó Godofredo, délos radicales tudescos 
god^ bueno, ifried, amigo. 

Guillen, Guillamas, Guillelmo, de Guillermo. 

Grimaldos, de Grímaldo, del germánico Grimald, de grim ó 
grimm, cólera, ferocidad, guerra. 

Guarnerio, de Guarnerius ó Warnerius, de un radical germánico 
que ha. hecho en escandinavo varna, defender, guarnecer; en tu- 
desco ivarmon; en anglo-sajón tvarnian^ defensor venerable. 

Guimarey, patronímico de Winar ó Wimara, que latinizado ha- 
cia Vimarani ó Vimaranis^ de donde el portugués Guimaraens.. 

Gutiérrez, Gutrez, Galter, Balteiro, Balseiro, Balteriz, B<ilder¡z, 
de Buter, Guter ó Gutier, forma de Guterio, del lat. Guterius, 

Guzmán, Gumaro, Gomar, Gomara, Gomariz, de Guzmán, del 
germánico gut mann, buen hombre. 

Herbert, patronímico de Herberto, guerrero ilustre. 

Hervás, patronímico de Gervasio. 

Ibáñez, Fañez, Juañez, Bañez, Yañez, Yanes, de Juan, loannes, 
forma griega del nombre hebreo lehohanan^ gracia ó glorifícación 
de Dios. 



▼1 



jSo FSLIZ lAMOS 1 DUARTl. 



Illatip luanes, IH^^i ¿^ Julián, deri^rado de Julio. 

Iftígucz, Yenegucz, Jenequ'*^. Hcniquiz, Enequez, Enechcz, de 
Iñigo, derivado de Ignacio, de í^^v/x, fuego. 

Iznardif del lat. Isnardus, forma del tudesco Isenardé ís^nkard^ 
carácter ó raza de Berro. 

Janer, Gener, Giner» de Januaríus, I anuario, ó Yanuario, 

Jiménez, Ginez, Simenez, Símonis, de Simeón. 

Jofre, de Gausfredus Ó Jaufredus, formas latinas de los radicales 
tudescos ^<(7^, bueno, \fried, andigo. 

Jugo, Hugo, de Hugues, del tudesco hug^ inteligente. 

Juárez, Xuárez, Suárez, Suvarez, Ovarez, Osuarez, Ospriz, Oso* 
úOy Asúrez, de Asnero, del lat. Assuerus, 

Laínez, Lainé, de I.aín. 

Liceras, patronímico de Licerius, nombre latino, lo mismo que 
^^Lacerius," pobrezs^ miseria, de "lacer, laceri," despedazado. 

Ligues, patronímico de Ligus, Ligo, del lat. ''ligur," el natural 
de Liguria. 

Lobato, Llobet (catalán), Lobez, Loperena (bascuense), López, 
de Lope, del4at. Lupus, lobo. 

Lois, patronímico de Luis. 

Luz, apócope de Luzido, del lat. lux, ¡ucis, la luz. 

Luzán, Lugán, Lujan, Luxán, de [Lucanus, lo perteneciente á 
Lucania en Ñapóles. 

Llórente, Llorens (catalán), Lorenz, Lorences, Lorenzana (faás- 
cuense i gallego), de Lorenzo, lat. Laurentius, de laurus, laurel, 
victoria. 

Macías, de Mathías, contracción del hebreo Mathatiah^ que sig- 
nifica don del Seflor. 

Magide, ^ Midiz, Mediz, de.Magitus. 

Manrique, Manrich, Aimerich, Amérigo, de Américo, del ger- 
mánico AmalriCy compuesto de amal, puro, i ric, rico. Los italia- 
nos derivan el nombre *'Américo*\del tudesco ¿¿"m, en casa, i 
•*reich," rico. 

Manso, Manzones, Mante, de Mantius, nombre de un mártir de 
los primeros siglos de la Iglesia en España, al que dan origen ro- 
mano. 



I £1 apellido Madruga procede del lat. matuncare, de maiurare, madu- 
rar, venir temprano. 




TRATAI» DI X.KKG¥AJSp 3ÍI 



Marcos, Márquez, Marchesa, Marchena, Marqués^ de Marcos, 
del lat, Marcus, contracción del etrusco Mamcrcus, 

Marino, Ariño^ Marín, de Marino, derivado de marí\ mar. 

Mateos, patronímico de Mateo, de Maífu^iis, latinización de Ma- 
thatiah^ que en hebreo equivale á dado, entregado. 

Martínez, MartíaliS) Marcial, Marzal, de Martin us^ detivado del 
lat. Mars^ cuya forma más antigua es Maurs^ el dios que mata. 

Medel, Mediero, Mcdero, Endcriz, Enderío, * de HemeteriO; 

Miguel, Míchclez, del hebreo mikaél^ de ;;//, quien, ka^ como, i 
él^ Dios. 

Millán, Milian, de Emiliano, de Emilio, del griego haimylos, 
gracioso. 

Muñoz, Muñiz, Muñez, de Munius ó Mumius, nombre romano, 
del hebreo *'munus," don, presente, regalo. 

Mirón (en lemosín Miró), Mirez, Merelo, Merelles, del lat. Mi- 
rus^ derivado del radical germano mir^ eminente, ilustre. 

Nandin, de Nandus, del germano Nandulfo. 

El apellido Navarro se deriva de Navarra, del bascuense naba, 
llano, i erria^ tierra. 

Niiñez, Nonidcz, Nun, Nin, Nunez, de Ñuño, del lat. Nonius, del 
egipcio nonnus, padre mío. 

Odone, de Odón, del godo od, rico, i la desinencia on, 

Oliva, Olivante, Olivan, Oliver, Oliveros, de Oliveríus. 

Ortuño, Ortucho, Hortun, Fortun, Fortuno, Fortuní, Fortuñez, 
Fortiz, Fortes, Fuertes, Furtado, Hurtado, Horti, Orti, Hortiz, 
Ortiz, Hortofiez, Ordoñez, Ordeñana (bascuense), de Ordoflo. 

Ozcariz, de Osear, del anglo-sajón **osgar," compuesto de Os, 
divinidad germánica, i ''gar ó ger," lanza. 

Pacheco, de Paciacus ó Paciecus, nombres españoles de la época 
romana, derivados de Patieco^ protector de Marco Crasso, de pa» 
íienSf tis, paciente, sufrido. 

Pardo, de Pardus, nombre romaao, aféresis de Leopardus (abad 
asistente al Concilio XIII de Toledo), leopardo, de leo, el león, i 
pardus, la pantera. 

Paris, apócope de Parisio ó Paricio, aféresis de Aparicio. 

Pérez, Perujo, Perucho, Peiró, Peirez, Periz, de Pero ó Pedro, ddl 
lat. Petrus^ piedra. 



I De Sant-Ender se formó Santander. 



jSf rSLIZ RAMOS I DUAETJL 



Pidal, patronímico de VídaL 

Polo, patronímico de Pauto, Pablo. 

Ponce, Pcnz, Ponzano, de Ponlius, Poncío. 

Porcar, patronímico de Porcaríus (Obispo de Segobriga en 6io), 
en lat- ^porquero, cuidador de puercos. 

Quejido, Kegttiz, Kagitiz, de Kagíldus, de donde el femenino 
Kagilda ¡ de aquí Casilda, del hebreo casai^ que quiere decir mu- 
jer rica, 

Quilez, de Quirico, del lat. Quírícus, de *'quiris," voz sabina que 
srgniñca lanza. 

Ramírez, Rcmirez, Remiriz, de Ramiro, de Ramos» 

Ramón, Remont, Rcmón, Reymundcz, de Regerñundus, del ger- 
mano rrge ó ragen, poderoso, i vmnd, protector. 

Ranero, RenerOj Rainero, de Rainerius ó Rageneriüs, del tudes- 
co raífh por ragen, poderoso, guerrero, 

Recalde, Rícalde, Rígal, de Rícald, del germánico rikr, podero- 
so, i ¡wid^ venerable. 

Recarte, Recart, de Recaredo, del germánico rikr^ poderoso, ri- 
co, i hard^ osado: poderoso i atrevido. 

Regué i fe ros, del radical tudesco re¿^t\ poderoso, i Gaifcros, de 
Wai/arÍTíSf una de tas formas latinas de Godfrey, Godfridj ó Got- 
tfríed» de ^od^ bueno, i/riV, amigo. 

Reparaz, patronímico de Repara tus. Re pa rede, del lat * Ve para* 
tus," reparado, suplido. 

Reynaldrz, Rebaldez, Rabaza, Rabinadiz, de Reynaldo ó Ray- 
Tialdo, del lat. Rainaldus, del tudesco ratu^ por ragett, poderoso* 

Riquelme, del germánico Ric-Hclm, de ric, rico, i keim, protec- 
tor. 

Rocha, patronímico de Roque, del persa rckh^ torre, 

Rogel ó Roger, Rotger ó Rutgcr» de Rogcrio, del godo Rotga- 
lius, de rod, consejero. 

Roldan, Rolan, Rolando, Orlando, de Rolando, del céltico Hut-^ 
land, de rut, amigo, i íand^ patria, tierra* 

Románez, Román, Romay, Romanz, Romaz, Romaíz, de Ro- 
mán, derivado de Roma, 

Ruiz, Roiz, Roderiz, Rodríguez, de Rodrigo, del godo Roderi- 
cus, de rodj consejo, i rikr^ rico. 

Sáíz, Sáez, Sáenz, Saínz, Sanz, Sanso, Saco, Santos, Sinchez^ de 
SanchOj del lat. sanctus^ santo, sagrado. 




TIUTADO DE LIKGUAJK, 383 



Salomonis, Zukíman (forma arábiga). Salmón, de Salomón, del 
hebreo Schalomoh^ pacífico. 
Sanñz, de San Feliz. 
Sansores, de San Suero ó Asuero. 

SanttagOi Díago, Diego, Diez, Díaz, Idíaquez, Jácome, Jaime 
(catalán), Jaume, Xaptz, Xaviz i Xaves (gallego), Chaves, ñ^sanc- 
ius laguSy contracción de lacobus, como de sanctus lustus^ San- 
tiuste. 

Santibáñez, Sandez, Saniz, de San Juan. 
Santillán, Santillana, de San Julián. 
Santiz, de San Tirso. 
Santoyo, de San Eutiquio. 
Sanzoi, de San Zoilo. 
Sempere, Samper, de San Pedro. 
Sentfes, Santías ó Sandias, de Sancho-Díaz. 
Siles, Siloniz, de Silo, del lat. Silus, chato, romo. 
Sinués, de Ginnesio, Gines, del gr. ginesis^ generación, naci- 
miento. 
Solaz, Solecio, de Solacio, del lat. **salatium," consolar, aliviar. 
Sorní, Sadurní, de Saturnino. 

Téllez, Telez, Teillez, Tello, del lat. Tellus, tierra, suelo. 
Tenorio, de Tanoirus, latinización de Tanoi^ forma derivada de 
Atan ó Atanus^ que hizo por patronímicos Atani i AtanCy i forma 
el compuesto Atanagildo. 

Tristán, Tristany (provenzal), del anglo-sajón Thristy conseje- 
ro, í ram, vigoroso, valeroso. 

Urbaiz, de Urbano, del lat. urbs^ ciudad. 

Valero, Valeros, de Valerio, del lat. Valerius, de valere^ valer. 
Vegas, síncopa de Venegas, patronímico de Egas, ó del árabe 
VanegaSy que significa redesilla, del verbo venega^ que vale enco- 
ger i recoger. 

Velarde ó Belarde, Baralt, de Beraldus, del radical tudesco ber^ 
que dan como correspondiente al vir latino, varón. 

Venegas ó Benegas, patronímico de Egas^ como éste lo es de 
Ega. 

Vigi), patronímico de Leovigildo, del germánico leod^ amante 
del pueblo, é hild^ fiel: fiel amante del pueblo. 

Yustiz, Justez, Justiz, de Justo, del lat. tustús, justo. 



3S4 nU2 RAMOS I DUAJtT£» 



í 



LECCIÓN QUINTA. 

PALABRAS PRIMITIVAS I DERIVADAS. 

60. Cómo se dividen las palabras con respecto á su origen»^— En 
primitivas i derivadas. 

61. Qué es palabra "primitiva" ó de '*priméra formación?"— La 
que consta de una raíz ó radical i de un agregado antepuesto ó 
pospuesto, V. g.: *'árbol, papel, historia, zapato, café, caña, cama, 
coche, luz, libro, plata," etc. 

\ 62. Qué es palabra derivada? -^L,^ que se forma de la primitiva 

ó de otra derivada, v. g.: ''arbolito, arboleda, papelito, historiador, 

\ historiastro, zapatería, zapatero, cafetal, cafetera, cañaveral, ca- 

\ mastro, camaranchón, carabanchel ó camaranchel, cochero, lucir, 

librero, librería, libróte, platero, platería," etc. 

63. Qué es palabra biderivada? — La formada de una palabra de- 
rivada, v. g.: hombronazo es derivado de hambrón i biderivado res- 
pecto de hombre; sombrerero ks derivado de **sombrero" i bideri- 
vado de "sombra;" * 'cristiandad" es derivado directo de * 'cristiano*' 
\ biderivado de * 'Cristo." 

64. A qué llaman algunos gramáticos "derivados coexisten- 
tes? — A los derivados que han debido coincidir en su origen, co- 
mo "cazador i caza, zapatero i zapato, heridor i herido, matador t 
matado." 

Con respecto á las palabras primitivas i derivadas, no están acor* 
des los autores. Unos tienen por primitivas las voces que para otros 
son derivadas. Los etimologistas creen primitiva la dicción cuya 
estructura denota mayor simplicidad; otros que á esta considera- 
ción sobreponen la preexistencia del significado, se desentienden 
de la forma masó menos próxima á la raíz, i deducen cronológica- 
mente la primordialidad. 

Andrés Bello, Matías Salieras i otros gramáticos notables sos* 
tienen que "amar, temer, partir" [se derivan de los verbos "amo, 
temo, parto;" porque creen que debió inventarse antes la palabra 
concreta, v. g.: como que la abstracta "comer," siendo así que el 
hecho particular como debió sugerir al hombre la idea de lo que 
hacía, i sólo más tarde, cuando ya había repetido mil veces dicho 
acto i la del mismo había cruzado otras tantas por su mente, pudo 




TRATAJ30 DS LINGUAJX. $S^ 



ñlosofar i abstraer la idea esencial de "comer" Ubre de todos los 
accidentes de personas, tiempo i cantidad, 

65. A qué llaman los autores £fírjV¿T¿:/í?";í/-*Al procedimiento de 
formación del vocablo, por el cual se modifica, no sólo la estructu- 
ra, sino el sentido, de una raíz, de un radical ó de un vocablo pri« 
mitivo. 

66. Cuántas especies hay de derivación? — Dos: gramatical é 
ideológica. 

t 67. Qué es derivación gramatical? — Aquella en que la idea del 
vocablo primitivo es la principal i siempre dominante respecto de 
las ideas accesorias que representa el derivado, v. gr.: la idea ex- 
presada por amar es siempre la principal en yo afnoy tú amaSj él 
ama^ nosotros amamos^ vosotros amáis, ellos aman; yo ame\ tú 
amaste, el amó; yo amaré, tú amarás^ el amará, ellos amarán; yo 
amara, tú amarías, ellos amasen, etc., etc. Estos derivados, que 
tienen por significado principal el mismo amar, se diferencian entre 
si solamente por las ideas accesorias de tiempo, modo, número, 
persona, etc. 

68. Cuál es el principal objeto de los derivados gramaticales? — 
Manifestar las diferencias numéricas i genéricas de las palabras, 
los accidentes verbales i ciertos grados de modifícacíón respecto á 
la cantidad i calidad. 

Los plurales son derivados gramaticales del singular; los aumen- 
tativos i los diminutivos, los comparativos i los superlativos, son 
derivados gramaticales del positivo; las voces, los modos, los tiem- 
pos i las personas verbales son derivados gramaticales del verbo* 

69. Qué es número? ^ — La propiedad gramatical de distinguir si. 

la idea expresada se refiere á una ó á varias entidades. 
j. ' 

I La mayor parte de las gramáticas tratan del número tan confusamente, 
que mu/ poco <S nada importante puede aprenderse en las contradictorias 
reglas que traen. 

Unas dicen que ''número es la aHeración hecha en la estructura de la pa- 
labra para expresar uno 6 más objetos; otras, que es la forma que toma el 
nombre para denotar si la persona 6 cosa que designa es una sola 6 más de 
una." ¿Acaso el nombre altera su estructura propia 6 íomanueva forma para 
expresar el singular? 

"Número singular, dicen, es el que se refiere á una persona 6 cosa sola.'^ 
Esta defínicidn presenta graves dificultades, /porque si el número afecta á la 
forma de ¡a palabra, estarán en singular congreso, cabildo, clero^ ejército, 



SM TELIZ XAXOS I DUAKTI. 



£1 número puede ser singular ó plural. 

70* Qué es número singular? — La designación de una entidad 
cualquiera* bajo la forma individual, colectiva ó partitiva, v. gr.: 
húmbti^ montt^ congreso, ijércüo, mtiad^ tercio, 

71. Qué es número plural? ^ — La designación de dos ó más indi- 
viduos de la misma especie» v. gr.: hombres^ montes^ congresos ^ ejér- 
ciioSy tercios^ quintos. 

72- Qué son ñexiones numéricas? — Los elementos farmativos 
del plural, v. gr: í, es, amos, ais, an, abamos, ábais, aban, asteis^ 
aron, aremos, aréis, arén^ etc, forman los plurales libros^ jaba- 
li~esy am-amos, am-ais, am-an^ esl-dbarHúS, est-dbais^ est-aban, 
pasc-arcmos, pase-areis, pase-ardn. 

Así como s, £S, son generalmente los elementos formatívos del 
plural de los nombres, mos, isy d, H, son las terminaciones que ca- 
racterizan el plural del verbo, 

y¡. Que es gt^nero gramatical? * ^Lb. designación de sexo atri- 
buido á los nombres representativos de ideas de seres. 

etc. ; luego ^ por qué dicen que están en singular los nombres L^is Mesa?, 
Tres Ríof, Dos Birrios, L%s Poi^s*, Dos Bocasij L11 Naví*:, Los P^Ios, Lis 
B lisas, Cietn pozíidop, etc., cic, ? Pero si e! nrtmero se refiere á la eseocia 
de la palabra, ¿por qué niegan la f>luraUJ4fl á congreso, geníw, ejército^ reba- 
ño, arhi^da, ele, i afirman que a/brüítij^ arras, írébédts^ vimrts, pnces^ 
ixequias, etc., carecen de singular? ¿Qué juicio podrá formarse del námero 
el alumno á quien Le enseñen que Us palabras congrtso, cabildo, tjéríiío l 
gtnñú (que denotan reunión de personas], Lai Balsas (nombre individual 
de un río)j Ltis Animai (bahía), Los Pahs (pueblo)» esLán en singular, 
que las irtbtda (que deriota una sola cosa), andas, alMciax^ alícúiés {nom- 
bres que exprcsfin ídeas individuales), están en plural i que Irindis^ lunes , 
once i doc€, en ambos niimerofc? 

1 Las gramáticas dicen que el plural se forma agregando al singular una 
/ 6 la sílaba ts. Esta regla no es estacta en la formacidn dei plurat de los 
verhüs^ á^_\% /í¡, í¿ de el (artículo) gue, aqud, clncOj siekj de lunes, martes^ ele 
Vísperas i nonas no son en realidad plurales^ as! como celos no es plural de 

£elo, ni amorís de amor^ ni d/íles de íí/j7, 

2 Los gramáticos han dado á los nombres género masculino 6 femenino 
segdn el sexo que han creido ver en los seres representados por los sustan- 
tivos; i ya sea por analogíi, como dicen Avendaño i Novoa; ya por anoma- 
lías de Ids lenguap, en sentir de García Luna; ya por personifícacidn, por 
puro empirismo ó un resultado de la casualidad, como asegura Moniau; 6 
ya sea por abuso, segdn Pichó, han apropiado también la misma caliñca- 




TRATADO DE LKNGUAJI* 1^7' 



74. Cómo puede ser el género gramatical? — Puede ser mascuU* 
i5rtf,^M^jf/«£í ó «íiíírí?, según exprese ideológicamente un ser ma- 
cho ó hembra, ó tnsexuah ^ 

75. Cuáles son los signos característicos de las flexiones? — Las 
flexiones del masculino las caracterizan la ;f i la r finales cuando 
las palabras representan género por una doble flexión, i las flexio- 
nes del femenino las caracteriza la a, como la d ñnal la inflexibi- 
lidad genérica femenina. 

Las flexiones e, o, on, or, son masculinas en, hombre^ carrOy ca- 
jón^ rincón^ pintor^ amador ^ cazador, etc., i las flexiones **a, ina, 
riz, triz, atriz, esa, isa, iza," son femeninas en **Leona, Felipa, ga- 
llina, emperatriz, cantatriz, institutriz, poetisa, abadesa, profetisa." 



ción á los nombres de las substancias inanimadag, qae por su naturaleza 
están privadas de sexos, ó insexuales. Los gramáticos han confundido las- 
timosamente la cualidad genérica con los medios orales empleados para su 
manifestación, i de aquí la clasificación de género masculino^ género femé' 
niño, neutro^ común de dos, común de tres, epiceno i ambiguo. 

Usía i jaca son femeninos en la forma i masculinos en la esencia. 

Han mudado de género desorden, honor, loor, olor i otros que hoy se usan 
como masculino (R. Barcia, Dic. art. nombre.) 

I Los géneros gramaticales no pueden ser más que masculino, femenino 
6 neutro; los que sostienen que existen los géneros común de dos^ común de 
Jres, epiceno i ambiguo, se verían apurados para demostrarlo, porque, como en 
la oración gramatical cada palabra desempeña su función particular, no 
puede representar más que un género. Si existieran, gramaticalmente ha- 
blando, los géneros referidos, habría siete clases de concordancias genéri- 
cas; pero los mismos gramáticos hablan solamente de las concordancias de 
género masculino, femtnino i neulro, i no reconocen en la sintaxis género 
epiceno., común de dos, de tres, ni ambiguo; de lo contrario, ó no hay concordan- 
cia en el ratón, la cucaracha, el mártir, la testigo, el cual, la cual, lo cual, (*) 
el i la mar, 6 no existen los tales géneros. ¿Cuándo podremos decir en el 
análisis gramatical que una palabra es del género epiceno, común 6 ambiguo 
sin faltar á la concordancia? Si existen los tales géneros será lexicogiáfíca- 
mente hablando, porque en gramática no existen, ó hay que reconocer pa- 
labras con dos géneros en una misma oración i sin cambiar de función, lo 
que es un absurdo. 



(*) Grande j viril, común, jovial, seglar, son para Gregorio G arce?, del gé- 
nero común de tres. 



3^3 FBUZ &AXOS I BUARTS. 



76, Cuáles son las flexiones aumentativa^: más usuales para el 
masculino singular? — "Azo, ote, on," como en "hombron-azo, 
hombr-ote, hombr-on;*' variando el género por medio de una ít 
puesta al fin, ya en sustitución de otra vocal cualquiera, como de 
"perraz'O, pcrraz-a," de "grandot-e, grandot-a/' ó añadida á la 
última consonante de la terminación aumentativa mr.scuUna, v. 
gr: '*giganton-a," de '"gigantón;" **cabezon-a/' de ^'cabezón;*' 
**picaron-a," de *'pícarón." 

El plural aumentativo da forma afiadicndo al singular aumen- 
tativo s ó es, V. g.: de ''mujerota, muj;rota-s;" de "horabrón, hom- 
bron-es/' 

^^. Qué derivados formín la?? flexiones aumentativas **licón, 
chón, arrÓHf gón, etc,?— L'is derivados anómalos **boba-lícón, fres- 
ca-chón, vej-arrón, narigón/* 

78. Cuáles son las flexiones diminutivas más comunes?— "In, 
¡no, ico, cito, illo, cilio, ito, cito, ecito^ il, ija, rritín, ajo, ato/* etc., 
para los diminutivos propios, v. gn: *'espad-¡n, palom-ino, gat-íco, 
tapón -cito, pajar-illo, animal-illo, poz-illo, poz-ico, porron-cillOt 
pcrr-íto, pan-ecito;" ^ para los ficticios *'ete^ uca, ucho, aclio^ aco^ 
uelo, ezuelo/' etc, como "vej-ete, carr-uco, sant-ucho^ cas-ucha, 
libr-acho, libr-aco, picardi-huela, Mari-huela, Lucí-huela, Frasc- 
uelo, rey-ezuelo, ventr-ezuelo/' 

79- Qué idea representan las flexiones superlativas? — El mayor 
grado posible de s¡gníficac¡ón> v. gr.i sutil tsimo, de sutil; preciús-- 
isimo^ de precioso; /é-tsimú, de feo; amabil-isinw^ de amable; ar- 
deni- istmo, de ardiente; tern-isimú^ de tierno; bún-isimo, de bueno; 
lib' érrimo, delibre; paup ■ érrinw^ d e po b r e ; mis - érri mo^ d e m 1 s c r o» 

Las flexiones aumentativas son fsimo, érrimo. 

So, Qué es virbo^ según Bello i Monlau? — La palabra conexiva 
que expresa el atributo, con indicación del modo, tiempo, núme- 
ro i persona que acompañan á la atribución.* 



t Siguen iamhor^il, lagar í-ija^ , chiqui^rritin^ rancu-aja, hallm ala, 
2 D. Ruñno José Cuervo dice que "verbo es k palabra que declara de 
un stijeto la manifestación de unt actividad." ''£1 verbo es una forma, gra- 
matical que expresa una idea bajo !a modifKacidn variable del tiempo'' (D. 
Jaime Balmes, Gramática General), 

£s la palabra que denota el acto de añrmar que una idea está incluida 
en otra (D. Luis de Mau i Araujo^ Gramática General). 



TRATADO DE LKNGUAJI. 389 



8r, Cuáles son las flexiones verbales? — Las de la primera con- 
jugación «on: *'o, as, a» amos^ ais, an; abajabas, abamos, abáis, 
aban; é, aste, ó, amos, asteis, aron; aré, arás^ ara, aremos, aréis, 
aran; e, es, e, emos^ eis, en, ara, arfa, ase, aremos, aréis, arfamos, 
asemos, aras, arias, ases, árais, artas áseís, ara, aria, ase, aran, 
arfan, asen; are, ares, are, aremos, aréis, aren; emos, ad, en." 

Las caracterfstícas finales para las flexiones del singular son *'a, 
é, e, é, í, o, ó, as, ás, es, te;" i las del plural son **mo5, ¡s, d, n." 

82. Que es "derivación ideológica ó filosófica?" — Aquella en que 
la idea dfel primitivo no es la **prindpal," sino simplemente la "ra- 
dical'' i á esta se añaden las accesorias, v. gr: la idea de "cantar" 
no es la principal, sino la radical en los derivados ideológicos 
^'canción, cantable, cantada, cantaleta, cantarín, cantata, canta- 
triz, cántico, cantinela, canto, cantor, canturía," etc. 

83. Cuáles son los signos monitores del carácter particular i fira- 
seológico de los derivados ideológicos?— Las desinencias. 

84. Qué son desinencias? ^1^0^ elementos que unidos alas radi- 
<:ales de las voces forman los sustantivos, apelativos ó comunes, 
los aumentativos i los diminutivos, los nombres patronímicos, los 
adjetivos positivos, los superlativos, los étnicos ó gentilicios, los 
verbales, los artículos, los géneros i los números, los verbos, con 
todos sus modos, tiempos, números i personas, i los adverbios. 

85. Qué añaden las desinencias á la idea principal representadas 
por el radical? — Añaden la connotación de una idea accesoria de 
aumento ó diminución, de lugar ó de tiempo, de abundancia, de 
colección ó reunión, de origen ó procedencia, de desprecio ó mala 
calidad, etc., etc. 



Es el signo por cuyo medio exponemos los vínculos que establece el en- 
tendimiento entre las diversas cosas que enuncia (Ti&sot, Gramática Ge- 
neral). 

£1 verbo, signo de la actividad intelectual, representa en la frase la ac- 
ción misma del espíiita (D. Isaac Náñezde Arena, Gramática General). 

£1 verbo es una expresión que significa el atributo de un juicio (D. Ma- 
nuel María Díaz Rubio i Carmena, Gramática Española Razonada). 

A fines del siglo pasado, había en París una Sociedad Gramatical^ funda- 
da por el gramático Domergue, que llegó á reunir más de doscientas sesenta 
definiciones del verbo, sin quedar satisfecha de ninguna, según se lee en el 
Journal de la Langue Franrfiise^ fundado en Septiembre de 1784 (Monlau, 
Vocabulario Gramatical). 



390 rnuz kamos t di/aatk. 



86. Cuáles son los principales géneros de desinencias? — **A«- 
mentalivo" (como ''¿neón, arrón, azo, on, ote," etc.: **vej-an- 
con, nub-arrón, hombr-azo, abej-ón, líbr-ote*'), diminutivo C*'ete, 
ecito, ccilla» czuelo/'etc: vcj-ete» viej-ecitOp viej-ecillo, viej-ezue- 
lo'*), abundanctal ("osop*' coma en *'IluvÍ-oso, pedreg-oso^ espin- 
oso"), colectivo (*'ada, cda, edo, al, ar," etc.: '*estac-ada, tor-ada, 
vac-ada, arbol-eda, frezn-eda, arroz-al, ritu-al, naranj-al, pín^r, 
palm-^ar, palom-ar"), gentilicio ("ano, ana, eña» cño, ense, es," etc: 
*'afr¡c-ano, mcjk-ano, pcru-ana, cstrem-cño, madrid-eña, albig- 
ense, ateni-ense, cordob-és"), patronímico ("az, ez, iz, oz, uz,'* 
como '*Eguil-az, Flor-az, Asur-ez, Fabi-ez, Ort-iz, RuHz, Muñ- 
oz, Alvar-02» Fcrr-uz, Cr-uz""), cualitativo (**ego, iego, cga, ie- 
ga^ itfo, iva/' V. g.: "andar-icgo, act-ivo, paz-ivo, fest-ivo"), des- 
pectivo ("*ajo, arrón, astro, ucho," como *'coIg-ajo, vej-arrón, poet- 
astrOr cald-ucho), superlativo ('*ísímo, érrimo/* como "nov-ís¡- 
mo, car-ísimo, pulqu-érrimo, ac-érrimo") vc^rbal (''or, sor, tor, dor, 
ador, edor> ¡dor," v- g.: agua-dor, defen-sor, inven-tor, bat-idor, 
bord-ador, cog-edor, muñ-idor"), imitativo ('*Ísmo, izar, ¡ata/' co- 
mo "galic-ismo, mod-ismo^castellan-izar, popular-izar, tom-ísta"), 
frecuentativo (*'ear, eo^ ¡tar, iza/' como *"gorj-ear, centell-eo, tir- 
itar, enfcrm-izo, olvidad-izo''), incoativo (''ear, ecer/'como ''blan- 
quee ar, aman-ecefj flor-ecer"), adverbial {fneníe^ como mala-mrnUt 

87. Cómo se dividen las destneucias con respecto á sus signifi- 
caciones? — En *Íiomónimas, sinónimas i hctcrónímas/' 

%^, Qué son dtísineticías "homónimas?'' — Las que con igual es- 
tructura difieren en la manera de significar, v. g,; "ero/* que en 
**frut-ero, sal-ero, tarjet-ero," etc., denota que el derivado es con- 
tinente del primitivo; en *'ablsp-erOp plum-ero, semill-ero/' etc., 
colectividad; en **aguac-ero, viñ-ero/* etc., abundancia; en **prim- 
ero, tere-ero, postr^ero/' etc., orden relativo; en *^cap-ero, map- 
ero/' etc, lugar de; en '*haban-cro/' natural de la Habana. 

89. Qué son desinencias sinónimas? — Las que bajo distinta for- 
ma representan idéntico valor, v. g, os, uoso, olefíiú^ ulento^ udo^ etc», 
"pedreg~oso, ac-^uoso, op-ulento» vi-olento, barb-udo, forz-udo, 
pel-udo, ventr-udo." 

90p Qué son desinencias 'licterónímas?*' — Las variables é incon- 
secuentes en el modo de relacionar las variantes fónicas con su 
respectiva acepción, v, g*: si * raqu-ero," es el pastor de ganado va- 




TRATADO DI LMHGVA¡^ ^^ 



cuno, ¿'por qué ''tor-ero'' no es el apacentador de toros, sino el que 
lidia toros?; si * 'jardín-ero'' es el que cultiva el jardín^ ^'P^i^ qué á 
quien trabaja la huerta se le llama hortelano i no '*hort-ero?;*' ¿por- 
qué llamamos aren-era al que surte da arena, í al que de agua, 
agtiadúr? 

La desinencia ada denota colectividad en vacada^ yeguada; can- 
tidad en calderada^ tonelada; pasividad ó flexión genérica femeni- 
na en amada; golpe contundente con instrumento cortante, pun- 
zante, en patada^ cuchillada^ estocada^ etc. 

91. Qué significación aportan las desinencias en la derivación 
ideológica verbal? — Varias significaciones, v. g.: causa, móvil, agen- 
te ó actor, en ^'comand-ante» maldici-ente, labr-ador, confes-or, 
romp-edor, part-idor, provoc-ativo, compas-ivo, fastid-ioso, usu- 
fíructu-ario, espant-ajo, burl-ón, camin-ante, crec-iente, habl-ador, 
reflex-ivo, estud-ioso, holg-azán, vol-átil, bail-arín, and-ariego;** 
acto ó acción, en **sant¡fic-ación, confes-ión, embest-ida, toc-a- 
miento, mord-edura, abord-aje;" efecto ó resultado, bajo una acep- 
ción pasiva," aport-ado, vene-ido, adopt-ivo, consign-atario, cri- 
atura, educ-ando;" cualidad, estado ó situación, **mud-able, part- 
ible, perec-edero, resbal-adizo, destruc t-ivo;" medio, materia ó 
instrumento, *'pint-ura, pin-cel, as-ador, freg-ador/' 

LECCIÓN SEXTA. 

COMPOSICIÓN DE LAS PALABRAS. 

92. Qué es composición de palabras? — El procedimiento de for- 
mación de palabras por adición de elementos que aumentan la 
comprensión del vocablo. 

93. Cómo se dividen las palabras por razón de su composición? 
— En simples i compuestas, 

94. Qué son palabras simples? — Las que sólo constan de radi- 
cal i terminación, v. g.: *'pan, sal, mapa, sol, tierra." 

95. Qué son palabras compuestas? — Las que presuponen un sim- 
ple primordial de alguna manera incrementado, con el objeto de 
que se modifique, circunstancie ó adicione su tipóidea significación,, 
V. g.: ''desleal, cortaplumas, retener, ferrocarril," etc. 

96. Cómo se clasifican los vocablos por su composición? — En vo- 
cablos ^'compuestos, sobrecompuestos, compuestos-oblicuos^ yux- 



'iw m 




jgi FELIZ RAMOS I DUARTl. 



tapuestos, enclíticos, sobre-enclíticos, duplicados, híbridos, exótt^ 
eos, ligados mediatos i desligados." 

97. Cuáles son los prefijos que sirven de incrementos en las pa^ 
labras compuestas?— Las principales son *'ab, abs, ad, ante, anti, 
circum ó circun, cis, citra, co, com ó con, contra, de» des, di, dís, 
em ó en, entre, equi, es ó ex, estra ó extra, in ó im, infra, ínter, 
intro, ob, per, por, pos, pre, preter, pro, re, retro, se, semí, sesqui, 
sin, so, sobre, son, su, sub, sus, tra, tras, trans, ultra, í vi ó vice," 
V. g.: ''a-plomado, ab-sorber, abs-traer, ad-mirar, ante-cámara, 
anti-constitucional, circum-polar, circun-venir, cU-atpmo, cttra^ 
montano, co*heredero, com-patriota, con-ciudadano, contra^ decir, 
de-tener, des-decir, di-sonar, dis-tr^er, em-pobrccer, en-maraftar, 
entre-tejer, equi-distante, es-cambrón, ex-poner, cstra-pajar, ex- 
tra-ordinario, in-justo, im-poner, infra-octava, ínter- poner, intro- 
ducir, ob-tener, per-seguir, por-diosero, pos-poner, pre-fijo, preter- 
natural, pro-poner, re-hacer, retro-traer, se-gregar, semi- circulo, 
sesqui-tercio, sin-número, so-asar, sobre-coser, son-sacar, su-po- 
ner, sub-venir, super-íino, sus-pender, tra-dición, tras-luz, trans* 
formar, ultra-mar, vi-rrey, vice-rector." 

98. Cuándo un vocablo se llama sobrecompuesío^ bicompuesto ó 
iricompuestot — Cuando lleva dos ó más prefijos, v. g.: *'ín-sub-sis* 
tente, des-pre-ocupado, des-a- per-cibido, des-a- so- segar." 

99. A qué llaman algunos compuestos oblicuos?^ A los derivados 
de una previa ó coexistente composición, v. g.: rehabilitado^ pro- 
cedente de rehabilitar; deshecho^ de deshacer; perjuro^ de perjurar. 

ICO. Qué son palabras yuxtapiustast — Las formadas de voces 
simples con sus respectivas significaciones, v. g.: de dos sustanti- 
vos, como punta-pie^ mani-obray aji-aceitCy carri-coche, ferro-carril; 
de dos adjetivos, como clar-obscuroy sacro-santo^ verdi-negro, líeri- 
simil; de dos ó tres verbos, como corre-veráSy gana-pierde^ va-t-- 
ven, guit-i'pon, corre-ve-i-dile; de dos adverbios, v. g.: ante-ayer; 
de sustantivo i adjetivo, como campo^santo, boqui-rrubio, puerta- 
falsa; de adjetivo i sustantivo, como buena-ventura, verde-vejiga, 
maUandanza; de verbo i sustantivo, como rompe-cabezas, tapa- 
bocaSy cumple-años y pasa-tiempo, quita-sol, traga-luz, merca-chifi^; 
de sustantivo i verbo, como pemi-guebrar, mani-atar, rabi-atar; 
de adverbio i sustantivo, como ''bien-venida, mal- hechor;" de ad- 
verbio i adjetivo, como "mal-a venido, recién-casado, bTen-qui^to;** 
de adjetivo i adverbio, como otro-si; de adverbio i verbo, v. g.: 




TEATADO DE LlfíGUAjE. 355 



"bien-estar, mal-decir, menos*prcciar;" de verbo, pronombre i ad- 
verbiOf como haz-U-allá; de preposición, sustantivo i adjetivo, co- 
mo "cn-lí ora* buena, en* hora- mala;" de verbo, pronombre é infíní- 
tivo, como "haz-me^reir;'* de adjetivo, psonombre i verbo, como 
snlido-se-os*ka; de preposición j pronombre i adjetivo, v. g^: ín-si- 
fñismado. 

- 101. Cuándo los yuxtapuestos se denomjnan encüticosf — Cuando 
provienen de verbo i pronombre, v. g.: dile (le di), dámelo (me lo 
da), quítatelo (te lo quitas), pégasentele (se me le pega), digaseme- 
le (se me le diga). 

102. Qué son vocablos duplicados?— Los formados por la repe- 
tición de su raíz, v. g.: bo-bo^ can-can^ chuchi^ chipi- chipia gris- 

^ g^iSf gori'gori^ ma-fftay pa-pa, so- so, sum-jsum, ntuca-mucay mogo^ 
mbgOy mil-mil 

103. Qué son vocablos hibridosf—'Los formados por la yuxtapo- 
sición de elementos procedentes de dlversiSs .idiomas, v. g.: bi-'Si- 
labo^ archit pámpano y buro-cracia, chismo-grafio^ gato-máquia^ mo- 
no- culo, " ^ ' ^ 

104. Cuáles son los ligados mediatos? — Los vQpablos yuxtapues- 
tos que entre sus factores llevan un guión, v. g.: Santi- Espíritu ^ 
Fuen-Santa^ Costa-Rica^ Puerto- Principe, Joco-serio, histórico-cri- 
ticaj greco-rofhanoy etc. 

10$. Cuáles son los vocablos desligados? — Los formados por dos 
ó más voces que, á pesar de estar separadas, representan una 
idea, V. g.: ''Nuevo Méjico," "Castellón de la Plana," ^'Cangas de 
Tinco," **Las Navas de Tolosa," ''Juan Rodríguez de León," ''Sor 
Juana Inés de la Cruz," etc. 

106. Qué son palabras de composición exótica? — Las formadas 
de voces extranjeras i recibidas en nuestro idioma, v. g.: quilóme- 
tro (del gr. chilioiy mil, i metron, medida), miriocarpo (del gr. my^ 
riosy diez mil, i karpos, fruto), vesfaliano (del alemán westy oeste, 
xfaletty antigua tribu gerniánica). 

LECCIÓN SÉPTIMA. 

EUFONÍA GRAMATICAL. 

107. Qué es eufonía gramatical? —'L.^ pronunciación fácil i agra- 
-dable de las palabras. 

26 



394 



FRUZ RAMOS I DUA&TB. 



La eufonía gramatical se diferencia de la **harmonfa imiUtíva," 
llamada '^eufonía poética/' 

io8. La eufonía ejerce algún influjo en los idiomas? — Ejerce tan- 
to influjo en los ¡diomas.que, pgr la fluidez i bien sonancia de Ims 
voces, muchas veces las lenguas faltan á la analogía gramaticaL 

J09. En qué consisten las alteraciones eufónicas?— En la **con- 
mutación, la transposición , la adición, ó supresión" de las letras ó 
silabas. 

También el influjo natural del acento i de la cantidad hace qoe 
muchos vocablos cacofónicos se cambien en eufónicos. 

uo. Ejemplo de 'conmutación/' — La a de iractus se convirtió 
en e al romancearse la palabra íncho; del mismo modo la i de /í- 
mor se cambió en e en temor; la o de fronte, ti^f enfrente; l^oát 
fon£e, en uc t^n fuente; la au de "pauper/' en o en **pobre;" la e de 
celia, ^n i en silla; la ^ de * 'térra/' en iV en '* tierra;" la o de loeus^ 
en w en *iugar;" la 7í de musca, en £? en mosca; la c de dacia^ seam* 
do, f acto. Jacio, etc., en ^ en da^a, segundo, hago, j'ago;l^.á óea^ 
dad, en íí en cuidad; la c de capí te, en ch en chabith: la ¿f de **odo- 
re/* en /en "olor/' la /de *'farina, facer, fonda, furto/* en A en *'íia- 
rína, hacer, honda, hurto/' la gn de 'opugno, tammagno, signa»" 
etc., en ií en "'puño, tamaño, seña/' la h de '*hedera/*en j^, pn "ye* 
dra;" la/ de 'llama/' en //en "llama/' la m \ ph de **triumplior 
en // i en /en ''triunfo: la // de plaga, i plantago, en ¡i en liagu i 
¡lantén; la r de "arbore/" en /en **árbol/' la s de "serare" i de sut^, 
en c \j\ en "cerrar í jugo/' etc., etc. 

111. Ejemplo de "transposición."— Por transposición de la i, la 
palabra scntiú se convierte en siento, baldío en valido; de la h, f^- 
duét se convirtió en viuda; de la ;-, "crocodilo" se convirtió en "co- 
codrilo/' 

112. Ejemplo de adlcio/L — Por adición de una a, de "cootécci*» 
caeccr, consej.ir/' se formaron "acontecer, acaecer, aconsejar;' de 
una e de "cort, delaut» infint," se formaron "corte, delante, ¡nfati- 
te/* i de " scorpione, scribere, schola," se formaron "escorpión* es- 
cribir, escuela." 

113. Ejemplo de "supresión/' — Por supresión de una /, de r^/fo* 
guio se formó coloquio; de a I legato, alegato; déla di Ja £\ de **crc^ 
dere" se formó "creer;" de "videre, ver/* de la í/ i s, de "possíderer 
poseer;" de la e, de cañe, fine, pane, vih\ etc., se formaron can.fin^ 
Pan^ vil; de la m, de "commo/* se formó "como;" de la //, de "dam* 



TRATADO Dt LSNGUAJS. 



sn 



no anno se formaron da»^, a/¡c>; de Ja A de "apparato, aparato-" 
de la s. de "assomar, asomar;" de la ¿, de "obscuro, oscuro" de 
substancia, sustancia;" de la a. de "estrecheza, estrechez:" dé "rt- 
diculeza. ridiculez;" de a/im^íar, limpiar; de atapar, tapar; á^ 
m>cnfaja, ventaja-, de la í, de cueita, cuita; de duecho, ducho- de cas- 
Helh. castillo; de oñella, orilla; de la /. de "tíemplo, templo." etc. 
ri4. Qué constituyen las alteraciones eufónicas?— Las fi^-uras de 
dicción denominadas "apócope, aféresis, elisión, crasis, prostesís. 
metátesis i sincopa." • ir -. 

lis. De cuántas especies son las alteraciones eufónicas.»— Be 
dos, según se verifiquen en el acto de la formación de las palabras 
ó después de ya formadas, v. g.: la voz 'agora." formada de las dos 
latinas *'hac hora," (esta hora), es hoy ahora;-del lat. civitatc se 
formo ctbdat, que luego se eufonízó en ciidad. ¡ por último en ciu- 
<ferf;-hacer ha tenido las formas "far, fcr i facer ;"-G'<7Xí7íf^^, ha 
pasado, por las transformaciones, á Gaseo, Blásqucz, Blasco, Blas, 
Blasius, así como "Fortunio" pasó á "Fortún. Hortún. Furtado. 
Hurtado, Fortúncz, Fortiz, Hortiz, Ortiz, Hortóücz. Ordóñcz." 



é 



' \ 



GRAMÁTICA. . 

^ LECCIÓN PRIMERA. 

DE LAS ORACIONES. 

X.^ De qué tr^ta la ''gramática?"^ — De las oraciones i sus ek- 
mentos. 

2. Qué es^ oración gramatical? — ^La expresión de un pensamien- 
to por medio de palabras. 

Como 1^ oración gramatical es ñel trasunto del pensamiento, 
necesariamente debe contener una palabra expresiva del objeto^ 
otra expresiva de l^ forma del pensamiento (juicio, mandato ó de-% 
seo), i otra expresiva del modo de ser que se juzga, quiere ó desea 
en el objeto^ 

3. Cómo pueden serlos elementos constitutivos de la oración? — 
Pueden ser esenciales ó accidentales. 

4. Cifáles son estos elementos?— El sujeto^ t\ verbo i el atributo 
son los elementos esenciales, i los accidentales son los comple* 
mentos. 

5. Qué ts sujeto de una oración?— El agente ó móvil de la signi- 
ficación del verbo. 

Los gramáticos llaman ''nominativo'' ó supuesto z\ sujeto 4^1 
verbo. * 



t Crates Mallotes fué el autor de la primera gramática latina, escrita por 
los afios DCIII de la fandacidn de R^a. Antonio de Nebríji escribió la 
primera gramática castellana, que se imprimió en Salamanca en 1491^. 



Jf 8 JMLIZ RAKOS t DUAJITI. 



6. Cómo se conoce el sujeto de una oración ? — Por el olido que 
desempeña. ' 

El medio práctico que hay para conocer el sujeto de una ora* 
cíón es anteponer al "verbo" la pregunta ¿quién es el quif .., , ó 
iqué es lo que? (dice, hace» tiene, ctc, lo expresado por el ver- 
bo), V, g,; Pedro escribe: ¿quién es el que escribe? Pedro: éste es, 
piics, el sujeto.^ 

En otoña se cosechan las uvas: ¿qué es lo que se cosecha? Las 
uvas: éstas son, pues, el sujeto de la oración. 

7, Qué es verbo? ^l^z^ palabra expresiva del modo de ser del ob- 
jeto, con sujeción á la forma del pensamiento. ^ 

S, Qué es término 6 cúmplementú? — La palabra ó frase que com- 
pleta ó amplía la significación del verbo. 

9. Cómo clasiñcan los gramáticos el compleniento? — En directú 
é indirecto. 

10. Cuándo el complemento se llama directo ú objetivo? — Cuan- 
do recibe directamente la acción del verbo. ; 

11. Qué regla hay para conocer prácticamente el complemento 
directo? — Que' es la contestación á la pregunta ¿á quién? ó ¿qué 
cosa? hecha con el verbo, v. g.: **Pedro quiere: ¿á quién?— á Juan" 
(complemento directo); **José come: ¿qué cosa come?— frutas" 
(complemento directo). 

12. En qué se conoce el complemento indirecto?— En que res* 
iponde á las preguntas ¿de qué?, ¿de quién?, ¿por qué?, ¿por quién?, 

¿para qué?, ¿para quién?, eta., v. g.: ^'La vida nace:" ¿de qué nace? 
-^de la muerte" (complemento indirecto); ** Antonio ha nacido: 
¿para qué? — para empleado'* (complemento indirecto) ; ''El hom- 
bre trabaja: ¿para quién trabaja? — para su provecho" (complemen* 
lo indirecto). 

13. Cuándo el complemento indirecto se llama circunstancial? — 
Cuando responde á las circunstancias de una acción, de un hecho, 
etc., V. g.: ''El mayordomo (sujeto) dio (verbo) un bofetón (com- 
plemento directo) al muchacho (complemento indirecto) por des- 
obediente" (complemento circunstancial de causa); ''Ricardo (su- 
jeto) llegó (verbo) del campo (complemento circunstancial de lu- 
gar) á caballo*' (complemento circunstancial de modo)* 

14. Cómo se clasi6can, en general, las oraciones?— Atendiendo 



1 Véase Lezipeja, § 80. 




TRATADO DA LlNGUAJl, 59^ 



al modo de enunctarsef al sentido que ene ¡erra n, á las partes que 
las constituyen í á la naturaleza del verbo. 

15. Cómo pueden ser las oraciones en cuanto al sentido? — Ex* 
positivas, ini^rrúgattvas, admirativas^ etc, según sea el énfasis 
con que se enuncien. 

Oración exposíitza es la que enuncia el juicio simplemente; in- 
Strro£ativa, si con ella se pregunta; admirativa ^ si lleva el sigíio 
de admiración. 

16. Cómo se dividen la» oraciones consideradas lógicamente ó 
en cuanto al sentido? — En principales i secundarias. 

17. Qué es oración principal? — La que expresa el pensamiento 
capital i puede formar cláusula por sí sola, v. g.: ''La democracia 
•es la humanidad vengada'' (Monseñor Pinero). 

18. Qué es oración secundaria? — La que no tiene sentido sino 
cuando va acompañando á otra ó forma sus miembros, v. g.:''Ha- 
bria menos delitos, si hubiese má^ seguridad en el castigo." 

19. Cómo se dividen Jas oraciones en cuanto á las partes que 
las constituyen?— En regulares é irregulares, simples i compuestas. 

20. Qué es oración regular? — La que consta de sujetdl atributo 
expresos-, ó que puedan fácilmente suplirse, W. g.: **Yo existo," ó 
simplemente **Existo;" "El árbol crece;" **Las estrellas adorna^ 
el firmamento." 

21. Qué es orcuión anómala ó irregular? — La que carece de su- 
jeto, no sólo porque no lo lleva expreso, sino porque según el uso 
de la lengua, ó no puede tenerlo, ó regularmente no lo tiene, v. g.: 
^•Es de día;" ''Hubo fiestas;" ''Llueve á cántaros;" "Por la parte 
del norte relampaguea." 

22. Cuándo la oración se denomina simple? — Cuando consta de 
un sujeto i de un verbo, v. g.: "Aquí fué Troya;" "Colón descubrió 
la América;" "Newton fué eminente matemático." 

23. Cuándo la oración se llama compuesta? — Cuando consta de 
dos ó más sujetos, ó de dos ó más complementos de una misma es- 
pecie, que modifican al mismo verbo, v. g.: "Los campesinos dis- 
frutan buena salud, constante^ alegría, paz i tranquilidad de con- 
ciencia." 



I Los sujetos tácitos qoe pueden fácilmente suplirse son, ó los pronom- 
bres personales, <S los demostrativos //, tllo^ que pro jucen, i á veces anun- 
cian, un sustantivo cercano de su ndmero i género (Andrés Bsllo, Gram., 



40o riLIi ftAMOS I DUARTC 



24. Cómo pueden str las oraciones en cuanto á la naturaleza del 
verbo? — Pueden ser sustantivas ó atributivas. 

25. Qué es ''oración sustantivad — La que lleva como elemento 
el verbo sustantivo, único que expresa la idea de esencia ó subs- 
tancia, sin denotar otros atributos ó modos de ser, v. g,: ''El ejer- 
cicio es bueno para el desarrollo de las facultades;" "Napoleón fué 
wn-héroc." ^ 

26p Qué es úracion atríbutivat—l^^ que lleva como elemento in- 
tegrante un verbo atributivo, v. g.: "'£1 hombre £if?fa las riquezas;' 
"El sabio vive sin vanas preocupacionesJ' 

27* Cuál es el ordeq lógico de la colocación de los elementos de 
una oración? — Se colocará primero el sujeto con todas las voces 
que con él concierten ó de él dependan directamente; después el 
verbo, luego el complemento directo del verbo, esto es, el predi- 
cado, si el verbo es sustantivo; en seguida las demás voces depen- 
"dientes del verbo, los adjetivos después de los sustantivos con que 
concierten, las palabras regidas después de las regentes, el adver- 
bio junto á la palabra que modifica, la preposición antes de su caso^ 
i la conjuTTción entre las palabras ú oraciones que enlaza. 

EJERCICIOS. 

V **Este niño come pan," 

carne (verbo), — ¿quién es el que come? 

Este niño (sujeto)— ¿qué es lo que come? 

pan (complemento directo). 
2* **E1 hombre justo es apreciado," 

es (verbo)— ¿quién es apreciado? 
' El hombre justo (sujeto complejo) — ¿que es el hombre 

justo? 

apreciadú (atributo). 
3* ''El hombre pobre come el pan amargo," 

come (verbo) — ¿quién es el que come? 

El hombre pobre (sujeto compleja)— ¿qué es lo que come? 

el pan amargo (complefnento directo complejo). 
4*^ "Mi padre ha dado una comida á sus amigos," 
^ \ ha dado (verbo transitivo) — ¿quién es" el que ha dada ó 

dio? 

Mi padre (sujeto) — ¿qué es lo que há dado mi padre? 




TAATADO DI LlkaVAjY. 40I 



una comida (complemento directo) — ¿¿ quién ha dado una 

comida? ' 

á sus amigos (complemento ii\dírecto). "" ^ 

5*" "¿Te pedfati dinero esos señores?" 

pedían (verbo transitivo)— /quién es el que pedía? 

esos señores (sujeto)— ¿qué es lo que pedian? x 

dinero (complemento directa)-^¿á quién pedian dinero? 

te^ equivale á tí (complemento indirecto). 
6* ''Se habUn/' 
x hablan (verbo pronominado, reciproco, intransitivo) — 

^quién es el que habla? ^ 

ellos ó ellas (sujeto tácito)^¿á quiéa hablan? 

se^ por á si mismos (complemento indirecto). 
7* '*No. puedo creer que haya llegado ya á la Habana/' 

no puedo (verbo negativo) y ¿quién es el que no puede.^, 

yo (sujeto tácito)— ¿qué es lo que yo no puedo? 

creer (complemento directo) — ¿qué es lo que yo no puedo 

creer? 

que haya llegado ya á la Habana (complemento directo), 

que (conjunción) 

hct^a llegado (verbo) — ¿quién es el que ha llegado? 

él 6 ^//¿r (sujeto tácito)— ¿á dónde ha llegado? 

á la Habana (complemento indirecta de lugar)— ¿cuándo 

ha llegado? 

ya (complemento circunstancial de tiempo). 
V" ''¡Cómo habíamos de pensar que hubiera salido de casa con 

semejante tiempo!" 

I' ¡Cómo habíamos de pensar (oración principal absoluta) 

2' Que hubiera salido de casa con semejante tiempo (ora- 
ción dependiente) 

cómo (adverbio i pronombre interrogativo, determinativo 
/ ^ de manera) 

habíamos (verbo) de pensar (determinativo de objeto)— 

¿quién es el que habia de pensar? 

nosotros (sujeto tácito)— qué es lo que-nosotros habíamos 

de pensar? 

que hubiera salido de casa con semejante tiempo! (comple- 
mento directo del determinativo) 

que (conjunción) 



40I FKLIZ AAMOS 1 DVART<. 



hubiera lalido (verbo) — ¿quién hubiera salido? 

él ó el/a (sujeto tácito) — ¿6c dónde hubiera salido? 

d£ casa (determinativo de lugar) — ¿con qué? 

ccn semejante tiempo (determinativo de compañía). 

LECCIÓN SEGUNDA. 

■ DE LA CLÁUSULA I SUS MIEMBROS- 

28. Que es cláusula P — Una reunión de palabras que forma sen* 
tido perfecto i expresa uno ó más pensamientos Hgados íntima* 
mente entre sf. 

29. Cómo se divide la cláusula? — ^En "simple i compuesta." 

30. Qué es ^^cláusula simple?*' — La que consta de una oración 
principal, tenga ó no agregados i dependencias, v. g,: -*'El sol 
nace para todo el mundo/' 

31. Qué es ''cláusula compuesta?'' — La que consta de dos ó más 
oraciones principales, tengan ó no agregados i dependencias^ v, g,: 
^'La sencillez es la compañera natural de la belleza; la primera si- 
gue á la segunda como la sombra al cuerpo/' 

32. Cómo se divide la cláusula compuesta? — En cláusula suelia^ 
cláusula periódica í periodo, 

33. Qué es cláusula suelta? — Aquella en que las oraciones prin- 
cipales se coordinan sin el auxilio de conjunctones, v. g.: "Ofreci- 
mientos, la moneda que corre en este siglo: hojas por fruto llevan 
ya los árboles: palabras por obras los hombre»'' (A. Pérez). 

34* Qué es cláusula periódica? — Aquella en que las oraciones 
principales se enlazan por medio de conjunciones, v. g.: ^'Arrójase 
Colón á las inciertas olas del Océano en busca de nuevas provin- 
cias; j no le desespera la inscripción del Non plus uttra^ que dejó 
Hércules en las columnas de Cal pe i Avila; ni le atemorizan loa 
montes de agua interpuestos á su intento^' (Saavedra). ^ 

35* Q\^ée% periodo? — Una cláusula cuyas oraciones principales 
están enlazadas de tal modo, que se suspende el sentida en una 
parte de ella, denominada prótasís ó antecedente^ i se cierr^en la 
otraj llamada apódosis ó conclusión, v. g,: ^'Siéndola patria laque 
nos ha dado el nacimiento^ la educación i la fortuna (prótasis); de- 
bemos, como buenos ciudadanos» sacrificarnos por ella" (A. de 
Capmany). 




TftATADO UK LENfíUAJK, 4O3 



^ 36, Cómo puede ser el período?— Puede ser simple ó compuestú, 
según conste de uno ó más miembros, v. g*; i" ''Napoleón derrotó 
á los africanos que se le opusieron en las Pirámides de Egipto," 
2* "Los ricos ofrecían dinero para defender la patria; i los pobres, 
sus personas/' 

37. Qué es mümbroúc un período?— Se llama así á una parte del 
periodo que contiene una ó más oraciones que, por sí solas, cierran 
scntídOp pero no con respecto á 13 oración principal absoluta. 

"Se Ha mam miembrés ó culones las diferentes oraciones principa- 
les de que consta una cláusula. 

38. Cómo se divide el período con relación al número de sus 
tniembros?— En "monomembre í poHmembre," 

39. Cuándo un período se llama monomembre? — Cuando consf^ 
de un solo miembro principal, v. g.: ''Un habitual ensimismamien- 
to es en los niños indicio seguro de estupidez ó de un futuro en- 
tendimiento profundamente conocedor" (Míllán Orío, Gram.) 

40. Cuándo un período se llama polimembre? — Cuando consta 
de dos ó más miembros, v, g.:#'El maestro que no sepa más de lo 
que ha de enseñar, no sabe lo suficiente páTa enseñar bien lo que 
piensa que sabe: todos los ramos del sat^er se dan la mano, todos 
ae ayudan: eL que entendiere más de todos^ sabrá más en uno^' 
(D* Juan Eugenio Harzenbusch). 

41. Qué denominación particular recibe el período polimembre, 
por razón del número de miembros que contiene? — Sí consta de 
dos miembros se llama bimembre; si consta de tres, trimembre; si 
de cuatro, cuadrimembre; i si pasa de este número, rodeo periódico 
ó taxis, V. g.: "Paráronse los mercaderes al son de estas razones, 
i al ver la extraña figura del que las decía; i por la figura i por ellas 
luego echaron de ver la locura de su dueño: mas quisieron ver des- 

^pacio en qué paraba aquella confesión que se les pedía; á \ino de 

-ellos/ que era un poco burlón i muy discreto, le dijo " (Quijote, 

!• parte, cap. 4"). 

LECCIÓN TERCERA. 

DE LA^ PROPOSICIÓN I SUS MIEMBROS. 

^ 42« Qvíicsproposiaón/^'^h^ expresión de un juicio ó de un pen* 
Sarniento completo. "^ 

\ 



404 FlLtZ RAMOS^I DUAETK. 



43. Es lo tnhmo proposición que oraciónf^Aunque ambas sen- 
sibilkan los juicios, i por eso se toma la oración por proposición, 
¡ ésta por aquella; debe tenerse presente que la palabra propon- 
Cían indica los elementos lógicos del pensamiento, t la palabra 
oración los elementos gramaticales del lenguaje: 

44» Cómo se denominan los miembros déla proposición ^—5J^>- 
to^ atributo^ verbo ó cópula i complemento. 

45. Qué es sujeto lógica P^Kq¿i^\\q de que añrmamos ó negamos 
algo. 

46. Por qué palabras puede estar representado el sujeto? — Por 
un sustantivo, ó cualquier palabra ó frase que haga veces de nooQ- 
bre, V» g.; *^ el hombre trabaja;" *V/ llegó tarde;" "^ paseaba;" *V/ 
Atudiar es provechoso;** '^ mudar de opinión es propio del sabiaf 
^* el por qué de las cosas interesa á todos;*' ^'lo batato es caro;" '*ei 
si de las niñas es comedía de costunabres," 

47» En qué se diferencian el sujeto gramatical i el sujeto lógi* 
co?^ — En que el sujeto gramatical es la palabra ó palabras que con- 
ciertan con el verbOf sin que sirvan ^ara amplificar ó limitar la idea 
de aquel; ¡ el sujeto ló^co no lo forma sólo la palabra ó palabras 
qiie forman concordancia Ibón el verbo, sino también todas aque- 
llas que lo acompañan como determinativos ó explicativos, v. g.: 
**Dar es obra de misericordia;" **Dar de comer al hambriento ts 
obra de misericordia." - 

.. En el primer ejeitiplo, dar es sujeto gramatical, porque lleva el 
verbo á tercera persona de singular, lo cual sucedería vaya dno 
acompañado de los determinativos de comer i al hambrienta. No 
se puede admitir dar cohio verdadero sujeto lógico^ porque habrá 
veces que dar será, en vez de obra de misericordia , una injusticia, 
un crimen, un acto reprensible. En el primeFXaso se habla de dar 
sin depir qué, si comer ^ si beber ^ si vestir ^ ni á quién; s¡ al ham- 
brientOf al harto, al holgazán, al laborioso; pero en el segundo, se 
determina qué se ha de dar i á quién se ha de dar; luego los deter- 
minativos de comer i al hambriento, que no hacían falta al sujeto 
gramatical, son indispensables para formar el sujeto lógico* 

48. Puede el sujeto gramatical ser también sujeto lógico? — Sí, 
cuando el sujeto no vaya limitado ó amplificado por otras pala- 
bras, sin que para ello obste el ser compuesto i expresarse por un ' 
conjunto de palabras, v. g.: '^Yo voy al campk>;" "£/ lujo t la pa-\ 
nidad son escollos de la honráSez." 




imATADQ D« LKNGUAJi. ^0$ 



Ke^^ 5uJ€to gramatical i lógico: gramatical, porque pide qtie el 
verbo esté en primera persona del singular; lógico, porque al^f^se 
atribuye el ir al campo. En el mismo caso está el sujeto el lujo i 
la vanidad, ' 

49. Có^no puede ser el sujeto? — Simple^ compites tú y inc^mpUjú i 
£úmplef^. 

50. Cuándo se denomina simple? — Cuando expresa una idea indi- 
vidual ó genérica, ó representa una ó más cosas consideradas co- 
lectivamente, V. g.> "Bolívar fué un libertador;" ''Los animales 
respiran;" **El caballo es útil;" "El ejército derrotó al pueblo." 

£1 sujeto Bolívar expresa una idea individual; los animales, una 
ideagenérka; el jcaballo^ una idea especíñca; el eje'rdío, una idea 
colectiva. ^ ^ / , 

51. Qué es "sujeto compuesto?" — El que consta de varias ideas 
- individuales, genéricas ó espéciñcas, á cada una de las cuales con- 
viene el atributo, v. g.: "Washington, Bolívar i Juárez fueron bue- 
nos ciudadanos." 

La oración cuyo sujeto es compuesto, generalmente puede des- 
componerse en tantas oraciones como sujetos simples contenga el 
compuesto; así en el ejemplo anterior, resultan: "Washington fué 
buen ciudadano;" "Bolívar fué buen ciudadano;" "Juárez fué buen 
ciudadano;" pero esta descomposición no tendrá efecto cuando ^1 
atributo conviene solamente á todos los sujetos simples colectiva- 
mente i no á cada uno de ellos en particular, v. g.: "Cosme, Ga- 
briel i Aristides se comieron un pastel;" "los tigres i las panteras 
se comieron el rebaño;" "el cerdo i el carnero pesan 25 arrobas.'* 

52. Cuándo el sujeto se llama incomplejo? — Cuando no lleva nin- 
gún determinativo ni explicativo^ v. g.: "El hombre no es perfec- 
to;" '*los bueyes i los caballos sirven al hombre." 

53. Qué es determinativo?—!^^ palabra ó palabras que limitan 
la extensión de un término, ó que cambian la idea específica en 
otra particular, v. g.: "El caballo de Anselmo es muy hermoso;" 
"el hombre que trajo ayer la carta volvió hoy." 

De Anselmo es un determinativo del sujeto caballo i que trajo ayer 
la carta^ del sujeto hombre. El primero de éstos determinativos se 
llama de idea^ porque es lo que determina; el segundo, A^ juicio, 
porque está expresado por una oración. 

54. Que es explicativo ^-AJnz, ó más palabras que acompañan i 
los miembros de las proposiciones, sin limitar su extensión como 



406 FSLI2 SAUeS 1 DUARTl, 



hace el determinativo, sino haciendo resaltar más su idea con mar- 
cado intento, V. g.: "El tachonado firmamento, el ardiente sol i la 
plateada luna nos dan testimonio del Creador;" 'Julio César, en- 
cumbrado por la fortuna almas alto grado del poder ^ fué asesinado 
por Bruto i sus compañeros." 

Tachonado^ ardiente i plateado son los tres explicativos de idea 
de las palabras ^'firmamento/' solx luna respectivamente. Encum- 
brado al más alto gradú del poder ^ explicativo de juíciOp del sujeto 
Julio César. 

55» Qué regla práctica hay para distinguir el "determinativo*' 
del "explicativo?*'— Para distinguir el determinativo del explicati- 
vo, se quita ó se prescinde de él, i si el sentido de la oración se al- 
tera, es "determinativo;**, i si no se altera, es "explicativo." 

"El fogoso caballo i la humilde oveja están al servicio del hom- 
bre.'* Fogoso i humilde son los explicativos de las palabras caballo 
i ^z/^a, porque suprimidos no se altera el sentido de la oración. 
''El caballo i la oveja están al servicio del hombre." ''£1 joven qm 
hemos visto es eminente matemático." Que hemos visto es deter- 
minativo, porque si se quita, se altera el sentido de la oración* 

56. Qué es sujeto complejo/* — El que va acompañado de algún 
determinativo ó explicativo, v. g.: "El bienestar material de un 
pueblo^ su progreso cientifco i su cultura, moral d^htn harmonizarse 
debidamente." 

57. Qué es atributoP—El miembro que expresa lo que afirma* 
mos ó negamos del sujeto, V. g.: "Baldomero es pobre;" "El vi- 
cioso no se corrige fácilmente." ¿Qué atribuimos ó afirmamos de 
Baldomero? Que es pobrt; pobre, es, pues, atributo de Baldomero. 
¿Qué negamos del sujeto vicioso? La corrección, expresada por el 
verbo no se corrige, que constituye el atributo de vicioso, 

58. Cómo se divide el atributo.^ — En simple^ compuesto^ tncam* 
piejo i complejo. 

59. Cuándo el atributo se llama simple? — Cuando expresa una 
sola manera de ser ó estar del sujeto, v. g.: "La virtud es estima- 
da/' "El día está nebuloso.'* 

Estimada es atributo simple de virtud, porque expresa una sola 
manera de ser del sujeto; nebuloso, atributo simple p porque expre- 
sa la manera de estar del sujeto dia. 

60. Criando el atributo se denomina compuesto? — Cuando expre- 
sa varias maneras de ser ó estar del sujeto, v. g.: "La naturaleza 




TRATADO DE LRNGUAJX. 4O7 



es maraviihsa^ fecunda^ sar préndente^ sabia en todas las cosas;'" 
"Tu padre está anciano, triste i abatidúy 

Maravillúsay fecunda^ sorprendente ¡ sabia^ atributo compuesto, 
porque expresa cuatro cualidades ó modos de ser del sujeto natu- 
ralisa. Anciano^ triste \ abatido^ atributo compuesto, porque ex- 
presa tres estados de! sujeto padre. 

Cuando el atributo es compuesto, la oración puede descompo- 
nerse en tantas otras cuantos sean los atributos simples, v. g.: en 
el ejemplo anterior tenemos: ''Tu piwire está anciano;" "Tu padre 
está triste;" **Tu padre está abatido," 

61» Qué es atributo incomphjúf — El que no lleva determinativo 
ni explicativo alguno, v. g.: ''El valle es ameno:" "El cielo está 
obscuro i tempestuoso'' 

Amenoj obscuro i tempestuoso son atributos incomplejos, porque 
no llevan determinativo ni explicativo. 

62, Qué es atributo complejo ¿^-*1B.\ que lleva algún determinati- 
vo 6 explicativo, v, g,: "Juana de Arco es una keroi na francesa;'^ 
"El fin de todas las ambiciones es la descarnada muerte^ 

Heroina francesa, atributo complejo por llevar el determinativo 
una francesa. Descarriada muerte^ atributo complejo por llevar el 
explicativo descarnada. 

^3' Q^c es verbo? — El miembro que relaciona el atributo con el 
sujeta. 

64. De cuántos modos puede presentarse el verbo?— De dos: se- 
parado del atributo ó combinado con él. 

65. Qué verbos se presentan separados del atributo? — Los de- 
rivados de ser i estar, v. g.: "La nieve es blanca;" "El prado ^j/¿z 
cubierto de flores." 

Los verbos es i está están separados de los atributos blanca i cu^ 
bierto de flores, 

66. Qué verbos se presentan combinados con el atributo? — To- 
dosy menos los que proceden de ser^ estar i hacer ^ equivalente á 
existir» v. g.: "Pedro defendióse valerosamente;" "Carlos peleó fe- 
rozmente." 

Pedro estuvo defendiéndose valerosamente, verbo i atributo en- 
vuelto en el verbo defendióse. Carlos estuvo peleando ferozmente^ 
verbo i atributo envuelto en el verbo peleaba, 

67. Pueden descomponerse en otros los vrtbos atributivos? — Sí: 
los verbos atributivos pueden descomponerse en un derivado de 



4o8 . fmuz tAMoa i duaxti. 



Sil" ó estar, seguido de un adjetíiro verbal, v. g.; "Alejandro con* 
quistó la Fersia/* equivale á '"Alejandro fué el conquistador de la 
Pcrsia/' 

6S. Qué son complefmntos? — Los miembros accidentales que in- 
dican^ ya el término inmedíatOp el mediato del fín de la acción del 
verbo, ó ya una circunstancia cualquiera de lugar, tiempo, mo- 
do, etc. 

69. Cuántas clases hay de complemento? — Cuatro: directo, indi- 
recto ^ de fin i circunstancial^ / 

70. Qué es complemento directo? — El término inmediato á la ac* 
ción del verb'b, v. g.: ''La niña coge las flores T 

71. Cómo puede ser el complemento directo?— Puede ser simpk, 
. ó compuesto^ incomplejo ó complejo. 

72. Cuándo el complemento directo se llama simple? — Coando 
•expresa una idea individual ó genérica, es decir, cuando representa 
•un objeto ó varios considerados colectivamente, v, gr.: 'Xa indus- 
tria enriquece al hombre/* "el gafo persigue á los ratones'' 

73. Qué es complemento directo compuesto? — El que consta de 
varias ideas individuales, especificas ó g^enéricas, v. gr.: '^Compré 
Jas frutas i las flores;'' **E1 buen gobernante ama la pas^ el bienes- 
tar i progreso de sus conciudadanos T 

Las/rutas i Jas flores, complQtñtnto directo compuesto de las 
<ios idediS frutas i flores. iLa paz, el bienestar i progreso de sus con* 
ciudadanos, complemento compuesto de las tres ideas, la paz de 
sus conciudadanos, el bienestar de sus conciudadanos i el progreso 
de sus conciudadanos. 

Las oraciones cuyo complemento directo es compuesto, pueden 
descomponerse en tantas oraciones simples como partes ó ideas 
distintas abraza dicho complemento, v. g.: "El verano da abun- 
dante trigo i buen arroz;'' puede descomponerse en **El verano da 
abundante trigo" i "El verano^da buen arroz." 

74. Cuándo el complemento directo es incompleja? — Cuando no 
va acompañado de ningún determinativo ó explicativo, v. gn: "El 
hombre domestica las fieras'' 

75. Cuándo se llama complejo?— Qw^xido va acompañado de al- 
gún determinativo ó explicativo, v. gr.: "£1 ceñudo invierno ali- 
menta con las lluvias las cristalinas fuentes, los pintorescos arro- 

' yuelos, los impetuosos^orrented, los fertilizadores ríos/' 

El complemento del anterior ejemplo es compuesto i complejo; 



TRATADO DI LlNaUAjK. 409 



compuesto, porque consta de las cuatro ideas: ''las cristalinas fuen- 
tes/* los pintorescos arroyuelos,*' "los impetuosos torrentes'* i *1os 
fcrtilizadores ríos;" i complejo, porque lleva los explicativos cris- 
íaitnas, pintorescos, impetuosas ifertili^adores. 

y6. Qué es complemento indirecto f — El miembro que expresa el 
objeto en quien recae la acción del verbo, no inmediata, sino me- 
diatamente, V. gr.: *'El niño da pan al pobre f Rafael nació "para 
pintor/' . 
Al perro i para pintor son complementos indirectos. 
77. Qué palabras pueden expresar el complemento indirecto? 
— Un nombre, pronombre ó una oración, v* gn: 

'Tedro da limosna d los podres;'' Mi amigo /;í^ regaló un re- 
loj;" 3^ llaman la atención;" La profesora dio vestidos d ¿as niñas 
que quedaron desamparadas, 

7S. Cuándo el complemento indirecto se llama complemento de 
finf — Cuando expresa el motivo que tiene el sujeto para obrar de 
una ú otra manera, v. gr.: *'£1 joven estudia para abogado;" 
"Los mejicanos pelearon para hacer libre é independiente á su 
patriar 

79, Qué es complemento circunstancialf — ^El que completa el 
sentido ó amplía la oración expresando alguna idea de modo^ tiem- 
po ^ lugar ^ causa, instrumento^ compañía, etc., v* gr*: '* Víctor Hugo 
escribió mucho;" "Ha nevado en Matamoros;" "No podré ir hoy;'^ 
**Yo iré á la cacería con mis perros;' "La niña gritaba de miedos 
^*Et oBcial hirió al soldado con la espada" 

So. Qué palabras generalmente expresan el complemente cir-* 
cunstancial?— Los adverbios de lugar, de tiempo, de modo, etc. 

Los complementos indirectos ^'de fin i circunstancial/' pueden 
ser^ como el complemento directOi ó ^*simple ó compuesto, incom- 
plejo ó complejo," 

81. Cómo se divide la proposición por ra^Ón del orden de coló* 
cación de sus miembros?— En "directa é inversa/' 

82. Cuándo se llama directa una proposición?— ¡Cuando sus tér- 
minoSy con sus respectivos determinativos i explicativos, están co- 
locados en el orden siguiente: sujeto, verbo, atributo, complemen- 
to directo, complemento indirecto i circunstancial. 

83. Cuándo se denomina inversa? — Cuando sus términos no es* 
tan colocados según el orden lógico de la proposición directa. 

>7 



4tO WELIZ KAUOS I DUAftTE, 



84. Cómo se dividen tas proposiciones consideradas lógicamen- 
te? — En "principales i secundarias/' 

85. Que es ^'proposición principal? — La que en el orden lógico 
de las ideas encierra el sentido dominante de la cláusula» v* gr.: 
"El maestro debe ser un dechado de virtudes." 

86. Cómo puede ser la proposición principal?— Puede ser "prin- 
cipal, absoluta ó relativa." 

87. Cuándo es principal absoluta?— Cuando por sí sola expresa 
el sentido dominante de la cláusula i no va precedida de conjun- 
ción» V, gr.: "Enrique ama la virtud, pero no la practica." 

"Enrique ama la virtud," es una proposición principal absoluta. 

88. Qué es proposición ^^principal relativa?" — La que auxilia á 
otra principal para expresar el sentido dominante de la cláusula, 
V. gr*: "Volarán los valientes^ i el Estado quizá recobre «u valor 
perdido," (Quintana), 

**Lo8 valientes volarán," principal absoluta; ''el Estado recobre 
quizá su valor perdido," principal relativa, 

Bg. Qué conjunciones suelen preceder á las proposiciones prin- 
cipales relativas?— "L ni, ó, pero, lue^o, pues," ó alguna otra del 
valor ó significación de alguna de éstas, 

90* En qué se conoce una proposición principal?— En que con- 
tiene el principal pensamiento, v. gr.: "Sí el sabio no aprueba, ma- 
lo/' (Iriartc). 

"Si el sabio no aprueba (es) malo," proposición principal abso- 
luta, cuyo sujeto es ''Si el sabio no aprueba," verbo suprimido por 
elip^ **es," atributo explícito *'malo," 

91. En qué caso está siempre suplida la proposición principal? 
—En las formas interrogativas i admirativas, v. gr,: ¿Qué es filo- 
sofía? ]Ay! ;Esa tu alegría , qué de llantos acarrea! 

La proposición principal del primer ejemplo es: *'Yo pregunto/* 
i la del segundo: "Veo con dolor.*' 

92. Por qué palabras suele estar representada la proposición 
principal? — Por "sí, ciertOj no, quizás, tal vez," etc», v. gr. ; 

' ¿El sol tiene luz propia? — Sí, 
¿La luna es tan grande como el sol? — No, 
¿Habrá llegado el correo? — Quizás, tal vez. 
El '*si" del primer ejemplo, contiene la proposición principal; 
*'E1 sol tiene luz propia;" el "no'' del 2% la principal: "La luna 




TRATADO DE LSNGVAJl. ^ff 



no es tan grande como el sol;" el '^quizás, tal vez" del 3', la prin- 
cipal: ''Es posible que haya llegado el correo/' 

93. En qué modo está el verbo de la proposición principal? — 
En el modo indicativo; i si alguna vez no lo estuvierep se podrá 
reducir fácilmente á este modo. 

94. Podrá estar la proposición principal suplida en las de futuro 
ejecutivo ó imperativo?— Sí; i suele ser una de estasr "Yo os ruego, 
suplico, exhorto, mando, quierOj ordeno," etc. 

95» Qué conjunciones pueden preceder á las proposiciones prin- 
cipales, sin quitarles el carácter de tales? — La conjunción "i" ó su 
equivalente '*e," v. gr,: '*! dijo Dios, hágase la luz i la luz fué he- 
cha, etc." 

La principal es "I dijo Dios," donde sobra la "i/' 

96. Qué es ''proposición secundaría?"— La que no tiene sentido 
sino acompañando á otra ó formando alguno de sus miembros, v. 
gr,: "No habría tan poco respeto ala propiedad rústica, silos 
culpables del desorden fuesen castigados/* 

97* Cómase divide la proposición secundariaí^En "subordina- 
da ó "incidentaL*' 

95. En qué se conoce una proposición subordinada? — En que no 
tiene sentido sino unida á otra por medio de alguna conjunción ó 
conjuntivo, v* gr: '*Si Plácido caminase, llegaría antes que tú." 

Cuando una proposición subordinada depende de la principal, 
se llama "subordinada;"! cuando hace referencia á otra subordí*^ 
nada, se llama ^^subordinada relativa." El verbo en futuro desidera- 
tivo, condicional ó ejecutivo expresa siempre proposición subordi- 
nada, v. gr*: ''El hombre sería más íelizi si no tuviese tanta ambi- 
ción;" "Aparta tu amistad de la persona que sí te ve en el riesgo, 
te abandona," 

99. En qué se conoce la proposición incidental? — En que forma 
un miembro ó parte de miembro de otra principal, v. g,: "Yo es- 
pero que las cosas vengan por su orden natural." 

Que las cosas vengan por su orden natural y oración incidental, 
miembro que sirve de complemento directo ala proposición princi- 
pal Yo espero, 

100* Cómo se dividen las inci deniales parte de mienitroP — En 
explicativas i determinativas. 

IQU Qué es incidental explicativa?— La que aclara alguna cosa 



4IÍ nUZ &AXOS I DUAITC. 



que no es necesaria para el perfecto sentido de la principa) , v. g.: 
** Miguel, que siempre compra libros, nunca lee." 

Qur siempre compra libros^ es una incidental explicativa del su- 
jeto MígueL 

102. Qué es incidental determinativa? — La que expresa alguna 
idea necesaria para el sentido de la principal de q;ie depende, v; g.; 
^EI discípulo que cumple exactamente sus deberes, es digno de 
recompensa." 

Que cumple exactamente sus deberes, es una incidental determina- 
tiva; porque si se suprime» la proposición principal Ei discípulo es 
digtta di recompensa^ ya no expresa el pensamiento que se había 
enunciado, 

103. Cómo se dividen las oraciones con respecto á sus miem- 
bros? — En simples i compuestas, incomplejas i cúmphjas. 

104. En qué se conoce una proposición simple? — En que todos 
sus miembros son simples, v, g.: *'Los jóvenes aplicados harán 
grandes progresos en sus estudios/' 

Los jóvenes aplicados (sujeto) harán (verbo atributivo) grandes 
progresos (complemento directo) e7t sus estudios (complemento in- 
directo). 

105. Cuándo es compuesta una proposicióni^Cuando lo sea al- 
guno de sus mtembrosj v. g.: '*E1 hombre nace, vive, crece, se mul- 
tiplica i muere." 

De esta oración compuesta se forman las cinco simples si^ten* 
tes: el hombre nace, el hombre *nr, el hombre se multiplica^ el hom- 
bre muere, 

106. En qué se conoce la proposición incompleja.' — En que sus 
miembros son incomplejos, v, g*: ''El juez castiga al criminal*" 

107. En qué se conoce una proposición compleja.' — En que al' 
guno ó todos sus miembros son complejos^ v. g.: "El oxígeno é hi- 
drógeno combinados, forman las aguas marítimas i continentales^" 

LECCIÓN CUARTA, 

FUNCIONES DE LAS PALABRAS, 

roS* Qué ñ^ fundón de una palabra? — El oficio que desempeña 
é representa en el razonamiento. 



I 



TRATADO DE LXKGUAJK. 4Í3 



109, Qué es naturaliza de una palabra?— El conjunto de aiúli- 
dad£S propias que la constituyen. 

no. Qué es estructura de una palabraí^La forma que afecta á 
causa de los signos que la componen. 

ir I. Cómo se dividen las palabras por sus funciones? — En sus- 
tantivas^ atributivas i relativas. 

112. Por qué no puede haber más que estas tres categorías de 
palabras? — Porque así como en nuestra mente no hay más ideas 
que ú^ substancia^ de ntúdo ó airibuio i de relación ^ tampoco hay ni 
puede haber más que tres órdenes correlativos de palabras: sus- 
tantivas^ atributivas \ relativas. 

Filosóficamente consideradas no hay más que tres clases de pa- 
labras: las que representan objetos ó cosas, las que representan 
acciones i las que determinan relaciones (Mellado, Enciclopedia 
Moderna, tomo 29), 

Las ideas sólo pueden referirse: i"* á los seres ó substancias; 2*, á 
las propiedades ó modificaciones de los seres; ¡ 3% á las relaciones 
entre dos ó más cosas (CoU i Vehi, Elementos de Literatura, § 19). 

113. Qué son palabras sustantivas? — Las representativas de las 
ideas de substancias, de los objetos ó seres que existen exterior- 
mente, ó que nuestra mente crea i concibe como existentes, v. g.: 
hombre^ árboly casa; prudencia^ sabiduría^ caridad. 

114. Cómo se denominan las palabras expresivas de objetos? — 
Nombres i pronombres, 

115. Qué es lo que Caracteriza al nombre i al pronombre?— Que 
pueden ser sujetos de un juicio,^ v. g.: **El árbol crece;" **la natu- 
raleza es sabia;" *'yo fui al teatro;" *'tii amas la justicia." 



I Aunque se diot que el nombre es un elemento esencial del discurso, 
el siguiente trozcjrestá 

ESCRITO Slk NOMBRES, ADJETIVOS N> PARTICIPIOS. 

Tornacá. — Estás entre que quieres i no quieres. Te lo conozco. Pues 
bien: la vi ayer cuando se entretenía paseando cerca de donde yo sembraba 
I me dijo sonriendo: 

— * '¿Qué haces? ¿Trabajando como siempre?" 

— "Sí (le res^ñdi); siembro i planto; i mientras lo que siembro nace, 
matea, descnella, espig^a, madura, fructifica i cojo, i lo que planto, riego, 
caldo, enderezo, veo si brota, i guardo de que se lo coman ó lleven, estoy 



414 rEUX lUMOS i duarti. 



116. Qué son palabras atributivas i^^L.^s que representan idea* 
de modificación, atribuyendo cualidad, propiedad ó virtud, deter- 
minación, etc. 

117. Cómo se denominan las palabras atributivas? — Verba ^ i 
adjetivo ó adjuntii^o, 

118. Porqué f\ verbo es palabra eminentemente atributiva?^ — 



jendo i viniendo acá para conmigo, pensando en tf," A esto me replítd: 

— '*I ¿d(5nde está aquel?" 

^-'VQ^i^^ ** ^^^' (le dije haciendo como que hacía) i exclamó: 

— ''Aquel á quien tanto i Unto adoro^ con quien me cri¿ i de quien me 
separaron para que lo olvidase. I ^cómo olvidaré yo?** 

Malpica, — ^Eso te dijo? 

Tomad — No que no; i que viajó por aquí i por acullá^ que estuvo don- 
de no quiso: que éste se lo declaró: que aquet la solicitaba: que esotro la 
pidió i que ella reía i negaba^ pensando tan soto, tan sólo en ti, I en tanto, 
cuando más te escribía, tú menos le contestabas. Ahora, ^<|ué dices, qué 
respondes? ^Por qué enmudeces? 

VuelveS} revuelves, miras i remiraíi, buscas donde ya buscaste, i no la 
hallas^ — Vendrái vendrá si td la ]lama,«, porque de tí espera i por tí se de* 
tiene para que la veas i para que la ames/' (Adolfo de C4stro, Estudios 
prácticos de baen decir). 

i Se dice que el verbo es un miembro esencial de la oración; sin embar- 
go, el siguiente retrato de un capitáQ ea 

1 

UN ESCRITO SIN VERBO. 

Oso si: capitán orgulloso con las tres Joyas del soldado: cicatriz en el ros- 
tro, cadena de oro at cuello i cintillo de piedras en el sombrero: sujeto muy 
poco para mí; corpulento, pero sin alma; bmvo, pero por los humos del 
jerez; buen mozo i nada bizarro^ de mala conciencia í de peor fama; de mu- 
chas fuerzas, mas sin bríos en la ocasidn; soberbio no» la misma soberbia. 
En cuanto á destreza en los naipca^ ni el milano de más uñas; tan oportuno 
como mosca en medio del guisado; seco como un tiesto de barro: en mate^ 
ria de ropas , como el caracol, con su casa siempre acuestas: hombre de esos 
de á cada instante el por vida en los labios, i la honra de su gloria i la glo- 
ría de su honra, i quién más que él i con más méritos que él, i paso á mi 
1 atrás todo el mundo, í mano á la espada, vi vito i nada de cuartel « , , . Bra* 
vatafij bravatasl (Adolfo de Castro, Estudios Prácticos de buen decir^i de Ar- 
can eidadcs del Habla española). 




TIUTABO DI LKKGUAJE. 41$ 



Forque siempre, esencial é infaUblementep atribuye algo al sujeto 
ó nombre, 

iig. Por qué el adjitivo ó adjuntívú es palabra atributiva? — Por- 
que califica ó modiñca el 5U3tantí\ro atribuyéndole una cualidad, 
propiedad ó virtud* 

120, Qué son palabras r^laUvas /^j-h^s que sin expresar ¡deas 
de substancia n¡ atributo, marcan la relación en que se hallan dos 
términos ó dos oraciones entre sí. 

121, Cómo se denominan las palabras relativas? — En general se 
llaman partículas, i en particular preposición^ adverbio í conjun* 
cien, 

122, Que es prcposicién? — La palabra expresiva de la relación 
entre las ideas, con abstracción de los términos, v, g,: a, ante^ con^ 
£pntra, en, entre^ dcy desde, kacia^ hasta^ para^ par, segiin, sin, x¿7- 
¿re i tras. * 

125, Qué es adveréiaj^'-LtA palabra expresiva de la relación en* 
trc dos jdcas, juntamente con el segundo término de la relación, 
V. g,: mas, bien, tan, poca, también^ tampoco, aqui^ dentro^ arriba^ 
huyuya, asi, bien, como, viucho, más, menos ^ no, si, acaso, primera- 
mente, etc., etc. 

El adverbio denota relación de It/^ar, tiempo, modo, cantidad, 
^comparación, ajinnacián, negación, dada, orden, etc, 

124. Qué palabras son de más significación é importancia por su 
número, valor í uso en la oración, las partículas ó los nombres i 
verbos? ^— Las partículas, porque establecen i determinan las re- 
laciones entre todas las demás palabras» 



1 Aunque es limitado t\ ndnnero de las preposiciones, las relaciones qtie 
expresan son innumerables! 

2 Lo siguiente está escrito sin nombres ni verbos: 

A lo tuyo tú. % 
H osan na — Al 1 en de. 

Hosanna. ^ — ¡Ah de allá arnbal 

Allende,— ¡Ah de allá abajoí,.., ¿Tu, Hosannn, tú por aquí? Ni adre- 
demente. I además, ¿así tan así? 

H. — I no sin qué, por qué, ni para qué? Pero sobre esLo, chitón, hoy 
por hoy 1 

A. — ¿Cómop ¡Caiamba con ellol Pues bien; ¿td con esas i conmigo? ¿Qaé 



4l6 FELIZ ItAUOI 1 DUARTE. 



125, Por qué son más importantes? — Porque sí los nombres í 
verbos representan los objetos í sus movimientos, los seres i sus 
acciones, las partículas expresan i cará^cterizan las esencias abso- 
lutas ó determinadas de aquellos mismos seres i acciones. 

126. Cuáles son las esencias del serf — La ixUnsián^ el mada, la 
duraciéñt la variacim, la púsicipn^ la unidad, el ser^ la esencia, etc. 

137. Por qué las palabras sustantivas i atributivas ó accíonati- 
vas son vannbles? — Porque están sujetas á las modiñcactones de 
tiempo, lugar, número i/movimiento. 

128, Por qué las partículas son invariables?— Porque represen- 
tan esencias i la esencia es invariable, 

129. Por qué otra razón son superiores los elementos invariables 
á los variables? — Porque los elementos variables del discurso pue- 
den estar ó dejar de estar expresados en la oración, pero no pue- 



chhdn ni qué chit(5n, hoy por hoy? ^Porqué i áqaéf Ea; aillo 

* Sin mis acá ni más alláP 

H-— iHola, hola! Desde luego, lucgol Quiá, no: para mis adelante. 

A» — ¿"Por qué, Hosanna, tan en ello, 

sin más ni más para mi? t 

¿Por qué? por qué? ^ 

H. — Porque »f, 

i por esto i por aquello, 

A, — Hoy i más que hoy: ahora^ ahorita; de'pe á pa i sin tíquís miquí?, na 
tus ni muSp i ]ay de til 

R— lamí ¿qué? 

A* — Siempre como siempre muy sobre tí i cotí la tuya. Lo de hoy para mi* 
ñaña. Bien. ^I mañana? Lo de mañana para después. I ¿des- 
pulí? Para nunca. ¿Por qué más después que no antes? 

H. — I yo despacito, despacito por sí acaso; pero ¿qué por si acaso? Yaque 
no por miy liqui^ por tí. 

A. — iCómo que nof Desde luego, i de U para mí i no más, i ai uo^ 
abur, 

H. — Pues entonces, tú allá .... Mas no ^ 

Allende^ lejos de aquí 

yo para siempre de hoy mis. 

A, — EsOj Hosanna, eso jamás. 

H, — ¿Cdmo yo, cdmo sin ti?, etc., etc. 

(A« de Castro, Estadios Prácticos del buen decir). 



TR/*TADO DK LEKGUAJX, 4I7 



► 



den faltar los invariables expresivos de las relaciones entre las 
ideas í juicios. 



EJERCICIOS. 

1. Vaj^ hasta Orizaba. Las palabras voy i Ori^sada, por sí 'solas 
expresan dos ideas aisladas; pero la partícula hasta da á toda la 
frase el sentido de una modifícación del ser, relativo á la esencia 
de la extensión. 

2. Estoy cerca de ti. La partícula cerca denota la esencia de ex- 
tensión entre estoy i ti; de manera que si, en vez de cerca, se pone 
lejosy esta partícula sola cambia completamente el sentido de la 
frase; porque la relación esencial expresada por lejos (en ''Estoy 
lejos de tí") es contraria á la expresada por cerca (en '*Estoy cerca 
de ti"). Lo mismo se verifica con respecto á las demás esencias. 

3. Esencia de duración: **Me quedo hasta mañana;" "trabajo 
siempre con aflicción;" **llegó tarde del trabajo;" *'la buena fapna 
nunca se pierde." 

4. Esencia de variación: "Me voy ó me quedo;" ^^ya grande, jdf 
chico;" ^'ora esto, ora lo otro;" ^^que llueva, que no llueva." 

5. Esencia de posición: **Aqui está la Habana;" *'alli Matan* 
zas;" alld, Puerto Príncipe;" "esto está encima/' "eso, debajo T 
"aquello en medio'' 

6. Esencia de modo: "Vive bien;" "trabaja mal;" "come por co- 
mer;" "se mantiene de limosna;" "ama con delirio." 

7. Esencia de unidad: "Trabaja con seis;" "café con leche;" 
"agua / vino;" "dos mas dos es igual á dos / dos;" "caminamos d 
unaf "no puede uno subirlo;" "pierde uno la cabeza." 

"Pedro es bueno. Aquí es denota una relación esencial de cua- 
lidad. "jS'í'^ necesario morir:" aquí expresa una relación absoluta, 
lo mismo que en "Esto es lo que digo." 

8. Esencia de esencia: "Eso es lo bueno;" **lo grande está en 
eso;" *'lo más grandioso se llama sublime;" "haré lo que quieras." 



4i8 



FBLIZ EAVOS I DÜAATl. 



PROPOSICIONES I FRASES QUE CAMBIAN DE SENTIDO SEGUX 
LA PREPOSICIÓN QUE LLEVAN. 



Acordarse 



Ahorrarse . . 



Alzarse. 



Aportar 




Compróme* 
Ursc. 



^con 



en 



Nos hemos acordado con él; Nos keínús puiS" 
ta dt acuerda con ¿L 

N'os hemos acordado de él; Lo hemos tredio 
á la fnemoria. 

No ahorrarse can una persona; decir U clara* 
mente su sentir. 

No ahorrarse por una persona; no perdonar 
gasto ó fatiga en favor de ella. 

Se ha alzado con mi hacienda; se lia apro- 
piado mi hacienda. 

Se ha aUado para mi hacienda; se ha levan- 
tado para dirigirse á ella. 

Ha aportado d Cádiz; ha llegado á Cádiz 
sin designio i por extraído. 

Ha aportado en Cádi^; ha tomado puerto en 
Cádiz como fin o escala de la navegación, 

Elia se apresuró á responder; ella no tardó 
á responder. 

Ella se apresuró en responder; ella respon- 
dió precipitadamente. 

Apretar á alg^uno; estrecharlo. 

Apretar con alguno; embestirlo. 

Mi casa cae á la plaza; mi casa tiene salida 
o vista d la plaza, 

C^yó en la plaza; dio una caida en la plaza. 

Capitular al gobernador; hacerle cargos* 

Capitular con el gobernador; h^er algún 
ajuste^ ó convenio^ con e'L 

Cargar con alguno; llevárselo. 

Cargar sobre alguno; importunarlo. 

Cerrar d alguno; impedirle que salga. 

Cerrar con alguno; acometerlo con furia. 

Me compadezco de la ^o)yrñ%^\ tengo compa- 
sión del pobre. 

Me compadezco con la pobreza; me avengo 
á ella. 

Comprometerse con uno; quedar en riesgo 
de romper las relaciones de amistadt 4 ex' 
puestos d desavenirnos. 

Comprometerse en uno; poner en manos de 
otro nuestra voluntad^ respecto d algún 
asunto* 



TRATADO DI LZNGUAJl. 



419 



Comunicar . , 



Correr. 



Dar. 



Deshacerse . 



Disponer 



Doblar., , 



de 



de 



por 



de 



Entrar. 



Comunicaré á mí hermano la resolucién; íf * 

la participaré. 
Comunicaré con m¡ hermano la resolución; 

la consultaré con él. 
Contar una cosa; referirla. 
Contar con una cosa; confiar conseguirla. 
Conviene á los hombres el estudio de las 

ciencias; es útil d los ¡tambres, ctc. 
Convengo con usted; soy di su dictamen. 
Correr d alguno; perseguirla o a^oc/ioMmrlo. 
Correr con alguno; tener trato á intimidad 

con éL 
Le dio d comer un buen plato; le brindó^ ó 

le pusOf un buen plato para que comiera. 
Le díó de comer un buen plato; le dio buen 

alimento, 
h^ á\6 por comer un buen plato; se enea-' 

prichú en ello. 
Ha dado por mí; pagó por mi^ 
Ha dado sobre mí; me ha acometido. 
Debe ir á París, tiene precisión de hacer el 

viaje. 
Debe de ir á Parn ; tiene probabilidad de ir. 
Desesperar d alguno; impacientarlo. 
Desesperar de alguno; desconfiar que mejore 

física ó moralmente. 
Deshacerse alguna cosa; llegar á su des-^ 

truecion. 
Deshacerse de alguna cosa; desapropiarse 

de ella. 
Deshacerse por alguna cosa; apetecerla con 

ansia. 
Disponer sus alhajas; ordenarlas ó prepa* 

rar/as. 
Disponer de sus alhajas; enajenarlas o re^ 

partirlas. 
Doblar íJ alguno; inclinarle o inducirle d al* 

gima cosa. 
Doblar ^^r alguno; tocar las campanas por- 
que ha fnuerto. 
Echar un género en tierra; desembarcarla. 
Echar un ediñcio por tierra ; arruinarlo. 
Entender de un negocio; ser inteligente en éL 
Entender en un negocio; manejarlo. 
Entrar a alguno; tratar de persuadirlo. 
Entrar con alguno; tratar can élt ó entrar en 

su compañía. 



410 



riLlZ KAHOS t DUAftTt. 



Entregarse. 



Estar. 



Hacerse* 



Hallarse 



Ladearse, 



Levantarse . 



con 



con 



por 



Poner. 



en 



Entregarse ¿r/dinero; aficionarse á éL 

Entregarse del dinero; recibir h* 

Estoy ¿^w lo que ud. me dice; queda entera- 
di? ó persuadido de ello. 

Estoy á todo lo que sucede; estoy prepara- 
do para cualquier evento. 

Estoy con ud.; soy de su opinión. 

Estoy para tñ^xQhzj \ estoy inmediato á mar- 
ehar. 

Hacerse con una cosa ; adquirirla o lograrla. 

Hacerse de una cosa; surtirse á proveerse 
de ella. 

Hacerse á una cosa; acomodarse ó acostum* 
brarsc a ella. 

Me he hallado este libro, lo he encontrada. 

Me he hallado con este libro; he tfisto que 
^ tengo este libro. 

Voy con él ; soy de su opinión. 

Voy solare él; la acometo. 

Ladearse di alguno; inclinarse d su opinión 
ó partido. 

Ladearse con alguno; empenar á enemistar- 
se con éL 

Se levanta d la supremacía; aspira d ella. 

Se levanta con la supremacía; se apodera de 
ella. 

Participar una cosa; noticiarla. 

Participar de una cosa; tener parte en ella* 

El pasa de cruel; es cruel con exceso. 

El pasa por cruel; es tenido por tai. 

Perdió un amigo; se quedé sin él. 

Perdió d un amigo; lo precipitó en la des- 
gracia. 

Pide con justicia; tener rajrón para pedir. 

Pide en justicia; acude al juez. 

Poner una cosa por tierra; menospreciarla. 

Poner una cosa en tierra; dejarla en el suelo 
ó desembarcarla. 

Poner con cuidado; colocar con tiento. 

Poner en cuidado; alarmar ó sobresaltar. 

Preguntó ámx hermano; lo interrogó. 

Preguntó /^r mi hermano; solicitó por él. 

Prevenirse para un lance; disponerse para 
cuando lUgue. 

Prevenirse en un lance; tomar todas laspre* 
cauciones cuando estamos en él. 



y:. 



■ ■- fs¿.. 



TRATADO DK LKKGUAJE» 



4li 



Proceder , . , 
Prepararse . 

Quedar*,. . . 
Repararse . . 



de 



de 



Salir . 



con 



contra 



para 



Tener. 



para 



Proceder á la votación ; principiarla. 

Proceder r/í la votación; continuarla. 

Se propasó á las injurias; llegó á injuriar. 

Se propasó ¿"z/ las injurias; j/ excedió en ellas. 

Quedar en hacer una cosa; prometer hacerla. 

Quedar una cosa por hacer; no estar toda- 
vía hecha. 

Repararse con la artillería; defenderse con 
ella. 

Repararse de la artillería; ponerse á cubier^ 
to de sus tiros. 

Responder á una persona; darle una res* 
puesta. 

Responder de una persona; salif^ fiador de 
ella. ^ 

Sabe á jamón; tiene sabor de jamón. 

Sabe de\^TCí6xi\ conoce^elmodo de preparai'lo. 

Sale regidor; es nombrado regidor. 

Sale de regidor; deja de ser regidor. 

Sale por su padre; lo abona ó es su fiador. 

Sale á su padre; se parece á él. 

Salió de la empresa; no tiene ya parte enella. 

Salió con eso (después de tanto esperar) ; ¿f/- 
jo eso ó hizo una cosa inesperada^ intem- 
pestiva. 

Salió contraía empresa; resultólo contra- 
rio. 

No es para esto; no es á propósito ó adecua- 
do para el objeto. 

No es de esto; no participa de su naturaleza. 

No tardará á venir; debe llegar pronto. 

No tardará en venir; se detendrá poco en el 
camino. 

Tener ánimo de hacer una cos^] formar pro- 
pósito de hedería. 

Tener ánimo para hacer una cosa; hallarse 
con valor para ejecutarla. 

Tener á m^no; tener cerca una cosa. 

Tener entre manos; manejarle^ 

Tirar la espada; arrojaría. 

Tirar de la espada; desenvainarla. 

Toca la guitarra; hcu:e sonar la guitarra. 

Toca de la guitarra ; tiene parte en la guitarra. 

Toca sobre la guitarra; encima de la guita- 
rra. , 

Trabarse de palabras; reñir de palabras. 

Trabarse en palabras; tartamudear. 



411 



FEL12 RAMOS I üir^^RTE. 



T«*" \í: 

V*^"'"' I íobre 

Volver 1^^ 



Tratan df vinos; saírf vvws. 
Tratan en vino; en este articulo. 
Viene á la dudad; se traslada á ella* 
Viene sobre la ciudad; la acomete. 
Volvió á la razón; recobró el juicio. 
Volvió /¿?r la razón, defendió lojusíú* 



LECCIÓN QUINTA. 

CAMBIO DE FUNCIONES DE LAS PALABRAS, 

129. Las palabras cambian de funciones? — Sí: varían frecuenta* 
mente de oficios i pasan por consiguiente de una clase á otra. 

130. Qué es lo que hace cambiar de oñcio á una palabra?— El 
lugar que ocupa en la oración i la acepción que se le da. 

131. Qué adjetivos cambian dessigniñcado según la colocación 
que se le da?— Los siguientes: 



Alhaja buena signiñca sin ta- 
cha» sin defecto. 

Dinero bueno^ corriente, le- 
gal. 

Un hombre ¿i^^;i¿?, de excelen- 
te índole i benévolas inclinacio- 
nes. 

Pieza buenay sin defecto algu- 
no, sin tacha. 

Un soldado simple, tonto, po- 
co avisado, infeliz. 

Púa buenap, slh tacha, perfec- 
ta, bien acabada. 

La prensa "caracterizada," de- 
nota que no toda la prensa perió- 
dica es acreedora á este honroso 
caiiñcativo, sino parte de ella. 



Amigo ''caro,'' amigo gravoso, 
oneroso, costoso, gorrista, pe- 
gote, etc. 



Buena alhaja significa perillán, 
tuno, picaro, tunante. 

Buen dinero, mucho dinero, 
un dineral. 

Un buen hombre, sencillo, sim- 
ple, bobo, tonto, zonzo, infeliz. 

Buena pieza, un tuno, pelafus- 
tán, tronera, vicioso. 

Un simple soldado, que tiene 
el grado inferior en la milicia. 

Buena púa, sagaz, taimado, 
tunante, ruñan, etc. 

La **caract erizada" prensa, in- 
dica que toda la prensa periódi- 
ca es acreedora á este califica- 
tivo, por la lealtad i energía que 
asume en la defensa de sus con- 
vicciones. 

**Caro" amigo, apreciado^ es- 
timado, querido amigo. 



TKATADO DI LSNGUAJI. 



4ÍJ 



Una cosa **cierta/' verídica Jn- 
dudable, efectiva. 

Un hombre galante, cortés, 
atento, fínOp delicado, obsequio- 
so. 

Un hombre **grande/' alto ¡ 
grueso» de mucho volumen. 

Un libro nuevo, recién hecho^ 
poco usado. 

Vino nueva ^ acabado de cose- 
char. 

Un hombre ''pobre," falto de 
bienes, sin recursos. 

Palabras ''propias," oportu- 
nas, adecuadas para algún ñn. 

Cabo segundo, el soldado que 
rige una escuadra; primera ¡más 
inmediata autoridad del sol- 
dado< 

EL mes último^ el próximo pa- 
sado. 

Bribón valiente y intrépido, 
arrojado, osado, resuelto. 

Una historia "verdadera," dig- 
na de crédito, verídica. 

Hombre "rico," acaudalado, 
poderoso, abundante. 

Un hombre "triste/* afligido, 
lleno de pesar. 

Hombre valiente^ fuerte, es- 
forzado, de valor. 

Papeles "varios," diferentes. 

He hablado á Romea "el ac- 
tor," nos referimos á Romea "el 
actor" i no á los demás Romeas. 

Un "rey" filósofo, que es sa- 
bio, conocedor de la humanidad. 



Una "cierta" cosa, indecisa, 
indeterminada, no resuelta. 

Un galante hombre^ un hom- 
bre honrado, puro. 

Un "gran" hombre, célebre, 
de talento, de prendas relevan- 
tes. 

Un nuevo libro, distinto, dife- 
rente de los publicados. 

Nuevo vino, de distinta clase 
ó calidad. 

Un "pobre" hombre, de poca 
consideración, de escasa inteli- 
gencia. 

"Propias" palabras, las mis- 
mas palabras, iguales, Idénticas. 

Segundo cabo, el jefe militar 
de una provincia, después del 
capitán general. 

El último mes; el último mes 
del año es diciembre. 

Valiente bribón, gran bribón, 
bellaco, despreciable, degrada- 
do. 

Una "verdadera" historia, una 
fábula, mentira, cuento. 

Rico hombre, de ¡lustre lina- 
je, caballero. 

Un "triste" hombre, insufi- 
ciente, ineficaz. 

Valiente hombre, grande, cor- 
pulento. 

"Varios"' papeles, algunos. 

He hablado "al actor" Ro- 
mea, se refiere "al actor** Ro- 
mea i no á los demás "actores." 

Un filósofo "rey," que es el 
"rey" de los filósofos. 



4^4 FELIZ EAMCS t DÜA^TE* 



132. Ejemplo de nombres que varfan de significado cambiando 
de lugar.— No es lo mismo pan de agua que agua de fan^ café con 
leché que leche con cafe\ burro de andar que andar de burro^ la íx- 
f^í'/^r de la i^/í/íi que la vida déla escuela^ el espacia del ^rr que el 
!£-> del espacia, Ib. filosofía de la historia que la historia de la /&- 
í¿7/í'¿i, hombre de rar¿ix prendas que hombre de prendas raras, vi* 
no de éüía que ^£?/^ de vino, cünsejo de! presidente que presidente 
del consejo, 

133. Ejemplo de frases cuyo sentido depende del uso del artícu- 
lo. — ^No es lo mismo **poner pies en pared" que *'poner los pies en 
la pared," *'cstar en capilla" que **cstar en /¿i capilla,*' "guardar ca- 
ma" que "guardar ia cama/* **abrír tienda'' que **abrír la tienda/ 
"no tocar pito" que **no tocar r/ pito/*etc, -E/otro día (indica tiem- 
po pasado), otro día (tiempo futuro). 

134. Qué palabras cambian de funciones por raión del oficio que 
desempeñan en la oración? — Las siguientes: "algo ¡ nada/' que son 
sustantivos en **algo sobra, nada falta," puesto que hacen el oficio 
de sujetos, son adverbios en "el niño es algo perezoso," donde "al- 
go" modifica el adjetivo "perezoso," i en "la niña no adelanta na- 
da," donde "nada" modifica á la frase adverbial "no adelanta/* 
compuesta de un verbo i el adverbio negativo no. "Poco, mucho/' 
son sustantivos en '^iden mucho 1 alcanzan poco," puesto que sig- 
nifican lo pedido i lo alcanzado; son adjetivos en **mi¿cho talento/' 
"poco dinero/' donde modifican á los sustantivos ''talento i dine- 
ro/' i son adverbios en "su conducta es poco prudente,'' donde ^i?« 
£0 modifica el adjetivo prudente, i "sus acciones se critican ffiU' 
¿ho,*' en que ^nucho modifica á la frase adverbial "se critican/' Mds, 
es sustantivo cuando significa una mayor cantidad ó número, sin 
que se le junte ó se le subentienda sustantivo alguno, como en 
''no he menester "más/' en esta misma expresión se hace^djetivo 
bí se le junta é subentiende un sustantivo, "más" papel > ''más" tin* 
ta, "más" libros, "más" plumas" (i nótese que cuando hace el oficio 
de adjetivo» no varía de terminación para los diversos nümeros ó 
géneros): es adverbio, modificando adjetivos, verbos ó adverbios, 
V. g.; en las expresiones "más" valeroso, adelanta "más/' "más" 
aprisa/' i en fin, se hace muchas veces conjunción » como cuando 
equivaliendo á "pero/' enlaza dos atributos: "el niño sabía perfec- 
tamente la leccióni "mas" no supo decirla/' (Bello» Gram,, § 53, 2*), 

135. Qué se dice de la palabra "qué?" — Que es una de Us pala- 



i ^ 



TKATADO DI LINOUAJI. 



415 



bras que más varían de óficiOp v, g.: *'¿Qué" pasajeros han llega- 
do?** el ''qué** es aquí adjetLv o ¡ forma con *' pasajeros" el sujeto de 
la proposición. **Qué" ha sucedido?" el **q\jc" hace de sujeto í es 
tjji sustantíy o^ porque envuelve el significado de "cosa ó cosas.'* 
''VQué" es la filosofía?" Este '*qué" tiene aquí el mismo significado 
i por consiguiente, es sustantívOp pero se adjetiva sirviendo de 
predicado á '^filosofía'' i de moáíTicativo á es. *'¿Qué" noticias tra- 
jo el vapor?" "qué/* adjetivo; **qüc noticias," complemento acusa- 
tivo de "trajo'' "¿Qué" aguardamos?" '*qué'* sustantivo, equivalente 
á **qué cosa ó qué cosas," í complemento acusativo de "aguarda- 
mos/' "¿A qué" partido nos atenemos?" que, adjetivo; "qué parti- 
do," termino de la preposición a. "¿En ír^ir' estriban nuestras espe- 
ranzas?" ^//f*', sustantivo i término de la preposición ¿:n (Bello, Gra- 
mática, § 163). ''Los soldados no esperaban otra cosa í¡íi€ la señal 
de acometer;'' qi^c, conjunción adversativa por equivaler k sino. 
**Pedro dijo que vendría;" "Quiero que me acompañes;" que, con- 
junción copulativa, i disyuntiva en ''que vengas, que no vengas, te 
esperaré," "Murieron de tristeza los padres^^^^wí rara vez viene sola 
la desgracia;" que, conjunción causal > equivalente á porque, '* Abri- 
ga te bien que hace mucho frío-" que, conjunción causal. "No sabes 
^qué át disgustos me has causado;" que\ adverbio de cantidad, por 
equivaler á cuántos. "Más quiero perder la vida qtíe la honra;" que^ 
conjunción comparativa. "Justicia pido, que no gracia; suya es la 
culpa, que í\o vc\\di\'' que, conjunción copulativa* "Tal estaba, ^//^ 
no le conocí;" "vamos tan despacio, que no llegaremos á tiempo;" 
"tanto rogó, ^7//^ al fin tuve que perdonarle;" *'hablaba de modo 
que nadie le entendía." En estos ejemplos, que toma el carácter 
de conjunción ilativa, enunciando la consecuencia de lo que ante- 
riormente se ha dicho. "Dio voces al huésped de casa, que se ensi- 
llase el cuartajo;" conjunción final con la significación de para que, 
Precedido de las preposiciones a, en, es adverbio de lugar, por equi- 
valer á donde, adonde, v. g.: "La casa en que entramos," por "La 
-casa donde entramos;" "El pueblo á que te diriges," por "El pue* 
blo adonde te diriges." *'¿Quv quieres?" *'¡Que' pasmo!;" que, pro- 
nombre indefinido por eq'ulvaler á "Tú deseas una cosa que quiero 
ffle digas ¡''^ "Yo me pasmo al contemplar lo que veo, lo que dices, 
^ó que leo, etc." *'No salgo una sola vez á la calle, que no tropiece 
-con algún importuno;" que, modo de decir, equivalente á sin que. 
^ 'Corre que vuela;" "Quémala, que aún no queden de ella ni cení- 



^ 



^ 


4>6 


WZLIZ RAH0S 1 DUAETI. V 


zas;" ^ae, equivale 


á df wú itera que, ''¿^fí/ lityo^quieres, ésteó ^ 


■ 


aquel? ' gut, aríícul 


o relativo (Gómez de Saladar), "No hay mis 1 


■ 


gíie un solo Dios verdadero;'' qm\ conjunción copulativa (S, Agüi- | 


F 


lar). 


i 
EJERCICIOS. 


i 


A 


Voy á Jalapa (preposición). 


1 


n 


Se fué á ellos confio un león (preposicióíi, é por 

hacia). 


1 


«« 


Pasó el río con el agua á la cintura (á por 

hasta}. 


■ 


ij 


A beneficio del público (á ^ot para). 


■ 


u 


Lo hizo á instancias mías Y¿í"en vez de per). 


I 


tt 


A ley de Castilla; ¿i lo que parece (d por Sf- 

gún). 


■ 


Acaso , .- 


Te habrás acaso equivocado? (adv» de duda). 


p 


ti 


Mucho pende del acaso (nombro común)* 




Adonde 


Kstaba emboscado el enemigo en la scWa 
adonde (pronombre relativo) nos encaminá- 
bamos: selva es el antecedente de adúndi^ 
como si dijéramos "en la selva 4 la cual,"* 
sería s i-iva el antecedente de la cual. (An- 
drés hA\o, Gram., § 192)* 




A donde 


Nos acercábamos d donde (adv, de lugar) es* 
taba emboscado el enemig^o (nos acercába- 
mos al lugar donde)— Bello, ¡d, id* 




Abajo. . 


Lo oración temeraria i atrevida sube á lo alto, 
mas luego resulta para abajo (adv» de lugar) 
— Fr* Luis de Granada, Memor*, trat, 5, ^* 

pítulo 2, § I. 




n 


Don Jerónimo Ortiz, que descuidado la calle 
abajo (preposición) va á topar conmigo (D* 

Esteban de Vil lega s. Sátira. 




Adelante 


Pienso llamarme desde hoy en adelante (adr. 
de tiempo) el Caballero de la triste figurm. 




tt^ 


Tened paciencia (Sancho), que aventuras se 


i 




ofrecerán, donde no solamente os pueda htccf 














^ 


__ ^— _,^^^_ 




TRATADO DK LSNGC/AJl. |f^ 



gobernador, sino más addante (adv. de lu- 
gar: xw^^wV ír//ií;^ Cervantes, Quijote, 
parte i', cap. lo. 
Adelante ,..,,., La unción (del rey de Egíca), conforme á la 
costumbre de aquellos tiempos, se hizo nue- 
ve días adelante (preposición) en Toledo un 
día de domingo (Mariana, Historia de Es- 
paña, lib. 6, cap. iS). 
Además.. Lo que es además (pronombre) no puede du- 
rar (Ley 3, tít. 3, part. 2 de las Partidas). 

M Iba el vencido i asendereado Don Quijote pen- 

sativo además (adv, de cantidad) p«r una 
parte, i muy alegre por otra (Cervantes, Qui- 
jote, parte 2\ cap. 71). 

pf Además (conjunción» equivalente á i), junto 

con la ermita tiene (el ermitaño) una peque- 
ña casa que él ha labrado á su costa (Cer- 
vantes, Quijote, parte 2', cap. 24). 

n En oyendo Don Quijote la petición del herido, 

en altas voces dijo, que Basilio pedía una co- 
sa muy justa i puesta en razón, i además (ad- 
verbio de cantidad, por equivaler á: d más 
de esto) muy hacedera (Cervantes, Quijote, 
parte 2\ cap. 21), 
Adentro. ,.,... p También dijo maese Pedro desde adentro (ad- 
verbio de lugar): muchaclio, no te metas en 
dibujos (Cervantes, parte 2*, lib. 6*, cap. 26). 
tf Determinamos de entrarnos la tierra admira 

(preposición)— Cervantes, Quijote, parte i*, 
cap. 41. 

Afuera Vengo de afuera; salgamos afuera (adverbio 

de lugar). 

tt Vive en los afueras de la población (nombre). 

Ahí , , . ♦ , Ved ahi (adv. de lugar) á lo que conducen las 

pasiones cuando la razón no las enfrena. 
f I Por ahi^ por ahi (modo adverbial, equivalente 

á: poca más ó menús), 
A excepción de, , Nadie me auxilió, á excepcign de mi primo (pre* 



p 


4t8 


FELIZ RAMOS I DUARTI* ^M 




posición compuesta de las simples éiditi ^M 






del nombrf" fxi-efiaÓHj—S. Aguilar. ^ H 




Ahora 


Te lo diré a/iora (adv, de tiempo). H 




ri 


Ahora hable de ciencias, ahora de artes, siem- B 

pre es atinado su juicio (conjunción distrn H 
bu ti va). H 




Ahora bien 


A hora bien, ahora pues, frases adverbiales COfl- H 

tínuativas, ^| 


1 


Alerta 


. La turba pone vista alerta i presta oído (adjc- H 
ti YO calificativo). *' A penas oyó su nombre H 
Don Quijote» cuando se puso en pie^ i con H 

oído alerta (adjetivo calificativo) escuchó*..." H 

■ 


1 


ff 


Solo Ricote i Sancho quedaron alerta (adv, de H 
modo); Estoy yo obligado á vivir en conti- H 

nuo alerta (adv. de modo), H 


f 


Al abrigo de . . , 


Muchas personas se mantenían al abrigo de H 
( expresión prepositiva, compuesta de las H 
simples a, de, i del nombre abrigo) los rao- H 

nasterios (Aguilar). H 




Al lado de 


. Al lado de mi casa vive el alcalde (frase pre- H 
positiva, compuesta átal, de, i lado)— Agui- H 

1^r .^1 




AJIÍ 


ISLT, ^^M 

El ministro vive allí (adv. de lugar). ^M 


t 


^f 


Mas de allí (adv, de tiempo) á poco tiempo ^M 




convidada de la cigüeña.... (Samaniego). ^| 




Alto 


Habla alto (adv, de modo); hombre alta (ad- H 
jetívo calificativo) ; vive en el alio (nombre); ^M 
le dieron el alto (sustantivo); ¡alto ahí! (ín- H 
terjección); El ventero á quien se le pas¿ H 
por alto (modo adverbial) la dádiva, etc, ^M 




Algo -,,.. 


, Algo ha sucedido que ignoramos (sustantivo), ^M 




tr 


El niño es algo perezoso fadv. de modo). ^H 




If 


Turbóse algiin tanto (adv* de cantidad), ^M 


í 


Antes 


La memoria de los antiguos, mutes (prcposi- ^H 






l Para la Academia, á ¿xcepdán tfi tñ vtn adverbio de modo; sin embif* ^| 




gOf parece que, en 


el ejemplo citado, esií por sím: ^^Nadíe me auxíljdl^ ^H 




nú mi primo/' 


1 






^^M 


^^^B 


fe 


- .r^^di^^^^^^^^^l 




TRATAIK) DI LENGUAJE. 419 



Clon) de los moros, es que, etc. (D, Diego 
de Mendoza^ Guerra de Granada, libro 2, 

n. 20), 

Antes Pensar que en el fortuna ha de estar queda, 

antes (adv* de tiempo) dejara el sol de dar- 
nos lumbre, etc. (HercíUa, Araucana, can- 
to 2). 
li Dió de espuelas a su caballo antes (con- 

junción) iba diciendo. » . , (Cervantes, Qui- 
jote, parte i', cap* 8), 
^^ Antes morir que ofender á Dios; antes la íwra- 

* ra que el provecho (adv. de orden); el que 
está limpio de pecado no teme la muertei 
antes la desea (conjunción adversativa); el 
día antes; la noche antes; el año antes (ad- 
jetivo calificativo, equivalente á anterior) — 
Academia, 

i^ Mas yo sé bien el sueño con que Horacio, au' 

tes (conjunción correlativa, equivalente i 
mas bien) el mismo Rómulo, me enseña (B, 
de Argensola). 
1^ No daba espacio de un bocado á otro^ pues an^ 

tes (conj. equivalente á más propiamente) 
los engullía que los tragaba (Cervantes, Q^í^' 
jote, parte 1', cap. 8). 

Apenas Apenas la blanca aurora había dado lugar, etc 

(adv, de tiempo) — ^Cervantes, parte 2\ ca- 
pítulo 20), 
^ Apenas puede andar i corre (adv. de modo); 

él comió apenas porque estaba triste (adv, 
de cantidad}; tú te ^/^;/¿if mucho (verbo). 

Antes de Un paseo ant^s de la comida es el mejor coit" 

dimento (prep. comparativa) — Aguilan 

Aquí ^s ^í*'* (adv. de tiempo, equivalente á hoy) 

en adelante seré más aplicado; de aqui re- 
sulta todo (palabra elíptica, equivalente á 
de h dicho resulta); yo esperaré aqui (adv. 
de lugar) á mí amigo; para que por aqui (por 




I 



430 riLJZ RAMOS 1 DlfAKTE. 



esto, pronombre) veas cuántas caídas darás, 
etc. 

Arreo. .... Término lleva de quejarse un mes arreo ' (adv* 

de tienipOp equivalente a íadú un mis dia por 
di a); Lo cual hizo cuarenta días arreú (ad* 
verbio de modo^ equivalente á seguidamen- 
te); Los párpados bañó á todos arreo (advt 
de orden)— Cervantes; yo arreo á los tra- 
bajadores (verbo); se reventó el arreo (sus- 
tantivo). 

Asi Hazlo asi (adv, de modo) para que salga bieo; 

es asi, no es asi (adv. afirmativo); no lo ha* 
ría asi (conjunción, equivalente á aunque) 
fuera millonario; el enfermo sigue asi^ asi 
(adv- de modo)* 

Así que , , , , Asi que se supo aquel acontecimiento sonó por 

todo el ámbito dííl reino un grito de sorpre- 
sa (frase adverbial relativa); Sé más de li- 
bros de caballerías, que de las súmulas de 
VíUaipando: an que (frase conjuntiva, equi* 
valen te á d€ manera que) si no está en más 
que en esto^ seguramente podéis comunicar 
conmigo lo que quisíeredes; asi que (adv. de 
tiempo, equivalente á cuando) llegues, te cs- 
cribiíé. 

Asi como así . . . Asi camo ass^'^ equivale á: **dc cualquier mo- 
do, sea como sea," etc. (frase adv. de modo). 

Así es que. ,,,*.- La invención oratoria es la que reúne todas 
las ideas, todos los materiales de que se ha 
de componer el discurso; asi es que (frase 
conjuntiva que anuncia la continuación del 
pensamiento) esta parte no depende tanto 
del arte, como del talento i de la instrucctdn 
del orador. 

Aun ............ Conmovióse i aun ( prep* equivalente á hasia) 

se le arrasaron los ojos de lágrimas; mar» 



i Pdra Garcés es preposiciíSn, 

2 Lo mismo es ast que asá (frase adverbial de modoli 



TfCATADO Di LENGUAJE, 



«I 



Aunque. 



Uajo 



Bastante , 



Bien , 



chóse de aquí, i aun (adv. de tiempo, equi- 
valente á iodavia) no se sabe de él; aun 

cuando (frase adverbial relativa) todos cons- 
piren á un fin, es necesario que obren de 
concierto, para que alcancen lo que se pro- 
ponen; aun bien que (frase adverbial i elíp- 
tica» equivalente á afortunadamente sucede 
que) casi no he tomado la palabra ^Cer- 
vantes). 

Tengo de salir, aunqui * llueva (adv. relativo, 
equivalente á sin embargo de que); aunque 
(adverbio relativo) anciano i enfermo, tra- 
bajaba incesantemente; escribe bien, aun- 
que despacio (conj. adversativa); el pin- 
cel de Tácito es vigoroso, ¿íw/í^w^^ (conjunción 
adversativa) demasiado sombrío; auftquevz^ 
ya, ó aunque no vaya (conjunción disyun- 
tiva). 

Canta bajo (adv.de modo); el techo tsbajó 
(adj. calificativo); él toca el ¿¿yl? (nombre) 
en la orquesta; iré al teatro bajo (preposi- 
ción, equivalente á con) con condición de 
que me acompañes; yo bajo (verbo) apresu- 
radamente la escalera; es un hombre de ba' 
Ja proceder (adjetivo calificativo); vive baja 
tutela, bajú techado (preposición); eso se 
dice bajo, bajo (frase adverbial de modo); 
diez grados bajo (preposición) cero. 

Te aplicas bastante (adv. de cantidad); tienes 
¿^¿ij/í2^í/f aplicación (adj. determinativo); es 
bastante bella (adv, comparativo) entre las 
otras. 

Escribe bien (adv. de modo); Juan es hombre 
de bien (adj. cal i íi cativo, equivalente á hon- 



i Para distinguir el adverbio relativo de fa conjunción^ hay que tenÉf. 
presente que et adverbio tiene régimen (indicativo 6 sustantivo), i la coú- 
jtiticidn^ ligando proposiciones independiente^^ no inñaye en el modo del 
verbo* 



I 



45» 



Bien que . . . , 



í 



riLtZ EAMOS I DVAftTE. 



Bueno 



Cabe. 



rada); no conoces el bim (nombre) que te- 
hacen; eres bien (adv. de cantidad, equiva^ 
lente á muy) exagerado en todo; éim hoy, 
¿mi mañana (conjanción disyuntiva) lo con- 
seguiré; no bien (adv. de tiempo, eq, á ape^ 
ñas) lo supo, echó á correr; bien (adv. de 
tiempo, eq. á cuando) se pasaron quince días 
en que no vimos la caña, ni la mano, n¡ otra 
señal (Cervantes); cenó i^im (adv. de cant.,. 
eq. á mucho); el enfermo está bien malo (ad- 
jetivo en grado superlativo* t(\.kmaHsim{>)i, 
giremos al teatro esta noche? Bim (adv, de 
añrmacíón» eq. á j/) ; lo harás bien á bien (fra- 
se adveibial de modo) ó mal á mal; el in- 
fante Don Pedro traía bien unos doce mil 
hombres de á pie; Bien (adverbio) haya 
quien tan bim (adjetivo) sabe distribuir los 
bienes de fortuna (Lope de Vega); No sa- 
bía atinar para qué se hacían aquellas dili- 
gencias, puesto que bien (ciertamente) cre- 
yó que buscaban á aquel mozo (Cervantes); 
Habían podido dormir bim (muy) mal aque- 
lla noche (Cervantefi, parte i% lib. 4% capí- 
tulo 44). 

Bien que (fr. adverbial relativa) hubiese gran- 
de escasez de provisiones, no nos faltaba lo 
necesario; Ei camino de la derecha es llano, 
derecho i cómodo, bien que (aunque^ no le 
faltan lodazales i ciénagas en tiempo de llu- 
vias. 

El mozo es bueno (adjetivo); ¿A dónde buenüf 
ó ¿De dónde buenaf (expresión familiar ¿i/^- 
na, adv., equivalente á va ó se va, viene ó S€ 
idene); ¿No es bueno (nombre equivalente á 
verdad) señor, que aun todavía traigo entre 
los ojos las desaforadas narices de nni com- 
padre Tomé Cecial? (Cervantes, Quijote. 
parte 2% cap. 14). 
Vi cabe (preposición) mí un negrillo muy abo- 



TRATAIK) DK LINGUAJI. 



43# 



Casi , . 



Cerca . 



Cierto* 



Claro 



Como. 



mínable, regañando como desesperado {San* 
ta Teresa); No podía (la casa de Vallado- 
lid) dejar de ser enferma, guf (conjunción 
causal) estaba cah' (adv» de lugar, equiva- 
lente k junt^) el río; esto no cah (verbo) 
allí; llevó un cabe (nombre) tal empresa. 

El edíñcio estaba casi (adv, de modo) todo en 
completa ruma; casi exánime; casi le mata; 
casi at borde del sepulcro; era casi noche 
(Santa Teresa), preposición; casi nada he 
visto (adv. de cantidad). 

Cerca de (preposición compuesta del adver- 
bio cerca i la prep. de^ mí pueblo hay una 
ermita (Aguilar); él vive cerca (adv. de lu- 
gar) de aquí; la cerca (nombre) se ha de- 
rrumbado; En esta batalla murieron cerca 
de (adv. equivalente á préximamenie)] el 
qa^ cerca (verbo) su campo, duerme tranqui- 
lo; el día de la victoria está ya cerca (adver- 
bio de tiempo); Embajador ír^fiTü de (prepo- 
sición) la Santa Sede; hemos andado cerca 
de (unas) tres leguas, i tardado cerca de 
(unosj quince días. 

Circula cierta noticia (adjetivo determinati- 
vo); la noticia ttd. cierta (adj. calificativo); 
¿es cierto (nombre) lo que digo?; Yo tengo 
cieriú (adv, de afirmación) que así fué (San- 
ta Teresa); Por cierto (ciertamente), Señor» 
quien quiera que seáis, etc, (Cervantes), 

El día está daro (adjetivo calificativo); Ha- 
biendo, pues, Don Quijote leído las letras 
del pergamino, claro (adv. de modo) enten- 
dió, que del desencanto de Dulcinea habla- 
ban; He visto esto ciaro (adv. de modo) por 
mí; aquí hay un clara (nombre); lo dijo por 
lo claro (modo adverbial)* 

Pongo en tu conocimiento co^na (conj, copula- 
tiva, eq. á que) he llegado bueno; Como (con- 
junción causal, n(imv2\^nit k porque) el tiem- 



454 



fEUZ RAMOS I DUARTK, 



po amenazaba lluvia, nos volvimos á casa; 

contú í conjunción condicional, equivalente á 
can tal que) tenga yo salud, lo demás no me 
importa; como nos vieron, ó casi canw (ad- 
verbio, equivalente á cuandú) nos vieron ^ se 
llegaron á saludarnos. ¿Como (adv. de rao- 
do} está el enfermo? Yo cómo (verbo) muy 
bien; estoy tan bieno cúm^ tú; hoy llueve 
tanto como ayer ( conj, comp. ); El orador 
cúmo (adv. relativo de causa) sea su fin mo- 
ver i persuadir, se sirve de lo vehemente i 
sublime (Capmany); cúmo (adv. relativo) 
conviene no divagar, el exordio debe nacer 
del mismo asunto; La naturaleza, comú (con- 
junción: liga á naiuraie^a con el antecedente 
envuelto en quien) quien tiene necesidad, no 
reposa, sino siempre está piando í suspiran- 
do por más (Granada); Es laborioso cúmo 
pocos (conjunción: liga á él, tácito, ¡ Púcoi)\ 
le miran como (conjunción; liga á le \ k pa- 
dre) á padre; los trata copio (conjunción: li- 
ga á ¿os con hijos) á hijos. 

Desde tan bella estancia 

¡Cuántas i cuántas veces 

Oiré los pastores, 

Que discretos contienden. 

Publicando en sus versos 

Amores inocentes! 

Como que (conj. contin.) ya diviso 

Entre el ramaje verde, etc, (Samaniego). 
¿Cómo (adv. equivalente á de qué manera) 
has llegado; Me dijo como (conjunción co- 
pulativa, equivalente á que) no podía pagar- 
me en el acto: Como (conjunción causal, 
equivalente á porque) he presenciado el he- 
cho, puedo hablar de él con propiedad; íT^?- 
///¿? (conjunción causal, equivalente á/¿?r ^ué) 
no has hecho lo que te mandé; Me lo dijo 
como (adv. pleonástico de modo) en son de 



^ 


TEATADO DI LENGUAJE, 435 


1 




chanza; La caridad* cúmú {prep. equivalente 


fl 




á se^¡n) dice San Mateo; Cúnw (adj\ activo^ 


^^1 




equivalente á siendo) sea tan dañoso el re- 


^^1 




lente; Cúinú Cconjuncíón condicional f seas 


V 




bueno te querrán todos; ^\ cómo (nombre) 


1 


' 


hace las cosas me admira. 


^^1 


} Conque....... 


* . ¿Con que, (conj, coosecuencial) de tus recetas 
exquisitas. Un enfermo exclamó) ninguna 
alcanza? (Samaníego), 


■ 


•1 


Con que (con;, condic.) nos digan (los gran* 
des) quién fué su padre (Sta. Teresa); Con 
iadú eso que alegas, pierdes la cuestión (mo- 
do adv. eq, a: sin embargo^ no obstante^) 


4 


Conforme • , . . 


. . Lo dejé todo conforme d (prep. eq. á según) 
como me lo mandó (el Confesor) Sta* Te- 
resa; I como en viento su invención con- 
siste. 

En ocho días, i en menor espacio. 

Conforvu (prep. según) su caudal la adorna, i 
viste. 

Vivo conforme (adv. de modo) con mi suerte. 


] 


Contra,. 


Iban muchos contra el i díó contra una esquí* 


^^^1 




na, (prep.); le hacían la contra (nombre); 


^H 


La mayoría votó en contra (modo adv). 


^^1 


Comisionado, . , 


. . Estoy cúmisíonadú (adj. pasivo) para la co* 


^^H 




tranza; Me han comisionado (partic); Llegó 
el comisioitado (nombre)* 


H 


Cosa .,.. 


. . . La cosa (nombre) no merece la pena; Llegó,. . 


^^1 


(la barca) junto al primer rastrillo cosa de 


■ 




(modo adv.) hora í media antes de anoche- 


1 




cer (Coloma); Cosa de (modo adv.) ocho 


■ 




días tardará en concluir la obra.— (Acade- 


^B 




mia). 


^^1 


Cuál ...,.,,.. 


.. Cuál (adj. determ. ó artículo) casa habitas?; 
¿Cuál ^ (sustantivo) es más, resucitar á un 
muerto ó matar a un gigante? 

os se usa cuai^n las comparaciones: como adjatívo i como 


j 


i De dos mod 


^H 


adverbio. (Bello 


ntím. 194 nou). 


5 



416 



TEUZ lUHOS I DUAKTl. 



Continuo . 



Cuando. 



Cuánto». 



No es posible que esté cúhííhuú (adv, de tiem- 
po, cq, á siempre) el arco armado, etc. (Cerv); 
El hombre vive en un c&nimuü (adjetivo) 
padecer; El buen hombre siempre de cúnti- 
nuo (modo adv). halla razón para dolerse i 
llorar (Granada). 

Cuntido (adv, de tiempo, eq. á ahur a que) Ics^ 
años han helado mis nervios; cuando (conj, 
advers, eq. á aunquf) no fuese sino antojo 
suyo; cuando más ó cuandú mucho (modo 
adv.); De^cuandú en cuando 6 át vez en cuan- 
do (frase adv. de tiempo); eso sucedió cuan- 
do la g\xtiT^\ cuando vWyo, cuando niño (prep. 
eq. á durante la guerra, desde viejo); he aqu£ 
el cuando (nombre). 

¿Cuánto falta para terminar la obra?; Ctianté^ 
^eq. á iodo lo que) se le dijo fué en vano. Es 
cuan£o{ñ<\. á todo /¿í^?¿í} puedo decirte; Perdí 
n/£i;//£7 (adj.de t.) dinero tenia j Fueron las ven- 
tajas alcanzadas por el e ne migo fi/aw /indecisi- 
vas (adv.); Rogaba cuan {s.áv.) encarecida- 
mente podía; Yo te sacaré de las manos de 
los caldeos: cuanto más (adv.) de la Santa 
Hermandad (Cerv). 



Yo de [a memoria borro 
Todas [as obligaciones^ 
Porque vuestras sinrazones 
Me han dado carta de horro: 

Desengañado me corro 



I>€ que tengáis prendas mías; 

Mas por no mover porfias 
En vuestras manos las dejo 
Cual (adv. de modo) la colebrft cl 

(pellejo 
Para renovar sus días. 

(L. S. Argensola)* 



I 



Gasta un boato cual (de la misma manera) si fuera un principe; üu^éM 
(adj. det.) continuas aguas á toparse. 

Van con rauda corriente sonorosa (Ercilla). 

Cttíi/(prep. eq. á ^fgún) es el padre, es el hijo; el niño del cual {ití^úso 
conjuntivo) te hablé; No hay ningún género de oficio de éstos de majror 
cuantía que no se grangee con algdn genero de cohecho cual más, cual me- 
nos (Cerv.) (pronombre distributivo). 



TRATADO DI LINGÜAJE. ^%j 



^^ Hablemos (íe lenguaje (prepO; df (verbo) Ud. 

la lección; esa de (nombre) está mal hecha. 
Debajo.*. . ....... El pellico que nace luego, se poneflt¿a/^(prep.) 

las alas de la gallina, i la sigue por doquiera 
que vaya (Granada); Decía (Vicente déla Ro- 
sa) que su padre era su brazo, su linaje sus 
obras, i que díóaja de (conj- advers. eq, á sa¿^ 
va, sí?to) ser soldado, al mismo Rey no de- 
bía nada íCerv.); deéújú de la mesa, deéq/& 
del coche (prep,); En la contienda el uno 
quedó encima i el otro debajo (adv. de lug). 

^^'^"^^^ El hombre súbitamente desapareció, i se le fué 

de delante (prep ,) de los ojos; Acaece algunas 
veces estar una nube muy obscura, i tene- 
brosa hacia la parte del poniente, i sí cuando 
el sol se quiere ya poner la toma delante, etc. 
(adv.) Granada, Pedro iba ¿ff/íi^/e- (adv. de 
ord.) i detrás Dimas; Justo quiere siempre es- 
tar í/^/íí/íí^ (adv, de m.) de todos. 
Demás..- Hízo (el Moro) repartimiento de las alcal- 
días. , , _ , escogió para su consejo seis per- 
sonas, dcjnás (á más) de los capitanes turcos 
(Mendoza Guer. de Granada, lib. 3, n. 27); 
Yo topé un rosario, i sarta de gente mohína, 
i desdichada, i hice con ellos (los Galeotes) lo 
que mí religión me pide, i lo demás (pronom- 
" bre) allá se avenga (Cerv. Qujj. parte i\ c, 

30); La demás gente pereció (adj. calíf.) 
Dentro. ...... — Como á su parecer la bruja vuela ^ 

I untada se encarama i precipita. 

Así un soldado dentro (prep,) una garita 

Esto pensaba haciendo centinela. 

(Andrés Rey de Artieda). 
Los que están dentro(3iáv. de lug.) duermen; 
Dentro de (adv, de tiempo) quince días 
Casa su hija mi dueño 
I ha de haber para todos 
Arroz i gallo muerto. 

(Samaniego)* 



L 





438 


T^l^lZ RAMOS I DUARTK. 


Detrás. 


, . . Detrás di los tristes músicos comenzaron á en- 




trar por el jardín adelante, etc, (Cervantes 


■ 




Quíj. parte 2*, c. 3S); Hesiquio va delante i 


■ 




¥.\oy detrás (adv. de lug.); Usted siempre 


■ 




anda detrás (adv. de modo). 


1 


Donde 


. , . Sin verla, lo habéis de creer, confesar^ afirmar^ 

jurar i defender: dúndi no (conj, cond- equi- 
valente á si no), conmigo sois en la batalla, 
gente descomunal i soberbia (Cervantes), 




Ejemplo. , , * . 


,,,_. *'Las señales por ejemplar (loe, advj Un 
ejemplar (nombre) del Quijote;** una con- 
ducta ejemplar (adj, calíf). 


1 


EL... 


, . , . El hombre (art.); ^^l llegó (pronombre) donde 
(pronombre eq, a: púr lo cual, por el cual} 
conocieron se moría (Ccrv*); No^ no, dijo 
el barbero, Sancho Panza, si vos no nos de- 
cís, donde (adv. dtí L) queda, imaginaremos 
que vos le habéis muerto (Cervantes). 




Entorno 


'*Yo entorno (verbo) la puerta"; 

. ..**Euiorno (prcp.) del sus ninfas des* 

mayadas/' etc. (Garcilaso, Elegía), 




Entre . ., 


_. **Meter una alhaja entre (prep.) algodones;" 
'^Después que entre (verbo) te lo diré*" 




En. .. 


''Todos somos ¡guales en la presencia de Dios'* 
(preposición comp. eq. a: ante); ''En consi- 
deración á (prep. eq-a: por) tus servicios te 
hago gracias f ''En cuanto J (prep. comp.) la 

deuda te la perdono/' 




Fuera , . . , 


_, "Si /«¿^^¿i (verbo) más laborioso, viviría me- 
jor;" "Se oyó Tuiáo fuera (adv* de lug*) de 
la habitación;" ''Enera de (prcp.) la ciudad 
hubo alboroto" ( Aguilar). ''I los que grita* 
ban decían ¡/aera! (tnterj.) los enemigos." 




Guarda. . , . .. 


. , . . El que guarda (verbo) siempre halla; El^i^r- 
da (nombre) sufre mucho. 




Harto 


. , ,. Harto (adv. de cant.) sufre el pobre; el animal 
¡tarto íadj.) está contento; yo harto (verbo) 

al perro. 


w 




^^ ^^^^^^H 



TRATADO DK LENGUAJE. 



43> 



Haz Haz (verbo) tu deber; un haz (nombre) de 

canas, 

Haya, , , , "El haya (nombre) es madera dura; el ¿y/^i (nom- 
bre) del niño; deseo que haya (verbo) ve- 
nido. 

Hecho , . . . El hecho (nombre) es cierto; el mundo ha sido 

hecho (adj. pasivo) por Dios; ha hecha (par- 
ticipio) un gasto inútil; él es un hombre he- 
cho (adj. calif,) al trabajo. 

Guisado El guisado (nombre) estaba desabrido; el ca- 
brito íwé gídsado (adj, pasivo); hemos gíd- 
sado (partic*) el cabrito; p^v o guisada (adj. 
calif.) 

Hombre Escipión era muy hombt-e (adj. calif,); el hom^ 

bre (nombre) honrada vive feliz; ¡vamos^ 
hombre! (interj,) 

I Tu í yo, corta i hiere (conj. cop.); / (adv»} de- 

jaí!, pastor santo, tu grey en este valle hon- 
do, obscuro? (Fray L. de León); // (adv*) 
que no viese yo todo eso! (Bello). 

JiintQ« , . , » , ^ , • , * Junto al (prep, comp.) prado hay un palacio; 
ellos 2.T\á2kX\ juntos (adj. eq, a: acompañados }\ 
vive aquí junto (adv, de lug. ); corre junta 
(adv, de modo) con el ferrocarril; junio 
(adv.) con ser cruel era (Malambruno) en- 
cantador. 

Igual -♦*.*».,!*♦ Dame cualquiera ó ambos que para mí es igual 
{adv, de comp.); terreno igiial (adj. calif); 
el signo llamado/^íW (nombre) denótamete. 

Lo , ... . f Sé /íí (adv. decant.j eq. a: cuan) malo que eres; 

lo (sust. eq. a: cosa ó cosas) que agrada se- 
duce; /í; es antecedente de que i sujeto de 
seduce (Bello); no podemos atribuir/f^ (pro- 
nombre) á otra cosa; en las obras de imagí* 
nación debe mejíclarse lo (sust. neutro) útil 
con lo agradable (Bello); /<? bueno, /¿7 ne- 
gro, ¡o dulce (artículo neutro). 

Luego Vé luego (adv. de tiempo) al campo; somos 

muy flacos, pues luego como (frase adv. relat. 



440 FELIZ RAHOS I DUAKTE. 



de tiempo) vemos el peligro desmayamos; 
Pedro llegó antes, luego (adv, de ord,) An- 
tonio i después Sixto. 

Llamada. Hizo la llamada (nombre); ha sido llamada 

(adj. pas.) 

Mal , Canta mal (ad v. de modo); tu ^nal (nombre) 

no tiene remedio; haré lo que quieras, ma! 
{conj. advers. eq. a: aunque) que te pese 
(Aguado). 

Más . . , No deseo más (pilab. ellp. eq. á otra cosa) que 

tener salud; Adelantas más (adv, comp.) 
que tu hermano; Compraría un sombrero 
mas (conj, advers, eq. á pero) no tengo di- 
nero; Has escrito poco^ escribe más (adv. 
de cant.); cuatro más (conj. comp.) seis; 
tienes más (adj. det. comp-) años que yo; 
el mas ó menos (nombres) no importa, sino 
hacerlo bien; juega menos i estudia más 
(adv. de cant.); No lo aceptaría mas que me 
rogasen con ello (frase eq, á aun dada caso 
que)} Mas que (cállase «£? se me da nada) me 
maten, Mas si (expresión dubitativa) des- 
pués de tantas promesas nos engañas? 
(Bello). 

Mejor. . » Escribes mejor que yo; hablas peor que escri- 
bes {adv, comp.); él es el mejor (nombre) 
de todos. 

Menos El más ó menos (nombres) no importa; todos 

los hermanos han muerto, menos (adj. pas, 
eq, á excepto ó exceptuado) el mayor; To- 
dos van, menos yo (eq. á excepto). 

Mañana La mañana (nombre) está fresca; mañana (ad- 
verbio de tiempo) nos veremos. 

Mediante Conseguí un destino mediante (por medio de) 

ciertas influencias; al fin lo conseguí median- 
te (adv, de modo) sacrificios. 

Maestro, , * El maestro (nombre) de música; Fue un golpe 

maestro (adj. calíf.) 

Medio Lo ha visto medio ¡adj, calif.) Sevilla ; media 




TRATADO DX tlKGÜAJS. 44t 



pan, media docena (adjeti^ro); hay que ele« 

• gir un medio (nombre); medio dormida, tne-^ 

dio despierta (adverbio); estaba medio (ad* 
verbio m,) viva, medio muerta; La sirena era 
un monstruo medio pez i medio mujer (par- 
tícula prep,) Bello; Rióse el rector i los pre- 
sentes, por cuya risa se medio (part. prepo- 
sitiva) corrió el capellán; (Cervantes). 

Menos No podfa ser menos sino (adv.) que presto 

descubriésemos quien nos diese noticia della 
' ' (Cervantes). 

Mientras Mientras esto, mientras tanto, mientras que 

(prep.) Bello; Mientras yo trabajaba, tú te 
divertías (adv. de tiempo); Mientras yo es- 
tudio, él juega (adv. de tiempo). 

Mitad / Fué adjudicada á los parientes la mitad (sus- 
tantivo) de los bienes; Se había colocado 
* una estatua en mitad (sust.) de la plaz2Í| La 

sirena era una especie de ninfa marina mi- 
tad (adv.) mujer i mitad (adv.) pez; La isla 
es mitad (adv.) francesa i mitad (adv.) es- 
pañola. 

Mucho Se ha de tener mucho (adj. deter.) juicio; es 

necesario estudiar mucho (adv. de cant.); 
Mucho (sust. neutro) se espera de su pru- 
dencia. (Bello). 

Muerto El muerto (nombre) fué enterrado ayer; ha 

muerto (participio.) de repente ; hombre muer- 
to (adj. c^lif.) no habla. - 

Nada Nada (sust. neutro) veo que pueda causarme 

inquietud; Dios hizo de la nada (nombre) el 
mundo; No tengo nada {cosa alguna ó nin^^ 
guna cosa) que darte; Ese hombre nada 
(verbo) bien. 

l^ecesario * El mcro^necesario (sustant.) i lo (sust.) mera- 
mente necesario (adj.) Bello; No hay hombre 
necesario (adj. calif.); Será necesario (adj.) 
que yo le hable por tí.^ 

Jíi AV el general ni los soldados (conj. cop.); Ni 

29 



441 WEtlZ RAKOS I Q0AKT1. 



de noche m de día (conj. cop,); iVjílarnba ni 
abajo (conj. dísyunt.) Chao. 

No. .... * * . La «í? comparecencia del reo (partic. preposi- 
tiva) Bello; No quiero, no voy (adv. de ncg.); 
No se oía sino el rumor de las hojas (eq. á 
nada; Mejor es el trabajo que no la ociosi- 
dad (afírma en vez de negar);^ No sin gran 
razón le despidió (eq. á con); no (eq. á solo) 
pretiendo sino verle; Qué no (pleonástico) 
diría sü padre si viviera (Aguado); Voy á 
buscar la otra acera noXcoü}. fínal) me atro- 
pelle un borrico (para que ?io, á fin de no). 

O Esa o está mal Jiecha (nombre); Él o (con- 
junción dubitativa) su mujer me lo han di- 
cho; El barómerto sirve para marcar los 
cambios meteorológicos ó (equivalente á 
^ también i además) para medir alturas; Pue- 

i des dedicarte á las matemáticas d (conjun- 

ción disyuntiva, equivalente á sino) á la ñsi* 
ca; El hexaedro o (equivalente á es lo mis- 
•"* mo) cubo es un poliedro. 

Par Compré un paf- (nombre) de tórtolas; Este es 

número par (adjetivo); Abrió la puerta de 
par en par (modo adverbial); Estamos á la 
par (frase adverbial de modo). 

Paso El paso (sustantivo) es pesado; Habla de pa- 

j¿?"( adverbio de modo) ; Yo paso (verbo) por 
tu casavCaoMno paso ápaso (frase adv¿r^ial 
- de modo). 

Para cbn Tenemos deberes para con (preposición com- 
parativa) Dios (S. Aguilar); Yoy para^^igx^^ 
posición) la plaza; Para (verbo) cochero; 
He vivido en Para (nombre). 

Partida La almendra fué/¿jr//¿a (adjetivo pasivo); Hi- 
zo una mala partida (nonlbre). 

Pero i . . . Así lo cuenta Tito Livio, pero (conjunción ad- 
versativa) otros, ú otros empero refíeren el 
hecho de diverso modo ( Bello); No hay 
pero (nombre) que poner. 




TRATADO Di LttKGÜAJl* ^^' 4^3 



Poco El niño ha de tener poco (adjetivo determina* 

tívo) dinero; Debemos hablar poco (adver- 
bio de cantidad); El niño come poca (adver- 
bio de cantidad); Peto á poco (modo ad- 
verbial). 

Política ...._.,. Una política (nombre) sabia i justa; La con- 
ducta política (adjetivo caliñcativo) del ga- 
binete^ 

Porque I como ahora ninguno hay que no se pueda re- 
conciliar con él^ asi entonces ninguno habrá 
. que lo pueda hacer, porque (conjunción cau- 

^ sal) asimismo la benignidad de la primera 

venida se descubrió sobre toda manera, así 
será el rigor de la justicia que en la postre- 
ra se mostrará; Ca (conjunción causal) ín« 
^ menso es Dios é infínito en ki juisticia, así 

como en la misericordia (Granada); Esij^ue- 
/ no saber el por que (nombre) de las cosas; 

Hago todo lo posible porque (conjunción fi- 
nal) suceda tal cosa. 

Pues ^ Estudia, pues (conjunción causal) te lo man- 

• do; Déjame, pues^ (conjunción continuati- 

va) tranquilo; Pues (preposición) que vemos 

^ á la patria amenazada de tantos peligros, jus- 

to es que nos apresuremos á socorrerla (Be- 
llo); Pues (adverbio relativo, equivalente á 
supuesto que) el buen Sancho es gracioso i 
donairoso, desd^ aquí le confirmo por dis- 
creto (Cervantes, Quijote, parte 2', cap. 30); 
En ser honrada no hay quien la iguale, pues 
(conjunción continuativa) en lo que toca ¿ 
ser hermosa, ya^vuestra merced lo ha visto 
(Cervantes, Quijote.) 

Puro Una agua pura (adjetivo calificativo); Una \\^ 

ádi pura (adjetivo calificativo); Lo hizo por 



I Pues, como preposición, lleva expreso, como término, el anunciativo 
que; callado el que, se vuelve aSverbio relativo; usa'da absolutamente es con* 
juncidníconsecuehcial (Bello). 



444 FELIZ RAMOS I DUA&TE. 



pura (equivale á simple) generosidad; Se te 
hincharon los ojos de puro (adverbio equiva- 
lente á mucho) llorar* 

Quedo Habla quedo (adverbio de modo); Me qued^ 

_ (verbo) aquí; A estas razones (de la Duque- 
sa) sin responder con algunap se levantó San- 
cho de la silla» i con pasos quedos (adjetivo 
caliñcativD)^ el cuerpo agobiado i el dedo 
puesto sobre los labios, etc. (Cjervantes, Qui- 
jote, parte 2', cap, 33). 

Rey * . Un rey (nombre) filósofo; Un fílósofo rey (ad- 
jetivo calificativo). 

Se Sé f pronombre) equivocó; Sé (verbo) la lec- 
ción; 5/ (verbo) bueno, i te querrán. 

Si ¿ Vendrás^ 5/, (adverbio de afirmación) vcn- 

' ' dré; Si (conjunción condicional) estudias, 

aprenderás; Todo lo quiere para si Cpso- 
nombre personal); Está pagado de si (pro- 
nombre personal); quiero que me des el ji 
nombre); El si (nombre) de las niñas es co- 
media de Moratín; Deseo saber si (conjun- 
ción dubitativa) volverás; !Si que (conjun- 
ción equivalente á en efecto) hay quien tiei^e 
. la hinchazón por mérito (Iriarte, citado por 
Bello; Si (conj. cond., equivalente á supues- 
to que) deseamos cumplir con nuestras obli- 
g^aciones, debemos ante todo conocerlas (Be- 
^ Uo)"^ Si hay ley, si r^zón, si justicia en el 

mundo, la grandeza de los beneficios basta- 
ría para que no fueses tan escaso en el ser- 
vicio^con quien tan largo te ha $ido en las 
mercedes (Granada): el si át este ejemplo 
hace el oficio de disyuntiva, v. g: *^0 no hay 
ley, razón, ni justicia, ó la grandeza," etc.; 
I como le toma (el Ímpetu celestial al cuer- 
po) se queda siempre, ^i sentado» si las ma- 
gnos abiertas, si qjyradas (Santa Teresa): el 
si equivale é^ya sentado, ya las manos abíer* 
tas, ya cerradas); Señor, si será és^ á <!£« 



TKATADO DS LENGUAJE. 445 



rcha el moro encantado que nos vuelve á cas- 
tigar, si (conjunción causal) se dejó algo cu 
• el tintero? (Cervantes); Soy de parecer^ se- 

^ ñor mío, que por si ó por no (conjunción 
causal), vuestra merced hinque i meta la es- 
pada por la boca á este que parece el bachi- 
ller Sansón Carrasco (Cervantes); Pedidle 
lo que gustéis, que yo os juro de dároslo; si 
bien (base adverbial relativa, equivalente á 
aunque). me pidíéredes una guedeja délos 
cabellos de Medusa, que eran todos cule- 
bras (Cervantes); No dijera él una mentira^ 
^ si (aunque) k asustar^ (Bello), 
Salvo Todos se negaron, salvo (conjunción adversa- 
tiva, equivalente á excepto) Juan que asistió; 
Salieron solamente con el pellejo salvo (ad- 
jetivo calificativo ) ; Se pusieron ^n salvo 
" (modo adverbial); Quedó su. honra d salvo 
(modo adveil>ial); Pudiera yo hacer esto á 
mi salvo (i mi modo). 

Siquiera • Las asambleas populares, siquiera (conjunción 

adver., equivalente á aunque) sean pacificas, 
i de carácter [Hiramente científico i literario, 
,son incompatibles con los gobiernos enemi- 
gos de la discusión; Déme usted media pa- 
ga siquiera (adverbio de cantidad, equiva- 
lente á por lo menos); No tengo un real si- 
quiera (adverbio de cantidad, equivalente á 
tan sólo).— Academia; Si el galardón ha de 
durar mientras Dios reinare en el cielo, ¿por 
qué no quieres tú<iue el servicio dure siquie^ 
K ra {k lo menos) mientras tú vivieres en la 

tierra? Ni siquiera (aun) asiento se le brindó; 
Respondió el cuadrille1-o que á él no le to- 
caba sino hacer lo que (respecto de D. Qui- 
jote) le era mandado, i que una vez preso, 
^siquiera (adverbio) le soltasen trescientos 
(Cervantes, Quij., parte 2', cap. 46); Como 
te conozco, Sancho, no hago caso de tus pa- 



446 FBLir RAKOS I DUAKTE, 



labras. — Ni yo tampoco de las de vuesa mer- 
ced, replicó Sancho, síquica me hiera, si' 
quiera me mate por las que le he dicho, etc. 
(conjunción disyuntiva). 

Sino No voy al paseo, sino (conjunción) al teatro; 

No le tientan las riquezas, sino (conjunción), 
las distinciones i honores (Bello); Todos 
^ aprovechan," jjW (equivalente á menos, ó 

excepto) yo; Tras todos éstos venía un hom- 
bre de muy buen parecer, sifw que (equiva- 
I lente á menos que, aumentativo, d excepto 

que) al mirar metía el un ojo en el otro (Cer- 
vantes, Quij., part. I*, cap^ 22); Taso, señor, 
(dice una dama á un caballero que alababa 
su canto); á quien habrá oído las voces cé- 
lebres que hay en esta gran ciudad, habrále 
* parecido la mía muy mal sinú que (equiva- 

lente k pero) es de pechos nobles favorecer 
humildades i darles mayor honor que tienen 
• méütos {Castillo Solórzano).— Bello; No só- 

lo estaba dispuesto á complacer á sus ami- 
gos en cuanto le pedían, sino que (equiva- 
lente á más, ó más tambié^, ó más aún) se 
anticipaba á sus deseos; Dijole que se rin- 
diese, si no {sif adverbio relativo i condício* 
nal i no adverbio negativo), que le cortaría 
^ la cabeza (Cervantes, Quijote, parte i', ca- 

pítulo 9^*); Ha sido ventura el hallaros, sí na 
(aunque no) para dar remedio á vuestros ma- 
les, á lo menos para darles consejo (Cervan- 
tes, Quijote, parte i*, cap. 28). 

Sobre , Procura que siempre te solete (verbo) ta razón; 

Cuestionaban soóre (preposición) gramática; 
El scróre (nombre) de la carta; El pañuelo 
está soíre (preposición) la mesa. 

Solo Estoy s^U (adjetivo calificativo) en casa; Ha- 
bla solo (adverbio de modo) por hablar; Es 
bueno jugar de so/o (nombrfe); Concertamos 
un viajej so/o (conj» adversativa, equiva- 




TRATADO DK I^KNGUAJt. 447 

■ lente á fietoj que por falta de dinero no pu- 

dimos realizarlo; No hay más que un sola 
(adjetivo determinativo) Dios verdadero. 

Tarde - , . La iatde (nombre) está hermosa: Vino íarde 

(adverbio de tiempo) del trabajo; Dile que 
y no tarde (verbo) el pago. 

TalJ. ..,.,.. Hizo el postrer acto de esta tragedia madame 

* .de Camerón; salieron ella i dos hijas suyas, 

niñas, en busca dél, i pidiéndole arrodillada 
á sus pies la vida de sus hijos, el conde le 
respondió entonces pocas palabras: /¿{/(ad- 
verbio de modo, equivalente á de tal modo) 
que hubo de volverse algo consolada (Colo- 
ma, citado por Bello); El hombre tal cual 
(frase adverbial de modo, equivalente á del 
modo que) lo refiere, no és íácll creerlo; 
Cuando el cuadrillero, /^Z (sustantivo, equi- 
valente á eso) oyó, túvolo por hombre falto 
de seso (Cervantes, Quij., parte i', cap. 17); 
Tal hombre i tal (adjetivo determinativo) ca- 
• bailo; ¿Qué tal? (adjetivo relativo) dijo el 

barbón, ¿la agua es salada? (Samaniego); 
Hueno es /¿i/ (sustantivo, equivalento á él) 
para cual (modo adverbial). 

Tanto Tanto habían crecido los rios; tan grandes fue- 
ron las avenidas; tan tiernamente le amó; 
tan de corazón lo deseó (adverbio demostra- 
tivo de cantidad).— Bello; Tantas (adj. de- 
terminativo) razones no os convencen?; Le 
dijo tantas de (adjetivo) cosas que no hay más 
que oir (Cervantes, Quijote, parte i*, capí- 
tulo 32); Como esta Señora (la, Virgen Ma- 
ría) conocía tanto de (sustantivo) la miseri- 
cordia i gracia de Dios, i del medio por do 
se alcanza, así todo aquel cántico empleó, 
etc. (Granada); ¿Qué tanto (sustantivo) ha- 
brá de aquí á ese lugar? ^ 

Todo Jodo nos habla de Dios; en todo resplande- 
ce su poder i sabiduría (sustantivos neutros). 



448 FZL[Z RAMOS 1 DUAKTK. 



Bello; No pretendas ser juez^ si no tienes 
fuerza para romper por iodo (sustantivo n cua- 
tro) ¡ castigar la maldad; Todú (adjetivo de- 
terminativo) hombre debe cumplir con sus 
deberes. 

Tratado Ha tratadú (participio) bien el asunto^ Ha si- 

, do bien tratado (adjetivo pasivo); £1 trata^ 

do (nombre) no llegó aÜímarse. 

Venir A venir (conjunción condicional, equivalente 

á si vienes) tú, no. saldré de casa; El venir 
(nombre) es fácil. 

Ya Ya (adverbio de tienjpo) es hora de concluir; 

Ya este año, ya (conjunción dis}runtiva) el 
que viene, iremos á Londres. 

Vuelta Lo ha hcho otra vuelta (vez)— Academia; Dio 

Sansón la vuelta (nombre) á su lugar, i los 
dos tomaron la de la gran ciudad de Tobo- 
so (Cervantes, Quijote); Vivo á la vuelta 
(adverbio de lugar) del teatro; Ella se diri- 
gió vuelta (preposición, equivalente á hada) , 
el jardín. 

LECCIÓN SEXTA. 

HARMONÍA GENÉRICA I NUMÉRICA, DEPENDENCIA I COLOCACIÓN 
DE LAS PALABRAS I ORACIONES. 

136. En el mundo intelectual, como en el (isico, todas las cosas 
^ están entre sí relacionadas mediata ó inmediatamente? — Si están 

relacionadas, como las cantidades i cualidades con sus substancias, 
como la acción con el agente, como el ser pasivo con la causa que 
obra sobre éU 

137. Cómo se denomina la harmonía genérica i puméri¿a que hay 
«ntre las palabras variables? — Se llama concordancia^ i ésta puede 
ser de dos sustantivos^ de sustantivo i adjetivo^ i de sujeto i verb». 

138. Cuándo hay concordancia de dos sustantivos?— Cuando el 
segundo de ellos expresa una idea parcial adherida al primero, 
V. g.: '*Se han inmortalizado Colon i Napoleón; éste en la guerra, 
aquel en la navegación. 




TRATADO DS LKNGUAJI. 44^ 



Entre Colén i aquel hay concardancía de dos sustantivos en gé- 
nero masculino i número singular; lo mismo que entre éste i Nm~ 
polión^ eu género masculino f número singular. En Juárez^ prest- 
dente de Méjico; Venezuela ^ patria de Bolívar, hay concordancia 
por aposición entre Juárez ¡ presidente, en género masculino i nú- 
mero singular, i entre VenezueiaJ patria, en género femenino i nú- 
mero singular. 

139* Cuándo hay concordancia genérica: i numérica entre el sus- 
ta'ntivo i el adjetivo? — Cuando anábas palabras tienen el mismo gé- 
nero i número, v. g.: ''el hombre," ''piños pelirrubios/' "ocho pe- 
sos," "árbol frondoso," "mujer virtuosa." 

El hombre^ concordancia de sustantivo i adjetivo en ¿enero mas- 
culino i número singular; niños pelirrubios y concordancia de sus- 
tantivo i adjetivo en género masculino i número plural: árbol fron^ 
dosoy concordancia de sustantivo i adjetivo en género masculino i 
número singular; ocho pesos y concordancia de sustantivo i adjetivo 
en género miaiscülino i número plural; mujer virtuosay concordan- 
cia de sustantivo i adjetivo en género femenino i número singular. 

140. En qué concuerdan el sujeto i el verbo?— Generalmente en 
número i persona, v. g.: "Yo escribo," "nosotros fuimos," "los 
hombres yerran." 

Yo escriboy concordancia de sujeto i verbo en número singular i 
^ persona primera; nosotros fuimos y concordancia de sujeto i verbo 
en número plural i persona primera; losf hombres yerraUy concor- 
dancia de sujeto i verbo en número plural i persona tercera. 

141. Las palabras concuerdan siempre en género i número.^ — A 
veces hay solamente concordancia numérica, como en el alma, lo 
bueno; ó sólo genérica, como en Marta, delicias de la casa, los idio- 
ntas griego i latino. 

En Pedro i Juan pasean, hay concordancia de sujeto i verbo só« 
lo en persona (Dueñas). 

El alma, concordancia de sustantivo i adjetivo sólo en número 
singular, por ponerse el eii lugar de la (enálage), i discordancia en 
género; lo bruno y concordancia de sustantivo i adjetivo en número 
singular i discordancia en género; entre María i delicias hay con- 
cordancia genérica i discordancia numérica, ^i entre los idiomas^ 
griego i latino hay concordancia genérica i discordancia numérica. 



4 so 



FELI2 RAMOS I HVJOLTt. 
—i £ 



\:ONCORDANClAS QUE ACREDITADOS GRAMÁTICOS TIENEN POR 
VICIOSAS Ó DE MAL GUSTO. 



I* Lo mismo confirmó Cárde- 
nlo, D. Fernando i sus cámara- 
das (Cervantes). 

2« La obligación de redargüir 
á los primeros, i el deseo de cpn- 
cilíar á los segundos, nos ha de- 
tenido en buscar papeles (Solís). 

3* Talento i habilidades ex- 
tremadas. 

4* Había hecho servicios, ha- 
bía manifestado una integridad 
que le recomendaba para los más 
altos empleos. 

5* Personajes i estilo /a¿^r«a- 
rio (Moratín). - 



6* Siendo tan encontrados las 
costumbres i los derechos (Jove- 
llanos). 

7* No solamente se perfeccio- 
naron las figuras i tropos^ que 
en su origen serían toscas 4 des^ 
aliñadas (Jovellanos). 

8* Válgate mil satanases (Cer- 
vantes). 

9^ La (ralea) de los buenos, 
palmas i lauros me/^ecen (Cer- 
vantes). 



DKf E DECIRSK SEGÚN 'lA LÓGICA I EL 

BUEN gusto: 

I* laOVoX^TCíO confirmar onQ^X' 
denio, D. Fernando i sus cama- 
radtfis (Clemencín). 

2^ La obligación de redargüir 
á los primeros, i el deseo de con- 
ciliar á los segundos, nos han 
detenido en buscar papeles (A. 
Bello). ' 

3* Extremadas y si el adjetivo 
modifica á los dos sustantivos. 

4! Recomendaban; pues la 
construcción de la frase da á en- 
tender qtue la recomendación re- 
cae sobre la integridad i no so- 
bre los servicios (Aguado). 

5* Tabernario^ para evitar 
que este adjetivo califique sólo á 
estilo, debiendo modificar tam- 
bién á personajes (Aguado). 

6* Con máá propiedad invir- 
tiendo la frase: ''Siendo tan en- 
contrados los derechos i las cos- 
tumbres" (P. Aguado). 

7* Invirtiendo diría: ''Ño so- 
lamente se perfeccionaron los 
tropos \ figuras y que en su origen 
serían toscas i desaliñadas (P. 
Aguado). 

V:A^algantetCi\\ satanases (V. 
Salva). 

9^ La (ralea) de los buenos, 
palmas i lauros merece (Salva). 



^ 



fw 



r • 



TRATADO DE LKNGUAJS. 



4S» 



lO- Aquellas reservas* , . . . no 
soplido bacer con derecho (Cam- , 
pomanes). 

1 1, Doscientas banderas idos 
pendones reales.., . turnadas por 
él á sus enemigos {Quintana). 

^ i 2. Por punto general se re- 
iervó á la cámara ó hacienda 
apostólica los espol ¡os (Gantvpo- 
manes). 

13. Las penas i los gustos for- 
tnan, mezoladas, las telas ,de la 
vida (Meléndez). 

14. Se tuv0 nuevas de la liga 
(Moneada). 

15. ¿7^rr¿?¿i?í para ellos sus ca- 
sas i pueblps (Jovellanos). 

16. Les sirvió dejpeine unas 
manos (Cervantes). 

17. \^ti sucedió cosas (Cer- 
vantes). 

18. Esta gente\^\xxiQ^^ los lle- 
van vaná^ por fuerza (Cervan- 
tes). 

19. Entraron en el teatro mul- 
titud de personas. 

20. Se le vino á»la imagina- 
ción las encrujíjadas] ( Cervan- 
tes). 

21. Véngase alguno de vue- 
sas mercedes conmigo i verán 
con los ojos (Cervantes). 

22. Entre los cuales pasaron 
una dulce i larga plática (Cer- 
vantes). 



10. Aquellas reservas .... no 
se pudieron hacer con derecho 
(Salva). 

11. Invirtiendo: *^Dosc¡entas 
banderas i dos pendones reales 
tornados . , . /' ó "dos pendones 
reales i dpscientas banderas to^ 

madas " (Aguado). 

xi2. Por punto general se re^ 
servaron á la cámara ó hacienda 
apostólica los espolios (Salva). 

13. Las-ffénas i los gustos for- 
man mezclados .... ó, los gustos 
i las penas forman mezcladas,, . . 
(Aguado). 

14. Se tuvieron nuevas de la 
Ijga (Salva). - • - - 

15. Cerrados para ellos sus 
pueblos i casas» ó cerradas sus 
casas i pueblos (Agualdo). 

16. Les sirvieron de peine 
unas manos (Salva). 

17. Les sucedieron cosas (Sal- 
va). 

18. Esta gente va de por fuer- 
za (Gómez de Salazar). 

19. Entró en el teatro multi- 
tud de personas (G. de Salazar). 

20. Se le vinieron á la imagi- 
nación las encrucijadas (Salva). 

21. Véngase alguno de vue- 
sas mercedes conmigo i verá con 
los ojos (Salva). 

22. Entre los cuales pasó una 
larga i dulce plática (Salva). 



45' 



FKUZ ftAM05 ] DUARTK. 



23. El peligro en que me pu- 
sieron haberlas leído (Cervan- 
tes), 

24. A los que Dios ¡ natura- 
leza Mbú libres (Cervantes). ' 

25. Aunque la hambre i des- 
nudez pudiira fatigarnos (Cer- 
vantes). 

26. El tienipo, la soledad, la 
voz í la destreza del que canta- 
ba causó adnniración (Cervan- 
tes). 

27. La misma gerftc saUiron 
en público (Hurtado de Men- 
doza). 

28. La demás gente quisifron 
ponerlos en paz; mas no^pudo 
(Cervantes), 

29. SI las nubes de polvo no 
les turbara i cegara la vista (Cer- 
vantes). 

30. Estos dos actos €s la po- 
testad verdadera de la Iglesia 
(Campomanes). 



23. El peligro en que me pu- 
so haberlas leido (Salva). 

24. A los que -Dios i natura- 
leza hicieron libres (Aguado). 

25. Aunque la hambfc i des- 
nuden pudieran fatigarnos (Id.) 

26. El tiempo, la soledad, la 
voz i la destreza del que ¿anta- 
ba causaron admiracióir (Agua* 
do. 

27. La misma gente salto en 
público (Aguado). 

28» La demás gente guisa po* 
nerlos en paz; mas no pudo 
(Aguado). 

29. S¡ las nubes de polvo ñ<> 
les tíiriaran i cegaran la vista 
(Esteban Ovalle), 

30. Estos dos acton son la po- 
testad verdadera de la Iglesia 
(Benedettí)- 



142. Qué es régimen? — La propiedad que tiene una palabra ú 
oración de llevar después de si otra palabra ú oración que depende 
de ella i completa su sentido. 

143. En qué se diferencian el régimen i la concordancia? — En 
que la concordancia consiste en la identidad genérica ó numérica 
de las palabras i el régimen en la dependencia de las partes de la 
oración mutuamente atraídas por el sentido; en que la concor- 
dancia combina las partes de la oración por cierta semejanza, i el 
régimen por cierta atracción que pende del sentido de la expre- 
sión; en que la concordancia uniforma las pal^ibras que admiten 
uniformidad, i el régimen forma el todo de la oración; en que pue- 
de haber concordancia sin sentido de oración i no puede haber sen- 
tido sin régimen. 

144. Cómo se divide el régimen?— En lógico i gramatical^ según 



TmATADO DI LENGUA JX, | 455 



se verifique entre una palabra, un grupo de palabras, ó entre pala* 
bra i palabra. 

145. Coma pueden ser las palabras con respecto al régimen? — 
Ré'^cnUSt regidas ¡ regentes i regidas, 

146. Qué son palabras reginiesf^l^\s que expresan las ideas 
principales^ v. gr,: los sustantivos que desempeñan el oficio de vo- 
cativos i de sujetos, 

Í47* Qué son palabras regidas? — Las que completan el sentido 
de las regentes, v. gr.: los adverbios. 

148. Qué palabras son ya regentes^ ya regidas? — Los sustantivos 
que no son vocativos ni sujetos^ i los verbos. 

149. Cómo puede verificarse el régimen? — De un nombre á todo 
el discurso, al verbo ó á otro nombre, i del verbo al nombre, al ad- 
verbio, ó á otro verbo. 

150. Cómo rige el nombre cuando hace oficio de vocativo?— Ri- 
ge á todo el discurso como complemento suyo, v. g.: '^Buenos se- 
ñores, cuan>«cncarecidamente puedo os suplico, que no interrum- 
páis un razonamiento que quiero haceros, hasta que veáis que os 
disgusta i enfada." (Quijote, t. 2% cap. 27.) 

El vocativo Buenos señores rige á todo lo que sigue, como com- 
plemento que expresa el motivo por el ¿ual llama la atención de 
los presentes. 

151. Por qué palabras puede estar representado el vocativo? — 
Por un sustantivo ú otra palabra cualquiera sustantivada, v. gr.: 

'*'SaulOy Sauloy por qué me persigues?" (Scio); ^'¡Oh Mundo, qué tn- 
gaiñoso eresV* **Valiente_s, desde lo alto de esas pirámides dos mil 
años os contemplan!" (Napoleón). 

y 152. Cómo rige el nombre al verbo? — Cuando el nombre es no- 
minativo 6 sujeto rige al verbo como móvil de su significación á la 
persona i número correspondiente, v. gr.: ^^ Pedro ama." 

Rige el nombre Pedro al verbo ama, como móvil de la acción 
que este verbo representa á la tercera persona del singular. Si el 
verbo es sustantivo, se dice como móvil de la esencia; si inactivo, 
come móvil del estado; si activo reflexivo, como móvil de la acción 
reflexiva, etc. (Dueñas, Gramát. cast.) 

153. En qué se distingue del vocativo el sujeto? — En que et su- 
jeto rige solo al verbo i el vocativo á todo el discurso, v. gr.: 

"I tú ¿puedes tolerar 

Que así las llamas te ultrajen, 

Santo Arcángel titular?" (A. Bello). 



(1 



'I 



4 54 FELIZ RAMOS I OUAETI. 



El vocativo Santo A re ángel rige á puedes tolerar que asi las Ha* 
mas ie n! ir ajen; pero el sujeto de la oración puedes tolerar es tü. 

154. Cómo se verifica el régimen de dos sustantivos?— Por me- 
dio de preposición, denotando diferentes relaciones. 

155. Qué clases de relaciones denotan las prepcsiciones!— De 
posesión 6 pertenencia^ como **joven de buenas costumbres," "mu-' 
jer de excelente corazón;" de origen^ como **hijo de María," "sar- 
dinas de Nantes; de materia^ como ''estatua de bronce," "cruzad 
plata;*' de asunto ó cosa de que se trata, como^ 'cuestión de 6 sobre 
gramática," "guerra contra los vicios;" de causa, 4iel autor de la na- 
turaleza," "la mapzana de la discordia;" de abundancia, como "re- 
baño de ovejas," "riqueza de conocimientos," "pago de honora- 
rios," "cosecha de legumbres," etc. 

156. Cómo rige el nombre al verbos? — Por medio de preposición 
ó sin ella, v. gr.: "Deseo de gobernar; prurito de escribir; las aves 
vuelan; comer mucho embota." 

157. Cómo se verifica el régimen del veibo al nombre? — Por me- 
dio de preposición ó sin ella, i según el complemento pueéeser 

. ' "directo ó indirecto," v. gr.: Amo á "mis padres;" practico '*la 
virtud;" voy á "Sagua;" llegó de "paseo." 

158. Cómo rige el verbo al complemento directo? — Rige me- 
diante la preposición á si es nombre de persona ó cosa personifi- 
cada, V. gr.: Amo "i María;" desprecio "al ingrato;" i sin prepo- 
sición si es de cosa, como: leí "la carta;" estimo "las riquezas;^ 
"¿hiciste el encargo?" 

^59* Qué elementos del discurso pueden ser complementos di- 
rectos ó indirectos de un verbo.^— -Uno ó más sustantivos ó adjeti- 
vos sustantivados, ó una ó más oraciones, v. gr.: Estimo "á Fran- 
cisco;" enseño "la geografía;" admiro "al sabio, al héroe i al pa- 
triota;" deseo que "vayas á Jalapa, Puebla i Guadalajara." 

160. Cómo rige el verbo cuando el complemento es un pronom- 
bre? — Rige sin preposición alguna, v. gr.: lo espera; te quiere; mi* 
X9iále; pero si es de sujeto usado por complemento, lleva la prepo- 
sición á, V. gr.: aguarda "á él, á ellas, á nosotros," etc. 

Los pronombres de complementos usados como sujetos en las 
oraciones pleonásticas, también llevan la preposición d, v. gr.: te 
mira "a tí;" te btísca."á tí," etc. 

161. Cuándo el verbo rige sin^ preposición al complemento di- 
recto?-pCuando el complemento directo es un ver^ en el modo 



TftATADÚ DE LINGUAfK. 



455 



nomm^t ó indefinido, v. gr; Pienso escnh'r; deseo ¿¿ts cansar; quie- 
ro ¿úmer. 

162, Cómo rige el verbo al complemento directo cuando éste es 
una oración? — Cuando el complemento directo es una oración en- 
tera el verbo regularmente rige mediante el conjuntivo '*que,'' v, 
gr,: Espero *'que'* pronto vuelvas; quiero **que" te vayas al paseo, 

163, Cómo rige el verbo al complemento indirecto representado 
por una oración? — Rige fi^edíantc la conjunción para que^ v, gr,: 
*'05 explico para que aprendáis;'' ** trabaja para que vosotros dis- 
frutéis," 

% 1^4, Cómo rige el verbo al complemento circunstancial reprc- 
sentad(^por un sustantivo?^Por medio de una preposición, v* gr*: 
"vengo de paseo;'' **el juez estaba ante el tribunal i el reo tras del 
juez;" escribiré hasta mañana;" *'estüve en la plaza." 

El complemento circunstancial va después de las preposiciones 
*ani€^ desde ^ en, entre, sobre y tras^ áajo, par, dí\ con, sin, sepai i kas' 
ía^ conforme la especie de circunstancia que ha de expresar. 

165, I sí el complemento circunstancial es un pronombre» ó un 
verbo en el modo nominal ó indefinido? — ^Rige mediante una pre- 
posición, V. gn; '* Vienen por mif fee dirigen /laaa vosotros;'' "te 
quedas sin él;" "lo trae para tí;" **voy á dormir;" **está para mo- 
rir;" "se quedó sin comer." 

166, Cómo rige el verbo al complemento circunstancial repre* 
sentado por una oración? Rige mediante una conjunción, un ad- 
verbio, ó un adjetivo, v. gr,: "No desespero nunca porque tengo 
confianza en Dios;" ^iré atando me llamen;" ''se marchó í:¿?//r/«- 
yendo de comer;" "^'nos iremos al teatro egneluido el primer acto;" 
*^nos veremos esta noche/' 

167, Qué es consirucciénf — El orden con que deben colocarse 
las galabras para formar la oración i el período, 

16S. Cómo puede ser la construcción? — Puede ser tagua ú ora* 
túria. ^ 

169. Cuándo se llama lógica la construcción? — Cuando las pala- 
bras se colocan conforme á las relaciones gramaticales de las ideas, 

170, Cuándo se llama oratoria i^^Cw^ndo las palabras se coló* 
can en la frase conforme al orden que inspiran la pasión ó el in- 
terés* 

17 1« Son naturales i directas estas dos construcciones,^ — Sí; na- 
turales^ porqtie natural es la palabra i su lenguaje; directas, porque 



/ 



456 FELIZ ftAMOS t DlTAKTl. 



como quiera que siga el autor un orden de construcción, va ó se 
dirige siempre con su elocución al objeto que se ha propuesto. 

172. Según la construcción lógica que enuncia el pensamiento 
en vista de la importancia ideológica de las palabras, ¿cómo pue- 
de estar el nombre en la oración? — Como vocativo ^ como sujeto 6 
como complemento. 

173. Cuál es el lugar del nombre como vocativo? — Se coloca an* 
tes del verbo, v. g.: ^'Saulo, Saulo, por qué me persigues?;" **Se* 
ñor, encomiendo mi espíritu en tus manos." 

174. Cuál es el lugar del nombre como sujeto?— Después del vo- 
cativo i antes del verbo, v. g.: **Luis, tú buscas trabajo?;" pelo si 
el verbo se hallare tn futuro ejecutivo (imperativo), geruiK^jo ó in- 
definido (infinitivo), deberá ir después, V. g.: "parte tó/' **temar7;" 
^^amad vosotros;'' ''cantando la cigarra pasó el verano entero;" "el 
ix yo, llegar tu i salir él, fué todo uno." 

175. Qué orden de colocación de)>en llevar los sujetos simples 
que forman un sujeto compuesto?— Se colocarán en orden riguro- 
so, de más á menos ó de menos á más importancia, v. g.: "El sol, 
la luna i las estrellas |idornan el firmamento." 

176. CóAio se construirán los sujetos cuando se contrasten dos 
á dos, ó sean análogos dos á dos, tres á tres, etc.? — Se construirán 
según el orden en que los encontremos, v. g.: "-£/ humilde musgo i 
la esbelta palmera embellecen," etc.; ^' El gigantesco elefante, el ve- 
nenoso reptil i la industriosa hormiga atestiguan la universal Pro- 
videncia." 

177. Cuál es el lugar del nombre como complemento?— Si el 
complemento es directo se coloca á continuación del atributo; si 
es indirecto, irá después del directo, i si es circunstancial, después 
del indirecto, v, g.: "El profesor de mi pueblo explicaba todos los 
sábados gustosamente la moral á los niños que dirigía, para que 
aprendiesen los deberes religiosos i sociales." 

Análisis: El profesor de mi pueblo fsujeto complejo por llevar el 
determinativo de mi pueblo), explicaba ó estaba (verbo), explican- 
do (atributo), la moral (complemento directo), d hs niños que di- 
rigia (complemento indirecto), para que aprendiesen los deherh 
religiosos i sociales (complemento de fin), todos los sábadas (com- 
plemento circunstancial de tiempo), gustosamente (complemeato 
circunstancial de modo). 

178. Cómo deben colocarse los diversos atributos ^simples que 



TRATADO DI LENGUAJE. 457 



forman uno compuesto?— Se colocarán siempre en orden progresí-- 
vo sí expresaren cualidades ó estados de importancia desigual v. g,: 
''Este paraje es MIú, admiraáU¡ sorprendentiP 

i79< Cómo deben colocarse los complementos directos é indirec- 
tos compuestos? — Deben colocarse, según su importancia, siempre 
en orden de progresión creciente ó decreciente, v. g/: **Abaftdonó 
£l hogar d sus padres i á su^ hijos/^ ''Todo ejército debe tener ¿^í- 
neralis^ oficiales i soldados.^* 

1 80. Cómo deben construirse los complementos circunstancia- 
les? — Se construyen generalícente lo mismo que los atributos, v. g.: 
"César habló clara, distinta i elocuentemente'* 

1 8 1. Cómo se construye el sustantivo relativo ó pronombre cuan- 
do es complemento? — Se construye (delante del verbo i después, 
V. g.: **Yo me (complemento directo) sometí;" "yo te (comple- 
mento indirecto) doy pan;" /^ (complemento directo) w^ (com- 
plemento indirecto) vendes por discreto;" *7^ (complemento indi- 
recto) me (complemento directo) vendo por discreto;" **me (com- 
plemento indirecto) lo (complemento directo) trajeron" (el libro); 
'7^ (indirecto) me (directo) dio mi madre, cuando morabas en la 
cuesta del río;" "hijo, bien sabes como tu madre te (directo) me 
(indirecto) c^ió;" **me (indirecto expletivo) le (indirecto) dieron 
una tunda;" "Cuando no os (indirecto) me (directo) cato, asoma 
por acullá encima de una nube otro caballero" (Cervantes); "La 
mujer iba llorando á grandes voces i diciendo: marido i señor mió, 
¿d dónde os (directo) me (indirecto) llevanf (D. D. Hurtado de 
Mendoza); "hirió;;^^ (indirecto enclítico) en la frente;" "di/if (indi- 
recto enclítico) que vaya;" "lléva^^^/í?" (el libro): me (indirecto) i 

-lo (directo); '^dámele una felpa" me (indirecto superfluo, i le findi- 
recto necesario) ;i"hágaj^x»^/^ una buena acogida (se, directo; me, 
indirecto expletivo; le indirecto necesario). 

182. Cómo se construye el adjetivo cualitativo ó modificativo? — 
Se coloca después del sustantivo á que califica, como año nuevo, 
casa grande, noche serena, etc.» á excepción de cuando exprese una 
cualidad esencial ó la más notable del nombre, v. g.: "la dulce 
miel," "el oloroso jazmín," "la blanca nieve," "el duro hierro," "la 
mansa oveja." 

183. Cómo se construyen los demostrativos? — Se colocan des- 
pués del nombre en construcción regular, v. g.: "el MhvQ^sti^ ''el 
cintero ese,'' "el cuadro aquel'' 

30 




45^ '^ FELIZ RAMOS t DUARTt. 



184. Cómo se construyen los especificativos ó artículos?— -Se co- 
locan antes del nombre ó de palabra sustantívadat v. g.: 'V/hom* 
bre/' 'Wa mujer," 'W sí/' *W cómo," * W saber." 

i8s- Cómo se construyen los cuantitativos?— Se colocan siem- 
pre antes de los sustantivos en construcción regiriar, v, g.: "mu* 
ckú dinero," "/<7r¿> trabajo," ''más libros," ''veinte varas," 

i 86* Cómo se construyen los adjetivos relativos? — Sí no desem- 
peñan otro oficio, se colocan delante del sustantivo en construc^ 
ción regular^ v, g»: **G/^í pasajeros han llegado?;" "A qué partido 
^ nos atenemos?;" ''El cual caballero;" " Tal libro;" ''Cuja ha- 
cienda," 

187. Cómo se construye el verbo? — En construcción lógica se 
coloca siempre después del sujeto, como "yo iré,'' ^'túvimste,*' *'é\ 
fué/' pero s¡ estuviere en futuro ejecutivo (imperativo), gerundio- 
ó indefinido (infinitivo), irá después, v. g.: '^va^a usted/' ^^saUen-^ 
do tú," "al venir él/' 

1 83. Cómo se construyen los adverbios? — ^Se colocan siempre 
después del verbo, excepto los de negación, que se colocan antes, 
V, g*; "Comieron mucho i trabajaron /£?f¿?j,'" "Habla eUgantemenlt;' 
'W£?voy;" "Adquiero." 

189. Cómo se construye la preposición? — ^Se coloca sienipre ¡n- 
medíatamente antes del segundo término, v. g.: **E1 hijo í/í An- 
tonio mató una liebre con su escopeta/' 

190. Cómo se construye la conjunción? — Se coloca entre los dos 
pensamientos que enlaza, excepto la continuativa /;ví'j, que siem- 

' pre va después del primer vocablo del segundo miembro, v. g": 

^'El perro espera que salga la liebre;" ''habla poco, pero clocuen- 

1 temente;'' ''diremos, puts^ que esa fué la causa/' 

^ 191. Cómo se construye la interjección? — No tiene lugar deter- 

minado, porque como expresa una emoción del alma^ se coloca 
donde se experimenta* '* 

EJERCICIOS DE PALABRAS QUE SE CONSTRÜYBITCON PREPOSICIÓN. 



Abalanzarse á los peligros. 
Abandonarse á la, en manos de la suerte. 
Abatirse con^ de espíritu— <«, por los reveses. 
Abocarse con alguno. 
Abochornarse de, por algo. 



TRATADO DK LENGUAJI. 459 



Abogar por alguno. ' i 

Abordar (una nave) á^ con otra. . 

Aborrecer di muerte. 
Aborrecible á las gentes. 
Abrasarse de amor — en deseos. * 
Abrigado de los vientos. 

Abrigarse baja techado— ítíí/i ropa— ííf/ aguacero— «e el por- 
tal. 
Abrir (una cosa) 'á buril — en canal — de arriba á abajo, * 

LECCIÓN SÉPTIMA. 

COMPOSTCrÓN DE ORACIONES I FRASES.— ORACIONES 
DÉ DOS MIEMBROS. 

Problema l. Construir una oración que conste de un sujeto I tm 
verbo simples é incomplejos. 

2, Construir una oración que conste de un sujeto que lleve un 
determinativo adjetivo i un verbo simple, 

3, Construir una oración que tenga el sujeto determinado por 
dos adjetivos. 

4, Construir otra cuyo sujeto simple lleve un determinativo nom- 
bre regido de la preposición de, 

j 5. Construir una oración que tenga el sujeto simple i determi-* 

nado por un nombre regido de la preposición a. 

6. Construir una oración que tenga el sujeto determinado por 
un adjetivo que á su vez lo esté por un nombré regido de para. 

7. Construir otra con el sujeto determinado por una oración in- 
cidental. 

8. Construir otra como la anterior i que el sujeto de la princí* 
pal lo sea también de la determinativa. 

9. Construir cinco oraciones como la anterior, pero que el suje- 
to sea complemento directo de la determinativa en la i^; indirec- 
to en la 2^; de ñn en la 3^; circunstancial de lugar en la 4^ i de 
instrumento en la 5^ 



1 Se emplea d guión para distinguir unas de otras las diferentes cona* 
tracciones. 

2 Véanse Los Verbos Castellanos que rigen preposicióo^ por J. 6. Cal- 
callo t Paníza. 



4Íd FILIX lAHOS t mJáWTB. 



lo- Construir cuatro oraciones como las anteriores, p«ro que el 
determinativo conste de sujeto I vcrt>o en la t^^ de sujeto, verbo 
i atributo en la 2*; de sujeto» verbo, atributo i complemento de 
fin en la 3*; i de sujeto, verbo, atributo, c^omplemento de fin i com- 
plemento circunstancial de tiempo en la 4* 

11. Construir seis, oraciones como las anteriores, i que la deter- 
minativa del sujeto conste de sujeto i verbo en la i*; de comple- 
mento directo i verbo en la 2*; de complemento indirecto i verbo 
en la 3*; de complemento de fin i verbo en la 4*; de complemento 
circunstancial de compañía i verbo en la, 5*, i de complemento cir- 
cunstancial de instrumento i verbo en la 6* 

12. Construir cinco oraciones como las anteriores, pero que el 
determinativo del sujeto conste de sujeto, verbo i atributo simple 
en la i*; de sujeto, verbo i atributo compuesto en la 2*; de sujeto, 
verbo i complemento directo en la 3*: de sujeto, verbo, comple- 
mento directo é indirecto en la 4*, i de sujeto, verbo, complemen- 
to directo, indirecto i circunstancial en la 5* 

13. Construjr dos oraciones cuyo explicativo del sujeto conste 
de un adjetivo en la i», i de dos en la 2* 

14. Construir una oración como la anterior, pero que el explica- 
tivo del sujeto sea una oración incidental cualquiera. 

15. Construir otra cuya oración explicativa encierre otra inci- 
dental determinativa de su Complemento directo. 

16. Construir otra cuyo sujeto lleve un explicativo i un deter- 
minativo cualquiera. 

17. Construir otra oración como la anterior, pero que el deter- 
minativo del sujeto sea un nombre i el explicativo una oración in- 
cidental 

18. Construir otra como la antecedente, pero que el explicativo 
co'.ihte de dos adjetivos i el determinativo sea una oración inci* 
dental 

19. Construir otra como la anterior, perf que tanto el determi- 
nativo como el explicativo del sujeto sea una oración incidental. 

20. Construir una oración que conste de verbo simple 1 de suje- 
to compuesto é incomplejo. 

21. Construir otra de verbo simple i sujeto compuesto, i que una 
deflas partes de éste lleve un determinativo cualquiera. 

22. Construir otra como la anterior, pero que el deterhiinativo 
de una de las partes del sujeto sea un nombre. 




TRATA1>0 DE t.lK<ílfAJÍ. 4^1 



23, Construir una oración como la anterior, i que una de las par- 
tes del sujeto lleve un determinativo oración incidental. 

24, Construir otra que conste de verbo simple, i sujeto compues*. 
tcTde dos partes determinadas por una oración incidental la unap, 
i por un nombre la otra, 

25, Construir una oración de verbo simple i sujeto compuesto de 
dos partes con un determinativo oración incidental común, i otra 
cuyo determinativo sea un adjetivo. 

26, Construir una oración de verbo simple i sujeto compuesto^ 
cuyas partes lleven un explicativo común. 

27, Construir una oración de verbo i sujeto compuestos, i qué 
una de las partes de éste lleve un explicativo^ í la otra un deter* 
mtnativo cualquiera. 

28* Construir otra como la anterior i que las partes del sujeto 
lleven un explicativo común. . * 

^ ORACIONES DE TRES MIEMBROS. 

29. Construir una oración que tenga los tres miembros esencia- 
les simples é incomplejos. 

30* Construir tres opciones como la anterior, pero que el sujeto 
lleve un determinativo adjetivo en la i*; un nombre en la 2*, i una 
oración incidental en la 3*^ 

31. Construir cuatro oraciones como la última de las anteriores, 
cuyo sujeto lo sea también de su determinativo en la i^; comple- 
mento directo en la 2'; indirecto en la 3*, i circunstancial en la 4* 

32. Construir una oración de verbo i atributo simple é ¡ncomple* 
jo i sujeto compuesto de dos partes. 

33. Construir dos oraciones como la anterior, i que esté deter-^' 
minada por un adjetivo una parte del sujeto en la i*, ¡ en la 2^ las 
dos partes. 

34. Construir dos oraciones como las anteriores, pero que el de- 
terminativo de la primera parte del sujeto i el de tas dos de la 2^ 
sea un nombre. 

35. Construir seis oraciones como las anteriores^ pero que el de-^ 
terminativo de la primera parte del sujeto sea una oración inciden- 
tal i que la parte determinada sea sujeto del determinativo en la 
I*; complemento directo en la 2"; indirecto en las"; de fin en la 4*; 
circunstancial de tiempo en la 5*^ i de lugar en la 6^ 



463 riLIZ lAMOS I DUARTI. 



36. Construir seis oraciones cofño las anteriores, pero que la se- 
gunda parte del sujeto reúna las níismas condiciones respectivas 
que aquellas, i que la primera lleve por determinativo una oración 
uitidental cualquiera. 

37. Construir una oración de verbo sustantivo que teng^a el su- 
jeto i el atributo compuestos é incomplejos, 

38. Construir una oración como la anterior, pero que una de las 
partes del sujeto lleve un determinativo i la otra un explicativo, 

39. Construir una oración que conste de sujetOp verbo i comple- 
inento directo simples é incomplejos. 

40. Construir dos oraciones como la anterior, pero que el sujeto 
Deve un determinativo nombre en la I*, i una oración incidental 
tn k 2* \ 

41. Construir una oración como la anterior, pero que además de 
la oración determinativa lleve el sujeto un explicativo cualquiera, 

42. Construir otra como la anterior, pero que la determinativa 
del sujeto conste de verbo, complemento directo í circunstancial- 

43. Construir una oración cuyo sujeto simple esté determinado 
por una oración mcidcntal que entrañe otra^ i el complemento di- 
lecto sea compuesto. 

44. Construir otra que tengra. el sujeto simple complejo por una 
kicidental expiicativa, i el complemento directo también simple 
esté determinado por otra incidental. 

45. Construir otra que tenga el sujeto compuesto é incomplejo, 
i el complemento directo simple i complejo. 

46. Construir una oración como la anterior, pero que el sujeto 
Heve un determinativo común á sus partes simples, i el cooiple- 
mento, además de un determinativo^ lleve un explicativo oración 

kicidentaL 

». 

47. Construir una oración que tenga el sujeto compuesto de dos 
partes, ¡ cada una de ellas lleve una incidental explicativa* i el 
complemento compuesto i complejo. 

48. Construir otra que tenga el sujeto simple i complejo, el ver- 
bo compuesto, i el complemento sea una oración incidental. 

49. Construir otra como la anterior, pero que el verbp sea sioi^ 
pie i el complemento compuesto. 

50. Construir una oración que tenga un sujeto compuesto de tres 
paftcs complejas, un verbo simple t un complemento indirecto. 



TXATAIK) DE LENGUAJl, 4^' 



5Tp Construir Otra como la anterior, pero que el complementa 
indirecto sea simple i complejop 

52. Construir una oración que tengfa un sujeto simple determí^ 
nado por una oración incidentatp í un verbo i un complemento in* 
directo compuestas. 

53. Construir otra q^c conste de sujeto compuesto, verbo simple 
I complemento indirecto de fin. 

54. Construir una oración que conste de un sujeto compuesto de 
tres partes complejas por medio de un determinativo oración in- 
cidental común á todas, un verbo simple i un complemento de Gn 

jOración incidental que conste de cuatro miembros simples» 

55. Construir una oración que conste de sujeto compuesto de 
,tres partes, que cada una lleve un explicativo oración incidental^ 

verbo simple i un complemento de ñn compuesto, 

. ORACIONES DE MÁS DE TRES MIEMBROS. 

56. Construir una oración que tenga un complemento circuns- 
tancial ^e tiempo oración incidental, un complemento directo sim- 
ple é incomplejo, uno indirecto compuesto i complejo, i un sujeto i 
un verbo simples. 

57- Construir una oración que conste de un sujeto compuesto de 
tres partes complejas, verbo simple, atributo compuesto, i com- 
plemento circunstancial oración incidental. 

5S. Construir una oración que tenga un sujeto compuesto de par- 
tee complejas por una oración incidental, un verbo compuesto, un